Está en la página 1de 2

1.

INTRODUCCIÓN

Según Hernández y otros (2011) la prevención terciaria se enfoca en pacientes cuya


enfermedad ya se ha instaurado, y se la realiza a través de un correcto diagnóstico,
tratamiento y rehabilitación, con la finalidad de reducir el daño ya producido por la
enfermedad, y evitar las posibles complicaciones y la cronificación de la patología.

De igual manera en este nivel de prevención se realizan procedimientos de


rehabilitación de funciones y reintegración social del paciente. Según Vignolo,
Vacarezza, & Álvarez. (2011) en la prevención terciaria son fundamentales el control
y seguimiento del paciente, para aplicar el tratamiento y las medidas de
rehabilitación oportunamente.

Por otro lado, el coste económico es mucho más significativo que en los niveles de
prevención primaria y secundaria, debido en parte a que la atención especializada
consta de procedimientos focalizados y complejos.

2. SUSTENTO TEÓRICO
2.1 Sustento teórico de Prevención Terciaria
2.1.1 Tratamiento: “Se refiere al conjunto de procedimientos higiénicos,
farmacológicos y de rehabilitación que se ponen en práctica, para
la curación o alivio de las enfermedades”. (Secretaria de salud de
México, 2012). En cuanto a prevención terciaria se refiere, es
necesario puntualizar que el tratamiento estará enfocado en las
particularidades que la enfermedad, o condición médica dicte. Por
otro lado según Labrador, y otros (2002) el tratamiento psicológico
se enfoca en la intervención basada en técnicas y teorías
psicológicas en un contexto clínico, que generalmente supone un
contacto personal con el psicólogo.
2.1.2 Rehabilitación: “Conjunto de métodos que tiene por finalidad la
recuperación de una actividad o función perdida o disminuida por
traumatismo o enfermedad”. (Real Academia de la Lengua
Española, 2017) Dentro de la prevención terciaria de la
enfermedad la rehabilitación cumple un papel fundamental, según
Vásquez (2002) y (Renard & Urseau, 2013) se da debido a que
permite maximizar las capacidades de las personas en camino
hacia su autonomía mediante la recuperación de las funciones
integrales sean estas biológicas, psíquicas y/o sociales, tomando
estas últimas como fundamento de la reinserción social, al generar
contacto con otras personas en actividades cotidianas como el vivir
en familia, tener una pareja, asistir a la academia y/o al trabajo,
permitiendo retornar a la vida productiva y saludable que se ha
visto comprometida debido a la enfermedad o traumatismo sea
este temporal o permanente.
2.1.3 Control y Seguimiento: “Control de la salud de una persona
durante el tiempo después del tratamiento. Esto incluye controlar
la salud de los individuos que participan en un estudio clínico o un
ensayo clínico durante un periodo de tiempo, tanto durante del
estudio como después de la finalización del mismo” (Instituto
Nacional del Cáncer de los Institutos Nacionales de la Salud de
EE.UU., 2017). Hablando de prevención terciaria el seguimiento
tiene valor fundamental debido a que además de lo mencionado
con antelación, según Campo, (2000) permite al profesional de
salud evaluar la progresión del tratamiento y al paciente la facilidad
de confrontación de la situación presente con otro profesional.
2.2 Sustento Teórico sobre Cáncer de Mama