Está en la página 1de 4

UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

FACULTAD DE ENFERMERÍA

TÍTULO:
ESCUELA CIENTIFICA
CURSO:
ADMINISTRACION EN ENFERMERIA
COORDINADORA:
Dra. MORILLAS BULNES, AMELIA MARINA

INTEGRANTES:

 JULIAN HARO SOFIA


 HERRERA LAMA GIANELLA
 LAVADO LUJAN PAOLA
 LAYZA BOCANEGRA NATALY
 LEDESMA FERNANDEZ INDIRA
 LUNA VICTORIA JAHAIRA
 MENDOCILLA VELASQUEZ MEYLIN
 MIMBELA GARCIA CARLA
 RODRIGUEZ BACILIO GIOVANNA

TRUJILLO – PERU
2018
ÍNDICE

INTRODUCCIÓN
Etimológicamente, la palabra epidemiología proviene de los términos griegos epi (encima),
demos (pueblo) y logos (estudio), o sea que significa el “estudio de lo que está sobre las
poblaciones”
Este ensayo trata de identificar algunos de los aportes de la epidemiología en la práctica de
enfermería, evaluar la relación entre ambas y promover la reflexión académica frente a esta
última como un campo que integra diferentes disciplinas, entre ellas la epidemiologia general
o de salud pública y la epidemiología clínica. Se hace un recorrido desde la perspectiva
histórica, analizando los enfoques y objetos de estudio de la epidemiología y su relación con la
práctica de enfermería. La epidemiología ha pasado por diferentes momentos, desde el
tradicional, subordinado al saber clínico y dedicado a estudiar las causas de las enfermedades,
hasta uno crítico, contemporáneo, que busca relacionar lo clínico, lo social, lo cultural y lo
político del proceso salud-enfermedad, en el contexto histórico, y que se estructura sobre el
trípode formado por la clínica, la estadística y la medicina social; este es el enfoque de la
epidemiología que ha hecho los aportes más significativos a la salud colectiva.
Para la Real Academia Española la palabra epidemiología es el ‘tratado de las epidemias’ es

decir, de las ‘enfermedades que se propagan durante algún tiempo por un país, acometiendo

simultáneamente a gran número de personas.

La epidemiologia se define como la aplicación del método científico experimental al estudio

de la enfermedad, y a todo tipo de fenómenos relacionados con la salud, entre los que se

encuentran causas de muerte como los accidentes o suicidios, hábitos de vida como el consumo

de tabaco o la dieta y el uso de servicios de salud o la calidad de vida relacionada con la salud,

entre otros. Los determinantes de estos fenómenos son todos los factores físicos, biológicos,

sociales, culturales y de comportamiento que influyen sobre la salud. Por último, la epidemiología

es una disciplina básica de la salud pública y de la medicina clínica, porque sus conocimientos pueden

y deben ser aplicados al control de problemas de salud en ambos campos. Estas aplicaciones de la

epidemiología permiten su clasificación en dos ramas. La epidemiología general o de salud pública y

la epidemiología clínica. La epidemiología de salud pública estudia la primera parte de esta cadena de

sucesos, es decir, la frecuencia y distribución de la enfermedad y sus determinantes, factores de riesgo

o protección. Para ello se fija en sujetos sanos, generalmente viviendo en la comunidad, a los que

sigue para observar como enferman. La epidemiología clínica estudia la frecuencia y distribución de

las consecuencias de la enfermedad y sus determinantes, los factores pronósticos. Para ello, suele

fijarse en sujetos enfermos en los que miden posibles factores pronósticos y los sigue para observar

la evolución de la enfermedad.

La epidemiología ha demostrado que muchas enfermedades son prevenibles o controlables.

Asimismo, ha identificado los determinantes de los problemas de salud y ha comprobado que la

intervención es posible y además eficaz. Por todo ello, es considerada una ciencia básica de la

medicina preventiva y la salud pública.


Una de las actividades importantes de la enfermería es el estudio de aquellas enfermedades que

atacan a poblaciones enteras conocidas como epidemia.

Son los enfermeros quienes aplican estudios científicos para controlar problemas sanitarios de

las poblaciones afectadas. Un objetivo importante de la epidemiologia es identificar subgrupos

de la población con un riesgo elevado de enfermedad.