Está en la página 1de 16

A pesar de todo esto, el Sr M B ha sido una persona alejada de estos conflictos armados, ya que él

considera que lo más importante es velar por la tranquilidad y seguridad de sus familias. Refiere el Sr
M B, es neutral a toda esta lucha de poder militar, no es partidario de la violencia, y no entiende las
razones por las cuales fue “Lanzado de la finca” por las personas que hace mención en su demanda.
Comenta el Sr MB y su familia; que debido al evento que ocurrió el día 8 de noviembre del año 2009 en
el predio ubicado a la entrada del corregimiento “xxxxxxxx” Kilometro xxxxx vía que xxxxxx conduce a
xxxxxxx, en donde (Rad xxxxx) la mencionada en la demanda y un grupo de personas “armadas”, en
conducta agresiva y hostil, utilizando la “amenaza como medio de persuasión” y obligándolo a salir a
él, a su esposa e hijos de la finca xxxxxx, refiere el evaluado que dentro de esas “amenazas” le
manifestaban que sí no abandonaban el predio, ponía en peligro la vida de él y de sus familias, ya que
“algo” podría ocurrirles, ya que le lanzaban expresiones como: “…soy de la personas que mato y como
del muerto…” según el evaluado, esto se lo dijeron para el fecha xxxx. Desde ese entonces, según el
evaluado se llenó de miedo, comenta el evaluado que vivía en una constante zozobra, desconfiaba de
todo el mundo que se acercaba a la finca, temía que en cualquier momento atentaran contra él o contra
algún miembro de su familia. Refiere el evaluado, que se sentía impotente, ya que su vivienda era
insegura, temía por todo, se levantaba en las madrugadas para ver se venía alguien a tacarlos, manifiesta
el evaluado, que no dormía pensando que le podían hacer a él y a su familia. Refiere el evaluado, que
las personas las cuales menciona en su demanda venían en moto y fuertemente armado.
Comenta el evaluado, que para el xxxxx de noviembre de ese año, varias personas lo sacan a él y a su
familia de la vivienda de forma violenta, dañando sus enseres domésticos. El Sr M B, expresa que esto
le dolió en el alma, ya que para un campesino, que su salario no llega al mínimo, es un esfuerzo enorme
comprar sus “cositas”, y al ver todo lo que había logrado adquirir destrozado, en la vía pública “le
rompía el alma”, especialmente su televisor, que era el entretenimiento de sus hijos. Manifiesta el
evaluado que sin saber para dónde coger, sin vivienda o techo para su familia, decide marcharse hasta
la casa del su “patrón” el Sr xxxxxxx. Tres días después, consiguen una vivienda con el fin de que sus
hijos terminaran con su calendario escolar, ya que por todo lo ocurrido, estos estaban viéndose afectado
en su colegio, esto era en la región de xxxxxxxx. El Sr M B, expresa que el problema no había terminado
ahí, si no que continúo el hostigamiento por parte de estas personas hacia él y su familia. Según el
evaluado, las personas que lo acosaban a él y a su familia, instigada por la Sra (ver Rad: xxxxx) eran
“malandros”, ya que según el Sr M B, el comportamiento era “atropellante” “…consumían vicios…tenían
armas corta y de largo alcance.
Actualmente considera el evaluado, que persiste ese miedo, la finca es insegura, trabaja por la
necesidad, agradece al “patrón” por confiar en él y le permite seguir laborando en la finca después de
lo sucedido. Manifiesta el evaluado que todo lo que perdieron, fue en esa finca, y que ha sido difícil
lograr conseguir sus “cositas”. Considera el Sr M B, que su hogar se transformó y actualmente están
empezando desde “cero”. A partir de esa situación, las cosas cambiaron, ya que vivir con temor; le
genera sentimiento de inseguridad, desconfianza, angustia, exacerbaciones emocionales, inquietud,
poca concentración y bajo rendimiento en sus actividades cotidianas. De igual forma, inestabilidad en
la escuela de sus hijos. Según refiere el Joven JBO [Hijo mayor dela familia] “…para esa época, tenía
miedo ir al colegio, bajé en rendimiento de las clases (…) sentíamos miedo, mis hermanos y yo, de que
algo malo le fuera a pasar a mi papá, incluso si llegaría a pasarle algo, jurábamos vengarnos (…)
sentíamos rabia hacia ellos, no dormíamos pensando que le fuera a pasar a su papá o a su mamá y a sus
hermanitos…”
Según el Sr M B, considera que ha sido “injusto” lo que la ha pasado, ya que él no le ha hecho un mal a
nadie, que ha perdido la confianza en la justicia de su país, ya que cuando fue a poner su denuncia, le
comunican, que en lo de él “no existía delito alguno” Según el evaluado, “tenía que haber muerto”,
para que le pudieran “parar bolas”, el Sr MB indica, que solo quiere que se le haga justicia, ya que para
él la fiscalía les “cerró las puertas” y lo dejó solo, generándole unas serie de sentimientos de
incertidumbre y del vulnerabilidad, se consideró para la época en que ocurrieron los hechos, un
desplazado el cual se le violaron sus derechos a la protección civil, inclusive según el evaluado en su
derecho de ser escuchado frente a una denuncia “grave” de peligro en contra su vida y de su familia, lo
único que el Sr M B, esperaba según su apreciación, era que la fiscalía adelantara una investigación al
respecto a su denuncia penal.
Actualmente el Sr MB, reside en la finca del corregimiento de xxxxxxx con su esposa y sus cuatro
hijos. Manifiesta el evaluado que la relación con su esposa la Sra DJ y sus hijos, están dentro del amor
y la compresión, que a pesar de ser un campesino, quiere la mejor educación en valores para sus hijos,
él quiere que su hijo tenga lo que él nunca tuvo “educación profesional”. Dialoga con sus hijos, sobre
sus futuros, nunca los ha maltratado de física o de otra índole, según el evaluado los corrige como
cualquier padre corrige a sus hijos.
Refiere el evaluado no haber experienciado algún tipo de evento traumático en su niñez, adolescencias
u otra etapa de su vida. Cursó hasta el quinto año de primaria, sin antecedentes conflictivo con sus
compañeros u profesores. Dejó sus estudios, para dedicarse al trabajo del campo. Sin referencias de
antecedentes psicológicos u psiquiátricos, por parte de sus familiares maternos u paternos. Comenta el
Sr M B, que en su vida afectiva ha tenido una sola mujer su esposa. Refiere no haber tenido problemas
a nivel laboral, ya sea con sus patronos u compañeros de jornales, se considera una persona equilibrada,
consume esporádicamente alcohol, sin que esto le genere deterioro en su vida familiar o social. Refiere
no haber tenido problemas con la justicia o cosas ilegales. El evaluado se percibe a sí mismo como
víctima de la justicia y de personas peligrosas, denotando sentimientos de indefensión y desabrigo social.
A nivel cognitivo, se indagó sobre la memoria a corto plazo y largo plazo del evaluado el Sr M B, se
encontró que se encuentra de manera adecuada. El evaluado evoca recuerdos episódicos y actuales,
por ejemplo en la entrevista se detallan estos aspectos. Para evidenciar esta situación, se detallan
aspectos relevantes de la entrevista. El evaluado evocó recuerdos del día anterior de la entrevista,
detallando contexto, lugar, modo y tiempo. De igual forma, el evaluado evocó recuerdo episódico del
evento que se hace mención en la demanda [Rad xxxxxx] detallando circunstancia, modo, lugar,
personajes y tiempo. A nivel afectivo, señaló relaciones afectivas con su familia, resonancia al momento
de evocar situaciones de vulnerabilidad expresada en su demanda. A nivel social, el evaluado mantiene
relaciones sociales con sus grupos de amigos, linderos, patrón, aunque se ha distanciado en las
actividades recreativas, de ocio y demás.
1. 2. PARTE REFLEXIVA

2.1. Exploración Psicopatológica del Evaluado.


El señor MB, como ya se ha anticipado es un señor de 39 años; edad aparente acorde a la edad
cronológica, con una presentación adecuada y de aspecto atlético. Se percibe el peso, talla y estatura
propia para su edad. Conoce su nombre y la razón por la cual está siendo evaluado. Durante el análisis
del estado mental el evaluado, se observa un buen ajuste a la realidad, con una adecuada percepción y
control de sí mismo. Se muestra lúcido, coherente en su discurso. Orientado en persona, tiempo y
espacio. No evidencia desorden conductual, buen funcionamiento de la motricidad gruesa y
fina. Lenguaje fluido, bien articulado, con un buen uso gramatical y facilidad para el discurso, con
resonancia emocional a la hora de abordar el tema objeto de su demanda. Según impresión clínica,
presenta una capacidad intelectual dentro del promedio a su grupo de edad y nivel educativo
(Desarrollada más la inteligencia cristalizada que la fluida). Es decir, es capaz de aprender por
experiencia y se adapta a diferentes contextos y actividades laborales, que no requieran tecnicismos
gruesos. Capacidad de analizar, argumentar y proponer soluciones de problemas cotidianos.
No refiere alteraciones sensoperceptivas ni sensomotoras durante el proceso evaluativo, mostrando en
todo momento un apropiado nivel de conciencia, siendo constante y colaborador durante la evaluación
realizada, estableciéndose un correcto rapport con el evaluador desde el comienzo. Cognitivamente
normal, sin apreciarse alteraciones en el curso, forma o contenido del pensamiento. Memoria remota e
inmediata conservada.
2.2 Resultados de las Pruebas Psicométricas[24]

2. 2. 1 Resultados de las pruebas aplicadas al Sr MB

 Inventario Clínico Multiaxial de Millon- Tercera Versión MCMI-III.

Tabla 4. Puntuación de Corte y Promedio Estadístico MCMI-III.

Punto de corte 75 a 85. Promedio 60 – 74


Puntuación igual 75 o hasta 84 en los trastornos del Eje II (Personalidad). Puede
considerarse como un indicio de la presencia de rasgo de personalidades clínicamente
significativas. Punto de 85 o más se le denomina trastornos de la personalidad.
En el Eje I (Escalas de Síndromes Clínicos) una puntuación de 75 o hasta 84 indica la
presencia de un síndrome y una puntuación de 85 o más indica su prominencia.
Validez: 0: Protocolo válido

X: Sinceridad; si el paciente se inclina a ser franco y sincero o por el contrario reticente y reservado:
“X” entre 34 y 175, continuar con la calificación. “X” Inferior 34 o superior 175 Detener la calificación.

Y: Deseabilidad Social; identifica el grado con que los resultados pueden encontrarse afectados por la
inclinación de los pacientes a mostrarse socialmente atractivos, moralmente virtuosos o
emocionalmente ajustados. >75 Tendencia del sujeto a presentarse de forma favorable o con
personalidad atrayente. Mientras más alto Sujeto trata de disimular sus aspectos psicológicos o
dificultades personales.

Z: Autodescalificación; (Alteración); >75 Inclinaciones a despreciarse o desvalorizarse intentando


mostrar más trastornos emocionales y dificultades personales. Mientras más alto un examen más
cuidadoso, “petición de ayuda o llamada de atención”. Es decir, aquellas personas que tratan de mostrar
más trastornos emocionales y dificultades personales de las que pudieran tener objetivamente.
Perfil psicológico del Evaluado MCMI-III
Grafica 1. Grado de Validez de la Prueba
Fuente: M B
Protocolo válido, en el que el sujeto respondió a la prueba correctamente (validez 0). Sinceridad (X =
61); el evaluado se inclina a ser franco y sincero frente a sus síntomas, se continua con la
calificación. Deseabilidad social (Y = 80); el evaluado se demuestra tal como es, no trata de simular
algún tipo de malestar para recibir beneficio externo (económico, sociales, legales u otro). Alteración
(Z = 70); el evaluado solicita psicológicamente, petición de ayuda o llamada de atención.
Grafica 2. Trastornos de la Personalidad
Fuente: M B
La grafica 2 representa los patrones de personalidad anómala. En el caso del evaluado, las puntuaciones
directas no cumplen para considerarlo que posea algún tipo de trastorno de la personalidad de la manera
significativa. Solo se tiene rasgos característicos de personalidad evitativo y personalidad tipo
masoquista, sí que ello dé lugar a dificultades en conducirse a sus relaciones afectivas, laborales y
sociales. Se puede considerar al evaluado que experimenta pocos refuerzos positivos de sí mismos y de
los demás. Permanece alerta y siempre en guardia, preparado para distanciarse de la anticipación
ansiosa de las experiencias dolorosas o negativamente reforzantes de la vida. Su estrategia adaptativa
refleja su miedo y desconfianza hacia los demás. Mantiene un control constante de sus impulsos y sus
anhelos de afecto, para prevenir la repetición del dolor y la angustia que han experimentado con otras
personas. Sólo puede protegerse a sí mismo mediante una retirada activa. A pesar de sus deseos de
relacionarse, ha aprendido que es mejor negar estos sentimientos y mantener bastante distancia
interpersonal. La forma de relacionarse el evaluado con otros es de forma servil y autosacrificada,
permite y, quizá incluso, alienta a los demás a explotarles o aprovecharse de él. Actúa típicamente de
un modo modesto y humilde. A menudo intensifica su déficits y se coloca en una posición inferior o
despreciable.
Grafica 3. Patología de Personalidad Severa
Fuente: M B
La anterior grafica representa la patología de personalidad severa. En lo que corresponde a al evaluado
no posee dicha categoría. Es decir, no cumple para una patología severa de la personalidad;
esquizotipico, límite o paranoide.
Grafica 4. Síndromes Clínicos
Fuente: M B
En la gráfica 4, están consignados los trastornos clínicos que son arrojados por la prueba. Una puntuación
de 75 o hasta 84 indica la presencia de un síndrome y una puntuación de 85 o más indica su prominencia.
En lo que concierne al Sr MB y según sus puntuaciones se puede considerar que cumple con la presencia
del síndrome de ansiedad (puntaje de base 100) y características clínicas del síndrome de Estrés Pos-
trauma. Lo cual indica que en el evaluado posee sentimientos aprensivos o específicamente fóbicos. El
evaluado se encuentra en un alto grado de tensión, indecisión e inquieto y atiende a quejarse de una
variedad de malestares físicos, como tensión, excesiva sudoración, dolores musculares indefinidos,
nauseas. El evaluado muestra estado generalizado de tensión manifestado por una incapacidad de
relajación, movimientos nerviosos y rapidez para reaccionar y sorprenderse fácilmente. Se muestra
notablemente excitado y tiene un sentido aprensivo de la inminencia de problemas, una
hipersensibilidad a cualquier ambiente, inquietud y susceptibilidad generalizada. Todas estas
dificultades psicológicas la expresa el evaluado a través de canales somáticos, períodos persistentes de
agotamiento y abatimiento preocupación por la pérdida de la salud y una variedad dramática de dolores
en regiones diferentes. Normalmente las quejas somáticas pretenden llamar la atención. En lo
concerniente al estrés pos- trauma, evidencia que el evaluado ha experimentado un suceso que
implicaba una amenaza para su vida y reaccionaron ante ello con miedo intenso o sentimiento de
indefensión. Las persistentes imágenes y emociones asociadas con el trauma llevan a recuerdos y
pesadillas que reactivan los sentimientos generados por el suceso original. Los síntomas de activación
ansiosa (p ej., respuestas exageradas de sobresalto e hipervigilancia) persisten, en este caso el Sr M B
se esfuerza en evitar las circunstancias asociadas con el trauma.
Grafica 5. Síndromes Clínicos Severos
Fuente: M B
La grafica 5 se muestra los síndromes[25] clínicos severos que son evaluados por la prueba. En el caso
del evaluado, no posee dicha categoría. Es decir, no cumple para una patología severa a nivel clínico;
Trastorno del pensamiento, depresivo mayor, delirante.
 El Cuestionario para Experiencias Traumáticas (TQ).

Tabla 1. Resultado de Riesgo para Experiencias Traumáticas (TQ).

SUMA TOTAL 14
Indicador de Riesgo. TQ + (X) TQ –
(TQ + = 18: Gravedad Máxima) (TQ – = 0: No síntomas)

Fuente. M B

Interpretación:
Según el instrumento del cuestionario de experiencia traumática, arroja que el evaluado posee síntomas
positivos de haber sufrido un evento de estrés agudo. De los acontecimientos señalados por el evaluado
como generador de estrés; se encuentra “La amenaza seria o daño a un miembro de la familia y
agresión”. Estado moderado de los síntomas del estrés.

2. 2. 2 Resultados de las pruebas aplicadas a la Sra DJ.

 Resultado de la Entrevista Clínica Estructurada para los Trastornos del eje I del DSM-IV. SCID-I.

Tabla 2. Indicadores de Impresión diagnosticas del Eje I DSM-IV


Diagnósticos EJE I Puntuación Directa
T. DEPRESIVO 2
MAYOR
T. MANIACO 0
T. DISTIMICO 0
T. PSICÓTICO 0
CRISIS DE 0
ANGUSTIA
AGORAFOBIA 0
FOBIA ESPECÍFICA 0
FOBIA SOCIAL 0
T.O.C. 0
T.E.P.T. 0
T.A.G. 0
Fuente. DJ

Conclusión: Según los resultados obtenidos del Software del Test SCID I. La Sra DJ, no padece de
síntomas relacionados a los trastornos clínicos que aparecen en la tabla 2.
 El Cuestionario para Experiencias Traumáticas (TQ).

Tabla 3. Resultado de Riesgo para Experiencias Traumáticas (TQ).

SUMA TOTAL 10
Indicador de Riesgo. TQ + (X) TQ –
(TQ + = 18: Gravedad Máxima) (TQ – = 0: No síntomas)

Fuente. JO
Interpretación:
Según el instrumento del cuestionario de experiencia traumática, arroja que la Sra DJ posee síntomas
positivos de haber sufrido un evento traumático. De los acontecimientos señalados por la señora DJ
como generador de estrés; se encuentra “La amenaza seria o daño a un miembro de la familia”. Estado
leve de los síntomas del estrés.

2. 2. 3 Resultados de las pruebas aplicadas a los Jóvenes: JBO[26] , ABO[27] Y APBO[28] .


 Escala de Ansiedad Infantil de Spence, o SCAS.

Tabla 4. Síntomas elevados de ansiedad de los cortes de la prueba SCAS.

subescalas Rango
Trastorno de ansiedad 0 – 18
generalizada
Trastorno obsesivo- 0 – 18
compulsivo
Pánico y agorafobia 0 – 27
Fobia social 0 – 18
Trastorno de ansiedad 0 – 18
por separación
Miedos físicos 0 – 15
Puntaje Total 114
Fuente: SCAS.
En la tabla 4. Representa el rango que oscila cada uno de las subescalas. En la tabla siguiente, están
definidas los puntos de corte del grado de significancia del SCAS, lo que indica que un puntaje igual o
mayor al punto de corte, indica que los evaluados poseen síntomas positivos en las subescalas.
Tabla 5. Resultados obtenidos de los evaluados del SCAS
Punto de Puntación % Puntación % Puntación
subescalas corte (Grado Directa * Directa** Directa*** %
de
significancia)
Trastorno de 12,8 18% 19% 32%
ansiedad por 6 10 15”
separación
Fobia social 11,3 15% 12% 11%
5 6 5
Trastorno 9,4 15% 23% 6%
obsesivo- 5 12” 3
compulsivo
Pánico / 11,2 26% 18% 17%
agorafobia 9 9 8
Miedos 12,8 6% 8% 19%
físicos 2 4 9
Trastorno de 7,4 20% 20% 15%
ansiedad 7” 10” 7”
generalizada
Puntaje Base 34 100% 51 100% 47 100%

Fuentes: JBO, ABO y APBO.

*Puntuación obtenida por JBO


** Puntuación obtenida por ABO
*** Puntuación obtenida por APBO
Percentil 84-93%
Para la interpretación de esta prueba se toma como punto de base, las puntuaciones directas
suministradas por los evaluados. Para el respectivo análisis, se tiene como medida de significancia, los
datos de las puntuaciones de corte, como indicador de síntomas positivos de las subescalas, es decir,
que una persona que en su puntuación directa sea igual o superior al punto de corte, cumple
objetivamente para el trastorno de la subescala. Por consiguiente, JBO cumple con síntomas positivos
de ansiedad generalizada [7/7]. Mientras que ABO, cumple con síntomas positivos de obsesivo-
compulsivo [12/9] y de ansiedad generalizada [10/7]. Por último la niña APBO cumple con síntomas
positivos de ansiedad por separación [15/12] y de ansiedad generalizada [7/7].
Los niños y adolescentes con Trastorno de Ansiedad Generalizada suelen preocuparse en exceso por su
rendimiento académico o la calidad de sus actuaciones no sólo en el ámbito familiar o social sino también
en el medio escolar. Se preocupan en exceso por sus logros escolares. Son descritos como niños
perfeccionistas, inseguros de sí mismos e inclinados a repetir sus trabajos al no sentirse a gusto
fácilmente con los resultados obtenidos. Los síntomas somáticos se relacionan con la presencia de
cefalea y dolor abdominal recurrente sin el hallazgo de una causa orgánica que explique el
cuadro. Mientras que Trastorno de ansiedad por separación, se caracteriza por la presencia de ansiedad
excesiva producida por el alejamiento del hogar o de aquellas figuras con las que existe un vínculo.
Dicha ansiedad es mayor en relación con aquella que puede llegar a presentarse normalmente o de
acuerdo con el nivel de desarrollo. Los niños que padecen de este trastorno experimentan un malestar
excesivo y recurrente al estar separado de su hogar o de las personas a las cuales están vinculados.
Requieren conocer su paradero y permanecer en contacto con ellas. Pueden vivir fantasías de daño
hacia los otros como accidentes o circunstancias adversas que les impidan volver a verlas. Los niños con
este trastorno suelen expresar miedo a perderse y no reunirse nunca más con sus padres. A la hora de
dormir suelen necesitar la presencia de sus padres hasta conciliar el sueño. Son incapaces de permanecer
solos en una habitación y prefieren permanecer al lado de sus padres, muy cerca de ellos. Durante la
noche es probable que se trasladen a la habitación paterna y que tengan pesadillas de destrucción de
su familia. Frente a la posibilidad de separarse de los padres anticipatoriamente pueden presentar
quejas físicas entre las que están el dolor abdominal, náuseas y vómito.

 Inventario de Depresión Infantil CDI


Tabla 6. Valoración Diagnóstica de Síntomas Depresivos a través del CDI, para niños y adolescentes

Indicadores Rango
No hay presencia de 1 – 13
síntomas depresivos.
Dentro de los límites
normales
Presencia de síntomas 14 – 26
depresivos mínima y
moderada
Presencia de síntomas 27 – 39
depresivos marcada o
severa
Presencia de síntomas 40 – 54
depresivos en grado
máximo
Puntaje Total 54
Fuente: CDI.

En la tabla 6. Representa el rango que oscila cada uno de los indicadores de la presencia de síntomas
positivos de la depresión infantil. En la tabla 7, están definidas los puntos de corte del grado de
significancia del CDI, lo que indica que un puntaje igual o mayor al punto de corte, indicarían que los
evaluados cumplen con los síntomas positivos en la categoría diagnostica.
Tabla 7. Resultados obtenidos de los evaluados.
Punto de Puntación % Puntación % Puntación %
subescalas corte (Grado Directa* Directa** Directa***
de
significancia)
Estado de 34 15 54% 18 58% 13 48%
Animo
Disfórico
Ideas de 20 13 46% 13 42% 14 52%
Auto
desprecio:
Puntaje 28 100% 31 100% 27 100%
Total

Fuentes: JBO, ABO y APBO

*Puntuación obtenida por JBO


** Puntuación obtenida por ABO
*** Puntuación obtenida por APBO
Para la interpretación de esta prueba se toma como punto de base, las puntuaciones directas
suministradas por los evaluados. Para el respectivo análisis, se tiene como medida de significancia, los
datos de las puntuaciones de corte, como indicador de síntomas positivos de las subescalas, es decir,
que una persona que en su puntuación directa sea igual o superior al punto de corte, cumple
objetivamente para el trastorno de la subescala. En el caso de los jóvenes JBO, ABO y APBO Ortega, no
cumplen con los criterios para considerárseles positivos en la subescala, es decir, que ninguno de ellos
tienen síntomas depresivos.
3 PARTE INTERPRETATIVA

3.1 IMPRESIÓNES DIAGNOSTICAS[29]


Indicios diagnósticos[30]:
De los datos que se desprenden tanto de las escalas psicométricas de validez como dé la impresión
clínica, se observa que el evaluado y su familia, se han mostrado sinceros durante el proceso de
evaluación, mostrando actitudes colaboradoras en todo momento. Asimismo, los resultados obtenidos
han sido consistentes en los instrumentos utilizados. La impresión diagnostica presentada a continuación
está realizada en base a criterios DSM-IV TR, emitidos por la Asociación Americana de Psiquiatría (APA),
donde es propuesto un diagnostico Multiaxial y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) CIE-10.
Evaluación Multiaxial
Un sistema Multiaxial implica una evaluación en varios ejes, cada uno de los cuales concierne a un área
distinta de información que puede ayudar al clínico en el planeamiento del tratamiento y en la
predicción de resultados. En la clasificación Multiaxial DSM-IVTR se incluyen cinco ejes: (APA, 2002 p
27)
Nombre del evaluado. MB
Eje I[31]–[32]
F43.0 Trastorno por estrés agudo [308.3]. Premórbido
Crisis de angustia (panic attack)

Eje II[33]–[34]

R69 [799.9].

Eje III[35]
 Ninguno

Eje IV[36]
 Problemas económicos: economía insuficiente.
 Otros problemas psicosociales y ambientales. exposición a desastres, guerra u otras hostilidades.

Eje V
EEAG[37] =
EEAG = 45 (en el ingreso, cuando sucedieron los hechos que hacen mención en la demanda Rad xxxxxxxx)
EEAG = 90. (Actual). Crisis leve.
El anterior esquema del diagnóstico Multiaxial, indica que en el (eje I), el Señor MB cumple con criterios
que establecen el trastorno de ansiedad por estrés agudo y crisis de angustia, dado, a lo sucedido en el
24 de mayo del 2009 y posteriores suceso que se hacen mención en el Rad xxxxxxxxxxxx. Estos trastornos
en los meses siguiente a los acontecido, se encontraba de manera aguda. Actualmente los síntomas son
mínimos, pero, aún se detectan secuelas del trauma psicológico. Se descarta el trastorno de estrés pos
traumático, ya que faltan criterios específicos para la realización de este diagnóstico.
El evaluado no cumple con los criterios para un trastorno de la personalidad. Eje II. Tiene rasgos de
personalidad evitativo y personalidad tipo masoquista.

Dentro de los problemas psicosociales y ambientales (Eje IV) que contribuyen de alguna manera a una
inestabilidad psico-afectiva del evaluado, se tiene: la economía insuficiente y algunos problemas de tipo
psicosociales y ambientales, como exposiciones a desastres naturales y riesgo del conflicto armado u
otras hostilidades.
Presenta el Sr M B un funcionamiento estable (Eje V) actual en todas las áreas (en el hogar, en su
actividad de agro). En los meses posteriores a los eventos que se hace mención en la demanda, tuvo
dificultad en adaptarse a nuevas rutinas, generando problemas en su estado emocional, problemas de
sueño, angustia, desasosiego, zozobra y ansiedad. Estas dificultades se encontraban en su máxima
expresión en el periodo post-trauma, actualmente gracias a las redes de apoyo, familiares, sociales,
laborales, ha podido superar tales afectaciones psicológicas.
__________________________________________________________________________

Nombre de la evaluada. DJ

Eje I
F43.0 Trastorno por estrés agudo [308.3]. Premórbido
Trastorno Adaptativo Mixto (Ansiedad–depresión) por confirmar.

Eje II
Z03.2 [V71.09].

Eje III
 Ninguno

Eje IV
 Problemas económicos. Otros problemas psicosociales y ambientales

Eje V
EEAG = EEAG = 45 (para el año 2009) 75 (actual). Síntomas leves
__________________________________________________________________________

Nombre de los evaluados. JBO, ABO y APBO[38]

Eje I
F43.0 Trastorno por estrés agudo [308.3]. Premórbido

Eje II
 Z03.2 [V71.09]

Eje III
 Ninguno
Eje IV
 Problemas económicos. Otros problemas psicosociales y ambientales

Eje V
EEAG = 45 (para el año 2009) 75 (actual). Síntomas leves
__________________________________________________________________________
1. 4. PARTE ARGUMENTATIVA

4.1 Contraste de Hipótesis


En el presente Informe Psicológico y partiendo de la información obtenida durante el proceso de
evaluación del evaluado y su familia, se propone las siguientes hipótesis:
Hipótesis A: Existen señales de síntomas y signos traumáticos (Estrés agudo- Crisis de pánico) en el
evaluado y su familia. Lo cual le ha generado conflictos socio-afectivos en las áreas personal, laboral,
familiar, social y a nivel educativo en caso de sus hijos. Además de problemas clínicos significativos que
le ha contribuido a un deterioro en la salud mental y emocional tanto del Señor MB y su familia. Como
consecuencia a lo expuesto en su demanda Rad xxxxxx, específicamente a lo acontecido en el año 2009.
Hipótesis B: No existen señales de síntomas y signos traumáticos (Estrés agudo-Crisis de pánico) en el
evaluado y su familia. Por consiguiente, han presentado normalidad en su psiquismo tanto el Sr MB y su
familia; sin verse afectadas las áreas de su vida (personal, familiar, educativo y demás). En virtud, no
existe deterioro en la salud mental y emocional en los evaluados, dado, a lo mencionado en el año 2009.
El contraste de hipótesis es emitido a partir de la exploración psicológica realizada sobre el Señor
M B y su familia y no exclusivamente a partir de las propias referencias pronunciadas por los evaluados;
es por ello que este contraste está fundamentado en la información obtenida a partir de las entrevistas
realizadas, la exploración psicopatológica, el análisis funcional de los problemas más relevantes, y los
resultados de las pruebas psicodiagnosticas empleadas y la consulta acerca de la bibliografía
relacionada con el trastorno de estrés agudo, Crisis de pánico y secuelas psicológicas derivados
hostilidades y desplazamiento forzado.
Retomando puntualmente el procedimiento empleado para la emisión del presente dictamen hay
que significar la importancia de la entrevista realizada, y en la cual se exploran por una parte aspectos
relevantes a la situación actual que vive el Señor M B y su familia y por otro lado datos e información
acerca de acontecimientos de la historia personal de los evaluados. De este modo se ha tratado de
obtener una información completa para poder analizar todos aquellos aspectos considerados como
relevantes a la hora de estudiar la situación actual de los evaluados.
Gracias al análisis en la formulación y discusión forense; sobre el tema en particular. Así mismo,
mediante la revisión de bibliografía científica tomada en consideración como relevantes para el
análisis de este caso, se ha podido obtener información acerca dela relación causal entre, acciones
hostiles (miedo-pánico) y trastornos psicológicos clínicos. Esto con el fin de verificar si se está ante una
situación problemática ya estudiada desde el ámbito de la ciencia de la psicología, psiquiatría entre
otros. Dando como resultado la existencia causal entre el evento ocurrido para el año 2009, y el
desarrollo del trastorno de estrés agudo y crisis de pánico en el evaluado y su familia.

Con base a todo lo mencionado en este apartado, se establece aceptar la hipótesis A; ya que se tienen
suficientes elementos que permiten su apoyo y justificación en virtud a los resultados de la exploración
y evaluación psicológica realizada, así como con la confrontación con el material técnico vigente que ha
sido revisado y empleado.
4.2 Discusión y Formulación Forense

Al momento de la exploración psicológica del Sr MB y su familia, estos presentan síntomas positivos de


trastorno de estrés agudo; de forma moderada para el Sr MB y de forma leve para su familia. Además
el Sr MB estaría presentando de manera leve Crisis de angustia (panic attack), todo ello como
consecuencia a los acontecimientos que son señalados en el objeto de la demanda Rad [xxxxxxx]
específicamente a lo acontecido en el año 2009. Si bien es cierto, este trastorno de estrés agudo y
crisis de angustia para la época posterior a lo señalado en la demanda se encontraba en su máxima
expresión, estas han mermado gracias al apoyo familiar, social y laboral que han tenido los evaluados.
Tal como se ha señalado con anterioridad en este dictamen psicológico, la familia BO, en los
meses posteriores a los eventos que se hace mención en la demanda, tuvieron dificultades en adaptarse
a nuevas rutinas, generando problemas en su estado emocional, problemas de sueño, angustia,
desasosiego, zozobra y ansiedad. Estas dificultades se encontraban en su máxima expresión en el
periodo post-trauma. Esta situación traumática (Estrés agudo y crisis de pánico), le generó a esta familia
conflictos socio-afectivos en las áreas personal, laboral, familiar, social y a nivel educativo en caso de
sus hijos. Además de problemas clínicos significativos que le ha contribuido a un deterioro en la salud
mental y emocional tanto del Señor MB y su familia. Dado, a las pruebas psicológicas utilizadas para el
presente dictamen se evidencian la presencia de dichas síntomas traumáticos en los evaluados, lo que
demuestra la veracidad entre los síntomas expresados por los evaluados y los signos, hallazgos
encontrado por el perito psicólogo en la valoración realizada a esta familia. Por consiguiente, el estrés
pos trauma en este caso en particular, obedeció a la experiencia de un suceso que implicaba una
amenaza para la vida de estas personas y reaccionaron ante ello con miedo intenso o sentimiento de
indefensión. Para la época siguiente del evento estresor, la familia BO mantenía una serie de imágenes
y emociones asociadas con el trauma llevan a recuerdos y pesadillas que reactivan los sentimientos
generados por el suceso original. Los síntomas de activación ansiosa (p ej., respuestas exageradas de
sobresalto e hipervigilancia) persisten hoy en día pero de una manera leve, que para la época 2009, fue
de un alto grado de significancia.
Las manifestaciones expresadas por los evaluados y que son recogidas en la entrevista
psicológica, son consecuentes a los síntomas del estrés agudo y la crisis de angustia; por ejemplo lo
referido por el Sr M B:
…Sentía miedo, vivía en una constante zozobra, desconfiaba de todo el mundo que se me acercaba a la
finca, temía que en cualquier momento atentaran contra mí o contra algún miembro de mi familia. Me
sentía impotente, ya que mi vivienda es insegura, temo por todo, me levantaba en las madrugadas
para ver se venía alguien a tacarme, no dormía pensando que me podían hacer a mi o mí su familia….

Las consecuencias del estrés agudo, conllevo no solo, a las dificultades emocionales de la familia, sino
que también traspasó al ambiente social y académico de los niños, tal como lo refiere el hijo mayor de
esta familia.
“…para esa época, tenía miedo ir al colegio, bajé en rendimiento de las clases (…) sentíamos miedo,
mis hermanos y yo, de que algo malo le fuera a pasar a mi papá, incluso si llegaría a pasarle algo,
jurábamos vengarnos (…) sentíamos rabia hacia ellos, no dormíamos pensando que le fuera a pasar a
mi papá o mamá y a mis hermanitos…” (Tomado de JBO)…
Toda esta situación post trauma, constituyó en el Sr M B, en convertirse en una persona evitativa y
sumisa, en el cual su comportamiento esta mediatizado a la paranoia; permanece alerta y siempre en
guardia, preparado para distanciarse de la anticipación ansiosa de las experiencias dolorosas o
negativamente reforzantes de la vida. Su estrategia adaptativa refleja su miedo y desconfianza hacia
los demás.
En el caso de los hijos, la situación post trauma le generó ansiedad generalizada y en el caso de
la niña ansiedad por separación, específicamente en el tiempo que duraron separados de sus padres, el
cual tuvieron que radicarse donde los abuelos maternos. Como se ha dicho anteriormente, la ansiedad
por separación, se caracteriza por la presencia de ansiedad excesiva producida por el alejamiento del
hogar o de aquellas figuras con las que existe un vínculo. Pueden vivir fantasías de daño hacia los otros
como accidentes o circunstancias adversas que les impidan volver a verlas. A la hora de dormir suelen
necesitar la presencia de sus padres hasta conciliar el sueño. Son incapaces de permanecer solos en una
habitación y prefieren permanecer al lado de sus padres, muy cerca de ellos. Durante la noche es
probable que se trasladen a la habitación paterna y que tengan pesadillas de destrucción de su familia.
La literatura científica ha recogido que cuando existe un potencial evento estresor (por ejemplo
accidente, catástrofes, guerras, presiones estresantes), tanto adultos como los niños suelen tener
implicaciones tanto psicológicas, físicas, afectivas, sociales y demás. Aunque las implicaciones en los
niños, es más notorio en el sentido de la hetero-protección. Los síntomas sugestivos de afectación por
estrés agudo en niños y adultos, están determinados por la pérdida de energía, dificultad para
concentrarse, temor a que el trauma se repita, pesadillas, temor a dormir, pérdida de interés en
actividades que antes producían placer, etc.
Según el APA, (2002) el trastorno de estrés agudo “…se caracteriza por la aparición de ansiedad,
síntomas disociativos y de otro tipo que tiene lugar durante el mes que sigue a la exposición a un
acontecimiento traumático de carácter extremo… (p 440), esta situación suele aparecer en el mismo
momento del trastorno o con posterioridad a él, el individuo presenta los siguientes síntomas
disociativos: sensación subjetiva de embotamiento, desapego o ausencia de la realidad que le rodea;
desrealización; despersonalización, y amnesia disociativa. Después del acontecimiento traumático, éste
es revivido de forma recurrente; el individuo presenta un acusado comportamiento de evitación de
aquellos estímulos que pueden hacer aflorar recuerdos del trauma y presenta síntomas significativos de
ansiedad o aumento de activación (arousal). Los síntomas provocan un malestar clínico significativo,
interfieren acusadamente la actividad del individuo, o afectan notablemente a su capacidad para llevar
a cabo tareas indispensables. Estos síntomas del trastorno de estrés agudo, fueron concordante a lo
manifestado por la familia BO en la entrevista, son recogidos por los instrumentos utilizados en el
presente dictamen psicológico.
Según el APA (2002) las personas con este trastorno, nota una progresiva incapacidad para recordar
detalles específicos del acontecimiento traumático (amnesia disociativa). Además, debe haber por lo
menos un síntoma de cada grupo de síntomas requeridos para el diagnóstico de trastorno por estrés
postraumático. Al principio, el acontecimiento traumático es revivido repetidamente (p. ej., recuerdos,
imágenes, pensamientos, sueños, ilusiones, episodios de flashback, sensación de estar reviviendo el
suceso o aparición de malestar al exponerse a estímulos que recuerdan el trauma). Después, estos
estímulos (p. ej., lugares, personas, actividades) propician comportamientos de evitación. Por último,
aparece un aumento de la activación (arousal) (p. ej., dificultad para dormir, irritabilidad, falta de
concentración, hipervigilancia, respuestas exageradas de sobresalto e inquietud motora) como respuesta
a estos estímulos.
Haciendo una revisión bibliografía e investigativa o estado del arte, sobre el tema de los traumas
psicológicos relacionados a eventos de desplazamiento forzoso, amenazas u otras hostilidades en
personas en estado de vulnerabilidad, se encontró que en la mayoría de los trabajos concuerdan con
los síntomas propios del trastorno de estrés agudo y el trastorno de estrés postraumático, crisis de pánico
expuesto por la APA (2002). Bravo (2012) describió que las consecuencias psicológicas de una persona
por haber presenciado situaciones de alto estrés, como el desplazamiento forzado u amenaza contra la
vida pueden ser “muy graves” llegando a modificar la actitud de estas personas ante las cosas
cotidianas. El autor explicó que tras padecer esto tipos de experiencias traumáticas, las personas se
vuelven en muchos casos “más sensibles”, llegando a sufrir una serie de síntomas que los psicólogos
denominan como síndrome de estrés postraumático o de estrés agudo. “El sujeto revive aquella situación
como si fuera en el momento actual, y no considera que es algo del pasado”, agregó, síntomas como:
híper-excitabilidad, inquietud, pesadillas o miedo a que esta situación vuelva a repetirse, y aclaró que
el tratamiento que deben seguir estas personas pasa por “tomar conciencia de lo que le está ocurriendo”
además de serle aplicadas “técnicas de sensibilización sistemática”, exponiéndoles a la misma situación
sufrida e “hipotéticamente presentarle situaciones cada vez más graduales para que pueda ir
aceptándolas”.
En lo que corresponde a las consecuencias psicológicas, por el desplazamiento forzado la literatura
científica, ha concluido que son numerosos los efectos en materia al deterioro de la salud mental que
se generan en personas, que han sido obligados por la fuerza de salir de su tierra u lugar de orígenes. Los
efectos más comunes son; trastornos de ansiedad, trastorno de estrés agudo, crisis de pánico, estrés
postraumático, depresión, trastorno adaptativo (ansiedad-depresión) entre otros. Alguno autores como
Busse y O’Mahony, (2001) señalaron que entre 1920 y 1989 se produjeron 255 artículos relacionados con
diversos aspectos relacionados con la salud y el impacto emocional en los desplazados por la violencia.
Entre 1990 y 1998 hubo un incremento significativo de la literatura científica alrededor de este tema,
en comparación a los 69 años anteriores. En este periodo se identifican 247 estudios. Como se aprecia
hay un progresivo interés e importancia acerca del impacto de las movilizaciones forzadas y la atención
psicosocial en quienes deben abandonar sus terrenos, ciudades o países.
De esta manera hoy se conoce que las alteraciones emocionales producto de los desplazamientos, no
desaparecen fácilmente ya que pueden mantenerse por tiempo variable y prolongado. Al respecto hay
informes que refieren como la permanencia de manifestaciones ansiosas y de otros síntomas de carácter
mental y comportamental, de estrés postraumático por ejemplo, pueden alcanzar una duración entre
3, 10 y hasta de 50 años Goenjian et al, (2000)
El fenómeno de la expulsión de personas de su tierras, como otros sucesos en la vida traen cambios, no
solo en el ambiente físico y geográfico, sino en los esfuerzos que hace el individuo para adaptarse
psicológicamente a estas nuevas condiciones. Aquí es necesario comprender las funciones psicológicas
como un sistema, compuesto por diversos elementos que se relacionan mediante dinámicas particulares
en donde participan los diversos componentes cognitivo, emocional, conductual y fisiológico que se
hallan activamente relacionados, procesando continuamente información y realizando permanentes
ajustes a las variaciones que encuentra en su medio para adaptarse a ellos Slaikeu, (1995)
En estos términos el individuo está en constante proceso de cambio, a las demandas del entorno. Cuando
estos recursos de adaptación no son eficaces para producir los resultados esperados es cuando se
identifica una “crisis”, que refiere un estado temporal de desorganización, confusión e incapacidad para
afrontar el medio Slaikeu, (1995)
Muchas son las circunstancias que pueden originar estos estados, unas propias del crecimiento y
desarrollo (crisis de los tres años, crisis de la adolescencia, crisis de la edad madura, etc.), otras
determinadas por algunos acontecimientos vitales que adquieren gran significado para las personas,
(matrimonio, nacimiento de un hijo, fallecimiento de un ser querido, etc.), y finalmente aquellos que
por su aparición repentina y con un potencial o real riesgo para la integridad emocional o física para el
individuo, son las que pueden desembocar también en una crisis, como es el caso de los
desplazamientos. Slaikeu, (1995)
Señala Slaikeu (1995) que uno de los aspectos más evidentes de la crisis en los desplazados, es la
alteración emocional y el desequilibrio experimentado, acompañándose también por sentimientos de
cansancio, desamparo, inadecuación, confusión, ansiedad, dificultades en su funcionamiento familiar y
laboral así como muchos síntomas físicos. Otro efecto de esta desorganización es la reducción de la
capacidad para defenderse, quedando en condiciones de vulnerabilidad emocional y física. De allí que
se haya identificado incremento en la aparición de enfermedades producto, de esta situación Sandin et
al, (1995)
En estos términos un cambio inesperado y abrupto como es el desplazamiento forzado origina en los
individuos severas crisis por las intensas e innumerables experiencias que debe afrontar; cuyos efectos
y duración están condicionados por las circunstancias en que se presenten, la posibilidad de disponer de
mecanismos de afrontamiento personales y de acceder o contar con otros medios de ayuda emocional,
bien sea familiar, comunitaria o profesional. Slaikeu, (1995)
Se pueden identificar algunos de estos aspectos en los hallazgos del Equipo Médicos del Mundo [2000]
en las que una de los principales experiencias del estado emocional de un grupo de desplazados es la de
sentirse diferente a como era antes, y la presencia de frecuentes miedos injustificados. Aparecen
también, en el 65% de los encuestados, crisis de nervios, reacciones de agresividad y crisis de llanto en
cerca de la mitad de los adultos estudiados. Hay un cambio en el estado de alerta general observándose
en este sentido muchas alteraciones en el sueño como es dormir intranquilo y despertase sobresaltado
en el 69% de los adultos y en el 47% de los jóvenes. Como intento de adaptación el 82% de ello buscan
formas para olvidar lo ocurrido. Importante es la perdida de la perspectiva al futuro que en el 70.4% de
los adultos sienten que no pueden esperar nada más adelante, y también producto de esta crisis, en una
tercera parte de ellos se identificó también una desmotivación por el trabajo.
El trabajo, adelantado por la Procuraduría General de la Nación (Álvarez et al, 1998) en una comunidad
reubicada, encuentra que los efectos nocivos del desplazamiento se aprecian más en el grupo de los
niños y jóvenes. Para concluir esto parten de la estimación del estado emocional percibido por sus
padres, quienes consideraron que cerca de un 39% de los casos presentan cambios importantes en el
comportamiento de sus hijos. Posteriormente mediante el análisis de las evaluaciones psicológicas,
realizadas en estos niños confirman estas apreciaciones e informan además otros elementos importantes
acerca del impacto de la condición de desplazamiento. Los niños y jóvenes aparecen con una
considerable diminución en su autoestima, incremento de la agresividad, retraso en su desarrollo,
inseguros, y temerosos. Como con marcadas dificultades en el rendimiento académico. En los grupos de
más edad observaron además una agudización en las relaciones padres – hijos y una actitud más
desafiante y rebelde hacia las figuras de autoridad (Álvarez et al, 1998)
A demás de lo anterior, estos estudios sobre el desplazamiento forzado encontraron que 21 de los 29
síntomas que reportaron como positivos en más del 50% de la población entrevistada. Casi de la
totalidad de la población estudiada por desplazamiento, manifestaron quejas acerca de la presencia de
recuerdos desagradables de lo ocurrido, el 95.7%., hay también elevada frecuencia en las dificultades
asociadas con el sueño, particularmente la sensación de que el sueño no es reparador para el 80.4%,
aparecen también con una elevada frecuencia las quejas por nerviosismo y miedos para el 77.2% y 73.9%
respectivamente. El 69.6% de la muestra reporto haber consultado por problemas de salud, y para el
53.1% los motivos de consulta fueron los dolores generalizados en todo el cuerpo, y las demás quejas el
32.8% de ellas, que motivaron la consulta médica corresponden a sintomatología más específica como
son los problemas por hipertensión, de origen renal, digestivos, problemas asociados a la diabetes, etc.
y las demás manifestaciones sintomáticas comprendieron las molestias y procedimientos de tipo
ginecobstétrico. (Álvarez et al, 1998)
Hernando y Millán (2010) a través de un estudio sobre desplazamiento y sus efectos psicosociales,
encontraron que el 60% de los síntomas es de tipo ansioso, que predominan en el 73.9% por los miedos
y por aquellas de tipo depresivo. Los síntomas que son compatibles con el estrés agudo, aparece el
32,6%, de los casos. Un grupo de expresiones sintomáticas que aparecen con una frecuencia importante,
son las de tipo psicótico, en donde el 42,4% de los entrevistados reportaron sentir más del 60% de las
preguntas que exploran este estado.
Cabe desatar que la familia BO, dado, al hecho de ser expulsado de su tierra de manera hostil, obtienen
la figura de desplazado, por consiguiente, todo lo anterior señalado por la literatura científica sobre el
efecto psicológico del desplazamiento forzado le son aplicado a esta familia y son consecuentes a los
hallazgo en el presente dictamen psicológico.
CONCLUSIONES
El perito psicólogo firmante del presente informe y teniendo encueta los puntos solicitados en el
cuestionario objeto del dictamen, ha redactado su contenido con imparcialidad y con arreglo a su leal
saber y entender, y a los principios de la Psicología. Con todos los respetos al Sr MB y su familia, y al
Juzgado xxxxxxxxx y a todas aquellas personas, entidades y demás, que hacen parte de este proceso,
son emitidas las siguientes conclusiones:

PRIMERA: La familia BO, debido al evento traumático ocurrido en el año 2009 y como consecuencia del
mismo, sufrieron lo que se conoce como trastorno de estrés agudo y en el caso particular del Sr MB
además del anterior trastorno, sufrió Crisis de pánico. Para el momento posterior del evento los
síntomas propios de estos trastornos se encontraban de manera aguda. En la actualidad mantiene
algunos síntomas, pero, no de forma significativa que deteriore por completo la salud mental de los
evaluados. Hay que aclarar, que posterior al suceso en mención la secuela traumática afectaba a la
familia en sus diferentes áreas, personal, laboral educativa (en caso de los hijos), familiar y social. Dado
al apoyo laboral y familiares, la familia BO ha podido superar paulatinamente tal trauma, aun existiendo
indicio de manera leve del trastorno de estrés agudo.
SEGUNDA: La etiología de dicha manifestaciones psicológicas (Trastornos mencionados) se ubica,
verosímilmente, en la influencia directa de un estresor traumático derivado del suceso ocurrido para el
año 2009 exclusivamente y no de otra causa, ya que no existen antecedente traumáticos de otra índole
en los evaluados, por ejemplo abusos físicos, psicológicos, sexuales, agresiones intrafamiliares,
accidentes, algún tipo de catástrofes. Que dieran lugar como consecuencia directa de los trastornos de
estrés agudo o la crisis de pánico en esta familia.
TERCERA: Los resultados obtenidos por la familia BO en la evaluación técnica realizada constituyen
elementos consistentes con una situación de trauma psicológico. La situación del evento estresor para
el año 2009, no solo los afectó de manera personal, sino, que esta afectación se extrapoló en sus
relaciones familiares, económicas, laborales, sociales y educativos en caso de los hijos.

CUARTO: El suscrito Psicólogo Forense pone en manifiesto las impresiones encontradas en este dictamen
psicológico y da a conocer la incidencia y repercusiones que tienen los hallazgos enunciados en este
informe, por lo tanto los interesados deben tomar las decisiones correspondientes al caso.

Leída, se afirma ratifica y Doy fe.


Es cuanto cumple informar
En Ciudad, a xxxxxxxx.
DR. XXXXXXXXXXX
Psicólogo Forense.
Tarjeta profesional; xxxxxxxxxxxxxxxxx.
Auxiliar de Justicia
______________________________
CC xxxxxxxx
Normatividad[39]:
Artículos 233 al 243 capítulo V (Prueba Pericial), Código de Procedimiento Civil Decretos 1400 y 2019 de
1970). Libro primero. “Sujetos del proceso”. Sección primera. “Órganos judiciales y sus auxiliares”.
Título I. “Órganos judiciales”. Capítulo II. “Auxiliares de la justicia”. Artículos 8 al 11. Sección segunda.
“Reglas generales del procedimiento” Título
VIII. “Actuación”. Capítulo I. “Disposiciones varias”. Artículo 107. Capítulo V. “Prueba pericial”.
Artículos 233 al 243.
Acuerdo No 1518 de 2002, Título I; Naturaleza del servicio de los auxiliares de la justicia. Artículos 1 a
4, Ley 1090 de 2006; reglamento del ejercicio de la profesión de psicólogo. Art. 1; Capítulo VI uso de
material psicotécnico. Art 45; psicólogo como perito experto. Y demás normas concordantes con el
ejercicio del perito en Colombia.
Anexo 1. Modelo de Consentimiento Informado.
FORMATO DE CONSENTIMIENTO INFORMADO PARA LA REALIZACIÓN
DE VALORACIONES PSICOLÓGICOS-LEGALES. PARA
DICTÁMENES PSICOLÓGICOS
Numero de radicación_________________________________________
Fecha: día______ mes______ año______
Nombre completo de la persona que se valora psicológicamente:
______________________________________________________________________
Nombre del Representante Legal: (en casos de examen de menores o personas incapaces)
______________________________________________________________________
I. Yo ______________________________________________________________una vez informado sobre
los procedimientos que se llevarán a cabo, de la importancia de los mismos para la valoración psicológica
y las consecuencias posibles que se derivan de la imposibilidad de practicar dicha valoración, otorgo de
forma libre mi consentimiento
Si____ No____ a: ______________________________________________________
(Nombre de la entidad o persona quien realiza la valoración psicológica)
Para la realización dela valoración psicológica legal de:
______________________________________________________________________
Solicitado por: __________________________________________________________
II. Como parte de la realización de esta valoración psicológico legal autorizo efectuar:
Si___ No____ Entrevista psicológica o protocolo de entrevista (en sentido del asunto a tratar) necesaria
para la realización de análisis forenses complementarios.
Sí____ No___ Pruebas psicométricas o pruebas psicológicas (dependiendo del asunto a tratar)
Si____ No___ La realización del registro en video, audio evidencias y hallazgos durante la valoración
psicológica legal.
(En caso de no contar con material audiovisual, omitir este apartado)
Si usted accede (o permite de manera voluntaria, la valoración psicológica del Niño, Niña) a participar
en esta valoración psicológica, se le pedirá responder preguntas en una entrevista (o realizar pruebas
psicológicas, o lo que fuera según el caso)
La participación es este estudio es estrictamente voluntaria. (En caso de niños y niñas con la autorización
de su padres o quien haga la veces de representante legal). La información que se recoja no será de
todo confidencial, ya que se darán a conocer estrictamente a las personas u autoridades que formen
partes del proceso legal (Judicial)
Si tiene(n) alguna duda sobre esta valoración psicológica y sus fines, puede hacer preguntas en
cualquier momento durante su participación en él. Igualmente, puede retirarse del proceso en cualquier
momento sin que eso lo perjudique en ninguna forma.
Es importante que sea lo más sincero posible en la información que proporcione. Cabe aclarar
que los instrumentos psicológicos que se han de utilizar, tienen indicadores de sinceridad que permiten
concluir que tan honesto es usted al responder, al detectarse la no sinceridad de usted, ello puede ser
tomado de manera negativa por parte del destinatario de la información.
Usted tiene derecho a no auto incriminarse, a no denunciar ni a incriminar a sus familiares hasta
el cuarto grado de consanguinidad, primero civil y segundo de afinidad.
Hago constar que el presente documento ha sido leído por mí en su integridad, de manera libre y
espontánea.
_______________________________________________________
Firma
Documento de Identidad: ________________________de______________________
_______________________________________________________
Firma
Documento de Identidad: ________________________de______________________
Firma de quien realiza la valoración psicológica:
_______________________________________________________
Firma
Documento de Identidad: ________________________de______________________
Tarjeta Profesional: ______________________________________________________
NOTA: Tratándose de menores de edad, a los representantes legales se les debe hacer esta declaración
y solicitarle al menor si desea o no ser sometido a la evaluación, cuando de ella se pueda desprender la
incriminación a sus ascendientes o descendientes hasta en el mismo grado de los adultos. Así lo recuerda
el Tribunal Superior de Bogotá en la sentencia de segunda instancia, del 19 de septiembre de 2012, bajo
el radicado 110016000017200705093 01.
NORMATIVIDAD
Ley 1090 de 2006, artículo 2, (n 5º), 13, 36, 50, 52. Ley 1616 de 2013; artículo 6º, numerales 13 y
14. Ley 1098 de 2006; artículo 3, 66. Artículo 34, 62, 1502, 1503, 1504, del Código Civil.
Ley 1306 de 2009.
Resolución 08430 de 1993 del Ministerio de Salud.
Constitución Nacional. Artículo 42, 43, 29.
Corte Constitucional (1992). Sentencia C- 449. Relatoría: Bogotá
Corte Constitucional (1996). Sentencia C- 264. Relatoría: Bogotá
Corte Constitucional (1999). Sentencia C- 449. Relatoría: Bogotá
Corte Constitucional (2011). Sentencia C- 574. Relatoría: Bogotá
Las sentencias: T-760 de 2008, T-216 de 2008, T-653 de 2008, T-560 A de 2007, T-866 de 2006, T-1019
de 2006, T-866 de 2006, T-1019 de 2006, T-1229 de 2005, T-762 de 2004, T-1021 de 2003, T-850 de 2002,
T-823 de 2002, SU- 337 de 1999, C-616 de 1997, C-309 de 1997, C-221 de 1994, T-401 de 1994, T-493 de
1993.
Sentencia C-534 de 2005 de la Corte Constitucional.