Está en la página 1de 2

Estudiante: Tania V.

Ospina Jaramillo

REFLEXIÓN SOBRE MÍMESIS EN LA OBRA “EL ÁRBOL” DE EDGAR NEGRET

La obra “El árbol” de Edgar creada en 1983 deja ver claramente la mímesis que el autor logra de la
escultura con respecto a la realidad.

El autor colombiano siendo uno de los primeros artistas abstractos en Colombia destaca su particular
habilidad para elaborar figuras en aluminio que representan la tangible del mundo, en este caso lo
hace imitando la naturaleza.

La escultura se conforma por 3 moldes de piezas, una que diseña la raíz, una el tallo y otra las ramas
del árbol, indica la delicadeza de la naturaleza y su perfección, pues para casa parte del árbol, Negret
diseña el material para repetir el molde en movimiento constante y lograr la construcción total de la
obra. El color rojo del árbol da cuenta de la intención del artista de resaltar el arte moderno.

Negret hace mímesis con “el árbol” puesto que imita lo real y más significativo de la naturaleza,
aunque estamos acostumbrados a ver este tipo de mímesis en obras del arte clásico, pinturas en óleo,
fotografía contemporánea, entre otros, Negret es quien logra realmente marcar una diferencia
significativa, pues en un primer momento, el espectador puede no reconocer la figura en la obra,
puesto que no representa un árbol muy convencional, sino un conjunto de partes de almunio. Sin
embargo cuando se toma el tiempo para analizar y profundizar en lo que Negret quiso simbolizar, se
descubre que aunque la escultura, a pesar de que no tiene hojas ni frutos, encarna la figura
inconfundible de un árbol; en el instante en que el espectador descubre esto, vive la mímesis que
Negret pretendía transmitir en sus obras.

De esta manera el espectador es capaz de conectarse con lo natural a pesar de estar irónicamente
frente a elementos propios de la industria como lo es el aluminio. Recrear lo natural con materiales
totalmente contrarios a ello hace parte de lo extraordinario de la obra de Negret.

La simplicidad del artista en la escultura se ve reflejada al ser un cuerpo que resalta vacíos y espacios,
pues no es una obra saturada de elementos propios de la naturaleza como extensas ramas y hojas, o
grandes frutos. El artista pretende reflejar lo elemental de un árbol y aun así causar gran impacto en
los espectadores.

El árbol hace parte del estilo de Negret por representar la naturaleza latinoamericana, como lo hizo en
Los Andes, El Sol, La Luna, entre otros.
Estudiante: Tania V. Ospina Jaramillo

Al enfrentarse como espectador ante la escultura “El árbol” de Edgar Negret, es inevitable expresar el
asombro ante la facultad del artista por llevar a un escenario citadino y contemporáneo el entorno
natural usando elementos propios del sector industrial. Además logra obtener la admiración por la
perfección en la elaboración de las piezas y su adecuada posición de cada una de ellas, en secuencia
y movimiento claramente trabajado con una intención, la de comprender que el arte moderno, aunque
deshumanizante contiene aspectos que transportan al espectador al mundo real, aún más de lo que
puede hacerlo el arte clásico, causando una mímesis más elaborada y mucho más interesante.