Está en la página 1de 2

ENSAYO Rodrigo Sánchez Cortés

¿Qué aprendizaje me ha marcado y puedo enseñar a otros?

Esta pregunta fue hecha en clase y muchos hablaron de sus experiencias, muchas de ellas
fueron muy profundas, como la pérdida de un ser querido o haber presenciado actos
violentos como balaceras o asaltos y esas son experiencias muy determinantes en la vida y
que te dan mucho a aprender, pero de la experiencia que yo voy a hablar es diferente, tal
vez parezca algo tonto o que no se puede comparar a las ya mencionadas pero para mí
significó mucho y ha cambiado como pienso y como actúo.

A mediados de diciembre de 2017 yo estaba buscando música nueva que escuchar cuando
me encontré con un artista llamado J. Cole y empecé a escucharlo y a medida que
escuchaba más de su música iba aprendiendo más y es que sus canciones no son como otras
canciones modernas que hablan sobre drogas, sexo y de que tan millonarios son, sino que él
toca varios temas importantes como la intolerancia, el racismo, la muerte, Dios y, del que
voy a hablar que más me marcó, el amor y la apreciación a la vida sobre las cosas
materiales.

Su música me enseño algo a lo que él llama la “Enfermedad del más”, que es algo que me
di cuenta que yo y varios de mis compañeros y gente que conozco tiene, y se trata de que
ahora la gente le da más importancia a las cosas materiales que a los sentimientos y desde
que lo escuché hablar de eso dejé de hacerlo ya que me he dado cuenta de que yo hacía
cosas como esas.

Antes, cuando tenía una mentalidad más materialista, pensaba que de grande quería ser
millonario, que quería ser el hombre más rico del mundo y quería tener mansiones y coches
caros pero a medida que voy creciendo me he dado cuenta de que en realidad no quiero eso,
me he imaginado como seria eso y en realidad sería una vida muy miserable ya que al final
terminarías alejando a tus seres queridos y la verdad, ¿Para qué quieres dinero si no tienes
amor?, ¿Cómo pasaras los tiempos difíciles sin tus seres queridos?.

Y no, no estoy diciendo que toda la gente con dinero es miserable o no tienen a nadie que
amar pero lamentablemente lo que pasa con mucha gente que de repente se hace rica es
que, ya recorrieron un largo camino pero se fueron por un mal camino.

Yo crecí aquí en Puebla, mi familia no es una familia de dinero y aunque a veces nos han
hecho falta cosas o hemos tenido menos, comparados con otras familias estamos
bendecidos, hay tanta gente en todo el mundo que no tiene comida ni agua, tantos padres y
madres que trabajan 12 horas al día y aun así no les alcanza, y tantos niños que no tienen un
techo bajo el cual dormir y aun así ellos son felices, ¿Por qué?, pues porque ellos saben que
las cosas que tienen no los representan, que ellos no valen cuánto dinero tienen y la verdad
pienso que tal vez es mejor vivir la vida de esa manera, vivir sin nada que perder,
apreciando cada momento de tu vida y a todas las personas que te rodean y que tú amas,
todos tienen algo en su vida que valga la pena, todos tienen algo que apreciar y viviendo así
te darás cuenta de que no hay una vida mejor que la tuya, todos pueden vivir su mejor vida
si dejan de darle tanta importancia a lo material.

Pero no solo es con lo material que pasa esto, hay gente que pone su importancia en otras
cosas que tampoco valen la pena, como por ejemplo, hay padres que les exigen a sus hijos
que saquen calificaciones de 10 y 9 y los niños los obedecen, pero tal vez los padres
deberían de preguntarse si sus hijos son felices, y no estoy diciendo que los hijos saquen
malas calificaciones solo porque no se quieren presionar mucho, pero se debe de encontrar
un balance entre las cosas que ellos quieren y la felicidad del hijo, y esto mismo se puede
aplicar a lo material, se tiene que encontrar un balance entre tener cosas pero no darles más
importancia de la que se merecen, ni pensar que tú eres lo que tienes.

Sobre todo pensé en este aprendizaje o esta lección porque en mi escuela y específicamente
en mi salón veo que esto pasa con muchos compañeros, y eso me molesta mucho porque
esas personas solo piensan en lo material y si tú no estás a su altura te ven como si fueras
inferior, solo porque ellos tienen el celular más caro, el mejor videojuego o la ropa de
marca más cara, y a mí en realidad no me importa que ellos tengan esas cosas pero cuando
se sienten mejores por tenerlas es cuando me molesta, lo que busco enseñar a mis
compañeros con esto es que todos somos iguales y que en realidad las cosas materiales no
existen, al final todo eso se va a reducir a polvo y solo nos vamos a quedar con las
experiencias y los sentimientos. Tal vez para un niño pequeño esté bien pensar así, pensar
que quiere tener millones y que eso es lo más importante y está bien porque son pequeños y
crecerán y aprenderán pero si es preocupante que a mi edad, que yo se que todavía no
somos adultos pero ya deberíamos de aprender más y tener más madurez, es preocupante
que mis compañeros sigan pensando que el dinero lo es todo porque si eso van a pensar
toda su vida nunca van a ser felices, van a conseguir dinero y se van a sentir felices por un
momento pero después van a querer más dinero y más y más y más, así nunca van a ser
felices, es un ciclo eterno del que no van a escapar.

Concluyendo, creo que lo que quise decir con este ensayo es que toda la gente en general
debería saber que las cosas materiales no son lo importante en esta vida sino las relaciones
que formas, las experiencias que vives, la gente que amas y la marca que dejas en este
mundo, si todos comprendieran eso viviríamos en más armonía y sin la mentalidad de “yo
soy mejor que tú” todos seriamos mejores, la vida se trata de apreciarla y así poder ser feliz.

Intereses relacionados