Está en la página 1de 4

SEGREGACION MINERAL.

Proceso que tiende a producir una concentración local de un mineral o grupo de


minerales en una roca de mineralogía opuesta. Algunos ejemplos son: a) en
rocas sedimentarias, pequeños lentejones y alineaciones de minerales pesados,
como la magnetita, en una arenisca; nódulos calcáreos; b) en rocas ígneas, un
mineral formado prematuramente, p. ej. magnetita u olivino, concentrado en una
parte de la masa rocosa; c) en rocas metamórficas, la difusión de iones que
resulta del desarrollo de la concentración de un mineral o minerales en un
limitado número de sitios; p. ej., ciertos tipos de neis desarrollan gabarros y
lentejones de material cuarzo–feldespático en la estructura bandeado normal.
Lea más en.

ANÁLISIS DE SEGREGACIÓN DE MINERAL

Se quiere hacer un análisis de segregación para una ley de mineral. El análisis


consiste en ubicar los puntos que cumplan con un valor mayor que una
concentración especificada y que los puntos vecinos también cumplan con la
condición.

En el gráfico siguiente el punto azul cumple con la condición de tener una ley
mayor que la especificada. Los puntos verdes también la cumplen, pero aparte
son vecinos del punto azul. Si algún punto en la vecindad no cumpliera con la
condición, ninguno de los puntos tendría un cambio de atributo.
PROCESOS MINERALIZADORES

Los depósitos minerales metálicos constituyen concentraciones anómalas de un


elemento (u elementos) en la corteza terrestre. Ahora bien, para que un
determinado elemento llegue a constituir un yacimiento explotable
económicamente el metal debe estar concentrado muy por encima de su
abundancia media en la corteza terrestre, el grado de enriquecimiento varía para
cada elemento dependiendo del valor de cada metal.

1 Procesos Magmáticos: Las masas silicatadas fundidas (magmas) que, una vez
cristalizadas, llegan a constituir cuerpos intrusivos y/o rocas volcánicas pueden,
en ciertas condiciones, concentrar algunos minerales de interés económico por
procesos como:
1.1. Cristalización magmática: Los procesos normales de cristalización de
magmas producen rocas volcánicas e intrusivas, algunas de las cuales pueden
ser explotadas directamente, como por ejemplo como rocas ornamentales o
como áridos para la construcción. Otras pueden contener minerales de
importancia económica, Ej. Diamantes como fenocristales en kimberlitas,
feldespato o cuarzo en pegmatitas.
1.2. Segregación magmática: los términos segregación magmática o depósito
ortomagmático se utilizan para depósitos que han cristalizado directamente
desde un magma. Los que se forman por cristalización fraccionada se
encuentran comúnmente en rocas ígneas plutónicas. Aquellos producidos por
segregación de líquidos inmiscibles pueden encontrarse tanto asociados a rocas
plutónicas como volcánicas. Los procesos de segregación magmática pueden
llegar a formar capas dentro o debajo de la masa de roca ígnea (Ej. Capas de
cromita, sulfuros de Cu-Ni).
a) Cristalización fraccionada: Esta incluye cualquier proceso por el cual
cristales formados tempranamente no pueden quedar dispersos en el
magma en el que crecieron. Durante el período de cristalización
monomineral los cristales pueden hundirse en la cámara magmática para
formar una capa de un solo mineral. Estos precipitados se denominan
acumulados y ellos comúnmente alternan con capas de otros minerales
formando capas o bandeamiento rítmico en rocas ígneas. Las cromitas
(FeCr2O4) y las ilmenitas (FeTiO3) pueden acumularse de esta forma.
Las cromitas en rocas ultrabásicas y las ilmenitas en anortositas y gabros
anortosíticos (rocas máficas). La asociación de estos acumulados
minerales exclusivamente con rocas ígneas son la evidencia de su origen
magmático directo.
b)
Líquidos inmiscibles: De la misma manera que el agua y el aceite no se
mezclan, sino que forman glóbulos inmiscibles de uno dentro del otro, una
mezcla de magma (mezcla silicatada fundida) con contenido de sulfuros
metálicos formará dos líquidos que tenderán a segregarse. Se separan
gotas de sulfuros y coalescen para formar glóbulos, los cuales al ser más
densos que el magma se hunden para acumularse en la base de una
intrusión o flujo de lava. El principal constituyente de esas gotas es el
sulfuro de hierro (pirita Fe2S), el cual se asocia a rocas básicas o
ultrabásicas debido a que el azufre y hierro son más abundantes en estas
que en rocas ácidas o intermedias. Los elementos calcófilos (con afinidad
con el azufre; Ej. Cu) también son incorporados o se particionan en los
glóbulos de sulfuros y a veces metales del grupo del platino. Los magmas
básicos o ultrabásicos se forman por fusión parcial en el manto y ellos
pueden adquirir su contenido de azufre tanto del manto, como
subsecuentemente por asimilación de rocas de la corteza. Para que se
produzca la segregación de sulfuros el magma debe estar saturado en
sulfuros. Si se llegan a formar glóbulos de sulfuros inmiscibles gran parte
del Cu y Ni serán removidos del magma (particionados dentro de la fase
sulfurada). La acumulación de Fe-Ni-Cu en gotas debajo de la fracción
silicatada puede producir cuerpos de sulfuros macizos, los cuales estarán
sobreyacidos por una zona de enrejado de sulfuros, a veces denominada
mena diseminada o en red. Esta zona a su vez grada hacia arriba a una
zona débilmente mineralizada que grada a una peridotita, gabro o
komatiita, dependiendo de la composición de la fracción silicatada
asociada.
.Procesos Hidrotermales. La formación de muchos depósitos minerales
metálicos involucra la participación de soluciones acuosas calientes; por Ej.
vetas, stockworks de varios tipos, depósitos exhalativos volcanogénicos,
pórfidos cupríferos, etc. La mayor parte de los depósitos metálicos de la
Cordillera de Los Andes son de origen hidrotermal, por lo que estos procesos
son muy relevantes para comprender la formación de los yacimientos chilenos
en particular. Los fluidos participantes en estos procesos se denominan
soluciones hidrotermales y existen distintas evidencias que indican su
importancia como mineralizadores, particularmente las que provienen de
inclusiones fluidas dentro de minerales precipitados a partir de soluciones
hidrotermales y alteración hidrotermal de las rocas encajadoras (las que serán
discutidas más adelante). La homogenización de inclusiones fluidas en
minerales de depósitos hidrotermales ha mostrado que el rango de depositación
de minerales de mena y ganga para todo tipo de depósitos hidrotermales es de
aproximadamente 50° a Procesos Mineralizadores 5 650°C. Los análisis de los
fluidos muestran que el agua es la fase más común y el contenido salino es
frecuentemente más alto que en el agua de mar. Las soluciones hidrotermales
tienen evidentemente la capacidad de transportar una amplia variedad de
materiales y depositarlos en minerales tan diversos como el oro o la sericita
(hidromuscovita), lo que muestra que la fisico-química de tales soluciones es
compleja y difícil de duplicar en laboratorios. El conocimiento de las propiedades
y comportamiento de las soluciones hidrotermales todavía no está totalmente
aclarado, existiendo muchas ideas sobre el orígen de tales soluciones y los
materiales que ellas transportan. Los problemas principales son la fuente y
naturaleza de las soluciones acuosas, la fuente de los metales y el azufre
transportados por ellas, la fuerza que mueve las soluciones a través de la
corteza, la forma de transporte de los componentes en solución y los
mecanismos de depositación.