Está en la página 1de 3

343-2009

Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia. San Salvador, a las diez horas
con veintinueve minutos del día veintitrés de diciembre de dos mil nueve.
Analizada la demanda firmada por el señor Antonio Rafael Méndez Arce, es
necesario efectuar las consideraciones siguientes:
I. El referido señor manifiesta que el día 02-VII-2007 ingresó a laborar como
Director de Planificación y Desarrollo en la Administración Nacional de Acueductos y
Alcantarillados –ANDA–; sin embargo, relata que el día 04-VI-2009 el Presidente y
representante legal de la relacionada institución dio por terminada su relación laboral,
aduciendo la supuesta pérdida de confianza y terminación del contrato que lo vinculaba con
dicha entidad.
En ese orden de ideas, el demandante expone que fue separado de su cargo sin que se
le tramitara un procedimiento previo que le garantizara “… las formalidades esenciales
[para] dar[le] la posibilidad de ser oído y vencido en juicio…”; además, aclara que no
obstante su relación laboral con ANDA se fundamentaba en la existencia de un contrato, éste
aún se encontraba vigente, es decir, era titular del derecho a la estabilidad laboral “… hasta
el treinta y uno de diciembre de dos mil nueve…”.
Asimismo, el interesado asegura que el cargo que desempeñaba no puede ser
considerado de confianza política, pues, según sostiene, sus labores no se vinculaban con
“… la ejecución de un plan de gobierno presentado a los electores, quienes lo escogieron
entre otras opciones políticas…”, sino que, por el contrario, su actividad dentro de ANDA
era eminentemente técnica y de carácter permanente.
En similar sentido, asevera que su puesto “… tampoco encaja en la confianza
personal, pues […] no estaba supeditado a la fidelidad al superior, sino al cumplimiento
efectivo y eficiente de las obligaciones determinadas en el contrato…”, es decir, “…
fidelidad al cargo, no al titular de la institución…”.
Con fundamento en las consideraciones precedentes, el señor Méndez Arce
puntualiza que le han sido vulnerados sus derechos constitucionales de audiencia y a la
estabilidad laboral.
II. Habiendo expuesto las consideraciones que constituyen el relato de los hechos
efectuado por el demandante, esta Sala estima pertinente –en atención al principio iura novit
curia y al artículo 80 de la Ley de Procedimientos Constitucionales– realizar ciertas
consideraciones referidas a los términos en que ha sido planteada la queja del impetrante.
Así, se advierte que si bien el interesado únicamente ha señalado de manera expresa
la supuesta vulneración a sus derechos constitucionales de audiencia y a la estabilidad

1
laboral, de los argumentos esgrimidos en la demanda se observa que éste hace alusión a una
presumible vulneración a su derecho de defensa, concretamente, al relatar que al haberse
omitido la tramitación de un procedimiento previo a la adopción de su presunto despido, se
vio imposibilitado para “… exponer sus razonamientos, controvertir la prueba en su contra y
ejercer la defensa de su derecho…” (Resaltado suplido).
En razón de lo anterior y con fundamento en el principio arriba anotado, este
Tribunal considera que, para el caso que nos ocupa, deberá entenderse que el derecho de
defensa también habría sido presuntamente afectado por la actuación reclamada en el
presente amparo.
III. Expuestas las consideraciones que anteceden y habiéndose constatado que la
demanda cumple con los requisitos mínimos de admisibilidad y procedencia establecidos por
la jurisprudencia y la legislación procesal aplicable, esta Sala advierte que la admisión de la
demanda se circunscribirá al control de constitucionalidad del supuesto despido de fecha 04-
VI-2009, efectuado por el Presidente y representante legal de la Administración Nacional de
Acueductos y Alcantarillados –ANDA–; el cual, según lo relatado por el impetrante, se
realizó sin haber promovido un procedimiento previo a la toma de tal decisión, a pesar de
que su cargo no era de confianza política ni personal y cuando el contrato que lo vinculaba
con la relacionada institución se encontraba presumiblemente vigente.
Lo anterior, ocasionaría al impetrante la supuesta violación a sus derechos
constitucionales de audiencia, defensa y a la estabilidad laboral.
IV. Respecto a la procedencia de adoptar una medida cautelar en el caso en estudio,
es necesario señalar que el acto reclamado se ha consumado plenamente, pues según lo
expresa el interesado, éste ya fue separado de su lugar de trabajo; situación que evidencia de
forma clara la inexistencia de situaciones que puedan preservarse mediante la adopción de
una medida cautelar, por lo que resulta improcedente, en este caso, ordenar la suspensión de
los efectos del acto impugnado.
Por tanto, de conformidad con las consideraciones planteadas en los acápites que
anteceden y de conformidad con lo establecido en los artículos 12, 19, 20, 21, 22, 79 inciso
2° y 80 de la Ley de Procedimientos Constitucionales, esta Sala RESUELVE:
1. Admítese la demanda presentada por el señor Antonio Rafael Méndez Arce, a
quien se tiene por parte, contra actuaciones atribuidas al Presidente y representante legal de
la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados –ANDA–, en los términos
indicados en el considerando III de esta resolución, por la presunta violación a sus derechos
constitucionales de audiencia, defensa y a la estabilidad laboral, contenidos en los artículos
11 y 219 inciso 2° de la Constitución.
2. Sin lugar la suspensión del acto reclamado, por haberse consumado los efectos
del mismo.

2
3. Informe dentro de veinticuatro horas el Presidente y representante legal de la
Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados –ANDA–, quien deberá
concretarse a expresar si son ciertos los hechos que se le atribuyen en la demanda.
4. Identifique la autoridad demandada el medio técnico a través del cual desea recibir
los actos de comunicación.
5. Tome nota la Secretaría de este Tribunal del lugar indicado por el señor Méndez
Arce para recibir los actos procesales de comunicación.
6. Notifíquese.
---J. B. JAIME---F. MELÉNDEZ--- C.ESCOLÁN---E. S. BLANCO R---PRONUNCIADO POR LOS
SEÑORES MAGISTRADOS QUE LO SUSCRIBEN---E. SOCORRO C.---RUBRICADAS.