Está en la página 1de 5

¿Qué es un temblor?

Es una sacudida o
movimientos bruscos
del terremoto
generalmente
producidos por
disturbios tectónicos
o volcánicos.

En America se utiliza
la palabra “Temblor” para indicar movimientos
sísmicos menores y terremoto para los de mayor
intensidad.

Los terremotos tectónicos se suelen producir en zonas


donde la concentración de fuerzas generadas por los
límites de las placas tectónicas dan lugar a movimientos de
reajuste en el interior y en la superficie de la Tierra.

Clases de temblores

Tectónicos: originados por ajustes en la


litosfera. El hipocentro suele encontrarse
localizado a 10 ó 25 kilómetros de profundidad,
aunque algunos casos se llegan a detectar
profundidades de hasta 70 kilómetros.

ARESI C. VILLALBA GALLARDO


Volcánicos: directamente relacionados con las
erupciones volcánicas. Son de poca intensidad y
dejan de percibirse a cierta distancia del volcán.

Batisismos: su origen no está del todo claro,


caracterizándose porque el hipocentro se
encuentra localizado a enormes profundidades
(300 a 700 kilómetros), fuera ya
de los límites de la
litosfera.

Terremoto en
1957
En la madrugada del
domingo 28 de julio de
1957 ocurrió un fuerte sismo
en la Ciudad de México. Su
epicentro se ubicó cerca del
puerto de Acapulco, en la
costa del estado de Guerrero
y registró una magnitud de
7.7. La zona centro de la
República Mexicana fue la más
afectada, en especial la Ciudad
de México, dejando un saldo de
700 muertos y 2500 heridos .
Este sismo es conocido como el
Terremoto del Ángel, pues causó la caída de
dicho monumento.

ARESI C. VILLALBA GALLARDO


“Varias crónicas publicadas en los periódicos
retrataron la confusión que se generó entre los
habitantes del entonces Distrito Federal, como
un apagón que duró varias horas. La gente salió
de sus viviendas en una cantidad importante
sólo para descubrir que la ciudad estaba sumida
en las tinieblas.”
http://noticieros.televisa.com/especiales/el-
terremoto-que-tiro-angel-independencia-1957/

19 de septiembre de 1985, fue el más mortífero


y destructivo que se ha registrado en la
historia de la ciudad de México[2]. El epicentro
se localizó en las costas de Michoacán y
Guerrero, rotura del contacto entre las placas
de Cocos y de Norteamérica, en una extensión
de 50 km x 170 km y unos 18 km de
profundidad. Su magnitud fue 8.1, según
informó el Instituto de Geofísica de la UNAM,
con una duración de casi cuatro minutos, de
los cuales, un minuto y treinta segundos
corresponden a la etapa de mayor movimiento.

ARESI C. VILLALBA GALLARDO


La intensidad en la superficie directamente
sobre la zona de ruptura, alcanzó IX en la
escala Mercalli Modificada (Daño considerable
en estructuras de diseño especial; estructuras
con armaduras bien diseñadas pierden la
vertical; daño grande en edificios sólidos con
colapso parcial. Los edificios se desplazan de
los cimientos. Grietas visibles en el suelo.
Tuberías subterráneas rotas). A pesar de la
gran distancia focal (370 Km) que atenúa
fuertemente las ondas en roca, los efectos de
sitio en la ciudad las amplificaron
dramáticamente, principalmente en ciertos
rangos estrechos de frecuencia de vibración.
Debido a la estratigrafía profunda del Valle de
México, las ondas que llegaron aquí a la
superficie superior rocosa tenían en
comparación con temblores en otros sitios, un
contenido excepcionalmente alto de energía en
un intervalo de frecuencias que abarca
justamente aquellas que más amplifican las
arcillas del valle.

A su vez, las construcciones que, al


experimentar grandes oscilaciones, vibraban
naturalmente en este intervalo de frecuencias
(en general edificios de 7 a 15 pisos) sufrieron
los máximos daños.

ARESI C. VILLALBA GALLARDO


Esa mañana, un trágico despertar dejó a su
paso: muertos, heridos, desaparecidos,
damnificados, edificios públicos, privados y
casas habitacionales destruidas; inmuebles en
peligro de caer; interrupción en el servicio de
agua, energía y teléfonos; fugas de agua y gas;
múltiples rupturas en el asfalto y la
paralización total en el servicio de transporte
colectivo.
http://www.cires.org.mx/1985_es.php

ARESI C. VILLALBA GALLARDO