Está en la página 1de 5

GEOGRAFIA DEL CONSUMO

Se puede iniciar hablando de que el consumo es algo inherente al ser humano y


por lo cual se relaciona directamente con la geografía; la geografía del consumo se
puede considerar como un campo de la disciplina que está en proceso de
expansión, ya que su fase de indagación es muy dinámico, puesto que analiza
también la dinámica actual de las áreas urbanas; se puede destacar que los aportes
de la geografía a este área de estudio han sido pocos; se han visto más aportes por
parte de antropólogos, sociólogos y economistas que han abordado teórica y
metodológicamente el estudio del consumo.

Como decía anteriormente son muy pocos los aportes de los geógrafos en este
campo, pero se puede destacar el trabajo de Pierre George en 1963; también
trabajos significativos de Milton Santos, , Harvey o Soja donde hay reflexiones de
gran interés sobre el consumo y su significado en las actuales dinámicas
territoriales.

“En el momento actual, puntos de vista de varias ramas de la Geografía convergen


para dar lugar a un nuevo análisis del consumo. Por un lado la Geografía económica
detecta los cambios y el incremento de las actividades comerciales a diversas
escalas. Por otro, la Geografía urbana, en la que en caso español podemos recordar
el modélico trabajo de Manuel de Terán de 1961, incrementa su preocupación por
el proceso de tercerización como motor de cambio de las estructuras urbanas y
comienza a considerar el consumo como una variable explicativa fundamental del
mismo. Finalmente la Geografía social presta cada vez mayor atención a los
comportamientos de los consumidores y a las transformaciones en las estructuras
demográficas, sociales y culturales que más inciden en el mismo. (., 2000)

Se debe destacar que el consumo conserva además una dependencia económica


con la sociedad y con la urbe.

El consumo urbano en un contexto capitalista y en una comunidad de consumidores,


articula necesaria y analíticamente la cultura con la economía por medio de la
temática de interés que plantea que los geógrafos contemporáneos acorde con los
estudios del consumo, consiguen exponer cómo y porqué la economía y la cultura,
lo simbólico y lo material tropiezan, y componen sentidos y expresiones del lugar a
diferentes escalas, relacionando íntimamente el espacio y la sociedad. Crewe
(2000: 275) también sostiene que los espacios y prácticas de consumo se
encuentran en el mismo corazón de una geografía económica reconstruida, y dicha
relación brinda herramientas de análisis importantes (Kramsh 1999: 55).

La geografía del consumo se puede entender a través de la “espacialidad”,


“socialidad” y “subjetividad” del sujeto consumidor. Estas dimensiones que enuncian
la ontología del concepto de los espacios de consumo, exponen la índole contextual
de esto. La espacialidad del consumo está dada inicialmente por un espacio fruto
de los hábitos de consumo que marcan y distinguen socialmente, es el lugar
apropiado por las posibilidades históricas de acción sobre la mercantilización y el
uso del espacio de consumo.

Para concluir se tiene que los sujetos se convierten entonces en consumidores


(Mansvelt 2005; García Canclini 1995) de lugares y espacios, y aprendemos a
consumir al estilo occidental de gasto, deuda y basura (Mansvel 2005).
Consumidores además urbanos, donde las ciudades consumen los consumidores,
que las consumen. Consumidores que “territorializan y marcan límites”, pero los
lugares influyen en las prácticas discursivas y la producción material de los lugares
(Mansvelt 2008: 109).

Y se debe tener en cuenta que factores naturales, demográficos y económicos se


verán afectados directamente por el consumo, ya que de esto dependerá el nivel de
vida, la satisfacción de las necesidades básica de una comunidad.

Bibliografía

Crewe, Louise. (2000). Geographies of retailing and consumption. Progress in


Human Geography 24 (2): 275–290.

Kramsch, Olivier. (1999). El horizonte de la nueva geografía cultural. Documents


d’Anàlisi Geogràfica, 34, 53-68.
Mansvelt, Juliana (2005). Geographies of Consumption. London, SAGE Publications
Ltd

Mansvelt, Juliana. (2008). Geographies of consumption: citizenship, space and


practice. Progress in Human Geography, 32 (1): 105–117

(2000). Consumo . Estudios Geográficos, 5-6.


GEOGRAFIA DEL CONSUMO

José Alexander Paruma

Geografía Económica

Valentina López Giraldo

211421109

UNIVERSIDAD DE CALDAS

18 de abril de 2018