Está en la página 1de 6

COLEGIO DE ESTUDIOS CIENTIFICOS Y TECNOLOGICOS DEL ESTADO DE

GUANAJUATO

PLANTEL SALVATIERRA

NOMBRE DE LA MATERIA:

MANTIENE EQUIPOS DE REFRIGERANTE

INVESTIGACION

NOMBRE DEL DOCENTE:

Raúl Andrade Pizano

NOMBRE DEL ALUMNO:

Alfredo José Díaz

GRADO Y GRUPO:

6º “A”

LUGAR Y FECHA:

Sabino Gto CECYTE Salvatierra: 14/02/2018


El frigorífico tiene un compresor eléctrico, accionado por un motor eléctrico
(moto-compresor) que aspira del evaporador el refrigerante en estado
gaseoso, lo comprime y esto hace que aumente de presión, para
posteriormente enviarlo al condensador.

El compresor tiene la misión de aumentar la presión del gas que procede


del evaporador, para que luego sea más fácil pasarlo a líquido de nuevo y
además, hacer circular el gas-liquido por el circuito frigorífico. Las neveras
llamadas "combi" tienen 2 compresores, como luego veremos.

Ya tenemos el gas procedente del compresor en el condensador, que es un


tubo muy largo en forma de serpentín y que se encuentra en el exterior del
frigorífico.

Cuando le llega el gas comprimido del compresor, al pasar por el, va cediendo
su calor al exterior por medio de las aletas de refrigeración enfriando el gas,
que esta a mucha presión y por lo tanto se licua más fácil. Se convierte en
líquido. el líquido dl refrigerante sale del condensador en estado líquido y con
presión.

Ahora tenemos que volver a disminuir la presión antes de llegar de nuevo al


evaporador para que absorba el calor de los alimentos y se vuelva a
evaporar. Para eso....

Continúa el refrigerante su marcha a través del órgano de estrangulación,


también llamado válvula de expansión, con objeto de disminuir la presión
y temperatura con la que todavía llega del condensador. Para ello, se emplea
un tubo capilar largo y delgado, arrollado en forma de bobina.

Además la válvula de expansión también tiene la misión de suministrar al


evaporador la cantidad correcta de refrigerante en cada momento.
Antes de llegar de nuevo el líquido al evaporador se le hace pasar por un
filtro-secador, cuya misión es secar y limpiar el líquido.

Finalmente, el líquido refrigerante llega al evaporador de nuevo, con poca


presión y temperatura, donde se evapora absorbiendo el calor del medio a
enfriar, en este caso de los alimentos, y se repite el ciclo.

Como ves es un ciclo cerrado y el ciclo se mantiene, mientras esté


funcionando el compresor eléctrico, que será conectado automáticamente en
función de la temperatura, por medio de un termostato.

Cuando el interior del frigorífico tenemos la temperatura seleccionada, el


termostato envía una señal al compresor para que deje de funcionar y se pare
el recorrido del líquido refrigerante. No volverá a funcionar hasta que no
aumente de la temperatura seleccionada. Esto ocurrirá cuando se abra la
puerta y metamos más alimentos.

Es por esto último por lo que los frigoríficos deben tener la puerta cerrada
siempre que se pueda, por que realmente abrir y cerrar la puerta es lo que
hace que consuma más, ya que entra calor del exterior, el compresor
necesitará activarse para que comience el ciclo de enfriamiento. Lógicamente
cuantos más alimentos metamos mas calor tendrá que disipar y más
consumirá, pero esto no podemos cambiarlo, ya que los alimentos que
queramos enfriar son los que son. Pero ¡OJO! abrir y cerrar la puerta rápido si
lo podemos hacer.
Los frigoríficos están conectados las 24 horas, pero cuando más consumen es
cuando está en funcionamiento el compresor. Si no funciona el compresor no
consumen casi nada de energía.

Un aspecto importante a la hora de comprar un frigorífico es su eficiencia


energética. Lo mejor que sea del tipo A para que consuma menos. Si quieres
saber más sobre esto te recomendamos este enlace: Eficiencia Energética.

Los frigoríficos poseen varios compartimentos destinados a la conservación de


alimentos, con una temperatura superior a los 0ºC. Además de un congelador,
destinado a congelar los alimentos por debajo de 0ºC.

En cada compartimento se coloca un evaporador, plancha sobre las paredes


del frigorífico, pero todos están conectados por tubos, formando un solo
evaporador.
Como líquido refrigerante se usaba el Freón R22, pero este líquido forma
parte de los llamados CFC que destruyen la capa de ozono y desde 1987 se
firma el Protocolo de Montreal para restringir el uso de esos compuestos. En su
lugar en la actualidad se utiliza el R134 como fluido frigorífico y otros, aunque
no sean tan eficaces como los CFC.