Está en la página 1de 13

BA DUAN JIN QI GONG – OCHO PIEZAS DE

BROCADO 八段锦

Las Ocho Piezas de Brocado es un ejercicio de Qigong que se enfoca principalmente en el alineamiento
del cuerpo y subraya la importancia de coordinar los movimientos del cuerpo con la respiración. Es una
práctica tradicional de salud que se desarrolló de las antiguas técnicas Dao Yin. Aunque el término se
dice que ha existido en las dinastías Sui y Tang, es generalmente creído que la forma fue compuesta en
los principios de la dinastía Song del Sur. Las referencias a él se encuentran en los Registros de Hong
Mai de Jian 刀 Jianzhi (夷坚志) escritos en la dinastía Song, hace 800 años.
Brocado se refiere a una tela de seda de la más alta calidad. Ocho piezas de Brocado era nombrado así
por la excelencia de su composición y superioridad en preservar la salud y prevenir enfermedades.
Como práctica terapéutica, puede promover la flexibilidad de los tendones, fortalecer los huesos, nutrir
el Qi, incrementar la resistencia, promover la circulación de Qi y sangre, y regular los órganos internos.
Más aún, el movimiento es suficientemente desafiante para promover la salud pero no dejar al
practicante exhausto.
La investigación moderna ha encontrado que esta forma puede mejorar la función de regulación del
sistema nervioso, ayudar a la circulación de la sangre, y que el efecto de masaje moderado de os
órganos en la cavidad abdominal estimula la función de todos los sistemas fisiológicos y corrige las
reacciones físicas anormales. Las Ocho Piezas de Brocado son efectivas para tratar muchos desórdenes
clínicos.
En el curso de su historia, dos estilos de Ocho Piezas de Brocado se han desarrollado: el estilo parado y
el estilo sentado. El último ha sido dividido en dos ramas durante la dinastía Qing: la rama del Sur y la
rama del Norte. La rama del Norte, atribuida al famoso general Yue Fei, se caracteriza por movimientos
fuertes y complicados. La rama del Sur, atribuida a Liang Shi Cang, se caracteriza por movimientos
simples y suaves.
En las últimas etapas, versos nemotécnicos fueron compuestos para Las Ocho Piezas de Brocado para
facilitar la recitación y memorización. Estos eran constantemente revisados hasta alcanzar una forma
estándar durante el comienzo del reino de Guangxu de la dinastía Qing.
Empuja arriba el cielo con ambas manos para regular los tres energizantes.
Izquierda y derecha, el arco es tendido, como apuntando para disparar.
Alternar levantando una mano para regular el bazo y estómago.
Mirar hacia atrás alivia tensiones y lesiones.
Balancear la cabeza y menear la cola elimina el fuego de corazón.
Tirar los dedos de los pies hacia arriba y abajo fortalece los riñones y cintura.
Cerrar los puños y mirar incrementa el poder y el Qi.
Siete rebotes de los talones ayudan a alejar todas las enfermedades.

El estilo sentado de Las Ocho piezas de Brocado, compuesto de 12 partes, primero aparece en Los
Métodos de Cultivación de la Mente en Personas Vivas, Huo Ren Xin Fa (活人心法) por Zhu Quan
durante la dinastía Ming, en los que se llamaba “Ba Duan Jin Dao Yin Fa” (Ocho Piezas de Brocado
Dao Yin). En un trabajo posterior por Leng Qian, Lo Esencial de Obtener la Longevidad, Xiu Ling Yao
Zhi (修龄要旨), fue renombrado “Ba Duan Jin Fa” (Método de las Ocho Piezas de Brocado). Xu Wen
Bi de la dinastía Qing lo cambió a “Shi´er Duan Jin” (Doce Piezas de Brocado) en La Verdadera
Transmisión de Obtener Longevidad, Shou Shi Chuan Zhen (叫寿世传真) y elaboró los movimientos
de cada sección. Muchos otros trabajos importantes de nutrición de la vida también incluyen las Ocho
Piezas de Brocado, tales como: Claves para la Cultivación, Lei Xiu Yao Jue (类修要诀) de Hu Wen
Huan, Ocho Ensayos para Mantener la Vida, Zun Sheng Ba Jian (遵生八笼) por Gao Lian, y
Experiencia en la Nutrición de la Vida, Bao Sheng Xin Jian por Tie Feng Ju Shi, para nombrar algunos.
Origen y desarrollo
“Ba ” (ocho) en Ba Duan Jin no se refiere puramente a ocho secciones, fragmentos u ocho
movimientos, sino manifiesta que este ejercicio contiene múltiples elementos que se condicionan,
se entrelazan y funcionan de modo circular. Gao Lian, estudioso de la dinastía Ming (1368-1644),
escribió en el capítulo “Método de guía en Ba Duan Jin” de la obra Ocho Aspectos de la Atención
Médica que “al ejercitar el Ba Duan Jin entre la una de la madrugada y el mediodía, los
practicantes pueden sentirse en armonía con el universo y los ocho trigramas constituyen buen motivo
de ello”.
Jin, que en idioma chino significa algo brillante y hermoso como el brocado, también puede
entenderse como una serie de ejercicios saludables tan perfecta como una sábana de seda.
El término Ba Duan Jin apareció por vez primera en el libro Registro del Oyente - Selecciones
de Cuentos Sobrenaturales Chinos ( yi jian zhi), escrito por Hong Mai (1123-1202) de la
dinastía Song del Sur (1127-1279). “Li Siju fue nombrado mayordomo del emperador en 1117, año
séptimo del reinado Zheng he...Comenzó a levantarse a medianoche, sentándose a practicar la
respiración profunda y el auto-masaje, lo cual fue llamado Ba Duan Jin”. Ello demuestra que
estos ejercicios eran populares en China durante esa época.
Ba Duan Jin se practica en dos posiciones principales, parado y sentado. Por su facilidad y
popularidad, el estilo parado constituye la base de la compilación de Ba Duan Jin en la Serie de
Qigong para la Salud.
Durante la dinastía Ming y la subsiguiente Qing (1644-1911), el estilo parado de Ba Duan Jin
experimentó un gran desarrollo y fue ampliamente difundido. La denominación oficial Ba Duan Jin
se dio por primera vez en Nuevo libro ilustrado sobre la protección de la salud -Ba Duan Jin (xin chu
bao shen tu-ba duan jin) de las postrimerías de la dinastía Qing, gracias al cual quedaron formados de
modo integral los ejercicios del estilo parado. En él una canción recomienda: “mantener las manos
unidas en alto con las palmas hacia arriba como para sostener el Cielo y regular sanjiao , posar en
actitud de un arquero disparando a la izquierda y a la derecha como para alcanzar al buitre;
mantener una mano en alto para regular las funciones del bazo y el estómago, mirar hacia atrás
para prevenir cinco lesiones (se refiere al padecimiento de los cinco órganos: corazón, hígado,
bazo, pulmones y riñones) y siete factores patógenos; balancear la cabeza y las nalgas para eliminar
alteraciones patológicas, hacer vibrar la espalda siete veces para eliminar las cien
enfermedades; formar puños y proyectar una mirada airada para aumentar energías, levantar y bajar
con las manos los talones para reforzar los riñones”. Así quedaron completados los ejercicios
tradicionales Ba Duan Jin.
Muchas escuelas aparecieron como parte del desarrollo de Ba Duan Jin, resumiéndose en general
dos: del Sur y del Norte. La primera es más moderada y trabaja principalmente el estilo parado,
mientras que la segunda es más firme y se basa más en el estilo mabu o pose de caballo. Sin
embargo, los registros de sus movimientos muestran que ambas comparten el mismo origen, se
han penetrado mutuamente, y se han convertido en escuelas con mayores similitudes entre la una y
la otra debido a la influencia recíproca.
Existe una gran controversia sobre quién y cuándo inventó el Ba Duan Jin, pero está claro que este
tipo de ejercicios se benefició de las contribuciones de los especialistas en calobiótica y los
practicantes a lo largo de las épocas.
En la década de los 70 del siglo XX, las excavaciones arqueológicas permitieron descubrir
tumbas de un alto funcionario y familiares de la dinastía Han (206 a.n.e.-220 n.e.) en Changsha,
capital de la central provincia china de Hunan. En Ilustraciones de la conducción (dao yin tu)
desenterrada en esa ocasión vemos que por lo menos cuatro son muy similares a los ejercicios
de Ba Duan Jin - “Posar en actitud de arquero disparando a la izquierda y a la derecha como
para alcanzar al buitre”, “Mantener una mano en alto para regular las funciones del bazo y el
estómago”, “Levantar y bajar con las manos los talones para reforzar los riñones”, “Hacer vibrar la
espalda siete veces para eliminar todas las enfermedades”. Ilustraciones muy parecidas pueden
encontrarse en el libro Notas sobre el cultivo de la cualidad y la prolongación de la vida (yangxing
yanming lu) de Tao Hongjing (456-536) de las dinastías del Sur y el Norte (420-589).

MÉTODO DE PRÁCTICA

Ocho Piezas de Brocado estilo parado

SECCIÓN 1: SOSTENER EL CIELO CON LAS MANOS PARA REGULAR LOS TRES
ENERGIZANTES

Pararse de forma natural y relajada, con los pies separados ancho de hombros. Concentrar la mente y
calmar la respiración. La lengua toca el paladar superior, y el Qi se hunde en el Dan Tian. Inhalar por la
nariz y exhalar por la boca. Lentamente elevar ambas manos y extender los brazos frente al abdomen.
Girar las manos a los lados, palmas mirando hacia abajo. Volver las palmas hacia arriba y entrelazar los
dedos en frente del abdomen inferior. Mientras se inhala, levantar las manos hacia arriba a lo largo del
Vaso Controlador (Ren Mai) hasta el nivel de los hombros. Cuando las muñecas están alineadas con los
codos y hombros, girar las palmas hacia arriba y levantar los brazos extendiéndolos por encima de la
coronilla. Levantar la cabeza y mirar el dorso de la mano un momento. Al exhalar, girar las manos
hacia abajo desde ambos lados y colocarlas en frente al abdomen inferior, con los dedos entrelazados,
palmas mirando hacia arriba. Volver a una postura preparatoria, tomar un corto descanso, y repetir el
movimiento de 6 a 8 veces.
Nota: Usar respiración abdominal invertida cuando se levantan los brazos. No encoger los hombros
cuando se levantan los brazos a lo largo del Vaso Controlador. Cuando los brazos están encima de la
coronilla, usar un poco de fuerza para empujar hacia arriba a fin de ejercer una tracción en el triple
energizante (San Jiao).
Esta práctica estira las cuatro extremidades y tronco, mientras que también regula los músculos,
articulaciones, y tendones en los brazos, cuello, espalda y cintura. Es usada para prevenir y tratar
espondilitis cervical, hombro periférico, artritis y dolor de espalda. Más aún, puede incrementar el
rango de movimiento del diafragma y profundizar la respiración. Por lo tanto, el cerebro es
suministrado con suficiente sangre oxigenada para aliviar fatiga. Adicionalmente, los movimientos de
expansión y contracción de los músculos abdominales en respiración invertida ejercen un efecto de
masaje a los órganos internos, mejorando la circulación de la sangre de los órganos en ambas cavidades
abdominal y pélvica.

SECCIÓN 2: TENDER EL ARCO A IZQUIERDA Y DERECHA COMO APUNTANDO PARA


DISPARAR

Pararse calmadamente y relajado. Dar un paso a un lado con el pie izquierdo y adoptar una postura de
caballo. Flexionar las rodillas, ejerciendo una tensión hacia adentro leve. Ejercer una presión hacia
abajo con los pies, y sentarse en la postura, como montando un caballo. Cerrar las manos sueltamente y
descansar los codos a ambos lados de las caderas, manteniéndolos a un puño de distancia alejado de la
articulación de la cadera. Ahora inhalar, estirar los brazos hacia adelante, y levantarlos a nivel del
pecho. Flexionar el brazo izquierdo como tensando la cuerda de un arco y tirar el arco hacia atrás
completamente. Al mismo tiempo, extender la mano derecha a la derecha como maniobrando una
flecha, con los dedos en gesto de espada. Girar la cabeza a la derecha y mirar en la dirección de la
flecha, imaginando que la flecha está esperando a ser liberada. Mientras se exhala, girar las manos
hacia abajo y luego arriba bilateralmente en frente del pecho. Finalmente, moverlas hacia abajo para
descansar a cada lado de la articulación de la cadera. Al mismo tiempo, traer el pie izquierdo devuelta a
su posición original y continuar con la postura de parado. Repetir los movimientos alternativamente 6 a
8 veces en cada lado.
Nota: al levantar los brazos desde los lados hasta el nivel del pecho, es común girar atrás y adelante y
encoger los hombros. Esto puede corregirse al agarrar el suelo firmemente con ambos pies, acumulando
el Qi en el Dan Tian, hundiendo los hombros, y dejando caer los codos.
El propósito de este movimiento está en las rotaciones de las vértebras cervicales, torácicas y lumbares,
que ayuda a mejorar la circulación de la sangre en esas regiones, y particularmente a la cabeza. Al
mismo tiempo, la práctica da un masaje rítmico al corazón y pulmones, por lo tanto fortaleciendo la
función de estos órganos. Adicionalmente, los movimientos de estirar los brazos, expandir el pecho, y
rotar el cuello entrenan los músculos, huesos y tendones de las áreas correspondientes.

SECCIÓN 3: ALTERNAR LEVANTAR UNA MANO PARA REGULAR EL BAZO Y EL


ESTÓMAGO
Pararse calmadamente y relajado, con los brazos a los lados, las palmas presionando hacia abajo, y
dedos apuntando hacia adelante para formar la postura de Poste Parado presionando hacia abajo. Con
los dedos apuntando hacia ellos mismos, asumir la postura “sostener la bola” “poste parado”. A medida
que uno inhala, girar las palmas de cara hacia abajo. Lentamente levantar la mano izquierda hacia
arriba desde el lado izquierdo, con la palma empujando hacia arriba y los dedos apuntando a la derecha.
Estirar el brazo justo por encima de la cabeza. Al mismo tiempo, presionar la mano derecha hacia
abajo, con los dedos apuntando hacia adelante. Empujar ambas manos en direcciones opuestas por un
momento y exhalar, mientras lentamente se baja la mano izquierda y se levanta la derecha. Girar
ambas manos, con las palmas mirando hacia arriba frente al abdomen inferior. Los dedos de cada mano
deben apuntar hacia los otros como en la postura inicial. Repetir el movimiento de 6 a 8 veces.
Nota: cuando se empuja las manos en direcciones opuestas, el cuerpo es propenso a inclinarse, debido a
la aplicación dispareja de la fuerza. Por lo tanto, durante la práctica, usar la fuerza de forma pareja para
mantener un alineamiento vertical.
El efecto de esta práctica principalmente se dirige al Jiao medio de los tres calentadores. El movimiento
de alternancia hacia arriba y debajo de los brazos causa la tracción de los músculos de los flancos,
hígado, vesícula biliar, bazo, estómago y otros órganos, por lo tanto promoviendo la peristalsis en el
estómago e intestinos, y mejorando la digestión.
SECCIÓN 4: MIRANDO HACIA ATRÁS ALIVIA LOS CINCO IMPUESTOS Y SIETE DAÑOS

Pararse calmada y relajadamente como antes. Presiona los puntos Lao Gong (PC8) en la palma
izquierda contra el Dan Tian inferior en el abdomen y cubrir el dorso de la mano izquierda con la palma
derecha. Usando respiración abdominal, inhalar de forma que el abdomen esté lleno, y a medida que se
exhala, girar la cabeza a la izquierda y mirar hacia atrás por sobre el hombro izquierdo, visualizando
interiormente el punto YOng Quan R1 izquierdo para conducir el QI hacia allí. Mantener esto por un
momento y luego, al inhalar, rotar la cabeza hasta la parte trasera y conducir el Qi desde el punto Yong
Quan hacia arriba por la parte trasera de las piernas hasta el Wei Lü en el coxis hasta el punto Ming
Men Du4 entre los riñones. Exhalar, y girar la cabeza hacia la derecha, mirando hacia atrás por sobre el
hombro derecho. Repetir los movimientos de 6 a 8 veces.
Nota: girar la cabeza el mismo número de grados a cada lado y mantenerla paralela con los hombros.
Evitar rotar la columna cuando se gira la cabeza.
Este ejercicio involucra toda la columna, los muslos, y el movimiento del cuerpo entero, por lo tanto
mejorando la función del sistema nervioso. Puede ser usado para aliviar la fatiga y regular la sangre y
el Qi de los órganos internos. También previene y trata la hipertensión, espondilosis cervical y
enfermedades oftalmológicas.

SECCIÓN 5: BALANCEAR LA CABEZA Y MENEAR LA COLA ELIMINA EL FUEGO DEL


CORAZÓN

Pararse calmada y relajadamente. Dar un paso a un lado con el pie izquierdo a una postura de caballo.
Las dos manos presionan contra las rodillas con los dedos girados hacia dentro y los brazos y codos
ejerciendo una fuerza hacia afuera. Exhalar y guiar el Qi hacia abajo desde el Dan Tian a la planta del
pie. Ahora inhalar, y, pivotando desde la cintura, girar el tronco hacia el lado frontal izquierdo hasta que
la cabeza está directamente por encima de la rodilla izquierda y la articulación de la cadera se lleva
hacia abajo a la derecha. Mirar a la punta de los dedos del pie derecho. Enderezar el brazo derecho y
flexionar a la izquierda para ayudar a girar la cintura. Sostener esta postura por un momento y luego
exhalar. Repetir el movimiento hacia la izquierda y la derecha de 6 a 8 veces.
Nota: durante la práctica, algunos tienden a flexionar la cintura, bajar la cabeza mucho, o rotar
demasiado o demasiado poco el cuerpo. Esto puede corregirse al asegurar que la cabeza no se extienda
más allá de los dedos de los pies y la rotación hacia izquierda y derecha sean iguales, aproximadamente
90 grados.
Esta práctica enfatiza la importancia de la calma y relajación para aliviar el estrés. Requiere que el
practicante conduzca el Qi hacia abajo desde el Dan Tian hacia el punto Yong Quan y sostener la mente
allí mientras se exhala. Al hacer esto, el Qi y la sangre van a descender así como también, despejar el
fuego de corazón y clarificar la mente. Más aún, los movimientos de la cintura y cuello mejoran la
circulación del Qi en los canales Chong Mai, Du Mai y Ren Mai. Este ejercicio puede ser usado para
tratar prevenir enfermedades cervicales y lumbares, junto con el insomnio, inquietud y palpitaciones.

SECCIÓN 6: TIRAR LOS DEDOS DE LOS PIES ARRIBA Y ABAJO FORTALECE LOS
RIÑONES Y LA CINTURA

Pararse de forma calmada y relajada. Enderezar ambas piernas y descansar las manos a cada lado de la
cintura, con los cuatro dedos presionando en el punto Shen Shu V23. Inhalar y flexionar el tronco hacia
atrás. Al exhalar, flexionar hacia adelante y deslizar las manos a lo largo del canal de la Vejiga hasta el
talón y luego hacia adelante hasta la punta del pie. Luego de sostener la mente en el punto Yong Quan
R1 por un momento, inhalar y lentamente enderezar el cuerpo. Levantar las manos y descansarlas a los
lados de la cintura. Con la mente, llevar el QI hasta la cintura y luego conscientemente sostenerlo en el
punto Ming Men Du4. Repetir el movimiento de 6 a 8 veces.
Nota: Durante la práctica, es común hacer una flexión exagerada hacia atrás, causando que las rodillas
y la cintura se hiperextiendan. Esto puede ser corregido al flexionar hacia atrás solo hasta el punto en
que el cuerpo puede permanecer estable y bien balanceado. Cuando se flexiona hacia adelante,
mantener las rodillas derechas, y no excederse de la propia capacidad personal.
Este ejercicio apunta a la región lumbar. La cintura es la casa de los riñones, por lo tanto el movimiento
a largo plazo de la región lumbar puede ablandar el canal Cinturón Dai Mai y abrir los vasos
Controlador Ren Mai y Gobernador Du Mai. Practicar fortalece los riñones, despeja la mente, y mejora
la visión. Los practicantes con hipertensión y esclerosis cerebral-vascular, sin embargo, deben evitar
bajar la cabeza demasiado.

SECCIÓN 7: APRETANDO LOS PUÑOS Y MIRANDO FUERTEMENTE INCREMENTA EL


PODER Y EL QI

Parase calmada y relajadamente como antes. Mientras se inhala, dar un paso a un lado con el pie
izquierdo hasta una postura de caballo. Levantar las manos hasta el nivel de la cintura, con los puños
medio cerrados y las palmas mirando hacia arriba cerca de tres puños de separación. Colocar las manos
como si se sostuviera la luna y sostener la mente en el Dan Tian o el punto Ming Men Du4. Mientras se
exhala, golpear hacia adelante con el puño izquierdo, ligeramente girando la cabeza hacia la izquierda y
abriendo bien los ojos para mirar hacia afuera en la distancia, observando por encima del puño
izquierdo. Al mismo tiempo, llevar el puño derecho hacia atrás de modo que los dos brazos ejercen
fuerza en direcciones opuestas. Sostener esto por un momento y luego llevar los puños devuelta a la
cintura. Ahora relajar los brazos, circulando las manos hacia afuera y gradualmente volviéndolas a los
lados. Retraer el pie izquierdo y continuar con la postura de pie. Repetir el movimiento de 6 a 8 veces.
Nota: hay una tendencia a encoger los hombros, colapsar la cintura, o cerrar los ojos durante la
práctica. Para corregir esto, relajar la cintura, bajar las caderas, hundir los hombros, y dejar caer los
codos. Acumular el Qi en el Dan Tian, mantener la columna recta, y los ojos bien abiertos.
Esta sección se enfoca principalmente en movilizar los músculos de las cuatro extremidades, cintura y
ojos.

SECCIÓN 8: SIETE REBOTES DE LOS TALONES AYUDAN A ALEJAR TODAS LAS


ENFERMEDADES
Pararse calmada y relajadamente, con las piernas estiradas separadas un pie. Dejar que los brazos
cuelguen naturalmente a los lados, con los codos y los brazos ligeramente flexionados, y mantener la
mente en el Dan Tian. Al inhalar, presionar las palmas hacia abajo, levantar los talones, y tirarse a sí
mismo hacia arriba desde la punta de la cabeza. Al exhalar, dejar caer los talones al suelo y bajar las
manos a los lados, relajando todo el cuerpo. Repetir los movimientos 7 veces.
Nota: antes de levantar los talones, ligeramente abrir los dedos de los pies para ayudar al cuerpo en el
balance. Mantener la cabeza erguida, con el punto Bai Hui Du20 mirando hacia arriba. Presionar las
manos hacia abajo para estirar completamente la columna. Las personas con enfermedades de columna
se aconseja que bajen los talones lentamente sin usar fuerza excesiva.
Las vibraciones del rebote rítmico de los talones pueden ejercitar los tendones de las articulaciones de
la columna y eliminar el Qi turbio desde el punto YOng Quan. Adicionalmente, puede prevenir
desórdenes de columna al mejorar la circulación del líquido cefalorraquídeo y la función del sistema
nervioso.

Funciones y efectos:
Posición preparatoria
Calma la mente y regula la respiración para poner los órganos en estado de descanso. El cuerpo al
adoptar una postura recta y centrada prepara la mente y el cuerpo para iniciar la práctica.

Ejercicio 1. Mantener las manos unidas en alto con las palmas hacia arriba para
sostener el Cielo y regular sanjiao
El propósito de este pase es animar las funciones de sanjiao. El movimiento de las manos arriba y
abajo con los dedos cruzados y los músculos estirados ayuda a una apropiada circulación sanguínea y
de energía vital dentro de los órganos.
Al estirar los músculos y los ligamentos alrededor de las articulaciones y los tejidos blandos en la parte
superior del cuerpo, la flexibilidad de las articulaciones se incrementa, lo que ayuda a curar los
problemas de los hombros y prevenir afectaciones alrededor del cuello.

Ejercicio 2. Posar en actitud de un arquero disparando a la izquierda y a la derecha


como para alcanzar al buitre
Estirar los hombros y el pecho al imitar la postura de un arquero puede estimular algunos
meridianos como dumai y una serie de puntos como shuxue en la columna vertebral por la
espalda, mientras regula la energía interna de canales como el meridiano de pulmón taiyin de la
mano.
Este ejercicio también ayuda a desarrollar los músculos de las extremidades inferiores, así como a
mejorar el equilibrio y la coordinación. Con el mejoramiento de la fuerza muscular de los antebrazos
y las manos se desarrolla también la flexibilidad de la muñeca y las falanges de los dedos.
Además, permite corregir posturas no saludables, como la espalda doblada o los hombros
encorvados, ayudando a prevenir problemas en los hombros y el cuello.

Ejercicio 3. Mantener una mano en alto para regular las funciones del bazo y el
estómago
El alzar y bajar las manos en direcciones opuestas tiene el efecto de estiramiento de la cavidad
del abdomen de manera que masajea órganos como el bazo y el estómago. Además, se estimulan
los canales y colaterales alrededor del abdomen y las costillas y algunos puntos de la columna
vertebral como shuxue, lo que permite regular la circulación de la energía de los canales y colaterales
entre los órganos.
Este ejercicio fortalece las articulaciones y músculos menores en la columna vertebral y
desarrolla la flexibilidad y estabilidad de la propia columna, lo que ayuda a prevenir y curar
dolencias en los hombros y el cuello.

Ejercicio 4. Mirar hacia atrás para prevenir cinco lesiones y siete factores
patógenos
Este ejercicio es favorable para combatir los desórdenes relacionados con el corazón, el hígado,
el bazo, los pulmones y los riñones, así como el estrés provocado por la alegría, el enfado, la
melancolía, el ansia, el pesar, el miedo y el terror, los siete factores que afectan la salud de una persona
desde el interior.
Los movimientos de estiramiento ayudan a ejercitar los órganos de las cavidades pectoral y abdominal.
Al mirar atrás se estimulan puntos como dazhui en el cuello y shuxue en la columna vertebral,
desarrollando sus efectos de prevención y cura de las cinco lesiones y los siete factores patológicos
arriba mencionados.
Este ejercicio también ayuda a mejorar la fuerza de estiramiento de los grupos de músculos del
cuello y los hombros, los movimientos del cuello y los músculos alrededor de los ojos, de manera
que evita la fatiga de los músculos de los ojos, así como enfermedades y lesiones en los hombros, el
cuello y la espalda.
Además, mejora la circulación de la sangre del cuello y el cerebro, al punto de descargar el sistema
nervioso central.

Ejercicio 5. Balancear la cabeza y las nalgas para eliminar alteraciones patológicas


El estrés interno como el relacionado con el corazón puede eliminarse al agacharse y balancear las
nalgas para estimular la columna vertebral y el meridiano “dumai”, que pasa por ésta.
Balancear la cabeza estimula puntos como “dazhui” en la nuca ayudando a regular la circulación de
la energía interna y eliminar el estrés interno.
Durante el balanceo, las secciones de la cintura y el cuello en la columna vertebral se meten
hacia adentro, inclinadas y viradas, lo que involucra a los grupos de músculos alrededor del
cuello, la cintura, el abdomen, las nalgas y las caderas. El balanceo también aumenta la
flexibilidad de las articulaciones relacionadas y desarrolla los músculos en esas áreas.
Ejercicio 6. Levantar y bajar con las manos los talones para re forzar los riñones
Con una enérgica flexión e inclinación de la parte superior del cuerpo se logra estimular la
columna vertebral, el meridiano “dumai” en ésta y otros puntos como mingmen, yangguan y
weizhong. Estos movimientos también ayudan a prevenir y tratar enfermedades crónicas del sistema
urogenital, fortaleciendo los riñones y la cintura.
Una enérgica flexión e inclinación de la columna vertebral ayuda a desarrollar la fuerza y la
flexibilidad de los grupos de músculos del tronco, al tiempo que masajea los riñones, la glándula
adrenal y la uretra, además de mejorar su funciones y rejuvenecer sus operaciones.

Ejercicio 7. Formar puños al frente y proyectar una mirada airada para aumentar
energías
En la medicina tradicional china se cree que el hígado controla los tendones y se expresa a
través de los ojos. Proyectar una mirada con brillo puede estimular los canales del hígado, así
como mejorar la circulación de la sangre y ayuda a cultivar la energía vital.
Agacharse, apretar el piso con los dedos de los pies, cerrar el puño, torcer las muñecas y mantener las
manos con los dedos en posición de garras con fuerza puede estimular meridianos como “dumai” y los
puntos de acupuntura “shuxue” en la espalda, así como los meridianos “sanyin” y “sanyang” de
las manos y los pies. También ayudan a relajar los músculos, tendones y ligamentos. El
ejercicio prolongado puede fortalecer los músculos y el cuerpo en general de la persona.

Ejercicio 8. Hacer vibrar la espalda siete veces para eliminar las cien enfermedades
Este ejercicio puede estimular los canales y colaterales de los pies, así como regular las
funciones de los órganos relacionados. Golpear el suelo con los talones puede estimular a la
columna vertebral y sus canales y colaterales, además de mejorar la circulación de la sangre y la
energía interna, para adquirir un equilibrio interno.
También ayuda a desarrollar los grupos de músculos de la pantorrilla y ejercitar los músculos y
ligamentos de los pies, desarrollando la capacidad de equilibrio de la persona.
Golpear el suelo con los talones puede estimular las articulaciones en las extremidades inferiores y la
columna vertebral, así como relajar los músculos del cuerpo.

Posición de cierre
Este ejercicio reasienta la circulación de la energía interna, pone a punto el cuerpo, relaja los
músculos, refresca la mente y consolida los efectos de los ejercicios, ayudando a la persona a
retomar el estado de calma experimentado antes del comienzo de los ejercicios.

Fuente: CHINESE MEDICAL QIGONG. Tianjun Liu y Kevin W Chen. Editorial SINGING
DRAGON. 2010. P239-244. ISBN 978 1 84819 023 8

Ba Duan Jin, Qigong Chino para la Salud. Compilado por la Asociación China de Qigong para la
Salud. Ediciones en Lenguas Extranjeras. 2012. ISBN 978-7-119-05449-0