Está en la página 1de 7

MODELO DE SENTENCIA DE LA CORTE SUPREMA DE TITULO SUPLETORIO

Corte Suprema – Sala Civil transitoria


Expediente: Casación 3692-2006 LIMA
[TITULO SUPLETORIO]
Fecha de vista de la causa: 15 de agosto de 2007
Fecha de publicación en El Peruano: 02 de enero de 2008

Recurso : Casación
Recurrente: LUIS JEANS PIERRE ZUMAETA ROBLEDO
Demandado: Adith Leonor Sánchez Rojas y otros
Pretensión: TITULO SUPLETORIO
Decisión: DECLARANDO INFUNDADO el recurso de casación interpuesto por
LUIS JEANS PIERRE ZUMAETA ROBLEDO, por propio derecho y en
representación de MARIA JOSE DIAZ VARGAS; NO CASARON la resolución de
vista de fojas trescientos cuarenta y siete, su fecha veintidós de agosto del dos mil
seis
OTORGAMIENTO DE TITULO SUPLETORIO
Lima, quince de agosto Del dos mil siete.- LA SALA CIVIL TRANSITORIA DE LA
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPUBLICA; vista la causa número tres
mil seiscientos noventa y dos - dos mil seis, en Audiencia Pública de la fecha,
producida la votación con arreglo a ley, emite la siguiente sentencia.

MATERIA DEL RECURSO


Se trata del recurso de casación interpuesto por LUIS JEANS PIERRE ZUMAETA
ROBLEDO, por propio derecho y en representación de MARIA JOSE DIAZ
VARGAS, contra la resolución de vista de fojas trescientos cuarenta y siete, su
fecha veintidós de agosto del dos mil seis, que, desaprobando la consulta venida en
grado de la sentencia de fecha veintitrés de mayo del dos mil seis, obrante a fojas
doscientos ochenta y uno, que declaró fundada la demanda de fojas veintidós,
declara nula la referida sentencia, nulo todo lo actuado desde fojas veintinueve e
improcedente la demanda, dejando a salvo el derecho de los actores para que lo
hagan valer con arreglo a ley.
FUNDAMENTOS DE HECHO
Mediante resolución de fojas veintidós del cuadernillo de casación, su fecha trece
de diciembre del dos mil seis, esta Sala Suprema ha declarado procedente el
recurso de casación por las causales previstas en el artículo 386 del Código
Procesal Civil, relativas a la infracción normativa que incida directamente sobre la
decisión contenida en la resolución impugnada o en el apartamiento innovativa del
precedente judicial. Respecto de la primera causal los recurrentes señalaron que el
Adjetivo ha inaplicado el artículo 2018 del Código Civil que dispone que para la
primera inscripción de dominio se debe exhibir títulos por un periodo ininterrumpido
de cinco años o en su defecto, títulos supletorios, señalando por el contrario que los
demandantes carecen de interés para obrar por cuanto se ha acreditado que el
causante Sánchez Rojas, su sucesión y los demandantes no son propietarios sino
posesionarios del bien sub litis sin tener en cuenta que los títulos supletorios
proceden únicamente en el caso de predios no inscritos; En cuanto a la segunda
causal, refieren que la fundamentación establecida en la recurrida referida a que el
causante así como que sus sucesores que suscribieron el contrato de compraventa
de derechos y acciones sobre el bien materia de litis, solo corresponde a derechos
posesorios; que para ello está reservada la acción de prescripción adquisitiva de
dominio que constituye una forma de adquisición de propiedad a fin de consolidar
la posesión, en tanto el título supletorio está reservado para la persona que no tiene
título comprobativo de su derecho de propiedad , lo cual -indican- carece de
motivación fáctica y jurídica por cuanto los argumentos de la sala no están
corroborados con norma de derecho material que lo sustente, lo que importa una
violación al debido proceso; asimismo indican que la Corte estableció que los
actores carecen manifiestamente de interés para obrar así como que no existe
conexión lógica entre los hechos el petitorio de la demanda de acuerdo a los incisos
2 y 4 del artículo 427 del Código Procesal Civil, bajo la consideración de que los
actores han acreditado ser titulares de derecho y acciones posesorias de la
sucesión de Ramón Sánchez Rojas, a quienes no les asiste el derecho para la
presente acción, toda vez que éstos no son propietarios sino posesionarios del bien,
lo que señalan los recurrentes no es cierto en tanto cuentan con interés para obrar:
Agregan que el Adjetivo tanto en el sexto como el sétimo considerando han
violentado los principios de legalidad y congruencia procesal; VISTOS y

CONSIDERANDO

PRIMERO.- Que, esta Sala ha establecido que cuando se invocan causales


sustantivas y procesales, es menester analizar primero éstas últimas relativas a
vicios en la sentencia recurrida, porque de ampararse una causal adjetiva resulta
innecesario emitir pronunciamiento de los demás agravios sustantivos denunciados,
atendiendo a que conforme al numeral 2.1 del artículo 396 del Código Procesal Civil,
se debe declarar la nulidad de la resolución recurrida y ordenarse la expedición de
nuevo fallo por el Colegiado Superior; por lo que en este caso se analizará primero
la causal de contravención de las normas que garantizan el derecho a un debido
proceso
SEGUNDO.- Que, el derecho a la tutela jurisdiccional efectiva es un derecho
de nivel constitucional contemplado en el artículo 139, inciso 3 de la Carta
Fundamental, el mismo que consiste en un atributo subjetivo que comprende una
serie de derechos que se pueden clasificar: i) como los que brindan acceso a la
justicia: derecho de acción y de contradicción; ii) los que garantizan del debido
proceso incoado: derecho al juez natural, defensa, imparcialidad, independencia,
ofrecer medios probatorios, instancia plural, motivación de las resoluciones
judiciales); y, iii) los que garantizan la ejecución de lo resuelto
TERCERO.- Que, en el primer rubro de derechos que comprenden la tutela
jurisdiccional efectiva, esto es, los que brindan acceso a la justicia, destaca el
derecho de acción, en virtud del cual cualquier persona tiene el derecho de
promover la actividad jurisdiccional del Estado, sin que se le obstruya, impida o
disuada irrazonablemente; lo que significa que si hay razonabilidad para evitar el
trámite de la petición, esto no viola el derecho de acción sino que armonizará con
la Constitución; de allí que el derecho de acción tiene requisitos que cumplir los
cuales son: a) los presupuestos procesales; y, b) las condiciones de la acción;
pudiendo el Juzgador incluso verificar el cumplimiento de estos requisitos al
momento de interponerse la demanda, en la fase o etapa de saneamiento respectiva
e incluso al momento de sentenciar tal como lo establece nuestro ordenamiento
procesal civil

CUARTO.- Que al efecto, como señala la doctrina procesal: "La demanda,


conforme al Código Procesal Civil, será declarada improcedente cuando el
demandante carece evidentemente de legitimidad para obrar, cuando el
demandante carece manifiestamente de interés para obrar, cuando el Juez advierta
la caducidad de la pretensión procesal planteada, cuando el Juez carece de
competencia, cuando no exista conexión lógica entre los hechos expuestos y la
pretensión procesal propuesta, cuando ésta fuese jurídica o físicamente imposible
o cuando contenga una indebida acumulación de pretensiones (Artículo 427 Código
Procesal Civil). La pretensión procesal será desestimada si el demandante no
acredita los fundamentos de hecho que sirven de sustento precisamente de su
pretensión procesal." (Carrión Lugo, Jorge. "Tratado de Derecho Procesal Civil",
Volumen I, primera Edición. Enero dos mil, Editora Jurídica Grijley-Lima-Perú)

QUINTO.- Que, en el caso concreto la resolución recurrida ha declarado


improcedente la demanda sobre otorgamiento de título supletorio interpuesta por
los recurrentes en contra de los demandados Ramón Sánchez Rojas, Adith Leonor
Sánchez Rojas, Felipe Gigno Sánchez Rojas, Edith Lorenza Sánchez Rojas, César
Germán Sánchez Rojas y Enith Sánchez Rojas, por encontrarse incursa en las
causales de improcedencia previstas en los incisos 2 y 4 del artículo 427 del Código
Procesal Civil, relativas a la falta de interés para obrar y la inexistencia de conexión
lógica entre los hechos y el petitorio, respectivamente
SEXTO.- Que, es preciso señalar que de acuerdo a lo dispuesto en el artículo
504 inciso 1 del Código Procesal Civil, está facultado para demandar título
supletorio el propietario de un bien que carece de documento que acredite su
derecho - sea por ejemplo por supuestos de deterioro, pérdida o destrucción - contra
su inmediato transferente o los anteriores a éste o sus respectivos sucesores para
obtener el otorgamiento del título de propiedad correspondiente, debiendo el actor
cumplir para ello con los requisitos especiales que establece el artículo 505 del
mismo Cuerpo Procesal
SEPTIMO.- Que, de acuerdo a lo acreditado en autos los demandantes han
interpuesto su demanda adjuntando un contrato privado de compraventa con firmas
legalizadas del catorce de febrero del dos mil cuatro, que es precisamente el
documento en mérito al cual arguyen se les transfirió el dominio del predio UBICADO
en la Carretera Iquitos Nauta Km. 39.80, Caserío Nuevo Horizonte, zona rural del
distrito de san juan bautista, provincia de Maynas, región de Loreto; con un área de
trece mil ciento noventa y cinco punto cuarenta y cinco metros cuadrados, adquirido
por los demandados -según señalan los propios actores- por derecho de sucesión
hereditaria de quien en vida fuera Ramón Sánchez Rojas.
OCTAVO.- Que, en ese sentido, se advierte de manera liminar que los actores
cuentan con un documento privado de compraventa, por lo que no se presenta el
presupuesto de "ausencia de documento que acredite la propiedad de quien
reclama el otorgamiento de títulos supletorios"; el mismo que constituye requisito
esencial para acceder a una demanda como la de autos, razón por la cual no existe
conexión lógica entre los hechos y el petitorio de la demanda, deviniendo ésta en
improcedente de acuerdo al artículo 427 inciso 4 del Código Procesal Civil.
NOVENO.- Que, en lo que respecta al interés para obrar regulado en el
artículo VI del Título Preliminar del Código Procesal Civil y 427 inciso 2 del glosado
Código, éste es entendido como la necesidad de tutela por parte del justiciable que
lo lleva a interponer una acción, oportunidad en la que invocará tal interés; empero,
en el caso que nos atiende los recurrentes no requieren del otorgamiento de título
supletorio en tanto cuentan ya con documento privado de compra venta con firmas
legalizadas mediante el cual se les transfiere la propiedad del predio
precedentemente nombrado, tendiendo además acceso a otros mecanismos o vías
legales para satisfacer su pretensión; por lo que no se configura este agravio.
DECIMO.- Que, en el caso sub examine, se advierte vulneración al principio
de legalidad y congruencia procesal denunciada por los impugnantes respecto de
los considerandos sexto y séptimo de la recurrida, en tanto que la Corte Superior
concluyó que los actores ahora recurrentes tienen la condición de posesionarios del
predio sub materia más no de propietarios, por consiguiente no les asiste el derecho
para solicitar título supletorio, en tanto dicha acción - como ya se ha señalado
precedentemente - está reservada exclusivamente a los propietarios que por alguna
razón carecen del documento que acredita su dominio sobre determinado bien;
consecuencia de ello es la desestimación de la demanda por falta de conexión
lógica entre los hechos y el petitorio; siendo adecuado señalar que el hecho de
haberse verificado el incumplimiento de esta exigencia procesal de modo alguno
puede afectar el derecho a la tutela jurisdiccional efectiva de los justiciables. Ahora
bien, en cuanto a la falta de motivación fáctica y jurídica (norma de derecho material)
a que hacen alusión los recurrentes, tampoco se configura en la recurrida, en tanto
que de ésta se aprecia claramente que la declaración de improcedencia se
encuentra fundamentada en hecho y en derecho conforme lo exige el artículo 122
inciso 3 concordado con el 50 inciso 6 del Código Procesal Civil, siendo suficiente
la cita de normas procesales para sustentar la decisión de la Sala, toda vez que ella
ha expedido una resolución que contiene un pronunciamiento "non liquet", esto es,
que no resuelve el fondo de la controversia, no siendo necesario por tanto la cita de
norma de derecho material como erróneamente consideran los recurrentes.

DECIMO PRIMERO.- Que, habiéndose determinado que se ha producido la


improcedencia de la demanda por falta de conexión lógica entre los hechos y el
petitorio, carece de sentido emitir pronunciamiento sobre la causal sustantiva
relativa a la inaplicación del artículo 2018 del Código Civil, tanto más si no se explica
la pertinencia de dicha norma, ya que ésta refiere a la inscripción de la primera de
dominio mientras que el presente proceso versa sobre otorgamiento de título
supletorio; por lo que también se rechaza este extremo del recurso.
DECIMO SEGUNDO.- Que, en tal virtud, configurándose entonces, el requisito
de improcedencia establecido en el artículo 427 inciso 4, del Código Procesal Civil;
en aplicación del artículo 397 del Código Procesal Civil, y de conformidad con el
Dictamen Fiscal Supremo obrante a fojas veintinueve del cuadernillo de casación.
DECISION

Por lo expuesto y motivado lo referida, llegamos a la conclusión:

DECLARANDO INFUNDADO el recurso de casación interpuesto por LUIS JEANS


PIERRE ZUMAETA ROBLEDO, por propio derecho y en representación de MARIA
JOSE DIAZ VARGAS, en consecuencia NO CASARON la resolución de vista de
fojas trescientos cuarenta y siete, su fecha veintidós de agosto del dos mil seis;
CONDENARON a los recurrentes al pago de las costas y costos originados en la
tramitación del recurso; así como a la multa de una Unidad de Referencia Procesal;
DISPUSIERON la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial "El
Peruano" bajo responsabilidad; en los seguidos por Juan Augusto Aedo Bellota y
otro con Adith Leonor Sánchez Rojas y otros, sobre otorgamiento de título
supletorio; y los devolvieron. Vocal Ponente Señor Solís Espinoza

S.S

TICONA POSTIGO
SOLIS ESPINOZA
PALOMINO GARCIA
CASTAÑEDA SERRANO
MIRANDA MOLINA