Está en la página 1de 31

12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?

Página 1

Retomando el debate de ayer para fortalecer el actual

¿Sigue el siglo del corporatismo?

PHILIPPE C. SCHMITTER

El siglo veinte será el siglo del corporatismo de la misma forma en que el
Siglo diecinueve fue el siglo del liberalismo ...
Mihaïl Manoïlesco

Hasta tiempos recientes, la confiada predicción de Manoïlesco ser ser descali­
Ficada como un ejemplo más de tendencia ideológica, pensamiento car
gado de deseo y retóri­
ca inflada de los treinta, Una Respuesta
 événementielle una ONU peculiares Periodo de la ONU y Ambiente
(Manoïlesco, 1936). Con la derrota subsecuente del fascismo y el nacional­socialismo, el espec­
Tro del corporatismo no parecía seguir rondando el escenario europeo de moda tan fatalista.
Por un tiempo, el concepto mismo fue retirado virtualmente del léxico activo de los políticos,
Aun cuando se le dejó como un objeto de exhibición conductual, por decirlo así, en algunos
Museos de prácticas atávicas como Portugal y España.

En los últimos tiempos, sin embar
go, el espectro se encuentra de nuevo entre nosotros
(Verbalmente al menos), rondando las preocupaciones de los científicos sociales
Por medio de frecuentes y múltiples apariencias.
 Casi cuarenta años después
De que Manoïlesco (1936: 7) declarar que "el curso inevitable del destino implica la trans­
Formación de todas las instituciones sociales y políticas de nuestros tiempos en dirección
Del corporatismo ", quizá deberíamos nuevamente tomar su predicción con seriedad y ave­
Riguar si acaso siguiéramos en el siglo del corporatismo ­y apenas comenzamos a darnos
Cuenta

Los propósitos de este ensayo son explorar los diversos usos del concepto de corporatismo,
Para sugerir una definición operativa de este como un sistema particular moderno de repre­
Sentación de intereses;
 Discutir la utilidad de distinguir subtipos de desarrollo y prácticas cor
­
Porativas y, finalmente, presentar hipótesis generales para "explicar" el contexto pro­
Bable de su emergencia y persistencia.

613

Página 2

Lecturas sobre el Estado y las políticas públicas:

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 1/31
12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?

yo

El primer paso, propongo, es rescatar el concepto de corporación de entre los varios usos
De este que se han colado en la literatura y que (me) parecen hacer más por disolver o disfra­
Zar, que por reforzar su utilidad.
 Por un lado, se ha hecho un fenómeno de fronteras tan vagas
Que, como el clientelismo, todas las partes y
, por tanto, en ninguna está
De manera clara. Por otro lado, ha sido asociado tan estrechamente a una sola cultura política,
De configuración del tipo de régimen social, que el concepto se convierte, en el mejor
De los casos, en especialmente descriptivo, más que comparativamente analítico.

Sin duda, la tarea más difícil es despojar al concepto de su tono e implicaciones peyorati­
Vaso Esto se hace aun más difícil por el hecho de que (la diferencia de la treinta) en la actua­
Lidad hay muy pocos regímenes que se abren y or gullosamente se pronuncia a sí mismos como
Corporativos Es tentador por tanto, descubrir y denunciar como coporativistas, prácticas que
Los regímenes condenar o promueven bajo otras etiquetas, cuentos como "participación", "plani­
Ficación colaborante "," representación mixta ", y" consulta permanente ".
 Por otra parte, si al cor­
Poratismo se le deja el significado simple de "comportamiento de grupos o sistemas de interés
Que no me gustan "se utilizan como sinónimo de epítetos cuentos como" fascista "y" represi­
Vo ", puede hacerse de poca o nula utilidad para los propósitos de comparación sis­
Temática Esto no quiere decir que, a quienes usan el concepto, se les deba prohibir de algu­
Na forma del expreso frases valorativas o fuertes reacciones normativas respecto a su papel
Consecuencias Estudió varios sistemas corporativos y llegó a juicios personales bas­
Tante firmes cerca de cada uno de ellos. Pero espero que aquellos que estan en desacuerdo
Con su deseabilidad, por lo menos llegar a algún acuerdo previo acerca de los referen­
Tes empíricos que identifican su estructura y comportamiento básico.
 Pueden que deba­
Tir en cuanto los costos y beneficios y los "beneficios" y "machos" que producen.

Estados Unidos, California, Estados Unidos.
Sentación de intereses y / o actitudes, un arreglo institucional modal o ideal­típico particular para
Vincular los intereses or
ganizados de forma asociativa de la sociedad civil, con las estructu­
Ras de decisión del Estado. Como tal, esta es una de las muchas posibilidades de la configuración
Modernas de la Representación de Intereses, De Las Cuales, el pluralismo es quiza La Alternativa
Mejor conocida y más frecuentemente reconocida.

Restringir el concepto, por decirlo así, para hacer referencia sólo en un conjunto concreto y
Específico de prácticas o estructuras institucionales que involucran a la representación (o falsa
Representación) de intereses grupales empíricamente observables, tiene un número importan­
Te de implicaciones. Éstas diferencian tajantemente mi utilización preferida del término
Varios usos dados por otros a la misma etiqueta conceptual.

En primer lugar, al definir el corporatismo en términos de su praxis, el concepto se libera de
Su empleo en cualquier ideología o sistema de ideas particular1.
 Mientras que como se hace
Manifiesto en secciones posteriores de este ensayo, estoy bastante interesado en los ar
gumen­
Tos presentados por proponentes particulares del corporatismo moderno o neocorporatismo, mi
Lectura de su uso en la historia reciente de las ideas sugiere que una extraordinaria variedad de
Teóricos, ideólogos y activistas han defendido por diversos motivos, intereses y razones.

614

Página 3

Retomando el debate de ayer para fortalecer el actual

Cuentos teóricos, ideólogos y activistas de los intelectuales románticos y or
gánicos del
Estado de Friedrich Schlegel, Adam von Müller , GW Friedrich Hegel y Rudolf Kjellen, hasta
Los pre­marxistas y protosocialistas como Sismondi, Saint­Simón y Proudhon;  Pasando por el
Pensamiento social cristiano, éticamente tradicionalista de W
ilhelm von Ketteler
, Karl von
Vogelsang, el Marqués de la T orre de Pin, Albert de Mun y, por supuesto, los papas León XIII y
Pío XI; Por el autoritarismo fascista de Giuseppe Bottai, Guido Bartolotto, Giuseppe Papi y
Francesco Vito; Por el nacionalismo secular modernizante de Mihaïl Manoïlesco;  Por el solida­
Rismo burgués radical (en el sentido francés) de León Duguit, Joseph­Paul Boncour , George
Renard y Emile Durkheim;  Por el universalismo místico de Ottmar Spann; Por el funcionalismo
Internacionalista de Giuseppe de Michelig y David Mitrany; Por el integrismo reaccionario pseu­
Docatólico de Charles Maurras, de Oliveira Salazar , de Marcello Caetano y de Jean Bréthe de la Gressaye;
Por el reformismo tecnocrático procapitalista de Walter Rathenau, Lord Keynes y AA Berle Jr .;
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 2/31
12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?
Por el sindicalismo anticapitalista de Geor
ges Sorel, Ser
Rossoni, Enrico Corradini y Gregor Strasser; gio Panunzio, Ugo Spirito, Edmondo
 Por el socialismo gremial de GDH Cole, el joven
Harol Laski, SG Hobson y Ramiro de Maeztu;  Por el comunitarismo o socialismo bur
gués de
Un François Perroux o un Henri de Man ­ no mencionar a aquellos de sus defensores con­
Temporáneos como Bernard Crick, Ferry WH, Pierre Mendes­France y David Alter .

Todos ellos ­y la lista de ninguna manera está completa, ni las agrupaciones arriba men­
Cionadas se distinguen de manera tajante2­, han conver gido en la defensa de una relación
Institucional entre los sistemas de la toma autoritaria de las decisiones y la representación de inte­
Reses que puede ser considerado como genéricamente corporatista por mi definición praxioló­
Gica (y definir frecuentemente como tal por los mismos autores), aun cuando concebían a
Este arreglo como uno capaz de involucrar estructuras radicalmente diferentes de poder
Influencia, beneficiar a clases completamente distintas, y promover políticas públicas diametral­
Mente opuestas.

Un estudioso francés del corporatismo describió la situación muy adecuadamente al decir que:

El ejército de los corporativos es tan disparar que uno es conducido a pensar que la palabra
Corporación es ella misma una etiqueta sobre una gran cantidad de botellas que luego
Hijo distribuidas entre diversos productores, cada uno de los cuales con la bebida de
Su preferencia El consumidor debe mirar los sentidos "(Baudin, 1942: 4­5).

La situación se confunde aún más por el hecho de que muchos de los teóricos contempo­
Ráneos, ideólogos y activistas distribuyen la misma bebida utilizando otras etiquetas.

El corporatismo no solo está definido como una ideología (o peor, como una
Weltanschauung) Difícil de precisar En un conjunto Central de Valores o Creencias y: Aún más
Difícil de asociar con las aspiraciones de un grupo social específico, sino que virtualmente todas las
Las investigaciones empíricas detalladas de la praxis corporatista han visto que su desem­
Peño y comportamiento varían considerablemente (si no es que se oponen diametralmente)
Respecto a las creencias manifestadas por sus defensores verbales.
 Como observara otro acadé­
mico francés de los Cuarenta (El Mismo ONU Defensor del corporatismo  à sa manière), "la realidades
Papa del corporatismo existente es, sin duda, infinitamente menos seductora que la doctrina "
(Murat, 1944: 206) 3. Las conceptualizaciones contemporáneas del corporatismo basadas exclu­

615

Página 4

Lecturas sobre el Estado y las políticas públicas:

Sivamente en los motivos y metas explícitas de los actores o apologistas tienden sólo a ofus­
Coche esta "menos que seductora" realidad en la praxis.

En breve, encuentro que existe simplemente demasiada variedad normativa y hipocresía
conductual en el USO de la Etiqueta
 ideológica corporatista Como para hacerla Instrumento ONU
Operacionalmente útil para el análisis comparativo.

Tampoco encuentro muy productivo el considerar al corporatismo como una parte exclusi­
Va de un producto distintivo de una cultura política particular
, especialmente una vinculada a
Área geográfica circunscrita tal como la Península Ibérica4 o el Mediterráneo5. Esta
Aproximación del corporatismo no solo corre el contrapelo de las críticas usuales (y
, en mi
Visión, bien fundamentadas) cirugía en contra de la mayoría, si no de todas, las "explicacio­
Nes "6 político­culturales ­especialmente contra aquellas basadas en evidencia anecdótica y
Razonamiento circular7­ sino que también completamente incapaz de explicar por qué
Figuraciones y comportamiento similares en las políticas de interés han emer
gido y persistido
En una gran variedad de lugares culturales, extendiéndose desde el norte de Europa y atra­
Vesando el Mediterráneo hasta lugares tan exóticos como T urquía, Irán, Indonesia y Taiwán,
Para nombrar algunos  Esta forma de pseudoexplicación tampoco puede contribuir mucho a
respondedor a la PREGUNTA de Por Qué, Aun Dentro del terruño Supuesto De T al ethos, es esto, la
Península ibérica y sus "fragmentos", el corporatismo se ha fortalecido y debilitado durante
Diversos períodos históricos  ¿Qué crees que la cultura política es una especie de "varia­
Ble grifo "que se abre de vez en cuando para producir un sistema diferente de representación
Funcional Podrían también preguntar , ¿por qué las empresas que supuestamente compar ­
El Mismo diez  ethos exhiben en general tan amplia ¿Diversidad de V alores en los Grupos de Interés,
Prácticas y consecuencias?  Según las normas empíricamente disponibles, España es más
Católica que Portugal, Colombia más que Brasil, pero aún así en cada caso, es el último el que
Posee, con mucho, el sistema mas corporatista.  En el mejor de los casos,
Mentos culturalistas deben ser complementados ampliamente para dar cuenta de cuentos desvia­
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 3/31
12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?
Ciones embarazosas en cuanto a resultados.
Finalmente, dado que los que han propuesto tal explicación también tienden a hacer
Gran énfasis en la ideología (ocasionalmente aun aceptando la palabra como hecho), podría­
mos preguntarnos Por Qué los mas importantes ideólogos del corporatismo  no provienen de
Esta parte del mundo Una mirada rápida a la bibliografía adjunta a este ensayo, que aceptó
Incompleta, mostrará que los orígenes intelectuales del corporatismo son predominantemente
Alemanes, belgas, franceses y austriacos y
, secundaria y tardíamente, ingleses, italianos y ruma­
Nos Aquellos que defendieron el corporativismo en las áreas ibéricas y latinoamericanas, directas
Y descaradamente importaron sus ideas del extranjero.
 El corporatismo moderno, no medieval,
Fue difundido al área ibérico­mediterránea, no creado en ella8.

Otra tendencia que ha sur gido en discusiones recientes del corporatismo, es definir
, o aun
Mejor, subsumirlo en alguna configuración política más amplia tal como el "Estado or
gánico"
O el "régimen autoritario" 9.
 El concepto de "Estado orgánico" va en contra de muchas de las
Críticas de vaguedad de definición, falta de potencial especificidad empírica, y circularidad de
La argumentación que ha sido tratada arriba en la aproximación política cultural.
 Más impor­
Tante aún, es el que no logre tomar en cuenta el hecho histórico de que muchos Estados "or
gá­

616

Página 5

Retomando el debate de ayer para fortalecer el actual

Nicamente concebidos "no está compuestos por las corporaciones subunidades, sino construi­
Sobre dos Una gran Variedad de "Órganos" que iban desde las  curies y fratrias de la Antigua
Ciudad de Fustel de Coulange (1872), a los órdenes "metálicos" de excelencia moral en la orga­
Nización política de Platón10 pasando por los sistemas de tres a cinco propiedades de diver
­
sos anciens regímenes (Lousse, 1943), las falanges de Fourier (1829);  las régions de Robert LaFont
(1967) e incluso por las comunidades autónomas, plurales de Percival, o Paul Goodman (1947)
O Gar Alperovitz (1973). Si aceptamos que una característica especial del corporatismo moder ­
sin (Como ideología Y Como practical) concierne al papel de Asociaciones  Funcionales de integración
Res, y es sólo una de las muchas unidades estructurales posibles, por ejemplo, fami­
Mentiroso, territorial­comunitario, moral, religioso, "produccionista", etcétera, que pueden aportar al
Creación de un "Estado or gánico". Enfatizar estas macro características aporta poco a la
Especificación de las relaciones concretas de la autoridad, influencia y representación,
Ción de diferencias de nociones igualmente válidas como la de "Estado mecánico".

La relación del corporativismo en la política de interés con un tipo específico global de regi­
Hombres políticos es un asunto mucho complicado (y en mi visión, más interesante). Por razones
Que se harán, espero, visibles en el curso de este u.
Como un sistema general concreto, observable de representación de intereses, "compatible"
Con diversos tipos de régimen, es decir
, con diferentes sistemas partidistas, variadas de ideología
De dominación, niveles de movilización política, diversos alcances de la política pública, etc.
Intentare then Especificar Distintos
 subtipos de Representación corporatista, Que parecen te­
Ner cuando menos una afinidad electiva por, si no es que como elementos definitorios esen­
Ciales de tipos específicos de régimen durante los períodos específicos de su desarrollo1
1.

Una tendencia más en la discusión rediviva del corporatismo que difiere de aquella aquí pro­
Puesta, es el concepto no en uno más amplio de la cultura política regional, forma
De Estado o tipo de régimen, sino en alguna característica macro­social tal como la presencia de
estigmas visibles (Rogoswski y W asserspring, 1971), o la existencia f
 zuile, cerveza dorada o familles tual
determinadas tuelles12 religiosa, ideológica o lingüísticamente.
 Aquí el problema es simplemen­
Que las empresas estigmatizadas con las estructuras verticales exhiben grados completamen­
Te diferentes de corporatismo en el sentido usado aquí, y que, a la inversa, muchos sistemas
Altamente corporatizados de representación de intereses existen en las sociedades que no tienen
Marcada estigmatización visual o estructuras sociales y culturales verticales.
 Suecia está no
Menos corporatizada debido a su falta de ambas dimensiones13;  Bélgica no lo está
A que sufre de ambas14. Estas son dimensiones interesantes y sobresalientes de las sociedades,
En y por sí mismas, pero no parecen tener ninguna relación estrecha con el fenómeno sobre el
Que sugiero enfoquemos nuestra atención con el concepto de corporatismo.

En el estado actual de anarquía nominal que prevalece en la disciplina, es absurdo
Pretender que los académicos de alguna manera se "reunir" en torno a una conceptualización­
Ción particular, rechazar usos alternativos del término y
, por tanto, convenir en no convenir
Basados   en una definición lexicográfica común.
 Lo único que puede esperar de una discusión
Sión introductoria como esta, puede ser el ganar algunos nuevos adeptos a un uso más especial­
Cífico y limitado del concepto de corporatismo y llamar la atención del lector hacia el que una
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 4/31
12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?
Gran cantidad de lo que se ha escrito muy cerca del corporatismo y lo que será dis­
Cutido subsecuentemente en este ensayo puede ser de mutua relevancia en absoluto.

617

Página 6

Lecturas sobre el Estado y las políticas públicas:

II

Tras recargar una serie de usos alternativos del concepto de corporatismo y expresar pre­
Ferencia para una especificación más limitada empíricamente, enfocada en un conjunto de carac­
Terísticas observables de manera relativa directa, y distinguibles en lo institucional que
Involucran la práctica concreta de la representación de intereses, me incumbe ahora mostrar
Tal especificación conceptual:

El corporatismo puede ser definido como un sistema de representación de
Intereses en el cual las unidades constitutivas se or
ganizan en un limitado núme­
Ro de categorías singulares, compulsorias, no concurrentes, ordenadas jerárqui­
Camente y diferenciadas funcionalmente, reconocidas y autorizadas (si no es que
Creadas) por el Estado, ya las que se les concede un explícito monopolio de la
Representación dentro de sus respectivas categorías un cambio de observación cier
­
Los controles en la selección de sus líderes y en la articulación de sus demandas
Y apoyos15.

Obviamente, una definición tan elaborada es una descripción ideal­típica16, un constructo
Heurístico y lógico­analítico integrado por una variedad considerable de componentes teóricos
Hipotéticamente interrelacionados. Ningún sistema existente empíricamente de representación
De interés puede reproducir perfectamente todas las dimensiones, aunque los casos que él
Estudiado en detalle (Brasil y Portugal) parecen estar bastante cerca17.
 MIENTRAS Que esta gestalt
O síndrome completo no es susceptible de medir directa, los componentes propuestos pue­
Den ser evaluados fácilmente, si no es que cuantificados de inmediato.
 La investigación detalla­
De un respecto a la medida en el cual un sistema dado de la representación está limitado en cuanto
Al número de unidades componentes, es obligatorio en cuanto a la membresía, no concurrente
Entre sectores comparados, ordenado jerárquicamente en su estructura interna, reco­
nocido o certificado en Alguna forma de jure o de facto por el Estado, en el exitoso del Ejercicio
Monopolio representacional dentro de categorías funcionalmente definidas y sujetas a con­
Troles formales o informales en la selección de líderes y articulación de intereses, no sólo nos
Distinguir a qué tipo de sistema pertenece, sino también puede ayudar
­
Nos a medir el grado de lo cual estas dimensiones múltiples están relacionados tanto empírica como
Lógicamente Es por supuesto, bastante posible en esta etapa temprana de la investigación
En estos asuntos, el que, se en busca de un conjunto de prácticas institucionales
Interrelacionadas que se combinan en un sistema moderno delimitado, altamente covariante y
Resistente de la representación de intereses, puede estar bastante limitado en su ámbito de aplicación­
Ción, por ejemplo, sólo a los regímenes autoritarios ibéricos, o restringido únicamente a un sub­
Tipo del corporatismo cuentos como los establecidos "artificialmente" desde arriba por el Estado.

Un propósito en el desarrollo de este modelo elaborado, más allá de describir
Comportamiento de un cierto número de sistemas
Al analista político una alternativa explícita al paradigma de la política de interés que ha domi­
Nado completamente hasta el momento la disciplina de la ciencia política norteamericana: el
Pluralismo Mientras que un número considerable y una amplia variedad de académicos ha
Descubierto que el pluralismo (y con él, el tipo de régimen liberal democrático al que está
Estrechamente asociado) puede ser de poca utilidad para la descripción de la estructura y com­

618

Página 7

Retomando el debate de ayer para fortalecer el actual

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 5/31
12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?

Portamiento probables de los sistemas de grupos de interés y formas de gobierno contempo­
Ráneas, y como algunos han llegado a lo que no se puede ser de mucha utilidad al apli­
Carse a las prácticas de regímenes industriales avanzados, pocos, si es que alguno de estos aca­
Demicos, han propuesto un modelo alternativo de contraste de las relaciones generales
Representativas entre asociaciones y Estado.
 La mayoría simplemente lamentan el fin o dege­
Neración del pluralismo y abogan por su regreso18, su reemplazo con alguna "democracia jurí­
dica "(Lowi, 1969) más Reservas formalista, autoritativa (Si Es Que No autoritaria), O Su Periódico
 boule­
versement por Movimientos Sociales espontáneos (Lowi, 1971).

El pluralismo y el corporatismo comparten un cierto número de presupuestos básicos, como
Haría casi todo el modelo de la política moderna de interés que aspiran a ser realista: 1) crecien­
La importancia de las unidades de representación formal de la asociación; 2) la persistencia y
Expansión de intereses funcionalmente diferenciados y potencialmente conflictivos; 3) el flore­
Ciente rol de los cuadros administrativos permanentes, de la información especializada, del
Saber técnico, y consecutivamente de la oligarquía establecida;
 4) la caída en importancia de
La representación territorial y partidaria;
 5) la tendencia secular hacia la expansión en el ámbi­
A la política pública;
 Y 6) la interpenetración de los campos de decisión privados y públicos­
Cos. No obstante esta extensa área de mutuo acuerdo, el pluralismo difiere notoriamente del
Corporatismo como respuesta ideal­típica a estos hechos de la vida política moderna.

El pluralismo puede ser definido como un sistema de representación de inte­
Reses en el que las unidades constitutivas están or
ganizadas en un número no
Especificado de categorías múltiples, voluntarias, competitivas, ordenadas sin
Jerarquía y auto­determinación, que no
Tienen licencia especial, reconocimiento, subsidio o intervención en su creación,
O controladas de alguna manera en la selección de su liderazgo o articulación
De intereses, por parte del Estado, y que no ejercen un monopolio de la activi­
Papá de representación dentro de sus respectivas categorías.

Los practicantes del corporativismo y del pluralismo estarán de acuerdo con
James Madison en que "entre las ventajas de los productos prometidos por un sindicato bien
cimentado, Ninguna Merece Ser desarrollada con Más Cuidado que su T endência un mameluco y
Controlar (Énfasis mío) La V iolencia de la facción ".
 Estarían también de acuerdo en que
A todos los ciudadanos las mismas opiniones, las mismas pasiones y los mismos intereses
Es ... tan impracticable como [suprimirlos todos de una vez] seria imprudente ".
 en donde
Iniciarán a los tipos de practicantes de la diver
gencia en la afirmación siguiente de Madison
De que "es en vano decir que los hombres de Estado iluminados serían capaces de ajustar
Esos intereses enfrentados y hacerlos servir al público ".
 Los corporatistas, basando su fe
Mar en la sabiduría superior de un líder autoritario, mar en la visión iluminada del plano­
Adores tecnocráticos, creen que la unidad podría ser lograda y mantenida.  Su
"Esquema de representación", para usar la feliz frase de Madison, en lugar de ampliar el
"Número de ciudadanos" y "esfera de los intereses", los comprimidos en un conjunto fijo
De categorías verticales representando cada una de las funciones interdependientes de un todo
Orgánico La metáfora de Madison era más mecánica y más dinámica.  Por tanto, estaba me­
Nos apasionado acerca de limitar y ordenar las fuentes de división
Imposición, o desde abajo por eliminación.  Los corporatistas de cualquier tipo expresan con­

619

Página 8

Lecturas sobre el Estado y las políticas públicas:

Fianza en que un "estadista iluminado" puede cooperar
, controlar
Coordinar no sólo a las "más frívolas y vanidosas pasiones y excitar sus más violentos con­
Flictos ", sino también a las" fuentes más comunes y duraderas de escisión ... la distribución
Diversa y desigual de la propiedad "19.

En suma, pluralistas y corporativos a la vez reconocen, aceptan y intentan lidiar con la cre­
Ciente diferenciación estructural y la diversidad de intereses de las formas modernas de gobier
­
No, pero remédios remedios políticos opuestos e imágenes diver gentes de la forma institucional
Que tomará tal sistema moderno de representación de intereses.  Los primeros sugieren la for
­
Mación espontánea, la proliferación numérica, la extensión horizontal y la interacción compe­
titiva; Los segundos defienden la emer
gencia controlada, la limitación cuantitativa, la estratifica­
Ción vertical y la interdependencia complementaria. Los pluralistas colocan su fe en el balan­
Ce cambiante de las fuerzas mecánicamente intersecadas, los corporatistas hacen un llamado al

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 6/31
12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?
Ajuste funcional de un todo or
gánicamente interdependiente.
Las limitaciones de tiempo y espacio me impiden el desarrollo aún más esta idea, pero tengo
La sospecha de que estos dos síndromes contrastantes pero no diametralmente opuestos no
Agotado los posibles tipos alternativos del sistema moderno de representación de intereses.

Por ejemplo, la experiencia soviética sugiere la existencia de un modelo "monista" que
Podría ser definido como:

Un sistema de representación de intereses en el cual las unidades constitutivas están
Organizadas en un número fijo de categorías singulares, ideológicamente selectivas, no­
Competitivas, funcionalmente diferenciadas y jerárquicamente ordenadas, creadas, sub­
Sidiadas y autorizadas por un solo partido y por las que se concede un rol de repre­
Sentación dentro de ese partido y frente al Estado un cambio de control
Los en la selección de sus líderes, la articulación de sus demandas y movilización por
Apoyo

Mucho más difícil de especificar, en términos de las dimensiones componentes que hemos
Venido usando para las otras tres, debido a su naturaleza radical y utópica, es la alternativa
Sindicalista Esbozada apenas por algunos teóricos
Harían corporatistas) este proyecto proyectado modelo parece rechazar o buscar transformar sustancial­
Mente muchas de las características dadas del proceso político moderno ­en mayor o menor
Grado aceptado o aun promovido por los otros tres síndromes.  No obstante, una breve descrip­
Ción de sus características se ofreció más delante, en parte por lo que ha emer
gido con cre­
Ciente frecuencia (si no es específicamente) y discusiones recientes acerca de la participación­
Ción y la representación20, y en parte porque parece redondear, en términos lógicos, las posi­
Bilidades de combinación de las variables utilizadas para definir a los otros tres tipos.

El sindicalismo podría ser definido como un sistema de agregación de intere­
Ses (más que una representación) en el cual las unidades constitutivas son un
Número ilimitado de categorías singulares, voluntarias, no competitivas (o mejor
,
Protegidas), ordenadas sin jerarquizar o funcionalmente especializadas, sin reco­
Nocimiento, creación o licencia por el Estado o partido, sin controles estatales

620

Página 9

Retomando el debate de ayer para Fortalecer el real

Partidistas en la selección de sus líderes en la articulación de intereses, sin el
Ejercicio del monopolio de la re­presentación, sino resolviendo sus conflictos y
"Distribuyendo con autoridad sus valores" de manera autónoma sin la interferencia­
Cia estatal

Con este último modelo de definición hemos avanzado cierta distancia respecto a nuestra
Explícita limitada preocupación por especificar las características del corporatismo como un sis­
Tema distintivo y auto­sostenido de representación de intereses, y de ningún confundirlo con un sis­
Tema entero de dominación política  Sin embargo, esta excursión ha servido para recordarnos
Que el proceso de captura, organización y articulación las demandas de la sociedad civil, al igual que
Aquéllos de recibir
, interpretar y aplicar las "coordinaciones imperativas" del Estado en solo
Parte del proceso político, y por tanto inteligible sólo en propósito y consecuencia cuan­
Do se le consideran en relación con otros subsistemas políticos y configuraciones totales de régi­
hombres. Este conjunto más amplio de preocupaciones, irónicamente nos lleva a la consideración
De posibles subtipos de corporatismo.

III

No es posible ilustrar la connotación estructural del corporación ofrecida más arriba
Describir adecuadamente el sistema de representación de intereses de un gran número de paí­
Ses, inclusive muchos cuyos sistemas políticos globales difieren notoriamente ­con todo y
El lamentable estado de nuestro conocimiento empírico.  Por lo tanto
(Elvander, 1966, Anton, 1969, Ruin,
1972; Huntford, 1972 y Meijer , 1969: 103 ­ 116), Suiza (Huber, 1964: 106), los Países Bajos
(Kraemer, 1966 y Windmuller , 1969), Noruega (Rokkan, 1966: 105­106), Dinamarca (Keller ,
1968: 169­170), Austria (Diamant, 1960, Lembruch, 1967 y Engelmann, 1962: 651­620), España
(Linz, 1970a, 1970b: 146­183, Linz y de Miguel, 1966 y W itney, 1964), Portugal (Schmitter
,
1973b), Brasil (Schmitter, 1973a), Chile (Menges, 1966: 343­365 y Petras, 1969: 199­203, 209­219),

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 7/31
12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?
Perú (Cotler, 1972: 3­12), Grecia (Legg, 1969), México (Scott, 1959), y T
ienen Yugoslavia21, estafa
Mucho, Asociaciones de: intereses singulares, sin Competitivas, ordenadas de Manera jerárquica,
compartamentalizadas sectorialmente Que ejercen el monopolio de la Representación y aceptan
(de jure o de facto) Limitaciones impuestas gubernamentalmente o negociadas en el tipo de
Líderes Que Eligen y en el Alcance e Intensidad de las Demandas Que hace rutinariamente col
Estado22. Como resultado m, cuentos Asociaciones de han Logrado "un estatus y derecho cuasi­legal de la ONU
prescriptivo un Hablar por el SUS Segmentos de la Población. Influyen en el Proceso de Gobierno
Directamente, el pecado Pasar por el [parlamento]. 
Son agentes de la Autoridad, representan al Estado en
Sectores completos de la vida social y se les han del delegado Deberes Que es SENTIDO estricto persona
tenecen al servicio civil »(Huntford, 1972: 86). 
La Síntesis anterior SE APLICA especificamente una
Suecia, Pero Sirve también para describir ampliamente a Los Países arriba citados ­y Sin Duda
un Muchos Otros Por Ser investigados todavía.

Tal Demostración de identidad estructural amplia ¿T
iene La Virtud de desmentir
, Si No Es
Que de despojar una de ALGUNAS Estas Formas de Gobierno de las Etiquetas pluralistas Que Han
acquired ­UN prestigioso título Que usualmente se les concederá por Ninguna otra Razón
Que por la mera existencia f De Una multitud de Intereses Or
ganizados. También ser­ PUEDE

621

Página 10

Lecturas Sobre el Estado y las Políticas Públicas:

vir para cuestionar la relevancia de los muchas supuestas propiedades Asociadas Con El ralidad
ralismo y de las Que se ASUME por T anto, Que se aplican una Estas Formas de Gobierno: composición
petencia Dentro de los Sectores, y por ende Responsabilidad RESPECT O a la membresía; pre­
Diversas siones y traslape, y por ende vacilación y moderación en las Demandas;  competencia
Entre Tencia abierta: sectores de: intereses, y por ende Soluciones incrementales y equitati­
deferente; Penetración y subordinación de los Partidos Políticos, y por ende los metas partidarias
agregativas ampliamente, baja disciplina partidista y ausencia de fuertes Ideologias de par
­
tido; Ausencia de jerarquias Estables de influencia f Or
ganizativa, Y Por Tanto irrelevancia de
La Clase O La élite gobernante de Como Categorías Políticas;  Bajo umbral de post in el pro­
CESO de Gobierno, Y Por Tanto la Asignación de papeles, juntándose con un "Grupos potenciales" y ausen­
Cia de favoritismos o Exclusiones Sistemáticas; Importancia centrales a las Presiones Sobre las
Cámaras de Representantes, Y Por T anto, concentration de la Atención Sobre el parlamento;
La suposición De que las Iniciativas Políticas hijo producidas por la Actividad de grupo
"Desde Abajo", los roles de T anto Por y Pasivos asumidos por parte del Ejecutivo Estatal y Las bu­
Administrativas rocracias; 
Amplia dispersión de los Recursos Políticos, Y Por T anto, inexis­
Tencia de Grupos omnipotentes con Posibilidad de veto, ni Elementos mar ginales despoja­
Poder de dos TODO; Y Finalmente, simple Multiplicidad de: intereses y Libre Asociación Que
aseguran la emergencia espontánea de Fuerzas de contrapeso, Y Por T anto Una tendencia f
en general Hacia la homeostasis o equilibrios cambiantes23. Los Sistemas pueden corporatistas
arreglárselas para lograr v Y SIMILARES mantener Resultados de moderación en las Demandas,
Soluciones negociadas, Liderazgo responsable, "desideologización", inclusiva Participación,
equilibrio en el Poder y el equilibrio homeostático, Pero No pueden Hacerlo A través del pro­
CESO Que los Teóricos y Analistas del pluralismo de han enfatizado.  EJEMPLO Por, en los estuarinos
Que dios le conducido about Un tipo de corporatismo, que Encontrado Que caracterís­
ticas Del Proceso cuentos de Como agendas preestablecidas De Los T emas A Discusión, cooptación
de Líderes, compartamentalización de las Políticas Sectoriales o verticales; 
institucionaliza­
ción permanente del acceso acceso;  "Juridización" o legalización de los Conflictos de grupo de tra­
vés de Cortes Laborales o Administrativas, planeación tecnocrática y Distribución de recurrencia
sos por el Estado; Desarrollo extensivo de agencias paraestatales funcionalmente especiali­
zadas; Una cultura policy Que enfatiza el formalismo, el consensus, y Las negociaciones CONTINUAS
ciaciones; Una relación simbiótica con las Prácticas clientelistas y patrimonialistas en algu­
en zonas Temáticas y Niveles de Gobierno;  deliberado y estrechamiento de encapsulación
los "Públicos" Relevantes; 
USO Periódico y sistemático de la Represión Física y la intimidación
ción anticipatoria y
, Finalmente, el Establecimiento desde el lugar de Dahrendorf llamo ONU cártel "
de la Ansiedad "élites Entre restringidas Que representan el Vértice de los" Órdenes "O" correspondiente
poraciones "jerárquicamente Diferenciadas contribuyó a la persistencia y Viabilidad de organismos europeos de normalización
Sistemas ­aun A lo largo de extensos períodos de Cambio Económico y Social y al enfren­
crisis agudas con politicas tarse inducidas desde el exterior
. Aun CUANDO las comparacio­
nes de longevidad institucional hijo Difíciles de Hacer
, no veo Que Haya Ninguna Evidencia
De que los Sistemas de corporatistas CUALQUIER tipo de sean Menos Estables o mas cortos Que
los pluralistas. 
Hay, sin embargo, Fuerte Evidencia De que Manera de Funcionan muy dife­
rente ­y frecuentemente para Producir Resultados en SIMILARES generales.

Este Esbozo de la ONU modelo IGUALMENTE Elaborado y alternativo al pluralismo podria Parecer
Ser una algunos adj Por Si Mismo Suficiente justification párrafo this exercise, Pero La Mayoría de los

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 8/31
12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?
lectores sentirán Una vaga Sensación de Que Falta algo, Si No Es Que de aguda incomodidad.

622

Página 11

Retomando el debate de ayer para Fortalecer el real

Despues De Todo, Suecia No Es Portugal y Suiza No Es Grecia; 
y Aún Así, el IAH Ellos estan todos
­ignominiosamente agrupados juntos Bajo el mismo rubro.

La Razón of this Sensación de insatisfacción latente (y en algunos adj Casos, Manifiesta) descan­
sa Sin Duda en el espacio de la Distinción Que conceptual que Hecho Entre corporatismo y ralidad
ralismo. De Mientras Que Este Podria ser Un paso preliminar indispensable en la Clasificación de
Los Sistemas de Interés, especialmente la ubicuidad y el prestigio de la Etiqueta pluralista, ES
Este Un paso Que todavía, párr USAR La Expresión de Sartori "sin ayuda de un viajar bien" (no lo hace
viajar bien), o mejor, "Viaja Lejos Demasiado muy facilmente». 
Si es una traducción Objeto de Investigación
No Es Hacer comparaciones universalizantes suprahistóricas, EXPLORAR Sino las hipótesis de
Rango Medio Que Son explícitamente calificadas de Acuerdo Con El Espacio Cultural, Histórico y
Aun geográfico, DEBEMOS ENT ONCES procedure Más allá, per genus et deifferentiam, en nuestro de
Viaje taxonómico. DEBEMOS, en suma, desarrollar la Noción de Posibles subtipos de Políticas
de interes corporatistas (Al Igual Que, por Supuesto, deberiamos Hacer con las pluralistas, aun­
Que Esto No lo intentaremos here) 24.

El teórico corporatista Más originales y estimulante, Mihail Manoïlesco, proveyó la Distinción
Clave Entre dos Diferentes subtipos. 
Uno Que llamo corporatisme pur, en el Que la Legitimidad y
EL FUNCIONAMIENTO del Estado dependían primaria o Exclusivamente de la Actividad de "corporación
Ciones "de Representación singulares, sin Competitivas, ordenadas jerárquicamente. 
En contraste,
llamo al Segundo corporatisme subordonné, en "Corporaciones" el que Estructuradas de Manera
Eran similares creadas y mantenidas Como Ór ganos Auxiliares y Dependientes del Estado Que fun­
Daba do Legitimidad Y FUNCIONAMIENT O EFECTIVO Sobre Otras bases (1936: 92) 25. This Distinción radical
Que involucra cal, veremos Como, no solo la naturaleza del Poder y Las Razones de influencia f,
Sino también el patrón de Desarrollo por el cual sea emer
ge el corporatismo, ha Sido reiterada, expansión
dida, y discutida lar
gamente Por Los Teóricos corporatistas portugueses, por dos sub Quienes los
Tipos were etiquetados corporativismo de associção y corporativismo de Estado26. Nuestros Pará
Propósitos, podriamos etiquetar al Primero, autónomo y penetrante, Como corporatismo sociales, y
Al Segundo, dependiente y penetrado, Como  corporatismo de Estado.

ALGUNAS Pistas De Los Elementos Estructurales y conductuales Que diferencian EST OS DOS sub­
Tipos de corporatismo, pueden Encontrarse en Nuestra connotación inicial global, o mas
especificamente, en Lo Que deliberadamente 
no ha Sido incluido en la ESA definition.

1) Número Limitado: no indica si es establecido por Procesos de Arreglos Entre asociacio­
nes, por "carteles Políticos" Diseñados por los Participantes previamente existentes párrafo
excluir a los recién llegados, o por restriccion Gubernamental deliberada.

2) Singular: no indica si el resultado m espontáneo de la cooptación o Eliminación de la
obtenido POR COMPETENCIA ES las Asociaciones Sobrevivientes, o Por una erradicación
impuesta por el Estado de las Asociaciones Múltiples o paralelas.

3) Obligatorio: no hay Específica Si Es 
de hecho, a traves de presion sociales, contractuales Las cuotas,
provisión de Servicios ESENCIALES y / o Adquisición de Capacidad de licenciamiento vatización
hacer, o de derecho, un Través de Códigos Laborales o Alguna otra autoridad f decretada ofi­
cialmente exclusiva.

623

Página 12

Lecturas Sobre el Estado y las Políticas Públicas:

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 9/31
12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?

4) No Competitivo:  No Hace Explícito Si Es PRODUCT O DE oligárquicas las T


endencias Internas,
o de los Acuerdos Voluntarios Externos Entre Asociaciones, del tipo de T
ratados, O De Una
interposición continua de la Mediación, Arbitraje y Represión Estatales.

5) Ordenado jerárquicamente: no indica si es m resultado de Procesos intrínsecos de extensión
Sión y / o Consolidación burocratica, o de centralización y dependencia Administrativas
decretadas por el Estado.

6) Funcionalmente Diferenciado: sin ESPECIFICA Si Se Llegó un this dif ferentiation un T
ravés de
Acuerdos Voluntarios en los respectivos "T
erritorios", con la provisión de Evitar Cambios
violentos, o por el encuadramiento (framing) establecido por el Estado, de las ca­
tegorías Ocupacionales y vocacionales.

7) Reconocimiento por el Estado: sin Diferencia Entre el Reconocimiento concedido de Como
Materia de Política s necesidad impuesta Desde Abajo Sobre los Funcionarios Públicos, Y
Aquel concedido por el Estado Como una condición f para la Formación y la Operación
Continuada de Asociaciones.

8) Monopolio de la Representación: parecido al anterior
, sin distingué Entre el monopolio con­
quistado INDEPENDIENTEMENTE y Aquel concedido de Manera dependiente.

9) Controles Sobre la Selección del Liderazgo Y La Articulación de: intereses: No Sí sugiere
Estós hijo EL PRODUCT O DE UN consensus recíproco es una Procedimiento Cuanto y / o los metas,
O De Una imposición asimétrica Por los que detentan el "monopolio Or
ganizado de la
violencia legítima ".

A Través de Este Ejercicio de Intención ­la elaboración Más Detallada De Las Propiedades
Que se combinan para Formar ONU Concepto globalización HEMOS construído dos subtipos completa­
Distintos Mente. El Primero involucra a todos o la Mayoría de los Elementos Iniciales en las
dicotomías EXCLUSIV AS Hechas Arriba y corresponde idealmente un HEMOS Lo Que Llamado el correspondiente
poratismo social. Empiricamente, Mejores SUS EJEMPLOS hijo los Casos de Suecia, Suiza, los
Países Bajos, Noruega y Dinamarca, al Igual Que Las propiedades Emer gentes Que Han Sido
observadas por los académicos en Otros Sistemas, pluralistas Supuestamente, Como Gran
Bretaña, Alemania Occidental, Francia, Canadá, y los Estados Unidos.  El Segundo tipo, descri­
Por Los Elementos de Últimos de Cada Distinción hecha arriba, integra el subtipo Que HEMOS eti­
quetado Como corporatismo de Estado y Conforma históricamente los Casos de Portugal,
España, Brasil, Chile, Perú, México y Grecia ­al igual, por Supuesto, Que las difuntas experimen­
riencias de la Italia fascista, la petainista Francia, La Alemania nacionalsocialista27, y de Austria
Bajo Dollfuss.

Al Ser Vistos de Manera estática, descriptiva, institucional, EST
OS DOS subtipos exhiben Una
similitud estructural básica, Que los separa de los Sistemas de Representación de Intereses
pluralista, monista o sindicalista. 
Al Ser Vistos en movimiento, sin embar
go, se revelan de Como
Productos de Procesos Políticos, Sociales y Económicos DIVERSOS, Como los V ehículos para dife­
rentes Relaciones de Poder e Influencia, Y Como los Portadores de Consecuencias administrati­
Distintas vas Muy. El corporatismo sociales SE Encuentra inserto en Sistemas Políticos con unida­

624

Página 13

Retomando el debate de ayer para Fortalecer el real

des territoriales relatively autónomas, de Múltiples Capas; 
Procesos electorales y sistemas
partidistas abiertos competitivos y; 
Autoridades Ejecutivas ideológicamente Variadas y basadas
en coaliciones ­aun en subculturas Políticas CON "Múltiples Capas" o "Muy Estructuradas
verticalmente ". El corporatismo de Estado Tiende un Estar Asociado con Sistemas Políticos en los
Que las Subdivisiones territoriales estan fuertemente SUBORDINADAS un burocrá­ Central de Naciones Unidas Poder
tico; Las Elecciones no plebiscitarias hijo EXISTEN O; 
Los Sistemas de partido o estan Dominados
Por un monopolizados Débil solitario partido; 
ideológico las Autoridades Ejecutivas hijo EXCLUSIV AS
camente y Son reclutadas de Manera Más restringida, cuentos hijo Y Que las Políticas subculturas
basadas en clase, etnia reprimidas, lenguaje o región hijo. 
El corporatismo Aparece Como sociales
el Componente concomitante, si no inevitable, Organizado del Estado de Bienestar democratización
co, posliberal, de capitalismo avanzado; 
el corporatismo de Estado Aparece Como el elemental
al definitorio, Si No Es Que de s necesidad estructural, para el Estado neomercantilista, antilibe­
ral de capitalismo atrasado, autoritario.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 10/31
12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?
IV
El corporatismo Aparece bajo dos muy Diferentes Formas: la revolucionaria y
La evolucionaria. Es El Producto de las Naciones Unidas "orden nuevo" derroca­ precedido de la ONU
miento de las Instituciones Políticas y Económicas de un dado País, y por CREADO
La Fuerza de las Naciones Unidas o por "espíritu colectivo" especial; 
o el resultado m De Una Evolución
naturales en las Ideas y Eventos Económicos y Sociales. 
En El Caso Ultimo, el
corporatismo surgir then Como un aspecto m De Una Cierta  idea­fuerza Que
PROGRESA A lo largo de la amplificación y ESPECIFICACIÓN del Proceso de desarro­
llo de la Asociación, y generador desde el lugar de uno de llama en ACTUALMENTE V arios PAI
ses, "La Mística corporatista" (Malherbe, 1940: 13­14).

El autor suizo de Estas Líneas, el Mismo Atrapado en la "mística corporatista" que Barrio Do
País en Los Treinta, Ilustra No Solo Que los T
eóricos Que contemplaban la materia comparativa­
mente se Daban Todos Cuenta de la Distinción Entre Los Dos subtipos Que HEMOS Definido, Sino
Que también Eran conscientes de la Bastante Necesidad de dos teorías esencialmente Separadas
para explicar la emergencia del corporatismo moderno. Una de ellas enfatizaría Más probable­
mente las Tendencias a plazo lar
go, los Cambios Lentos, graduales, la Continuidad e ins­ culturales
titucional, la progresiva toma de conciencia intelectual y la aceptación pasiva Política; 
La Otra, esta­
ría forjada Más probablemente de la coyuntura inmediata y del colapso inminente, fuer
­ ONU
te Liderazgo y Acción represiva, la visión Arquitectónica y retórica inflada. 
En breve, los Orígenes
del corporatismo sociales se encuentran en la decadencia lenta, casi imperceptible, del pluralista
mo avanzado, Los Orígenes del corporatismo de Estado se encuentran en la derrota Rápida, Alta­
mente visible del pluralismo naciente.

La Tarea de Construir Este conjunto de teorías duales es énorme, dada la Aparentemente
agobiante Variedad de Contextos en Los Que Un tipo u Otro de corporatismo emer gido han, y
La frustrante ausencia de Estudios empíricos about La Dinámica histórica de tipo any
de Sistemas de Grupos de Interés. 
Para complicar AÚN Mas La T area, Existe la tendencia f naturales
un confundir el problema con el mas interrelacionado en general y claramente, de las Causas de
La erosión / colapso de la democracia liberal y del sur
gimiento / Consolidación del Gobierno

625

Página 14

Lecturas Sobre el Estado y las Políticas Públicas:

autoritario. Aun si enfocamos Nuestra Atención Específica y Exclusivamente en los Factores Que
hipotéticamente afectan los Cambios en el Sistema de Representación de Intereses, DEBEMOS
admitir from El Principio, Que lo mejor de Podemos Que hacer es identificar ALGUNAS condicio­
nes necesarias probabilísticamente Pero claramente insuficientes. 
Podemos, en solitario · intentar 
poste
factum, despojar los Casos Históricos de Sus idiosincrasias de personalidad y cultura, de Sus
accidentes de buena o mala fortuna, de Sus Catalizadores o precipitantes inmediatos de Pero
superficiales, párrafo REVELAR Los Elementos subyacentes de conductividad estructural Que lleva­
ron (y podrian Llevar en el futuro) un cuentos Resultados SIMILARES, ya la V ez Diferentes, del correspondiente
poratismo sociales y de Estado28.  Dificilmente necesito enfatizar la naturaleza preliminar y especial­
culativa de las Siguientes teorías duales.

TAMPOCO deberia subrayar Que podrian contribuir en ningún Mucho a la Explicación de ocurren­
CIAS o Específicas no­ocurrencias. Por Ejemplo, ¿Por Qué los vacilantes Y tentativos Experimentos
de corporatismo de Estado de Sidónio Pais en Portugal (1917­1918), Primo de Rivera en España
(1923­1930), Pangalos en Grecia (1925) y José Uriburu en Ar
gentina (1930­1931), fracasaron en su
Intento de apoderarse del Poder, Cuando un doce Diez Años Después, el corporatismo floreció en
Cada Caso? ¿Por Qué Suecia, Dinamarca, Suiza y los Países Bajos adoptan Tratados internos de "paz
sociales "entre Asociaciones Cumbre de empleadores y T
rabajadores en Los Treinta, y despues se mue­
Ven Rápida y gradualmente Hacia el corporatismo sociales generalizado en los Cuarenta y Cincuenta,
MIENTRAS Otros países de Como Finlandia, Noruega y Bélgica se movieron Más dubitativa y espasmó­
dicamente, MIENTRAS Que en Otros, Como Francia, Gran Bretaña, Irlanda y los Estados Unido del SE de han
Mostrado consistentemente Más Resistentes a los halago del corporatismo? 
Dudo De que las
Siguientes Especulaciones puedan contestar Preguntas Específicas de bronceado Manera muy satisfactoria.

Cualesquier reservas Que se puedan Tener Acerca del grado de determinacion ejercido por
La Estructura y el Modo de Producción Sobre los cuentos de las variables Políticas y Actitudes Individuales,
OPCIONES electorales, Sistemas partidistas y doctrinas ideológicas, la Investigación Acerca de los
Orígenes del corporatismo de CUALQUIER tipo nos Conduce rapidamente a Las Limitaciones, opor ­
tunidades y Contradicciones Puestas Sobre los Actores Políticos Por la Operación del Sistema
Económico. De Modo Más Específico Para Los Casos Que Me Han Interesado, Lleva a la conside­
ración de Instituciones Básicas del capitalismo ya la Estructura de clase de la propiedad y el
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 11/31
12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?
Poder generada por éste29. Quiza Es Lo directo de la V inculación Entre el Sistema de representación
tación de: intereses: Estas instituciones y de Concentración de la Producción y de desigualdad
de la Distribución, Pero La Situacion Resultante this particularmente "desnuda".

Como macrohipótesis, sugiero Que la  corporatización de la Representación de Intereses, this
Relacionada con Ciertos imperativos o Necesidades Básicos del capitalismo para Reproducir las
Condiciones de su existencia f y acumular mayores contínuamente Recursos. Las differences in
La naturaleza Específica de ESTOS imperativos o Necesidades en Diferentes Etapas del Desarrollo
institucional y el contexto internacional del capitalismo, especialmente en la Medida En que
afectan el patrón de Los intereses de clase Conflictivos Dan Cuenta de las Diferencias en los ori­
Entre los genes las Formas de corporatismo sociales y de Estado.

En Síntesis, La decadencia del Pluralismo y su gradual Desplazamiento por el corporatismo
sociales PUEDE trazarse Primero En La Necesidad imperativa de la ONU Régimen estable Dominado por
La burguesía, DEBIDO una Procesos de Concentración de la propiedad, Competencia Entre economista

626

Página 15

Retomando el debate de ayer para Fortalecer el real

mías Nacionales, expansión del rol de la Administración Pública y la Racionalización de la T
oma
Dentro de Decisiones del Estado para asociar o incorporar una las clases y grupos de estatus sub­
ordinados de Manera Más Estrecha Dentro del Proceso Político.

En Cuanto a la repentina derrota del pluralismo incipiente, y Su Reemplazo dramático y for
­
zado por el corporatismo de Estado, this Parece Estar estrechamente Asociada con la necesi­
padre de ejecutar la "paz social", no por la cooptación y la incorporation, por Sino La represión
y la exclusión de la articulación autónoma de las Demandas de las clases SUBORDINADAS En Una
Situación En La Que la bur guesía this Demasiado Débil, Dividida internamente, dependiendo del
exterior y / o Escasez de recursos, párrafo respondedor Efectiva y legítimamente un Estas Demandas
Dentro del marco del Estado Democrático liberal.

Por Supuesto Que un ESTOS Elementos generales, DEBEMOS: Añadir V arios Otros Factores "sobre­
determinantes "que se combinan con Los Primeros, Haciendo del corporatismo m resultado de la ONU
crecientemente probable: 1) T endencias seculares Hacia la burocratización y la oligarquía den­
tro de las Asociaciones de Interés; 
2) grados privilegiados de Movilización Política y participación
ción; 3) Difusión de Ideologias y Prácticas Institucionales Extranjeras; 
4) Impacto de guerra y / o
depresión internacional. 
Sin embargo, el meollo de mi especulación about La hay conductividad
padre estructural, descansa en los Problemas Generados por el Desarrollo capitalista tardío y
dependiente y Las Relaciones de clase no hegemónicas en El caso del corporatismo de Estado,
y en el Desarrollo capitalista avanzado, monopolista o Concentrado y Las Relaciones de colabo­
ración de clase del corporatismo social.

Retornando a la Explicación de la Relación capitalismo avanzado­corporatismo sociales, seré
breve, en parte DEBIDO a mi menor familiaridad Con Este aspecto m, y en parte Porque ya Existe Una
Serie de Estudios presentados de forma evocativa y excelentemente Documentados Sobre el tema.

El cebador teórico Importante es percibir Ciertos imperativos del capitalismo y los emer
gentes en
vincularlos explícitamente con el corporatismo, FUE John Maynard (Señor) Keynes.  En sor­ ONU
prendente ensayo publicado en 1926, T itulado "El fin del laissez­faire", Keynes Comienza por
desmentir las afirmaciones del liberalismo:

No Es Cierto Que los individuals posean una "libertad natural" indicativa En sus
Actividades Económicas.  No hay ningún "compacto" que confiera una persona: derechos
petuidad una Aquellos Que T ienen o Aquellos Que adquieren. El Mundo sin this
Gobernado De Tal Manera Que desde arriba Los intereses Privados y Sociales siem­
coincidan previa. 
No Es Una deducción correcta del de los Principios de la Economía
Que El Interés propio iluminado siempre opera para el Interés Público. 
TAMPOCO
es verdad Que El Interés propio 
mar iluminado; 
Con mayor Frecuencia SUCEDE Que
Los Individuos Que actuan separadamente para PROMOVER SUS multas hijo demasia­
hacer debiles párr Estós Obtener Siquiera. 
La Experiencia sin la Muestra Que los in­
viduos al establecer su Unidad sociales, V
ean Con mayor claridad Que CUANDO actú­
un separadamente (1952: 312).

Dados estos resultados Negativos (y Una 
sobrentendido Creciente Conciencia de Ellos Entre
Públicos Cada Vez Más AMPLIOS Que ejercen SUS: derechos concedidos por liberales voluntaristas

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 12/31
12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?

627

Página 16

Lecturas Sobre el Estado y las Políticas Públicas:

Abierta cesión de Derechos y Libertad de Asociación) La  agenda y la no­programa (Como la llama­
ba Keynes) del Estado Dębe Ser MODIFICADA.  O, Como lo Puso de Manera Más descarnada en
Otro ensayo: "En el futuro, el Gobierno nos podemos deducir Que Asumir Muchos Deberes Que ha evitado en
El pasado "(1952: 331). El objetivo m of this expansión imperativa de la Administración Pública es
ejercer "inteligencia directiva T
ravés de un órgano apropiado ALGÚN de Acción Sobre los Muchos
vericuetos de la Empresa Privada, Aun cuando ... impida a la Iniciativa y la Empresa Privadas
Avanzar ". Más especificamente, Noto La Necesidad de 1) "el control de deliberado de la Moneda y
del Crédito Por una Institución central ", 2)" la diseminación de una gran escala de los Datos relacio­
NADOs Con La Situación de las Empresas ", 3)" acto (s) Coordinado (s) de juicio inteligente ... en
Cuanto a la Escala En que es Deseable Que la comunidad Ahorre Como un T ODO, La Escala En La
Cual ESTOS ahorros Deben ir al exterior ... y en Cuanto a si la Or
ganización Presente del Mercado
de Inversión Distribuye los ahorros de A lo lar
go de los canales Productivos Más racionales ", y
Finalmente, 4) "una cuidadosa Política Nacional about rápido Cuál es el T
amaño de la Población ...
Más conveniente "(1952: 317­319).  Para 1926, era this Una Afirmación Visionaria Acerca del futu­
ro papel del Estado en las sociedades capitalistas ­aun en el contenido puntual y El Orden
secuencial de la nueva agenda de Gobierno.

A Pesar de la heterodoxia de Sugerencias Estas párrafo "Mejoras en la técnica del capitalismo
moderno ", Keynes observó sabiamente Que" No hay nada en ellas A que sea seriamente entrante
compatible con Lo Que me parece la Característica Esencial del capitalismo, es factible de, la dependen­
cia en el intenso Atractivo de los instintos Individuales por Hacer y Amar el dinero, Como la
directora fuerza motivadora de la Máquina Económica "(1952: 319).  La Razón of this confian­
za en su COMPATIBILIDAD se deriva de la instrumentalidad policy Que DEFENDIA Como la forma
de lograr v this revolución en la Administración Pública, es factible de, el corporatismo social.

Creo Que es el Muchos Casos, el T amaño ideales de la Unidad de Control y or
gani­
nización esta en algun lugar Entre el individuo y Estado El Moderno. 
Sugiero,
por Tanto, Que El Progreso descansa en el Crecimiento y Reconocimiento de los
cuerpos semi­Autónomos Dentro del Estado ­cuerpos Cuyo criterio de Acción
Dentro De Su Campo es, simplemente,  El Bien Público de la Manera En que Ellos
lo entienden, y de Cuyas deliberaciones, Los motivos de las V
entajas Privadas hijo
Excluidos, AUNQUE Podria ser todavía necessary Dejar ALGÚN espacio, Hasta Que el
Ámbito del altruismo de los Hombres se expanda, párr Las V entajas de Aisladas
Grupos, Clases o facultades particulares­ los cuerpos Que es El curso ordinario
de Sus Asuntos hijo prioritariamente Autónomos Dentro de Sus Limitaciones de presión
critas, Pero Que estan Sujetos en última instancia a la Soberanía de la democratización
cia, expresada A través del parlamento. 
Propongo ONU regreso, se podria Decir , una
Las Concepciones medievales de las Autonomías Separadas (1952: 313­314).  [El
Énfasis es mío.]

En ningún Evidencia del tanto del heno (Que Yo SEPA) De que el pequeño panfleto de Keynes ejerciera
Una f influencia directa, del tipo de cartabón, O que provocara Siquiera Una toma de conciencia
intelectual en general de los T
emas Que trato, Dentro o Fuera de la Gran Bretaña30, El curso sub­
secuente del Desarrollo de Políticas en la mayor parte de las naciones desarrolladas occidenta­
pronóstico les CONFIRMO do. La paradoja fundamental implicada ha Sido expresada de Manera
Excelente POR holandés Academico de la ONU:

628

Página 17

Retomando el debate de ayer para Fortalecer el real

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 13/31
12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?
en combinados y Asociaciones Poderosas para la Promoción de Sus variados y
Más de Mientras Éxito T ienen los Ciudadanos Privados en or
ganizarse a si Mismos
frecuentemente Conflictivos: intereses, Más MINAN las Condiciones ESENCIALES párrafo
EL FUNCIONAMIENTO Real del Concepto liberal clásico de la ONU equilibrio automático Logrado
Entre máticamente Fuerzas en libre competencia f. 
Y MIENTRAS Más prueba this ar ­
monización instantánea Tener poca Relación con La Realidad, se ve Obligado Más
el Gobierno de interferir en el párrafo Orden Asegurar Una integration deliberada­
Regulada mente y planeada de Los intereses (Kramer, 1966: 83).

A ESTO simplemente añadiría otra Afirmación: MIENTRAS Más viene el Estado moderno un ser ­
vir Como la garantía f indispensables y Autorizada del capitalismo, al Expandir SUS T
areas regulación
Doras e integradoras, Más Que NECESIT A ENCUENTRA de Conocimiento profesional, information
Especializada, Conocimiento prioritario de la opinión a nivel mundial, s capacidad contractual y legitimi­
padre participativa diferida Que Sólo Los monopolios representativos singulares, ordenados jerár
­
Guiados quicamente y consensualmente pueden proveer . Para Obtener ESTO, el Estado Dębe
estar de Acuerdo en delegar o compartir con mucha Estas Asociaciones de su autoridad f deciso­
ria recientemente ADQUIRIDA, Sujeta, Como Keynes Noto, "en Último Recurso a la Soberanía de la
Democracia expresada A través del parlamento ".

Este Proceso osmótico por el cual sea el Estado moderno y Las Asociaciones de Interés moderado
nas se requieren mutuamente, Lleva, Por una parte, un extensiones: Aún más Profundas de las
Garantías y equilibrios Públicos y, por La Otra, un alcalde concentration jerárquico y el control de Una
Dentro De ESTOS o Gobernadores Privados. Las Modalidades Varian y van desde los SUBSIDIOS guber ­
namentales Directos Para Las Asociaciones, Hasta el Reconocimiento oficial de  interlocuteurs de
de buena fe, Pasando por el Desarrollo de responsabilidades delegadas para T areas Públicas de Como
el Seguro de Desempleo o de accidente, por membresía permanente en las juntas ASESORAS cialmente
cializadas, por Posiciones de Control de Corporaciones mixtas (Públicas y Privadas), Por un
el estatus de informal cuasi­gabinete y, Finalmente, por la Participación directa en la toma automática
rizada de Decisiones un T ravés de Juntas Nacionales Económicas y Sociales.  La Secuencia por la
sea   cual sea el corporatismo social, se ha colado en la forma de Gobierno, probablemente varia consi­
derablemente de Caso un caso31, Pero En La Medida En La Que El Holandés Patrón es representa­
tativo, la Muestra Una tendencia f peculiar circular
. Ahí es Comenzo El Nivel locales y sectoriales, y
Esquemas de Seguridad Social manejados conjuntamente (1913);  LUEGO SE Movio Hacia Intentos
abortados POR juntas de conciliación establecer (1919, 1923);  un Cuerpos Consultivos Sectoriales
(1933); extensiones de las Decisiones Públicas de cártel (1935);  y Acuerdos Entre Trabajadores
y Administración (1937) cubriendo un obligatoriamente los no Miembros y no Participantes;  jun­
tas Sectoriales para la Autorización de Inversión (1938); el restablecimiento De Una junta de fija­
ción de salarios Coordinada nacionalmente (1945);  Planificación indicativa Nacional (1945);
 Delaware
Regreso al Establecimiento de juntas especializadas de Producción e industriales, junto con Una
agencia coordinadora en general, el Consejo Social y economico (1950);  Y LUEGO Hacia abajo, con
el Establecimiento de Consejos Consultivos En Cada individuo Empresa (1950), y Finalmente, una
la Creación del Consejo Para La Seguridad Social un nacional Nivel, Coordinado conjuntamente
(1959) ­exactamente Donde empezaron en 191332. El Patrón Resultante evolucionó pragmáti­
ca y desigualmente, no por el Desarrollo de ALGÚN Gran diseño corporatista concertado.  subio
y Bajo de la Empresa al Nivel locales y al Nivel Nacional, y FUE Hacia  Atrás y adelante from Una
Preocupación POR bienes y Servicios Específicos (Seguros, Salud, Capacitación) Áreas de un pro­

629

Página 18

Lecturas Sobre el Estado y las Políticas Públicas:

ducción verticalmente especializadas (metalúr
gica, electrónica, química, comercio al menudeo)
un AMPLIOS Sectores de Producción horizontal (industria, comercio, agricultura); 
y lateralmente
DE UN área temática de otra (salarios, precios En, inversión, Planificación indicativa). 
En Tanto Que
La adaptation osmótica de los Países Bajos Podria ser sueltas en el Muchos aspects, sospecho Que
ONU s seguimiento secuencial de las Medidas del corporatismo rampante En otras sociedades de
capitalismo avanzado, no seria muy diferente33.

Gracias al Esfuerzo de Andrew Shonfield, dificilmente Parece Necesario Seguir los más Es deta­
lle Con Estas Especulaciones. 
En su magistral 
capitalismo moderno, ha demostrado con gran deta­
lle, párrafo Corregir Defectos inherentes vinculados con Procesos de Concentración interna y com­
petencia externa, Que El moderno Estado "positivo" SE Encuentra simultaneamente Intentando
PROMOVER EL Pleno Empleo, PROMOVER el Crecimiento Económico, Prevenir la inflation, suavi­
zar los Ciclos de Negocios, Las regular de las Condiciones de T
rabajo, cubrir los Riesgos Económicos y
Sociales INDIVIDUALES Y Resolver los Conflictos Laborales.  Modificación this drástica de la agen­
da / no­government programa ha Llevado en Cambio (y en parte su Producto) A Cambio de la ONU
Importante En La Relación Entre las Asociaciones de Interés y la burocracia pública, Como Fue

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 14/31
12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?
defendida y predicha por Lord Keynes. Sin vacilación, Shonfield Etiqueta this una fórmula de correlación
poratista: "Los Principales Grupos de Interés hijo unidos y animados de un Concluir Una serie de
Negociaciones about Do Comportamiento futuro, tendran Que El efecto de los Movilizar
Eventos Económicos A lo lar go del camino Deseado. El plan de la índica en general por la Dirección
Cual los Grupos de Interés, incluyendo al Estado En sus V
ariadas Presentaciones Económicas,
Han Acordado la de Que es Que Quieren seguir "(1965: 231) 34.

En la Europa occidental de la posguerra, Shonfield ENCUENTRA this aproximación es competente
Tencia o en Combinación con de otras dos: 1) planeación "indicativa" intelectualizada, tecnocráti­
ca y, 2) Control Económico REFORZADO directo y Propiedad por el Estado.

En Una Serie de Estudios de Caso investigados concienzudamente y bien construidos, explosión
ra la Medida En La Que esta aproximación social, corporativa se ha colado de Manera diferen­
cial en los Procesos de Gobierno Europeos, en solitario o en Combinación con Los Otros dos.  En ins­
tancias Específicas, enfatiza las variables de generales del tipo histórico­institucional­legal35, los
ideológicos36 residuos, los Niveles Previos de Consolidación de la Asociación voluntaria y es­
tilos de toma de decisiones37, la seriedad de las Presiones demográficas y de la Reconstrucción
económica38, las Concepciones Consolidadas del Rol un Agustinianos POR parte de Los intereses
organizados39, Como Proveedores T odos Ellos, DE UN incentivo más grande Directivos Para La Socieda­
zación. Aun Más fascinantes resultan SUS Explicaciones de Por Qué los Países Europeos de han
resistido, o mejor, no de han sucumbido tan Rápida o Completamente ante this aproximación.  Paraca
Francia, subraya el papel del Entrenamiento Especializado y la autoconciencia de las corporación
Ciones de parte de los Altos Funcionarios Civiles (1965: 122); para el Reino Unido, la ENCUENTRA
Respuesta En La visión tradicional de la Británica Relación Adecuada Entre los Poderes Público y
Privado (en el que) los dos ... Como hijo pensados  
 Completamente Distintos Uno del Otro, al
Igual Que En La Resistencia, por los industriales, a la membresía y Jurisdicción Obligatorias
(1965: 99, 231­233). En Una brillante Discusión de la paradoja Norteamericana ­ "los America­
nos, Que actuaban en Los T reinta Como los Precursores del nuevo capitalismo, parecían deteni­
Dos en su curso m Justo Cuando El Sistema empezaba a dar frutos en el Mudo Occidental, mos­
trando la totalidad de Sus Poderes para proveer Los Grandes dones del Crecimiento Económico,

630

Página 19

Retomando el debate de ayer para Fortalecer el real

el Pleno Empleo y el Bienestar social "­, Shonfield busca las Causas of this abortado Intento
para Impulsar las Formas corporatistas del Hacer Político Durante el Principio del New Deal
(1933­1935). Las ENCUENTRA EN LAS Jurisdicciones internamente Competitivas y traslapadas de las
Y burocracias federales Estatales, La Preferencia por el Estilo de Liderazgo de Roosevelt ( "lucha Do
por el papel de negociador en jefe, su Evidente colocador en el Ejercicio de Un tipo de atletismo
administrativo "), en el rol activo, intervencionista, del Congreso en el Proceso Administrativo,
La impronta jurídica y legalista impuesta Sobre el Estado norteamericano Por Que el rol especial
Los abogados de han jugado en El, y en la ausencia De Una élite de Servidores Públicos Más pro­
fesionales y Seguros de sí (1965: 298­329).  AUNQUE Shonfield Lleva do Mediados Análisis Hasta
de los Sesenta, es lamentable Que se detenga los antes De que Lyndon Johnson y , de Manera Más
Rápida, Richard Nixon, se las arreglaran para Transformar esta "Relación Separada Por un brazo
de distancia con la Empresa Privada "(Como la describen Shonfield) en Algo Que se Parece Más
A una especie de "Activa aglomeración" que los corporatistas de la ANR habian Propuesto col
Principio de los treinta (verde y Petkas, 1972: 18).

Su capitalismo moderno nos provides con Verdadera Una mina de oro de interesantes hipótesis
generales concernientes a La Emer gencia Del corporatismo Y sociales Específicas de sub­hipótesis,
AUNQUE Alguna de forma  ad hoc para explicar su rol diferencial en las Formas de Gobierno occi­
Dentales contemporáneas, Y Sus Relaciones con los emer gentes Otros: mecanismos gubernamenta­
les de la Administración Avanzada capitalista. 
Desde mi punto de vista, al Menos Que admito
Informado Que Otros, Tendería un período m enfatizar la ONU Más Lar go de Revisión histórica párrafo
Incluir, por Ejemplo, las Medidas de planeación, Racionalización, Movilización y Reconstrucción
Tomadas Durante y Tras la Primera Guerra Mundial y su Impacto Sobre los subsecuentes "para­
digmas de la Administración Pública "40. Añádase un ESTO Una Discusión Más Explicita de ciertas
variables de Políticas, cuentos de Como El Grado Previo de conciencia de clase y la Intensidad del anta­
gonismo de clase, la Medida de la interpenetración previa del partido y las Asociaciones de
Interés (Estructuras de tipo 
lager), la Difusión ideológica y el clima internacional,: Además de las
MASA Previas de Movilización y Participación Políticas. : No obstante, en Nuestra Comprensión
del corporatismo, Iniciamos de Manera Impresionante, AUNQUE AÚN especulativa.

No Estamos Dotados de Manera tan afortunada en ninguno de los Niveles teórico­deductivo,
ni empírico­inductivo con RESPECT
O al corporatismo social. 
Por Supuesto, una razon párrafo Ello

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 15/31
12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?
Es Que No Existe ­todavía­ ONU volumen Que acompañe al  capitalismo moderno Titulado
Capitalismo dependiente o Derivado. Pero this Falta de Estudios comparativos detallados de
Caso, o Siquiera de buenas Monografías por Países Individuales, es Sólo parte de la Dificultad.

Los Teóricos­apologistas del corporatismo de Estado, por lo general, ningún A
yudan Mucho. ESTO,
Porque no del tanto tendieran una Ser Menos perceptivos y personalmente Menos Objetivos Que,
digamos, Lord Keynes, Sino Que Caian En Una contradicción implícita Entre Do Tarea especula­
tiva Subjetiva y la Función Política objetiva Que Estaban Llamados a ejercer
.

Así, por Ejemplo, escasamente Existe Un Solo teórico del corporatismo de Estado Que No pro­
CLAME Do Oposición al estatismo, su Compromiso con Descentralización Una de las Decisiones y
Su deseo de autonomía asociativa41 Una eventual. 
: No obstante, Nuestro teórico se da Cuenta
De que, dada la naturaleza fragmentada, ideológicamente Car
gada y Dividida en clases del la Hermana
el tema Político DENTRO DEL Que ópera, las Asociaciones singulares, sin conflictivas, ordenadas jerár
­

631

Página 20

Lecturas Sobre el Estado y las Políticas Públicas:

quicamente y funcionalmente compartamentalizadas, No Es muy probable Que SURJAN espontá­
neamente. Por Tanto Defiende el USO temporal de la Autoridad del Estado para establecer Estas
Estructuras Obligatorias ­y Aquellas removedor voluntaristas, Con Las Que compiten­, por T
ODO
Supuesto En Nombre del Interés Nacional y / o Público.  Aparte de Referencia Alguna vagamente
especificada a la emergencia eventual de una "Conciencia corporatista" (Do Equivalente al
Nuevo Hombre Soviético), Nuestro teórico olvida de forma conveniente Especificar el mecA
nismo Político por el cual sea la presence autoritaria del Estado PUEDE Empezar una "diluída" verso,
Dejando Atrás Aquellos imaginados un auto­gobernados Agentes de la toma de Decisiones des­
Centralizada. El caso quiza Más obvio of this hipocresía praxiológica ha Sido Portugal, AUNQUE
Tan Sólo Fuera Porque Oliveira Salazar bronceado y Repetida (en Apariencia) sinceramente Expreso Do
Oposición ferviente al estatismo o un INCLUIDO CUALQUIER forma de Intervención Económica guber ­
namental, al T
iempo Que Baluartes la Creación de uno de los Aparatos de Estado Más centralización
hacer, hiperburocratizado, Regulado Hasta En sus Mínimos Detalles Que se Haya visto Jamás.

Si dificilmente Se Puede Confiar en cuentos Teóricos en Relación con el Estado, ENTONCES tampo­
Podemos Esperar de co Ellos Que sean Completamente Cándidos about La Relación Del
corporatismo con el capitalismo en: intereses Específicos de clase. 
Uno de Sus Favoritos: temas ­
confesamente uno Que es hoy todavía proclamado en voz Más Baja­ Es Que el corporatismo
constituye desde arriba Un tipo de 
tertium gens intermedio y Distinto del capitalismo o el sociabilidad
LISMO­comunismo. De Ahí Que MIENTRAS Que Son frecuentemente CAP ACES de declarar, en terminales
nn sensacionales y Bastante convincentes el Ejercicio desigual y raquítico de las Instituciones
capitalistas existentes (y de evocar terribles visiones de la V
ida Bajo el Socialismo Ateo), obvia­
mente no se preocupan por REVELAR Mucho Como La Implantación forzada del corporatismo Actúa
Como un Instrumento para el rescate y Consolidación del capitalismo Más Que párr reemplazar ­
Lo. Dado el Énfasis unánime Que Ponen En La interdependencia funcional y La Armonía grupal,
dificilmente podriamos Esperar de Ellos Que Demasiado profundizaran en Los Elementos del con­
flicto sociales, el antagonismo de estatus, y la tensión centro­periferia para Cuya supresión, si hay
Es Que para su superación, tal this Diseñado Sistema impuesto de Representación de Intereses.

En suma, A MEDIDA En que intentamos Integrar especulativamente algunos adj Contextos en los
Que esta Respuesta del Estado corporatista sur
gir, y el Rango Posible de variation y Las secuen­
cias de Implantación Que podria encerrar
, No Es muy probable Que Nos sean de mucha ayuda
Teóricos del SUS­apologistas manifiestos, Como nos Sucedió en El caso del corporatismo social.

Existe afortunadamente Una interesante Excepción: Mihail Manoïlesco. Es Una Manoïlesco
especie de Salazar incompleto. Profesor de economía política (AUNQUE ingeniero por entrena­
miento) y ministro de Comercio e Industria Por un corto period en su nativa Rumania42, escri­
Bío Le Siècle du corporatisme y Su Trabajo complementario  Le Parti único, Despues De Que Do
Carrera Política se habia visto interrumpida, publicándolos en París. 
En El Primero hay pro­ Sólo
ponia su predicción del futuro cósmica about inevitable del corporatismo, Sino Que apoyaba
Do s posición ONU de la estafa ar gumento Complejo, AUNQUE esquemático ­elementos del cual sea hijo sor
­
modernos43 prendentemente.

Afirma Manoïlesco Primero (pecado Importar Que Otros T eóricos corporatistas lo hicieran en el sen­
tido contrario) Que su concepción of this Sistema de Representación de Intereses ­de Hecho lo
Presenta Como un Sistema completo de dominacion política­ No T iene Nada que ver, institucio­

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 16/31
12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?

632

Página 21

Retomando el debate de ayer para Fortalecer el real

nal o idealmente, con Imaginado un re­avivamiento de las Prácticas Católicas o medievales. No
Sólo el duda de la existencia f de la armonía natural, en cuentos 
anciens regímenes, Sino Que Acepta Como
Deseable definitiva y la ruptura Realizada por el liberalismo decimonónico y el Desarrollo capitalismo
talista. Su argumento, ENTONCES, ES rigurosamente y secular , en su visión, a la V
ez y progresista
realista Mirando Hacia el Frente de Manera prospectiva, Más Que Hacia Atrás con nostalgia.

: En segundo lugar
, Manoïlesco DEFIENDE do Caso Sobre bases materialistas.  En Tanto convencional
cido, Como Durkheim, De que las Corporaciones Propiamente construídas proveerían la res­
puesta para Superar la Enfermedad moral y espiritual del hombre moderno, integrándolo en la
una sociedad Través de Nuevas ligas comunales, las Fuerzas imperativas Que Llevan a la Socieda­
zación Debian Encontrarse En La Política Económica de Su T
iempo, en la Naturaleza de la pro­
piedad, y la Producción y Distribución del capitalismo Mismo. 
De hecho en Diversas Ocasiones,
Manoïlesco cita aprobatoriamente una Marx, AUNQUE en lo general de la ONU considera teórico del Siglo
Pasado, Más Que del Presente.

En tercer Lugar, Manoïlesco Niega Que El corporatismo mar ONU mero mecanismo m de Defensa
temporal para la Movilización o Protección del egoísmo de clase Que de Alguna forma desapa­
recerá CUANDO La Amenaza coyuntural Pasado Haya.  En Cambio, he aquí Presenta Como una forma
institucional permanente, sin Ligada intrínsecamente una clase social, o Alguna Aun al mantenimien­
al del statu quo, el capaz de subsumir: intereses particulares de los metas prioritarias Nacionales y even­
tualmente de Transformar la base de capitalista de la sociedad Propia.

En jerga contemporánea, era Manoïlesco ONU teórico de la "dependencia externa".  MIENTRAS
Que ocasionalmente echa Una mirada a las Condiciones Políticas Internas esencialmente, por ejem­
plo a la radicalización "prematura" de la clase trabajadora un T
ravés de la difusión f ideológica, la
fragmentación y Pérdida del ánimo de parte de la burguesía, las Tensiones urbano­rurales, el
Deterioro de las lealtades locales y Regionales, Que podrian contribuir a provocar Una respues­
ta corporatista, su "Razón para devenir" Esencial descansa en El Sistema de Intercambio internacional
Desigual nacional.

Exactamente Como la teoría de Marx nos conducen un entendre los fenómenos
Sociales de los Mundos capitalistas, y especialmente el de la explotación 
por cla­
ses, this teoría del Intercambio Internacional nn Hace entendre la desigualdad
Entre Pueblos y Las Relaciones de explotador y explotado Que los conectan
(1936: 30).

El corporatismo, Como el lo entendio y defendió, ES Una Respuesta Institucional­policy una ONU
Proceso de Transformación en particular Que la economía política mundial y su subordinación Sistema
nado de estratificación internacional EST
A ACTUALMENTE Atravesando.  Su "causa Dominante" des­
cansa en las Relaciones Entre 
pueblos, Más Que Entre clases Dentro de las unidades Nacionales.
De Hecho, Las Ultimas estan condicionadas, Si no determinadas, Por Las Primeras. 
El espectro
Entero de las Fuerzas Políticas ha Cambiado: "El Siglo XIX conocio la Solidaridad Económica de
. Clase El siglo XX conocerá la Solidaridad Económica de 
Naciones " (1936: 35).

De Acuerdo con Manoïlesco, el Elemento dinámico En Este Proceso de T
ransformación
Económica Mundial consiste del En Una demanda f radical "nacional" para reestructurar la división

633

Página 22

Lecturas Sobre el Estado y las Políticas Públicas:

Sión Internacional del T
rabajo y la Distribución de Sus Beneficios. 
Las naciones de capitalis­
mo periférico estan haciéndose Cada Vez Más conscientes de la disparidad en los Ingresos
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 17/31
12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?
Generados En sus Intercambios de Materias Primas y Alimentos por los bienes manufactura­
dos producidos por las Economias A vanzadas de Desarrollo Más T emprano, y estan empe­
Zando una Poner en Práctica Nuevas Políticas Económicas Nacionales, especialmente ALGUNAS
dirigidas a la industrialización para la substitución de Importaciones, y el control de del Comer
­
cio con el Extranjero. 
This Difusión de la industrialización y Las Técnicas de Administración
pública se vio acelerada de Manera Importante por la Primera Guerra Mundial, Pero Es Una
Tendencia secular Autónoma de La Que Se Puede Esperar Que Continuar A lo lar go del siglo.
En esencia y en embrión, Manoïlesco anticipo Los Ar gumentos generales y Aun Muchos de
Los Puntos específicos desde el lugar de V einte Años Más tarde vendria una Ser Conocida Como la docu­
trina de la CEPAL (Comisión Económica para América Latina, de la Or ganización de las Na­
Ciones Unidas), e INCLUSO Más tarde, de la s posición de la UNCT AD (Naciones Unidas
Conferencia sobre Comercio y Desarrollo: Conferencia de las Naciones Unidas para el
Intercambio y el Desarrollo).

A ESTO Añadío Una Segunda OBSER VACIÓN Más estática: El Fin de la expansión territorial.
 el
Siglo XX, Sentia, Veria el agotamiento a la V
ez de las fronteras Internas y del imperialismo externamente
sin manifiesto. 
Ninguna de Mientras Que de Manera se le podria dar crédito por Prever la desco­
lonización formales de África y Asia (su perspectiva era Estrictamente eurocéntrica), Si logro ver
Que El Sistema Internacional habia, en Físico SENTIDO ONU, concedida a Llenado el espacio existente. Las tera
teras y Las lealtades se Estaban Haciendo Fijas; 
La territorialidad, de Ser Una variable se habia
Convertido En Una constante.  Los Problemas Económicos, Sociales y Políticos serian atacados y
Organizados especialmente con Parámetros Constantes de sumatoria cero.

Estós: cambios combinados en las Relaciones internacionales ­el colapso del economista Orden
mico liberal de la preguerra, La Creciente demanda f por Igualdad de Beneficios y el estatus Entre
naciones­estado, la demarcación definitiva de la territorialidad­ proveían los fundamentos
materialistas (Y) especulativos Para La ideología de Manoïlesco De Una Modernización defensi­
VA y nacionalista desde arriba. Cada Unidad Nacional, Cada Estado, Debe, por T anto, ACTUAR
Exclusivamente Como su propio agente de Sus Propios: intereses y Con SUS Propios Recursos,
Negociando contínuamente por la sobrevivencia y La V entaja Propia en el Sistema de las Naciones Unidas internacio­
nal peligroso y equilibrado de Manera inestable. 
Las suposiciones del siglo XIX de la about
Libertad y la Iniciativa en la búsqueda del propio individuo y benevolente Interés Operación Ia,
auto­correctiva de los Mercados y Procesos Políticos Libres y competitivos, habian Dejado de
Validas Ser. Como Consecuencia de Estas Nuevas T ensiones, Entre los capitalismos y el centro
Periférico y Entre las Naciones, de mente autárquica, El Siglo XX impondría Nuevas concepcio­
nes de Justicia y Formas de Or ganización Política.

El corporatismo, argumentaba, Seria Una de las, Si No Es Que  La Respuesta Institucional un ESTOS
impératifs de l'époque. Por si solas permitiria al Estado Cumplir Las Nuevas Funciones Que se le
adjudicaban a la Administración Pública por exigencias Externas. 
Primero Emergería En Donde
ESTOS imperativos y T ensiones fueran Más Fuertes, la periferia sudoriental y del sur de Europa,
Pero Una Vez victorioso Ahí obligaría un T
ransformaciones SIMILARES En La Estructura or ganizacio­
nal y en las Prácticas de Administración Pública de los Sistemas de Desarrollo Más T
emprano
pluralistas liberales.

634

Página 23

Retomando el debate de ayer para Fortalecer el real

Pero ¿Por Qué el corporatismo? ¿Por Qué Este conjunto especial de 
sous­instrumentos de
l'Etat Como los llamaba Manoïlesco de Manera irreductible? 
Argumentos Sus Múltiples ERAN,
Aunque No IGUALMENTE convincentes y Consistentes:

1) Los cuentos Corporaciones llenarían Una jerarquía de autoridad f continua, proveyendo, por lo
del tanto, los individuals un Aislados e impotentes, Con Un conjunto de Rangos y lealtades
intermediarias bien definidas Que "lo impulsarían Hacia Dentro de la sociedad" a la
Durkheim, y le ofrecerían al Sistema Político Los Medios "punto para resolver from ONU
de vista unitario y lógico T
odos Los Problemas Especializados planteados por las relacio­
nes complejas Entre el Individuo y el Estado "(1936: 74). 
Para Hacer ESTO, notaba
Manoïlesco, Estas Nuevas unidades de Representación tendrian Que Ser Integral, No Solo
Los intereses cubrir Económicos Como en la Italia fascista, sino IGUALMENTE los espiritua­
les y Morales.

2) La Especialización funcional de las Corporaciones estaria "tecnológicamente auto
Determinada "Dividiendo El Sistema Político en unidades verticales de Agregacion de
Intereses Que un su Vez impulsarían el rol del saber técnico, despersonalizarían el lide­
razgo y acarrearían interdependencias Naturalmente balanceadas Entre áreas de dis­
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 18/31
12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?
puta. De Manera Más Importante y Específica, facilitarían el papel de expansión del
Estado en la planeación Económica Nacional y en las Negociaciones Económicas
Internacionales.

3) Al delegar autoridad f por parte del Estado en Las Manos de jerarquias de Intereses "cla­
ramente definidas "," nunca contradictorias preestablecidas "Y" ", el Estado relevado Seria
de la Responsabilidad de Decisiones y puesta en Práctica en Asuntos Cuanto "no­esen­
ciales "(Bienestar
, salud, etc.) y podria then Dedicar Más Atención y Esfuerzo una T
ARE
como "ESENCIALES" Como la direction seguridad interna, externa La Defensa, Asuntos Internacionales,
y la propaganda nacional. Además

La multiplicación de las Funciones Económicas, Culturales, y Intelectuales
sociales del Estado y La Pluralidad de fuentes del Poder Público Crea Una Nueva
Función (O da ONU Ámbito Más Amplio de la Función ya existente en forma embrió­
nica) la de Que es función f de arbitrio y coordination de Todas las Actividades
Nacionales ... Los imperativos de Nuestro T iempo obligan al Estado un Reconocer
ESTOS [Conflictos de Intereses colectivos];  Lo obligan INCLUIDO una resolverlos.  Y
Hacen al Estado el mas activo Y SOLICIT ADO De Los Árbitros ... [Aun Más] Dębe el
Tener Estado [su propio Poder de Iniciativa], Dębe Anticipar EST OS Conflictos de
Interés; Dębe Tener la Iniciativa Sobre TODAS LAS Decisiones generales facilitando
La Coordinación de las Actividades Nacionales.  La Iniciativa se torna en Una Nueva
Función desconocida por el Estado individualista y abarca TODAS LAS manifestación
Ciones de la vida nacional (1936: 131) 44.

4) El corporatismo un Través de Su estructuración compartamentalizada y vertical de su jerar
­
quia Interna de la Autoridad, proveería antídoto de la ONU al "espíritu de clase". 
Este Ultimo, Una
forma obsoleta de la "Conciencia horizontal", seria reemplazado por El Nuevo Espíritu
de Solidaridad Nacional y la Or
ganización funcionalmente independiente.

635

Página 24

Lecturas Sobre el Estado y las Políticas Públicas:

A Pesar del Hecho De que la Conciencia corporativa es Débil en la acción
tualidad, siempre triunfará al final. 
Porque en El Mundo Limitado En El Que
Entrando ESTAMOS AHORA, en el Que la Solidaridad y la Or ganización hijo impedancia
rativos para la sobrevivencia, no habra Lugar: diferencias sociales párrafo 
ficial
ciales. Como alternativa, las Diferencias de clase Son en su majority 
artificia­
les y temporales, vinculadas y las Circunstancias Excepcionales del siglo dieci­
Nueve (1936: 107­8).

Al Tiempo Que Manoïlesco implicaciones Que este "benevolente" cambio de Noventa Grados
en las polaridades de la Conciencia de grupo empezaría en la periferia y seria el Resulta­
tado, Más Que el prerrequisito para la Implantación forzosa del corporatismo de Estado,
entrevé Que seria transmitido subsecuentemente por el Centro en El que su adopción
Seria Más espontánea y voluntaria:

En Europa Occidental, la clase poseedora y la clase trabajadora se unirán,
impulsadas por el peligro Común Que enfrentan Ambas por igual, de Ser T
estigos
del colapso de la Superioridad de la industria Que Ambos se han del beneficiado
(1936: 108).

Hablando tácticamente, Manoïlesco Observa Que En El Corto Plazo "la mejor Manera de
vencer el antagonismo de las clases, es reconocerlo ", es esto, incorporar representacio­
nes "Separadas Pero iguales" 
(paritaria) de propietarios y Trabajadores Dentro de la
Misma Corporación, Pero en El Lar go Plazo Ya No Será Necesario proveer tal Siquiera
equilibrio simulado, dada la Proyectada Desaparición de la identification de Clases
(1936: 108­109).

5) Una Razón Por la Que Manoïlesco FUE Capaz coercitivos de suavizar los Aspectos,
autoritarios, la era La T
ransición al corporatismo de Estado do Creencia En que El Siglo
XX Veria ONU Cambio Importante en "Las escalas de los V alores Sociales y Morales"
Por los Ciudadanos mantenidas Y subditos.  Los ideales del Siglo Pasado de la igual­
papá individuo y la libertad serian reemplazados por Nuevas Metas colectivas de justicia
ticia social basadas en Derechos y Obligaciones diferenciales de Acuerdo con la
Importancia funcional del propio papel en la sociedad; 
y La meta de Organización
Restricciones pondria consensuales En La Actividad Mutua un 'cambio de Seguridad y
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 19/31
12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?
productivity Alta. 
ESTOS DOS Nuevos ídolos de l'époque tendrian, por Supuesto, Que
Hacerse compatibles y subordinarse Al Más Alto ideales de todos, el "criterio indisputa­
ble "que Manoïlesco clamara En un Arranque de retórica totalitaria, al Decir Que:
"Todo Lo Que sí Conforma al Interés Nacional es justo; 
Todo Lo Que va en contra de
Interés de ESE, es injusto "(1936: 1
10).

AUN complejas con Lo Y sugerentes (AUNQUE esquemáticas y deformadas por el pensamien­
para intencionado) Que pueden Ser Estas hipótesis, es Manoïlesco Mucho Menos Explícito about
de las Políticas y Las Secuencias de decisión Específicas involucradas en La T
ransición Hacia this
Nueva Forma de Representación de Intereses.  El corporatismo puro (léase social), admitía tres
Jahr Más tarde, Puede Ser Logrado Sólo  Tras el Amplio Desarrollo de la "Conciencia Socieda­
va "y Un bronceado Alto Nivel de Integración Nacional Que las" viejas "Y" artificiales "lealtades de clase

636

Página 25

Retomando el debate de ayer para Fortalecer el real

y de partido Hayan Sido erradicadas, o CUANDO Menos gravemente erosionadas.  ESTO, admite,
Lejos this AÚN, y Mientras T anto, Aquellos "imperativos de la época" demandan Acción, espe­
mente en la periferia. 
Ahí, el corporatismo subordinado es la unica Respuesta: "Es Que naturales
Las Corporaciones tuteladas Deban ser . El tutor Indicado ... Es El Único partido ... por período m ONU
transitorio "(1937: 134).

En la ausencia real de Estudios comparativos de Caso, sin evaluar v Es Fácil de los meritos
La prototeoría de Manoïlesco de la emer gencia del corporatismo de Estado, o desarrollarla Más
En detalle De Manera general muy , Parece Haber Una Correspondencia Entre el contexto del
Capitalismo Periférico atrasado­dependiente; Conciencia de subdesarrollo Relativo; 
resentimien­
que en Contra de la ONU el estatus internacional inferior; 
Deseo De Una mejor autarquía Política y ecológico
nómica; Extensión del control de Estatal a T
ravés de Políticas regulatorias, planeación y sectorial
Empresa pública; emergencia de la ONU situs Más profesional de los Servidores civiles; y La corporativo
ratización forzada desde arriba de la Representación de Intereses. 
Los comentarios tardíos de
Manoïlesco about de la instrumentalidad Específica responsable of this Cambio, Han Sido con­
firmados con menor exactitud.  En ningún Caso ha Sido el partido gobernante Único El Agente
tutelar primario o exclusivo. 
En Cambio, los cuerpos de Estado Ejecutivos y administrativos de diez
Dieron un ACTUAR Directamente del tanto en el Establecimiento Como en el mando subsecuente de
ESTOS Nuevos sous­instrumentos. La Implantación del corporatismo de Estado, de Hecho, FUE
compatibles con la ONU Amplio espectro de Contextos partidistas ­desde los Sistemas pecado partido
de Brasil, Grecia y Austria, Pasando por los Sistemas de partido Débil, Unico, en El Poder de Pero
sin reinante de España y Portugal, Hasta los Sistemas de fuerte partido monopolista de la Italia
fascista y la Alemania nazi.

En Apariencia, el corporatismo de Estado FUE implantado de Manera Mucho Más dra­
Matica, Rápida, completa y racional Que es El caso del titubeante, disparejo, experimentación
Tal, acumulativo, "acechante" Patrón de su primo social. 
"Nacidas al golpe del bastón
Legislativo ", Como dijera ONU crítico francés (Coornaert, 1941: 293), inmensas jerarquias
Eran organizacionales creadas de la noche a la mañana con sonoros Nombres, cubriendo
Todos Los Sectores de Interés y Todos Los Niveles de la forma de Gobierno con impresio­
nante equilibrio en la Representación e Igualdad de Acceso. 
Subsecuentemente, EST OS
monuments de arquitectura Política persistieron, virtualmente por años, el pecado Modificación
jurídica o formal.

Sin embargo, Análisis detallados45 No Solo de han revelado la existencia f Física ficticia de
Muchas de sonoras Estas Organizaciones Y su influencia f mar ginal Sobre las publicaciones Políticas
cas, Sino Que también de han desenmascarado su pretensión de simetría de clase e Igualdad de
Acceso. Los corporatistas de Estado, al Moverse implacablemente para suprimir T ODAS LAS
Asociaciones de Trabajadores existentes y llenar el Resultante Vacío organizacional rápi­ bronceado
Como damente Fuera Posible ONU de la estafa Gran conjunto de Nuevos y obedientes  sindicatos de
Trabajadores ampliamente dispersos, actuaban Mucho Más cautelosa y "comprensivamente"
estafar RESPECTO una Los intereses del productor y el Propietario.  Las Asociaciones de pre­existentes,
apoyadas de Manera voluntaria, Eran toleradas o INCORPORADAS Con Su Liderazgo y Funciones
intactos; las élites situadas estrategicamente recibían especiales El Privilegios y Excepciones
organizacionales, por example El Derecho a Formar Asociaciones Nacionales especializadas
Independientes de las jerarquias Sectoriales generales; 
Los terratenientes rurales, una Excepción

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 20/31
12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?
637

Página 26

Lecturas Sobre el Estado y las Políticas Públicas:

Aquellos Que cultivaban de Ciertos Productos de Exportación Eran dejados, En Su Mayoría,
intocados, y Las Asociaciones de T rabajadores Rurales, Cuando Se les permitia Existir
, Eran
Bajo el control Puestas local; 
ningún Intento serio se Realizo párrafo T
ransformar cuentos corporacio­
nes premodernas pre­existentes, cuentos Como La Iglesia y las Universidades; 
La corporativiza­
ción de los Funcionarios Civiles FUE expresamente prohibida, al Igual Que Otras Formas de
Asociación para this 
situs; Finalmente, o no se Hizo ningún Intento por crear de Asociaciones
cumbre "uniclase" de patrones y Trabajadores (Brasil), o En Donde se Hizo el Intento tardía­
Mente (Portugal), las 
corporaçãos resultantes de han Sido administradas Por y Para los patro­
nes. En suma, Los Que parecen a primera vista Ser monuments Arquitectónicos de gran
Alcance, Visión y simetría, resultan, de ser e examinados de Manera Cercana, simplemente Ser
limitados bronceado, improvisados   y desequilibrados Como Aquellos de Sus Parientes del corporación
tismo social.

ALGUNOS de los Presupuestos prototeóricos de Manoïlesco Acerca de las Funciones políticos
cas y Las Consecuencias En El Gobierno, del corporatismo de Estado, parecen Haber Sido con­
firmadas por su praxis subsecuente. Se le ha Asociado con la extensión del control de Estatal
Sobre los bienes de Exportación, las Políticas Sectoriales de sustitucion de Importaciones, Y
Los Intentos por ejercer influencia f Una alcaldesa en las Negociaciones Económicas internacio­
nales. En ningún Tanto Sido ha, de Ninguna Manera, exitoso en la erradicación de Formas de con­
ciencia horizontal (de clase), su imposición de jerarquias verticales de decisión y categorización
como de Interés fragmentadas ha minado Definitivamente la cohesión y la Capacidad de ACTUAR
del proletariado, y de la bur
guesía Aun, con un RESPECT O los Temas generales de la administración
tracion. Ja avanzado pari passu con la expansión en el rol de la Sabiduría y tecnocrática
Los Estilos de Liderazgo impersonales (por no "Informes" Decir). 
Importante: Aún más, ha pro­
MOVIDO y facilitado el  verselbständige Macht der Executivgewalt,  ESE "proceso por el cual sea el
Poder Ejecutivo Estatal se Hace Más progresivamente independiente "de rendir cuentas a los
GRUPOS SOCIALES Organizados, Lo Que Marx sugirió Hace ya T anto Tiempo, cru­ era el Elemento
cial del Gobierno autoritario moderno46.

En Otros Ámbitos, las hipótesis Funcionales Específicas de Manoïlesco, sin Salido de han bronceado
busque Paradas. La Conciencia horizontal que no sample ningún signo de Desaparecer , sin importancia
ta Cuánto se le reprima. 
Las desigualdades de clase en Cuanto Acceso y Beneficios no se han de
borrado; Han Sido institucionalizadas aumentadas y . La carga de Decisiones del Estado no se
ha visto aligerada, Sino Que se ha acrecentado por la Proliferación de jerarquias funciona­
Les Dependientes; Lejos de Haber Sido Liberado párrafo Perseguir Políticas Nacionales vigorosas
e Innovadoras, el Estado corporativo ha Quedado Atrapado En Una composición Fantasticamente roja
pleja de prebendas fiscales, Excepciones Sectoriales y Privilegios Consolidados Que Lo atan
fuertemente una ONU  statu quo estacionario. Las Demandas populares En Busca de la Libertad y
la Igualdad Individuales AÚN T ienen Que Ceder el paso al respeto por la jerarquía organizacional
cional y la aceptación de la Justicia diferencial. 
Lo mas sorprendente, sin embar go, es la total de
Falta de confirmacion en la praxis de la esperanzada Afirmación de Manoïlesco de Que El
corporatismo desde arriba resultaría En un Deterioro secular de la T
asa de ganancia, la UNA
devaluación del papel Empresarial de toma de Riesgos, Una disminución del Poder de la pro­
piedad privada y la emergencia de Un Nuevo Modo de Producción sociales o colectivo.  hasta
El Momento, el corporatismo de Estado ha Producido lo contrario, y Uno Sospecha, en cam­
bio, Que Siempre ha intentado Que Así mar .

638

Página 27

Retomando el debate de ayer para Fortalecer el real

"¡Kuppo!" DIJO EL Shan, Moviendo la Cabeza.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 21/31
12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?
Khashdrahr se sonrojó, y tradujo balbuceante, Como excusándose.
"El dado de Shan: 'comunismo'".
"No, ¡Kuppo!" , Dijo vehementemente Haylard.  "El Gobierno No Posee las Máquinas.
Simplemente cobra ONU Impuesto sobre ESA parte del ingreso de la Industria Que Alguna V ez
SE Invertia en trabajo, y lo redistribuye. 
La industria es Propiedad Privada bajo Administración
privada, y es Coordinada ­para Evitar el desperdicio de la concurrencia­ Por un comité de
cabecillas de la industria privada, sin por Políticos. 
Al ELIMINAR el error humano un T ravés de la
maquinaria, y la concurrencia innecesaria una Través de la Organización, Mejorado HEMOS
inmensamente el Estándar de vida del hombre medio ".
Kurt Vonnegut, Jr., Piano Player (pág. 28)

Si Aceptamos la Creencia de Manoïlesco en la longevidad centenaria, y mi suposición Es Que
Todo Empezó Durante correo INMEDIA TAMENTE Despues de la Primera Guerra Mundial, then En La
Actualidad Estamos en plena Mitad del Siglo del corporatismo y, por del tanto, condenados a vivir
Con El Cincuenta años por Otros o más. La imaginación poética de Kurt V onnegut nos OFRECE EL
"Reconfortante" pensamiento De que la corporatización plena Sólo V endrá Tras Una Tercera GUE­
rra Mundial de consecuencia f. 
Sin embargo, la ONU Haciendo una visión Lado this De Una conflagración
ción futura global, y adoptando las Naciones Unidas Escenario Menos Lleno de sorpresas, podriamos Poner en
Duda si el corporatismo, de Estado o sociales, se las arreglará para Completar El Siglo.

El corporatismo SE REVELA es contradictorio T odas Cada Vez Más Difícil de mantener un T
ravés de
Medidas represivas, y Cada V ez Menos Capaz de proveer LA INFORMACIÓN Adecuada, la obesidad
semivoluntaria diencia, y la complicidad contractuales necesarias para Administrar el Estado
capitalista moderno. 
La Respuesta obvia, la ONU Institucional Cambio, de lo exclusivista y exclusión
yente al tipo atrayente, inclusionista, AÚN T
iene Que Ser Hecho Pacífica y gradualmente.
 pero
La Transición al corporatismo Parece sociales depender Mucho Más de la ONU Pasado liberal­ralidad
ralista, Involucrando lo siguiente: Una historia de Desarrollo Or
ganizacional autónomo;
 la
Autenticidad de la Representación; encuentros prolongados Entre Clases y Sectores Que
Hayan acquired Una auto­imagen y lealtades bien definidas y
, eventualmente, de Una Cierta
Medida de mutuo respeto; La Presencia de la ONU partido en Competencia Arenas y parlamen­
tarias de las Cuales se pudieran dirigir v Llamados Más AMPLIOS;  y quizas Lo Más Importante,
Sobre la base de las Naciones Unidas de patrón Previo de no­interferencia Relativa por el Estado Que Sólo gra­
dualmente Llegará un expansor de su rol ­y por lo regular de una PETICIÓN de los Intereses Privados
Organizados.

Los Países estancados en el corporatismo de Estado En Una Etapa T emprana Más de des­
arrollo, probablemente encontrarán Mucho Más Difícil evolucionar Hacia tal solución f senso
sual. Ahí, el patrón establecido es uno de dependencia asimétrica, espuria y Representación
fragmentada, lealtades asociativas debiles; 
Conflicto reprimido o Manipulado, respeto poco
Entre Grupos, ausencia de Medios Efectivos de convocatoria de un Públicos Más AMPLIOS, y Un
Extenso de control burocrático estatal47. 
Bajo Estas Condiciones, es dificil Imaginar Una transformación
mación continua Política Hacia el corporatismo social. 
En Cambio, sospechamos Que El siste­

639

Página 28

Lecturas Sobre el Estado y las Políticas Públicas:

ma corporatista Primero Dębe degenerar en Políticas de Interés abiertamente conflictivas, multi­
tifacéticas, control de pecado ­pluralismo En otras palabras­ Como Parece Estar sucediendo en la
España contemporánea.

Los Sistemas corporatistas sociales establecidos, encaran: Además Nuevas T ensiones Que tam­
bién parecen incapaces de resolver48.  Estan Siendo bombardeados con Demandas de Formas
Más de Participación Directas y Auténticas, minando a la V
ez La Estabilidad de Sus establecidas
jerarquias Internas de Autoridad y Su supuesta Legitimidad Democrática. De Manera Más importancia
tante, estan Siendo superadas con Frecuencia Creciente por AMPLIOS Movimientos Sociales, por
Lado de la ONU, y: acciones espontáneas de protesta por El Otro.  Los Valores y presuposiciones Mismos
Acerca de la sociedad Sobre los Cuales descansa en última instancia el corporatismo, la espe­
cialización funcional y La Or
ganización jerárquica, la Seguridad y la 
previsión, el "productivis­
Mo "Y La Eficiencia, el Crecimiento Económico y El CONSUMO MASIVO Como multas en Si Mismos,
Estan Siendo cuestionados por EST OS Movimientos y Acciones.  Aquí, La Respuesta de prospectiva
La Asociación ciertamente  no it alcalde Una corporatización sociales, 
ni Una reversión al pluralista
Pasado mo, ni Mucho Menos Una regresión al corporatismo de Estado, Sino Que Ser PUEDE
Alguna experimentación con el tipo de unidades Dispersas, no especializadas, no jerárquicas,
"No hay agrupantes"  ( "estructura de disociación"), Voluntarias, Responsables de Manera Autónoma de La Distribución
de Sus Valores y la Resolución de Conflictos del SUS, la ONU Sistema de Interés Que tentativamente

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 22/31
12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?
identificamos los antes Como sindicalista. 
conducir a un tal T Nuevamente, Empero, camino del el pacífico y gradual Que
ransformación sistémica this AÚN por Encontrarse.

Marx sugirió Alguna Vez Que las sociedades Sólo reconocían los Problemas de Los Que les
veian Posibilidades de resolución. 
From this perspectiva optimista, Una Conciencia Renovada de
Que pudieramos Estar todavía en El Siglo del corporatismo, deberia contribuir a Hacer de Este,
El Siglo Más corto del Que de Cuenta la historia.

¡El siguiente siglo, el del sindicalismo, espera ya su Lord Keynes O Su Mihail Manoïlesco!

640

Página 29

Retomando el debate de ayer para Fortalecer el real

Notas

* Versión Publicada en T eoría del Neocorporatismo. Ensayos de Philippe C. Schmitter . Compilador: Sr. Rigoberto


Ocampo Alcántara; Traducido por: Sr. Luis Rodolfo Quiroz.
1 PARA UN EJEMPLO De Tal Definición ideológica, Véase James Malloy (1974: 52­84).
2 Se anexado A Este ensayo Una Bibliografía de Referencia de cerca de cien Títulos Que parecen Importantes para la com­
prensión de las bases ideológicas y praxiológicas del corporatismo incluyendo Hasta el Periodo entreguerras.
3 Para Tratamientos Críticos Excelentes de la practical corporatista en Los T
reinta, Roland Véanse Pré, Louis Rosenstock­
Franck (1934); y François Perroux (1937: 27­178).
4 Para sutil Una Presentación, institucionalmente sensata of this ar
gumento, Véase Roland Newton (1970: 1­29).  Paraca
Una aproximación Que se fundamenta esencialmente En un ar gumento mal Definido de la cosmovisión católica
( Católica Weltanaschauunglich ), Véase Howard Wiarda (1973: 206­235).
5 Véase especialmente el ar gumento de Kalman Silvert (1964: 560­570; 1967a: 358­361; 1967b: 47­58; 1970: 59­64, 136­138).
6 Como lo Puso Max Weber, de Manera burlesca, Frente A Los Primeros defensores de las Explicaciones Políticas tural
estertores:. "El Llamado una ONU Carácter nacional es generalmente Una mera confesión de ignorancia"  La ética protestante y
el espíritu del capitalismo , pág. 88. Citado por Reinhard Bendix (1962: 63) fn. 29.
7 Tal Razonamiento ha Sido particularmente prevalente Entre los Estudiantes anglosajones de América Latina, Donde,
Desde el Principio, EST OS Especialistas en el área parecen Haber acuñado el siguiente silogismo: "Los Latinoamericanos
se comportan de diferente Manera de los Norteamericanos;  América Latina FUE colonizada por España y Portugal;
América del Norte por Gran Bretaña;  Los Latinoamericanos Católicos hijo, los Norteamericanos hijo predominantemen­
Protestantes Te, ergo : ¡Los Latinoamericanos se comportan de diferente Manera de los Norteamericanos DEBIDO un Do
Herencia católico­ibérica! ".
Los Pocos Estudios comparativos sistemáticos en Relación con Actitudes Que Han incluido a la V ez Muestras de pobla­
Ciones latinas y Norteamericanas Concluido han, por lo general, los Que Una V ez Que se controlan las variables de educación de
ción, clase, la Residencia Centro­Periferia, age, etcétera, las Diferencias residuales Que pueden Ser asignadas específica­
Mente a la Cultura Insignificantes hijo estadísticamente. 
Véase especialmente Joseph Kahl (1968).
8 Vale la pena mencionar también Que Muchos, si no hay T odos Los Teóricos del moderno corporatismo no católi­ Han Sido
Cos. Muchos were de Hecho seculares militantes.  Aun Aquellos Que Más publicamente afirmaron Estar Inspirado por
los ideales Cristianos "sociales", cuentos de Como Salazar y Dollfuss, siguieron Una praxis Mucho Más burocratica, estatista Y
autoritaria. Cabe también subrayar Que Entre los cristianos "sociales", o mas ampliamente, los Católicos progresistas, de
Ninguna Manera T odos defendieron el corporatismo. 
Figuras tan Prominentes Como Jacques Maritain y Emmanuel
Mounier se opusieron a El.  Véase Henry Guitton (1945).
Es De Notar tambien Que El corporatismo HA Sido considerado Bastante MUCHAS COMP ATIBLE culturas sin Católicas
Y no hay ibéricas. Véanse, por Ejemplo, Samuel H. Beer (1969), y Thomas Anton (1969: 88­102).
9 Véase el Concepto de "pluralismo Limitado" en Juan Linz (1970: 251­283, 374­381).

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 23/31
12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?
En Conversaciones subsecuentes con el autor, Linz ha Propuesto y defendido la idea de la ONU "modelo de Estado or
Como el marco apropiado para La Discusión del corporatismo.  gánico" .
Véase también el ensayo Citado supra (fn. 2), de James Malloy
10 Platón, Leyes, 5­6.
11 Es Trabajos Anteriores, que tendido a definir el corporatismo Exclusivamente en Relación con su Gobierno autoritario.
Véase el Capítulo definitiva de mi 
interés de conflictos y el cambio político en Brasil (1971); Y tambien Caminos hacia llo Política
rrollo en América Latina, 
Actas de la Academia Americana XXX, N ° 4 (1972: 83­108), y La Portugalization de
¿Brasil? en Stepan, A. (comp.) (1973).
12 Por example Arend Lijphart (1968), Donde, con DICHO mar justicia, el Concepto de corporatismo Mismo sin Aparece.  En
Ensayo de la ONU Martin Heisler (1974), sin embar go, los AEE Nociones de "pillaje" o despojo estan expresamente vinculadas y
un modelo corporativo de las Naciones Unidas de Política europea.
Son también Relevantes Arend Lijphart (1969: 207­225);  Val R. Lorwin (1971: 14­75); Gerhard Lembruch (1967).

641

Página 30

Lecturas Sobre el Estado y las Políticas Públicas:

13 Roland Huntford (1972: 86­87), por Ejemplo, ar guye Que es Precisamente la homogeneización y sociales Económica he aquí
Que contribuye a la permeación ayuda total de parte de la Corporación Sueca.  También Ruina Olaf (1972).
14 Por el contrario, la ONU Análisis de la Estructura Reciente asociacional belga ar
gumenta de Manera persuasiva Que los con­
flictos de despojo múltiple en ESA forma de Gobierno, Sirven para sostener la ONU Sistema de Representación de Intereses
Más pluralista (es decir, no­monopólica, Competitiva, traslapada);  Véase A. Van den Brande (1973: 329­356).
15 En Este Punto Vale la pena quiza REPETIR Que esta Definición construída no corresponde a Ninguna de las Propuestas
por Teóricos especificamente corporativistas.  Adicionalmente, Ignora ONU Conjunto de Dimensiones Institucionales y con­
ductuales Que Aquellos tendían a enfatizar . Por Ejemplo, sin ESPECIFICA La existencia f de Asociaciones singulares (corporativa
raciones) Que agrupen a la V ez un Empleados y T rabajadores. (Estas Rara Vez EXISTEN, Y Cuando Han Sido formalmente
establecidas ­Portugal, España, Italia­no hay unidades Funcionan Como.) T AMPOCO dado nada about La Presencia de
Consejo Superior de la ONU o de la ONU parlamento de Representantes Funcionales o profesionales.  (Muchas Formas de Gobierno Que
ningún hijo en Otros sentidos, Como Francia o La Alemania de W eimar de, Tienen algo asi Como un  Consejo Económico y
Social o de las Naciones Unidas Wirtschafsrat ; Muchos Países Altamente corporativistas Que No Los T ienen, v.gr. , Portugal, no les
Autoridad en las Decisiones.) La definition T
conceden AMPOCO sugiere Que las Asociaciones corporativistas Séran Las Únicas uniforme
dades constitutivas de la forma de Gobierno ­desplazando Completamente a Las Entidades T erritoriales, y Partidos
Movimientos. (En Todos Los Sistemas corporativos existentes, Los Partidos y Las Subdivisiones territoriales continuan
existiendo, y los juveniles DIVERSOS Movimientos Religiosos y ningún hijo Sólo tolerados, impulsados    Sino.): aspectos ins­ Estós
titucionales, Al Igual Que Los T emas comportamentales mas importantes de Como y Quién Formara las Asociaciones  sui
generis y jerárquicas, rápido Cuál Será su grado de autonomía del Estatal de control, y el SI EL Esquema en su totalidad Podria
Traer armonía de clase y Constituir ONU  tertium género Entre el comunismo y el capitalismo, were el sujeto m de debate
Y extensivo considerable fragmentación Entre los ideólogos corporatistas.
La Definición ideológica Más Cercana a la analítica Que propongo, es la de Mihail Manoïlesco: "La Corporación Es Una
s organización colectiva y pública Compuesta de la totalidad de las Personas Físicas (juntas o morales) Que Cumplen La
Misma función f Nacional Y Que T ienen Como su meta el Asegurar el Ejercicio de tal función por reglas Legales impues­
tas por lo Menos Sobre SUS Miembros "(1936: 176).
16 De Hecho, El Concepto es más "Un tipo construído" un Que tipo ideal.  El Primero ha Sido Definido Como "una combinación
Nación con un Propósito, y (a veces) acentuación de la ONU Conjunto de Criterios con Referentes empíricos Que Sirve de
La base de comparacion párrafo de Casos empíricos "(McKinnes, 1966: 3).
17 Véase mi interés de conflictos y el cambio político en Brasil (1971) y la representación de intereses corporativistas y de políticas
públicas
Haciendo en Portugal (1973a). También El Portugalization de Brasil? (1973b).
18 Por example Henry Kariel (1970) y (1961);  también de Grant McConnell (1966).
19 Las citas provienen T odas de The Federalist Papers , N ° 10.
20 Véase especialmente el artículo por Gar Alperovitz y los T rabajos citados Ahí (1973) Aun A Pesar De Que El autor aso­
cia SUS Propuestas con la T radición del pluralismo Más Que con la del sindicalismo. 
También Jaroslav V anek (1971).
21 Oficina Internacional del Trabajo (1962). También Dusan Sidjanski (1967).  Algo que Se acerca al modelo corporatista
Ha Sido Propuesto implícita, Pero No ES descripcion de V ariedades "degeneradas" La explícitamente ciertas de gobier ­
sin totalitario ( "Parcialitario") en Otros Regímenes Este­Europeos: Polonia, Checoslovaquia, Hungría y Rumania, Aun la
Propia URSS. Para Una Revisión inteligente y crítica de los usos inadecuados del paradigma pluralista en la literatura,
Véase Andrew Janos (1970a: 537­550).
22 En un Rango: Aún más Amplio de Formas de Gobierno, DIVERSOS Autores de han Sugerido Que a instancia de parte, Si No Es Que porcio­
substanciales NES, del universo de los Grupos de Interés pueden Ser descritas Como "corporativizadas";  v.gr., los Estados
Unidos: Grant McConnell (1966);  Theodore Lowi (1969); Gran Bretaña: Samuel Beer (1969);  Alemania Occidental: Ralf
Dahrendorf (1968); Canadá: Robert Presthus (1973);  Francia: Suzanne Berger (1969: 263­284).
23 Estas hipótesis Acerca del hijo FUNCIONAMIENT O de los Sistemas pluralistas desarrolladas con Más depth y contras­
tadas Frente a los Sistemas corporatistas en mi  inventario de Proposiciones analíticas pluralistas , inédito, MS de Chicago,
1971.

642
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 24/31
12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?

Página 31

Retomando el debate de ayer para Fortalecer el real

24 Sigo Aquí el consejo (y ocasionalmente el vocabulario) de Giovanni Sartori (1970: 1034­1035).
25 Manoïlesco Noto también la existencia f "de corporatismos mezclados", Qué combinaban los Dos T ipos ideales.
26 Joao Manuel Cortés Pinto (1955);  también José Pires Cardoso (1958).  Una Distinción en Cierto Modo Que Pero similares
ha puesto m EL Énfasis primario en su rol para A vanzar en la Colaboración de Clases por Diferentes Medios, es la de
François Peroux Entre  corporatisme sensu lato sensu stricto y corporatisme (1937: 7­19).
27 De Hecho, La Alemania nazi Es Un Caso ambiguo.  Para la ONU Análisis excelente de las Luchas Que involucraron Diversas
Concepciones de las Políticas de Interés, y la eventual derrota de las T
endencias corporatistas Despues de 1936 en la ESA
Forma de Gobierno, Arthur Véase Scweitzer (1964).
28 Para el modelo teórico de Tras las Distinciones entre "conductividad estructural" y "Factores precipitantes", Véase Neil
Smelser (1963).
29 mi incompetencia me impide especular Siquiera about Las T endencias Hacia la corporatización Que Parece Existir
Entre las sociedades con Sistemas Completamente Diferentes de explotación Económica, Esto Es, las del socialismo
Centralizado burocrático. Para Un Tratamiento inicial de EST OS Temas, Véase el excelente Artículo de Janos (1970) y Los
Trabajos Ahí discutidos.
30 La Discusión Mucho Más tardía de EST OS Temas en los Estados Unidos FUE, Como podria esperarse,: Aún más privatista
y antiestatista Que Aquella de Keynes.  Para Una evaluation of this Crítica literatura, Véase Hal Draper (1961: 87­106).
31 Un estudio Que Ilustra EST O particularmente busque En Una Situación de fino control cultural y de Desarrollo, ES EL de Nils
Elvander (1973).
32 El Trabajo Que se deriva del this grosera narración secuencial (Kraemer, 1966: 54­65) Hasta Llega el año 1958. Sin duda ha ocu­
Una rrido alcalde interpenetración de lo Privado y Público lo from then.
33 No Todos Los Tratamientos de la emer gencia del corporatismo Ponen sociales del tanto como yo Énfasis en el papel del capitalismo
talismo avanzado Y de las Transformaciones imperativas a Las Que es forzado el Estado moderno.  Huntford (1972: 87)
por Ejemplo, pone la mayor parte de su Énfasis en explicativo El Sistema de agricultura tradicional de Suecia, el rol de
Las sociedades Que propugnaban por la moderación, y Un tipo especial de asentamiento industrial (  bruk ). Thomas J.
Anton basa su argumento en distintivo de la ONU "estilo sueco de Diseño de Políticas y cultura de élite" (1969: 92­99).
34 Shonfield Continúa señalando: "es curioso lo Cercano Que se encontraba Este tipo de pensamiento a las teorías corporativa
ratisias de los Primeros escritores del fascismo italiano, Que florecieron en los veinte. 
El corporatismo obtuvó su mal
nombre, Que se le ha Quedado fijo, esencialmente DEBIDO una Asociación con el Estado de su partido solo un "(pág. 233).
35 "La Forma corporatista de Organización Parece Casi una SEGUNDA NA TURALEZA Para Los Austriacos.  No Es Que sean no­
Democráticos; Casi Todos Ellos pertenecen a SUS Asociaciones empresariales y profesionales, sindicatos obreros SUS, SUS
Grupos de tipo religioso y de Otros T ipos, sin duda la membresía en el Muchos de Ellos es obligatoria. 
Y el Gobierno, en
Cambio, this Bajo la obligation legal de consultar Con Estas Organizaciones Antes de Iniciar Acciones Legislativas o admiración
nistrativas de determinados Tipos "(1965: 193­194).
36 "Es interesante ENCONTRAR EL VIEJO corporatista ideales, Que EST ABA Profundamente inmerso en el pensamiento italiano de
La pre­guerra ­el ideales de las Naciones Unidas Grupo Económico equilibrado y responsable con Poderes cuasi­Soberanos párrafo tración
nistrarse a si mismo­ Sur
giendo de nuevo bajo this Nueva Apariencia "(1965: 192).
37 "Una heno En Suecia Sociedad en la Cual los Grupos de Interés estan Or ganizados de Manera fuerte bronceado, la base de su demo­
crática es firme bronceado, y su hábito de Mutua Negociación INDEPENDIENTEMENTE del Gobierno tan bien establecida en la ...
Que (ASI AUN) el Gobierno sueco se las arregla para ACTUAR todavía en forma decisiva CUANDO Las Circunstancias lo
Sucede simplemente requieren ... Que la Manera de Sueca TRA TAR El Proceso de Gobierno Como en gran parte de la ONU dia­
logo ampliado Entre Expertos Que provienen de Diversidad Una de cuerpos, Oficiales y no Oficiales, Cuyas visiones se
Sólo espera sean matizadas Más Que moldeadas por Definitivamente Aquellos Que SUS pagan salarios "(1965: 199­200).
38 "La notoria Disposición de los sindicatos un COLABORAR activamente En Esta Política de Control salarial ha de explicarse
Por Su ansiedad about La Disponibilidad de T rabajos párrafo Los Holandeses "(1965: 212).
39 "El argumento general de Es Que las  Verbände alemanas se han de traditionally visto una relación Si Mismas Como desempeñando
Importante rol de la ONU Público Como guardianas de los Intereses de Lar go Plazo una de las industrias de la Nación, y continuan

643

Página 32

Lecturas Sobre el Estado y las Políticas Públicas:

haciéndolo. Que el Desarrollo observamos desde la Guerra Es Que La Aproximación a los Problemas de Administración
pública se ha de Hecho Más consultativa, con Énfasis en la asesoría técnica. 
El poder y la influencia f Siguen Presentes;
Pero la Manera Distinta es "(1965: 245).
40 Shonfield se concentra casi Exclusivamente En El Periodo posterior a la Segunda Guerra Mundial. 
Solo En El caso de
Los Estados Unidos se aventura sistematicamente en el Pasado. 
¿Es Solamente una coincidencia Que Aquellos Países
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 25/31
12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?
Europeos Que Eran neutrales en la Primera Guerra Mundial se movieran Más Rápida Y T otalmente Hacia la corporatiza­
ción (excepto Austria), Que los beligerantes? 
Vale la pena EXPLORAR also in alcalde detalle las respuestas DIVERSAS
de Políticas de la Gran Depresión ­COMO mostro Nuestro Rápido Esbozo de las T ierras Bajas.
41 Una Excepción parcial habria de Hacerse Constar Para Los Fascistas: Bottai, Bortoloto, Papi y V
ito, Pero No por ejem­
plo, párrafo Ugo Spirito quien INCLUIDO Llegó T an Lejos Como sugerir Que las 
Corporazione deberian reemplazar los del tanto una
Como individuals al Estado Como la base de de la propiedad y La T oma de Decisiones, causando por las Naciones Unidas del tanto escándalo
Menor en el Congreso Sobre Corporatismo de Ferrara de 1932,  Capitalismo e Corporatismo , 3ra. Ed. (Florencia, 1934).
Es interesante El Hecho De que los Trabajos de Spirito Han Sido recientemente reeditados.
42 Para Una breve descripcion de su papel en Relación con la Política rumana, Véase Andrew Janos (1970b: 213­214).
43 En el siguiente Resumen de su Ar
gumentación, no citare Las Páginas Específicas de las referencias, excepto en el Caso
de citas Directas, Dado Que Los Elementos de do s posición estan frecuentemente dispersos de Manera Bastante Amplia
Y las he sintetizado Libremente. 
Todas las citas Son de la edición de 1936.
44 Este es el Mismo autor Que Treinta Páginas los antes afirmara: "Entre la concepción del Estado corporatista y La puramen­
te individualista, heno Una Cierta coincidencia es un Cuanto Resultados. 
Ambos desembocan Sistemas (  aboutissent ) En un
Estado Mínimo "(¡¡!!).
45 This y Las Siguientes generalizaciones about La praxis del corporatismo de Estado SE DERIVAN de mis Estudios de
Caso de Brasil y Portugal. 
El caso fascista italiano, sin embar
go, ningún Parece diferir notoriamente. 
Véase Roland Sarti
(1971).
46 La Expresión en de El Dieciocho Brumario de Marx. Para Un Desarrollo Más Amplio de Estas ideas, Véase agosto
Thalheimer (1967: 19­38);  HCF Mansilla (1971); y Nicos Poulantzas (1970);  también mi El Portugalization de Brasil?
47 Estas Conclusiones about Las Dificultades inherentes en la T
ransformación de Un tipo de corporatismo A Otro SE
de basan en el estudio Que él conducido del corporatismo portugués y Son discutidos Más ampliamente Ahí;  Véase
Corporativista representación de intereses y la formulación de políticas públicas en Portugal .
48 Estas y Otras Tensiones y Contradicciones del capitalismo corporativo sociales avanzado hijo exploradas en Christopher
Wheeler (1972). Ruina también (1972).

644

Página 33

Retomando el debate de ayer para Fortalecer el real

Bibliografía de Referencia Sobre el corporatismo, circa 1800­1950

La siguiente Es Una Lista de approximately 100 T
rabajos Que tratan de la doctrina o la practical
del corporatismo moderno, es decir
, sin medieval, Hasta las Décadas de los treinta y cuarenta, ambos inclusive.
I.­ Trabajos Originales Que tratan Principalmente de la teoría o doctrina del corporatismo
­ ANCIAUX, Charles (1935), L'Etat corporatif, Bruxelles.
­ Andouin, Raoul y LHOSTE­Lachaume, P . (1962), Le corporatisme pseudoremède contre l'ératisme, París.
­ ANUÓS PÉREZ, Eduardo (1928), El Estado corporativo, Madrid.
­ ASPIAZU, Joaquín (1952), El Estado corporativo, 5 ° Ed, Madrid..
­ BORTOLOTTO, Guido (1934), Diritto Corporativo, Milán.
­ BOTTAI, Giuseppe (1934), Esperienza Corporativa (1929­1934), Florencia.
­ BOUVIER­AJAM, M. (1941), La doctrina corporativa, 3 ° Ed, París..
­ Brethe DE LA GRESSA YE, Jean (1931), Le syndicalisme, L'organización professionnelle et l'Etat , París.
­ Brethe DE LA GRESSA YE, Jean (1938). La corporación et l'Etat, Archives de Philosophie du Droit et de Sociologie
Juridique, pág. 78­118.
­ BRUGAROLA, Martín (1948),  Régimen sindical Cristiano, Madrid.
­ CAETANO, Marcello (1936), Lições de Direito corporativo, Lisboa.
­ CAETANO, Marcello (1938), O Sistema corporativo, Lisboa.
­ CASTRO FERNANDES, Antonio de (1944), Princípios Fundamentais da ORGANIZACAO Corporativa de Portuguesa , Lisboa.
­ Cole, GDH (1920), un gobierno autónomo en la Industria, Londres.
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 26/31
12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?
­ CORTEZ PINTO, J. Manuel (1955­1956), una Corporação, 2 vols, de Coimbra..
­ COSTA Leite, J. Pinto da (Lumbrales) (1936),  Un corporativa doutrina em Portugal, Lisboa.
­ DEVRIENT, Raymond (1935), La sociedad en Suisse, ses principes et ses méthodes , Neuchêtel.
­ Duguit, Léon (1924­1927), Traité de Droit constitutionnel, 5 vols, vol.. II, París.
­ Durkheim, Emile (1902),  De la división du travail social, el 2 ° Ed, París, (Prefacio)..
­ Fremantle, Anne (comp.) (1956),  las encíclicas papales, Nueva York.
­ Gierke, Otto von (1868), Deutsches Genossenschaftsrecht, 4 vols, Berlín.­.
­ GUY­GRAND, Georges (1938), pág. 7­26, Vue sur le corporatisme,  Archives de Philosophie du Droit et de Sociologie
Juridique.
­ HANRIOU, Maurice (1925), La Théorie de l'Institución et de la Fundación , París.
­ Hobson, SG (1919), los gremios nacionales, Londres.
­ JOLLY, Pierre (1935), La mística du corporatisme, París.
­ Ketteler, WE von (1911), Ausgewählte Schriften, . 3 vols, Kempten­Muchen, Ed.  J. Humbauer.
­ Keynes, John Maynard (1926), El fin del laissez­faire, Londres.
­ Kjellén, Rudolf (1924), 
del als Der Staat Lebensform, 4 ° Ed, Berlín.. Edición sueca de 1916 de.
­ LASKI, Harold (1917), Estudios en el problema de la soberanía , de New Haven.
­ LASKI, Harold (1927), Autoridad del Estado Moderno, New Haven.
­ LAVERGNE, Bernard (1933), Le gouvernement des modernes démocraties, . 2 vols, París; (especialmente vol. I, pág. 176
Siguientes Y).
­ MAEZTU, Ramiro de (1951), La crisis del humanismo, 2 ° Ed, Buenos Aires.. Originalmente publicado Autoridad de Como,
Libertad y Función en 1916.
­ MAEZTU, Ramiro de (1953), Un sindicalista ideales , Madrid.
­ MAN, Henri de (1935), corporatisme et Socialisme, Bruxelies.
­ MANOÏLESCO, Mihail (1937), Le parti única , París.
­ MANOÏLESCO, Mihail (1936), Le Siècle du corporatisme , "Nouvelle édition", París.  Edición origina 1934.

645

Página 34

Lecturas Sobre el Estado y las Políticas Públicas:

­ MATHON, Eugene (1935), La sociedad, la base de l'organización économique, París .
­ Maurras, Charles (1973), Oeuvres Capitales. Essais Politiques , París.
­ MICHELIS, Giuseppe di (1935), Mundial de Reorganización sobre líneas corporativas , Londres.
­ Mitrany, David (1966), Un sistema de paz de Trabajo, de Chicago. Originalmente publicado en 1943.
­ MOHL, Robert von (1966), Politsche Schriften, Köln u. Opladen, Ed. por Klaus von Beyme.
­ MÜLLER, Adam (1922), Die Elemente der Statskunst, 2 vols, Wien / Leipzig.  . Originalmente publicado en 1809.
­ MUN, Albert de (1895­1904), Discurso, 7 vols, París..
­ MUN, Albert de (1909), Ma vocación sociale, París.
­ Murat, Auguste (1944), Le corporatisme, París.
­ Murat, Auguste (1935), L'organización corporativa, Angers.
­ Panunzio, Sergio (1924), Stato nazionale e sindicati, Milán.
­ PAPI, Giuseppe Ugo (1939), Lezioni di economia politica corporativa , 5 ° Ed, de Padua..
­ PAUL Boncour, José (1901), Le Federalismo économique, 2 ° Ed, París..
­ PEREIRA, Pedro Teotónio (1937), A Batalha do Futuro, 2 ° Ed, Lisboa..
­ PERROUX, François (1937), Capitalisme et Comunidad de Trabajo , París.
­ PIRES CARDOSO, José (1958), Questões Corporatives. Doutrina e factos , Lisboa.
­ PIROU, Gaétan (1938), Essais sur le corporatisme, París.
­ PIROU, Gaétan (1939), neo­liberalisme, neo­corporatisme, neo­Socialisme , París.
­ PRINS, A. (1887), La Democracia y el régimen parlamentario, étude sur le régime corporatif et la représentation des intérêts , 2 ° Ed.
­ Proudhon, Pierre­Joseph (1873), De la capacité politique des classe Ouvrières , París.
­ Rathenau, Walter (1921), La revolución de triple, París.
­ Renard, Georges (1933), L'Institution, París.
­ Saint­Simon, Henri de (1865­1873),  Oeuvres, París, (esp vol XIX..).
­ Saint­Simon, Henri de (1966), L'Organisateur, París.
­ SALAZAR, A. de Oliveira (1948),  Discursos, 4 ° Ed, Coimbra, (esp vol I...)..
­ SALAZAR, A. de Oliveira (1937),  Une révolution dans la Paix , París.
­ Salleron, Louis (1942), Naissance de l'Etat corporatif , París.
­ Salleron, Louis (1937), Un régimen corporatif pour l'agricultura, París.
­ Schlegel Friedrich (1856), 
Schriften und Fragmente, Stutgart, Ed. por E. Behler.
­ SEDAS NUNES, Adérito (1954), Situación e problemas de corporativismo, Lisboa.
­ Simonde de Sismondi, JCL (1836),  Etudes sur les constituciones des Peuples Libres , París.
­ Sorel, Georges (1919), Matériaux d'une théorie du proletariado , París.
­ SPANN, Othmar (1931), Der Wahre Staat, 3 ° Ed, Jena..
­ Spirito, Ugo (1934), Capitalismo e corporativismo, 3 ° Ed, Florencia..
­ Spirito, Ugo (1932), que Fondamenti della corporativa economia , Milán­Roma.
­ Tardy, Marcel y Bonnefous, Edouard (1935),  Le corporatisme, París.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 27/31
12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?
­ TOUR DE PIN, M. de la (1942), Lições de Direito Corporativo, Coimbra.
­ TEIXEIRA RIBEIRO, JJ (1938),  Vers ONU odre Chrétien sociales: jalons de route (1882­1907) , 6 ° Ed, París.. Originalmente
Publicado en 1907.
­ TOUR DE PIN, M. de la (1909), Aphorismes de polinque sociale , París.
­ UNIÓN DE FRIBURGO (1903), reimpresión des thèses de l'Union de Friburgo , París.
­ VERSCHAVE, P. (1935) pág. 465­482, L'organización corporativa , Angers.
­ VITO, F. (1939), economía política corporativa , Milán.
­ VOGELSANG, Karl von (1886), Gesammelte Aufsältze über sozialpolitische und Verwandte Themata , Augsburgo.
­ WEBER, Max (1968), Economía y Sociedad, . 3 vols, Nueva York, Ed. por G. Roth y C. Wittich, (especialmente vol. I,
Pág. 40­56, 292­299, 339­354 y vol. III, pág. 995­1001, 1375­1380, 1395­1399).

646

Página 35

Retomando el debate de ayer para Fortalecer el real

II.­ Que Trabajos discuten teorías corporatistas
­ Bowen, Ralph H. (1947), Teorías alemanes del Estado Corporativo , Nueva York.
­ CAMP, Richard L. (1969), La ideología papal de Reforma Social , de Leiden.
­ Dolleans et al, Edouard (1935), "Syndicalisme et corporaciones", Ed. 
Spéciale de L'Homme carrete, París.
­ Hal Draper, (1961), "Neo­corporativistas y newo formadores", 
Nueva Polines, Fall, pág. 87­106.
­ CODO, Matthew H. (1966), Teoría Corporativo francesa, 1789­1948 , Nueva York.
­ JARLOT, G. (1938), Le régimen corporatif et les catholiques sociaux. Historia de un doctrina , París.
­ Jöhr, Walter Adolf (1937), Die ständische Ordnung; Geschichte, Idee ONU Neubau, Leipzig­Berna.
­ KELLER, P. (1934), Die Korporative Idee in der Schweiz , St. Galler.
­ MAYO­Tash, Peter Cornelius (1971),  Korporativismus und Autoritarismus, Frankfurt.
III.­ Trabajos Que tratan de la Práctica de las Instituciones corporatistas
(Frecuentemente, sin embargo, con Un gran peso ideológico)
­ D'ARCIS, Max (1935), Les réalisations Corporatives en Suisse , Neuchatel.
­ BACCONNIER, Firmin (1936), Le Salut par la corporación, París.
­ BAUDIN, Louis (1942), Le corporatisme: Italia, Portugal, Allemagne, España, Francia, París.
­ BOURGIN, Georges (1935), L'Etat corporatif en Italia, París.
­ VIENE, Simone (1937), L'organización corporativa de la Industria en Espagne, París .
­ Coornaert, Emile (1941), Les corporaciones en France avant 1789, 4 ° Ed, París..
­ Cota, Freppel (1937), Planificación Económica de Corporativo Portugal , Londres.
­ ERMATH, Fritz (1932), . Tehorie v Praxis des­fascistisch korporativen Staates , Heidelberg.
­ Felix­Faure, J. (1938), L'Organización professionnelle aux Pays­Bas , París.
­ FERRO, Antonio (1934), Salazar: Le Portugal et Hijo Chef , París.
­ FIGUEROLA, José (1943), La Colaboración sociales en Hispanoamérica , Buenos Aires.
­ FINO, Herman (1923), el gobierno representativo y un Parlamento de Industria, West­minster, (especialmente pág.
3­34, 210­230).
­ Guérin, Daniel (1945), Fascisme et capital magnífica, 2 ° Ed, París..
­ Haider, Carmen (1930), Capital y el Trabajo bajo el fascismo, Nueva York.
­ HAYWARD, JES (1966), de Interés Privado y Políticas Públicas: La Experiencia de la francesa Económico y Social
Consejo , de Londres.
­ LAUTAUD, Camille y POUDEUX, André (1927),  La représentation professionnelle. Les Conseils économiques en Europa
et­en­France , París.
­ LESCURE, Jean (1940), Etude des sociale comparée regímenes de liberté et des regímenes autoritaires , París.
­ Lousse, Emile (1943), La société d'antiguo régimen, Bruxelles.
­ MALHERBE, Jean (1940), Le corporatisme d'asociación en Suisse , Lausanne.
­ Marchand, Jacques (1937), La Renaissance du merchantilisme à l'époque contemporaine , París.
­ OLIVER­MARTIN, Fra. (1938), L'organización corporativa de la Francia de Antiguo Régimen , París.
­ Pereira dos Santos, F. (1935), Un Etat corporatif: La Constitución sociale et politique portugaise , París.
­ Pre, Roland (1936), rapports L'organización des économiques et sociaux dans les paga un régimen corporatif , París.
­ ROSENSTOCK­FRANCK, L. (1934), L'Economie corporativa fasciste en la doctrina y en fait , París.
­ ROSENSTOCK­FRANCK, L. (1937), L'experimentar Roosevelt et le nulieu social estadounidense , París.
­ SAINT­LEON, Martin (1941), Historia de los corporaciones de Métier depuis leurs origines jusqu'a leur supr esión en 1791 ,
4 ° Ed., Paris.
­ SCHMIDT, Carl T. (1939), El Estado Corporativo en Acción , Londres.
­ WELK, William G. (1938),  fascista Política Económica , Cambridge.

647

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 28/31
12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?

Página 36

Lecturas Sobre el Estado y las Políticas Públicas:

Bibliografía

­ Alperovitz, Gar (1973), Notas hacia una Commonwealth Pluralista,  Warner Publicaciones modulares , Reimpresión N ° 52.
­ ANTON, Thomas (1969), normativas y de cultura política en Suecia,  Escandinava Política Estudios IV , Oslo.
­ CERVEZA, Samuel H. (1969), la política británica en la era colectivista , Nueva York.
­ BENDIX, Reinhard (1962), Max Weber: Un retrato intelectual , Nueva York.
­ BERGER, Suzanne (1969) or ganización corporativa: el caso de una Asociación Rural francés, en PENNOCK, J. y
CHAPMAN, J. (comps.), Asociación de Voluntarios, Nueva York.
­ Coornaert, Emile (1941), Les corporaciones en France avant 1789 , 4 ° Ed, París..
­ CORTEZ PINTO, Joao Manuel (1955), Un Corporação , vol. Yo, de Coimbra.
­ COTLER, Julio (1972), Bases del corporatismo en el Perú,  Sociedad y Política , I, 2.
­ COULANGE, Fustel de (1872), La Cité de la antigüedad , 4 ° Ed, París..
­ Dahrendorf, Ralf (1968),  Sociedad y Democracia en Alemania , Londres.
­ DIAMANT, Alfred (1960), los católicos austriacos y la Primera República. Democracia, Capitalismo y el orden social
1918­1934 , de Princeton.
­ DRAPER, Hal (1961), Neo­corporativistas y neo­reformistas,  Nueva Política, Fall.
­ Elvander, Nils (1973), negociación colectiva y la política de ingresos en los países nórdicos: un análisis comparativo,
Trabajo Preparado Como ponencia en la  Reunión Anual de la APSA , Nueva Orleans, (4­8 de septiembre).
­ Elvander, Nils (1966), Interesse­organisationer i Sverige Dagens, Lund.
­ ENGELMANN, Frederick C. (1962), El regateo para el equilibrio: la renegociación de la Coalición de Austria, 1959,
American Political Science Review LVI, 3.
­ FOURIER, F. Charles (1829), Le Nouveau Monde et industriel sociétaire .
­ FOURIER, F. Charles (1822), Théories de l'Unité Universal .
­ GOODMAN, Paul y GOODMAN, Percival (1947),  La communitas , Chicago.
­ VERDE, Mark y PETKAS, Peter (1972) Estado Industrial de Nixon,  The New Republic .
­ GUITTON, Henry (1945), Le Catholicisme Social , París.
­ HEISLER, Martin (1974), los patrones de la política europea: "La política europea 'Modelo, en HEISLER, MQ  et al. ,
La política en Europa: estructuras y procesos , Nueva York.
­ Huber, Hans (1964), Suiza Democracia, en EHRMANN, HW (comp.),  La democracia en una sociedad cambiante, Nueva York.
­ Huntford, Roland (1972), The New totalitarios , Nueva York.
­ JANOS, Andrew (1970a), Grupo de Política en la sociedad comunista: Una segunda mirada en el modelo pluralista, en
HUNTINGTON, SP y MOORE, CH (comps.), La política autoritaria en la sociedad moderna , Nueva York.
­ JANOS, Andrew (1970b), el partido único Estado y Movilización Social: Europa del Este entre las dos guerras, en
HUNTINGTON, S. y MOORE, CH (comps.), La política autoritaria en la sociedad moderna , Nueva York.
­ Kahl, José (1968), La medición de la Modernidad , Texas.
­ Kariel, Henry (comp.) (1970),  Frontiers of Teoría Democrática , Nueva York.
­ Kariel, Henry (1961), La decadencia de América del pluralismo , de Stanford.
­ KELLER, Kenneth E. (1968 ), gobierno y política en Dinamarca , Boston.
­ Keynes, JM (1952), El fin del laissez­Faeire , Londres. Originalmente publicado en 1926.
­ Kraemer, PE (1966), El estado de la sociedad, Meppel.
­ Lafont, Robert (1967), La Révolution Régionaliste, París.
­ LEGG, Keith (1969), La política en la Grecia moderna , de Stanford.
­ Lembruch, Gerhard (1967), Proporzdemokratie: Sistema Politisches und politische Kultur und in der Schweiz en
Österreich, Tubinga.
­ Lijphart, Arend (1969), consociacional Democracia,  Política Mundial XXI, 2.
­ Lijphart, Arend (1968), La política de alojamiento , Berkeley.

648

Página 37

Retomando el debate de ayer para Fortalecer el real

­ LINZ, Juan (1970a), un régimen autoritario: España, en Allardt, E. y Rokkan, S. (comps.), 
Masa Política, Nueva York.
­ LINZ, Juan (1970b), De Falange al Movimiento­Or ganización: el partido único español un Régimen de Franco,
1936­1968, en HUNTINGTON, SP y MOORE, CH (comps.), Autoritarios Política en la sociedad moderna , Nueva York.
­ LINZ, Juan y Miguel, Armando de (1970) Los Empresarios ante el Poder Público, Madrid.
­ Lorwin, Val R. (1971), segmentada Pluralismo: divisiones ideológicas y de cohesión política en el European Smaller
Democracias, Política Comparada III, 2.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 29/31
12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?
­ Lousse, Emile (1952),  Organização e representação corporativas, Lisboa. Traducción de Do La Société d'Ancien
Régimen , Bruselas, 1943.
­ LOWI, Theodore (1971), La política de Trastorno , Nueva York.
­ LOWI, Theodore (1969), El fin del liberalismo: Ideología, Política y de la crisis de la autoridad pública  , Nueva York.
­ MALHERBE, Jean (1940), Le corporatisme d'asociación en Suisse , Lausanne.
­ Malloy, James (1974), el autoritarismo, corporativismo y Movilización en el Perú, en PIKE, FB y Stritch, T.
(comps.), The New corporatismo , Notre Dame, Notre Dame University Press.
­ MANOÏLESCO, Mihail (1936), Le Siècle du corporatisme, ed. rev., París. La edición de datos original de 1934.
­ MANSILLA, HCF (1971), Faschismus und Gesellschaft eindimensionales , Berlín.
­ McConnell, Grant (1966), de energía privada y la Democracia Americana, Nueva York.
­ McKINNES, John C. (1966), Tipología Constructiva y Teoría Social, Nueva York.
­ Meijer, Hans (1969), La burocracia y la formulación de políticas en Suecia, 
escandinavos Estudios Políticos, 4, Oslo.
­ Menges Constantino (1966), Políticas Públicas y or ganizaciones empresariales en Chile, 
Revista de Asuntos Internacionales XX .
­ NEWTON, Roland (1970), En "Sociedad funcional", "Fragmentación" y "pluralismo" en español American Political
La sociedad, Hispanic American Historical Review , 1.
­ OFICINA INTERNACIONAL DEL TRABAJO (1962), Gestión del trabajador en Yugoslavia , Ginebra.
­ PERROUX, François (1937), Capitalisme et Comunidad de Trabajo , París.
­ Petras, James (1969), La política y las fuerzas sociales en el desarrollo de Chile , Berkeley.
­ PIRES CARDOSO, José (1958), Questes Corporativas , Lisboa.
­ PLATÓN, Leyes , 5­6.
­ Poulantzas, Nicos (1970) Fascisme et dictature, París.
­ Pre, Roland (1936), rapports L'organización des économiques et sociaux dans les paga un régimen corporatif, París.
­ Presthus, Robert (1973), Elite Alojamiento en la política canadiense , Nueva York.
­ ROGOSWSKI, Ronald y Wasserspring, Lois (1971)  ¿Existe desarrollo político? El corporativismo en el Viejo y Nuevo
Las sociedades, Beverly Hills, Sage Pappers profesionales, II.
­ Rokkan, Stein (1966), Noruega. La democracia y el pluralismo numérica corporativa, en Dahl, R. (comp.),  Política
La oposición en las democracias occidentales , New Haven.
­ ROSENSTOCK­Franck, Louis (1934), L'Economie corporativa fasciste en la doctrina y en fait, París.
­ RUINA, Olaf (1972), Participación, corporativización y la politización Tendencias en la Suecia actual, trabajo Presentado
En La 62 ° Reunión Anual de la Sociedad para el Avance del Estudio escandinavo , Nueva York, (5­6 de mayo).
­ Sarti, Roland (1971), el fascismo y el liderazgo industrial en Italia, 1919­1940 , Berkeley.
­ SARTORI, Giovanni (1970), Concepto Misformation en Política Comparada,  American Political Science Review LXIV, 4.
­ (Comp.) SCHMITTER, Philippe (1973a), El Portugalization de Brasil ?, en Stepan, A.,  Brasil autoritario, Nueva
Refugio.
­ SCHMITTER, Philippe (1973b),  corporativista interés representación y formulación de políticas públicas en Portugal , trabajo
Presentado en el Grupo de conferencias sobre el Modern Portugal, Durham, NH, (10­14 de octubre).
­ SCHMITTER, Philippe (1972), Caminos hacia el desarrollo político en América Latina,  Actas de la American
Academia XXX , 4.
­ SCHMITTER, Philippe (1971a),  conflicto de intereses y el cambio político en Brasil , de Stanford.
­ SCHMITTER, Philippe (1971b),  Inventario de Proposiciones analíticas pluralistas , inédito, MS de Chicago.

649

Página 38

Lecturas Sobre el Estado y las Políticas Públicas:

­ SCOTT, Robert E. (1959), Gobierno de México en la Transición , Urbana, Illinois.
­ SCWEITZER, Arthur (1964), un gran negocio en el Tercer Reich , Bloomington, Indiana.
­ Shonfield, Andrew (1965),  El capitalismo moderno.
­ Sidjanski, Dusan (1967), La Représentation des intérêts et politique la décision, en MOULIN, L. (comp.), 
L'Europe
de Demain et ses Responsables , Brujas, Bélgica.
­ SILVERT, Kalman (1970), el poder del hombre, de Nueva York.
­ SILVERT, Kalman (1967a), los costos de anti­nacionalismo: Ar gentina, en SIL VERT, K., (comp.) Expectantes Pueblos , Nueva
York.
­ SILVERT, Kalman (1967b), La política del cambio económico y social en América Latina,  El Sociological Review ,
Monografía XI.
­ Silvert, Kalman (1964), los valores nacionales, el desarrollo y líderes y seguidores, 
Internacional de Ciencias Sociales
Diario XV .
­ Smelser, Neil (1963), Teoría del comportamiento colectivo , Nueva York.
­ THALHEIMER, agosto (1967), Über den Faschismus, en BAUER, O.  et al ,. Faschismus und Kapitalismus , de Frankfurt.
­ Van den Brande, A. (1973), las asociaciones voluntarias en el sistema político belga 1954­1968, 
Res Publica , 2.
­ VANEK, Jaroslav (1971), La Economía Participativa , Ithaca.
­ WHEELER, Christopher (1972),  La decadencia de respeto al Congreso: la tensión entre la Participación y efectividad en
La vida organizada Grupo en Suecia , inédito MS, Beloit College.
­ Wiarda, Howard (1973), Hacia un marco para el estudio del cambio político en el lberic­América tradición, 
Mundial
Política XXV, 2.
­ Windmuller , John P. (1969), las relaciones laborales en los Países Bajos , de Ithaca.
­ Witney, Fred (1964), Política Laboral y Prácticas en España , Nueva York.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 30/31
12/11/2016 ¿Sigue El Siglo del corporatismo?

650

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 31/31