Está en la página 1de 236
1
1
RESEÑA DEL ESCUDO 1 1.- En la parte superior, una banda en sable (negro), que

RESEÑA DEL ESCUDO

1

RESEÑA DEL ESCUDO 1 1.- En la parte superior, una banda en sable (negro), que significa

1.-

En la parte superior, una banda en sable (negro), que significa disciplina y honestidad, tiene el mote o leyenda Nihil Intenta- tum: "Nada que no se Intente".

2.-

Como blasones el cuartel central, coloreado de gule (rojo), for- taleza y osadía, evoca junto con la banda negra los colores del poncho gaucho y la tradición salteña.

3.-

Otros dos cuarteles laterales el azur (azul), significan verdad y belleza.

4.-

Al centro, JHS o anagrama de Jesús

5.-

con una paloma plateada que baja desde lo alto

6.-

portando en su pico un compás de oro como símbolo de sa- biduría.

7.-

A la izquierda, la estrella del sol del escudo de la Provincia de Salta.

8.-

A la derecha, un castillo de oro, en recuerdo de Ávila, cuna de la patrona de la Universidad, Santa Teresa de Jesús.

3
3

ÍNDICE

UNIDAD I: EL DERECHO PENAL

16

Ciencias Auxiliares

16

Relaciones con otros Derechos

17

UNIDAD II: HISTORIA DEL DERECHO PENAL

20

UNIDAD III: ESCUELA DEL DERECHO PENAL

22

Escuela Positiva: (1876-1880)

24

Conceptos Básicos de la Escuela Positiva

26

Escuela Dogmática o Técnica Jurídica: (Teoría Jurídica del Delito)

26

UNIDAD IV: LA LEY PENAL

28

La expresión fuente puede tomarse en dos sentidos

28

Elementos que integran la Ley Penal: el Precepto y la Sanción

29

Principio de Legalidad

31

Conclusión

31

Principio de Reserva

31

Principios generales del Derecho

34

La Jurisprudencia

36

La Doctrina

36

Leyes Penales en Blanco

39

Decretos Leyes

40

Ley Supletoria

41

UNIDAD V: AMBITO ESPACIAL DE VALIDEZ DE LA LEY PENAL

42

Ley Penal en el Tiempo

43

Irretroactividad de la Ley Penal más gravosa

44

Leyes Temporales y Excepcionales (Transitorias)

46

Doctrina

47

UNIDAD VI: TEORÍA DEL DELITO

49

Concepto

49

Análisis: En relación al hecho se discute

50

El Delito: Definiciones, Caracteres, Clasificación

56

Caracteres del Delito

59

Clasificación

59

UNIDAD VII: LA ACCIÓN

64

Acción

64

Análisis: Manifestación de la voluntad

65

La Acción en nuestro Código Penal. Para canalizar este tema debemos remitirnos a (Núñez, Manual, pág. 134)

65

Relación de Causalidad - Diversas Teorías y sus pruebas

73

Comisión - Omisión - Omisión Impropia

78

Causas Excluyentes de la Acción

83

UNIDAD VIII: LA TIPICIDAD

86

Función e Importancia

86

El Contenido del Tipo

86

Especies y Clasificaciones de los tipos

88

Excusas absolutorias

91

Relaciones de los tipos delicitivos (Concurso Aparente de Leyes)

94

UNIDAD IX: LA ANTIJURIDICIDAD

96

Analicemos las distintas teorías que surgen al respecto

96

Crítica

97

Derecho Argentino

97

Causa de justificación

97

La Legítima Defensa (Art. 34 Inc. 6 y 7)

109

4
4

Causas de Justificación

112

Ejercicio Legítimo de Autoridad

114

Actividad Curativa, Terapeuta o Tratamiento Médico-Quirúrgico

117

UNIDAD X: LA CULPABILIDAD

120

Concepto

120

Momento de la imputabilidad - “Actio Libera In Causa” – Imputabilidad - Inimputabilidad

121

Momento de la Imputabilidad - “Acto Libera In Causa”

123

UNIDAD XI: EL DOLO Y LA CULPA

126

Teorías

126

Clases de Dolo

127

Explicación sobre la teoría del Dolo y sus clases

128

Culpa

130

Clases

131

Delitos preterintencionalidad (81 Inc. 1, B)

134

UNIDAD XII: CAUSAS DE LA EXCLUSIÓN DE LA CULPABILIDAD

135

Error e ignorancia

135

Violencia

138

Caso Fortuito

138

Coacción

138

Obediencia Debida: art. 34 inc. 5º

138

Naturaleza Jurídica: Discusión doctrina

139

UNIDAD XIII: LA TENTATIVA

143

Concepto

143

Tentativa

143

Hecho determinado

144

Actos Preparatorios

144

Elementos

144

Desistimiento de la Tentativa: Impunidad

148

Tentativa Calificada

149

Delito Imposible

149

Punibilidad del Delito Imposible

150

Pena de la Tentativa

150

UNIDAD XIV: PARTICIPACIÓN CRIMINAL

155

Participación: art. 45 a 49

157

Autor

157

Coautoria

158

Principios Comunes

159

Coautor

163

Complicidad

163

Cómplices necesarios o primarios: art. 45

164

Cómplices Secundarios: art. 46

164

Instigadores: art. 45

165

Exceso del Instigado

165

UNIDAD XV: CONCURSO DE DELITOS

167

Adecuación

167

Concurso Aparente de Leyes

167

Concurso de Leyes

168

Concurso de Delitos

168

Principios

169

Concurso de Delitos

171

Concurso Ideal o Formal

173

Concurso Real (Art. 55)

178

Requisitos

178

5
5

UNIDAD XVI: LA PENA: FUNDAMENTO Y CLASES DE PENAS

182

Penas Art. 5 Código Penal

182

La Pena de Muerte

191

Multa (art. 21 C.P.)

195

Inhabilitación

201

Rehabilitación

202

UNIDAD XVII: GRADUACIÓN E INDIVIDUALIZACIÓN

205

Individualización y Ejecución de la Pena

205

La Libertad Condicional

209

UNIDAD XVIII: MEDIDAS DE SEGURIDAD

211

Medidas de Seguridad

211

UNIDAD XIX: LA ACCIÓN PENAL

215

Ejercicio de las Acciones

215

Extinción de las Acciones

216

La Acción Civil

217

Lecturas Complementarias

219

6
6

Actividad no obligatoria.6 Actividad obligatoria. Atención. Audio. Bibliografía. Página web. Internet. Video. REFERENCIAS

Actividad obligatoria.6 Actividad no obligatoria. Atención. Audio. Bibliografía. Página web. Internet. Video. REFERENCIAS

Atención.6 Actividad no obligatoria. Actividad obligatoria. Audio. Bibliografía. Página web. Internet. Video. REFERENCIAS

Audio.6 Actividad no obligatoria. Actividad obligatoria. Atención. Bibliografía. Página web. Internet. Video. REFERENCIAS

Bibliografía.6 Actividad no obligatoria. Actividad obligatoria. Atención. Audio. Página web. Internet. Video. REFERENCIAS

Página web. Internet.6 Actividad no obligatoria. Actividad obligatoria. Atención. Audio. Bibliografía. Video. REFERENCIAS

Video.6 Actividad no obligatoria. Actividad obligatoria. Atención. Audio. Bibliografía. Página web. Internet. REFERENCIAS

REFERENCIAS

7
7

CURRICULUM VITAE

Dr. Rogelio Wenceslao Saravia Toledo

A.- Estudios Cursados

a.-

Nivel Secundario: Bachiller del Colegio Nacional de Salta, egresado el 12/1960.

b.-

Nivel Universitario:

1.-

Procurador, egresado el 23/12/71. Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Buenos Aires.

2.-

Escribano: Egresado el 22/04/72. Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires.

3.-

Abogado: Egresado el 11/05/72. Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad

de Buenos Aires.

B.- Actividad Docente

a.-

Nivel Secundario:

1.- Profesor Suplente e Interino de Historia Universal, Moderna y Contemporánea Argentina, E.R.S.A. y Derecho Usual y Práctica Forense, desde el 23/03/74 al 03/03/78 en la Escuela Na- cional de Comercio “Dr. Adolfo Güemes” - Salta. 2.- Profesor suplente e interino de Historia Universal - E.R.S.A. e Instrucción Cívica desde 26/09/72 al 03/03/78 en el Colegio Nacional de Salta “Dr. Manuel A. de Castro”.

b.-

Nivel Universitario:

1.-

Profesor Ayudante de Derecho Penal-Parte General, primer Semestre del año 1973. Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Católica de Salta.

2.-

Profesor Ayudante: de Derecho Penal Parte General, primer Semestre del año 1974 - Facul- tad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Católica de Salta.

3.-

Profesor Titular: de Derecho Penal Parte General I y Derecho Penal Parte General II- Facul- tad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Católica de Salta.(1980/1985).

4.-

Profesor Adjunto: de Derecho Int. Público desde 1977 hasta 1993 y de Hist. Const. Argentina desde 7/1984.

5.-

Profesor Titular: de Derecho Penal Parte Especial - Facultad de Ciencias Jurídicas de la Uni- versidad Católica de Salta; desde 1985/continuando.

c.-

Nivel Postgrado Universitario:

1.- Profesor Contratado para el dictado (20 hs.) de Derecho Penal en el Curso de Postgrado en

Medicina Legal en la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Nacional de Salta; Año 1992. 2.- Docente: en el “Curso de Medicina Legal en Ginecología y Perinatología” organizado por el

Ministerio de Bienestar Social, la Secretaría de Estado de Salud Pública y Hospital Materno In- fantil, sobre el tema “Responsabilidad Profesional Médica desde el punto de vista legal”; Salta; Año 1986.

3.- Juez de Cámara del Tribunal Oral Criminal en lo Federal de Salta desde el 19/11/93.

C.- Actividades Profesionales

1.- Juez de Instrucción Penal de 2ª Nominación del Distrito Judicial del Centro (Ciudad de Salta) des- de el 07/05/76 hasta el 31/01/84.

8
8

D.- Cursos, Jornadas, Congresos y Seminarios

1.-

Miembro Titular: del Décimo Congreso Nacional de Derecho Procesal realizado en Salta Capital desde el 21 al 24 de mayo del año 1979.

2.-

Asistente: al curso sobre “La Reforma Penal y los Derechos Humanos”, llevado a cabo en Salta del

30/11 al 1º/12/1984 y dictado por el Dr. David Baigun con el auspicio del Colegio de Abogados y Procuradores de Salta. 3.- Asistente: al “Seminario sobre Corrientes Criminológicas Contemporáneas y Control Judicial de

Ejecución de Sentencia Penal” llevado a cabo del 14 al 16 de marzo de 1985 en Salta, dictado por el Dr. Eugenio R. Zaffaroni con el auspicio del Centro de Estudios Criminológicos de Salta.

4.-

Asistencia: al “Seminario sobre El Sistema Penal y sus víctimas y Drogas: algunos mitos, algunas realidades”, llevado a cabo en Salta del 3 al 5 de Octubre de 1985 y dictado por el Profesor Dr. Elías Neuman con el auspicio del Centro de Estudios Criminológicos de Salta.

5.-

Asistente: a las conferencias sobre “Poder Judicial- Garantías Constitucionales y Reforma Consti- tucional” dictadas en Salta del 14 al 15 de Octubre de 1985 por los Dres. Salvador Dana Montaño y Farat Sire Salim y auspiciado por el Colegio de Magistrados del Poder Judicial de Salta.

6.-

Asistente: al curso “Médico - Jurídico - Criminológico”, llevado a cabo los días 20 al 24 de Octubre de 1986, dictado por los Profesores Dres. Hilda Marchiori, Luis Fernando Niño, Elías Neuman y otros con el auspicio del Centro de Estudios Criminológicos de Salta.

7.-

Asistente: al ciclo de Conferencias sobre “La Reforma Penal en la Transición Democrática en Es- paña y Argentina”, llevado a cabo en Salta los días 8 y 9 de mayo de 1987, dictado por los Profeso- res Dres. Marino Barbero Santos y Luis F. Niño con el auspicio del Centro de Estudios Criminológi- cos de Salta.

8.-

Asistente como Participante: al Primer Seminario Regional del Norte Grande sobre “Prevención del Uso de Drogas”, llevado a cabo en la Universidad Nacional de Salta, del 28 al 31 de Octubre de 1987 y organizado por la Dirección de Salud Mental, Comisión Especial del Medio Ambiente, etc. de la Cámara de Diputados de la Provincia; Policía de la Provincia y la Comisión Nacional para el con- trol del Narcotráfico y abuso de Drogas.

E.- Conferencias

1.- Disertante: por invitación en la H. Cámara de Senadores sobre el tema: “Delitos contra la Adminis-

tración Pública” del 21 al 28/2/1991. 2.- Disertante: por invitación en las “Jornadas de Criminología y Victimología Interdisciplinarias del NOA”, en el Salón de Conferencias del Hotel Provincial, del 19 al 21 de Setiembre de 1991, sobre el tema: “Conductas victimizantes no previstas por la ley”.

F.- Asociaciones

1.-

Vocal del Colegio de Abogados de la Provincia, desde marzo a mayo de 1976.

2.-

Pro-Tesorero y Secretario: del Colegio de Magistrados del Poder Judicial de Salta, desde el mes de diciembre de 1977 al 12/78.

3.-

Presidente del Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de Salta, desde el 1º de diciembre de 1978 al 15 de diciembre de 1979 y desde el 16/12/79 al 15/12/80.

4.-

Vocal del Consejo de Administración de la Caja de Seguridad Social para Abogados - Provincia de Salta, desde el 10/08/88 al 01/11/93.

5.-

Miembro: del Tribunal de Etica del Instituto de Ciencias Penales de Salta, des- de 01.05.89.

9
9
9 PLANIFICACIÓN AÑO LECTIVO 2018 PROGRAMA DE CÁTEDRA MODALIDAD NO PRESENCIAL UNIDAD ACADÉMICA: FACULTAD DE CIENCIAS

PLANIFICACIÓN

9 PLANIFICACIÓN AÑO LECTIVO 2018 PROGRAMA DE CÁTEDRA MODALIDAD NO PRESENCIAL UNIDAD ACADÉMICA: FACULTAD DE CIENCIAS
9 PLANIFICACIÓN AÑO LECTIVO 2018 PROGRAMA DE CÁTEDRA MODALIDAD NO PRESENCIAL UNIDAD ACADÉMICA: FACULTAD DE CIENCIAS

AÑO LECTIVO

2018

PROGRAMA DE CÁTEDRA MODALIDAD NO PRESENCIAL

UNIDAD ACADÉMICA: FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS

CARRERA: ABOGACÍA

CÁTEDRA: Derecho Penal - Parte General

AÑO:

RÉGIMEN: Anual

EQUIPO DOCENTE

PROFESOR

Dr. Rogelio Saravia Toledo

FUNDAMENTACIÓN

El derecho Penal es una rama del Derecho Público, se cursa en el Segundo año de la Carrera de Abogacía; tiende a lograr la comprensión y manejo de los conceptos fundamentales, principios gene- rales e instituciones básicas de esta rama del derecho. Con esta asignatura se inicia el alumno en el campo de las ciencias penales; por ello partiendo de los principios generales, se comparan las distin- tas escuelas penales y se imparte el posicionamiento de la cátedra sobre la teoría jurídica del delito; y al conocimiento de cada uno de los elementos del delito; para ello el vocabulario específico y técnico obliga al manejo continuo del código penal tratando de incentivar en el alumno la discusión, la refle- xión y análisis de los conocimientos que va adquiriendo durante todo el curso.

OBJETIVOS

Que el alumno sea capaz de:

- Analizar a través del desarrollo de las unidades didácticas los distintos tipos contemplados en el Código Penal.

- Comprender que la conducta delictiva, no debe ser considerada como una mera infracción a la nor- ma penal, sino que deben ser contempladas en función del medio económico y social en donde se desenvuelve el que delinque.

- Ubicar al Derecho Penal como una norma del Derecho Público que se caracteriza por sus principios y los bienes jurídicos que tutela.

- Comprender la relación que debe existir entre el delito que es un hecho y la pena que es su legítima consecuencia.

- Interpretar las distintas figuras penales conforme a los delitos descriptos en el Código Penal y sus leyes complementarias.

10
10

- Explicar las fuentes del Derecho Penal y su ubicación en el contexto del derecho Público.

Contenidos actitudinales

- Asumir una posición crítica, responsable y constructiva en relación a las figuras tipificadas en el De- recho Positivo Penal.

- Valorar al Derecho Penal como la rama del Derecho Público que busca tutelar la vida de las perso- nas, su libertad y los bienes de éstas.

- Defender los recursos y las técnicas de las ciencias jurídicas para la comprensión de los derechos sociales, circunscriptos en el derecho penal.

- Metodología y Actividades de los alumnos.

- Metodología: estudio dirigido, Philips 66 debates y mesa redonda.

CONTENIDOS

Unidad I: El Derecho Penal

1.-

El Derecho Penal; concepto. Denominación. Caractéres.

2.-

La dogmática jurídica penal: su objeto y método.

3.-

Relaciones del Derecho Penal con otras ramas del derecho, y en especial con la Constitución Nacional.

Unidad II: Historia del Derecho Penal

1.-

Formas primitivas de penar. Publicaciones tabú. La venganza: formas y limitaciones subjetivas. La ley del Talión. Composición.

2.-

El Derecho Penal Romano. Las partidas. La Carolina.

3.-

Antecedentes del Derecho Penal argentino: El proyecto Tejedor. El proyecto de 1881. El código de 1886.

4.-

El Código vigente: su orientación científica y características técnicas.

5.-

Los proyectos sobre Estado Peligroso: Proyectos y reformas posteriores.

Unidad III: Escuelas del Derecho Penal

1.-

La evolución de las ideas penales: BECCARIA.

2.-

La escuela clásica: CARRARA y otros autores.

3.-

La Escuela Positiva: LOMBROSO; FERRI; GAROFALO: sus conceptos sobre el delincuente, el délito, la responsabilidad, la pena.

4.-

La Escuela de la Política Criminal y su influjo sobre la legislación.

Unidad IV: La ley Penal

1.-

Fuentes de producción y de cognición del Derecho Penal.

2.-

Los fallos plenarios.

3.-

El principio “Nullum crimen, nulla poena sine lege”. Orígenes y evolución. La analogía.

4.-

Estructura de la ley penal; precepto y sanción. Leyes penales en blanco. Clases.

5.-

Interpretación de la Ley Penal; su necesidad. Clases, según el intérprete y el método.

6.-

La interpretación extensiva, su validez frente a la Constitución y las leyes.

Unidad V: Ámbito Espacial y Temporal de la ley Penal

1.-

Ámbito espacial de validez de la ley penal. (Art. 1 inc. 1º del Código Penal)

2.-

Principios que la rigen: su influencia en nuestro derecho positivo.

11
11

3.-

Concepto de territorio.

4.-

Extradición: concepto. Requisitos y procedimiento para la extradición en nuestro derecho según exista o no tratado.

5.-

Ámbito temporal de validez de la Ley Penal.

6.-

Principios que rigen la sucesión de leyes de nuestro derecho. Leyes temporarias y excepcionales.

7.-

Limitaciones personales y funcionales de la ley penal.

Unidad VI: Teoría del Delito

1.- Teoría del delito. Doctrinas ius-naturalistas de Carrara. La doctrina positivista. Las definiciones dogmáticas.

2.-

Las contravenciones y el problema constitucional que plantea su represión en el derecho argentino.

3.-

Delitos comunes y delitos políticos. Fundamentos e importancia de su diferenciación.

Unidad VII: La Acción

1.-

La acción: Caracteres y elementos; el querer interno; la acción voluntaria; el resultado.

2.-

La Comisión.

3.-

La relación causal. Principales teorías.

4.-

La comisión. La comisión por omisión, fundamentación del deber de actuar.

5.-

Causas de la exclusión de la acción. Lugar y tiempo de la acción.

6.-

Las acciones “liberae in causae”.

Unidad VIII: La Tipicidad

1.-

La tipicidad, concepto y función.

2.-

Elementos del tipo legal: el sujeto activo, el verbo típico, el objeto material, el sujeto pasivo.

3.-

El bien jurídico protegido.

4.-

Elementos objetivos y subjetivos, descriptivos y normativos.

5.-

Las condiciones objetivas de punibilidad.

6.-

Las excusas absolutorias.

7.-

Relaciones de los tipos legales entre sí.

8.-

El llamado concurso aparente de leyes, relaciones de alternatividad, especialidad, consunción y subsidiaridad.

Unidad IX: La Antijuricidad

1.-

La antijuridicidad.

2.-

Cuestión acerca de su carácter objetivo o subjetivo.

3.-

Antijuridicidad formal y material.

4.-

Las causas de justificación. Concepto y enumeración.

5.-

Cuestión acerca de la posibilidad de una justificación extralegal.

6.-

Las causas de justificación en particular.

7.-

El cumplimiento de un deber.

8.-

El ejercicio legítimo de un derecho, autoridad o cargo.

9.-

El estado de necesidad.

10.- La legítima defensa. 11.- Problemas que suscitan el consentimiento del interesado, el tratamiento médico quirúrgico y las lesiones deportivas. 12.- El exceso de los límites impuestos por la ley, la autoridad o la necesidad.

Unidad X: La Culpabilidad

1.-

La Culpabilidad, teorías psicológicas y normativas.

2.-

La imputabilidad, concepto y caracteres.

12
12

3.- Causas de exclusión de la imputabilidad, distintos criterios adoptados para determinarlas en la legislación comparada.

4.-

El sistema de nuestro código, insuficiencia y alteraciones morbosas de las facultades, estado de inconsciencia, minoridad.

5.-

La imputabilidad disminuida.

Unidad XI: El Dolo y la Culpa

1.-

El dolo: concepto y especies.

2.-

Teorías de la voluntad y de la representación.

3.-

Sus variaciones frente al dolo eventual.

4.-

Contenido del hecho doloso: elementos intelectivos y volitivos.

5.-

El conocimiento de la antijuridicidad como elemento del dolo.

6.-

El concepto de dolo en nuestro Código Penal.

7.-

Los delitos preterintencionales: teorías sobre su naturaleza y fundamento de su reprensión.

8.-

La culpa, fundamento y finalidad de la omisión de los delitos culposos.

9.-

Teorías objetivas y subjetivas. Formas y grados de la culpa.

10.- Sistema en nuestro Código para la reprensión de los delitos culposos.

Unidad XII: Causa de Exclusión de la Culpabilidad

1.-

Causas de exclusión de la culpabilidad.

2.-

El error: concepto, clases y efectos. Cuestión acerca de los efectos del error de derecho.

3.-

La justificación putativa.

4.-

La coacción: Sus diferencias con la violencia y con el estado de necesidad.

5.-

La obediencia debida, naturaleza y ubicación sistemática de esta causa de la impunidad.

6.-

La no exigibilidad de otra conducta; cuestión acerca de su admisibilidad como causa general de exclusión de la culpabilidad.

Unidad XIII: La Tentativa

1.-

Tipos subordinados.

2.-

La tentativa, concepto fundamento de su punición.

3.-

Actos preparatorios y actos de ejecución criterios propuestos para diferenciarlos.

4.-

La idoneidad de la tentativa.

5.-

Teorías subjetivas y objetivas.

6.-

El delito imposible.

7.-

El desistimiento: requisitos y efectos.

8.-

Penalidad de la tentativa: procedimiento para su determinación.

Unidad XIV: Participación Criminal

1.-

La participación, autores.

2.-

Teorías del autor mediato.

3.-

Principios comunes a la participación.

4.-

Complicidad primaria, diferencia con el encubrimiento.

5.-

Instigación. El exceso del instigado.

6.-

La comunicabilidad de las circunstancias.

7.-

La participación en los delitos de imprenta.

Unidad XV: Concurso de Delitos

1.-

Unidad y pluralidad de delitos.

2.-

Concurso ideal: diferencia con el curso aparente.

3.-

Teoría del delito continuado.

13
13

4.-

Concurso real.

5.-

Problemas relativos a la unificación de penas.

Unidad XVI: La Pena: fundamento y clases de Penas

1.-

La pena. Teorías acerca de su fundamento y finalidad.

2.-

Especies de pena: Principales accesorias; paralelas, alternativas y conjuntas.

3.-

La pena de muerte. Antecedentes nacionales.

4.-

Las penas privativas de la libertad, sus diferentes efectos jurídicos. Régimen legal de ejecución de las penas privativas de la libertad en nuestro país, el Decreto 412/54.

5.-

La pena de multa, caracteres y ejecución.El sistema de día-multa.

6.-

La pena de inhabilitación, distintas especies. Consecuencias accesorias de la condena.

7.-

La incapacidad civil de los penados, su naturaleza, el comiso de los instrumentos de los delitos, la indemnización civil del daño causado.

Unidad XVII: Graduación e Individualización

1.-

Graduación e individualización de la pena.

2.-

Los artículos 40 y 41 del Código Penal.

3.-

La peligrosidad.

4.-

La reincidencia, sus especies y efectos.

5.-

Naturaleza jurídica de las medidas establecidas por el art. 52 del Código Penal.

6.-

La condena condicional, naturaleza y efectos. Requisitos para su otorgamiento.

7.-

Revocación.

8.-

Libertad condicional, naturaleza y requisitos para su concesión. Revocación.

Unidad XVIII: Medidas de Seguridad

1.-

Las medidas de seguridad. Concepto y caracteres.

2.-

Sus diferencias con la pena.

3.-

Teorías unitarias y dualistas.

4.-

Distintas clases de medidas: Eliminatorias, curativas y educativas.

5.-

Régimen legal de los menores.

Unidad XIX: La Acción Penal

1.-

Ejercicio de la pretensión punitiva.

2.-

Distintas clases de acciones. Caracteres.

3.-

Enumeración y análisis de las causas de extinción de la acción y de la pena.

ESTRATEGIAS Y PROPIEDADES DE PROCEDIMIENTO

Se adopta como metodología de estudio la indicada por el Profesor Dr. Julio Lazcano Ubios en el Módulo de la Asignatura Derecho Civil - Parte General.

El mismo dice:

“La Facultad de Educación a Distancia pone hoy en tus manos este “módulo” (guía) para ayudarte en el estudio de esta parte de la ciencia del Derecho, que en la mayoría de las Universidades se designa con el nombre de Derecho Penal - Parte General”.

“Somos conscientes de que el ingreso al campo de lo jurídico no es fácil; tiene sus dificultades. Para superarlas, hay que estudiar, trabajar, investigar, leer, pensar, razonar, con orden y disciplina”.

14
14

“Para posibilitar el autoaprendizaje y hacer llevadero y eficaz el esfuerzo que supone, se ha prepara- do éste módulo que pretendemos sea una guía, una orientación. Aquí no encontrarás un desarrollo completo de la asignatura ni mucho menos. Repito: sólo es una guía, una pauta, un conjunto de orientaciones para que estudies y aprendas, para que con dedicación, pero con garantías de eficacia, hagas tuyos -aprehendas- los conocimientos que te brinden los libros y apuntes, la doctrina y la juris- prudencia y las indicaciones de los profesores”.

“Recibirás el módulo, de acuerdo a lo planificado. El profesor Tutor irá informando al profesor Titular cuándo estés en condiciones de abocarte al estudio de la siguiente unidad. Entonces se te enviará el módulo correspondiente, previo cumplimiento de los otros requisitos administrativos”.

“Al recibir el módulo le darás una primera lectura y ubicarás en el Código Penal (CP) las disposiciones citadas en aquel, tratando de retener, no tanto la letra o el número del artículo, sino su contenido y pasarás a continuación al libro base”.

“Con este método podrás realizar una primera auto-evaluación para determinar si has comprendido el tema. Si te quedare alguna duda, por mínima que parezca, tomarás nota de ella y la expondrás al profesor Tutor en la próxima entrevista. Si a pesar de la consulta no disipares la duda, te dirigirás por carta al Titular, que te responderá a vuelta de correo”.

“En la fecha prevista en el “cronograma” el profesor Tutor te recibirá el primer examen parcial que será escrito y contendrá tus respuestas al cuestionario que previamente enviará al Tutor, el profesor Titular”.

“En síntesis, podemos decir que el proceso de auto-aprendizaje, comprende las etapas siguientes:

1.-

Lectura del módulo o guía.

2.-

Lectura de las normas pertinentes del Código Penal o leyes complementarias.

3.-

Lectura en la bibliografía básica, y en la complementaria (si fuere necesario).

4.-

Examen de evaluación parcial y en su caso, examen recuperatorio.

5.-

Repaso general.

6.-

Examen de evaluación final”.

EVALUACIÓN

¡¡IMPORTANTE!!

Los requisitos para regularizar la materia serán informados por el docente a través de los canales pertinentes de comunicación:

- Tablón de anuncios.

- Foro de la materia.

- Cuadros de regularización publicados en la página web.

¡¡¡Manténgase atento!!!

ACTIVIDADES

15
15

BIBLIOGRAFÍA

BIBLIOGRAFÍA BÁSICA

AUTOR

TITULO

EDITORIAL

 

LUGAR Y AÑO DE EDICIÓN

 

Código Penal Argentino. Actualizado.

Ed.

Zavalía

u

 

otra editorial

VILLADA, Jorge Luis

Curso de Derecho Penal Parte General.

Ed. Virtudes

 

2005

CREUS, Carlos

Derecho Penal - Parte General. Última Edición.

Ed. Astrea

   

FONTAN BALESTRA, Carlos

Manual de Derecho Penal. Ultima Edi- ción.

   

BACIGALUPO, Enrique

Derecho Penal Parte General

Ed.

Hamurabi

2º Edición 1999

S.R.L.

El módulo es una mínima guía para el estudio de la materia, debiéndose completar con el libro primero del Código Penal (art. 1 a 78), artículos pertinentes de la Constitu- ción Nacional y la Bibliografía Básica donde se encuentran todos los temas de las Unidades.

16
16

UNIDAD I: EL DERECHO PENAL

El primer tema de la unidad, referido a concepto, carácter, etc., del derecho Penal, está más que suficientemente tratado en el capítulo primero A) puntos 2 a 6 y B) puntos 7 a 15 del libro base y en pág. 1 a 27 de Carlos Creus.

Sin perjuicio de ello y respecto a las llamadas Ciencias Auxiliares del Derecho Pe- nal, acompañamos al presente un cuadro sinóptico en donde mostramos los distin- tos aspectos de estudio que abarcan.

CIENCIAS AUXILIARES

al presente un cuadro sinóptico en donde mostramos los distin- tos aspectos de estudio que abarcan.
17
17
17 RELACIONES CON OTROS DERECHOS 1.- Con el Derecho Constitucional Es la principal relación. La Constitución

RELACIONES CON OTROS DERECHOS

1.- Con el Derecho Constitucional

Es la principal relación. La Constitución es fuente de todas las leyes. Existe una relación directa pues la Constitución Nacional organiza el Estado marcando el ca- rácter y orientación al Derecho Penal.

a.- Es fuente de ley penal: art. 75 inc. 12: Facultad del Congreso de dictar el Có- digo Penal, entre otros Códigos.

b.- Consagra principios fundamentales de Derecho Penal: art. 18 y 19 (princi- pio de legalidad y de reserva).

c.-

Define algunos delitos:

Art. 15: abolición de la esclavitud

todo contrato de compraventa de personas

es un crimen de que serán responsables los que lo celebrasen y el funcionario que lo autorice (incorporado al Código Penal). Art. 22: sedición. Art. 127: sedición respecto a las provincias. (arts. 229 y 230 Código Penal). Art. 29: La concesión de facultades extraordinarias o suma de poderes públi- cos, es considerada traición a la patria. (art. 227 Código Penal). Art. 103: Traiciona a la patria quien “tomare las armas contra ésta, se uniere a sus enemigos o les prestare cualquier ayuda o socorro”. (art. 214 Código Pe- nal).

d.-

Establece restricciones:

Art. 18: abolición de la pena de muerte por causas políticas, abolición de los tormentos y azotes; cárceles limpias, etc Art. 17: inviolabilidad de la propiedad privada, etc. y Abolición de la confisca-

ción de bienes.

e.-

Consagra derechos y garantías de justicia:

Principio de Legalidad: Limita la extensión del ius puniendi: no se podrán cas- tigar con penas más que las conductas típicas, es decir las que aparecen de- signadas en los tipos penales; por consiguiente, el tipo importa una garantía para los individuos: la de no ser perseguidos penalmente por conductas que no posean la característica de la tipicidad. Esa función limitadora y garantizadora está integrada constitucionalmente por el principio de legalidad (art.18 C.N.) completado con el principio de reserva (art.19 C.N.) que configuran nuestro de- recho penal como un derecho de legalidad.

18
18

Art. 18: Ningún habitante puede ser juzgado por comisiones especiales, ni obligado a declarar contra sí mismo, ni arrestado sino en virtud de orden escrita de autoridad competente, inviolabilidad de domicilio, de la correspondencia epistolar y de los papeles privados.

f.- Art. 19: principio de reserva.

2.- Con el Derecho Civil y Comercial

a.-

Reparación del daño: el delincuente debe reparar los daños ocasionados por

el

delito (art. 29 Código Penal).

Art. 1077 Código Civil: todo delito hace nacer la obligación de reparar el per-

juicio que por él resultare a otra persona.

b.-

Para precisar la noción de algunos delitos: debe recurrirse al Derecho Civil y Derecho Comercial, así:

Cuando el Código Penal en su art. 134 tipifica el delito de bigamia: casarse sabiendo que existen impedimentos que causen su nulidad, habrá que ver en la

ley de matrimonio civil cuales son los impedimentos para contraer matrimonio.

O en el Art. 173 define Defraudación: Negativa a restituir una cosa mueble

entregada en depósito o administración habrá que ver el concepto de mueble, depósito, etc. en el Derecho Civil. Art. 80 inc. 1º Homicidio: agravado por el vínculo habrá que ver en Derecho de Familia, las nociones de ascendiente, descendiente, etc. y en caso de Quie- bra Fraudulenta. Ver conceptos de Quiebras, concurso, etc. en el Derecho Co- mercial.

3.- Derecho Administrativo

El Código Penal sanciona una serie de delitos contra la administración pública. Ejemplo: malversación, peculado, etc.

Además, las instituciones policiales dependen del poder administrador y las Cárce- les: tienen carácter administrativo.

4.- Con el Derecho Procesal Penal

Ya que éste estudia sistemáticamente el conjunto de principios y normas referidas a la actividad judicial que se cumple a través del proceso, dirigida fundamentalmente a la efectiva realización jurisdiccional del orden jurídico penal.

AUTOEVALUACIÓN

1.-

Indique 4 (cuatro) caractéres del Derecho Penal.

2.-

El principio de legalidad del art. 18 de la Constitución Nacional contiene varios

del art. 18 de la Constitución Nacional contiene varios principios enuncie 3 (tres). 3.- Realice un

principios enuncie 3 (tres). 3.- Realice un cuadro sinóptico de los artículos de la Constitución Nacional rela- cionados con el Derecho Penal.

19
19

ACTIVIDAD Nº 1

1.-

Efectue un mapa conceptual de la historia del Derecho Penal.

2.-

Enuncie el concepto de Estados peligrosos.

3.-

Realice un esquema de la estructura del Código Penal.

2.- Enuncie el concepto de Estados peligrosos. 3.- Realice un esquema de la estructura del Código
20
20

UNIDAD II: HISTORIA DEL DERECHO PENAL

Toda la temática de esta unidad está más que suficientemente tratada en el Capítu- lo II del libro base, págs. 35 a 56 y pág. 29 a 33 de Creus por lo que con su simple, pero detenida, lectura se entenderá el tema sin necesidad de profundización ni ex- plicación especial.

21
21

ACTIVIDAD Nº 2

a.-

En lo que respecta a la Unidad II el Profesor lo remite al Capítulo II del libro base (págs. 35 a 56). Recomendamos:

Capítulo II del libro base (págs. 35 a 56). Recomendamos: 1.- Subrayar las ideas fundamentales. 2.-

1.-

Subrayar las ideas fundamentales.

2.-

Realizar una síntesis de la lectura ejecutada.

3.-

Elaborar cuadros sinópticos o esquemas de contenidos de:

- Derecho Penal Romano, su evolución y principales características.

- Derecho Penal Europeo hasta mediados del siglo XVIII.

22
22

UNIDAD III: ESCUELA DEL DERECHO PENAL

También se encuentra suficientemente tratada en su integridad en el libro base ca- pítulo III, págs. 59 a 87 y pág. 33 a 46 de Creus sin perjuicio de lo cual, en la pre- sente guía se presenta una sucinta sinopsis de los aspectos fundamentales de las escuelas clásicas, positiva, y de la técnica jurídica o dogmática.

Escuela Clásica: denominación dada por Ferri.(1880).

Derecho Penal:

“Tutela jurídica que la sociedad ejerce de su interés contra los enemigos del orden jurídico y social”.

Esa tutoría la ejerce el Estado, que es el único ejecutante del derecho de represión.

Enemigos: los que han transgredido el orden social (delinquido).

Técnica Penal:

El único medio era la pena y se trataba de establecer los límites posibles y justos de la misma:

Posibles: a) el hombre no esta obligado a más de lo que puede hacer.

Justos: b) no debía retribuirse al delincuente con una pena mayor o menor al mal por él cometido.

Allí está la característica de la E. Clásica: el criterio cuantitativo, consistente en re- tribuir al delincuente con una cantidad de pena exactamente igual a la cantidad del daño ocasionado a la sociedad con el delito.

El Delito:

Parte de la T. de las Fuerzas del Delito trata de detener la arbitrariedad tanto del Legislador como del Juez.

Subjetiva: lo que el hombre pone.

Objetiva: lo que el hecho del hombre ocasiona.

Esto significa que, cuando encontramos todos esos elementos reunidos, el hecho puede ser incriminado por el legislador y sancionado por el Juez.

23
23
23 Objetivo: defender al hombre contra la arbitrariedad del Estado (entre nosotros el límite lo establece

Objetivo: defender al hombre contra la arbitrariedad del Estado (entre nosotros el límite lo establece el art. 19 C. N.)

Def. de Delito de Carrara: Infracción a la ley del Estado, promulgada para proteger la seguridad de los ciudadanos, resultante de un acto externo del hombre de acción u omisión, moralmente imputable y políticamente dañoso.

Infracción jurídica: significa quebrantamiento de una norma (1º la norma (ley) 2º el Delito).

A la ley del Estado: no a las divinas y/o morales.

Promulgada: para su conocimiento por toda la población.

Para proteger la seguridad: ya que hay dos órdenes de leyes:

a.-

prot. seguridad (delito)

b.-

prot. prosperidad (no delito)

De los ciudadanos: es decir para todos (no al Estado)

Acto externo: exógeno, es decir que debe salir del mundo interior del sujeto al ex- terior.

De acción u omisión: que puede consistir en un hacer o en un dejar de hacer o no hacer.

Moralmente imputable: debe ser el resultado de la actividad inteligente y libre del Hombre (imputar: atribuir una acción al hombre que la comete).

Políticamente dañoso: es decir, civilmente dañoso, en el sentido que lesiona gra- ve y extensivamente el patrimonio espiritual o material de la sociedad determinada.

El Delincuente: no es que lo ignore sino que no lo tiene en cuenta para sus formu- laciones doctrinarias; no lo necesitaba para su sistemática. No es más que un Hombre inteligente y libre que cometió un delito. Es un ser normal, es el hombre medio.

Para evitar la arbitrariedad judicial (que podría darse, dada la época, si se conside- raba que la personalidad del delincuente al juzgar, no compartía la fijación de un máximo y un mínimo dentro del cual pudiera fluctuar el juez al penar), El magisterio punitivo se concretaba en un silogismo perfecto:

24
24

Silogismo

24 Silogismo Premisa mayor: la norma legal. Premisa menor: la imputación del hecho. Conclusión: la imposición

Premisa mayor: la norma legal. Premisa menor: la imputación del hecho. Conclusión: la imposición de la pena.

La Pena: mal con que el Estado retribuye al delincuente el mal que ocasionó con su delito.

Concepto retributivo: (no de readaptación); mal que debe estar previsto de ante- mano en su cantidad y debe ser cierto y tener fuerza intimidatoria (para contrarres- tar el mal ejemplo (alarma) del delito).

La Pena tiene su fin en sí misma que concreta su razón de ser por su propio resta- blecimiento del orden externo de la sociedad:

Actuación: cumpliéndose, aplicándose; (pena fin) ahí la diferencia con la Escuela Positiva: en que la pena es un medio de realización de un fin, cual es, la reeduca- ción, readaptación, resocialización o corrección del individuo.

En resumen: es un mal previsto, determinado, cierto, que posee cierta fuerza inti- midatoria y que constituye un fin en sí misma.

Responsabilidad: Es la responsabilidad moral; la delincuencia es la manifestación de la voluntad orientada hacia el mal; el hombre es un ser inteligente y libre, por lo que es capaz de comprender la naturaleza del acto que realiza y de elegir entre ejecutarlo o no. Puesto en la disyuntiva de optar entre el bien y el mal, al decidirse por el mal obra voluntariamente, siendo en consecuencia responsable por el daño que su elección ocasione, y pasible de pena ya que sabía que cometía una infrac- ción y quería libremente cometerla.

Método: dada su formación filosófica, que reciben del jus naturalismo, utilizan el método racional deductivo (silogístico). Por ello no consideran la realidad social del delito y la realidad humana del delincuente. No indagan sus causas, no porque des- conozcan el medio y el delincuente, sino que no las consideran necesarios para elaborar sus principios y doctrinas.

ESCUELA POSITIVA: (1876-1880)

Razones de su surgimiento: evolución del pensamiento humano:

a.-

Reacción contra algunas exageraciones de abstracción de los “clásicos”.

b.-

Surgen nuevas ciencias “Sociológicas” y alcanzan gran desarrollo las ciencias experimentales;

c.-

Nuevos métodos en otras: Psicología (Comte), Psiquiatría.

d.-

Otros aspectos: Estadística.

Siglo XIX: avance de lo material (Comte: negación de todo espiritual).

Gómez: positivismo sólo para indicar el método: inductivo observacional, experi- mental. En alguna medida reduce la actividad humana a pura fisiología.

1876: Lombroso: autor del “L'uomo Delinquente”; 1878: Ferri: su Tesis doctoral “Teoría de la imputabilidad; 1880: Garofalo: “Criminología”; 1887: entre los tres: “La defensa de la Escuela Positiva”.

25
25

LOMBROSO: corriente antropológica: los delincuentes son una especie particular dentro de la especie humana.

FERRI: corriente sociológica: la delincuencia no es sólo consecuencia del factor antropológico, sino la resultante de tres grupos de fuerzas: antropológica, cosmoló- gica y sociológica.

GAROFALO: corriente jurídica: al lado del delincuente “nato” desarrolló su teoría del delito natural; el concepto de temibilidad.

Ideas penales de LOMBROSO: Consultado sobre normalidad o no de los proce- sados (médico alienista) investiga si había en los delincuentes algo extraño, excep- cional, los hiciera reaccionar en forma diferente normales y correctos.

Investiga 1º los locos y 2º los delincuentes (lo 1º fácil, lo 2º dificultoso). En 1872 observando un cráneo de un delincuente nota que en su base, donde en la genera- lidad de los hombres hay una cresta que marca el límite de separación de los he- misferios cerebrales, hay una fosita del hueso occipital la cual debería de haber alojado un lóbulo cerebral, fosita que se encuentra en los prosimios y mamíferos superiores. Por ende considera que es una regresión atávica a formas primitivas en plena sociedad civilizada.

Este prototipo delincuente presentaba algunos rasgos característicos, tales como mandíbulas vigorosas, pómulos salientes, arcos superiales muy marcados, longitud desmesurada de brazos, etc., etc

Para él, el delincuente es un anormal que crece con impulsos orientados al delito, con factores congénitos insuperables que lo llevan a delinquir.

Ideas de FERRI: obra: 1880 “Sociología Criminal”, “Teoría de la imputabilidad”, etc

Los Sustitutivos penales: como afirma la influencia de los factores sociales en la exaltación de las tendencias criminológicas, aconseja la reforma de la legislación a fin de suprimir o disminuir la influencia de los factores coadyuvantes (sociales y antropológicos) a la producción de delitos.

Ideas de Garofalo: (Criminología).

La Temibilidad: que estima debe ser la base de la represión, es la perversidad constante y activa del delincuente y la cantidad de mal que debe preveerse con su conducta. De allí su responsabilidad. (no por responsabilidad moral sino por temibi- lidad moral).

Teoría del Delito Natural: dado un delincuente nato, anomalías físicas, etc. que lo llevan necesariamente al delito junto con los factores sociales, era necesaria la existencia de un delito natural, o sea, hechos humanos que en todo los tiempos y lugares hubieran sido considerados delitos.

Para investigar ello no va a los códigos sino que se remonta a los sentimientos afectados y ve si las sociedades han mantenido constante ciertos sentimientos y llega a constatar que son dos únicos: “el delito natural es aquel que lesiona los sentimientos fundamentales y constantes de piedad y probidad (pero como no fueron poseídos siempre de igual manera) en la medida media en que son poseídos de una sociedad determinada”.

26
26

Habla también: de la influencia del medio ambiente, es adversario de la supresión de la pena de muerte están en contra de otros conjuntos de institutos que incenti- van al delito, como ser, la prescripción, los indultos, la conmutación de penas, etc.

CONCEPTOS BÁSICOS DE LA ESCUELA POSITIVA

Derecho Penal: Es la organización jurídica de la defensa social, es una reacción espontánea de la sociedad para defenderse, es un acto reflejo.

Técnica Penal: es de mayor amplitud que la Escuela Clásica. Reconoce la necesi- dad de: penas, sanciones, la observación psicológica del delincuente, el estudio ambiental, la clasificación de delincuentes y de la aplicación de las penas teniendo en cuenta la personalidad, etc

Delito: Ferri: es un fenómeno natural, producido por la acción coadyuvante de los factores antropológicos y sociales.

Garofalo: lesión a los sentimientos fundamentales de piedad y probidad humana en la medida media en que son poseídos por una sociedad determinada.

Delincuente: ya no es el hombre medio y libre sino una especie aparte, una espe- cie delincuente, no normal que se define por su peligrosidad y antisociabilidad.

Pena: hablan de sanciones, no es un mal; deber ser indeterminadas y sin sentido retributivo sino prevencional debiéndose graduar no en función del delito sino del delincuente.

Métodos: de inducción, observación, experimental.

ESCUELA DOGMÁTICA O TÉCNICA JURÍDICA:

(TEORÍA JURÍDICA DEL DELITO)

Para Soler no es una Escuela sino el estudio emprendido, dando por sentada la existencia de un derecho penal determinado. Es decir “un conjunto de normas dotadas de sanción retributiva” y ese es el objeto estudiado por la dogmática penal, siempre será un derecho positivo dado, se ocupa del derecho que es (lege data) y no del derecho posible (de lege ferenda).

No se opone a otros estudios referente al delito (lo ilícito, la pena, etc.) ni niega la conveniencia de estudios históricos, filosóficos o sociológicos, sino que tiene como finalidad sacar al derecho de un tembladeral de opiniones, es decir incertidumbres, puesto que hay un derecho positivo penal vigente del cual derivan importantísimas y gravísimas consecuencias para los ciudadanos de un determinado orden jurídico, razón por la cual hay que establecer cuáles son éstas.

Presupone la existencia de una ley y se propone su sistematización, interpretación y aplicación correcta.

Estudia un sistema de normas no en su momento estático como fenómeno, sino en su momento dinámico, como voluntad actuante.

27
27

AUTOEVALUACIÓN

a.-

Carrara es el representante de la Escuela Clásica.

V

o

F

b.-

La Escuela Clásica considera al delito como un ente jurídico.

V

o

F

c.-

La Escuela Clásica considera a la pena como una retribución del mal ocasio- nado por el delincuente.

V

o

F

d.-

Lombroso considera al delincuente como una especie particular de la especie humana.

V

o

F

e.-

Ferni considera que el delincuente es el resultado de varios factores antropoló- gico, sociológicos, etc.

V o

F

Ferni considera que el delincuente es el resultado de varios factores antropoló- gico, sociológicos, etc. V
28
28

UNIDAD IV: LA LEY PENAL

LA EXPRESIÓN FUENTE PUEDE TOMARSE EN DOS SENTIDOS

1.- Como voluntad o autoridad de la cual emanan las normas jurídicas: alude

a aquello de donde emana la norma, de donde surge el derecho. Es decir, a la autoridad que dicta las normas. En este sentido, según Soler, se habla de fuente de producción del Derecho Penal. En nuestro sistema quien está fa- cultado para producir el Derecho Penal es el Estado a través de sus órganos (art. 67 inc.11 Constitución Nacional): el Congreso es el encargado de dictar el Código Penal para toda la República. El Estado Nacional es fuente de producción respecto al Derecho Penal común, en tanto que el Estado Provincial es la fuente de producción de aquella parte reservada a las provincias, art. 104 y 32 Constitución Nacional (Contravencio- nes e imprenta). 2.- Como la forma o medio a través del cual se conoce la voluntad: en este sentido se denomina fuente de Cognición del Derecho Penal. En materia penal la única fuente de cognición es la Ley por mandato de la Constitución Na- cional (arts. 18, 31, 67 inc. 11), o elementos que la Ciencia del Derecho Penal

se vale para obtener sus conocimientos. En este sentido la única fuente es la ley, no tienen tal carácter: la doctrina, ju- risprudencia, costumbre (arts. 18 y 19 C. N.) Así tenemos ley:

1.-

En sentido formal (estricto) o sea la que emana de un parlamento (Congre- so o Legislatura) o;

2.-

En sentido material (amplio) o sea toda disposición normativa que emana de un parlamento, del ejecutivo o de los municipios.

En Argentina tenemos:

1.-

Código Penal, Leyes Penales especiales. Ejemplo: 23737 (estupefacien-

2.-

tes); Código de Justicia Militar, etc Leyes que tipifican los delitos de imprenta (art. 104, 32 C. N.) y Códigos contravencionales o de falta.

3.-

Ordenanzas municipales de tránsito.

El art. 18 de la C. N. establece el principio de legalidad tanto penal como pro- cesal, e implica la prohibición de la ley ex post facto o sea que por una ley pos- terior, se incrimine una conducta anterior.

Conforme a este art. 18 la ley debe ser:

Previa: o sea anterior al hecho de la causa. Escrita: proporciona seguridad (relacionado con el principio de reserva), pues establece delitos y penas perfectamente delimitadas. General: para todos no para persona/s determinada/s. Promulgada y Publicada: por el Poder Ejecutivo y en el Boletín Oficial.

29
29

ELEMENTOS QUE INTEGRAN LA LEY PENAL:

EL PRECEPTO Y LA SANCIÓN

Ejemplo: el art. 79:

Precepto: descripción de la acción definida como delito.

Sanción: consecuencia jurídica impuesta al autor de la acción.

Caracteres:

- Exclusiva: única fuente de Derecho Penal.

- Constitucional: debe ajustarse a la Carta Magna (art. 18, 19, 16 C. N.).

- Integra un sistema discontinuo de ilicitudes: tan es así que no pueden exten- derse comunicaciones entre las figuras, más allá de lo que la misma ley lo esta- blece. Ejemplo: casos de tipos especiales vinculados a tipos básicos (79, 80, 81).

- Obligatoria: luego de su publicación (art. 2 C. Civ.) (desde que determinen su publicación u 8 días después.

- Igualitaria: no hay fueros personales ni prerrogativas especiales.(art. 16 C. N.).

- Irrefragable: (Soler) sólo otra ley puede derogarla, mientras esté vigente es de ineludible aplicación.

30
30

ACTIVIDAD Nº 3

a.-

Clasifique las fuentes del Derecho Penal en nuestro país.

b.-

Complete el siguiente cuadro sinóptico:

   

Previa:

Escrita:

Debe ser

General:

Promulgada:

Publicada:

Ley

 
 

Exclusiva:

Constitucional:

Caracteres

Obligatoria:

Igualitaria:

Inefragable:

Ley     Exclusiva: Constitucional: Caracteres Obligatoria: Igualitaria: Inefragable:
31
31

PRINCIPIO DE LEGALIDAD

La acción punible debe ser específicamente determinada, así como la sanción que se le asocie.

Antecedentes: Carta Magna de 1215 “ningún hombre debe ser detenido, encarce- lado, o desposeído, o puesto fuera de la ley, o desterrado, o en forma alguna des- truido, ni procederemos en contra de él ni lo condenaremos, sino por el juzgamiento legal de los pares, o por la ley del país”

nadie pue-

de ser castigado sino en virtud de una ley establecida y promulgada anteriormente al delito y legalmente aplicada”.

Declaraciones de Derechos del Hombre y del Ciudadano: (1789)

En Argentina: se consagró expresamente en el Estatuto Provisional de 1815 “el crimen es sólo la infracción de la ley que está en entera observancia y vigor”.

Su vigencia definitiva es en la Constitución Nacional de 1853 el art. 18.

Formulación doctrinaria: se debe a Feuerbach (1861) “toda pena jurídica en el Estado es consecuencia jurídica de una ley, fundada en la necesidad de la conser- vación del derecho exterior y que amenaza la lesión jurídica con un mal sensible”.

Lo receptan entre otros:

La Constitución Italiana: “Nadie puede ser penado si no es por disposición de la ley que ha entrado en vigor, antes del hecho cometido”.

Código Penal de Alemania Federal: “un hecho sólo podrá se penado cuando la punibilidad está legalmente determinada, antes que el hecho sea cometido”.

CONCLUSIÓN

-Nulla pena sine lege: la existencia de una pena, supone una ley anterior, pues sólo la amenaza de un mal por la ley, fundamenta y posibilita jurídicamente una pena. - Nulla pena sine crimine: la existencia de la pena, está condicionada a la existen- cia de la acción amenazada.

Carrara: el delito es un ente jurídico constituido por la relación de contradicción, entre un hecho y la ley, no puede existir contradicción entre lo que se hace y una ley que no existe aún.

PRINCIPIO DE RESERVA

Intimamente vinculado al de legalidad.

Dr. Saravia Toledo: no son sino una unidad, anverso y reverso de una misma mo- neda.

Su fórmula está consagrada en el art. 19 de la Constitución Nacional, última parte.

Soler: el Derecho Penal no es sino un sistema discontinuo de ilicitudes. Conforme al art. 18, el delito debe ser previsto y definido antes del hecho, o sea si un hecho no

32
32

encuadra dentro de ninguna de las descripciones de los tipos delictivos legales, cae dentro de la zona de libertad (art. 19). En caso contrario, el derecho no daría segu- ridad y certeza a la vida. O sea que en Derecho Penal, no existen lagunas: el hecho no encuadra en una figura, entonces rige el artículo 19 (zona de libertad o de indife- rencia ante el Derecho Penal, si el hecho es un ilícito no tipificado).

33
33

ACTIVIDAD Nº 4

a.- Relacione los principios de legalidad y de reserva en un ejemplo.

33 ACTIVIDAD Nº 4 a.- Relacione los principios de legalidad y de reserva en un ejemplo.
34
34

PRINCIPIOS GENERALES DEL DERECHO

El art. 16 del Cód. Civ., dice: “si una cuestión civil no puede resolverse ni por las palabras, ni por el espíritu de la ley, se atenderá a los principios de las leyes análo- gas y si aún la cuestión fuere dudosa, se resolverá por los principios generales del derecho”.

Esta disposición en el orden penal es inaplicable, pues dentro de los principios ge- nerales del Derecho Argentino están (ya sea que surgen de la legislación positiva o de principios superiores de justicia), el de legalidad y reserva que por imperio Cons- titucional, excluyen cualquier otro que les sea contradictorio.

La costumbre: “Observancia constante y uniforme de un comportamiento por los miembros de la comunidad social en la creencia o convicción de que responde a una necesidad específica”.

En el Derecho Penal, la única fuente de cognición es la ley. Se excluye la costumbre.

La analogía: Significa atribuir al caso no regido por las leyes, la regulación de un caso similar, previsto por ella.

Soler: “no es sino servirse de una incriminación para castigar un hecho que cae en la zona de libertad”.

Es un recurso al que acuden las legislaciones totalitarias.

El Código Penal Alemán Nacional Socialista: 1935, castiga los actos contrarios al sano sentido alemán o popular.

Proyecto Krilenko: 1930, supresión de la parte especial o sea no sólo se remitía a las leyes semejantes sino a la analogía jurídica, al ordenamiento jurídico total y a su espíritu.

El Código Civil: art. 16 que es consecuencia del 15: “los jueces no pueden dejar de juzgar, pero si hay silencio u oscuridad de la ley, conforme al art. 18 y 19 C.N., el hecho estará en la zona de libertad o indiferencia”.

De los arts. 18 y 19 surge, claramente, la proscripción de la analogía en materia penal.

35
35

ACTIVIDAD Nº 5

a.- Relacione los principios de costumbre y analogía con el de reserva. (Art. 18 y 19 C.C.)

35 ACTIVIDAD Nº 5 a.- Relacione los principios de costumbre y analogía con el de reserva.
36
36

LA JURISPRUDENCIA

No es fuente, no es jure dare sino jure dicere (interpretar, desentrañar la voluntad de la ley, no creada).

Corte: no se puede entender los conceptos en un fallo, sino con relación a las cir- cunstancias del caso que los motivó.

Acuerdos Plenarios: cuando las salas de la Cámara se reúnen de pleno, para uni- ficar jurisprudencia o evitar sentencia contradictorias, o fijar la interpretación de la ley aplicable al caso, por iniciativa de cualquiera de ellas. El art. 27 Decreto 1385/58 “la interpretación aceptada en una sentencias plenaria es obligatoria para la misma Cámara y los jueces de primera instancia, respecto de quienes la Cámara que la pronuncie sea Tribunal de Alzada, sin perjuicio de que puedan dejar a salvo su opi- nión personal. Sólo se modifica por una nueva sentencia plenaria”.

Soler: Opina que tales sentencias plenarias se contradicen con el art. 31 de la C. N. (supremacía de la Constitución Nacional y de las leyes) y vendrían a ser supracons- titucionales. Además, se afecta el art. 18 y 19: se crea una fuente de cognición dis- tinta de la que establece la C. N

Se viola el art. 67 inc. 11 “el Congreso dictará los códigos de fondo”.

La creación de las leyes tiene un procedimiento específico: sanción, promulgación, publicación y ello no se da en los acuerdos plenarios. No se los comunica al Poder Ejecutivo y por ende no hay posibilidad de veto.

Su publicación no es en el Boletín Oficial ni en la forma del art. 2 del C. Civ., sino en publicaciones privadas especializadas o en repertorios de jurisprudencia.

LA DOCTRINA

No es más que instrumento esclarecedor de la ley, pero no es fuente. Es auxiliar de la interpretación y suministra bases para futuras reformas de los institutos pena- les. Es un instrumento de política criminal.

Otros principios constitucionales de garantía al ciudadano: Juicio previo, Juez na- tural, inocencia, non bis sin idem, etc.

Prohibición de delegar la facultad legislativa penal: El Poder Legislativo Nacio- nal, Provincial, Municipal, no pueden delegar sus propias facultades pues siendo en nuestro sistema, principio fundamental, la división de poderes (3) soberanos e inde- pendientes en su esfera, las facultades de cada uno le son peculiares y exclusivas, pues un uso o ejercicio concurrente o común de ellas, destruiría la separación de poderes y la base de nuestra forma de gobierno.

Fallos de la Corte: el Congreso no está autorizado a abdicar o a confiar a otros, las funciones legislativas esenciales a él otorgadas. La delegación no puede alterar el equilibrio de poderes.

Para que la delegación sea válida, el ejercicio de las atribuciones no debe ser priva- tivo o exclusivo de la autoridad que delega, si lo es, será nula por inconstitucional. La Corte, primero, dejó en materia de facultades, de legislar sobre contravenciones policiales para Bs.As. (Cap.), que conforme al Código Procesal que da competencia al jefe de policía, para juzgar las contravenciones, tenía la facultad para crearlas y

37
37

castigarlas dentro de esos límites, sin que los edictos pertinentes importaran, dele- gación irregular, de atribuciones legislativas ni invasión en ellas. Luego varió la ju- risprudencia.

En 1957, declaró inconstitucional por contradicción al art. 18 y 67 inc. 2, un decreto que, conforme aquella jurisprudencia, facultaba a la Policía Federal a emitir y aplicar edictos dentro de la competencia asignada por el Código de Procedimiento Criminal y reprimir actos, no previstos por las leyes, en materia de policía de seguridad.

La Corte dijo: que debía mantenerse estrictamente el principio de legalidad (18), como de arraigo constitucional, además de que los autoritarismos utilizan los edic- tos policiales, como un eficaz medio para oprimir a los ciudadanos y restringir las libertades constitucionales.

38
38

ACTIVIDAD Nº 6

a.-

Enuncie los conceptos de jurisprudencia y la doctrina como fuentes del derecho penal.

b.-

Relacione los conceptos de Delegación de funciones y Equilibrio de Poderes.

como fuentes del derecho penal. b.- Relacione los conceptos de Delegación de funciones y Equilibrio de
39
39

LEYES PENALES EN BLANCO

Son aquellas que tienen perfectamente determinada la sanción, pero indeterminado

el precepto, para lo cual, hay que recurrir a una instancia legislativa complementa-

ria. Es decir que se limitan a referir la pena a un género de infracciones que deben ser configuradas específicamente por otro cuerpo legal (ley-reglamento, etc.), que

generalmente se refiere a una materia de carácter especial.

Con ello, se pretende lograr la eficaz y oportuna represión de ciertos hechos que, como las infracciones a leyes reguladoras de policía sanitaria, se refieren a situa- ciones fluctuantes que exigen una legislación de oportunidad.

Tenemos:

- Leyes penales en blanco en sentido propio: la determinación del precepto, queda exclusivamente a cargo de una instancia legislativa complementaria, mien- tras ésta no existe, el precepto penal queda indeterminado, respecto a la estructu- ra de los hechos punibles, pudiendo variar en calidad y cantidad conforme al arbi- trio del legislador complementario, sin más límite que la necesidad de ceñirse a la materia genéricamente señalada, por la ley principal.

Ejemplo: El Art. 206, decía: se aplicará las leyes de policía sanitaria animal.

al que violare las reglas establecidas por

O actual: al que violare las medidas impuestas por la ley o autoridad para impedir la

introducción o propagación de una epizootia o plaga vegetal.

A dicha ley le corresponde determinar, específicamente, los hechos punibles que la

ley penal declara punibles de una manera genérica, son dos actos de legislación:

uno de determinación genérica y otro, específica.

- Leyes penales en blanco en sentido impropio: que se limita a castigar específi- camente ciertas conductas violatorias, de lo que en determinada materia ordena la ley, el reglamento, etc

Ejemplo: El art. 43 inc. 4 C.P. establece pena, al jefe de prisión si coloca al reo, en lugares del establecimiento que no sean los señalados a los efectos (por ley o re- glamento).

En estos casos, aunque lo punible depende de lo que establece otra instancia legis- lativa, la ley principal es la que lo especifica de una manera que excluye la posibili- dad creadora de la ley complementaria.

En la de sentido propio, las infracciones son creadas por el acto legislativo comple- mentario.

Se produce así, una suerte de delegación que es susceptible de violar el principio de legalidad penal, al dejar su individualización al Poder Ejecutivo que no puede

constituirse en legislativo so pretexto de las facultades reglamentarias que le confie-

re la C.N. art. 86, inc. 2.

Soler sostiene que en las segundas, no hay violación de carácter inconstitucional, pues la conducta está descripta en la ley penal, pero la figura debe ser integrada con un elemento cuya especificación, se refiere al poder administrador.

40
40

En las primeras, sólo lo considera admisible si el P. E. dicta las normas a que la ley refiere en ejercicio de la atribución reglamentaria que le confiere el art. 86 C.N., porque en tal caso, dicha norma es como si fuera la misma ley reglamentaria, pues- to que la integra.

Núñez: el principio de legalidad es incompatible con una ley penal que, de una u otra manera, deja la estructuración de las particulares infracciones al ejercicio del PODER EJECUTIVO., de la facultad reglamentaria del art. 86 C.N

Cuando las leyes castigan genéricamente las infracciones a su reglamentación, débese entender que se refieren a la potestad reglamentaria del Congreso (art. 67 inc. 28) y no, a la del PODER EJECUTIVO pues sino, se legitima una delegación inad- misible.

¿Cuándo es la facultad reglamentaria del PODER EJECUTIVO? La Corte dijo: “es la autoridad que tiene el PODER EJECUTIVO para reglar los pormenores y detalles nece- sarios para la ejecución de la ley”.

No siendo la definición de la infracción ni el establecimiento de la pena pertinente “pormenores o detalles” relativos a la ejecución de la ley penal, sino su esencia misma, resulta que el PODER EJECUTIVO, no puede so pretexto de su facultad regla- mentaria (86 inc. C.N.), sustituir al legislador y por esta supuesta vía, dictar la ley previa, requerida por el art. 18 C.N

Ley en blanco al revés: 110 Ley 2393. Matrimonio Civil: los miembros pastores a celebrar matrimonio religioso sin tener a vista el acta de matrimonio, quedan sujetos a la pena del 147 C.P. (del año 1886: derogado). Hoy existe el 136 - El 110 de la ley no tiene pena.

DECRETOS LEYES

La C.N. no prevé el dictado de Decretos Leyes por el PODER EJECUTIVO, ya sea en consecuencias extraordinarias, o en épocas de facto.

Aftalión: constituyen un verdadero derecho consuetudinario y constituyen la consti- tución real.

Núñez: es incompatible con el principio de legalidad.

Fiorino: restringe su legitimidad a aquellos que sean necesarios, para la buena marcha administrativa del estado o para lograr la salida institucional (todo Decreto Ley ajeno a esto debe caducar automáticamente al asumir nuevas autoridades).

La cuestión se inicia en 1930 y continúa en 1943. Ninguno de los gobiernos asumió facultades legislativas, ni de manera expresa los poderes del Congreso.

La Jurisprudencia les concedió facultades reglamentarias restringidas, en los límites de las necesidades de la administración y mantenimiento del organismo estatal.

La Corte hasta 1947, negó facultades legislativas en materia penal al PODER EJECU- TIVO, en virtud del art. 18 C.N

Luego declaró la validez de los Decretos Leyes penales dictados por el PODER EJE- CUTIVO de facto y su vigencia, con posterioridad al gobierno revolucionario, aún

41
41

faltándoles o sin necesidad de ratificación por el Congreso. Ejemplo: dec. 536/45 (represión de delitos contra la seguridad del Estado.)

Se decía que la exigencia constitucional de la ley anterior, quedaba satisfecha con una norma emanada del PODER EJECUTIVO, antes del hecho de la causa.

En 1955, se inicia el período de la asunción expresa de facultades legislativas y la Fórmula era: “el Presidente en ejercicio de la facultad legislativa, decreta con fuerza de ley”.

El decreto Ley 4161/56 no dice nada de la comunicación al Congreso y el 412/58

(régimen penitenciario), fue ratificado por ley del Congreso.

El gobierno de facto de 1962, también asumió facultades legislativas: “decreto con

fuerza de ley”. Así: Los Decretos 788/63 y 4778/63. El primero, diciendo que se daría posteriormente cuenta al Congreso. Son inconstitucionales al sucederse los regímenes constitucionales; la práctica fue la derogación expresa; y recobran vi- gencia las leyes por éstos derogados.

Legislación Estatutaria: 1966 (Revolución Argentina), también declara el acto de que el Presidente ejercerá todas las facultades legislativas que la C.N. acuerda al Congreso.

Se las denomina Ley y su numeración es correlativa a las leyes del Congreso “san- ciona con fuerza de ley”. Ejemplo: Ley 17567 reforma al C.P., fue derogada por ley del Congreso al sumir el nuevo período constitucional (20509). Idem proyecto de Reorganización Nacional de ley.

LEY SUPLETORIA

Art. 4 C.P.: “Las disposiciones generales de este Código se aplicarán a todos los delitos previstos por leyes especiales en cuanto no dispusieran lo contrario”. Pues, admitir principios diferentes respecto a la culpabilidad, justificación, tentativa, etc., será el caos jurídico. Se refiere a leyes nacionales.

O sea, no sólo a leyes especiales que preveen conductas punibles, sino también a

leyes ampliatorias o modificatorias.

No funciona la aplicación supletoria cuando dichas leyes disponen lo contrario, o sea,

la no vigencia de las disposiciones generales; y puede ser general o particular y:

Expresa: si declara inaplicable cierto instituto (condena de ejecución condicional).

Implícita: cuando el régimen de la ley especial resulta incompatible por la estructura y finalidad de sus institutos con la regulación de la parte general.

Núñez sostiene que el art. 4, no se aplica a la legislación provincial sobre contra- venciones (104 C.N.). Otros sostienen que sí.

42
42

UNIDAD V:

AMBITO ESPACIAL DE VALIDEZ DE LA LEY PENAL

Al respecto hay cuatro principios:

TERRITORIAL: El Estado pena los delitos cometidos dentro de su territorio. Se basa en el principio de soberanía.

REAL, DE LA PROTECCIÓN O DE LA DEFENSA: El delito debe ser penado por el Estado, cuyos intereses comprometa o ataque sin considerar el lugar en que se cometieron.

PERSONAL O DE LA NACIONALIDAD: La ley de la nacionalidad acompaña al sujeto donde quiera que se encuentre, o sea que el derecho nacional sanciona los delitos de sus súbditos cualquiera sea el lugar de ejecución o cometimiento.

UNIVERSAL, JUSTICIA MUNDIAL O COSMOPOLITA: Por ser los delitos infrac- ciones graves al orden mundial, a la moral universal, deben ser penados por el Es-

tado que haya detenido al sujeto, cualquiera sea el lugar de cometimiento del hecho

y la nacionalidad del reo.

Territorial: El Código Penal lo consagra en el art. 1 inc. 1.

Concepto territorial: físico y jurídico (o sea sometido a su jurisdicción nacional). Ejemplo: territorio que ocupará la Argentina en caso de guerra.

En virtud del art. 1 C.C. las leyes son obligatorias para todos los habitantes del terri- torio argentino.

Espacio físico: es hasta el límite internacional del país, al igual que su subsuelo.

El mar territorial: el art. 1 del C.C. lo fija en 4 leguas marinas, pero la ley 17.094, se extiende sobre el mar adyacente al territorio, hasta la profundidad de 200 metros

o más allá de este límite, hasta donde la profundidad permita la exploración de los recursos naturales.

Espacio aéreo: El Código Aeronáutico rige la aeronáutica civil en todo el territorio Argentino, sus aguas jurisdiccionales y el espacio aéreo que lo cubre.

En cuanto a la ley aplicable en caso de delito a bordo de aeronaves:

a.-

Jurisdicción de tribunales de la Nación en delitos referente a la navegación y comercio aéreo.

b.-

Aeronaves públicas:

a.-

Argentinas: art. 1 C.P. son lugares sometidos a su jurisdicción.

b.-

Extranjeras: ley del pabellón.

c.-

Aeronaves privadas:

a.- Argentinas: delito sobre territorio nacional, aguas jurisdiccionales o donde

nadie ejerza soberanía, por leyes Argentinas o tratado nacional sobre terri- torios extranjeros: sólo jurisdicción Argentina, si se le suma un interés legí- timo del país (real) o de primer aterrizaje en Argentina, posterior al hecho. b.- Extranjeras: que sobrevuela territorio, Argentina sólo aplica ley y tratado Nacional si el hecho infringe:

43
43

a.-

leyes, seguridades públicas, militares o fiscales.

b.-

leyes o reglamentos de circulación aérea.

c.-

que comprometan la seguridad u orden público, afecten intereses del Estado, personas, domicilio en él, o se realice en Argentina, el primer aterrizaje posterior al delito, si no media pedir la extradición o si la ley de su pabellón es regla.

Real o de defensa: art. 1 C.P. inc. 1 “cuyos efectos deban producirse en territorio Argentino”, pero éstos no son toda consecuencia derivada del delito (no a los indi- rectos), sino “el resultado” del delito.

J. de Azúa habla de resultados. Ejemplo: delitos a distancia: caso de manifestación de voluntad exteriorizada en Uruguay y resultado en Buenos Aires (Ejemplo: carta enviada desde Punta del Este a Bs.As. injuriando).

Hay una específica aplicación de este principio, cuando el hecho afecta intereses jurídicos nacionales (traición 214 - 215, conspiración 218, falsificación de monedas 282, ley 14.034 Argentina), que por cualquier medio propicia sanción política o eco- nómica contra el país y que en su art. 2, no corre la prescripción, mientras el autor se encuentre fuera de la jurisdicción nacional.

Se complementa con el mismo art. 1 inc. 2: aplicación de la ley Argentina a delitos en el exterior, cometido por agentes o empleados de autoridad Argentina, en desempeño de su cargo, (o sea no es por su nacionalidad sino por la función oficial que desempeña) casos: bigamia. Gómez nos dice que no, pero Núñez nos dice que sí, delito contra el estado civil.

Personal o nacionalidad: Ius Sanguinis - En alemania era el que predominaba. En Argentina es excepcional su aplicación, ejemplo: para declarar improcedente la extradición del ciudadano Argentino que dilinque en el exterior y que se encuentre en Argentina, debe ser juzgado de acuerdo a la ley Argentina.

Universal: en razón del interés de todos y cada uno de los Estados, en reprimir ciertos delitos que vulneran el derecho de Gentes (Internacional), se aplica la ley del Estado opresor del delincuente.

En los casos de delitos internacionales: Ejemplo: piratería, piratería aérea, rotura de cables submarinos, trata de personas, tráfico de estupefacientes, genocidio (convenciones internacionales).

LEY PENAL EN EL TIEMPO

La sucesión de leyes no es un problema propio del derecho penal. A su respecto hay que analizar:

a.-

Tiempo de comisión del hecho

b.-

Ley ex post facto

c.-

Ley más benigna

Por regla general, la ley penal rige los hechos cometidos durante su vigencia (des- de su entrada en vigor hasta su derogación).

El principio en derecho penal, es: “tempus regit actum” (los actos están regidos por el tiempo en que se cometieron).

44
44

Pueden plantearse diversas hipótesis:

a.-

Incrementación de un hecho, antes no previsto como delito.

b.-

Desincriminación de un hecho, antes no previsto como delito.

c.-

Agravación de la represión o pena o ampliación descriptiva de un tipo penal (art. 302 L. 16648).

d.-

Atenuación de las mismas, o restringe la descripción de un tipo penal.

IRRETROACTIVIDAD DE LA LEY PENAL MÁS GRAVOSA

Para la hipótesis a) y c).

La ley penal no puede regular los hechos cometidos antes de su vigencia si perjudi- ca la situación jurídica de los responsables, pero debe regularlos si es más benefi- ciosa. Carece, la ley más gravosa, siempre de efecto retroactivo, nunca puede ser aplicada a hechos anteriores a su vigencia.

Este principio de irretroactividad de la ley penal más gravosa, tiene el carácter de una garantía constitucional. No surge del art. 3 del C. Civil, sino del art. 18 (legali- dad) ley anterior al hecho.

Es una garantía constitucional individual que representa una tutela para los impu- tados, ya que funciona, como toda garantía constitucional, a favor y no en contra, de los habitantes, como prohibición a que una nueva ley empeore la condena.

Florian (1936), sostiene la retroactividad absoluta e incondicionada de la Ley penal, sea más benigna o más gravosa.

Gómez: la nueva ley tiende a satisfacer exigencias actuales de la defensa social, admitiendo la retroactividad de la ley más gravosa, salvo cuando erija en delito un hecho que antes no lo era.

Carrara: La irretroactividad es una consecuencia lógica de concebir el delito como un ente jurídico (contraposición entre un hecho y la ley), y no puede haber contra- dicción entre lo que se hace y una ley que aún no existe.

Maurach: Certeza y seguridad jurídica y el reconocimiento de la espera de libertad del hacer no prohibido, falta de prevención, ya que faltara al tiempo del hecho la coacción de la comunicación penal.

De esta forma se resuelven las hipótesis a y c.

La irretroactividad tiene su excepción: es el caso de la ley más benigna, que si opera retroactivamente.

Para Núñez no es una excepción al art. 18 (ley anterior al hecho), por las razones ya expuestas.

Art. 2: Si la ley vigente al tiempo de cometerse el hecho, fuese distinta a la que exis- ta al pronunciarse el fallo o en el tiempo intermedio, se aplicará siempre la más be- nigna.

Si durante la condena se dictare una ley más benigna la pena será establecida por esa ley.

45
45

Los efectos de la nueva ley se operan de pleno derecho (de oficio).

Se funda en un principio objetivo de justicia, es decir que es justo que, si des- pués de cometido un hecho, el legislador cambia el criterio de punibilidad por razo- nes de política criminal, modificando su punibilidad, no se niegue el beneficio a aquel que se encuentre en condiciones de ampararse en ese cambio más benigno.

Pero este fundamento podría justificar también la retroactividad de la ley penal más gravosa, que representa el criterio del legislador de un necesidad actual de mayor rigor.

Sucede que frente a esa necesidad actual y a fin de excluir su aplicación a los he- chos anteriores, está el principio de justicia que funda la represión y su medida:

ésta es sólo justa, cuando existe la posibilidad de que el posible afectado conozca al momento de la infracción las consecuencias que de ella deriven y ello no ocurre, si la gravedad de las consecuencias del delito exceden la medida que tenían al momento en que se delinque.

Del art. 2 del C.P. surgen, consagrados, la ultraactividad de la ley anterior, más benigna; y la retroactividad de la ley posterior, más benigna.

Es retroactiva una ley penal cuando regula hechos cometidos con anterioridad a su vigencia y es la única manera de abandonar la regla tempus regit actum.

La ultraactividad -stricto sensu-, que sería extender la regulación de una pena a hechos cometidos luego de su derogación, no es posible (que una ley posterior so- metiera a castigo de ésta los hechos cometidos entre ambas, lo que vulneraría el art. 18). Sin embargo, se habla de ultraactividad en el sentido de aplicación de una ley penal después de derogada a hechos por ella regulados, pero cometidos duran- te su vigencia aunque, aún ni juzgados. Y ello no es una excepción al principio tempus regit actum”, pues los hechos a que se aplica, son los cometidos durante el lapso de vigencia. Esa ultraactividad es posible en virtud del principio de la ley penal más benigna art. 2 C.P.

¿Cuál es la ley más benigna? a veces surge claramente: cuando excluye las pe- nas, las reduce o reemplaza por otra (prisión por muerte), o agrega a la figura nue- vos elementos (aumento de edad en la víctima en caso de estupro) o introduce nuevas causas de justificación, inimputabilidad o inculpabilidad o excusas absoluto- rias, o causas nuevas de extinción de la acción o pena, o reduce el plazo de la prescripción, o facilita el beneficio de la condena de ejecución condicional, o libertad condicional o convierte delitos de acción pública en delitos de instancia privada.

Ejemplo: Ley 17.567 justifica el aborto de la mujer violada. Luego la 20.509 volvió a incriminarlo, y luego la 21.338 restauró el texto de la ley 17.567 y luego nuevamen- te, por ley 23.077, se vuelve a incriminarlo. Caso amenazas y lesiones leves (inst.privada).

También fuera de la ley penal (Ejemplo: Soler) caso ley 17.711 reforma al Cód. Civil sobre mayoría de edad a los 21 años modifica o borra la antijuridicidad de una ac- ción: corrupción de menores.

Pero no siempre es tan sencilla ni surge claramente la determinación de las ley más benigna y, fracasando los criterios doctrinarios, se debe hacer siempre la conside- ración del caso particular, pues a veces son penas de la misma naturaleza, y la ley nunca rebaja al máximo ni eleva al mínimo, o viceversa.

46
46

Entonces se debe elegir la ley cuya regulación abstracta permita afectar menos, tanto la libertad del interesado, su honor y su patrimonio.

Tampoco debe admitirse la combinación de varias leyes, el Juez crearía una tercera ley.

Con la retroactividad de la ley penal más benigna se da solución a las hipótesis b y d.

Esta, conforme el art. 2, debe aplicarse en el período procesal (hecho <—> fallo definitivo) siempre, ya sea la vigencia al cometerse el delito y derogada al momento del fallo, ya sea una ulteriormente vigente que no regía al momento del hecho y ésta ya derogada (intermedia) o la vigente al fallo.

Conforme al 2 apartado del art. 2 se acepta la tesis más liberal, pues la ley penal más benigna prevalece también durante la condena, es decir que se detiene ante la intangibilidad de la cosa juzgada.

Otros códigos y autores (Carrara) sin embargo, y en aras a la cosa juzgada, limitan su aplicación hasta el momento del fallo y además por el temor a la dificultad de la

revisión de innumerables causas, etc

El Cód. Italiano de 1889: sólo admite la ce-

sación de la condena y sus efectos penales si la ley posterior desincrimina el hecho

que la motivó.

El art. 2 ap. 2, en cambio autoriza la limitación de la pena por ley ulterior siempre que sea más benigna por cualquier motivo y, en consecuencia, la condena debe revocarse y adecuarse a la nueva ley penal. O sea, no solamente cuando excluye la pena (desincriminación) o la hace cesar, sino aún cuando reduzca o disminuya la misma, funciona entonces la mayor benignidad de la ley nueva o de las más benig- nas, que sucesivamente se dictaren hasta la extinción de la condena.

Para Núñez: sólo se aplica a los condenados a pena, y no a medidas de seguridad.

Esta mayor benignidad puede ser referida a la especie de pena o a la medida de ésta o a la modalidad de su ejecución. O sea, vuelve factible de revisión las senten- cias dictadas según una ley más severa que la nueva (sea que atenúe o excluya la pena).

Prevalece de pleno derecho, es decir, que exista o no condena, la ley más benigna prevalece sin necesidad de que el imputado o condenado solicite su aplicación. El proyecto de 1906 lo exigía (pedido) en caso de ya haber condena.

Procede de oficio, tanto por el tribunal que va a dictar sentencia como por el que ya condenó, que deben reveerla, sin perjuicio de que el interesado inste a que se ha- ga.

LEYES TEMPORALES Y EXCEPCIONALES (TRANSITORIAS)

Se dictan para situaciones extraordinarias frente a la legislación permanente y oca- sionan cuestiones respecto a la punibilidad de los hechos por estar castigados, una vez fenecida su vigencia, pues mientras están en vigor no hay duda de que preva- lecen sobre la legislación permanente aunque ésta fuese más benigna (es una ex- cepción al art. 2).

- Temporales: tienen un plazo de duración determinado. Establecen expresamente el plazo de su vigencia. Ejemplo: réditos (1 año) o de policía o de locuciones.

47
47

- Excepcionales: dictadas para aplicarse a situaciones de emergencia, (Abasteci- miento) es decir por motivos excepcionales o determinadas situaciones de hecho (siniestros, epidemias, etc.).

El problema surge cuando estas leyes transitorias dejan de regir: ¿qué pasa con los hechos que castiga, cometidos durante su vigencia y aún no juzgados y con las condenas impuestas en su virtud?. ¿Se aplica el art. 2, o sea más benigna, la ley permanente? ¿Deben revisarse las condenas?

DOCTRINA

- Mayoritaria: las leyes transitorias deben aplicarse a todos los hechos cometidos durante su vigencia por que de lo contrario su ratio legis quedaría burlada si, ce- sada su vigencia, los hechos del período final quedaran sujetos al art. 2 de imperio de la ley más benigna. Resultaría la total ineficacia de la ley transitoria.

- J. de Azúa: rige el art. 2 salvo disposición expresa de estas leyes que deroguen tal principio, o sea, si son desfavorables no tienen efecto ultraactivo sobre los he- chos cometidos durante su vigencia aún no juzgados, y los condenados por ellas se beneficiarían con la ley penal más benigna.

- Soler: Si establecen término de duración (Temporales) no se aplica el art. 2 pues significa su derogación. Sí rige el art. 2 para las excepcionales, que no establecen plazo de duración.

- Terán Lomas: tanto unas como otras, conforme al actual estado legislativo, que- dan sometidas como cualquier otra ley al art. 2. La excepción la debe establecer la propia ley o una regla general. Ejemplo: proyecto 1960 las leyes dictadas para re- gir un tipo determinado se aplicarán sin excepción alguna a todos los hechos co- metidos durante su vigencia.

- Nuñez: la aplicación del art. 2 no puede rechazarse, o no absolutamente; debe atenderse al significado de la ley. Si la transitoriedad lo es al sólo fin de establecer una punibilidad excepcional (más severa que la permanente) a los hechos por ella castigados (en razón del auge de cierta delincuencia) el art. 2 no se deroga. Pero si la transitoriedad no responde a esas razones, sino que es una punibilidad por condiciones sustanciales que exigen el sometimiento sólo a la ley excepcional, es derogado el art. 2 (razones sanitarias, estado de emergencia económica).

48
48

ACTIVIDAD Nº 7

a.-

Defina el concepto de leyes penales en blanco.

b.-

Relacione el concepto anterior con las facultades del Poder Ejecutivo y el Le- gislativo.

c.-

A través de un ejemplo diferencie los conceptos de:

c.1.- Leyes en blanco en sentido propio. c.2.- Leyes en blanco en sentido impropio.

d.-

¿Qué legitimidad tienen los decretos leyes en los gobiernos de facto?

e.-

Complete el siguiente cuadro:

gobiernos de facto? e.- Complete el siguiente cuadro:   Ley Penal Ámbito de Expresa Fundamento
 

Ley Penal

Ámbito de

Expresa

Fundamento

Ejemplo

Validez

Legal

Territorial

 

Principio

 

Delitos que el Estado pena

de Soberanía

49
49

UNIDAD VI: TEORÍA DEL DELITO

CONCEPTO

La Teoría Jurídica del delito es la parte de la ciencia del Derecho Penal, que se ocupa de explicar qué es el delito en general y cuáles son las características que debe tener cualquier delito.

Es una construcción Dogmática que proporciona el camino lógico para averiguar si hay delito, en cada caso concreto.

Utilidad o Necesidad

No es un mero discurrir sobre el delito puramente especulativo, sino que persigue un objeto inminentemente práctico: facilitar la averiguación de la presencia o ausencia del delito en cada caso concreto.

La Teoría Jurídica del Derecho es necesaria para el Juez, fiscal, etc., porque les permite determinar si hay delito en cada caso concreto y para ello, lo primero es saber qué carácter debe presentar una conducta para ser tal.

Ejemplo: Art. 162: acción que a éste se adecúa pero en el caso concreto puede ser:

a.-

que el sujeto tomó la alhaja ajena por error.

b.-

o lo hizo porque necesitaba dinero para operar a su hijo en peligro.

c.-

o que la alhaja fuese de él y él creyese que era del joyero, etc

¿El sujeto cometió o no un delito? para responder habrá que saber las característi- cas que debe tener el delito (aspecto positivo), para de allí ver, si en cada uno de esos supuestos fácticos, falta un carácter delictivo (aspecto negativo) o no llega a faltar. Son varias las preguntas y no sólo una: ¿Hubo delito? La pregunta deberá descomponerse en un orden riguroso, este orden nos proporciona la teoría del Deli- to, pues al explicarnos qué es delito en general, dándonos sus caracteres, nos indi- ca qué preguntas deben responderse para ver si hay delito en el caso concreto y nos da el orden a seguir; es decir que nos permite hacer un análisis estratificado de la noción del delito.

Describan el ejemplo de la cebra: (animal llamado así por la zoología).

Partiendo de un carácter genérico (animal) pasando por caracteres específicos (ca- ballo rayado), esto es un concepto estratificado: es decir la determinación de dife- rentes planos analíticos. Para los que propugnan un concepto unitario del delito, éste es “una infracción punible”, pero lo que interesa saber es, qué caracteres debe tener una conducta para ser considerada una infracción punible.

El concepto o la explicación del delito es estratificado cuando se integra con varios niveles, estratos o planos de análisis. No significa que lo estratificado sea el delito: lo estratificado es el concepto que del delito obtenemos por vía de análisis.

Por ejemplo, lo estratificado es el concepto de Cebra, pero no la Cebra, pues ésta no se compone de la suma de un animal, un caballo y unas rayas, (ellos no son elementos de una Cebra, sino elementos de su concepto, obtenido analíticamente). La Cebra es una Unidad, igual sucede con el delito: es una unidad y no una suma de componentes.

50
50

Veamos la opinión de un autor sobre el tema que estamos tratando:

NUÑEZ la denomina Teoría de la Imputación Jurídica Delictiva: qué condiciones pone la Ley para que a una persona se la pueda poner a cargo un delito a los fines de que responda por él. En otras palabras, en qué se funda la imputación delictiva.

El mismo autor le da otra denominación, en razón de que la cuestión no radica en dar una definición del delito como instituto jurídico (lo que sería útil), sino que lo importante es analizar qué consideraciones jurídicas supone, la imputación concreta de un delito a una persona.

Una cosa es definir los objetivos contenidos en una conducta que la Ley llama delito

y en consecuencia castiga, y otra, es determinar todos los PRESUPUESTOS de los

cuales la Ley penal hace depender la imputación concreta de un delito a una perso- na, es decir no sólo debe comprender los elementos estructurantes de la con- ducta (delito) sino las condiciones externas a ella, que admiten que se la cas- tigue en el caso concreto que así corresponda.

Todas las definiciones dogmáticas del delito como instituto jurídico, giran alrededor de los conceptos de acción, tipicidad, antijuridicidad-culpabilidad.

Núñez sostiene que, si bien son condiciones o características internas que se en- cuentran en todas las conductas legalmente punibles, el sólo concurrir de ellas no ocasiona definitivamente la posibilidad de la imputación delictiva, a los fines del

castigo del autor, pues ello depende de otras condiciones exteriores a la conducta y

a las que está supeditada la punibilidad del delito en el caso concreto. Ejemplo::

excusas absolutorias, extinción de acción, etc., por eso debe incluirse la punibilidad como elemento de la definición (así lo hace Núñez) y no es conveniente la actitud de aquellos que se limitan a definirlo sin preocuparse de las exigencias de la impu- tación penal, porque ven en la punibilidad una consecuencia del delito y no una condición legal para que proceda su imputación.

ANÁLISIS: EN RELACIÓN AL HECHO SE DISCUTE

La noción de acción

POSITIVISMO: (Von Lizt) Es el hecho voluntario de causar o no impedir un cambio en el mundo exterior, voluntad que es mera causa, inervación muscular que produ- ce o no, el movimiento del cuerpo.

Es un concepto mecanicista de la acción humana, desvinculada del contenido de la voluntad, o sea del querer o previsión del resultado del comportamiento que corres- ponde a la culpabilidad.

La volición, según el positivismo, se desentiende de la finalidad del agente, es “impul- so de la voluntad”, es mero movimiento corporal causado por un acto de voluntad.

NORMATIVISMO: También concibe la acción causalmente, pero concibe al Dere- cho Penal según los fines y valoraciones que expresa. Por esto, elaborar la defini- ción de delito implica contemplar la finalidad que cada uno de sus elementos cum- ple, y lo que la acción representa para el derecho, entonces, se define como una conducta valorizada de determinada manera. Es un concepto de valor.

FINALISMO: (Welzel-Maurach). La acción no es una causalidad ciega, no es un acontecer causal, sino una acontecer final. Es una actividad dirigida a una meta por la

51
51

voluntad. Es causalidad dirigida hacia un fin por la voluntad. El dolo (intención) y la culpa no integran la culpabilidad sino que, a través del tipo, la trasladan a la acción.

Es así porque el hombre posee la facultad de prever las consecuencias posibles de su conducta, gracias a su saber causal, asignándose fines diversos y dirigiendo su accionar para la consecución de sus fines.

52
52

ACTIVIDAD Nº 8

a.-

Elabore el siguiente glosario:

- Delitos:

- Carácter delictivo:

- Infracción:

- Punibilidad:

- Imputación:

b.-

Defina el campo de estudio de la Teoría Jurídica del Delito.

c.-

Enumere los elementos que se debe analizar para decir qué acción es conside- rada delito.

d.-

Explique el concepto de “análisis estratificado”, a través de un ejemplo.

es conside- rada delito. d.- Explique el concepto de “análisis estratificado”, a través de un ejemplo.
53
53

Tipo o Tipicidad

Dogmáticamente es un elemento del delito, es la característica jurídica del hecho punible que representa la base fáctica alrededor de la cual giran la antijuridicidad -la culpabilidad-, y la punibilidad.

Posee elementos:

Objetivos: Ejemplo: art. 79 “matare a otro”

Subjetivo: “matare a otro

su deshonra

con propósito

,

sabiendo que lo son, por odio racial, para (alude a una situación anímica del autor).

Normativos: amenazas injustas, indebidamente cosas mueble.

POSITIVISMO: para éste, el tipo es una descripción carente de significado va- lorativo, del movimiento corporal constitutivo del suceso externo punible. Es un indicio de la antijuridicidad de la acción.

FINALISMO: Reduce el sentido valorativo, al hecho de constituir una selección de las acciones penalmente relevantes que serán antijurídicas si no concurre una cau- sa de justificación. La tipicidad es un indicio de antijuridicidad.

Antijuridicidad: Es la calidad del hecho que determina su posición frente al derecho

POSITIVISMO: es simple oposición formal a la acción con la norma jurídica (antiju- ridicidad formal).

NORMATIVISMO: no es una simple oposición formal de la acción con la norma jurídica, sino también en su sustancia, (antijuridicidad material), es decir: es la da- ñosidad social de la acción, lesionadora de bienes jurídicos. No surge sólo del De- recho Positivo, sino que tiene una sustancia susceptible de extenderla más allá, se la hace residir en la falta de correspondencia del hecho con determinados principios jurídicos.

Ejemplo:: se vincula la antijuridicidad al criterio valorativo.

Es un hecho antijurídico si más perjudicaba que beneficiaba al Estado o no se pre- sentaba como un medio justo para un fin justo (tesis supralegales).

FINALISMO: No significa una lesión o peligro para un bien jurídico causado por la acción (disvalor del resultado), sino que siempre la antijuridicidad reside en el disva- lor de la acción, y sólo en los de peligro como disvalor de resultado.

Culpabilidad

POSITIVISMO: hecho psicológico representado por el dolo y la culpa.

NORMATIVISMO: situación de hecho psicológico reprochable, es una situación sicológica valorizada jurídicamente, que junto con el dolo y la culpa, dependen de circunstancias concomitantes que sirven para su valoración normativa.

54
54

FINALISMO: Libera la culpabilidad del elemento psicológico que lo traslada a la acción y al tipo. La culpabilidad se reduce a su aspecto normativo: a un puro juicio de reprochabilidad.

Sería el reproche penal hecho al autor de que no actuó correctamente conforme a lo que exige el Derecho, a pesar de haber podido hacerlo.

55
55

ACTIVIDAD Nº 9

a.-

Explique las siguientes nociones:

1.- De acción:

2.- Tipicidad:

3.- Antijuridicidad:

b.-

¿Qué importancia tienen el análisis de las nociones anteriores para evaluar un delito?

3.- Antijuridicidad: b.- ¿Qué importancia tienen el análisis de las nociones anteriores para evaluar un delito?
56
56

EL DELITO: DEFINICIONES, CARACTERES, CLASIFICACIÓN

Definiciones Naturalistas y Sociológicas. Recuérdese al respecto el hombre de- lincuente de Lombroso y el delincuente nato de Ferri. Pero, ¿qué delitos habría de cometer éste? la pretensión de contestar a este interrogante condujo a Garófalo a definir el delito natural. A este concepto no se podía llegar por el análisis de los he- chos, (variables en el tiempo y en el espacio). El parricidio mismo aparece como acción loable entre los esquimales.

Garófalo centró su atención en los sentimientos, que denominó altruistas fundamen- tales, de piedad y probidad. El delito es la lesión de aquella parte del sentido moral, que consiste en los sentimientos altruistas fundamentales de piedad y probidad, según la medida mediar que se encuentran en las razas humanas superiores, me- dida necesaria para la adaptación del individuo a la sociedad.

Para Ferri el delito es, en consecuencia, la acción determinada por móviles indivi- duales (egoístas) y antisociales, que turban las condiciones de vida y contravienen la moralidad media de un pueblo dado, en un momento dado.

Para Florian el delito, como realidad de la vida social, es un hecho que turba o le- siona, daña y pone en peligro, las condiciones de vida individual y social.

Definiciones Jurídicas: Se puede pretender, como lo hicieron Carmignani y Carra- ra, establecer directivas a las que haya de atenerse el legislador al determinar los hechos delictivos. Por ello se han calificado sus definiciones como no dogmáticas, condicionantes de la función legislativa. Pueden, por el contrario, limitarse las defi- niciones a señalar los caracteres del delito de acuerdo con el derecho positivo vi- gente: son las llamadas definiciones dogmáticas.

Definiciones no dogmáticas

- Carmignani, define el delito como “la infracción de la ley del Estado, protectora de la seguridad pública y privada, mediante un hecho del hombre cometido con perfecta y directa intención”.

- Carrara: “la infracción de la ley del Estado, promulgada para proteger la se- guridad de los ciudadanos, resultante de un acto externo del hombre, positi- vo o negativo, moralmente imputable y políticamente dañoso”.

Esta definición es ontológica y tiene como propósito establecer el límite perpetuo de lo ilícito. El delito es un ente jurídico, es infracción. No surge del hecho externo del hombre ni de la ley individualmente considerados, sino de su relación contradictoria, lo que denominara “disonancia armónica”.

Definiciones legales

No ha sido definido por el Código Penal vigente, a diferencia del de 1886: “Es deli- to o falta, toda acción u omisión penada por la ley”.

Definiciones dogmáticas

- Liszt, define el delito como el acto culpable contrario al Derecho y sancionado con una pena. Beling (1926) introdujo el elemento de la tipicidad: “la acción típica, antijurídica y culpable, sometida a una adecuada sanción penal y que llena las condiciones obje- tivas de penalidad”.

57
57

En 1930 ocurren dos variaciones substanciales:

1º.- El delito es acción “típicamente antijurídica y correspondientemente culpable”. La tipicidad, presentada en forma adverbial, significa la subordinación de ac- ción, antijuridicidad y culpabilidad, al tipo. 2º.- Se suprime la especificación de la punibilidad, por considerar Beling a ésta, como consecuencia y no como elemento del delito.

- Mayer: acontecimiento típico antijurídico e imputable.

- Mezger: “acción típicamente antijurídica y culpable”.

- Soler: define el delito siguiendo la línea trazada por Beling, como “la acción típi- camente antijurídica, culpable y adecuada a una figura penal”.

- Jiménez de Asúa: es un acto típicamente antijurídico imputable al culpable, so- metido a veces a condiciones objetivas de penalidad y que está conminado con una pena o en ciertos casos, con una determinada medida de seguridad en reem- plazo de ella. “La acción u omisión, se presenta en forma perfecta o imperfecta, única o plural, y es exclusivamente atribuible al hombre”.

Para Núñez, a la ley penal no le interesa el delito en si, “sino el delito punible, vale decir, el delito que, además de sus elementos estructurantes, admite que se lo cas- tigue en el caso concreto, por satisfacer las otras condiciones establecidas por la ley para que proceda el castigo”. Define el delito como hecho punible, como el he- cho (acción en sentido amplio), típico, antijurídico, culpable y punible.

58
58

ACTIVIDAD Nº 10

a.-

Elabore un cuadro sinóptico con las distintas definiciones de delito.

b.-

Encuentre los elementos comunes y distintos entre ellas.

sinóptico con las distintas definiciones de delito. b.- Encuentre los elementos comunes y distintos entre ellas.
59
59

CARACTERES DEL DELITO

Aspecto Positivo

Aspecto Negativo

a) Actividad

b) Tipicidad

c) Antijuridicidad

d) Imputabilidad

e) Culpabilidad

f) Condicionalidad objetiva

g) Punibilidad

g)

a) Falla de actividad
b) Ausencia de tipo
c) Causas de justificación
d) Causas de inimputabilidad
e) Causas de inculpabilidad

f) Falta de condicionalidad objetiva

Excusas absolutorias

a.-

La acción es la manifestación humana externa. Falta la acción en movimien-

tos tales como reflejos, en los cuales no interviene la personalidad; y en la fuer- za física irresistible, que impulsa al sujeto como cuerpo.

b.-

El tipo en la descripción legal de hecho, fijando sus caracteres específicos, en el plano preceptivo. La tipicidad consiste en la conformidad del hecho concreto de la vida real, con el tipo trazado por la legislación en el plano fenoménico o episódico. La ausencia de tipo puede ser absoluta o relativa (o atipicidad), cuando falta un elemento en un hecho similar al típico; el ardid o engaño en la estafa.

c.-

La antijuridicidad: Es la contradicción del hecho con el Derecho. En virtud de las causas de justificación, como el legítimo ejercicio del derecho, el cumpli- miento del deber o la legítima defensa, queda desde su mismo inicio, excluida de los actos por ellas cubiertos, que son lícitos.

d.- La imputabilidad es la posibilidad condicionada por el desarrollo y la salud mental, de obrar según el justo conocimiento del deber existente. e.- La culpabilidad es la vinculación del sujeto con su acto ilícito. Cuando esta relación no existe (error) o está viciada (coacción), se estará ante una causa de inculpabilidad. f.- Las condiciones objetivas son presupuestos de procedibilidad requeridos

específicamente en algunos delitos: aviso bancario u otra forma documentada de interpelación en el cheque sin fondos, art. 302, inc. 1º.

g.- La punibilidad significa que el delito debe estar sometido a pena. Las excusas absolutamente son motivos de “impunidad utilitatis”, causa (desistimiento volun- tario de la tentativa, art. 43; casamiento con la ofendida. art. 132; simple parti- cipación en conato de rebelión, art. 232, etc.

CLASIFICACIÓN

Delitos Ordinarios y Federales

En el Derecho Penal Argentino los delitos pueden clasificarse en dos grandes gru- pos: los delitos ordinarios y federales. Es una distinción fundada en la jurisdicción. Tiene su punto de partida en el art. 75 inc. 12 (Según Reforma de la Constitución 1994), que acuerda al Congreso de la Nación la facultad, correspondiendo su apli- cación a los tribunales federales o provinciales, “según que las cosas o las perso- nas cayeren bajo sus respectivas jurisdicciones”.

60
60

a.- Delitos Federales: por contraposición a los ordinarios, que deben ser juzgados por los tribunales comunes, son aquellos que por razón de la materia deben ser juzgados por los tribunales federales, arts. 116, 117 y 119 (Según Reforma de la Constitución 1994). Los delitos de jurisdicción federal pueden dividirse, en el Derecho argentino, en dos grupos claramente definidos:

a.1.- Los que son delitos federales por su propia naturaleza, como los de trai- ción, rebelión, piratería y falsificación de moneda; a.2.- Los que resultan delitos de jurisdicción federal por razones de persona u objeto (delitos contra la propiedad de la Nación, delitos contra la persona de funcionarios nacionales a causa del ejercicio de su función) o lugar (delitos cometidos en lugares de jurisdicción nacional, tales como buques o aeronaves, arsenales, fortalezas, etc.). Se han sancionado diversas leyes, por ejemplo, la ley 20.771, que reprime los delitos vinculados con el tráfico de estupefacientes y los somete a la jurisdic- ción federal.

Clasificación de la infracción: Sistemas tripartito y bipartito

Clasificación tripartita: las infracciones se dividen en crímenes, delitos y contraven- ciones; según la bipartita, en delitos y contravenciones.

Delitos y contravenciones: Criterios de distinción. La clasificación bipartita de las infracciones, en delitos y contravenciones, es la aceptada por el Derecho Penal Argentino. Al respecto, es oportuna la prevención de Núñez, acerca del doble as- pecto de la distinción. En primer lugar, la diferencia entre ambas categorías corres- pondiente a cada una de ellas.

La distinción cuantitativa es insostenible ante la simple consideración de la existen- cia de contravenciones que pueden dar lugar a la imposición de sanciones más severas que las que correspondan a algunos delitos.

Entre los autores que sostienen la distinción cualitativa y ontológica, cabe citar a Feuerbach: “los delitos consisten en violaciones de derechos naturales, y las con- travenciones en violaciones a derechos subjetivos del Estado a la obediencia”. Carmignani y Carrara, para quienes, mientras el delito afecta la seguridad, las con- travenciones afectan la prosperidad, siendo el único fundamento de las leyes que las definen, el principio de utilidad.

Dice Núñez al respecto: “La comprensión profunda de ambas posiciones permite advertir que, en tanto que encuentran en el delito una violación de los derechos de los ciudadanos, miran a la contravención como una oposición a los intereses del gobierno”. En este orden de ideas, James Goldschmidt considera que el delito afec- ta la seguridad, mientras que la contravención se relaciona con el Derecho Adminis- trativo, al violar el interés, que la Administración tiene en que todos los gobernados cooperen con ella, en su tarea de protección y ayuda para que ejerzan sus dere- chos, en un ambiente de prosperidad o bienestar social. La contravención consiste en una falta de cooperación con la autoridad, encontrándose comprometidos los derechos individuales, sólo en forma mediata.

En esencia, para Núñez el delito lesiona “lo que es nuestro” (el bien jurídico); la falta, “lo que es del gobierno” (el interés administrativo). La conclusión de la tesis contraria, aplicada a la práctica argentina, puede significar, según Núñez, tres órdenes de consecuencias:

61
61

1º.- El Congreso, en el Código Penal, puede legislar sobre delitos y contravencio- nes, limitar las facultades provinciales en cuanto a la materia y la determinación de la naturaleza y el monto de las penas que puede establecer y aplicar. 2º.- El Congreso sólo puede legislar sobre delitos y sus penas, peros además, pue- de fijar a las provincias un límite de las penas que pueden imponer a las faltas. 3º.- El Congreso sólo puede legislar sobre delitos; a las provincias les corresponde legislar sobre contravenciones, pero el Congreso puede calificar cualquier he- cho como delito siempre que considere que existe un interés general o nacional en castigarlo como tal (tesis sustentada por la Corte Suprema).

Para Núñez, la consecuencia de seguir cualquiera de estos caminos es una sola: se desconoce que las provincias tienen una facultad propia y exclusiva para legislar sobre contravenciones. La facultad provincial resultaría meramente residual. Rever- so: “Basta que el Congreso no califique un hecho como delito, para que las provincias puedan castigarlo como contravención”.

Vincula Núñez esta posición con la crisis federalista que atraviesa la República cu- yo resultado, es el desconocimiento de que “el federalismo implica una distribu- ción de instituciones y materias”.

Delitos Políticos y Comunes

Entre su configuración, en la determinación de su antijuridicidad y en la culpabilidad de su autor, no hay diferencia formal ni substancial entre delitos políticos y comu- nes. Ambas categorías se tipifican mediante descripciones de conductas, contradi- cen el orden jurídico y el obrar intencional de los autores de los delitos políticos, sólo permiten el juego de la culpabilidad dolosa. Contra los delitos políticos cabe, además, el ejercicio de causas de justificación, en los términos previstos por los inc. 4º, 6º y 7º del Art. 34 del Código Penal.

Pero importa distinguir por efectos tales como la prohibición de imponer la pena de muerte por causas políticas, la exclusión de los delitos políticos, del cómputo de la reincidencia y del instituto de la extradición.

Los criterios sustentados para distinguir los delitos políticos de los comunes son:

1.-

El objetivo, que atiende al bien jurídico afectado, resultando, en consecuencia tales, los que atentan contra los poderes públicos y el orden constitucional;

2.-

El subjetivo, que atiende al móvil o finalidad perseguida;

3.-

El mixto, que combina los dos anteriores.

La jurisprudencia recoge tanto el criterio objetivo como el subjetivo. “Es delito políti- co, desde el punto de vista objetivo, es decir sobre la naturaleza del bien jurídico, aquel que atenta contra el orden político del Estado o contra sus condiciones de existencia”.

“Es delito político, desde el punto de vista subjetivo, en atención al móvil del agente, cualquier delito común, cuando su ejecución hubiere sido inspirada por un móvil político, que es aquel que, trascendiendo la esfera del interés personal y egoísta, tiende a lograr una mejora en las condiciones de vida de la sociedad y un progreso colectivo por móviles nobles y altruistas”.

Quedan excluidos del concepto de delitos políticos, aunque se los cometa con fines políticos, delitos tales como: el peculado, los fraudes a la administración pública, cohechos, exacciones ilegales, apremios ilegales, y demás delitos semejantes

62
62

imputables a funcionarios públicos. Porque la finalidad debe ser noble y altruista, y la intención ajena al interés personal.

63
63

ACTIVIDAD Nº 11

a.- Elabore un esquema sobre los distintos tipos de delito.

63 ACTIVIDAD Nº 11 a.- Elabore un esquema sobre los distintos tipos de delito.
64
64

UNIDAD VII: LA ACCIÓN

ACCIÓN

Para algunos autores:

a.- Conducta: (Antolisei-Zaffaroni) es más amplio: significa un modo de ser u

obrar. La rufianería (127 bis.) es un comportamiento. Está referido al ser hu- mano en proyección de continuidad.

b.-

Acontecimiento: (Mayer) pues hay delitos sin actuación de la voluntad como el caso de las omisiones no queridas (Ejemplo: delitos de olvido), omisiones culposas (262 C.P. 281).

c.-

Hecho: (Mezger-Núñez). Es más comprensivo que acción (art. 18 C.N. 19, 34 y 45 C.P.).

d.-

Acto: (J. de Azua), (art. 19 C.N.). Además de abarcar el quehacer positivo (ac- ción), se tiene en cuenta el quehacer negativo (omisión).

Concepto

En un sentido Jurídico Penal decimos que:

La “conducta humana constituye una manifestación de voluntad del autor que la domina y dirige hacia un resultado”.

Caracteres

1.-

Debe ser hu- mano: sólo el hombre es sujeto de Derecho Pe- nal.

2.- Debe ser externa: es decir exteriorizarse, no quedar en el fuero ínti- mo (psiquis). De allí, la ley penal no puede al- canzar el pensamiento (deseo, proyecto, de- terminación), hasta que éste no derive en eje- cución (art. 19 de la Constitución Nacional).

3.- Debe constituir un episodio concreto y determinado: el Derecho Penal es de acto y no de autor. Se reprime, no una condición o un estado peligroso sino los actos externos del sujeto que contravienen el Ordenamiento Jurídico. El es- tado peligroso, como criterio de mensura (arts. 40 y 41 C.P.), salvo el caso del delito imposi- ble (art. 44), no fundamenta la pena, pues el art. 18 de la Constitución Nacional requiere que la pena sea impuesta por acciones contrarias al derecho y no por la peligrosidad.

Elementos

Subjetivos: el querer interno del sujeto, su voluntad, psiquismo, personalidad se- gún la posición a adoptar.

Objetivos: la manifestación o actuación externa de esa voluntad, psiquismo, per- sonalidad.

65
65

ANÁLISIS: MANIFESTACIÓN DE LA VOLUNTAD

No debe confundirse con el contenido de la voluntad (que pertenece a la culpabili- dad). Una cosa es que el movimiento corpóreo responda a la decisión del hombre (ser libre, coacto, imputable o inimputable) y otra, que lo realice conociendo, que- riendo o aceptando algo.

No es lo mismo el manejo o dominio del movimiento corporal que el contenido psi- cológico y volitivo de ese movimiento y el juicio que sobre él pueda hacerse.

Existen causas que excluyen la acción porque en tales casos falta la manifestación de voluntad, o sea, el movimiento corporal no ha sido hecho por el autor en cuanto persona.

Ejemplo:: cirujano operando recibe un empujón, etc., no hizo él el movimiento que lesiona, no ha sido autor como persona.

Manifestación de voluntad debe entenderse como: “ejercicio de la capacidad de movimiento o de quietud, que el hombre normalmente está en condiciones de tener sobre su organismo, y de proyectar sus efectos al mundo exterior”.

Se requiere que sea él, quien haga o no, mueva su cuerpo o no. La actividad o inactividad es, entonces, motivada, voluntaria.

En consecuencia, no puede asimilarse esta idea de la voluntad con la del Derecho Civil del art. 897; el loco y el niño carecen de discernimiento, pero dan movimiento a sus brazos; no hay libertad en el coacto (vis compulsiva), pero igualmente obra:

A.-

Pone una pistola en la nuca obligando a la persona.

C.-

A abrir la caja fuerte.

D.- Pone un aporte psicológico importante pese a la falta de libertad, domina el acto y lo dirige hacia un fin aunque no lo quiera.

Además, la intención no es un elemento de la acción, aunque sí, el dolo, o del tipo de las figuras que la exigen como elemento subjetivo específico (J. de Azua).

Nuestro Código utiliza la palabra hecho, en la gran mayoría de los casos, como sinónimo de delito es decir, como acción ya valorizada como típicamente antijurídi- ca y culpable.

Ejemplo: arts. 45, 46, 47 (Participación); 54, 55, 56, 58 (Concurso); 62 inc. 2, 3, 4 y 5 (prescripción de las acciones).

El art. 34 inc. 1: hecho, acto, acción; el 41 usa acción para graduar la pena.

LA ACCIÓN EN NUESTRO CÓDIGO PENAL. PARA CANALIZAR ESTE TEMA DEBEMOS REMITIRNOS A (NÚÑEZ, MANUAL, PÁG. 134)

Hay distintas concepciones de la acción:

a.- Concepción causal: Positivismo (Liszt, Beling) y Normativista (Mezger). Es un concepto mecanicista. Atiende a la función causal de la voluntad respec- to del movimiento exterior del agente, desvinculadamente del contenido de esa

66
66

voluntad, es decir, del querer o previsión del resultado de su comportamiento (esto corresponde a la culpabilidad). Se desentiende de la finalidad del agente, es mera inervación muscular.

b.- Concepción finalista: La acción humana es un acontecimiento final y no cau- sal y lo es por la facultad del hombre, gracias a su saber causal, para saber prever las consecuencias posibles de su conducta y asignarse así, fines decisi- vos y en ese sentido, dirigir su actividad. La actividad final es un obrar orientado concientemente desde el fin, mientras que el acontecer causal no está dirigido desde el fin, sino que es el resultado de los componentes causales existentes en cada caso. La finalidad es vidente y la causalidad ciega. Todo ello con la consecuencia de trasladar el dolo de la culpabilidad a la acción, esto cambia la Teoría Jurídica del delito y genera nue- vos enfoques sobre la Participación Criminal y Concurso de Delitos, etc

Nuestro Código, salvo las excepciones de los elementos subjetivos del tipo y tentativa, no recepta el finalismo, sino el concepto causal de la acción en la mayoría de los delitos que establece.

Así da la noción de matar o lesionar de tipos dolosos, bastando la materialidad de la privación de la vida o del daño en el cuerpo, o sea se logra la noción de acción punible objetivamente. Lo demuestra el art. 34 inc. 1 que admite la existencia de acción a pesar de que el agente no haya podido dirigirla por error o ignorancia de hecho, lo cual significa que la acción de los tipos dolosos no se excluye por el hecho de que el error o la ignorancia eliminen la finalidad delicti- va. El art. 45 no hace depender la co-autoría de la finalidad de los sujetos sino de la circunstancia objetiva de que “tomaren parte en la ejecución del hecho”, mientras el finalismo funda la autoría en el dominio final sobre el hecho por el agente.

Ausencia de la voluntad como excluyente de la acción

Causas: antes se las trataba dentro de la inimputabilidad o inculpabilidad. Son los casos en que el movimiento corporal del sujeto no es acción en el sentido expresa- do. No se actúa, el sujeto es mero cuerpo (es actuado).

Hay dos grupos, según tenga referencia o no, con movimientos o estados corpora- les:

1.-

Movimientos reflejos: estornudo, tos, cosquillas.

2.-

Movimientos instintivos: extender la mano o el brazo para caer (equilibrio).

3.-

Movimientos fisiológicos: el del tórax al respirar.

4.-

Estados fisiológicos: sueño.

5.-

Estados patológicos: fiebre, sonambulismo, ataque epiléptico, desvaneci- miento.

Todos, principalmente 4 y 5, se encuentran dentro de los estados de inconscien- cia del art. 34 inc. (J. de Azúa, Fontán Balestra, Soler).

1.- Caso Fortuito: la intervención de una fuerza natural excluye la acción (comisi- va u omisiva). Ejemplo:: Alud que empuja a un sujeto contra una vidriera o inundación que aísla a un funcionario y no cumple en seguir a un reo.

67
67

pabilidad. No hay acción, el sujeto es sólo un instrumento de otro. Ejemplo:

carnicero, etc. y se da tanto en los de acción por comisión como por omisión:

Ejemplo: funcionario que no cumple su deber por ser maniatado y amordazado.

3.- Sugestión hipnótica y narcosis provocada: en virtud del art. 78 C.P., quedan comprendidos en el concepto de violencia. Por ende, tales estados caen dentro de la causal de falta de acción (ausencia de acto. Núñez, etc.) del art. 34 inc. 2 primera parte.

Soler incluye en su proyecto como causa excluyente de la acción, a la obediencia debida, atribuida a un orden jerarquizado, (tema discutido).

La Importancia de tener en cuenta estas clasificaciones, radica en que las conse- cuencias son distintas de las causas de inimputabilidad:

1.-

En estos casos la acción no es atribuible. Por ende, no habrá responsabilidad civil específica.

2.-

En la Teoría de la Participación, el que obró compelido por fuerza física irresis- tible, no puede ser tenido como autor ni como partícipe.

3.- No puede caracterizar las acciones que se adecuan a figuras agravadas por pluralidad de autores. Ejemplo: violación (art. 122); o para los hechos que re- quieren pluralidad para configurarse, Ejemplo: asociación ilícita 210.

68
68

ACTIVIDAD Nº 12

a.-

Explique el concepto de Acción, de acuerdo a las distintas concepciones de los autores.

b.-

Elabore un concepto de Acción de acuerdo al Código Penal.

c.-

Relacione los conceptos de acción y voluntad.

Elabore un concepto de Acción de acuerdo al Código Penal. c.- Relacione los conceptos de acción
69
69

Comportamiento y Resultado

El comportamiento que corresponde al hecho como acción, es la actividad a través de la cual, se manifiesta en el exterior el impulso interno.

El resultado: como componente de la acción no es un resultado jurídico (éste es la ofensa que un delito implica para un bien jurídico), sino que puede consistir en algo físico (muerte, apoderamiento de una cosa o una situación de peligros real para algo) o psíquico (producción de un escándalo).

El resultado es una consecuencia del comportamiento y entre ambos debe mediar una relación o nexo de causalidad.

Lugar y tiempo de la acción

La acción delictiva se comete en el espacio y en el tiempo. ¿Cuál lugar y cuál tiem- po de la acción, toma en cuenta la ley en lo que atañe a su comisión?

El lugar y tiempo en que se inicia y perfecciona el delito pueden ser o no, los mis- mos. A veces la diferencia de lugar no tiene trascendencia pero otras sí, cuando el espacio está sujeto a dos jurisdicciones, o a dos soberanías diferentes con regíme- nes jurídicos también distintos.

Es imposible llegar a una única tesis, razón por la cual, no puede formularse un principio general, sino sólo respecto a un determinado problema jurídico penal.

a.-

Si la acción se desenvuelve en un momento sin solución de continuidad espa- cial o temporal y sin interferencias jurisdiccionales, el problema es fácil: ésta se considera cometida al consumarse la infracción ya sea que al respecto, se atienda a la conducta o a su resultado.

b.-

El problema se platea si la acción es permanente o continuada o hay so- lución de continuidad entre la conducta y el resultado, que hace que la ac- ción se desenvuelva materialmente en distintas jurisdicciones territoriales (na- cional-extranjera, nacional-provincial o provincial-provincial), o se prolongue en el tiempo.

Al respecto están en pugna tres teorías:

1.- Teoría de la actividad, residencia (voluntariedad o de la iniciación del ac- to): la acción se comete en el lugar y en el tiempo en que el autor desenvuelve su conducta, realiza el movimiento corporal (actuando o manteniéndose inactivo), es decir, en el sitio y momento en que expresa la manifestación de voluntad. (Mezger, Liszt). Puede formularse una crítica a esta teoría desde el punto de vista del Derecho Penal Internacional, ya que si se la adopta exclusivamente, quedarían impunes los hechos delictivos cuya conducta se produce en el extranjero y sólo su resul- tado en el Estado (Hippel).

70
70

Crítica: sería posible declarar que el autor de un delito, fallecido después de desplegar la conducta, pero antes de producirse el resultado, ha cometido el homicidio estando muerto. No resuelve el problema de los delitos de simple conducta o pura actividad. Ejemplo: asociación ilícita (art. 210; art. 213) o sea aquellos en los que, con prescindencia del daño, (efectivo o potencial), toda su materialidad física o psí- quica se concentra en la conducta misma. En la tentativa no puede determinar- se si se produce un resultado. También renunciaría el estado a resguardar el orden jurídico si los efectos se producen en el extranjero.

3.- Teoría mixta (de la equivalencia o de la ubicuidad): a los efectos de deter- minar el lugar y tiempo de la comisión de la acción, deciden tanto la conducta (manifestación de voluntad) como el resultado. No es posible la aplicación unitaria de cualquiera de estas teorías, ya que cada caso exige la aplicación de un criterio diferente.

Criterios para establecer el lugar de comisión de la acción

Ellos interesan:

a.-

A los efectos del Derecho Internacional Penal, para establecer a qué delitos se aplica la ley argentina, en virtud del principio territorial.

b.-

A los efectos de la competencia interna de los tribunales.

En ambos casos, el lugar de la comisión del delito coincide con el lugar de la ac- ción delictuosa.

Pero el lugar de la comisión del delito no tiene el mismo significado a los efectos del Derecho Internacional Penal, que respecto a la competencia judicial interesa:

1.- El Código Penal en el art. 1 inc. 1, adopta la teoría mixta cuando exige para considerar cometido un delito en el ámbito territorial argentino, tanto la conduc- ta como el resultado, que ambos deben desarrollarse en el territorio o en los lu- gares sometidos a su jurisdicción. Se tienen en cuenta ambos y no uno u otro, tomados aisladamente. Respecto de las acciones realizadas en el extranjero en virtud del principio de los “efectos”, rige el mismo art. 1 inc. 1.

2.- El lugar de la acción delictiva a los fines de la competencia de los tribunales, está también subordinado al lugar de comisión del delito, pero no puede inter- pretarse igual que en el art. 1 inc. 1.

Se ha determinado el lugar de comisión del delito.

a.- El del lugar donde se desenvuelve la conducta. Ejemplo: Fallo de la Corte:

donde se imprime clandestinamente y no el de la primera publicación. El lugar donde se imprimió el diario y no donde debían producir sus efectos o se distri- buyeron.

b.- El lugar donde los efectos del delito se produjeron o debieron producirse.

Criterios aplicables para determinar el tiempo de la comisión de la acción

Es importante a los siguientes fines:

a.- Validez de la ley penal con relación al tiempo (art. 2) para afirmar dentro de la vigencia de cual ley, se cometió el delito o momento de la conducta.

71
71

b.-

Imputabilidad y culpabilidad: en ambas se tiene en cuenta el momento de la conducta. Imputabilidad: Sólo en ese momento que puede el autor (conforme al art. 34 inc. 1), comportarse con arreglo a su conocimiento de lo que hace. Culpabilidad: el derecho positivo no admite un dolo o una culpa superviniente al momento de la conducta.

c.-

De la prescripción: su efecto es extinguir el derecho penalmente. El momento de la comisión del delito (art. 63 C.P.), es el del nacimiento de tal derecho, el de la consumación delictiva, la cual, en los casos de solución de continuidad entre conducta y resultado, sucede con el resultado.

d.-

Del consentimiento (ver Núñez Tomo I), en los delitos de comisión simple o de comisión por omisión.

Nuestro Código no sigue un criterio único para establecer el lugar del hecho. Así, a los fines de la aplicación de la ley penal, admite como lugar el del comportamiento, el del resultado típico y el de los efectos del delito determinantes de su incrimina- ción (art. 1º).

En cuanto a la competencia judicial interna, el lugar no esta supeditado a la regla de este art. Así en los delitos a distancia (acción en lugar diferente al del resultado) la competencia se determina por el lugar del comportamiento, del resultado típico, de alguno de los lugares de aquél o de éste, que la acerque más al verdadero y más importante ámbito territorial del delito, sus circunstancias y sus repercusiones y sus pruebas.

72
72

ACTIVIDAD Nº 13

a.- Explique en una síntesis, cómo se establece el lugar y tiempo del delito.

72 ACTIVIDAD Nº 13 a.- Explique en una síntesis, cómo se establece el lugar y tiempo
73
73

RELACIÓN DE CAUSALIDAD - DIVERSAS TEORÍAS Y SUS PRUEBAS

Cuando un cambio en el mundo exterior puede considerarse consecuencia de un hecho humano, se dice que entre uno y otro, hay una relación de causalidad:

relación de causa o efecto.

Con ello no se pretende establecer si un sujeto es culpable o responsable, sino cuándo un resultado puede atribuírselo jurídicamente, o sea si es autor.

Todo resultado o efecto es producto de diferentes causas, pero ninguna puede ser considerada la CAUSA, independientemente de las demás.

El llover responde a un sin número de motivos los que en conjunto, constituyen la causa del resultado (en este caso del fenómeno), razón por la cual, cada uno de estos motivos resultan indispensable para que el hecho se produzca.

Son así, todas condiciones, sin las que no se habrían concretado el resultado. El quid es obtener de entre esos motivos o condiciones, cuál o cuáles pueden consi- derarse la causa del resultado. Hay que llegar a una selección, y no será a través de la pura relación de causalidad de las ciencias físicas, ya que entran a jugar den- tro del Derecho Penal, el factor humano y la relación jurídica que llevarán a diluci- dar, que sólo una parte de estas condiciones adquiere relevancia.

Teoría de la Equivalencia de las Condiciones “Conditio sine qua non” que físicamente es inobjetable

Análisis: su nombre indica la igualdad de significación de todas las condiciones, en la producción del resultado ya que, siendo todas necesarias, faltando una, impediría éste.

Debe considerarse CAUSA cualquier condición, que sumada a las existentes, pro- duzca el resultado. Es decir: “es causa toda circunstancia sin la cual el resultado no se hubiera producido” (Von Buri 1860).

Como fórmula práctica para resolver los casos, propone la supresión mental de la condición considerada: si suprimiéndola el hecho o resultado no se hubiera produ- cido, existe relación de causalidad.

En casos de delitos de omisión, la fórmula es: una omisión es causa, sólo cuando agregada mentalmente la acción omitida, se elimina el resultado.

Consecuencia:

a.- El resultado debe ser la consecuencia del movimiento corporal (es decir atri- buido a él), cuando aquél no se hubiera producido de no existir, por circunstan- cias en el acto de la ejecución o sin el concurso de las circunstancias que so- brevengan. Ejemplo: un herido debido a lesiones producidas por un cuchillo pe- ro que no eran letales, fallece por un incendio del hospital o choque de la am- bulancia que lo traslada al hospital. En consecuencia, según esta teoría el autor de las lesiones es el autor del homicidio. b.- No impide la relación de causalidad la intervención de un tercero. En el Ejem- plo: de las lesiones, el sujeto muere por una infección por su negligencia o por

74
74

impericia del médico que lo opera. El autor de las lesiones es el autor del homi- cidio.

c.- No existe relación de causalidad cuando, suprimiendo el movimiento corporal, no se modifica en nada la producción del resultado.

Ello sucede cuando el resultado al cual se dirigía la manifestación de voluntad, fue provocado por una mera serie de causas independientes (Liszt).

Ejemplo:: A hiere mortalmente a B, piloto de una lancha, pero si B fallece porque naufraga ésta por súbito cambio de tiempo o ventisca, luego no hay relación causal entre la muerte de B y la manifestación de voluntad de A. Habría tentativa de homi- cidio, en el caso de que el marino, por la herida, no hubiera podido gobernar la lan- cha.

Mérito: fijar el límite más bajo de la causalidad y además, ser el punto de partida de las otras teorías causales (que la limitan o la corrigen).

Su falencia Máxima: El sistema de la supresión para probar la causalidad, lleva a circunstancias extremas e injustas.

Ejemplo:: A, debe viajar en avión, toma un taxi al aeropuerto pero por imprudencia el taxista choca y no viaja ese día, sino al otro día. El avión que toma cae y muere, lo que implicaría relación causal entre la imprudencia del taxista y la muerte de A.

2.- Spendel, a fin de evitar tales excesos, dice: una acción es causal cuando, su- primida, no se habría producido el resultado, teniendo en cuenta solamente las circunstancias que fueron específicamente concretadas. Su valor es reducir la teoría a sus límites extremos ante las irónicas exageraciones de los que toman en cuenta consecuencias posibles no concretadas. Ejemplo:: todo el mundo es culpable de todo.

Teorías Individualizadoras: aquellas que tratan de diferenciar las causas de las simples condiciones. Tenemos

a.-

La de la condición más próxima: causa es la condición que, colocada en el último lugar en la serie de condiciones, ocasiona sin más el resultado. Es decir, la última condición (en el tiempo) tiene el valor de causa.

b.-

Causa eficiente o eficaz o condición más eficiente (Berkmeyer): causa, jurí-

dicamente, es la condición que ha contribuido en mayor grado a producir el efecto. Es ineficaz este punto de vista pues se hace necesario conocer cualitativamen- te y cuantitativamente, cada una de las condiciones para fijar la contribución de cada una, en el resultado. Ocasiona problemas en la teoría de la participación criminal, ya que es posible que sólo uno de los partícipes haya puesto la condi- ción eficiente, con lo que los demás no serían responsables. c.- Teoría de Binding o de la condición preponderante o determinante: es

causa aquella que, rompiendo el equilibrio, hace prevalecer las condiciones po- sitivas sobre las negativas del resultado.

d.- Teoría de la causalidad o causa adecuada: Es la de más prestigio entre las teorías individualizadoras (Merkel-Grispini, etc.). Niega la existencia en derecho

de la igualdad de todas las condiciones, a los efectos de la relación causal. Es necesaria que la condición sea adecuada para causar el resultado. ¿Cuándo es adecuada? cuando es idónea o sea cuando generalmente produce ese efecto, cuando “ese efecto, debía normalmente producirse”, conforme al orden

75
75

natural y ordinario de las cosas, generalmente apropiada para producir el resul- tado.

Consecuencias:

- No es suficiente la supresión mental de la condición, de forma que suprimida, también con ello, desaparece el resultado, para que se establezca la relación causal. Requiere además que tal resultado sea ordinariamente el efecto de tal cosa.

- No se consideran en la relación causal las consecuencias extraordinarias o excepcionales de la acción. Ejemplo: lesión tránsito, incendio hospital. El au- tor de las lesiones no sería el autor del homicidio. El resultado (muerte) no co- rresponde al desarrollo ordinario o normal de las cosas (el nexo causal se ha desviado).

- Es clara, pero el problema está en la determinación ante el caso práctico si el resultado o efecto responde al encadenamiento normal de los hechos o si cae dentro de lo extraordinario. Para resolver ello, se da el criterio objetivo y subjetivo de previsibilidad o re- presentación del resultado, pero este enfoque superpone el problema con el de la culpabilidad (a través de la teoría de la previsión), lo cual antepone las cuestiones. Primero hay que saber si es que existe relación causal para luego recién ver si existe culpabilidad. Se ve obligada a penetrar en el ámbito de la culpabilidad en los casos que por poseer determinados conocimientos especiales, un sujeto está obligado de prever consecuencias de su actuar que no se representan a quienes no pre- sentan esos conocimientos. Es así, ya que el autor tiene el dominio del hecho no obstante trate de consecuencias extraordinarias para el conocimiento de la mayoría. En la teoría de la equivalencia de las condiciones, aún existiendo relación causal es posible que el autor no tenga el normal dominio del hecho. Yendo demasiado lejos, se atribuye a su autor resultados sobre cuyo encadenamien- to causal no tiene el dominio. Con la Teoría de la Causalidad Adecuada, pue- de suceder que (a la inversa), el acontecer causal sea objetivamente desvia- do y no obstante el autor, en virtud de conocimientos especiales, pueda tener el dominio causal de un acontecer que para los demás es extraordinario o desviado.

e.-