Está en la página 1de 12

https://www.youtube.com/watch?

v=k49QUWqxgZ4

Con esta canción podemos iniciar, es una de las más conocida y a partir de esto podemos instalar el
tema en términos de hacer una revisión de la nueva música que se está haciendo en Chile y si es que
pueden o no ser una suerte de banda sonora de los movimientos sociales y específicamente del
movimiento estudiantil.

https://www.youtube.com/watch?v=kTu3GKkQ4VY

Hijos de padres exiliados, los hermanos Zicavo mezclan en su formación musical la influencia de su
padre uruguayo y del exilio en Cuba de donde toman gran parte de los ritmos de sus canciones. Estos
músicos se declaran muy politizados y realizan una mezcla de tematización de temas morales y de
temas más tradicionalmente políticos.

https://www.youtube.com/watch?v=uCCHp_vZFrg

Para abordar uno de los temas más polémicos que involucra a los miembros de este grupo se tiene
que tratar la vinculación sentimental que actualmente tiene Camila Vallejos con el mayor de los Zicavo,
Abel Zicavo. En este sentido más que hacer gárgaras de la copucha lo interesante es entender como
existe una zorronización de la izquierda, con este tipo de alianzas.

https://www.youtube.com/watch?v=CY7RxPDmjCc

La sexualización de la ciudadanía en su conjunto es uno de las temáticas más recurrentes de esta


banda en este sentido es muy interesante que hablen en esta canción del menú para referirse al
coqueteo callejero. En este sentido es evidente el sexismo de esta banada aún cuando se presenta
como un referente de los movimientos sociales incluido el feminista.
https://www.youtube.com/watch?v=oKs8oZzpJO8

Un último tema para cerrar es “Vamos a probarlo todo” donde declaran “Somos parte de una gran
generación que se calienta/ Que todo lo toca y todo lo que toca experimenta/ Está sedienta,
revolucionar nos alimenta mientras interpretaban” a ello se suma el hecho que en el último Lollapalusa
mientras interpretaban “Qué pasará” (canción que pertenece a su EP “Hacerlo de día” de 2016)
proyectaron en las pantallas gigantes del escenario un mensaje en apoyo a Jorge Mateluna, el ex
frentista que se encuentra condenado en la Cárcel de Alta Seguridad por el asalto de un banco en
Pudahuel en 2013.
Moral Distraída es una banda chilena de música tropical fundada en 2010.

La banda fue fundada por Abel Zicavo, Camilo Zicavo y Amaru López en 2010, bajo el nombre de La
Moral Distraída, nombre que luego acortaron a Moral Distraída. El grupo grabó un par de discos EP
iniciales: La Moral Distraída en 2011 y Basado en la vida realen 2012, que contienen los primeros e
incipientes éxitos Dame ron y Lais mientras la banda daba a conocer su sonido en vivo en fiestas y
escenarios santiaguinos.
Tras los dos EP iniciales, Moral Distraída debutó en el formato de larga duración con Moral Distraída
(2014), un disco difundido por nuevas canciones como La pieza de al lado, Punto final y Pégate entre
2014 y 2015.
En 2016, el single Sencillo fue la antesala de un tercer EP, Hacerlo de día , que impactó a su vez con
los éxitos Hacerlo de día, Qué pasará y El recreo y que la banda coronó en noviembre de 2016 con
un concierto en un Teatro Caupolicán copado de público.
En 2017 sacan los singles El menú, Probarlo todo y Canción bonita.
El 25 de enero de 2018, Moral Distraída se presentó en la primera jornada del XLIX Festival del Huaso
de Olmué, emitido por Televisión Nacional de Chile, donde cantaron Hacerlo de día, Probarlo todo, La
funa, Que pasará, Canción bonita y El menú.
Dos días después, el grupo se presentó en la 5ª edición de la Cumbre del Rock Chileno

Poco más de cinco años bastaron a este grupo para transformarse en uno de los nombres de mayor
arrastre en la música bailable chilena desde 2010 en adelante. Y a diferencia de la mayoría de las
bandas de su tiempo, para ese éxito Moral Distraída no apela a la popularidad de la cumbia sino a
ritmos centroamericanos como el reggaetón puertorriqueño y la timba cubana. Encabezado por los
hermanos Abel y Camilo Zicavo y con diez músicos en escena, el grupo ha actuado en grandes
festivales y ha sumado sucesivos éxitos como “Punto final”, “Pégate”, “Hacerlo de día”, “Probarlo
todo” y “Canción bonita”, entre otros.

El espectáculo teatral “El gran bang” (2009), de la compañía Aquemarropa, ha sido reconocido por
Moral Distraída como el punto de partida de la historia del grupo. Figuraban en los créditos de ese
montaje, presentado en el Centro Cultural Estación Mapocho de la capital, Abel Zicavo en la
dirección y Amaru López en la creación musical, los mismos que con Camilo Zicavo iniciaron la
banda en 2010.
Timba, reggaetón y otras influencias
Llamado al comienzo La Moral Distraída, nombre que luego acortaron a Moral Distraída, el grupo
grabó un par de discos EP iniciales: La Moral Distraída (2011) y Basado en la vida real (2012), que
contienen los primeros e incipientes éxitos “Dame ron” y “Lais”, mientras la banda daba a conocer su
sonido en vivo en fiestas y escenarios santiaguinos como Amanda y La Batuta entre otros.
Las vivencias más tempranas de ambos hermanos fueron determinantes en las influencias
que Moral Distraída mostró desde entonces. Abel y Camilo Zicavo han relatado que son hijos de
madre chilena y padre uruguayo, pareja de exiliados en La Habana desde 1973 por las respectivas
dictaduras militares de esos países, y que pasaron parte de su infancia en Cuba hasta entrados los
años ‘90.
Y el influjo de la timba o “salsa cubana”, detonada por esa constelación sabrosa de artistas del
calado de Juan Formell y los Van Van (1969), NG La Banda (1988), David Calzado y la Charanga
Habanera (1988) o Paulito FG y su Élite (1992), es reconocible en parte del sonido de Moral
Distraída, junto a la influencia del reggaetón adelantada desde 2005 por los puertorriqueños Calle 13
entre otros. Era una combinación distintiva y llamativa en el circuito bailable donde el nuevo grupo
daba sus primeros pasos.
Hacerlo de día y probarlo todo: los éxitos
Tras los dos EPs iniciales, Moral Distraída debutó en formato de larga duración con Moral
Distraída (2014), un disco difundido por nuevas canciones como “La pieza de al lado”, “Punto final” y
“Pégate” entre 2014 y 2015.
Al año siguiente, el single “Sencillo” (2016) fue la antesala de un tercer EP, Hacerlo de día (2016),
que impactó a su vez con los éxitos “Hacerlo de día”, “Qué pasará” y “El recreo” y que la banda
coronó en noviembre de 2016 con un concierto en un Teatro Caupolicán copado de público.
Más reciente es su serie de singles entre “El menú” (2017), el reggaetón “Probarlo todo” (2017) y
“Canción bonita” (2017), sumados a una nueva toma de la canción “La funa”, compartida con Joe
Vasconcellos a raíz de los treinta años de Transformación (1997), el disco que contiene la versión
original de esa canción.
Con una formación de diez músicos que incluye una dupla característica de trombones y el sonido
de las cuerdas del tres cubano que toca Abel Zicavo, Moral Distraída ha ingresado a sus filas a
diversos integrantes. Uno de los tempranos, con los hemanos Zicavo y Amaru López, es Guillermo
Migrik, luego convertido en manager del grupo, y además han sido parte del elenco el tecladista
Simón Salzmann, el trompetista César Merino, el bajista Leonardo Rojas y los percusionistas
Daniela Gómez y Nikos Alvear, entre otros.
Con el instrumentista múltiple Guillermo Scherping a cargo de la dirección musical del conjunto,
Moral Distraída ha consolidado una formación reciente con los citados Camilo Zicavo (voz) y Abel
Zicavo (voz y tres cubano) junto a Mauricio Mauro Campos (guitarra y coros), Wall-E Funk (Eduardo
Rubio, bajo y coros), el citado Guillermo Scherping (guitarra, charango, güiro y cencerro), Sebastián
Abraham (teclados), Javier Ramos y Pablo Silva (trombones), Amaru López (batería) y Camilo
Schriever (percusión).

Banda chilena, Radicada en Santiago que mezcla sabores de todo Latino America.
Como parte de la pieza teatral “El Gran Bang”, un grupo de actores y músicos gestan la idea de La
Moral Distraída a finales del 2008. Luego de una exitosa temporada y una serie de presentaciones
en diversos lugares, parte de la formación original de la banda determina independizar el proyecto
musical, dándole cuerpo propio al espíritu que devela su nombre. La Moral Distraída nace como un
impulso que construye la idea política de torcerle la mano a ciertas concepciones moralistas que
restringen la vida social. Por ello, la banda hace uso de distintos géneros musicales que incitan al
baile, a moverse ante las conductas sociales que someten al cuerpo a su inhibición. Haciendo uso
de la estrecha relación que el grupo de músicos mantiene con el teatro, la banda edifica sus
canciones casi como piezas dramatúrgicas, haciendo que letra y composición musical mantengan
expectantes al oyente mientras se interpreta en escena. Indiscutiblemente esta es una banda actual
que se localiza en un continente determinado. Una banda que se sirve de ritmos como la salsa, el
merengue, la samba, la cumbia, el reggaetón, el hip-hop, el funk, etc. que fusionadas sugieren el
eclecticismo propio de un cuerpo latinoamericano con penas y glorias.
Compuesta por: Simon Salzmann, Camilo Zicavo, Abel Zicavo, Amaru López, Daniela Gomez. Leo
Rojas. Cesar Merino, Javier Ramos, Fernando "El Midget" Oviedo y Guillermo Merke.
En definitiva un charquican bailable.

Hace unos días nos enteramos que Camila Vallejo tiene un nuevo amor, tras el término de su
relación con el padre de su hija (ver más acá).
En entrevista con revista Paula, la diputada sólo le limitó a revelar que se trata de un músico que
se dedica a tocar diversos ritmos populares, pero ahora acabamos de enterarnos de su
identidad, luego de que “La Cuarta” lo publicara.

Se trata de Abel Zicavo, un joven de 31 años miembro de la agrupación La Moral


Distraída, que mezcla la cumbia, reggaeton, salsa y todo ritmo que permite bailar. Y además de
compositor y vocalista es actor de la Universidad Católica.
Según “La Cuarta”, también ha trabajado como modelo para campañas en el extranjero.
Tras la revelación de su identidad, Abel subió esta fotografía a Instagram

Son la banda nacional del momento. Tras explotar en 2017, los shows del grupo Moral Distraída
garantizan alegría, energía y un lleno total en los recintos que han tocado. En noviembre sortearon el
siempre desafiante hito de llenar el Teatro Caupolicán y este verano tienen una abultada agenda de
presentación que les da de lunes a miércoles para descansar. “Creo que en febrero no vamos a
tocar ningún martes”, cuenta a Publimetro Camilo Zicavo, una de las voces del grupo. La Cumbre del
Rock Chileno, el evento musical porteño Rockodromo y el festival Juntemonos que pasará por
Coquimbo, Pucón y Viña del Mar, se suman a una serie de fechas que son parte de su tour “Canción
bonita”, con el que están promocionando su más reciente single del mismo nombre.

Fue en el contexto de esta gira que realizaron su presentación que dió cierre a la primera noche de
el festival del Huaso de Olmue, momento en el cual los jóvenes músicos estuvieron acompañados
de sus conocidas novias, a quienes los animadores del certamen saludaron y dieron la bienvenida.
Se trata de Camila Vallejo, pareja de Abel y Denise Rosenthal, novia de Camilo Zicavo, las cuales lo
dieron todo bailando al ritmo de las canciones de La Moral Distraída.

También sorprendió al publico Ariel Zicavo, quien se subió al escenario sólo vestido con unos
calzoncillos rosados y unos lentes de sol.

La moral de los hermanos Zicavo


Llevan tocando más de ocho años, pero en los últimos meses su popularidad explotó de la mano de
su más reciente hit ‘Hacerlo de día’, que ha hecho bailar a miles de jóvenes en variados conciertos y
carretes del verano. Los hermanos Camilo y Abel Zicavo pasaron de ser los niños raros recién
llegados de Cuba a Chillán a principios de los 90, a contagiar con sus mezclas de salsa, reggaetón y
hip hop a un buen grupo de fanáticos. Es un “pop masivo con alto contenido”, dicen los dos
cantautores que junto a ocho músicos conforman la Moral Distraída.
Por Rose Marie Bächler / Fotografía y video: Isabella Jacob
En total son 10 los integrantes de la Moral Distraída los que se paran en el escenario a tocar una
variada mezcla de ritmos. Van sin complicaciones desde el candombe uruguayo hasta la música
cubana, pasando por una buena cuota de hip hop, reggaetón y salsa. Se trata de un colectivo
musical que nació en 2009, cuando la obra El Gran Bang se tomó el escenario del Centro Cultural
Estación Mapocho y ellos eran los encargados de musicalizar la función. Como les fue bien
decidieron seguir.

Es una tarde de marzo y los hermanos Camilo (27) y Abel Zicavo (31) están a punto de salir de
vacaciones luego de un fin de año en el que no han parado. Crecieron entre Chillán y Cuba, son
hijos de padres exiliados, estudiaron teatro y son cantautores en la banda. Abel ha figurado en los
medios por su pololeo con la diputada Camila Vallejo, pero dice que es un tema que prefiere no
tocar. Mejor, dice, hablar de esta banda que con sus canciones ya supera los 9 millones de
reproducciones en Spotify.

¿A todos se nos distrae la moral?


Abel: Todos tenemos una moral establecida -de tal y tal manera-, pero a veces se distrae y ahí uno
entra en conflicto con su propia moral. Ese punto es desde donde nosotros hablamos, porque
pensamos que tener la moral distraída es algo demasiado amplio, como una fuente inagotable de
recursos ideológicos que nos permite construir letras sociales. Nosotros mismos tenemos la moral
distraída, como todo el mundo. La banda se llama así por las posibilidades que este nombre tiene,
que hace que los contenidos se sitúen en un lugar: el momento en que las personas están en
conflicto consigo mismas.

¿De dónde viene esta afinidad por la música y el teatro?

Camilo: En nuestra familia hay harto arte. Nuestra abuela es artista plástica, nuestro abuelo cantante
de bolero, mi mamá guitarreaba en la casa con sus hermanas, por lo que desde que éramos chicos
había música en la casa. Pero cuando empezamos a enfocarnos en la Moral dijimos ‘dediquémonos
a la música’. Mediante un trabajo frío y calculador encontramos un medio para hacer cultura.

Abel: Partimos con el objetivo de tocar algo que nos gustaba y que en Chile no se hacía. Pero
nuestra idea no era algo así como ‘esta música es mi vida’, era más bien un proyecto. Fue un plan
súper clínico. Lo armamos de una manera muy bien pensada, desde una estrategia. Por lo mismo
nunca se va a ver en el escenario que nosotros tomemos alcohol o que haya un rockstar. Eso no
existe.

Camilo: Vimos que podíamos desarrollar un producto artístico en el podíamos expresar distintas
necesidades, cosas que veíamos y nos gustaban. Generar pop masivo con alto contenido. Acá
vimos una posibilidad.

¿Por qué cantan con un tono tan marcadamente cubano?

Abel: La historia cubana nos ha acompañado desde siempre. Mi papá es uruguayo y mi mamá
chilena, los dos se conocieron en Cuba una vez que fueron exiliados de sus respectivos países.
Vivieron ahí desde el 73 al 90 y nosotros alcanzamos a estar allá como cuatro años. Por lo mismo,
se pega el acento cubano. Sobre todo cuando tu familia tiene una mezcla de acentos. Cuando
volvimos a Chile a vivir a Chillán, éramos los raros porque hablábamos distinto. Con un acento entre
uruguayo, cubano y chileno.
¿Sus canciones buscan revalorizar la belleza natural?

Camilo: Lo que persigue la canción ‘Hacerlo de día’ tiene que ver con las personas más que con la
misma mujer. Alude a que nosotros como sociedad nos despojemos de los conceptos europeos que
comandan la estética. Queremos poder mirarnos y disfrutar de la belleza que tenemos. Y esa es la
luz que se atraviesa a lo largo de nuestra banda, esto de cuestionarnos los paradigmas con los que
vivimos. La Moral está en constante llamado a preguntarse esto.

¿Cómo mezclan el teatro con la música?

Abel: Nosotros ocupamos las herramientas del teatro para construir cosas en la música. Por
ejemplo, la dramaturgia. Para desarrollar las letras sabemos qué elementos hacen progresar la
acción: cómo comienza la introducción a un conflicto, su desarrollo y conclusión. También usamos
recursos del espacio y de eso los músicos no cachan. Uno piensa que podría ser un detalle, pero
ese conocimiento aplicado en el escenario sirve para equilibrar el espacio.

¿Prefieren estar en las redes sociales antes que en la televisión?

Camilo: Este proyecto audiovisual busca llegar a las redes sociales. La televisión no nos importa
tanto porque está a muy mal traer, te presenta un plano súper unilateral. Y lo que nosotros hacemos,
las formas discursivas y a lo que apelamos no tiene mucha cabida en ese espacio.

Abel: La tele es muy desequilibrada. Las redes sociales te permiten tener más participación y
diversificación de público, la segmentación es más amplia y así puedes profundizar en distintos tipos
de contenidos. Pero la televisión no te permite eso. Para ellos siempre vamos a ser una banda de
cumbia, aunque no toquemos cumbia.

¿Por qué línea política transitan?

Camilo: La moral es una banda muy política.

¿Por qué?
Abel: Nosotros vamos por la vereda de la izquierda. Como grupo, aunque haya más radicales o
moderados, somos de esa línea. Si nos unimos por ciertos temas, tiene que ver con determinados
proyectos que nos parecen importantes de visibilizar. Por ejemplo, si en Chile tratan de mostrar el rol
de la mujer y hay ideas de feminismo –que es algo que nosotros comulgamos-, también lo vamos a
tratar.

Abel: La diferencia es que no somos panfleteros, intentamos hacer reflexiones un poco más
profundas.

Los propósitos de Moral Distraída se concentran tanto en lo musical como en lo político. La


responsabilidad de llegar con un mensaje de reflexión y de formular preguntas sociales, se
vislumbran en los nuevos aires creativos del colectivo santiaguino, con un nuevo single y un disco en
camino, así cuenta su vocalista, Abel Zicavo, a Culto.

“Vamos a lo que nos convoca, ¿les gusta el reggaetón?”, pregunta Abel Zicavo, vocalista de Moral
Distraída al público. En un viernes frío de junio, el Teatro Municipal de Valparaíso ve ocupada las
casi 1500 butacas, con todos sus asistentes de pie. Es el primer show masivo de los anfitriones en la
ciudad Puerto, cuando se alistan para tocar Probarlo Todo, su último éxito, que ya cuenta con medio
millón de reproducciones en Spotify, desde su lanzamiento en mayo.

“Somos parte de una gran generación que se calienta/ Que todo lo toca y todo lo que toca
experimenta/ Está sedienta, revolucionar nos alimenta”, cantan.

Días después, Abel Zicavo habla del otro lado del teléfono, esta vez desde Puerto Montt. El músico
se encarga de desprejuiciar la esencia reggaetonera, mientras se aferra a la técnica del género:
“Cuando comenzamos con la banda en el 2010 una de las inquietudes fuertes fue el reggaetón,
porque nos parece muy entretenido, en verdad nos gusta. Es un ritmo que ha estado en todos
nuestros discos. Creemos que en este caso había que hacerlo más apegado a la estética del
reggaetón actual, nos acercamos al dancehall y al trap, más que al reggaetón clásico. Vamos a
buscar esa estética y a disputar la hegemonía de las temáticas misóginas y esas cosas que hay”.

Hoy por hoy la agenda de Moral Distraída está copada por una gira promocional, eventos
universitarios, festivales, entrevistas e incluso por una colaboración con Joe Vasconcellos –con
quien versionaron el éxito del cantautor, “La Funa”, para celebrar los 20 años de su largaproducción
Transformación–. En septiembre también se toparán con los cubanos de Gente de Zona, cuando se
presenten en el Teatro Caupolicán.

La buena campaña de Moral Distraída se ha gestado después de tres EPs y un disco homónimo
(2015). Este año viene el segundo, para el cual existen 30 canciones pero ninguna decidida. Su
productor Guillermo Scherping los está apoyando en esta aventura. Abel no se apresura: “Va a ser
cargado a ese eclecticismo que nos caracteriza; con géneros de la música cubana, con harto hip hop
y referencias anglo. Es un disco que está cargado al amor, pero no al amor de pareja, sino el amor
hacia las personas, los movimientos sociales, a la familia. Es un disco bien amoroso”.

—¿Sienten el estrellato? ¿o falta camino?

—No es una preocupación lo del estrellato. Lo que nos importa es tener un lugar estable, donde
podamos hacer nuestra música y en el cual se estén discutiendo temáticas de fondo, a nivel político.
Mientras más se expanda y se pueda compartir experiencias con las personas, nos parece más
interesante, responde el vocalista.

Pero antes de la actual parafernalia estuvo el teatro. Y es que la actual formación de Moral Distraída
le debe su razón de ser a las artes escénicas, cuando en 2008 un colectivo musical —entre músicos
y actores— se apropió de El Gran Bang, pieza teatral de la compañía Aquemarropa que gozó de
amplio éxito durante una temporada y se disgregó “porque era muy caro”, enfatiza el vocal. Dos
años después, el actor Camilo Zicavo rescató el proyecto musical y sumó a su hermano Abel —
también actor—, ambos como vocalistas y a Amaru López, director de la obra y ahora su baterista.
Desde entonces, otros siete músicos acompañan a los tres integrantes originales.

Con esta idea detrás, los responsables de “Hacerlo de Día” se refugiaron en la esencia de los ritmos
latinos, herencia caribeña que recibieron los hermanos Zicavo, ambos hijos del exilio y criados en
Cuba durante su infancia hasta su llegada a Chillán en los noventa. “En mi familia se escucha y se
toca mucha música, y bueno, en Santiago tuvimos la suerte de encontrarnos con amigos con los que
compartíamos esa misma afinidad. Y era porque sencillamente ellos se encontraron con esta música
y se enamoraron de la timba, del bolero, de la rumba, del guaguancó, de la salsa y el son cubano.
Yo creo que afirmarse en hacer esa música o tener esa afinidad tiene que ver con encontrarse con
un montón de gente con el que gozas esas canciones”, añade el vocalista.

Incluso por sobre lo musical, y con un choque cultural a cuestas, lo que motiva a la Moral Distraída
son sus convicciones ideológicas, manteniendo una bandera de lucha frente a las problemáticas
colectivas. Una idea que se asoma de cerca en la denominada nueva cumbia, lo que también
plantean sus pares de Villa Cariño.

Se trata de incentivar el ejercicio político, asimismo este discurso los enfrente a los propósitos de
una industria regida por el mercado. “Aprovechemos una canción que sea más masiva para tirar un
poco más de rollo. Creo que ese juego, que es muy difícil en verdad, lo tenemos que cranear mucho
para que realmente sea efectivo y se entienda. Hace que sea menos pesada esa discusión respecto
al posicionamiento”, enuncia Zicavo.

¿Creen que ha sido efectivo este propósito que los mueve como Moral Distraída?

—Creo que se trata de ayudar a visibilizar y de entregar herramientas para la reflexión. Hacer que
las preguntas que tenemos acerca de la sociedad se puedan hacer más grandes. Y sí, a medida de
que podemos implementar una libertad en lo musical –para ir complejizando los estilos en la
búsqueda musical– al mismo tiempo vamos llevando eso de la mano con letras permeables, es
decir, que logren masividad de manera sencilla y que propongan preguntas. Creo que se va
logrando o por lo menos lo vamos viendo en números, y es notable lo que pasa con ese tipo de
canciones, concluye Abel.

El potente nuevo estreno de la banda nacional “Moral Distraída”

Publicado hace: 1 year


Tags: BandaChilena, MoralDistraída, NuevoVídeoclip, QuéPasará

El pasado 1 de enero la banda nacional lanzó un nuevo video clip “Qué Pasará”, el que hasta el momento cuenta
con casi 50.000 visitas en la plataforma de YouTube.

“Moral Distraída” es uno de los proyectos musicales que se consolidó en 2016 con una fuerte proyección en el circuito
nacional. Dueños de un estilo propio, la banda chilena vuelve a marcar un hito lanzando un nuevo video clip.
“Qué Pasará”, según su autor Camilo Zicavo, está inspirado en el poema “No te salves” de “Mario Benedetti”. Camilo, además
señala que es una canción a la cual ha recurrido en varios momentos críticos y que esta le da la calma que él necesita para su
vida. El tema se fue escribiendo en el día a día, en el cotidiano. El autor señala que en ese tiempo estaba muy enamorado y
que tenía muchos conflictos con lo que significa eso para él y desde entonces empezó a escribir.

“Qué Pasará” persigue la idea de que para realizar un acto de amor, uno tiene que estar consiente de todo lo que ha ocurrido y
ocurrirá. Por esta razón amar, querer y enamorarse significa un acto político. El autor declara que la canción hace un llamado a
un amor combativo, a la revolución y a hacerse cargo de lo que nos pasa y de lo que queremos que suceda.

El video clip de “Qué Pasará” busca marcar una etapa de madurez y consolidación musical de la banda. El material se
encuentra disponible en www.moraldistraida.com

La Moral Distraída pide justicia para Jorge Mateluna en Lollapalooza

Como ya es costumbre, la agrupación utilizó su tribuna para dejar algunos mensajes políticos.
Además del apoyo brindado al ex frentista, también homenajearon a Gladys Marín.

La Moral Distraída aprovechó su presentación en el festival Lollapalooza para dejar mensajes


políticos y sociales.

En los 45 minutos que duró su show, el grupo interpretó lo mejor de su repertorio y adelantó material
de su nuevo disco que será presentado en octubre en el Movistar Arena.

Desde un comienzo, el público pudo ver como Abel Zicavo tenía una polera estampada con una
fotografía de la líder comunista Gladys Marín en sus años de juventud.

Sin embargo, este no fue su único mensaje político, puesto que mientras interpretaban “Qué pasará”
(canción que pertenece a su EP “Hacerlo de día” de 2016) proyectaron en las pantallas gigantes
del escenario un mensaje en apoyo a Jorge Mateluna, el ex frentista que se encuentra
condenado en la Cárcel de Alta Seguridad por el asalto de un banco en Pudahuel en 2013.

La defensa de Mateluna asegura que su juicio fue injusto y erroneo puesto que no hay pruebas que
acrediten su participación en el asalto. Su caso incluso inspiró una obra de teatro creada por el
dramaturgo Guillermo Calderón llamada “Mateluna”, que ha girado alrededor del mundo
denunciando la situación.