Está en la página 1de 8

Colegio de Bachilleres Plantel 10

“Aeropuerto”

Título: “Que vida la mía”


Nombre Alumna: Gutiérrez Lozano Ita
Andehui Ixaxiliani.

CURP: GULI020615MDFTZA1

Matricula: 21779978A

Grupo: 211

Correo electrónico: itagutuerrez@gmail.com

Nombre de profesora: Karine Díaz


QUE VIDA LA MIA
Toda esta historia se remonta en un amorío en el cual dos jóvenes que cruzaron
su vida de manera inesperada sin saber todo lo que tendrían por delatante, pero
para poder contar esta historia necesitamos volver unos meses atrás….

Hace un año aproximadamente, empezaba con los preparativos de mi fiesta de


quince años, todo lo que cualquier niña sueña desde corta edad, tener la fiesta
perfecta rodeada de amigos y seres queridos, luciendo el vestido perfecto, con los
mejores chambelanes etc. Pero no todo siempre es el cuento de hadas que uno
imagina siempre hay pequeños obstáculos que hacen pensar que todo saldrá mal
y así me paso a mi justo cuando no encontraba ninguna academia de baile que
pudiera ponerme mi coreografía y para mí lo más importante de los quince años
es bailar el vals y los demás bailes por los cual ensayas más de tres meses.

Mis padres y yo habíamos buscado en varias academias las cuales rechazábamos


porque su precio rebasaban los diez mil pesos y eso no entraba en el presupuesto
de la fiesta, pues donde íbamos a encontrar a alguien que nos cobrara poco y
trabajara bien, era algo que no creímos encontrar pero si algo aprendí de esos
días es que “nunca digas nunca”…

Recuerdo aquel día que me encontraba en mi casa pues mis padres habían
salido a checar unas cosas en el salón donde iba a ser la fiesta, en esos
momentos no pasaba nada por mi cabeza acerca de mis quince años pero recibí
una llamada de mis papas diciendo que me arreglara pues pasarían por mí, ya
que había surgido alguien que podría ponerme la coreografía. En ese momento en
mi cabeza se inundaron pensamientos como ¿Quién será esa persona?, o que al
fin podría conseguir a alguien para por fin tener los planes perfectos y
sinceramente me encontraba nerviosa por lo que pudiera pasar pero sin ninguna
duda me vestí para esperar a que llegaran mis papás. Al llegar al salón que se
encontraba a poco más de 15 min de mi casa pensé que ya estaría ahí la persona
que sería o podría ser mi coreógrafo pero aún no había llegado, solo estaban los
encargados del salón, hasta que de pronto veo que venía un chavo hacia nosotros
yo le calculaba la edad a unos 16 o 17 años.
Se acercó saludo al encargado del salón y él nos presentó a aquel que en mi vida
había visto , sinceramente yo no esperaba eso, por mi cabeza pasaba que sería
un chavo ruco de arriba de 40 años puesto que la mayoría de coreógrafos que
había visto eran así, pero este chavo se presentó y nos dijo que se llamaba Yair,
nos explicó como cualquier otro el, cómo trabajaba y me preguntaba que si tenía
alguna idea de la música o cosas así pero me encontraba nerviosa puesto que
aquel chavo se me hizo atractivo y solo pensaba; “por favor, que pueda ser él” y
muy aparte de lo atractivo o no me encontraba nerviosa porque sentía que no
daría tiempo de ensayar puesto que los meses se venían enzima.

Mis padres terminaron de hablar con Yair y quedaron de acuerdo de comunicarse


con él para ver si podría ser quien pusiera el baile…. Y fue así donde todo
comenzó, fue así como lo conocí la verdad nunca me imaginé que pasarían tantas
cosas y que ese fuera el comienzo de una gran relación.

Paso casi una semana fue cuando decidí hablar con mi mamá pues no veía que
decidieran algo y la convencí de que no encontraríamos a alguien más con ese
presupuesto y si no decidíamos el tiempo se nos iba a ir enzima, fue cuando me
dijo que le mandara mensaje a Yair confirmando y ver cuando podríamos vernos
para empezar con los preparativos que faltaban realmente yo ya tenía todo, los
chambelanes, la idea de lo que quería bailar y al parecer también al coreógrafo.
Cuando vi por segunda vez a Yair solo fue por corto tiempo pero no voy a negar
que me gustó mucho la idea de que fuera el, acordamos acerca de los ensayos y
que el primer ensayo solo seriamos él y yo solo, esa idea me puso de verdad muy
nerviosa y pensé que me daría pena bailar sola con el pero así tenía que ser.

Una semana después nos encontramos Yair y yo en casa de mi abuela (donde


iban a realizarse los ensayos) a lo hora y día acordado empezamos a montar la
primera coreografia que era el vals, con la música que había elegido con él días
antes. El ensayo no fue tan incómodo como yo esperaba que fuera realmente fue
agradables pues el siempre hizo que me sintiera bien y me gustó mucho su
manera de poner los pasos y su manera de trabajar pero yo no dejaba de
preguntarme que será de este joven de 17 años que no salía de mi mente…
El segundo día de ensayo fue mucho más tranquilo pues to que ya estábamos con
todos los chambelanes, para mi cada día de ensayo era tan divertido pues todos
se llevaban muy bien con todos. Pero como siempre hay uno que te falla, paso
que con el paso de los ensayos uno de los chambelanes llamado Alan faltaba
mucho o no podía ir a ensayar y era el que más dificultad le tomaba aprender los
pasos así que tuve que sacarlo y me quedaba solo con tres chambelanes en un
momento pensé en agregar a Yair pero nunca pensé que el pudiera serlo o más
bien que quisiera así que le pregunte a uno de sus amigos de Yair que lo
acompañaba de vez en cuando los ensayos llamado Yael al cual yo ya conocía
hace mucho tiempo por una amiga, pero en ese momento que le pregunte a Yael
si quería ser mi chambelán y el respondió que si pero note que Yair se puso algo
extraño en cuanto a mi decisión yo no sabía el por qué asique me acerque hablar
con él:

.¿Qué tienes?- le pregunté.

-Nada.- Respondió muy serio.

.¿Estás enojado? - Volví a preguntar.

No dejaba de bombardearlo con preguntas porque quería saber que tenía. A lo


que el solo me respondió con otra pregunta que me saco de onda y a la vez me
alegro.

-¿Por qué no me elegiste a mí? -Preguntó Yair agachando la cabeza y un poco


decepcionado

.Porque pensé que no querías. Y de verdad yo creía eso porque días antes él
había hecho un comentario no sé si sarcástico o no de que no quería volver a ser
chambelán y coreógrafo a la misma vez fue por eso que yo nunca pensé en
decirle aunque la verdad deseaba que él lo fuera.

Su comentario me hizo pensar que tenía un poco de celos o no lo sé ,yo lo vi de


esa manera; pero igual me emocioné mucho así que le propuse serlo le confesé
que quería mil veces que él lo fuera a cualquier otra persona y solo pude notar que
el se alegró de la misma manera en la que yo lo estaba porque a pesar de que no
quería ser tan notoria en cuanto los sentimiento que empezaban a surgir día con
día por él no quería ser tan apresurada pues llevábamos poco tiempo de
conocernos y nuestra relación era solo para mis quince.

Aunque debo de admitir que siempre pasaba posibilidades en mi cabeza de en un


futuro estar juntos, pero también pensaba que era una tontería que él se fijara en
mí, tanto por la diferencia de edad y él tenía su vida y yo la mía entonces trataba
de que esas ilusiones solo se quedaran en eso.

Tres semanas después justo cuando pensé que ya no habrían más sorpresas
ocurrió algo inesperado, mi mejor amiga llamada Ayme, estaba a poco tiempo de
cumplir sus quince así que ella ya tenía todo, y un día me preguntó por el chico
que me ponía mi coreografia para mis quince a lo que yo empecé a contarle todo
de él sin saber que se trataba de la misma persona que le ponía a ella su
coreografía. No lo creía, ósea tanto congeniamos que hasta el mismo coreógrafo
nos tocó, en ese momento me saqué mucho de onda pues ella ya sabía que Yair
era mi coreógrafo solo me lo preguntaba para ver si lo conocía o que decía acerca
de él, pero la verdad antes de que ella me cuestionara a mi yo le pregunté como
es que sabia y solo me respondió

-Es que me ha hablado de ti.

No sé qué fue lo que pasó por mi mente en esos momentos si era felicidad o la
verdad todas mis emociones se juntaron solo me preguntaba ¿Qué pudo decir de
mi? Y como sabía que Ayme me conocía? Así que le pregunté:

.¿Qué te dijo? - Quería saber.

-Pues no mucho, el tema salió de ti porque le conté que mi mejor amiga tendría
sus quince y el me pregunto quién eras, cuando le dije que te llamabas Ita solo
puso su cara de asombro como si hubiera visto un fantasma y le pregunte si te
conocía.

.¿Y qué paso? ¿Qué te dijo? Le pregunte muy impaciente


-Nada que él te conocía porque te ponía tu coreografía. La verdad tampoco me lo
esperaba, nunca me habías hablado de él. Respondió Ayme.

A lo que era cierto nunca le había comentado a mi mejor amiga del chico que no
dejaba de ponerme nerviosa casa que estaba con el pero es que no pensé que
una osa así sucedería!

.¿Y que más te dijo?. Yo no dejaba de hacerle preguntas y fue un gran error pues
Ayme es muy persuasiva

-¿Por qué me preguntas tanto del? Respondió Ayme con una risa sarcástica

.Por nada solo no puedo creer que tengamos el mismo coreógrafo. Le dije un poco
más calmada.

Poco a poco empezamos hablar de él y fue ahí cuando tuve el valor de confesarle
que sentía algo por Yair. Las cosas empezaron a cambiar pues ella me apoyo en
todo momento, aunque de vez en cuando pensaba que era una locura pero aun
así ninguna de las dos pensó que de verdad pasara algo.

Paso un mes y la relación entre Yair y yo fue haciéndose cercana y poco a poco
nos teníamos más cercano y por lo menos yo sabía que ahora la atracción hacia el
no solo era de mi parte sino que también sabía que yo le gustaba pero nunca
pudimos admitirlo nos la pasábamos hablando lanzándonos indirectas pero ciertas
cosas nos lo impedían. Y como era de esperarse el día que me di cuenta que de
verdad me gustaba Yair, aquella persona que conocí con la simple idea de tener
un buen baile para mis quince se convirtió en algo ms que eso, ahora ya no solo
quería que pasara mi fiesta y todo saliera perfecto, si no que quería que Yair se
quedara conmigo, aunque no estuviera segura si funcionaria o no.

El día que menos lo esperaba fue en los quince de mi mejor amiga Ayme en los
cuales estaría Yair porque también era chambelán muy aparte de ser coreógrafo,
recuerdo que estaba muy emocionada por esa fiesta la verdad solo me imaginaba
pasar el tiempo con él, verlo bailar y mejor aún yo bailar con el como llevábamos
acordando hace tiempo.
Ese día me arregle de la mejor manera para que me viera, llegue a la fiesta y al
principio estaba un poco nerviosa por verlo de esa manera tan arreglado y no
sabía que era lo que podía pasar pero lo que sus sabia es que estaba dispuesta
afrontar cualquier situación, pues mis ganas de estar con el eran más grande que
otra cosa. Un poco después de llegar a la fiesta pusieron la música y él no lo dudó
ni un momento se acercó a mí y comenzamos a bailar, ese sentimiento tan bonito
que no había sentido antes se adueñó de mí y nos la pasamos así en toda la fiesta
hasta que llegó un momento en el que nos cansamos y decidimos salir a un
balcón que se encontraba adentro del salón de fiestas. En ese momento me puse
más nerviosa se lo que ya me encontraba, estábamos tomados de la mano, tenía
la sensación como si fuéramos a besarnos pero todo ese cuento que me ingenie
en mi cabeza se desvaneció en cuanto Ayme y unos cuantos amigos salieron al
balcón donde nos encontrábamos, ambos nos soltamos de la mano lo más rápido
pudimos para que nadie lo notara.

Al otro día después de hablar por mensaje todo lo que había pasado en la fiesta
tuvimos el valor de confesar lo que sentíamos uno por el otro pues estábamos
más que seguros que queríamos estar juntos y sabía que no iba a ser fácil que
mis papas aceptaran nuestra relación, sabía que habría muchas barreras pero
nunca me importo. Desde aquel día nuestra relación empezó a hacerse más en
serio y un día me pidió ser su novia me hizo sentir muy contenta pues aunque
muchos nos decían que no.

Hoy en día esos problemas que nos atemorizaba en un principio las hemos
superado y ahora solo son recuerdos, quien iba a decir que de ser completos
extraños nuestras vidas iban a coincidir de maneras increíbles pues siempre hubo
muchos lazos que pudieron unirnos mucho tiempo antes de conocernos, pero sin
embargo el destino nos unió de esa manera y hoy en día continuamos contando
esta historia con un final indefinido.

También podría gustarte