Está en la página 1de 2

CARÁTULA DEL FALLO: “Halabi, Ernesto c. P.E.N. Ley 25.873 DTO.

1563/04”
Cita: 332:111
Año: 2009
Hechos: Un abogado promovió acción de amparo con el fin de que se declare la
inconstitucionalidad de la ley 25.873 y de su decreto reglamentario 1563/04 ( el cual incluyó en el
concepto de "telecomunicaciones" al tráfico de datos por internet) al autorizarse por la citada, la
intervención de las comunicaciones.

Cuestiones presentadas: Que la normativa cuestionada por el actor, no aclara bajo qué
circunstancias ni específica justificativos que avalen cuando éstas podrían ser interceptadas.
Además, manifestó que dicha intrusión a su intimidad perturbaba sustancialmente sus derechos y
su órbita privada, tanto en su carácter de usuario de los diferentes servicios de
Telecomunicaciones y, además afectaba negativamente la reserva del secreto profesional que
como letrado debía guardar con sus clientes. A su vez, peticionó el dictado de una medida
cautelar suspensiva de las normas impugnadas

Primera instancia: En primera instancia se hizo lugar a la pretensión.

Segunda instancia: La Cámara confirmó el fallo, atribuyéndole carácter erga omnes, declaró la
inconstitucionalidad de los arts. 1 y 2 de la Ley 25.873, asistiéndole razón a los fundamentos del
sr Halabi.

Vía de jurisdicción invocada para acceder a la Corte Suprema: Originaria

Tipo de Recurso: Recurso extraordinario federal

Opinión del Procurador General: Refiere que corresponde declarar inoficioso el


pronunciamiento sobre el planteo de inconstitucionalidad del decreto 1563/04 y revocar, en lo
demás, la sentencia en cuanto fue materia de recurso extraordinario.

Principios elaborados: El control de constitucionalidad como procedimiento para resguardar la


supremacía; el rol del poder judicial en materia de control, la división de poderes.

Razonamiento: Que en nuestro país se ha construido un sistema en el cual la privacidad o


intimidad del registro de las comunicaciones está garantizada de acuerdo con las previsiones
constitucionales de los artículos 18 y 19 ya que únicamente podrán ser exhibidas a requerimiento
judicial o, en su caso, del Ministerio Público. Que además de ello, respecto al texto legal de la
norma cuestionada la obligación que se impone a las prestadoras de servicio telefónico está
limitada a "la captación y derivación de las comunicaciones que transmiten (sin hacer mecion en
ningún momento a su contenido) a fin de cumplir con los requerimientos que formule el Poder
Judicial en orden a la interceptación de comunicaciones. Que es dable mencionar que los fines
perseguidos de la norma impugnada es facilitar y determinar la existencia de averiguación de
ilícitos y que ello no afecta el ámbito de autonomía individual.

Decisión de la Corte Suprema: ( Holding. Regla/as para resolver el caso concreto): 1)


Ratifica la inconstitucionalidad decretada por el Tribunal de grado en relación a los arts. 1 y 2 de
la Ley 25.873, sosteniendo, a grandes rasgos, que dicha normativa constituye una violación al
derecho a la intimidad y una injerencia o intromisión, arbitraria y abusiva en la vida privada de los
afectados.2)En materia de legitimación procesal delimita tres categorías de derechos:
individuales, de incidencia colectiva que tienen por objeto bienes colectivos, y de incidencia
colectiva referentes a intereses individuales homogéneos.3).-Los derechos de incidencia colectiva
que tienen por objeto bienes colectivos, conforme el art. 43 de la Constitución Nacional, y los
mismos son ejercidos por el Defensor del Pueblo de la Nación, las asociaciones que concentran
el interés colectivo y el afectado.

Principios elaborados: Art 18 de la Constitución Nacional, cuando consagra el principio de la


inviolabilidad de la correspondencia epistolar, extiende su protección a otros medios de
comunicación distintos del allí previsto y asimismo el principio de reserva dado en el art 19 de la
Constitucional Nacional, Principio de la protección judicial efectiva

Razonamiento: Aun cuando no exista una ley en nuestro derecho que reglamente el ejercicio
efectivo de las denominadas acciones de clase, el art. 43 de la Constitución Nacional es operativo
y es obligación de los jueces darle eficacia cuando se aporta nítida evidencia sobre la afectación
de un derecho fundamental y del acceso a la justicia de su titular.Nuestro máximo Tribunal sentó
una fuerte doctrina en cuanto a la aplicación del art. 43 CN, la ampliación de la legitimación activa
e incluso, la ampliación de los efectos de una sentencia judicial.

Disidencia o concurrencia: Disidencias de ENRIQUE SANTIAGO PETRACCHI Y CARMEN M.


ARGIBAY: se declara improcedente el recurso extraordinario.

Principios elaborados: Art 19 principio de reserva, el rol del poder


judicial en materia de control.

Razonamiento: Que se realizó una errónea interpretación del art. 43 de la Constitución Nacional,
en tanto el carácter colectivo de un derecho no autorizaría al tribunal a dictar una sentencia de
alcance general si quien acciona no es el Defensor del Pueblo ni una asociación protectora de los
derechos de los usuarios y consumidores. En consecuencia, al no haber sido invocada por la
recurrente razón o argumento alguno acerca de cómo sería posible satisfacer la pretensión del
reclamante manteniendo la injerencia a la privacidad de terceros, ajenos al pleito, pero
potenciales interlocutores, el recurso extraordinario presenta falencias en su fundamentación de
entidad suficiente como para impedir su procedencia.

Obiter dictum significativo: Hay una clara afectación del acceso a la justicia, porque no se justifica
que cada uno de los posibles afectados de la clase de sujetos involucrados promueva una
demanda peticionando la inconstitucionalidad de la norma.