Está en la página 1de 6

La máscara de cristal

Cuenta la leyenda que un escultor habilidoso de nombre Ambiastro, puesto


que en vez de manos tenía astros, huyó de su pueblo con la llegada del
hombre blanco y se internó en una caverna en las montañas, desde la cual
esculpiría sus maravillosas obras en roca.

Un día, Ambiastro, hastiado de esculpir en roca y reluctante a esculpir en


madera (por su poca durabilidad) sale en busca de nuevos materiales. Al
acercarse a un arroyo es cegado por el brillo del cristal de roca y decide
tallarlo.
Ambiastro pasó días y noches en vela esculpiendo el cristal, su cara era
cortada por el cuarzo y barría el suelo solo para espantar la penumbra.
Finalmente, terminó de esculpir la máscara de la diosa Nana Lluvia y volvió
a su cueva.
Al volver, las figuras que ya había esculpido le golpearon con el objetivo de
matarle. De esta manera, Ambiastro se puso la máscara de Nana Lluvia
para escapar, pero cuando logró salir de la cueva, ya era tarde, ya estaba
muerto.

La campana difunta
Cuenta la leyenda que tres
fundidores asturianos llegaron a
Guatemala a finales del siglo XVII.
Estos fundidores se encargaban de
fabricar campanas para iglesias y de
esta forma iban recorriendo América
y se marchaban de regreso a
España.
Llegados al convento de las monjas clarisas, los asturianos iniciaron el
proceso de fundición para la campana de su iglesia, de esta forma
recolectaron oro de todas las monjas.
Cada monja entregaría su joya más preciada a los fundidores y vería como
ardería esta joya. Sor Clarineta de Indias era una monja de ojos amarillos
como el oro, que no tenía ningún tipo de joya para entregar a la fundición.
Por sugerencia de una compañera y con la fijación de hacer un mayor
sacrificio que las demás, Sor Clarineta decide en sueños sacarse los ojos y
echarlos a la fundición. De esta manera, la campana sería la de Santa Clara
de Indias y haría honor a su sacrificio.
Después de su sacrificio, Sor Clarineta pide ser absuelta por su soberbio
sacrificio, petición que le es negada. Se dice que, al sonar la campana por
primera vez, ésta pedía a gritos ser absuelta, como lo hizo Sor Clarineta
después de entregar sus ojos.

Los matachines
La leyenda de los matachines cuenta que
un parte de habitantes de Machitán,
llamados Tamachín y Chitanam, conocidos
como los matachines, prometieron que si la
matachina (su amada) estaba muerta, ellos
mismos de batirían en duelo hasta la
muerte.
Llegados al pueblo, fueron a una casa de
citas, donde una vieja llamada la Pita-
Alegre les contó que la matachina estaba muerta, pero que en las noches
cobraba vida, pues soñaba que estaba viva.
La Pita-Alegre seguía perfumando y bañando el cuerpo de la matachina
para que los clientes degenerados y borrachos la usaran. Ante este
escenario, los matachines le cortaron las manos a la Pita–Alegre.
Resueltos los matachines, decidieron batirse en duelo hasta la muerte, pero
antes de esto, se encontraron con el mono Telele y el Gran Rasquinagua,
protector del bosque que soñaba con los ojos abiertos.
De esta forma, Rasquinagua les promete que pueden morir y volver a la
vida, y les da unos talismanes para resucitar.
Los matachines acceden a este pacto y se baten en duelo hasta la muerte,
destrozando sus cuerpos con los machetes. Al volver a la vida, vuelven
como montaña y árbol, reconociéndose con el paso del tiempo, decididos al
volver a Machitán (Asturias, 1930).

El Origen del quetzal de barriga roja


El quetzal es el ave nacional de Guatemala y una de las
aves más imponentes de América. Cuenta la leyenda
guatemalteca que el quetzal voló sobre el conquistador
español Don Pedro de Alvarado cuando éste estaba
luchado contra el líder maya Tecun Uman, con el objetivo
de protegerlo.
Sin embargo, Tecum Uman fue matado y el imperio
maya fue derrotado a manos de los españoles. Se dice
que la barriga del quetzal es roja porque está machanda
con la sangre de Tecun Uman.
También se dice que la canción del quetzal es muy
hermosa, pero que éste no la cantará hasta que el pueblo de Guatemala
sea completamente libre.

Mito la Madre de Agua


Es una verdadera diosa de las aguas, aunque sus pies
sean volteados hacia atrás no deja de ser bella, la Madre
de agua deja rastros a la dirección contraria a la que se
dirige.

Esta mujer solo persigue a niños, a quienes se le dirige


con ternura, los enamora, los atrae con dulzura y amor
maternal, situación que preocupa a los padres de familia.
Los niños atraídos por la Madre de agua se enferman,
sueñan con la hermosa rubia que los adora y la llaman con
frecuencia. Cuando los niños están cerca del río, que
escuchan su voz la siguen tirándose al agua con peligro.

Los campesinos creen que la Madre de agua surgió de una bella joven española
que se enamoró de un joven indígena, con quien tuvo un niño. Cuando el padre de
la joven se enteró de lo sucedido, ahogó al niño frente a sus padres, luego mató al
amante indígena. La madre desesperada se lanzó al río, convirtiéndose en una
apasionada por los niños y vengativa de la humanidad.

Mito el Cóndor
En un pueblo un hombre vivía con su hija, ella tenía como tarea cuidar a las
ovejas. Todos los días iba un joven a
visitarla mientras ella cuidaba las ovejas,
hasta que un día se hicieron buenos
amigos.

Un día soleado empezaron a jugar a que él


la cargaba y ella a él, cuando de pronto
ella se dio cuenta que estaba volando.
Desde ese día el joven se convirtió en su
cóndor, él la cuidaba, la alimentaba.
Pasaron muchos años los dos crecieron
tuvieron hijos, pero ella no dejaba de
pensar en su padre y todas las noches
lloraba ya que había abandonado a su
padre y lo había dejado solo con los animales.

Un día ella se encontraba regando las flores y encontró a una mariposa la cual le
pidió ayuda para volver a ver a su padre, la mariposa le dijo al cóndor que su
esposa y sus hijos habían desaparecido, mientras la mariposa hablaba con el
esposo ella escapaba con sus hijos y regresaba con su padre.

Desde que ella regresó con su padre, el cóndor jamás volvió, ella todos los días
volaba para ver si veía al cóndor pero nunca más lo volvió a ver.

Mito el Niño Lluvia


En el bosque vivía un niño con un hombre,
ahí también se encontraban varios niños,
pero es éste niño de cabellos largos tenía
una particularidad, el niño no era un
humano, si no lo lluvia convertida en un
niño, entonces el hombre como no sabia
nada se quedó con el niño, cuando quiso
agua para la tinaja el niño escurrió su
cabello largo y se la dio para que pudiera
tomarla.

Pasó el tiempo y unos niños quisieron jugar con él, entonces comenzaron a jugar,
el hombre no avisó que tuvieran mucho cuidado con él, que no le fueran a hacer
nada malo.

Los niños comenzaron a pegarle patadas por todo su cuerpo, luego ocurrió algo
terrible, el niño lluvia comenzó a lanzar relámpagos desde debajo de su brazo,
cuando terminaron los relámpagos empezó a llover mucho y los niños que le
hicieron daño desaparecieron y más nuca se volvió a saber del niño lluvia.

Mito la Misteriosa Luna Llena


Una noche de luna llena una pareja encuentra a un perro estaba todo lastimado y
decidieron llevárselo a su casa para curarlo, el hombre se quitó el cinturón y se lo
colocó al perro en el cuello, la mujer comienza a limpiar las heridas que tiene el
perro, al agacharse el perro ve una cruz que tiene la mujer en su cuello y de
inmediato el perro comienza a morderla y corre por toda la casa. El perro se lanza
por una ventana sin saber que están en el piso 13 de un edificio, la pareja queda
sorprendida y evita asomarse a la ventana ya que sabían que el perro moriría.

El día siguiente se presenta un agente de la policía en su casa, el agente le


pregunta si escuchó un ruido extraño la noche anterior, ellos dijeron que no, el
policía dice: “encontramos un enano corriendo por la calle desnudo y con un
cinturón en el cuello”. A partir de ahí nadie sabe que sucedió con el perro y con el
enano.

Nacimiento de Jesús

En fechas navideñas en todo el mundo, grandes y chicos se preparan para recibir al Niño Jesús.
Este suceso, se convirtió en una tradición muy bien recibida,
bonita y festiva que empieza siempre en el mes de diciembre de
cada año, sin embargo, algunos de ustedes se han preguntado,
¿cual es el verdadero origen del nacimiento?. Sigamos leyendo.
Aunque ya conocemos la versión más exacta sobre el origen del
nacimiento del niño Jesús, San Francisco de Asís fue quien inició
esta tradición en la cual, quiso representar el Nacimiento de
Jesucristo y lo hizo con personas reales. Con el pasar del
tiempo, se extendió por muchos lugares tanto en plazas y
templos. Hoy en día los personajes del Nacimiento son
representados por figuras de barro, papel o cerámica. El Nacimiento recuerda a quienes lo viven, el
humilde nacimiento del Niño Jesús y en su sencillez, brinda paz a sus creyentes. En todo
nacimiento debe de estar la Virgen María y San José, padres de Jesús y él, es colocado en su
pesebre a las 00 horas del 25 de Diciembre. Otros personajes que acompañan en el nacimiento son
los pastores, ángeles, animales como el Asno o Buey, las Ovejas que indican el lugar donde nació el
día de Dios, y también la presencia de los Reyes Magos
El Mito de Ícaro y Dédalo Ícaro

(conocido como el inventor del trabajo en


madera) fue hijo de Dédalo (gran genio que
diseño el Laberinto para el Minotauro del Rey
Minos, y quien reveló el secreto de cómo
encontrar la salida a Ariadna y ella a Teseo) Se
dice que cuando Dédalo terminó el Laberinto,
para prevenir el secreto del Minotauro y de la
única salida del Laberinto, el Rey Minos encerró
a Dédalo y a su hijo Ícaro para no revelen dicho
secretos, sin embargo, Dédalo pudo salir del
Laberinto ya que conocía de pies a cabeza su
propia obra. Una vez fuera, para escapar
totalmente del poder del Rey Minos, Dédalo fabricó unas alas hechas con cera y plumas para él y
su Hijo. Cuando todo estaba listo, antes de emprender vuelo advirtió a su hijo imprudente hijo
tener cuidado con el sol, ya que si volaba muy cerca de él, derretiría la cera. Cuando estaban muy
lejos de Creta, Ícaro estaba tan maravillado por la sensación de volar que no evitó el ir aun más
alto y hacia el Sol. Dédalo no pudo detenerlo y tras unos minutos, en el radiante Sol hizo lo suyo
derritiendo la cerra lo suficiente para deshacer las alas de Ícaro. Él se precipitó al Mar pidiendo
ayuda a su Padre sin embargo, murió en instantes. Dédalo abatido, sólo le quedó por recoger a su
Hijo, luego lo enterró en una pequeña isla que mas tarde recibió el nombre de "Icaria". Después de
la muerte de su hijo Ícaro, Dédalo llegó a la isla de Sicilia, donde vivió hasta su muerte en la corte
del Rey Cócalo.

Intereses relacionados