Está en la página 1de 4

Mapa mental personal

Dicen que en internet puedes encontrar prácticamente de todo… y si navegas por


los lugares adecuados te puedes encontrar maravillas como esta: un mapa
interactivo donde puedes navegar y escuchar todos los géneros musicales.
¿Creías que conocías todos los géneros musicales? Este Mapa Interactivo cuenta
con más de ¡13.000 géneros musicales! y su nombre es Every Noise at Once. Es
muy adictivo clickear sobre cada uno de sus nombres puedes escuchar un
fragmento musical y ver las diferencias que van de uno a otro.

Historia de la vida musical

La historia de la música es el estudio de las diferentes tradiciones en la música y


su orden en el mundo.
Dado que toda cultura conocida ha tenido alguna forma de manifestación musical,
la historia de la música abarca a todas las sociedades y épocas. No se limita —
como es habitual en algunos ámbitos académicos— a occidente, donde a menudo
se utiliza la expresión "historia de la música" para referirse exclusivamente a la
historia de la música europea y su evolución en el mundo occidental.
La música de una determinada sociedad está estrechamente relacionada con
otros aspectos de su cultura, como su organización económica, su desarrollo
tecnológico, tradiciones, creencias religiosas, etcétera.
En su sentido más amplio, la música nace con el ser humano, y ya estaba
presente, según algunos estudios, mucho antes de la migración de los primeros
grupos que dejaron África, hace más de 50 000 años.1 Es por tanto una
manifestación cultural universal.
Se ha demostrado la íntima relación entre la especie humana y la música, y
mientras que algunas interpretaciones tradicionales vinculaban su surgimiento a
actividades intelectuales vinculadas al concepto de lo sobrenatural (haciéndola
cumplir una función de finalidad supersticiosa, mágica o mística), actualmente se
la relaciona con los rituales de apareamiento y con el trabajo colectivo.2
Para el hombre primitivo había dos señales que evidenciaban la separación entre
vida y muerte: el movimiento y el sonido. Los ritos de vida y muerte se desarrollan
en esta doble clave. En el llamado arte prehistórico danza y canto se funden como
símbolos de la vida mientras que quietud y silencio se conforman como símbolos
de la muerte.
El hombre primitivo encontraba música en la naturaleza y en su propia voz.
También aprendió a valerse de objetos rudimentarios (huesos, cañas, troncos,
conchas...) para producir sonidos.
Hay constancia de que hacia el 3000 a. C. en Sumeria ya contaban con
instrumentos de percusión y cuerda (lira y arpa). Los cantos cultos antiguos eran
más bien lamentaciones sobre textos poéticos.
En la prehistoria aparece la música en los rituales de caza o de guerra y en las
fiestas donde, alrededor del fuego, se danzaba hasta el agotamiento. La música
está basada principalmente en ritmos y movimientos que imitan a los animales.
Las manifestaciones musicales del hombre consisten en la exteriorización de sus
sentimientos a través del sonido emanado de su propia voz y con el fin de
distinguirlo del habla que utiliza para comunicarse con otros seres.
Los primeros instrumentos fueron objetos, utensilios o el mismo cuerpo del
hombre que podían producir sonidos. Estos instrumentos podemos clasificarlos
en:
a) Autófonos: aquellos que producen sonidos por medio de la materia con la que
están construidos. Son instrumentos de percusión; por ejemplo, hueso contra
piedra.
b) Membranófonos: serie de instrumentos más sencillos que los construidos por
el hombre. Tambores: hechos con una membrana tirante, sobre una nuez de coco,
un recipiente cualquiera o una verdadera y auténtica caja de resonancia.
c) Cordófonos: son aquellos de cuerda; por ejemplo, el arpa.
d) Aerófonos: el sonido se origina en ellos por vibraciones de una columna de
aire. Uno de los primeros instrumentos es la flauta, en un principio construida con
un hueso con agujeros.
Orígenes de la música[editar]
Es difícil precisar con exactitud el origen de la música y enmarcarlo en una época
precisa de la historia. El origen de la música, se entiende como la creación de
sonidos complejos.
El contexto musical

El contexto musical determina la propia creación de la música, moldeando a los


autores, susurrándole a las audiencias, introduciendo pequeñas cuñas que
terminan con estilos obsoletos para la época, o resucitando antiguos géneros que
casi parecían olvidados.
La censura, por ejemplo, es un elemento importantísimo en un contexto. El hard
rock de los años 60-80 no habría podido existir con los niveles de censura previos.
Las tendencias políticas identitarias también han influído fuertemente en diversos
estilos musicales (como el black metal o el southern rock), como ocurre con los
movimientos culturales, en los que se engloba la música. Clasicismo, música
contemporánea, música barroca... diferentes formas musicales dependientes de
ese contexto, de esa construcción de un "rostro" cultural reconocible.

Hoy en día existe un contexto diferenciado que hace que vivamos una época
"diferente", aunque podría decirse que todas las épocas lo son. Hablo de la
posibilidad de la creación casi libre, sin mecenazgo, sin discográficas, sin
productoras. Internet ha marcado una fuerte diferencia con la época precedente,
en la que las discográficas, todopoderosas, decidían quién grababa y quién no,
quién permanecía en el anonimato y quién triunfaba.

Esto abre una ventana de oportunidad hacia un tiempo en el que el contexto sea
más amplio y permita una mayor variabilidad, aunque quién diría que está
sucediendo lo contrario pero, ¿es así?
No vivimos una época "pobre" cultural y musicalmente. Vivimos una era en la que
se mezclan todos los tiempos pretéritos y en el que el presente es una fusión de
estilos, una mezcolanza que genera un universo de oportunidades. No debemos
confundir la música con la música de los grandes medios de comunicación. Hoy
en día existen muchos grupos más allá de la prensa o la radio, generando un
contexto diferente en un mundo en el que la desigualdad, la facilidad para adquirir
una cultura no nativa (Marty Friedman tocando música japonesa y japoneses
tocando flamenco) y los medios permiten una expansión, pero en el que el culto a
la productividad económica enlata la música en formato de consumo rápido, de
usar y tirar, sin profundizar en la armonía y el ritmo que subyacen a las aburridas
tonadas que escuchamos en esos medios.

¿Cuál es, pues nuestro contexto? Si bien la sociedad influye, también existe un
contexto individual. Pobreza, riqueza, ser hombre, ser mujer, vivir en el campo o
en la ciudad, tener una familia conservadora o progresista... los diferentes
elementos se conjugan para construir figuras musicales que, a su vez, construyen
su propio tiempo con su legado. Un legado que no está exento de la sociedad, de
la vida, de la historia.
Escapar del contexto es imposible, pero no debemos conceptuar las
circunstancias de nuestra vida y nuestra época como si de ataduras se tratasen.
Es simplemente un molde muy amplio que permite una gran libertad de
movimientos. De ahí que el concepto "arte popular" sea en realidad un engaño, un
subterfugio del lenguaje. Todo arte, toda música, es popular, pues emana del
pueblo, de la creación de un constructo social que termina creando nuevos estilos,
nuevas formas de ver la vida y de comprender el arte. Si el sueño de la razón
produce monstruos, el sueño de la sociedad produce arte, produce un cambio
constante.

Aprendamos del contexto, no rechacemos nuestros miedos, nuestras


peculiaridades, no escapemos de la sociedad, incluso cuando esta no nos guste.
Seamos parte de la historia mediante la música, sin negar nuestro contexto
pasado, pero con la mirada en el futuro. Porque, un día, nosotros seremos los
creadores de un contexto nuevo.

Música para expresarse con el cuerpo

El baile es música en movimiento, canciones para mover el cuerpo y dejarnos llevar por el
ritmo, para expresar lo que la melodía nos hace sentir. Este tipo de canciones no solo nos
divierten, ya que son ideales para fomentar la capacidad psicomotriz de nuestros hijos, así
como potencian su asociación y memoria.

Canciones que nos invitan a movernos hay muchas y, muchas más, son las que usamos para
inventar algún pasito divertido para pasar un buen rato en familia o con amigos. Acá les
dejamos algunos videos de canciones para mover el cuerpo muy divertidas, para grandes y
chicos.

Música como terapia, como canalización de emociones, como katarsis

La música nos influye física y psíquicamente: el impacto de los sonidos puede


provocar cambios en la respiración o en la circulación sanguínea. Ciertas
músicas nos activan y otras nos relajan. Y los sonidos son un poderoso canal
de comunicación que evocan emociones y recuerdos.

Cuando la música y el sonido se utilizan como agentes de intercambio para


establecer una relación terapéutica que posibilite el crecimiento y desarrollo,
estamos ante un proceso mu sicoterapéutico. La música tiene unos valores
universales definidos por el ritmo, la melodia, la armonía o el tono. La
musicoterapia los utiliza para facilitar la comunicación, para promover el
autoconocimiento y fomentar la socialización a través de ejecuciones musicales
conjuntas.
p

También podría gustarte