Está en la página 1de 4

TRABAJO DE VIGOTSKY

Lev Vigotsky fue un psicólogo ruso nacido en 1896 y que falleció en 1934.
Sus principales aportes a la psicología y a la educación se dieron en la segunda mitad década del 20 y
principios de la década del 30.
En aquellos años la psicología se encontraba en crisis con dos proyectos claramente enfrentados. Por un
lado estaba uno idealista con raíces filosóficas y por otro uno naturalista de carácter asociacionista y
mecanicista.
Vigotsky comprendió que para superar esa crisis la única solución consistía en una reconciliación que
integrara ambos proyectos.
Propone para ello una psicología basada en la actividad.
El hombre no solo se limita a responder a los estímulos sino que los transforma al actuar sobre ellos.
Eso se puede lograr con la existencia de la mediación de instrumentos que se ubican entre el estímulo y
la respuesta.
La respuesta del sujeto no es de forma mecánica o por reflejo sino que actúa sobre el estímulo. Ese
ciclo de actividad que se encuentra entre el estímulo y la respuesta es un proceso de transformación del
medio usando instrumentos mediadores.
En este punto vemos como se acerca a la teoría conductista pero no es más que eso, ya que para
Vigotsky, los mediadores son más complejos alejándose de la teoría asociacionista donde son simples
copias. Para él, dichos mediadores cambian la realidad. La diferencia está en la función que cumplen,
para Vigotsky son activos y para los asociacionistas son pasivos.
A su vez también difiere con Piaget al momento de interpretar el ciclo de la actividad en su origen,
relación aprendizaje-desarrollo y en la orientación de dicha actividad.
De acuerdo a la actividad que hacen posible Vigotsky distingue dos tipos: la herramienta que es el más
simple, el cual actúa modificando el estímulo. El segundo tipo de instrumentos es el de signos o
símbolos que produce una actividad adaptativa diferente ya que no modifica materialmente al estímulo,
sino que transforma a la persona que lo usa como mediador, actuando así sobre la interacción de dicho
sujeto con el entorno.
La cultura se compone en su gran mayoría por un sistema de signos o símbolos que nos permite
interactuar con los demás y nos guía en nuestras acciones. El más usado es el hablado, pero también
existen muchos otros como la escritura o los números por ejemplo. Son ellos los que modifican al
sujeto y mediante el a los objetos. Son los que interesan más a la psicología y ya que dichos sistemas
están formados por conceptos y estructuras organizadas de conceptos.
Para Vigotsky la cultura o sea el medio social es quien proporciona los instrumentos de mediación.
Pero para adquirir los signos se necesita interiorizarlos, lo cual lleva todo un proceso psicológico y
transformaciones. Los significados provienen del medio social externo y deben ser asimilados por cada
sujeto. De esta forma se diferencia de los asociacionistas para los que los significados están en la
realidad y solo hay que tomarlos de ella mediante inducción; y de Piaget quien sostiene que el acceso a
los símbolos se produce a través de acciones sensoriomotoras de cada niño. Para Vigotsky el ambiente
está compuesto de objetos y son las personas que median en la interacción del niño con dichos objetos.
O sea que los signos se elaboran en interacción con el ambiente.
El desarrollo al igual que el aprendizaje se da en sentido exterior-interior transformando acciones
externas en internas, o dicho de otro modo, acciones sociales en psicológicas siendo siempre objeto de
intercambio social. Esta sería la ley fundamental para la adquisición del conocimiento ya que comienza
siendo interpersonal para luego pasar a ser intrapersonal.
En el desarrollo cultural este vector tiene el nombre de la ley de la doble formación ya que según
Vigotsky todo conocimiento se adquiere dos veces.
Aquí vemos su carácter de mediador entre una teoría y otra ya que sostiene que el sujeto ni copia los
significados ni los construye, sino que los reconstruye.
La ley de la doble formación también es aplicable en la relación aprendizaje-desarrollo ya que para
Vigotsky ambos procesos son independientes, mediando una vez más entre la teoría conductista que
reduce todo el desarrollo a aprendizaje y a Piaget que niega que los aprendizajes por asociación sean
relevantes para la equilibración el cual es el principal motor del desarrollo.
A su vez por la ley de doble formación el proceso de aprendizaje consiste en una interiorización
progresiva de los instrumentos mediadores, por esta causa debe empezar siempre en el exterior para
que luego se transformen en procesos de desarrollo interno. O sea que el aprendizaje siempre esta antes
en el tiempo que el desarrollo, en otras palabras, que la asociación precede a la reestructuración
quedando de manifiesto según Vigotsky en la distinción de dos niveles de conocimiento en los sujetos.
A través de un test se puede medir el rendimiento de un sujeto el cual se corresponde con el nivel de
desarrollo efectivo y se determina por lo que la persona puede hacer en forma autónoma. Esto
determina los mediadores ya internalizados en dicha persona.
El otro nivel es el de desarrollo potencial que estaría compuesto por todo aquello que el sujeto es capaz
de hacer con ayuda, ya sea de mediadores externamente proporcionados o de otras personas.
Para Vigotsky el desarrollo potencial es que el debe ocupar mas a los psicólogos y educadores ya que
son conocimientos o conductas en proceso de cambio. A raíz de eso es que para él los procesos de
enseñanza o de facilitación externa de mediadores para su internalización sean de fundamental
importancia en la teoría del aprendizaje.
La distancia entre un nivel y otro es lo que se conoce como zona de desarrollo próximo. Este es el lugar
es donde se encuentran aquellas funciones que el sujeto aun no ha formado pero que se encuentran en
proceso de maduración, permitiendo trazar el futuro inmediato del niño así como su estado evolutivo
dinámico comprendiendo así el curso interno del desarrollo.
La zona de desarrollo próximo es una parte fundamental en el aprendizaje ya que despierta una serie de
procesos evolutivos internos capaces de operar solo cuando el niño está con las personas de su entorno
y en cooperación con otro semejante. Cuando estos procesos se logran internalizar pasan a ser parte de
los logros evolutivos del niño.
Vigotsky recurre al método de doble estimulación o genético-experimental para comprobar la
importancia de la palabra en la formación de conceptos espontáneos. Consiste en presentar dos series
de estímulos al mismo tiempo, uno como centro de la actividad del niño y otro como conjunto de
signos que sirven para apoyar esa actividad.
A través de este método Vigotsky identificó las tres fases más importantes en la que se forman los
conceptos espontáneos.
La primera fase es característica de los niños preescolares y es llamada los cúmulos organizados. En
tanto la segunda y tercera llamadas complejos y conceptos respectivamente se producen también en el
aprendizaje adulto.
La primera fase tiene como característica el uso de palabras como nombres propios ya que la única
función que tiene es la referencia, no teniendo ningún tipo de significado conceptual. A este tipo de
categorización se la denomina pensamiento sincrético.
La segunda fase llamada complejos ya existen referencia y significado. El complejo es una asociación
de objetos basada en sus rasgos perceptivos comunes inmediatos. Pero a pesar de esto el nexo común
entre los objetos que forman parte del complejo puede variar continuamente provocando la
inestabilidad. Vigotsky identifica a cinco tipos de complejos donde los más puros o simples de esta
forma de pensamiento son los llamados cadena.
Los más relevantes o más avanzados son los llamados pseudoconceptos que presenta la particularidad
de que desde el punto de vista interno es un pseudoconcepto pero desde el punto de vista lógico o
externo parece ser un concepto. Sirve de puente hacia la formación de conceptos ya que agrupa en
forma adecuada a los objetos pero sin que la persona tenga una idea precisa de los rasgos comunes a los
objetos, o sea tienen los mismos referentes que los correspondientes conceptos pero su significado es
diferente. O sea están basados en un parecido. Esta característica hace que sean difíciles de diferenciar
de los conceptos. Esta forma de pensamiento no solo aparece en la niñez sino que estudios actuales
constatan que además de estar presente en la formación de conceptos naturales en los adultos en
algunos ámbitos son la forma dominante de la conceptualización, ya que las personas disponen de dos
sistemas distintos para conceptualizar la realidad: uno que se basa en categorías probabilísticas o
difusas y otro que consiste en conceptos clásicos o lógicamente definidos. Estos sistemas según
Vigotsky interactúan entre sí.
La tercera fase es la llamada conceptos que además de apoyarse en los pseudoconceptos para formarse
también lo hacen a través de una segunda vía que consiste en la abstracción de un rasgo constante en
una serie de objetos. Esta vía es la de los conceptos potenciales. En dicha vía no solo existe la
generalización sino que además hay procesos de análisis que permiten aislar o diferenciar un rasgo para
su estudio. Pero los conceptos científicos difícilmente se llegan a formar a partir de cualquiera de estas
dos vías que se basan en procesos inductivos o asociativos ya que los conceptos cotidianos solo
pueden llegar a ser representaciones generales.
Para Vigotsky los verdaderos conceptos son los científicos los cuales son instruidos a través de la
enseñanza y tienen tres características: en primer lugar forman parte de un sistema, en segundo lugar se
adquieren a través de una toma de conciencia de la propia actividad mental y por último implican una
relación especial con el objeto basada en la internalización de la esencia del concepto. Las dos primeras
son fundamentales en la adquisición de conceptos científicos y determinan que se logre la tercera.
Los conceptos espontáneos van de lo concreto a lo abstracto mientras que los conceptos científicos lo
hacen en forma inversa. Esto se da porque los conceptos no se encuentran aislados sino que forman
parte de una pirámide de conceptos. Un concepto científico solo adquiere significado por su relación
con otros conceptos de la pirámide y se adquieren siempre por su relación jerárquica con otros
conceptos por su sentido. En cambio la adquisición de conceptos espontáneos se adquieren y se definen
a partir de los propios objetos o sea por su referencia. El aprendizaje de nuevos conceptos más
generales obliga a reestructurar progresivamente a toda la pirámide. Los conceptos científicos
adquiridos en la instrucción son la vía a través de la cual se introduce en la mente la conciencia
reflexiva que luego se transfiere a los conceptos espontáneos, aunque también hay una relación inversa
ya que los conceptos científicos solo pueden aprenderse cuando los conceptos espontáneos se hallan
relativamente desarrollados. El significado de los conceptos científicos no puede construirse sin el
referente de los conceptos cotidianos. O sea los conceptos verdaderos solo pueden adquirirse por
reestructuración la cual es posible solo si se apoya en asociaciones previas. Pero llegados a este punto
Vigotsky no especifica cómo interactúan concretamente ambos procesos y lo que parece diferenciar
unos de otros son los mecanismos mediante los que se aprenden. La gran virtud de esta teoría es que no
solo diferencia esos dos sistemas conceptuales y los mecanismos mediante los cuales se adquieren sino
además los vuelve a unir luego de diferenciarlos, ya que considera que el aprendizaje por asociación y
por reestructuración no se excluyen sino que se necesitan el uno al otro.
Debido a su fallecimiento temprano no pudo completar los estudios y su obra quedo como una teoría
inconclusa. Más allá de eso contó con discípulos y colaboradores como Luria y Leontiev que dedicaron
varios años a desarrollar sus ideas. También vale aclarar que debido a la situación política su obra fue
desconocida por varias décadas en el mundo occidental. Cabe destacar que su obra es considerada de
gran actualidad y es motivo de estudio de muchos psicólogos.

Algunos ejemplos de aplicación en el aula de la teoría de Vigotsky (CICLO BASICO):


1) formar un grupo con cinco alumnos y presentar una categoría (ej. PRIMERA NEWTON). Para la
actividad indicar a los estudiantes que por turnos y siguiendo el orden de la ronda nombren elementos
que entren en dicha categoría. Las respuestas serán anotadas en el pizarrón. A continuación otro grupo
deberá decir otra categoría (ej. SEGUNDA LEY DE NEWTON) siguiendo el mismo procedimiento y
así sucesivamente hasta que hayan participado todos los alumnos.

2) en sala de informática distribuir a los alumnos de acuerdo a la cantidad de computadoras existentes


cuidando de balancear los integrantes de los grupos entre expertos y novatos. Luego indicar una
actividad en donde todos los integrantes del grupo deban participar.