Está en la página 1de 2

ALGUNAS DESVENTAJAS DE LOS ACEITES SINTETICOS

 Son más costosos


 No se deben mezclar
 Algunos casos se evaporan fácilmente.
 Para ciertas condiciones de trabajo son difíciles de conseguir

CARACTERISTICAS Y VENTAJAS

 Elevado Índice de Viscosidad.


 Elevada estabilidad térmica - Buena resistencia a la oxidación La velocidad de oxidación de
un aceite se puede medir de acuerdo con el TAN (número Ácido total).
 Algunos no son inflamables a altas temperaturas.
 Mínima cantidad de residuos de evaporación.
 Adecuada protección contra la corrosión en ambientes críticos.
 Buena demulsibilidad.
 Baja tendencia a la formación de espuma.
 Elevada conductividad térmica.
 Alta adhesividad a las superficies metálicas.
 Alta miscibilidad a bajas temperaturas y baja solubilidad a altas temperaturas, con todos los
freones, en caso de los aceites para refrigeración.
 Conservación de la energía.
 Reducen el consumo de energía-a en los equipos que lubrican, aproximadamente en un 11
%.
 Bajo coeficiente de tracción.

ASPECTOS QUE SE DEBEN TENER EN CUENTA AL IMPLEMENTAR UN


LUBRICANTE SINTETICO

 Verificar la compatibilidad de los sellos con el aceite.


 Debido a la alta detergencia natural de los aceites sintéticos, el equipo donde se vaya a
implementar el aceite debe estar completamente limpio.
 Se debe chequear periódicamente el nivel de aceite, algunos se evaporan con relativa
facilidad.
 Nunca se debe rellenar con una aceite diferente al que se está© usando y menos si es de
base mineral.
Aditivos que posee el aceite

Los aditivos son sustancias químicas activas que se añaden a los aceites el cual va a tener
más propiedades que las que tenía antes mejorando su calidad

Aditivos antioxidantes: Retrasan el envejecimiento prematuro del lubricante, dado que este
tiene tendencia a reaccionar con el oxígeno formando barnices, lodos, resinas y ácidos que
actúan incrementando la viscosidad. La disminución de fluidez hace que el aceite pierda su
capacidad circulante y refrigerante, ocasionando de esa forma el desgaste del motor. Los
aditivos antioxidantes retardan la degradación del aceite y son en su mayoría aminas,
fenoles, etc.

Aditivos anticorrosivos: La corrosión es el resultado del ataque químico a las superficies


metálicas. Este tipo de aceites para motor evitan la formación de óxido en las paredes
metálicas internas del motor y la condensación de vapor de agua.

Aceites antiespumantes: La formación de espuma en un lubricante es motivo de serios


problemas, debido a que la capacidad lubricante del aceite disminuye y favorece su
oxidación.

Aditivos detergentes: Son sustancias que actúan como el jabón común dispersando las
partículas de suciedad. En los lubricantes, los detergentes mantienen en suspensión las
partículas contaminantes, evitando la formación de depósitos fruto de la combustión.

Aditivos antidispersantes: Estos aditivos, conocidos como “dispersantes sin cenizas”, tienen
una función similar a los detergentes ya que controlan principalmente la formación de
lodos. Son, por tanto, los encargados de transportar la suciedad arrancada por los aditivos
detergentes hasta el filtro o cárter del motor.

Aditivos antidesgaste: Forman una fina película protectora en las paredes a lubricar,
evitando así el contacto metal-metal.

Aditivos espesantes: Son agentes solidificadores que proporcionan una red tridimensional,
similar a la estructura de una esponja, que retiene el lubricante entre sus poros. La función
de dicho espesante es actuar de manera permeable a modo de depósito de aceite.

Aceite diluyente: Este aditivo reduce los microcristales de cera para que fluya el lubricante a
bajas temperaturas. Sirven para diluir el color del óleo: dividen el color, obrando como una
aplicación pastosa.