Está en la página 1de 4

EL FUEGO, ALIENTO VITAL

OSCAR LASSO
Marzo 5 de 2015

En el transcurso de la historia la especie humana se ha alejado en forma


dramática de la naturaleza; los descubrimientos de nuevas tecnologías en cada
momento crítico de la evolución han hecho posible la adaptación de la especie al
medio en donde se encuentre, cualquiera que este sea. Entre tantos desarrollos y
descubrimientos críticos que forjaron el camino de la especie hasta lo que somos
hoy el descubrimiento del fuego es sin duda el que más influencia tuvo en la
posterior evolución y crecimiento de la especie humana.

El descubrimiento del fuego trajo tras de sí la posibilidad de coser los


alimentos, haciendo que fueran más fáciles de digerir y por ende aprovechando de
forma más efectiva los nutrientes. Otra ventaja de la cocción de los alimentos es que
esto hace que adquieran una textura más tierna, siendo así, más fáciles de masticar,
esto reducía la mortalidad por perdida prematura de la dentadura. Por lo que respecta
a la digestibilidad, la aplicación de calor hace posible un mejor aprovechamiento de
los alimentos, principalmente porque mejora la digestibilidad de proteínas y también
porque aumenta la absorción de algunos nutrientes como el hierro. Dicho cambio en
la alimentación en las tempranas etapas de la evolución de la especie humana
influyo de forma significativa en el exponencial crecimiento del cerebro humano, el
cual duplico su tamaño en un lapso de tiempo relativamente corto y dio a la especie
las capacidades cognitivas necesarias para el desarrollo de nuevas tecnologías que
hicieran más fácil su proceso de adaptación al ambiente (el que la especie humana
no este limitada por el ambiente sino que se adapte a cualquier medio es una
capacidad vital para la preservación de la especie y el desarrollo constante de la
misma)

Pero la influencia que tuvo el descubrimiento del fuego en los seres humanos
va mucho más allá del desarrollo fisiológico. El fuego también jugó un papel
fundamental en aspectos tales como el desarrollo del lenguaje (que a su vez hace
posible la transmisión de conocimiento), en el surgimiento de valores sociales y
roles que a su vez posibilitarían el surgimiento de un orden social.

Para ejemplificar de manera efectiva de que forma el fuego influyo en los


importantes aspectos mencionados anteriormente hare referencia a algunas escenas
de la película La Conquista Del Fuego (1986). En la película se puede observar a
los protagonistas relatando su aventura para encontrar el fuego alrededor de una
hoguera (en este relato se usa un lenguaje adquirido de forma onomatopéyica, es
decir, imitando los sonidos producidos por el animal o por el objeto al cual se quiere
hacer referencia), esto sugiere que el fuego, al economizar el esfuerzo en muchas de
las labores diarias hacia posible el surgimiento de un espacio social donde cada
individuo trataba de relatar su experiencia, así, mediante esta interacción social
constante se mejoraba y se hacía más complejo el lenguaje (las relaciones entre
significado y significante se hacían cada vez más abstractas, y por ende el
pensamiento más complejo).

En un principio las historias referidas en los espacios sociales tenían una


relación directa con la forma y el medio en el que ocurrieron, por ejemplo si durante
algún viaje observaron un mamut el narrador usaría sus dedos colocándolos cerca de
su boca de forma tal que se asemejasen a los colmillos del mencionado animal o
incluso, la experiencia se narraban mediante dibujos en la arena o en la paredes de
las cavernas. Con el tiempo, al pasar los relatos de dichas experiencias de
generación en generación se va haciendo menos posible establecer dicha relación
directa y en su lugar surgen las representaciones abstractas de los elementos
componentes de una narración y lo que al principio era, por ejemplo, un viaje para
recuperar el fuego termina por convertirse al fin en una narración mítica tal como la
historia del dios griego Prometeo el cual desafía al todo poderoso Zeus y actuando
en beneficio de la humanidad les entrega el fuego. El papel que juegan las
narraciones míticas es de vital importancia para la legitimación de la instituciones
establecidas en el seno de una sociedad, y, por supuesto para el desarrollo de formas
complejas de pensamiento y lenguaje.

La interacción social y el intercambio de experiencias entre todos los


miembros de una comunidad suponen también el surgimiento de una memoria
colectiva, la cual hace posible que el conocimiento adquirido en lugar de olvidarse
se transmita de generación en generación y que así cada vez, dicho conocimiento sea
más grande.

Por otra parte, una comunidad cuya supervivencia depende de la realización


de una acción específica o de un elemento particular (el fuego en el caso de la
película), valorara más al individuo que posea las capacidades para la realización de
dicha tarea, por lo que el orden de la comunidad cambia en cuanto a la posición que
dentro de esta ocupan unos y otros individuos, se dan tipificaciones tanto de las
acciones como de los autores y así dentro de dicha comunidad surge una
institucionalización que orientara su futura evolución.

El fuego también fue un factor de gran importancia a la hora de acentuar la


capacidad única de la especie humana de adaptarse a cualquier medio en el que las
circunstancias la sitúen. Así, por ejemplo, fueron posibles las grandes migraciones,
los asentamientos permanentes y la supervivencia y crecimiento de los mismos, fue
la condición que en ultimas hizo posible la domesticación de animales y plantas, y
forjo el camino para la predominancia de la especie humana sobre los otros
mamíferos y sobre la naturaleza en general.

La conquista del fuego fue el hecho que marco de forma definitiva la


separación de la especie humana de las otras especies, fue un punto de inflexión en
el cual el hombre toma las riendas de su propio destino, de su propia historia, y
comienza a construirse y a transformarse tanto a sí mismo como a su entorno.
Cuando el hombre prehistórico controlo el fuego, domino uno de los elementos
claves para el avance de la civilización, por este motivo el proceso de humanización
se liga constantemente a la conquista y al uso del fuego.