Está en la página 1de 7

BABILONIA.

Es la cultura súmera en Mesopotámica (en el actual Irak), la primera referencia sobre las construcciones piramidales,
los zigurat, que situados en lugares principales de sus ciudades, eran las puertas a los dioses. En la parte superior de estas
pirámides de adobe existía un pequeño templo en el que se producía la conexión con el dios (arquitectura de los dioses). En la
ciudad de Babilonia (“Bab-ili”, que quiere decir “Puerta de Dios”), de planta cuadrangular, existía en su centro un zigurat que ha
pasado a la historia como la Torre de Babel. Esta torre de planta cuadrada, era una construcción escalonada realizada con miles de
ladrillos de adobe, se accedía mediante rampas y escaleras, y en su parte superior existía el templo en donde se producía el ritual.
Seguramente en relación con el sol y las estrellas. Esta torre, fue posible gracias al conocimiento que de la construcción tenían los
arquitectos sumerios, anteriores a los egipcios, (estos recibieron la tradición de los sumerios). Cabe señalar que el arquitecto es,
según la significación griega, el que conoce la técnica para la construcción del templo, no es quien realiza el culto, asunto del que se
ocupaban los sacerdotes. Me parece muy importante señalar que esta diferenciación se ha mantenido a lo largo de la historia.
Arquitectos son los primeros obreros, los que conocen como debe realizarse la obra, los constructores iniciados. Si un arquitecto no
construye no está en la función que el rito le asigna. Los arquitectos sumerios alcanzaron un elevado conocimiento de diversas
disciplinas para conseguir la correcta realización de sus ciudades y templos. Al día de hoy se sabe que conocían la geometría, la
aritmética, la escritura, la astronomía, la astrología, la estática, la mecánica y para poder ejecutar sus proyectos debían de dominar
lo que hoy conocemos como aprovechamiento de recursos naturales y humanos. Los sumerios estudiaron las estrellas dividieron el
año en 12 meses, determinaron los 12 signos zodiacales, las 12 horas del día y las 12 horas de la noche, y los sesenta minutos de
cada hora. Para los sumerios el 12 era el número del universo. Contaban señalando con el pulgar las doce falanges de los otros
cuatro dedos de la mano, y marcaban los múltiplos de doce con los cinco dedos de la otra, de modo que el mayor número que
podían contar con los dedos era 60. Para ellos el número 12 se encontraba también en la mano del hombre. La mano del obrero que
construía la puerta a los dioses. Los arquitectos sumerios construyeron sus ciudades y templos en ladrillos de adobe, millones de
ladrillos realizados con el único material que disponían en su tierra, el adobe formado por arcilla y agua, materiales que son la fuente
de su cultura, y base de todas sus creencias. Los Arquitectos sumerios no utilizaban la piedra, pues no disponían de ese material. La
sociedad sumeria determinaba de manera clara las diferentes funciones de las clases dirigentes: el Rey, el Sacerdote y el
Arquitecto. Estos últimos gracias al estudio de las disciplinas enumeradas más arriba podían llevar a cabo con éxito la construcción
de sus torres zigurats, que facilitaban a los sacerdotes la conexión con sus dioses. Anu era el dios del cielo, y tenía su santuario más
importante en la ciudad de Uruk. Su culto queda reflejado en el mito de la creación: al principio de los tiempos, el mundo era un caos
dominado por Tiamat, diosa del mar (el mar era signo de caos y destrucción para un pueblo que no tenía ningún conocimiento de
navegación) fue Anu quien la derrotó y con su cuerpo creo el Universo. Esta victoria era la que le otorgaba la preeminencia sobre los
otros dioses. En el templo situado en la cima del zigurat el sacerdote realizaba el ritual a Anu, dios del cielo.

Arte y Cultura de Babilonia

Elementos históricos en la formación del imperio babilónico.


Babilonia se encontraba ubicada en lo que es actualmente la región Iraquí. A esta tierra bajo el control sumerio llegaron grupos
semitas como los acadios y los amorreos, provenientes de un país llamado Martu. Este suceso indica el declive y caída de la
III Dinastía del Imperio de Ur y el nacimiento del Imperio babilónico, que se desarrollaría, con intermitencia, entre los años 2003 y
539 A.C y fue uno de los grandes imperios que dominaron la región de Mesopotamia. Los amorreos lograron imponer sus dinastías
en las principales ciudades mesopotámicas y la más importante llegó a ser Babilonia, ( Bávilou, significa “puerta de Dios”).
La ciudad, ocupada por el rey amorreo Sumuabum (18941881 A.C), fundador de la nueva dinastía se convirtió en un gran centro
político, religioso, económico y cultural. Sus cuatro siguientes sucesores, crearon el reino amorreo más importante de toda la región
que alcanzaría su máximo esplendor con la figura de Hammurabi, rey más importante de la primera dinastía de Babilonia, que reinó
entre los años 1792 y 1750 A.C. El cimentó y forjó las bases del Imperio babilónico.

Cilindros y tablillas de barro cocido con escritura cuneiforme.

Durante el primer imperio aumentó la producción de cilindros para sellar los documentos impresos y tabletas de arcilla de barro
cocidas. Numerosos textos elaborados en este método de escritura cuneiforme han sido rescatados provenientes de la Cultura
Babilónica los cuales han aportado valiosísima información con la que se pudo documentar aspectos de su historia, tradiciones y
cultura. Muchos de estos textos fueron a parar a manos Asirias durante la conquista de babilonia por esta cultura, ellos se jactaban
de la cantidad de textos en escritura cuneiforme que poseían que habían logrado arrebatar a los babilonios.

En las ciudades de Mari y Ebla se rescataron mas de 17000 tablillas de arcilla con datos comerciales y sobre costumbres de la
región. Por estas tabletas se ha podido conocer que el producto que exportaban mayormente eran los tejidos y que grandes
cantidades de oro y plata que provenían de los tributos de las ciudades menores bajo su dominio estaban a su disposición para
usarlo tanto en el mantenimiento de las ciudades como del ejército y las campanas militares. Se conoció su forma de controlar el
acrecentamiento de enfermedades y tratamientos para las mismas basándose en los recursos que la propia naturaleza ofrece.

Se habla en estas tablillas de arcilla encontradas en Babilonia de las persecuciones que se organizaban en partidas para recuperar
los esclavos evadidos así como los impuestos que se cobraban por transportarse por el río Éufrates. Estas tablillas de
cerámica que aun hoy en día se siguen encontrando en la región Iraqui, han aportado información de casi todas las esferas de la
vida de esta cultura pero también en general de la región de Mesopotamia, abarcando aspectos que van desde la política, la
economía, la religión, la medicina, la música, poesía, bailes y cuanto aspecto puede necesitarse saber de una cultura.

Todo un conglomerado de especialistas trabajan arduamente en una carrera contra reloj para descifrar, leer y documentar
propiamente esta información. Al sacar las tablillas de los lugares de origen en las que han estado en condiciones
físicas determinadas; comienzan a deteriorarse rápidamente al ponerse en contacto con el aire. El contenido de estas tablillas
rápidamente se traslada a impresiones holograficas que permiten digitalizar la información contribuyendo a preservarla sin tener que
manipular las tablillas originales, a la ves que se hacen llegar a especialistas de todo el mundo quienes pueden aportar desde un
punto de vista multidisciplinario una opinión valiosa.

Arquitectura

Aunque el primer periodo de florecimiento de la ciudad de Babilonia anterior a su destrucción fue muy importante desde el punto de
vista arquitectónico en el periodo neo babilónico se produce variedad y esplendor en las representaciones artísticas que tendría su
continuidad hasta la caída del Imperio. En este prolongado lapso que comienza en el año 2000 A C. Se observan algunos avances
artísticos de gran importancia para la historia del arte, entre los que se encuentran el perfeccionamiento del uso que se da en la
arquitectura al arco y la bóveda; que ya se empleaban anteriormente pero que se perfeccionarían durante el Imperio neo babilónico.
Esta es la época de la construcción de los fabulosos palacios de Nabucodonosor, importante rey de Babilonia quien ordeno la
construcción de numerosos edificios importantes. A este rey se le atribuye así mismo sumo merito en el florecimiento de babilonia. El
mismo dejo plasmado que aquello que otros reyes no habían podido hacer el lo había logrado en testimonio encontrado en las
tablillas de arcilla grabadas con escritura cuneiforme.

Las características del arte en la cultura babilónica están muy relacionadas con los materiales de construcción de que disponían en
su entorno. La piedra era escasa por supuesto pero el barro, abundante. Apenas existían árboles corpulentos de donde sacar las
vigas necesarias para usarlas efectivamente en la construcción. Siguiendo estas limitaciones, las construcciones se realizan en
adobe y ladrillo fundamentalmente cimentando con piedra muy parecido a como lo hacían los sumerios. Se emplea el arco y la
techumbre de bóveda principalmente en la construcción de grandes palacios.

El adobe se utiliza para las terrazas y muros gruesos externos. Las paredes estaban hechas de adobe o de ladrillos moldeados,
(cuyo montaje posterior hizo posible construir gigantescos muros con grandes relieves cerámicos en barro cocido y piezas de piedra
conteniendo relieves e inscripciones que recibían el nombre de kudurrus).

Los kudurrus eran bloques de piedras, generalmente diorita negra, que tenían por objeto delimitar las fincas. Se hacían en ellos
inscripciones donde se describen los límites de la propiedad y se lanzan conjuros aterradores de maleficio para los que intenten
cambiar sus límites. Se esculpían en los Kudurrus de la cultura Babilónica las imágenes de los dioses o de los animales que los
representaban para que resultaran más imponentes y se alejara más efectivamente a los infractores que intentaran invadir la
propiedad.

Decoración con barro cocido vidriado en Babilonia

La simplicidad en el diseño de las estructuras que se construyeron se debe a lo difícil del terreno y a lo escaso de los materiales. Los
ladrillos utilizados en la construcción de edificios se recubrían con cerámica de colores (barro cocido y vidriado) o con estuco blanco
sobre el que iban las pinturas al fresco.

Es asombroso como estos artesanos logran bellos ladrillos con un proceso que llegaron a dominar perfectamente en el que estos
ladrillos pintados brillaban con la luz del sol logrando un imponente efecto en el espectador.

Si se tiene en cuenta que las mezclas para obtener estos pigmentos azulados llevaba un riguroso control de las proporciones (
milimétricas) de las sustancia utilizadas y se le suma el hecho de que estas mezclas se hacían en grandes cantidades obteniendo el
mismo impecable acabado, no podemos menos que asombrarnos de la habilidad y conocimiento que poseían estos artesanos en
épocas tan remotas.

Los dibujos representaban hermosas plantas, algunas de ellas exóticas, animales fantásticos donde la imaginación del artista se
sumaba a las historias de leyendas. Realizaban también figuras geométricas con diseños que rememoraban un poco en algunos
casos los heredados de Sumeria y otros novedosos también que se adaptaban al espacio físico que se decoraba.
Los diseños secuenciales y narrativos en edificaciones cuyos fragmentos se conservan han aportado importantes datos sobre la
historia, tradiciones y concepción de la vida de la cultura babilónica y de la región de Mesopotamia en general.

En Babilonia se utilizó una piedra blanda llamada alabastro; que abundaba en cierta parte del río Tigris y en ella se labraban relieves
para decorar los edificios más notables. Los escritos en letra cuneiforme formaban parte en muchos casos de la decoración
aportando a la narrativa de la escena y se adaptan ambos en el espacio sin rivalizar el uno con la otra por lo que el balance que se
obtiene afianza el mensaje y el dramatismo de la obra y no actúan en su detrimento.

Es interesante cómo esta costumbre tan antigua de presentar textos junto a imágenes se ha utilizado en la historia del arte por
muchas culturas y perdura aún en la actualidad. En las grandes superficies horizontales de los muros de los palacios se colocaban
placas relatando crónicas de batallas, victorias y cacerías así como el tema del árbol de la vida que aparece también en los sellos
cilíndricos, tabletas de cerámica y sellos.

Pintura en Babilonia.

La idea de perspectiva es bastante primitiva aun y las figuras no guardan el equilibrio de las proporciones entre objetos y figuras que
se ilustran con las reales este aspecto aplica tanto para las humanas como en la de animales. En general el artista agrandaba los
personajes que le interesan y así es que la figura del rey por ejemplo se representaba más grande en el conjunto, seguida en
tamaño por la de figuras importantes que representan el poder después del rey y terminando por los súbditos.
Los restos importantes de la decoración en pintura del Palacio de Mari, que decoraban la Sala de Audiencias, el Patio Real y otras
estancias de la residencia, muestran fragmentos en que pueden distinguirse cuatro tipos de escenas frecuentes en los temas de la
Cultura babilónica
Temas frecuentes en la pintura de Babilonia.

1. Carácter mitológico.
2. Bélicas.
3. Episodios de ofrendas.
4. Sacrificios
5. Investiduras o presentación.

La cabeza de los personajes se muestra de perfil aunque la persona estuviese de frente (frontalidad). Las caras inexpresivas; como
lo eran las de la cultura sumeria y otras regiones de Mesopotamia. Estas figuras presentan también en muchos casos grandes ojos
esbozados. Las barbas, el pelo rizado en largas cabelleras, los bordados de los mantos y las franjas de los vestidos muestran
cuidado en el detalle logrando una representación bastante fidedigna de lo que se representaba contribuyendo a una comunicación
más efectiva del mensaje que sorprende por su similitud a la realidad.

Relieves y esculturas de bulto redondo Babilónicas.

El tema de los relieves fue casi siempre profano. Las escenas que muestran la vida placentera que se vivía dentro del palacio se
representaban en las paredes interiores mientras que en las exteriores abundaban más las del tema de la cacería, encuentros
bélicos relatos heroicos que elogiaban la figura del rey y también leyendas épicas. Las esculturas de bulto redondo tenían en
algunos casos proporciones gigantes y estaban colocadas fundamentalmente en las puertas de los palacios, como guardianes del
recinto. Figuras donde se fusionan la humana con la de animales, esfinges aladas, grifos y leones. Tal y como se observo en Asiria
y Sumeria.

Aportes de la cultura babilónica en cuanto a técnica, ciencia, medicina, astronomía y leyes.


El Imperio babilónico, que se desarrollaría, con intermitencia, entre los años 2003 y 539 A.C (como mencionamos en el artículo
sobre La cultura Babilónica) , fue uno de los grandes imperios que dominaron la región de Mesopotamia. Los Amorreos lograron
imponer sus dinastías en las principales ciudades mesopotámicas y la más importante llegó a ser Babilonia, ( Bávilou, significa
“puerta de Dios”).
Las leyendas que se crearon en torno a Babilonia; siendo muchas de ellas de-rogativas de esta cultura; juzgaron la conducta, mitos
y costumbres de esta cultura desde sus propios puntos de vista y patrones morales. Prácticamente la información que existió hasta
ahora fue obtenida principalmente en base a referencias de la biblia o de los cronistas griegos o persas. También hay crónicas
posteriores hechas por alemanes y escritores de otras nacionalidades.
A lo largo de la historia ellos interpretaron estas informaciones sin tener un conocimiento sólido sobre el tema lo que contribuyó a
crear una especie de mito malévolo de ciudad pecadora. Estas crónicas mal intencionadas, demeritan la imagen de esta cultura, sus
aportes técnicos, sus conocimientos científicos destacados en aspectos tan importantes como la medicina.

La tecnología en la antigüedad se refiere a los avances en la elaboración de herramientas e utensilios de uso práctico o decorativo,

así como también a la capacidad de utilizar productos de mejor calidad para obtener mejores resultados y producción a mayor

escala.
Aportes fundamentales de los babilonios en cuanto a técnica, ciencia, medicina, astronomía y leyes.
– Los babilonios lograron importantes resultados en el tratamiento de enfermedades a partir de compuestos orgánicos naturales
como miel y plantas medicinales. Realizaban operaciones quirúrgicas, diagnóstico y pronóstico de enfermedades recogidas en un
compendio por escrito.
– La prevención y contagio de enfermedades con la aplicación de medidas de higiene personal que incluía abluciones frecuentes,
lavado de las manos, hervidura de agua y elaboración con esta de bebidas tanto medicinales como de uso común. Asi como la
utilización de símbolos y señales descritas en sus tablillas que corresponden a las distintas enfermedades conocidas por ellos y
cómo tratarlas con efectividad.
– Creacion e implantacion del primer código penal de leyes para regir el comportamiento de las personas.
– Creación de cultos religiosos que se propagaron con versiones modificadas hacia otras culturas en la antigüedad.
– Ellos lograron obtener aleaciones de metales con los que producían herramientas, armas y elementos de carácter decorativo y
utilitario como esculturas de metal, joyas, vasijas de metal, escudos brazaletes etc.
– Avanzados conocimientos en cuanto al uso de regadíos para la agricultura, el reciclaje de las tierras y cultivos.
– La utilización de la escritura cuneiforme sobre cilindros y tablillas de barro cocido técnica heredada de los Sumerios, ha aportado
valiosa información con la que se pudo documentar aspectos de su historia, tradiciones y cultura.
– Sorprendente tecnica para la elaboración de ladrillos vitrificados usados para la decoración de palacios y templos.
– Avanzados conocimientos matemáticos y astronómicos sobre las constelaciones, distancia de la tierra al sol, los solsticios y
equinoccios, que la órbita de la tierra era elíptica, la cantidad de planetas en nuestra galaxia entre otros. Asi como la velocidad de
astros utilizando figuras geométricas como el trapezoide.
– La creación de la rueda en Sumeria y amplia utilización de la misma en toda Mesopotamia.
Los babilonios y la medicina.
Ellos lograron importantes resultados en el tratamiento de enfermedades a partir de compuestos orgánicos naturales como miel y
plantas medicinales. la prevención y contagio de enfermedades con la aplicación de medidas de higiene personal que incluía
abluciones frecuentes, lavado de las manos, hervidura de agua y elaboración con esta de bebidas tanto medicinales como de uso
común.

Los médicos babilonios eran capaces de operar a sus pacientes con bastante efectividad y eran castigados si los pacientes morían
según estaba estipulado en su código de leyes. En Mesopotamia toda así como lo fue en Babilonia fueron introducidos con el tiempo
los conceptos de diagnóstico de enfermedades, prognosis del estado de salud de los pacientes y estudio de posibles
complicaciones; basados en las experiencias previas registradas en sus tablillas de cerámica en escritura cuneiforme.
Estas tablillas que llegaron a conformar una especie de compilación o libro sobre el tema reflejaba con detalles descripciones
conteniendo símbolos y señales que corresponden a las distintas enfermedades conocidas por ellos y cómo tratarlas con efectividad.
La limpieza de la ciudad era vista por las culturas mesopotámicas como un elemento importante para la prevención de
enfermedades. De donde obtuvieron esos conocimientos aún permanece en el misterio, sobre todo si se tiene en cuenta que
estamos hablando de conglomerados de humanos que conformaron civilizaciones en lo que las teorías al respecto señalan como
civilizaciones en el periodo Neolítico.

Trabajos en metal en Babilonia y el resto de Mesopotamia.


Ellos lograron obtener aleaciones de metales con los que producían herramientas, armas y elementos de carácter decorativo y
utilitario como por ejemplo esculturas de metal.
Técnicas como “La granulación”, de fina apariencia y gran variedad, así como también el sistema de repujado del metal; con
exquisita maestría en los resultados, fueron ampliamente utilizados en joyería, decoración de armas, escudos de guerra, vasijas
metálicas etc.
Ellos no elaboraban estos objetos solo para consumo personal propio, sino que era comercializado teniendo una amplia demanda
por su calidad incluso en zonas remotas geográficamente. La técnica de aplicación de cuentas de Calcedonia fue muy popular en
ese tiempo así como sus bellos trabajos de aplicaciones de lápiz lazuli.
Avanzados conocimientos en cuanto al uso de regadíos para la agricultura, el reciclaje de las tierras y cultivos les permitió no solo
asentarse en estas zonas que presentaban limitaciones con condiciones no idóneas para la agricultura, sino prosperar de forma que
fue posible el aumento de la población y sostenimiento de la misma mediante la infraestructura que desarrollaron, consiguiendo ser
uno de los imperios más importantes de la época cuyos avances técnicos y científicos fueron asimilados por otras culturas también.

Los ladrillos vitrificados de Babilonia

Entre las técnicas que desarrollaron los babilonios destaca la elaboración de ladrillos vitrificados usados para la decoración de
palacios y templos. Destaca la decoración de la entrada de la ciudad conocida como “La Puerta de Istar” en la que numerosos
ladrillos vitrificados coloreados con intensas tonalidades de azul y otros colores nos entregan representaciones de animales que se
supone tenían la misión de proteger la entrada de la ciudad.

Esta técnica imitada por otras culturas ha desaparecido desafortunadamente y a pesar de haberse tratado de reproducir en la
actualidad los intentos han sido infructuosos. Es un misterio cómo ellos lograron producir en cantidades sustanciales estos ladrillos
vitrificados. Los pigmentos utilizados a partir de materiales de la propia naturaleza estaban diluidos en cantidades exactas,
milimétricas y reproducir esto a gran escala requería de un conocimiento de química y propiedades de los compuestos naturales que
es verdaderamente un misterio como ellos lo pidieron lograr, o cómo llegaron a obtener ese conocimiento que ni siquiera hoy en día
se ha podido reproducir.

Avanzados conocimientos de astronomía y creación de la astrología en Mesopotamia.

Uno de los grandes misterios que nos presenta esta cultura es como fue posible que conocieran tanto ellos como los sumerios y los
asirios, avanzados elementos de astronomía como si de echo ellos hubieran podido contemplar el cosmos desde una perspectiva
externa a la tierra y no una simple contemplación de los astros desde la superficie del planeta. Pero además todo ese conocimiento
obtenido durante solo el poco tiempo que esta cultura surgió, se desarrolló y luego se extinguió.
Conocían la cantidad de planetas del sistema solar, en un relieve se muestra una representación del sistema solar con los planetas
girando alrededor del sol. Poseían específicos conocimientos matemáticos y astronómicos sobre las constelaciones, distancia de la
tierra al sol, los solsticios y equinoccios, que la órbita de la tierra era elíptica, sabían cómo calcular los movimientos del sol, la luna,
astros y planetas.
Podían calcular la ocurrencia de eclipses de sol y luna y en general conocimientos que solo la humanidad vino a re descubrir miles
de años posterior al florecimiento de estas culturas mesopotámicas y egipcias. Ellos situaban al sol como centro de la galaxia
alrededor del cual los planetas giraban.
Su amplio conocimiento de Astronomía y matemáticas les permitió desarrollar un sistema efectivo para registrar el tiempo ellos
decidieron registrar el transcurso de un año y para ellos utilizaron doce meses incluidos en el. Para el transcurso de un mes
seleccionaron 30 días,el día en doce horas, una hora en sesenta minutos y un minuto en sesenta segundos.

La traducción reciente de tablillas de cerámica babilónicas ha puesto al descubierto que susastrónomos podían; utilizando la figura
geométrica de trapezoides, establecer la localización,movimiento y velocidad de astros.
Lo hacían calculando el área de un trapezoide que habían trazado utilizando los valores obtenidos en su observación previa del
avistamiento del astro en diferentes puntos de observación, midiendoluego de lado a lado de esta figura geométrica y promediando
los resultados. Obtenían así una cifra total correspondiente a la velocidad y el tiempo transcurrido desde que se movía de un punto
al otro, por tanto su velocidad de traslación habitual, en un periodo de tiempo determinado.
En una de estas tablillas se describe detalladamente; cómo utilizando estos cálculos geométricosavanzados, pudieron determinar a
qué velocidad Júpiter se movía entre diferentes puntos deobservación, por lo que pudieron medir su velocidad habitual.
Los sacerdotes babilonios desarrollaron el sistema zodiacal de signos correspondientes a los planetas, constelaciones etc.
originalmente eran trece símbolos luego fueron reducidos a doce. Este conocimiento dio origen posteriormente al desarrollo de lo
que se conoce como astrología.
Arquitectura asiria
Los asirios construían casi tanto como hacían la guerra, y eran grandes guerreros. Cada soberano asirio se quiso construir su propio
palacio edificado para la gloria de Asur. En las paredes de estos palacios los escribas dejaban constancia de la historia de sus reyes
mediante tablillas de arcilla, bajorrelieves, esculturas y pinturas.1
Los dos grandes imperios, el caldeo y el asirio, que fueron sucediéndose en la antigua región del Tigris y el Éufrates, dieron origen a
dos civilizaciones también diferentes y sucesivas aunque en el arte estuvieron muy hermanadas por copiarse mutuamente las
formas. El primer imperio tuvo al principio su asiento en diferentes ciudades de Caldea que si no guardaban unidad política,
respetaron al fin la hegemonía de la célebre Babilonia y el segundo, en Asiria, siendo por último su capital la famosa Nínive.
Destruida esta ciudad por el medo Ciájares, renació el Imperio caldeo con Nabopolasar y tuvo su período más brillante
con Nabucodonosor II, hijo de éste para terminar con la toma de Babilonia por los persas. La arquitectura asirio-caldea estuvo muy
lejos de alcanzar la perfección que tuvo la egipcia y a pesar de las repetidas excavaciones que se han sucedido, no se ha llegado a
tener un conocimiento perfecto de ella debido a la debilidad de su material constructivo y en vista del estado lamentable de las
ruinas. La época mejor conocida en el terreno arquitectónico es la del Imperio asirio, sobre todo, con la exploración de los palacios
de Nimrud y Nínive.
El arte asirio se apropió de las formas caladaicas, tanto en edificios como en inscripciones, si bien en éstas abandonó la lengua
proto-caldea, usando la asiria y en aquellos construyó con más solidez, suntuosidad y perfección en el ornato. Aunque en Asiria no
escasean las canteras de piedra y de los montes próximos de Armenia se extraían buenas calizas y mármoles, los asirios construían
con ladrillos y adobe a imitación de los caldeos y sólo echaban mano de la piedra para revestimientos de muros y para la base de
los edificios, los cuales fueron principalmente torres y palacios. Apenas se sabe nada de las tumbas en el imperio asirio y, no cabe
duda que no se preocupaban por ellas cuando no han dejado muestras relevantes. Las torres o zigurats se componían de siete
plataformas con igual destino y significado que en el arte caldeo. Pero se diferenciaban de éste en que no tenían escalinata exterior
ni rampa (salvo la que servía para el terraplén inferior) franqueándose el acceso a las plataformas superiores por escalera interior
que partía de un vestíbulo con su puerta monumental situados al pie del edificio en una de sus caras. Había, además, otros templos
menores para divinidades secundarias, ya en forma de pequeñas torres, ya como edículos o templetes con su frontón al modo
griego, aunque rudimentario.
Los palacios que en la arquitectura asiria ofrecen extraordinaria importancia, se elevan asimismo sobre grandes plataformas o
terraplenes con planta rectangular prolongada y orientados como las torres. Encierran en su perímetro grandes patios, alrededor de
los cuales se alzan los cuerpos de edificio divididos en diferentes salas de extraordinaria longitud cuyas paredes interiores más ricas
y a veces incluso los pavimentos se cubrían hasta cierto punto con láminas de alabastro, adornadas en los muros con relieves
historiados e inscripciones y más arriba se revestían los muros con ladrillos esmaltados o azulejos que ostentaban hermosa pintura
policromada. El bronce y el oro abundaban así mismo en estas decoraciones palatinas. Es lo más probable que no tuvieran los
palacios más que un solo piso y que recibieran la luz por el techo el cual se hacía plano y se adornaba con madera esculpida. Junto
al palacio real se elevaba la torre-templo.
Aunque los asirios conocieron la bóveda, tanto falsa como verdadera (de medio cañón y apuntada) no dieron gran importancia a
estos elementos arquitectónicos pero sí al arco de medio punto y al elíptico para las puertas monumentales. Tampoco hicieron
frecuente el uso de las columnas a juzgar por los restos hallados y es probable que construyeran éstas de madera
sobre zócalo redondo de piedra. Junto a las puertas principales de los palacios reales, como para defender la entrada o simbolizar el
poder, había colosales figuras de esfinges aladas, a veces, de cinco metros de altura, que por lo común tenían cabeza de hombre
(androsfinges) con barba rizada, el cuerpo de toro o de león y las alas de águila, esfinges que, por otra parte, ya habían empezado a
usarse en el arte caldeo primitivo. Entre los motivos ornamentales se hallan muy habitualmente las grecas, piñas, palmetas, rosones,
las acciones guerreras y las cacerías.
Las ruinas de ciudades asirias más exploradas por los arqueólogos son las de Nínive, Nimrud o Halah (la Chale del Génesis) y
Elleasur las cuales tenían elevados muros, defendidos por numerosas torres y encerraban magníficos palacios. Los más notables de
entre dichos palacios, cuyas ruinas se han descubierto y estudiado son:

 el de Asshurnasirpal (Sardanápalo I) y el de Salmanasar II con su famoso Obelisco negro, ambos en Nimrud, siglo IX a. C.
 el de Asarhaddón, en la misma localidad, siglo VII a. C.
 el de Sargón II o Sarkín, en Kórsabad, siglo VIII a. C. Estaba decorado con veinticuatro pares de toros alados y unas dos mil
losas de piedra esculpidas y colocadas por dentro y por fuera, a lo largo del muro.
 el de Senaquerib. Era un palacio semejante al de Sargón aunque no tan extenso.
 otro de Asarhaddón, embellecidos éste y el anterior por Asurbanipal (Sardanápalo II).
El arte del segundo imperio babilónico no se diferencia del asirio sino en el uso exclusivo del ladrillo para las construcciones y en
que abunda más la decoración pictórica y de relieve de sus ladrillos esmaltados para revestimiento, en vez de los de mármol que se
usaban en el arte precedente. Las torres y las tumbas, sin embargo, seguían en la baja Caldea la forma ya descrita del primer
Imperio.

Arquitectura asiria La principal característica de la arquitectura asiria es que utiliza formas arcaicas en la construcción de
edificaciones y en la realización de inscripciones. Los materiales mas utilizados eran los mármoles y las calizas, que se extraían de
los montes situados en la cercanía de Armenia. Las mayorías de las edificaciones fueron levantadas a base de ladrillos y adobe, sus
creaciones fueron muy parecidas a los caldeos. Para revestir los muros utilizaban piedra, así como también para elaborar la base de
las edificaciones. Este revestimiento era muy utilizado en palacios y torres. A diferencia de otros estilos antiguos, en este arte no
fueron erigidas muchas tumbas, o sea, que la construcción de estas edificaciones no era una preocupación para esta civilización, ya
que hoy en día no se puede encontrar ningún vestigios que muestre algunas características de este estilo arquitectónico. Ahora bien,
el zigurat o torres si eran muy optadas, estas eran erigidas de siete plataformas que se accedían a través de una escalera en el
interior que iniciaba en el vestíbulo. También se erigieron templos pequeños dirigidos para las divinidades de menor rango, estas se
levantaron en forma de pequeñas torres con un frontón muy parecido al griego, la diferencia consiste en que este es rudimentario.
También se erigieron grandes palacios, los cuales se levantaron sobre terraplenes o plataformas, en donde sobresale su planta
cuadrada. Estos poseen inmensos y ornamentales patios, en los cuales se levantan los cuerpos del edificio dando la posibilidad de
apreciar las diferentes salas del lugar, las cuales estaban bien ornamentadas desde las paredes interiores hasta los pavimentos,
distinguiéndose las láminas de alabastro, los ladrillos esmaltados o azulejos policromados y los relieves historiados e inscripciones
que se podían apreciar en los muros. Se utilizaba en grandes cantidades materiales como el oro y el bronce para acentuar con más
puntualidad la ornamentación y la estética del lugar. De este mismo modo se utiliza la madera esculpida, la cual se podía apreciar en
el techo de los palacios de una sola planta, los cuales permitía la entrada de la luz artificial para iluminar el interior de la edificación.
Esta civilización también utilizó en grandes proporciones el arco de medio punto y el arco elíptico, este último generalmente era
utilizado en las puertas monumentales, las cuales habitualmente eran erigidas con grandes figuras de esfinges aladas, que eran
utilizadas para defender la entrada y para simbolizar el poder. Estas esfinges eran erigidas de cinco metros de altura, y
generalmente tenían el cuerpo de león o toro, la cabeza de hombre y alas de águila. Como motivos ornamentales eran muy
utilizados las palmetas, las grecas, los rosones, piñas, y las acciones de cacerías y guerreras. Según vestigios encontrados hoy en
día por diversos arqueólogos, los lugares que ostentaban más edificaciones con este estilo arquitectónicos era Nimrud, Nínive y
Halah, donde se llegaron a erigir inmensas e innumerables torres, palacios y murallas.

Arte Asirio

El Asirio es uno los pueblos que nos va a dejar las manifestaciones más ricas, sobretodo en escultura. Es un poder más rígido y
cruento que los anteriores, hecho que se verá reflejado en las representaciones. Comienza a destacar después de la III dinastía de
Ur, pero será más fuertes a partir del siglo IX a.C.

La capital es Assur, cerca del río Tigris. Sin embargo, irán surgiendo otras ciudades y Assur quedará relegada a un carácter
religioso.

En las ciudades de Nimud, Dur-Sahrrukin y Nínive será donde encontremos las manifestaciones más importantes. El dios venerado,
con carácter naciona, es Assur, representado como un disco solar alado.

Los asirios desarrollaron un gran imperio y se harán con el poder de Mesopotamia. Se trata de una monarquía militar. Los reyes más
importantes son: Assurnasirpal II (s. IX, 883 - 859), quien instaura la capital en Nirnud; Salmanesar III (858 - 824) y mantiene la
capital; Sargón II el Grande(721 - 705) que sitúa la capital en Khorsabad; Senaquerizo (705 - 631) que trasladan la capital a Nínive; y
Assurbanipal (669 - 626) que mantienen la capital en Nínive.

Arquitectura Asiria

Han llegado pocos restos hasta nosotros de arquitectura asiria. Está relacionada con la sumeria pero es más desarrollada. La más
significativa es la arquitectura religiosa junto con la palatina. El zigurat lleva a su máximo desarrollo. Se conoce gracias a los
cilindros-sellos ya que hay pocos restos arquitectónicos reales.

En la arquitectura civil destaca la palatina. Los palacios, que eran amurallados, se construyeron sobre terrazas. Las estancias de los
palacios se desarrollan en torno a patios.

Templo Doble dedicado al dios del cielo y las tormentas


Está realizado en ladrillo. Tiene una sola puerta de entrada flanqueada por dos patios. Murallas con almenas escalonadas forman un
patio interior. Está dividido en dos partes: una para cada Dios, con un zigurat para cada uno.

Ciudad y Palacio de Korsabad


Es una ciudad con muralla, torres y varias puertas de entrada. Junto al palacio están los templos más importantes y es donde
destaca el gran zigurat de Assur. El palacio está organizado en torno a patios interiores. Tiene una sola puerta de entrada.

Escultura Asiria

La escultura es lo más desarrollo de la cultura asiria. Se desarrolla en el interior de los palacios. Hay escultura exenta que recoge la
figura del monarca.

Dichos relieves se llaman "ortostatos", hechos en piedra, mármol o alabastro yesoso. Se completaban con pinturas.
Su finalidad era básicamente propagandística. Pretendía realzar la figura del monarca. Los temas están en relación a esta finalidad
ya que la temática religiosa es secundaria.

Por tanto, predominan las acciones bélicas y los temas de caza, para exaltar la fuerza y el valor del monarca.

Las principales características del relieve son:

 Las figuras se representan especialmente en tres cuartos.


 Se pretende captar el movimiento, más visible en los animales que las personas.
 Los relieves son narrativos.
 Se busca el detallismo. Esto a veces lleva a un cierto convencionalismo (en barba, pelo, etc.)
 Tiene gran importancia la representación de los animales, que son muy realistas, con formas anatómicas muy marcadas.
 Comienza a representarse el paisaje.