Está en la página 1de 8

MÓDULO II.

MODELOS COMPRENSIVOS DEL ABUSO SEXUAL INFANTIL

UNIDAD 1. Modelo Ecológico Social de Jorge Barudy


Ni olvidar, ni utilizar: el único medio de salir adelante es comprendiendo
Boris Cyrulnik

Como el título de la unidad lo señala, el modelo comprensivo del maltrato infantil


desarrollado por Jorge Barudy, integra las diferentes dimensiones que influyen e
interactúan para la génesis del fenómeno. Al respecto, aborda las dinámicas de
maltrato tomando en consideración las características del microsistema familiar, de
la sociedad (macrosistema), factores culturales e individuales, integrando, además,
la mirada transgeneracional.

En particular, durante el curso de esta unidad, revisaremos los tipos de agresiones


sexuales descritos por el autor (de acuerdo al vínculo víctima-victimario), para luego
detenernos en el fenómeno de las agresiones sexuales intrafamiliares y sus fases,
con objeto de aportar a la comprensión respecto de la configuración de la dinámica
abusiva.

Abuso Sexual Infantil

Dentro de los extensos trabajos del autor en torno al tópico del Maltrato Infantil, éste
realiza una distinción del “Abuso Sexual Infantil” (que para efectos de este curso
nominaremos “Agresiones Sexuales Infantiles”), de acuerdo al vínculo existente
entre la víctima y el victimario.

Al respecto, señala que las agresiones sexuales intrafamiliares, son aquellas


cometidas por integrantes del sistema familiar del niño, niña o adolescente, así
como también por figuras conocidas por éste. En cuanto a las agresiones sexuales
extrafamiliares, especifica que éstas son aquellas perpetradas por desconocidos.

pág. 1 Alicia Fuentes R. & Vanessa Spataris S. – Fenomenología del Abuso Sexual Infantil
En cuanto a las agresiones de tipo extrafamiliar, refiere que la figura agresora NO
pertenece al medio familiar de la víctima, señalando que, en general, el abusador
“goza” sometiéndola por medio de la fuerza. En ese sentido, estos estos hechos se
darían con una frecuencia única, generando en la víctima, dada la forma en que
ocurren, la percepción de haber sido objeto de una acción violenta. Desde esa
perspectiva, el autor indica que en estos casos, los NNA son más proclives a
reconocerse como “víctimas”, pudiendo, además, identificar a la figura autora de los
hechos de transgresión como un/a “agresor/a”.

En aquellos casos en que la agresión sexual es efectuada por una figura


extrafamiliar pero conocida para la víctima, la relación estaría dada por una cercanía
física, social o porque la figura victimaria detenta un rol de autoridad respecto del
NNA, pudiendo, en ocasiones, adoptar un rol de “pseudoparentalidad”. A su vez, se
establece que las formas de aproximación abusiva pueden variar, pudiendo
emplearse estrategias tales como la persuasión, el engaño, la manipulación o,
incluso, las amenazas. En ese sentido, dado el tipo de vínculo existente con la figura
agresora y las estrategias presentes en la interacción, podrían también configurarse
dinámicas de “secreto”, en las cuales las víctimas pueden experimentar confusión y
evidenciar dificultades para reconocerse como tales. Cabe señalar que, respecto
este tipo de agresiones, el autor menciona que podría tratarse de víctimas que
presentan vulnerabilidades previas radicadas en su entorno familiar.

En cuanto a las agresiones sexuales intrafamiliares, propiamente tal, en que la


figura agresora correspondería a un miembro del sistema (padres, abuelos, tíos,
padrastros, hermanos, etc.), los hechos transgresores se darían en el marco de una
dinámica relacional en la cual el victimario/a manipularía el vínculo que lo une con
la víctima, la cual, al igual que en el caso anterior, sería proclive a experimentar
confusión respecto de la experiencia abusivo, pudiendo imponerse una dinámica
del secreto, la cual también conllevaría que la develación de situación fuese tardía.
Respecto de los sistemas familiares, este modelo indica que, habitualmente,
presentarían características disfuncionales (Barudy, J.,1998).

pág. 2 Alicia Fuentes R. & Vanessa Spataris S. – Fenomenología del Abuso Sexual Infantil
Tipos de Agresiones Sexuales según relación víctima – Agresor (Barudy, 2008)

Elaboración en base al texto.

Abuso Sexual Intrafamiliar

En su modelo, el autor establece que, en su mayoría, las agresiones sexuales


infantiles de tipo intrafamiliar, suceden en el marco de un proceso relacional
complejo, dado a través del tiempo y en el cual es posible distinguir dos momentos.
El primero de éstos, es cuando se desarrolla la agresión sexual dentro de un
sistema, encontrándose la situación abusiva invisibilizada por la existencia de un
“Secreto” y la “Ley del Silencio”, siendo éstos, procesos que aportarían en la
mantención de la homeostasis del sistema. En cuanto al segundo, éste corresponde

pág. 3 Alicia Fuentes R. & Vanessa Spataris S. – Fenomenología del Abuso Sexual Infantil
a cuando ocurre la divulgación de la situación abusiva, lo cual conllevaría una crisis
en la estabilidad interna de la familia, impactando, además, al entorno social de ésta
(Barudy, J.,1999).

Dentro de cada una de los momentos descritos, el autor distingue fases, cuya
sucesión permite comprender la forma en que se configura la dinámica abusiva.

Silencio
1) Fase de seducción: en el marco de un vínculo de dependencia, en el cual la
víctima confía en la figura agresora, ésta última comienza, gradualmente, a
ejercer una manipulación del vínculo, instándola a participar de interacciones
enmarcadas, por ejemplo, en actividades lúdicas, escenario en el cual es
dificultoso que el NNA o el entorno, pueda detectar la configuración de una
dinámica abusiva. Esta fase puede ser entendida como el momento en que
el/la victimario/a prepara la situación para lo que ocurrirá posteriormente.

2) Fase de interacción sexual abusiva: en esta fase y partir de un proceso


gradual, el vínculo y las interacciones entre víctima y agresor/a, comienzan
a adquirir un matiz sexual, precediendo ello a la ocurrencia de situaciones de
transgresión sexual, propiamente tal. Sobre este momento, es importante
entender que se trata de una aproximación sexual progresiva, en que, el NNA
no necesariamente logra discriminar la existencia de acciones abusivas,
aspecto que se puede ligar a una gradual normalización de dicha forma de
interactuar con el adulto.

3) Fase del secreto: a través de diferentes mecanismos o estrategias, la figura


agresora impone a la víctima que los hechos transgresores se mantengan
ocultos. Ello puede responder a proceso de chantajes, mentiras explícitas,
manipulación psicológica, entre otras, lo cual favorece que la agresión sexual
se mantenga oculta, encontrándose la víctima sin otra alternativa que

pág. 4 Alicia Fuentes R. & Vanessa Spataris S. – Fenomenología del Abuso Sexual Infantil
adaptarse a la situación y, consecuentemente, se sostiene la estabilidad del
sistema familiar.

Develación
1) Fase de divulgación: esta fase ocurre cuando la situación de agresión sexual
es develada. En general, esta develación suele ser tardía, pudiendo
acontecer de manera accidental, es decir que un tercero detecte la situación
abusiva, o premeditada, en que el NNA de forma voluntaria la divulga. En
general, en víctimas preescolares o pequeñas, la develación suele ser
accidental y asociada a la detección, por parte de terceros, de indicios que
originan la sospecha de una agresión sexual como lo son, por ejemplo, las
molestias físicas del niñ@ asociadas la interacción abusiva.

2) Fase de represión del discurso de la víctima: una vez que los hechos de
transgresión son develados, el sistema familiar y el entorno de éste,
experimenta una crisis, la cual, en muchos casos, puede conllevar que sus
integrantes comiencen a desplegar respuestas comportamentales y verbales
orientadas a recuperar la estabilidad del sistema. Lo anterior puede implicar
que de manera directa o indirecta, el discurso de la víctima sea reprimido.

Al alero de esta comprensión del proceso de la agresión sexual intrafamiliar, es


posible visualizar que las tres primeras fases, se caracterizan por una mantención
del equilibrio familiar, mientras que en las dos últimas, se vivencia una situación
de crisis. En algunos casos, particularmente el de los sistemas familiares
tolerantes, es posible que tras la represión del discurso del NNA (y, por ejemplo, el
desarrollo de un proceso de retractación) gradualmente la familia retorne a su
estado de equilibrio, mientras que en otros, luego de la divulgación, pueden darse
situaciones y, derechamente, intervenciones, que se orientan a modificar la
dinámica abusiva.

pág. 5 Alicia Fuentes R. & Vanessa Spataris S. – Fenomenología del Abuso Sexual Infantil
Algunas Consideraciones

• Desde la perspectiva ecológica, el autor concibe al sistema familiar como una


matriz grupal que favorece la procreación, el cuidado y la mantención de la
vida humana, siendo la regulación de la pulsión sexual y la estructuración de
las interacciones sexuales entre niñ@s y adultos, una de las fundamentales
tareas en pro de la preservación familiar (Barudy, J., 1999).

• En cuanto a las agresiones sexuales intrafamiliares, el autor indica que éstas


son el resultado de una multiplicidad de factores que perturban los
mecanismos naturales que regulan la sexualidad dentro del sistema familiar,
ocurriendo una suerte de “cosificación” del niño, niña o adolescente, el cual
es utilizado por el adulto, con objeto de compensar carencias o traumatismos
sufridos en su propia familia de origen o de resolver conflictos relacionales
con otros adultos.

• En relación a lo expuesto, Barudy, J. señala “La transgresión se produce en


el interior de la matriz biológica y social de base que debería permitir al niño
convertirse en una persona sana a nivel psicosocial. Los niños no sólo sufren
un abuso de alguien de quien dependen vitalmente, sino, y esto es más grave
aún, es más difícil que en los otros tipos de maltrato que puedan recibir, que
entiendan éstos como una violencia o un abuso de poder por parte del adulto.
Por eso se encuentran en la imposibilidad de denunciar o desvelar los hechos
fuera de la familia. El contenido altamente patológico de los descrito, es
probablemente una de las explicaciones de la transmisión de los abusos
sexuales a nivel transgeneracional” (1998).

• Junto con lo descrito, el autor efectúa también una clasificación de las


familias “incestuosas” o “sexualmente abusivas”, refiriendo que existen
sistemas que presentan: a) una organización enmarañada y altruista, en la
cual la figura agresora, habitualmente el padre, se muestra preocupado por

pág. 6 Alicia Fuentes R. & Vanessa Spataris S. – Fenomenología del Abuso Sexual Infantil
la crianza del sistema filial, mientras que la madre toma distancia. Dentro de
este escenario, es posible que luego de la develación, el victimario reconozca
la situación, arguyendo, por ejemplo, no saber por qué actuó de dicha
manera, lo cual gatilla el perdón por parte del sistema; b) una organización
caótica, promiscua e indiferenciada, en la cual pueden coexistir varios
abusos, siendo habitualmente sistemas socialmente aislados y en que el
secreto interno es casi inexistente y; c) una organización rígida, absolutista
y autoritaria, en que es posible que tras la develación, el agresor niegue los
hechos de transgresión sexual y que, además, la madre establezca una
alianza con el victimario (UNICEF, 2015).

Ejercicio

A la luz de los contenidos revisados:


1) ¿Qué podría comentar respecto de las agresiones sexuales denunciadas en
el caso “Karadima”?.
2) Además de la Ley del Silencio, ¿qué otro factor podría influir en el desarrollo
de procesos de develación tardía?.

pág. 7 Alicia Fuentes R. & Vanessa Spataris S. – Fenomenología del Abuso Sexual Infantil
Referencias para profundizar en el modelo:

✓ Barudy, J. (1998) El dolor invisible de la infancia. Una lectura ecosistémica


del maltrato infantil. Paidos, Buenos Aires.

✓ Barudy, J. (1999). Maltrato infantil. Ecología social: Prevención y reparación.


Galdoc. Santiago.

✓ Barudy, J. Dictaduras Familiares, Abusos Sexuales, Incesto. Estrategias


Terapéuticas. En:
http://www.congresofapmi.es/imagenes/auxiliar/7curso_jorge_II%20CONGR
ESO.pdf

✓ UNICEF Uruguay (2015). Abuso sexual infantil Cuestiones relevantes para


su tratamiento en la justicia. En:
https://www.unicef.org/uruguay/spanish/Abuso_sexual_infantil_digital.pdf

Puedes revisar también:

✓ El sitio web del “Instituto de Formación e Investigación-Acción


Sobre las consecuencias de la violencia y la
promoción de la resiliencia”: https://www.traumaterapiayresiliencia.com/

pág. 8 Alicia Fuentes R. & Vanessa Spataris S. – Fenomenología del Abuso Sexual Infantil

También podría gustarte