Está en la página 1de 11

CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE CAJAMARCA

JUZGADOS DE INVESTIGACIÒN PREPARATORIA


Expediente : 0120-2016-0-0601-JR-PE-03
Juzgado : Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria.
Imputado : Pedro Seferino Sánchez Bueno
Delito : Lesiones Graves.
Agraviado : Bryan Fernando Ruiz Chávez
Esp. De Audiencias. : José Abel Boñón Faichín.

ACTA DE REGISTRO DE AUDIENCIA PRELIMINAR


DE CONTROL DE ACUSACION.

I. INTRODUCCIÓN:

En la ciudad de Cajamarca, siendo las nueve con veintidós minutos de


la mañana, del día nueve de agosto del año dos mil diecisiete, en la Sala
de Audiencias N° 2 (segundo piso), dirigida por el señor Juez Dr.
ABSALÓN CABRERA RODRÍGUEZ, se realiza la audiencia de control
de acusación, proceso seguido contra Pedro Seferino Sánchez Bueno,
por la presunta comisión del delito contra la Vida el Cuerpo y la Salud,
en su Lesiones Graves, en agravio del menor Bryan Fernando Ruiz
Chávez; la misma que será grabada en el sistema de audio y redactada
en acta.

II. ACREDITACIÓN:

1. FISCAL: MIRELLA ELIZABETH HERNÁNDEZ ROJAS, Fiscal


Provincial de la Segunda Fiscalía Penal Corporativa de Cajamarca.
 Domicilio procesal : Jr. Sor Manuela Gil s/n Urb. La Alameda.
 Casilla electrónica. : 57863.

2. ACUSADO: PEDRO SEFERINO SÁNCHEZ BUENO, con registro


ICAC 747, con domicilio procesal en FONAVI II, Edificio N°19,
departamento N° 401- Cajamarca. Abogado y acusado ejerciendo su
autodefensa.
JUEZ: DECLARA VÁLIDAMENTE INSTALADA LA PRESENTE
AUDIENCIA, concediéndole el uso de la palabra al señor Fiscal para
que sustente su requerimiento:

III. SUSTENTO DE REQUERIMIENTO ACUSATORIO:

FISCAL: Se ratifica en todos sus extremos del requerimiento


acusatorio (escrito de nuevo requerimiento acusatorio que obra a folios
16 a 31). La fiscalía ha formulado el requerimiento de acusación contra
el ciudadano Pedro Seferino Sánchez Bueno como presunto autor del
delito Contra la Vida el Cuerpo y la Salud, en su modalidad de Lesiones
Culposas Graves, tipificado en el artículo 124°, segundo párrafo en
concordancia con el numeral 3) del artículo 121° del Código Penal, en
agravio del menor Brayan Fernando Ruiz Chávez.

A. GRADO DE PARTICIPACIÓN: Autor.


B.PENA: Solicita la pena privativa de libertad de un año con
carácter de suspendida, más 80 días multa ascendente a S/.
1,000.00.
C. REPARACION CIVIL: Solicita la suma de cinco mil soles a favor
del menor agraviado.
D. MEDIOS DE PRUEBA OFRECIDOS: (Quedan registrados en
audio).
E. MEDIDAS DE COERCIÓN SUBSISTENTES: Ninguna.

IV. TRASLADO DEL REQUERIMIENTO ACUSATORIO:

ABOGADO DEL IMPUTADO: Al amparo del numeral 2 del artículo


352° del Código Procesal Penal, solicita la devolución de la carpeta
fiscal al Ministerio Público, por el plazo de cinco días hábiles, a efectos
de que corrija las siguientes observaciones:

1. Imputación Necesaria: La representante del Ministerio Público, ha


descrito en su requerimiento de acusación, y separado hechos
precedentes, concomitantes y posteriores; sin embargo, el
representante del Ministerio Público solo ha indicado como hecho
posterior el Informe Técnico Pericial de fecha 09/12/2015, al
respecto se manifiesta, dicho informe no está suscrito por un perito
adscrito a un registro, ya que es una prueba fehaciente para
determinar este tipo de delito. En tal informe, se determina el factor
determinante, es la negligencia del trabajador de la UIT1, entre
otros aspectos que no se ajustan a la realidad. Se hace referencia al
uso de las luces direccionales que no se han usado, en donde se
involucran dos unidades de tránsito, siendo ajeno en este caso el
agraviado, sino se trata del padre del mismo, una persona ajena al
proceso.

2. Tipificación del delito: Considera que ya se ha subsanado


correctamente.

3. Reparación civil: Como juez de garantías pide que se corrija el


error del Ministerio Público, el artículo 12° numeral 1 del Código
Procesal Penal establece que “El perjudicado por el delito podrá
ejercer la acción civil en el proceso penal o ante el Orden
jurisdiccional Civil. Pero una vez que se opta por una de ellas, no
podrá deducirla en la otra vía jurisdiccional”, concordante con el
artículo 106° del Código Procesal Penal, con lo cual se agota o cesa
la participación del Ministerio Público cuando el agraviado recurra a
la vía civil. Asimismo, se debe tener en cuenta la Casación N° 657-
2014, publicada el 09 de noviembre del 2016, en el fundamento
décimo octavo, ha determinado que la pretensión civil, en la vía
penal o vía jurisdiccional civil cuando se trata de reparación civil o
indemnización, son excluyentes.
La representante del Ministerio Público, tiene conocimiento de la
existencia del proceso civil, seguido por el agraviado ante el Quinto
Juzgado de Paz Letrado dentro del expediente signado con el número
983-2015, incluso el agraviado tiene una medida cautelar a su favor
ejecutada en forma de retención inscrita en Registros Públicos por la
suma de S/. 77,000.00 Soles, la cual también obra en la carpeta
fiscal; sin embargo, la representante del Ministerio Público, pretende
pedir una nueva reparación civil en el caso penal, el agraviado
renuncio a la vía penal por ir a la jurisdicción civil, y no se ha
desistido del proceso civil.

JUEZ: Refiere que a su criterio, la imputación necesaria es correcta, lo


que no es la tipificación del delito. Pregunta al Ministerio Público ¿Es
correcta la tipificación de acorde con los hechos establecidos? Refiere
que para que exista este delito, tiene que existir un informe pericial.
Señala que los hechos se adecuan en el tipo penal del artículo 124°
último párrafo.

FISCAL: Se ratifica que la acusación se basa en el artículo 124° primer


párrafo concordante con el cuarto; así mismo con el artículo 121° inciso
3) del Código Penal; así también se rectifica en la Reparación Civil, ya
que se está siendo tramitado por el 4° Juzgado de Paz Letrado.

JUEZ: Corre traslado al abogado de la defensa para la sustentación de


sobreseimiento.

ABOGADO DEFENSOR: Reproduce los fundamentos de su


requerimiento de sobreseimiento basado en el artículo 344° numeral 2)
literal b) del Código Procesal Penal (Fundamentos quedan
registrados en audio, los mismos que son presentados en su
escrito de fecha 03 de octubre del dos mil dieciséis).

JUEZ: Corre traslado a la representante del Ministerio Público

FISCAL: Señala que el delito materia de acusación, es un delito


culposo, en donde no se requiere que el agente tenga la intención para
causar el daño, basta con no tener las precauciones necesarias para no
causar daño. Señala también que el término “culpa” debe entenderse
por la aceptación de la acción culposa la que puede hacerse mediante
negligencia, imprudencia, impericia e inobservancia de los deberes de
cargo como es el cargo concreto. Se debe tener en cuenta el momento
de la aparición de los elementos señalados, y es cuando el autor realiza
una acción por actos fuera de lo común, los cuales pudieran ser
prevenidos. Señala que de acuerdo al riesgo permitido, se consuma solo
con el hecho de adelantar a dos vehículos (en el presente caso) los
cuales no se encuentran fundamento en lo establecido por el abogado
defensor, al no tomar cuidado y las diligencias pertinentes.

V. INCIDENCIA (Queda registrado en audio).

JUEZ: Procede a emitir la siguiente resolución.

VI. DECISIÓN:

RESOLUCIÓN NÚMERO DIECHIOCHO


Cajamarca, nueve de agosto
Del año dos mil diecisiete.-
AUTOS VISTOS Y OIDOS, y considerando:
I. Escuchado el sustento de la solicitud de Sobreseimiento, planteado
por el acusado Pedro Sánchez Bueno, en la presente causa penal que
se le sigue por el delito contra la vida el cuerpo y la salud, en su
modalidad de lesiones culposas graves previstas en el artículo 124°
último párrafo concordante con el numeral 3) del artículo 121° del
Código Penal en agravio del menor Bryan Fernando Ruiz Chávez.

II. ARGUMENTOS DE LAS PARTES

Argumentos de la defensa.
El acusado Pedro Sánchez Bueno, quien es imputado en esta causa
y además abogado de profesión, ha sustentado que, solicita el
Sobreseimiento de la presente causa penal al amparo de lo que
prescribe el artículo 344° inciso 2) literal b) del Código Procesal
Penal, esto es que el hecho imputado no es típico. Para ello, ha
detallado que, la fiscalía no ha podido determinar cuál habría sido la
infracción a la norma de cuidado, o el quebrantamiento de la norma
que ha generado un riesgo jurídicamente desaprobado, además ha
señalado que, en el presente caso habría un supuesto de auto puesta
en peligro de la propia víctima, señalando que, el menor agraviado
ha estado manejando un vehículo no apto para circular en una
carretera tal como es una moto tipo “Cross”, además, ha señalado
que, se ha vulnerado el principio de confianza resumiendo que, ello
ha conllevado a que se quebrante lo que señala el artículo 154° y
170° del Reglamento Nacional de Tránsito, además de la Resolución
Directoral N° 4848-2006 MTC del 07/08/2006. Para finalmente
concluir que existe en la presente causa, una pericial oficial en la
cual se ha señalado como responsable de este accidente de tránsito
al menor agraviado conductor de la moto tipo “Cross” participante
del accidente del tránsito.

Argumentos del Ministerio Público


La representante del Ministerio Público ha señalado que, el
imputado en la presente causa no ha guardado el deber de cuidado
debido a que estaba adelantando a más de tres vehículos, siendo
que debió prever que, podría presentarse cualquier contingencia,
en ese sentido, disminuir la velocidad para que pueda actuar de
forma oportuna y rápida. Señala también que, la presente causa
penal no solo se basa en la Pericia Oficial dada por los efectivos
policiales, sino además en las declaraciones de los conductores que
estuvieron también presentes al momento del accidente de tránsito
quienes han manifestado que el imputado habría estado
conduciendo a más de 80 km/ hora, situación que habría provocado
la magnitud del accidente. Además se ha manifestado, que existe
un documento de parte mediante el cual la abogada Sonia Pereira
Terrones ha señalado que el responsable del accidente de tránsito
sería la acción temeraria, negligente e imprudente del conductor
de la UT1, al conducir su vehículo a una velocidad mayor a la
permitida que no le facilitó realizar acciones preventivas, de igual
manera se ha señalado, que el factor contributivo sería la
negligencia del conductor de la UT1 al obviar y no hacer caso a las
luces direccionales de giro a la izquierda así como las señalas
manuales que le hiciese el conductor del vehículo anterior a la
UT2.

III. ANALISIS JUDICIAL DEL REQUERIMIENTO DE


SOBRESEIMIENTO
En principio, este juzgador debe referirse a los hechos que son
materia de este proceso penal. Así, debemos detallar que, el día
06/09/2015 el imputado Pedro Sánchez Bueno se encontraba
conduciendo el vehículo automotor de placa de rodaje M3E-797 de
marca Toyota camioneta Pickup, modelo Hilux 4x4, color placa
metálico, año de fabricación 2012, el mismo que se dirigía de
Cajamarca a Jesús – Namora o San a Marcos, carril norte en
dirección de Oeste a Este, mientras que, en el mismo sentido se
dirigía el menor agraviado Bryan Fernando Ruíz Chávez de catorce
años de edad, quien estaba conduciendo el vehículo automotor
menor, motocicleta de motocross de placa de rodaje 5651-5M,
marca KTM, color anaranjado y negro, año de fabricación 2012,
que se dirigía al circuito de Motocross “El Campero” siendo que,
este menor estaba siendo escoltado por su padre Fernando Máximo
Ruíz Huamán, quien estaba manejando una camioneta de su
propiedad. Luego a las 12:30 horas aproximadamente del
mencionado día, en circunstancias que el agraviado conducía su
motocicleta línea del motocross, estando a la altura del Km. 6
+5000, de la carretera de Cajamarca a Jesús, Namora o San
Marcos, pretendía ingresar al circuito de motocross volteando a la
izquierda, momento en el cual es impactado por la camioneta con
placa de rodaje M2E-979, conducido por el imputado Segundo
Sánchez Bueno, quien ocupando el carril contrario Norte, con
dirección de Oeste a Este y al momento de sobre pasar a tres
vehículos que estaban en el carril Sur. A consecuencia del impacto
el agraviado es lanzado a 43.70 metros de distancia, quedando
tirado en la cuneta derecha y debajo de un puente material noble
mientras que la moto fuera la vía y a unos metros más atrás. A
consecuencia del accidente de tránsito el agraviado presentó poli
contuso por accidente de tránsito, TEC leve – moderado,
Hemorragia subaracnoidea F II izquierda, fractura de la tibia y
peroné izquierdos, siendo las conclusiones quince días de
atenciones facultativa por ochenta días de incapacidad médico
legal. Para finalmente luego de los hechos, llegar personal de
Serenazgo y los Bomberos, quienes auxiliaron al menor agraviado
Bryan Fernando Ruíz Chávez trasladándolo a la Clínica Limatambo
de la ciudad.
Dicho ello, este juzgador debe precisar que, estos hechos han
sido encuadrados dentro de lo que prescribe el artículo 124° último
párrafo, concordando con el inciso 3) del artículo 121° del Código
Penal. Así el artículo 124° último párrafo señala: ““El que por
culpa, causa a otro un daño en el cuerpo o en la salud (…) La pena
privativa de libertad será no menor de cuatro años ni mayor de seis
años e inhabilitación, según corresponda, conforme al artículo 36°-
incisos 4), 6) y 7), si la lesión se comete utilizando un vehículo
motorizado o arma de fuego, estando el agente bajo el efecto de
drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o
sintéticas, o con presencia de alcohol en la sangre en proporción
mayor a 0.5 gramos – litro, en el caso de transporte particular, o
mayor de 0.25 gramos – litro, en el caso de transporte público de
pasajeros, mercancías o carga en general, o cuando el delito
resulte de la inobservancia de las reglas técnicas de tránsito”.
Dicho ello, esta judicatura, en base a la causal de sobreseimiento
denuncia por el acusado debe hacer el análisis respecto a la
tipicidad de este delito.
Así, siguiendo al Dr. Alonso Peña Cabrera Freyre, debemos
sostener que, la modalidad típica de este delito hace alusión “Al
que por culpa causa a otro un daño en el cuerpo o en la salud”;
esto implica en primer lugar, que se debe descartar el “dolo”, para
ello debe verificarse que el riesgo no permitido creado por la
conducta del autor no era conocible por el mismo, que no tomó
conocimiento efectivo de que su comportamiento tenía actitud de
lesión para el bien jurídico protegido. Así también debe analizarse
si el autor ha infringido una norma de cuidado, esto es, el deber
que le está prescrito por ley, que le exigía adecuar su conducta
conforme a cierto parámetros regulados en la normatividad
aplicable de acuerdo a la actividad desplegada, a la que hay que
agregar que la contraversión normativa genere un riesgo
jurídicamente desaprobado, esto es que, la acción hay desbordado
el plano de legalidad. Y finalmente se deberá verificar que el
resultado lesivo acontecido sea la efectiva comprensión del riesgo
no permitido atribuido al autor. En ese orden de ideas, esta
judicatura indudablemente debe revisar los elementos de
convicción con lo que cuenta la fiscalía a fin de verificar si es que la
conducta del imputado no calzaría dentro de los elementos
objetivos del tipo penal por el cual se lo está acusando.
Para ello, esta judicatura debe, en primer lugar, referirse al
Informe Técnico Pericial N° 077-2015-FRENPOL/SEPTRAN-UIAT que
obra en la carpeta fiscal de folios 46 a 67; en el mencionado informe
técnico pericial, las peritos María Mejía Bustamante y Lindsay Corre
Díaz Sub – Oficiales de la PNP, han llegado a la siguientes
conclusiones: FACTOR PREDOMINANTE.- La actitud imprudente
del conductor de la UT2 al no adoptar las medidas de seguridad en
prevención a los accidentes de tránsito no advirtiendo la maniobra a
realizar (mirar a su izquierda) con la debida antelación y sin usar los
dispositivos como son el uso de luces direccionales u otros. FACTOR
CONTRIBUTIVO.- El diseño de la moto la cual no cuenta con los
implementos correspondientes para circulación en una vía pública
como son las luces direccionales y los espejos retrovisores, dado que
este vehículo está diseñado para realizar deporte de motocross. La
impericia parcial por parte del conductor de la UT2. Es decir, según
lo han señalado los peritos oficiales miembros de la PNP, quien sería
responsable del grave accidente acaecido el día 06/09/2015 sería el
menor agraviado, esto es Bryan Fernando Ruíz Chávez, y ello tiene
asidero en razón de que el vehículo que estaba conduciendo es un
vehículo liviano especial diseñado para competencias en circuitos
cerrados, en el deporte de motocross, siendo por ello, que la misma
no cuenta ni con espejos retrovisores ni con luces direccionales tal
como bien se lo ha señalado.
Siendo además que, la normatividad pertinente señala que este
tipo de vehículos deben ser remolcados hasta el circuito donde
deben operar, por lo que esta judicatura concluye que efectivamente
el acusado no habría infringido ninguna norma de cuidado, esto es
algún deber que estaba prescrito por ley, en todo caso, la fiscalía no
ha cumplido con señalar cuál sería la regla de tránsito que ha
infringido el imputado, de tal manera que su conducta haya
generado un riesgo jurídicamente desaprobado. Además esta
judicatura debe precisar que, en el caso de autos y tal como ha
relatado los hecho, fiscalía y en cuanto a las evidencias con las que
se cuenta estaríamos ante un caso de auto puesta en peligro, por
parte del agraviado. En ese sentido, es bueno traer a colación el
ejemplo que cita el Dr. Raúl Peña Cabrera Freyre en su obra
“Derecho Penal – Parte Especial, Tomo I – Tercera Edición”
(Pág. 351) quien ha señalado que “Si bien el conductor habría
sobrepasado a la velocidad permitida por la reglas de tránsito, se
advierte que las lesiones del transeúnte fueron causadas como
consecuencia de su indiligencia al haber cruzado la pista carretera
de forma intempestiva por una vía antirreglamentaria (auto puesta
en peligro”). Situación que ha acontecido de forma semejante en la
causa que nos ocupa, pues el menor agraviado, ha estado circulando
con vehículo que no es apto para la circulación en una vía pública,
además que no ha tomado las precauciones para evitar cualquier tipo
de accidente, siendo que incluso, su padre quien lo escoltaba, no ha
tomado las precauciones necesarias a fin de que su menor no pueda
salir lesionado habida cuenta que estaba infringiendo el Reglamento
Nacional de Tránsito y las Disposiciones Complementarias.
Por lo dicho, esta judicatura considera que ha operado la causal de
sobreseimiento establecida en el artículo 344° inciso 2) literal b) del
Código Procesal Penal, esto es, que el hecho imputado no es típico,
por lo que se debe amparar el pedido de sobreseimiento pedido por
la defensa, sin perjuicio de ello, esta judicatura debe referirse que no
analiza el objeto civil, es decir, la posible responsabilidad civil que
tenga el imputado como consecuencia de estos hechos en razón de
que, ya existe un proceso civil en el cual se está discutiendo la
misma, esto es, la causa N° 983-2015, tramitada ante el tercer
juzgado de Paz Letrado, situación que deja claramente establecida y
precisada esta judicatura en razón de lo que prescribe el artículo 12°
- 3 del Código Procesal Penal el cual señal que “La sentencia
absolutoria o el auto de sobreseimiento no impedirá al órgano
jurisdiccional pronunciarse sobre la acción civil derivada del hecho
punible válidamente ejercida, cuando proceda”. Por las
consideraciones antes expuestas, y normas glosadas, esta
judicatura RESUELVE:

1. DECLARAR FUNDADO la solicitud de sobreseimiento por el


imputado PEDRO SEFERINO SÁNCHEZ BUENO, identificado
con DNI N° 41866158, cuyas demás generales obran en autos, a
quien se le sigue la presente causa penal, por la presunta comisión
del delito contra la vida el cuerpo y la salud en su modalidad
de lesiones culposas graves por inobservancia de reglas
técnicas de tránsito, delito previsto en el artículo 124° último
párrafo, en concordancia con el inciso 3) del artículo 121° del
Código Penal, en agravio del menor Bryan Fernando Ruíz Chávez.
2. ORDENESE que la presente resolución sea CONSENTIDA Y
EJECUTORIADA, además de que se ARCHIVE la presente causa en
modo y forma de ley respecto al acusado ya mencionado.

VII. NOTIFICACIÓN:

JUEZ: NOTIFICA con la resolución dictada en este acto a los sujetos


procesales asistentes.

FISCAL: Se reserva el derecho.

ABOGADO DEFENSOR Y ACUSADO: Conforme.

VIII. CONCLUSIÓN:

Se da por terminada la audiencia y por cerrada la grabación del audio,


procediendo a firmar el señor Juez y el Especialista de Audio encargado
de la redacción de la presente acta, de conformidad a lo dispuesto por
el artículo 121º del Código Procesal Penal.-