Está en la página 1de 1

ORACIÓN DE AGRADECIMIENTO

Hoy le oí decir a Dios una palabra.

Y pensé que me estaba tomando el pelo.

Me rasqué la cabeza, porque la palabra

que me dijo fue: “Gracias, hijo mío, gracias”.

“Gracias, ¿por qué?”.

Me puse a pensar y pensar,

y le dije a Él que me explicara.

“Gracias por todo lo que eres para Mí,

lo mismo bajo el sol que bajo la lluvia.

Gracias por aceptar mi amor ilimitado,

gracias por confiar en Mí.

Gracias por aceptar mis cuidados infinitos,

cuando es difícil verlos.

Gracias por descargar sobre Mí tus aflicciones,

tus errores y todo lo demás.

Gracias por prescindir de tu pasado,

y por creer que Yo me encargaré de todo.

Gracias por darte cuenta de los dones que te he dado,

gracias por estar un rato conmigo.

Gracias por volverte, de vez en cuando,

a ofrecer una sonrisa a tus compañeros.

Y, mientras Yo me preocupo, muchas gracias

Por dejar en mis manos tu futuro...”