Está en la página 1de 3

ARTÍCULO 96.

- CONTINUACION DEL PROCEDIMIENTO

CONTINUACIÓN DEL PROCEDIMIENTO

Luego de resuelto el conflicto de competencia, el órgano que resulte


competente para conocer el asunto continúa el procedimiento según su estado,
conservando de esta manera todo lo actuado. La normativa tiene dos objetivos
fundamentales:

• Asegurar la continuidad del procedimiento tan luego sea resuelto el conflicto


según su estado sin retrotraer actos procesales, y

• Sobre todo hacer prevalecer la conservación de todo lo actuado.

ARTÍCULO 97.- CAUSALES DE ABTENCIÓN

LA ABSTENCIÓN

La abstención se genera en virtud del principio de imparcialidad de la autoridad


administrativa, cuando esta se inhibe del conocimiento de un trámite al
encontrarse en discusión su imparcialidad en el mismo. La abstención es
entonces, en el ámbito procedimental, la separación de la tramitación de un
proceso administrativo por parte de la propia autoridad, no obstante poseer
competencia administrativa, cuando existen causales objetivas para ello. La
abstención permite asegurar la imparcialidad y objetividad de la autoridad
administrativa al momento de resolver, la misma que debe ser cautelada por
los poderes públicos.

¿QUIÉNES PUEDEN EJERCER EL DEBER DE ABSTENCIÓN?

El deber de abstención alcanza a quienes participan en el procedimiento como


autoridad con facultad resolutiva (instructor), de origen electoral o designado,
en carrera pública o no; y también a las autoridades con facultad asesora
(asesor legal, técnico o autoridad dictaminadora) puesto que todas las
autoridades están vinculadas al deber de imparcialidad.

Se encuentra incluida también cualquier autoridad individualmente


considerada que conforma un órgano colegiado de tipo decisor o asesor.
CAUSALES DE ABSTENCIÓN DE LA AUTORIDAD ADMINISTRATIVA

En relación con los sujetos:

Si es pariente dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de


afinidad, con cualquiera de los administrados o con sus representantes,
mandatarios, con los administradores de sus empresas, o con quienes les
preste servicio.

Cuando la autoridad tuviera amistad íntima, enemistad manifiesta o más bien


conflicto de intereses objetivo con cualquiera de los administrados
intervinientes en el procedimiento.

La amistad íntima es un supuesto que implica la posibilidad de parcialización


del funcionario a favor del administrado, de manera similar a la causal antes
descrita.

Estas causales requieren además que dichas condiciones se hagan patentes


mediante actitudes o hechos evidentes en el procedimiento

Cuando la autoridad tuviere o hubiese tenido en los últimos dos años, relación
de servicio o de subordinación con cualquiera de los administrados o terceros
directamente interesados en el asunto, o si tuviera en proyecto una
concertación de negocios con alguna de las partes, aun cuando no se concrete
posteriormente.

CAUSALES DE ABSTENCIÓN DE LA AUTORIDAD ADMINISTRATIVA

En relación con el objeto:

Si el funcionario ha tenido intervención como asesor, perito o testigo en el


mismo procedimiento, o si como autoridad hubiere manifestado previamente su
parecer sobre el mismo, de modo que pudiera entenderse que se ha
pronunciado sobre el asunto, salvo los casos de la rectificación de errores o la
decisión del recurso de reconsideración, en los cuales dicho funcionario se
encuentra plenamente legitimado para emitir resolución.

Si personalmente, o bien su cónyuge o algún pariente dentro del cuarto grado


de consanguinidad o segundo de afinidad, tuviere interés en el asunto de que
se trate o en otra semejante, cuya resolución pueda influir en la situación del
funcionario administrativo.