Está en la página 1de 1

�Qu� es la sarna?

La sarna es una enfermedad de la piel que ocasiona rasqui�a, causada por peque�os
par�sitos. Se transmite por contacto de piel a piel, usualmente durante el sexo. La
sarna no es peligrosa y se puede curar.

�Quieres hacerte la prueba de sarna? Encuentra un centro de salud


La sarna es una enfermedad de la piel
La sarna es causada por los �caros de la sarna, peque�os par�sitos similares a
insectos que infectan la capa m�s superficial de la piel. La sarna provoca
erupciones, irritaci�n y mucha picaz�n.Se transmite f�cilmente de una persona a
otra a trav�s del contacto de piel a piel.

Los �caros de la sarna excavan t�neles en la capa externa de tu piel y ponen


huevos. De los huevos, nacen m�s �caros, aunque la mayor�a de la gente con sarna
solo tiene entre 10 y 15 �caros en el cuerpo a la misma vez. Los �caros son muy
peque�os por lo que es posible que no los veas, pero probablemente notes la picaz�n
e irritaci�n que provocan.

La sarna puede ser muy molesta, pero en general no es peligrosa. Se puede curar con
p�ldoras o cremas medicadas.

�C�mo se contagia la sarna?


La sarna se contagia por el contacto directo de piel a piel. Esto ocurre usualmente
durante el sexo, especialmente cuando los cuerpos est�n cerca o en contacto durante
un tiempo prolongado (por ejemplo, al dormir juntos).

La mayor�a de los adultos se contagian durante las relaciones sexuales, pero


tambi�n se puede contagiar por otras v�as. La sarna se puede transmitir a otras
personas de tu casa y es com�n en lugares muy concurridos en los que hay mucho
contacto cut�neo directo (como en asilos para ancianos, prisiones y guarder�as para
ni�os). A veces, la sarna se contagia por compartir ropa, toallas o s�banas con una
persona infectada.

Es muy dif�cil contagiarse por un contacto r�pido y casual, como un apret�n de


manos o un abrazo. Por lo general, tampoco te contagias la sarna por sentarte en un
inodoro. La mayor�a de las veces, se requiere un contacto personal muy cercano con
una persona infectada para que se transmita la enfermedad.