Está en la página 1de 24
SOLUCIONARIO “EL pERfUmE” www.planetalector.com

SOLUCIONARIO “EL pERfUmE”

SOLUCIONARIO “EL pERfUmE” www.planetalector.com

www.planetalector.com

Solucionario: “El perfume”

Solucionario: “El perfume”

Capítulo 1

a diferencia

del de otros monstruos geniales

célebres y tenebrosos en altanería, desprecio por sus semejantes, inmoralidad, en

una palabra, impiedad

(no) fuera a la zaga de estos hombres

1. p. 9: «uno de los hombres más geniales y abominables

».

»;

«

»;

«

. Su enorme voracidad, que provoca el rechazo por parte de las nodrizas (p. 13), entre ellas la última, Jeanne Bussie, quien considera que está «poseído por el demonio» (p. 17) porque «no huele a nada en absoluto» y quien ni siquiera acepta su custodia cuando el padre Terrier le ofrece sucesivos aumentos de sueldo (ib.). Añádase a ello el estigma social que marca a Jean-Baptiste desde el momento en que es bastardo (p. 14). El padre Terrier ve en su nariz un reflejo de «las hojas de aquellas pequeñas plantas carnívoras que se cultivaban en el jardín botánico del rey» (p. 25) y lo aparta de sí con asco para acabar concluyendo la necesidad de deshacerse de él con estas

significativas palabras: «¡A la calle con él!, pensó Terrier, a la calle inmediatamente

¡a la

con este

calle con este monstruo, este niño insoportable!» (p. 26).

demonio” estuvo a punto de decir, pero se dominó a tiempo

3. Se trata de un hogar de beneficencia donde se recogía a los niños abandonados.

Se llamaba también inclusa. Exponer: ‘abandonar a un niño recién nacido a la puerta de una iglesia, o de una casa, o en un lugar público’ (DRAE). El apellido en cuestión denota el origen desconocido del primer miembro de ese linaje. La forma

con «s» se explica por pronunciación relajada, reflejada también en la escritura. El número de abandonos se explica sin duda por la precariedad económica y social de muchas madres solteras, incapaces de afrontar la carga de otra boca que alimentar

o

el estigma de un embarazo fuera del matrimonio.

4.

Enervante: ‘que enerva’. Enervar: ‘debilitar, quitar las fuerzas’. Es decir, el calor

y

el hedor eran tales que quitaban las fuerzas.

5.

La madre de Jean-Baptiste «era una mujer joven, de unos veinticinco años,

muy bonita y que todavía conservaba casi todos los dientes y algo de cabello en la cabeza y, aparte de la gota y la sífilis y una tisis incipiente, no padecía ninguna enfermedad grave, que aún esperaba vivir mucho tiempo, quizá cinco o diez años más En el París del siglo xviii (y no sólo allí) la enfermedad formaba parte de la vida cotidiana de casi todo el mundo (hasta el punto de que el narrador subraya que la gota, la sífilis y la tisis eran, incluso en esa época anterior a la penicilina, afecciones

www.planetalector.com

Solucionario: “El perfume”

Solucionario: “El perfume”

menores) y la esperanza de vida de la población era muy baja. No es extraño, habida cuenta de las condiciones higiénicas de las que nos hablan los pestilentes olores que dominaban el París de la época. Esa relación entre pestilencia / insalubridad y esperanza de vida está clara en el texto mismo: «en el siglo xviii aún no se había

atajado la actividad corrosiva de las bacterias y por consiguiente no había ninguna

acción humana (

en la medicina y el cambio en los hábitos higiénicos han conseguido una mejora espectacular que nos sitúa a años luz de aquellas condiciones, con una esperanza de vida que supera el doble de la que el autor apunta para la época y un grado de desarrollo que ha permitido erradicar o controlar muchas de las enfermedades que diezmaban la población de la Europa del xviii.

que no fuera acompañada de algún hedor» (p. 10). Los progresos

)

6. El narrador abandona la narración en tiempo pasado (perfecto, imperfecto)

y abre un paréntesis en presente que crea la ilusión de mayor proximidad y provoca,

en consecuencia, una mayor sensación de verosimilitud.

7. Se lo dieron en el convento de Saint-Merri de la Rue Saint-Martin (p. 14).

Capítulo 2

1. Su falta de olor.

Capítulo 3

1. El capítulo abunda en esa técnica. Aislamos aquí sólo algunos pasajes significativos. Se destacan en cursiva las palabras que sólo pueden haber sido dichas por el personaje,

y en ningún caso por el narrador, por tratarse de juicios de valor, coloquialismos o ideas sólo imputables a aquél:

«Su misma creencia de haberlo visto [es decir, al demonio] era una prueba segura de que no existía ninguna intervención demoníaca, puesto que el diablo no sería tan tonto como para dejarse sorprender por la nodriza Jeanne Bussie. ¡Y encima aquella historia de la nariz! ¡Del primitivo órgano del olfato, el más bajo de los sentidos! ¡Como si el infierno oliera a azufre y el paraíso a incienso y mirra!» (p. ).

«No sabía con certeza a qué debían oler las cabezas de los lactantes, pero, naturalmente, no a caramelo, esto seguro, porque el caramelo era azúcar fundido y un lactante que sólo había tomado leche no podía oler a azúcar fundido. A leche,

Solucionario: “El perfume”

Solucionario: “El perfume”

en cambio, sí, a leche de nodriza, pero tampoco olía a leche. También podía oler a cabellos, a piel y cabellos y tal vez un poquito de sudor infantil.» (p. 4).

¡Y los romanos entendían bastante de estas

cosas! El olor de los seres humanos es siempre un aroma carnal y por lo tanto pecaminoso, y, ¿a qué podría oler un niño de pecho que no conoce ni en sueños los pecados de la carne? ¿A qué podría oler, chiquirrinín? ¡A nada!» (p. 4).

«¿Acaso no escribió Horacio (

)?

«Por un momento se permitió el fantástico pensamiento de que era él el padre del niño. No era ningún monje, sino un ciudadano normal, un hábil artesano, tal vez, que se había casado con una mujer cálida, que olía a leche y lana, con la cual había engendrado un hijo que ahora mecía sobre sus propias rodillas, su propio hijo, ¿eh, chiquirrinín?» (p. 4).

«¡El niño inodoro le olía con el mayor descaro, eso era! ¡Le husmeaba!» (p. 25).

2.

Terrier saborea la ilusión de ser el padre del niño en un marco familiar cálido

y

convencional. Esa proyección nos habla seguramente de deseos incumplidos y

de cierto grado de frustración, lo cual aporta mayor profundidad al personaje, al presentar sus debilidades y sus cuestionamientos.

Capítulo 4

1. Ella no puede olerlo, porque carece del sentido del olfato desde que recibió de

manos de su padre un golpe que la privó de él (p. 32: «No así madame Gaillard. No podía oler la falta de olor del niño»; y p. 28: «de niña había recibido de su

padre un golpe en la frente con el atizador, justo encima del arranque de la nariz,

y desde entonces carecía del sentido del olfato y de toda sensación de frío y calor humano, así como de cualquier pasión»). (NB.: el pasaje del que se ha extraído

este último texto es una buena base para una descripción del personaje de madame Gaillard.)

2. Su presencia les inspira miedo, rechazo, una extraña sensación de frío y una

desazón incierta que les provoca pesadillas (p. 32). Esas reacciones subrayan la condición extraordinaria, monstruosa, del protagonista.

3. La garrapata. Como ella, Jean-Baptiste vive cerrado sobre sí mismo, aislado del

exterior y empeñado en pasar desapercibido en espera de «mejores tiempos», lo

improbable que

que equivale, en el caso de la garrapata, a «una casualidad (

)

Solucionario: “El perfume”

Solucionario: “El perfume”

le lleve la sangre en forma de un animal directamente bajo su árbol»; en el caso del protagonista, dicha espera parece también presagiar un destino sangriento, de presa, como confirmará después el desarrollo de la trama.

Capítulos 5-6

1. Se dice que Jean-Baptiste se convertía en un Pinocho, personaje creado por

Carlo Collodi en el año 1882.

. Por una parte, su incapacidad para retener los conceptos de índole ética y moral anuncian la amoralidad esencial de Jean-Baptiste, que explican su posterior carencia de cualquier muestra de culpabilidad o arrepentimiento tras la comisión de sus crímenes. Por otra parte, su impresión de que el lenguaje olfativo se le queda corto para nombrar todos los olores que percibe abunda en la idea de la genialidad de Jean-Baptiste y de sus prodigiosas dotes.

3. Se nos dice que lo que generalmente se entiende por «leche» es en realidad una síntesis de muchas cosas diferentes, con distintos olores, sabores, temperaturas, contenido graso, etc.; y que lo que llamamos «humo» es en realidad un conjunto de realidades distintas, cada una con características propias. Los conceptos, que tan insuficientes parecen a Jean-Baptiste, surgen precisamente de un proceso de síntesis que retiene los rasgos esenciales y obvia los accesorios.

4. Confundida por las prodigiosas habilidades de Jean-Baptiste, madame Gaillard

lo cree un vidente y eso le provoca desazón, porque está convencida de que tales personas sólo ocasionan calamidades y muerte (p. 38).

5. Su olfato le permite orientarse en la oscuridad más absoluta, por lo que no la

teme como los demás niños. Conoce el interior de algunos espacios sin necesidad de hallarse en ellos. Encuentra objetos perdidos. Presagia las tormentas con mucha antelación.

6. La crisis económica y las sucesivas devaluaciones del papel moneda acaban con

todos sus ahorros y, tras caer gravemente enferma, acaba sus días en el temido Hôtel-Dieu u hospital público, donde expira tras una larga agonía pública para acabar siendo enterrada en una fosa común. La perspectiva de un final así había constituido la peor de las pesadillas del personaje y si se había pasado la vida trabajando y ahorrando había sido sólo para evitarla.

Solucionario: “El perfume”

Solucionario: “El perfume”

7. VOCABULARIO:

Conjuro: ‘fórmula mágica que se dice, recita o escribe para conseguir algo que se desea’. Cauterizar: ‘quemar una herida o destruir un tejido con una sustancia cáustica, un objeto candente o aplicando corriente eléctrica’. Abatanar: ‘batir o golpear el paño en el batán para desengrasarlo y enfurtirlo’.

Capítulo 7

1. p. 44: «Había terminado el invierno. La garrapata Grenouille volvió a moverse;

oliscó el aire matutino y sintió la atracción de la caza. El mayor coto de olores del mundo le abría sus puertas: la ciudad de París.»

p.

47: «Entonces amplió su coto, primero en dirección oeste

»

p.

48: «El objetivo de sus cacerías era poseer todo cuanto el mundo podía ofrecer

en olores

Los términos de caza que describen sus primeras incursiones apuntan al asesinato de su primera víctima en el capítulo 8.

»

. Respuesta libre.

3. VOCABULARIO:

Volatilizarse: ‘dicho de una sustancia, transformarse espontáneamente en vapor’. Hálito: ‘soplo suave y apacible del aire’.

Capítulos 8-9

1. Se trata del reinado de Luis XV, bisnieto del rey anterior (Luis XIV, mencionado

en la página 74 como «el Luis realmente grande»), que gobernó hasta su mayoría de edad (en 1723) bajo la regencia de su tío abuelo Felipe de Orleans (de ahí la alusión al aniversario de su ascenso, el trigésimo, en la página 49). Durante la época que va de 1745 a 1764, Luis XV emprendió una política reformista y favorable al enciclopedismo, instigada por la famosa marquesa de Pompadour, una de sus numerosas amantes. Pese a ello, este rey gozó de una prensa pésima y de la animadversión de sus súbditos. Entre 1756 y 1763 Francia participó en la guerra de los Siete Años, que enfrentó a las grandes potencias europeas y supuso para Francia la pérdida de sus colonias en India y Canadá. En el ámbito interno, el reinado de Luis XV se caracterizó por las tensiones políticas entre nobles y eclesiásticos, por un lado, y el llamado tercer estado o burguesía, opuesta a las

Solucionario: “El perfume”

Solucionario: “El perfume”

fuerzas del Antiguo Régimen, por otro lado. Dichas tensiones continuaron durante el reinado siguiente (Luis XVI) y no se resolvieron hasta que, en 1789, estalló la Revolución Francesa, aludida en la página 40 como una época de expropiaciones, crisis económicas y devaluaciones constantes de la moneda.

2. En el último párrafo de la página 55 el narrador abandona el punto de vista

de Jean-Baptiste, que es el mayoritario a lo largo de la novela, y adopta el de la muchacha que va a ser asesinada.

3. El interior de Jean-Baptiste es concebido como un espacio físico que puede abrirse

o cerrarse como si tuviera biombos o tabiques de separación con el exterior. Página 58: «una fortaleza interior, embellecida y perfeccionada a diario, de las más maravillosas composiciones de aromas».

4. El protagonista toma conciencia de su genialidad y concluye que el sentido de

su vida se halla en la profesión de perfumista, el perfumista más grande de todos los tiempos.

5. Ninguna, lo deja totalmente indiferente, hasta el punto de despojar su recuerdo

de cualquier consideración que no fuera propiamente olfativa. No hay ningún indicio de arrepentimiento o culpabilización.

6. VOCABULARIO:

Troquel: ‘molde empleado en la acuñación de monedas, medallas, etc. Instrumento análogo de mayores dimensiones, que se utiliza para el estampado de piezas metálicas’.

Capítulo 10

1. Se abandona la narración y se pasa de forma abrupta a la dramatización de un

diálogo, como si de un texto teatral se tratara. Con ello se consigue una mayor inmediatez y sensación de verosimilitud. El ritmo se incrementa. La primera obra publicada de Süskind es un monólogo teatral (El contrabajo) cuyas representaciones gozaron de éxito en las escenas alemana e internacional.

Solucionario: “El perfume”

Solucionario: “El perfume”

Capítulos 11-13

1. El capítulo 10 se cierra desde la perspectiva de Chénier, el ayudante de Baldini, mientras que el siguiente se abre desde el punto de vista de su maestro. Chénier sostiene que Baldini fue un gran perfumista en su juventud, pero luego nos enteramos de la falsedad de esa creencia, pues sus grandes éxitos fueron fraudulentos. La técnica utilizada es el estilo indirecto libre.

. Medidas draconianas son las excesivamente severas, al estilo de las que estableció en su ciudad el legislador ateniense Dracón en el siglo VII a.C. Una obra digna de Prometeo es una obra titánica, desmesurada, propia de ese personaje mitológico, un titán que desafió a los dioses al entregar el fuego a los hombres.

3. El pasaje en cuestión describe la época de la Ilustración, una corriente de pensamiento que nació en Francia y recorrió buena parte de la Europa del xviii. El también llamado Siglo de las Luces, que preconizaba la supremacía de la razón como guía de todas las actividades humanas, cristaliza en una obra monumental que pretende ser la suma de todos los progresos científicos e intelectuales de la humanidad: la Enciclopedia de Diderot, D’Alembert, Voltaire y Rousseau, mencionada en la página 73. En el retrato que esboza Baldini se nos habla precisamente de la preeminencia de la razón sobre la fe, del auge del cientifismo y la experimentación, de los progresos consiguientes en la técnica, la medicina y las comunicaciones, de la difusión de la cultura (precisamente: la Ilustración), de una insobornable actitud crítica ante la realidad que no se arredra ni siquiera ante la Iglesia, del cuestionamiento de las estructuras políticas tradicionales como la monarquía, etc.

4. Pélissier deplora profundamente el espíritu de una época que considera decadente

y obsesionada por la novedad, la ciencia y el cuestionamiento permanente de la

tradición en todas sus facetas (artesanal, política, religiosa, cultural

el terreno profesional lamenta los nuevos procesos de elaboración, que al estar más tecnificados no exigen del perfumista más que una formación a su entender

tuvo consecuencias

perjudiciales, porque al aprender el hombre a condensar en tinturas la esencia de

flores y plantas [

escasos artesanos universales y quedó expuesta a los charlatanes [ ejemplo esta mofeta de Pélissier» [p. 71]).

el arte de la perfumería se fue escapando de las manos de los

] como por

insuficiente («también el magnífico descubrimiento [

).

Así, en

]

]

Solucionario: “El perfume”

Solucionario: “El perfume”

Capítulo 14

1. La de la garrapata, que «había husmeado sangre. Durante años había esperado

dentro de su cápsula y ahora se dejaba caer sobre la exuberancia y el desperdicio sin ninguna esperanza. Y por ello su seguridad era tan grande» (p. 88).

. En estilo indirecto libre.

3. Jean-Baptiste cierra el paso a Baldini cuando éste se dispone a abandonar el taller;

le plantea en tono de exigencia (p. 90) su voluntad de trabajar en su negocio; alude sin ambages a la voluntad del perfumista de copiar el perfume de Pélissier; recita con seguridad los componentes de esa fragancia; señala con soltura y convicción los frascos del taller donde se contienen las esencias necesarias; interrumpe al maestro perfumista; se jacta sin pudor de tener la mejor nariz de París (p. 93) y de saber «todo lo demás» (p. 94); responde con un sí contundente al despectivo

y escéptico desafío de elaborar un perfume con sustancias que valen una fortuna

(p. 96). Su actitud física es también muy significativa: en la página 90, al principio de la escena entre los dos personajes, Jean-Baptiste aparece «encorvado», pero

poco a poco se va enderezando (p. 95) para acabar «erguido del todo (

) todo lo

alto que era en el umbral, con las piernas un poco separadas y los brazos un poco abiertos, de ahí que pareciera una araña negra aferrada al marco de la puerta» (pp. 95 y 96). La metáfora entomológica no deja de resultar ilustrativa del rumbo

que van a tomar los acontecimientos.

4. VOCABULARIO:

matraz: ‘vaso de vidrio o de cristal, de forma generalmente esférica y terminado en un tubo estrecho y recto, que se emplea en los laboratorios químicos’. pipeta: ‘tubo de cristal ensanchado en su parte media, que sirve para trasladar pequeñas porciones de líquido de un vaso a otro’. almizcle: ‘sustancia grasa, untuosa, de olor intenso que algunos mamíferos

segregan en glándulas situadas en el prepucio, en el periné o cerca del ano, y, por extensión, la que segregan ciertas aves en la glándula debajo de la cola. Por su untuosidad y aroma, el almizcle es materia base de ciertos preparados cosméticos

y de perfumería’.

Solucionario: “El perfume”

Solucionario: “El perfume”

Capítulo 15

1. A pesar de su aspecto frágil e inocente, Baldini cree intuir en Jean-Baptiste a

una persona profundamente egoísta, fanática y dominada por unas ansias secretas de someter a los demás. Esos defectos son imputables, según Baldini, a «esta época enferma y desorganizada» (p. 102).

2. El párrafo apunta al episodio de la ejecución fallida de Jean-Baptiste, cuando

tanto las autoridades como el público congregados para presenciar el morboso espectáculo quedarán subyugados por el poder del perfume y acabarán por liberarlo para entregarse a una descomunal orgía.

3. VOCABULARIO:

Megalomanía: ‘manía o delirios de grandeza’. Filípica: ‘invectiva, censura acre’. (Una invectiva es un discurso o escrito acre y violento contra alguien o algo.) Sabandija: ‘reptil pequeño o insecto, especialmente de los perjudiciales y molestos; p. ej., la salamanquesa, el escarabajo, etc. Persona despreciable’.

Capítulo 16

1. Tras haberse emborrachado para celebrar su suerte, se extravía y cae a las aguas

del Sena, que arrastran su cadáver hasta la mañana siguiente. La muerte de Grimal parece incidir en esa especie de mala sombra que proyecta el protagonista sobre aquellos que han entrado en contacto directo con él (cf. Capt. 6, pregunta 6).

Capítulo 17

1. El aprendizaje del lenguaje de la perfumería, de la elaboración de fórmulas y de

los métodos artesanales del oficio, que habrán de servirle para extraer el perfume de la materia.

2. «

su pretensión de elaborar un perfume realmente magnífico» (p. 116).

los ingredientes del taller de Baldini no habrían sido suficientes para realizar

3. Argos: criatura mitológica dotada de cien ojos bajo cuya custodia Juno había

puesto a Ío, una muchacha convertida en vaca por Júpiter para burlar los celos de su esposa. Pero Juno, sospechando de la auténtica identidad de la vaca, le pidió

Solucionario: “El perfume”

Solucionario: “El perfume”

que se la entregara y después la sometió a la vigilancia de Argos, cincuenta de cuyos ojos permanecían siempre insomnes. La mirada de Baldini, así pues, estaba permanentemente atenta a su ayudante para que no escapara nunca a su control. Velázquez y Rubens son autores de sendas pinturas sobre el tema de Mercurio y Argos, que nos muestran al dios en el momento de dar muerte al guardián de Ío, representada en ambos casos bajo su forma animal.

Capítulo 18

1. Su proceso preferido era el de la destilación, por el que se separan las sustancias

volátiles de la materia, o, en palabras del narrador, por el que «podía arrancarse el alma fragante de las cosas». El aparato necesario para ello es el alambique, que se compone fundamentalmente de una caldera o recipiente donde se calienta el agua con la materia aromática en cuestión, hasta que el resultado sale por un tubo que conduce a una botella donde el agua de las flores y plantas se separa del aceite fragante. El alambique de Baldini estaba mejorado por dos tubos, de entrada y salida, que servían para el enfriamiento del agua.

2. Guerra de Sucesión española: conflicto internacional por la sucesión al trono de

España tras la muerte de Carlos II, que duró desde 1701 hasta 1713, aunque la resistencia en Cataluña se mantuvo hasta 1714 y en Mallorca hasta 1715, y que se saldó con la instauración de la Casa de Borbón en España. Para este país fue a la vez una guerra civil entre borbónicos y austriacistas, cuyos últimos rescoldos no se extinguieron hasta 1744, con la capitulación de Mallorca ante las fuerzas de Felipe V. Hugonotes: antiguo nombre dado a los protestantes franceses de doctrina calvinista. Entre los siglos xvi y xviii, fueron perseguidos por la ortodoxia antirreformista en varios episodios conocidos como guerras de religión. El más célebre de los hugonotes fue, sin duda, Enrique de Navarra, futuro rey Enrique IV de Francia. Fue obligado a abjurar para salvar su vida durante la Matanza de San Bartolomé (24 de agosto de 1572), y después a dejar su trono en 1593.

3. VOCABULARIO:

advenedizo: ‘dicho de una persona: que, siendo de origen humilde y habiendo reunido cierta fortuna, pretende figurar entre gentes de más alta condición social. También se refiere a la persona que, sin empleo u oficio, va a establecerse en un país o en un pueblo’. alquimista: ‘hombre que profesaba el arte de la alquimia’ (alquimia: conjunto de especulaciones y experiencias, generalmente de carácter esotérico, relativas a las

Solucionario: “El perfume”

Solucionario: “El perfume”

transmutaciones de la materia, que influyó en el origen de la ciencia química. Tuvo como fines principales la búsqueda de la piedra filosofal y de la panacea universal). aventar: ‘hacer o echar aire a algo’.

Capítulos 19-20

1. En la incapacidad de extraer el aroma de sustancias no vegetales, tales como

el vidrio, el latón, la tierra o el agua del Sena. Esa imposibilidad se explica porque dichas sustancias carecen de aceite etéreo o volátil que pueda ser aislado mediante el alambique.

. El protagonista parece enfermar como consecuencia directa de su fracaso («cuando comprendió con claridad su fracaso, interrumpió los experimentos y cayó gravemente enfermo» [p. 124]). De forma simétrica, su milagrosa curación llega sólo tras conocer la existencia de otros métodos para extraer la fragancia de un cuerpo (el enfleurage à chaud, à froid y à l’huile) y la posibilidad de aprenderlos en el sur, especialmente en la ciudad de Grasse.

Capítulo 21

1. Se niega a darle la mano.

Capítulo 22

1. Página 134: «Nunca le había dado la mano. En general, siempre había evitado

tocarlo por una especie de repugnancia piadosa, como si existiera un peligro de contagio, de quedar mancillado.»

Capítulo 23

1. Página 135: «De hecho, durante todos aquellos años no había pasado un solo

día en que no le persiguiera la desagradable sensación de que alguna vez tendría que pagar de algún modo por su asociación con aquel hombre. “¡Si por lo menos no pasa nada! —repetía, temeroso, para sus adentros—. ¡Si consigo salir impune

de esta atrevida aventura, sin tener que pagar por el éxito! (

)”

Solucionario: “El perfume”

Solucionario: “El perfume”

Capítulo 24

1. Celebérrimo, integérrimo, nigérrimo, paupérrimo, acérrimo

2. Lo que le molesta de los hombres es su olor («apenas podía soportar el olor

inconfundible de los campesinos que aquí y allá segaban la primera hierba de las praderas. Rehuía, temeroso, todos los rebaños de ovejas, no por los animales, sino para evitar el olor de los pastores» [p. 143]; «Cuanto más se acostumbraba

Grenouille al aire puro, tanto más sensible se volvía al olor de los hombres, que de repente, inesperado y horrible, se extendía por las noches con su hedor a

podrido

»

[p. 145]).

Capítulo 25

1. «Silencio olfativo.» Es una sinestesia porque relaciona dos percepciones procedentes de ámbitos sensoriales distintos: el oído y el olfato.

Capítulos 26-28

1. Jean-Baptiste se siente liberado del odio de los hombres, cuyo constante rechazo hacia él, soportado hasta ahora estoicamente, parece provocar aquí la primera expresión explícita de queja: «¡Se había salvado del odio! ¡Estaba completamente solo! ¡Era el único ser humano del mundo!» (p. 148). El gesto aludido es el de proclamar su nombre a los cuatro vientos, con los puños cerrados y los brazos alzados.

2. En ambos textos la creación se estructura en una serie de momentos sucesivos

creando

dejó

caer una lluvia de alcohol», «entonces ordenó el Gran Grenouille que cesara la lluvia» (del mismo modo, en el Génesis Dios crea primero cielos y tierra, después

(es decir, no es repentina): «y sembró aromas de diversas clases (

anchas e interminables plantaciones», «y cuando vio que todo estaba bien

)

la luz, el día y la noche, a continuación los mares y continentes, etc.). Hay al menos tres reminiscencias verbales muy claras: 1) «y así sucedió» (cf. Génesis 1, 9: «Dijo

Y fue así»); 2) «Y cuando vio que todo estaba

bien

10: «Y vio Dios que era bueno»); 3) el polisíndeton de la conjunción, y que confiere al pasaje de Süskind un tono arcaizante similar al del Génesis.

también Dios: júntense las aguas

«Y el Gran Grenouille vio que todo estaba bien, muy bien» (cf. Génesis 1,

»,

Solucionario: “El perfume”

Solucionario: “El perfume”

«Sin embargo, el Gran Grenouille estaba un poco cansado, así que bostezó y habló:

—Mirad, he hecho una gran obra y me complace mucho, pero, como todo lo terminado, ya empieza a aburrirme. Quiero retirarme y, como culminación de este fructífero día, permitirme un pequeño entretenimiento en las cámaras de mi corazón» (p. 155). La parodia surge de la atribución de rasgos y debilidades típicamente humanos al que hasta ahora se presentaba como un solemne creador bíblico: el Gran Grenouille se siente cansado, se jacta de la grandeza de su obra, se aburre y desea procurarse algún pequeño placer.

3. VOCABULARIO:

lascivo: ‘perteneciente o relativo a la lascivia’ (lascivia: ‘propensión a los deleites carnales’). Luego con la expresión «lascivo sosiego» se quiere significar la sensación de gozo físico que provoca la calma del primer despertar. miríada: ‘cantidad muy grande, pero indefinida’.

Capítulo 29

1. Que carece de olor, idea que le provoca una enorme desazón y lo mueve a buscar

remedio. Jean-Baptiste parece tomar conciencia de su diferencia irreductible, de su monstruosidad, de su soledad.

2. El badajo es la pieza metálica que pende del interior de una campana y que

golpea sus paredes. Aquí, la campana se compara con el hueco formado con las manos y el badajo con la nariz. La expresión «a guisa de» significa ‘a manera de’, ‘como si fuera’.

Capítulo 30

1. El pasaje en cuestión se halla al principio de la página 130 y describe un

extravagante experimento del marqués de la Taillade-Espinasse orientado a la obtención de una leche híbrida (vegetal y animal). La inverosimilitud surge tanto del procedimiento, que requería la obtención de hectolitros de semen de toro para después rociar los campos, como del resultado, que se intuye relativamente exitoso, puesto que el marqués logró obtener de esa guisa algún tipo de leche que le permitió fabricar un queso vegetal con sabor a cabra. En una época muy anterior a los transgénicos, esa idea resulta totalmente extravagante e increíble. Algo

Solucionario: “El perfume”

Solucionario: “El perfume”

distinto sucede con el prodigioso sentido del olfato de Jean-Baptiste, seguramente imposible hasta los niveles narrados, y al que sin embargo estamos dispuestos a dar crédito, porque no atenta contra la verdad sino que sólo la exagera, habida cuenta de la existencia de personas con los sentidos (del olfato u otros) extremadamente desarrollados (aunque convengamos que no hasta tal extremo). El olfato de Jean- Baptiste es una hipérbole, una mentira creíble; el experimento del marqués (y su resultado) resulta de todo punto increíble.

2. Es evidente que el personaje manipula su experimento con Jean-Baptiste al

objeto de que nadie dude de las pruebas de su tesis sobre el fluido vital. Así, por ejemplo, le paga una buena cantidad de dinero (p. 171) con el objetivo de que se ciña estrictamente a sus indicaciones (p. 174), entre otras la de fingir la imposibilidad de hablar como si su laringe también estuviera afectada por el fluido. Además, se cuida muy mucho de no dejarlo lavarse, vestirse ni afeitarse hasta el momento de su segunda presentación en sociedad, para incrementar en el auditorio la impresión de mejoría. Sin embargo, el marqués no es un simple impostor porque está convencido de la bondad de su experimento y actúa con conciencia y método pseudocientíficos cuando, por ejemplo, somete a Jean-Baptiste a una cura de descontaminación y revitalización en su delirante aparato de ventilación de aire vital. Por lo demás, su ingenuidad queda confirmada cuando cree a pies juntillas la argumentación de Jean-Baptiste sobre los perjuicios del perfume de violeta, que atribuye a su procedencia subterránea. Cuando, al final del capítulo 33, se narra su ascensión al Canigó para conseguir en el aire de sus cumbres una especie de elixir de la eterna juventud, se corroboran las sospechas de que más que un iluso era un verdadero loco.

3. Página 33: «No era muy alto —cuando creció— ni robusto; feo, desde luego,

pero no hasta el extremo de causar espanto.» Página 43: «Sólo le quedaron cicatrices de los grandes ántrax negros que tuvo detrás de las orejas, en el cuello y en las mejillas, que lo desfiguraban, afeándolo todavía más.» Página 101-102: «Sí, igual que un niño, pensó Baldini, y además tiene el aspecto de un niño, a pesar de sus manos toscas, de su rostro lleno de surcos y cicatrices y de la bulbosa nariz de viejo.» Página 112: «Naturalmente que el gnomo era el responsable de todo ello.» Página 173: «e incluso un claro raquitismo fluidal en el esqueleto, visible en el pie deforme y en la joroba.» Página 176: «Lo que más desconcertaba a Grenouille era el hecho de ofrecer un aspecto tan increíblemente normal. El marqués tenía razón: no sobresalía en nada, ni en apostura ni tampoco en fealdad. Era un poco bajo, su actitud era un

Solucionario: “El perfume”

Solucionario: “El perfume”

poco torpe y su rostro, un poco inexpresivo; en suma, tenía el mismo aspecto que millares de otros hombres.» De los pasajes arriba citados surge la imagen de un personaje de físico en general anodino pero más próximo a la fealdad que a la belleza, en virtud de sus cicatrices y su deformidad en pie y espalda. Su endeblez y baja estatura contribuyen a darle un aspecto más bien infantil.

4. VOCABULARIO:

ralo: ‘dicho de una cosa: Cuyos componentes, partes o elementos están separados más de lo regular en su clase’. (En el texto se aplica a una barba, para indicar que estaba poco poblada). gleba: ‘terrón que se levanta con el arado. Tierra, especialmente la cultivada’. estentóreo: ‘dicho de la voz o del acento: Muy fuerte, ruidoso o retumbante’. (En el texto se aplica al tañido de las campanas.)

Capítulo 31

1. Los hombres desprenden un olor repugnante a sudor, grasa y a queso rancio.

Para elaborar su perfume utilizó: excrementos de gato, un pedazo de queso rancio, pescado y huevo podridos, castóreo, amoníaco, nuez moscada, cuerno pulverizado, corteza de tocino chamuscada, algalia y alcohol.

Capítulos 32-33

1. Antes su presencia pasaba totalmente desapercibida, hasta el punto de que, cuando chocaba con alguien, esa persona se sobresaltaba horrorizada como si Jean-Baptiste acabara de materializarse en ese preciso instante. Ahora la gente percibe su presencia y reacciona con total naturalidad, sin miedo y a veces hasta con amabilidad y simpatía, como si reconocieran en Jean-Baptiste a uno más de sus congéneres. El nuevo perfume otorga a Jean-Baptiste una personalidad y una existencia. En cuanto a él, ahora se siente más seguro, ha ganado autoestima y confianza en sí mismo.

. Jean-Baptiste concibe la idea de no ser solamente aceptado, sino amado y reverenciado como un Dios. Se siente seguro de su éxito porque sabe mejor que nadie que el perfume tiene un poder al que los hombres no pueden sustraerse. Ese deseo surge sin duda de un deseo de venganza hacia la sociedad que hasta ahora lo ha rechazado. Jean-Baptiste no quiere sólo ser amado por los demás, sino

Solucionario: “El perfume”

Solucionario: “El perfume”

tomarse la revancha y someter a los hombres para hacerles pagar su odio y la constante explotación a que lo han sometido.

Capítulo 34

1. VOCABULARIO:

holgar: ‘sobrar, ser inútil’. dandi: ‘hombre que se distingue por su extremada elegancia y buen tono’. ex profeso: ‘de propósito, con intención’. en su fuero interno: ‘en su conciencia’.

. Seguramente son fruto también de su mala sombra, como las muertes anteriores de madame Gaillard, Grimal y Baldini (cf. Capt. 6, pregunta 6 y Capt. 16, pregunta 1).

3. El de aprender las técnicas de la extracción de perfume.

Capítulo 35

1. Página 132: la estancia en casa de Baldini duró unos tres años («hasta casi

tres» desde que le comunicó su intención de partir, más el tiempo que llevara ya en su taller). En el momento de su partida corría el año 1756 (exactamente tres más tarde del asesinato de su primera víctima, en París en 1753). Página 201: «necesitó siete años para la primera etapa de su viaje a través de Francia» (sc. los que pasó en el Plomb du Cantal y con el marqués de la Taillade- Espinasse). Luego si había partido en 1756 (cuando se despidió de Baldini), ahora corría el año 1763. Luego:

1753: asesinato de la primera víctima. 1756: partida de la casa de Baldini. 1756-1763: en el Plomb du Cantal y con Taillade-Espinasse. 1763: en Grasse. En el momento de su llegada a Grasse Jean-Baptiste debía contar 25 años (1763 – 1738 = 25).

. De acuerdo con la teoría del protagonista, el común de los mortales percibe la belleza con los ojos, y por tanto la atribuye a parámetros de orden visual, tales como la regularidad de las facciones, el color de ojos, dientes y piel. Sin embargo, él cree saber que la auténtica fuerza de atracción no procede de estímulos visuales,

Solucionario: “El perfume”

Solucionario: “El perfume”

sino del perfume que determinadas personas emanan: «Y nadie sabría que no era su aspecto lo que de verdad los había conquistado, que no era su belleza exterior, supuestamente perfecta, ¡sino únicamente su fragancia, magnífica e incomparable!» (p. 209). No deja de ser, en definitiva, una concepción prefreudiana en la que el concepto de belleza está muy condicionado por una atracción de tipo sexual.

Capítulo 36

1. En una gran caldera se calienta grasa de cerdo y de vaca para obtener una sopa espesa que se irá removiendo continuamente y a la que se añadirá una primera cantidad de flores frescas hasta que la sopa se espese. En ese momento la grasa caliente se colará por un cedazo para despojarla de las flores marchitas y se añadirá otra cantidad de flores nuevas. El proceso se irá repitiendo sucesivamente hasta que la grasa esté saturada y no pueda ya absorber más aroma. Entonces se dejará enfriar para calentarla de nuevo mezclándola esta vez con alcohol. Cuando el alcohol se haya separado de la grasa, se depositará en una botella y se filtrará para eliminar cualquier residuo. Finalmente, ese alcohol se destila en un alambique a fuego muy lento. El producto de esa destilación es la essence absolue.

2. VOCABULARIO:

de hinojos: ‘de rodillas’. cedazo: ‘instrumento compuesto de un aro y de una tela, por lo común de cerdas, más o menos clara, que cierra la parte inferior. Sirve para separar las partes sutiles de las gruesas de algunas cosas, como la harina, el suero, etc.’. saturar: ‘añadir una sustancia a un disolvente hasta que éste no admita mayor concentración de ella’. (Luego saturada: ‘tan colmada de fragancia que no puede absorber ya más’.) cucúrbita: ‘vasija con cuello largo encorvado, a propósito para diversas operaciones químicas. Se llama también retorta’.

Capítulo 37

1. Las más nobles y delicadas, como los jazmines y los nardos. La exquisitez y

fragilidad de sus perfumes requiere una elaboración especial que evite el calor, que los destruiría. Jean-Baptiste necesita aprender esta técnica para la extracción del perfume de la muchacha, que no quiere perder como le sucedió con el de su primera víctima. Pero para ello se requiere un método diferente al de la destilación o el enfleurage à

Solucionario: “El perfume”

Solucionario: “El perfume”

chaud, básicamente por la inviabilidad de meter a una muchacha en un alambique o en una caldera llena de grasa.

2. Se trata de una expresión latina, por lo demás transparente, que significa

aura o halo seminal. El narrador se refiere a la energía sexual que desprendía el protagonista, según se pone de manifiesto en la página citada, donde se nos dice que Druot andaba «con las piernas separadas y esparciendo a su alrededor una nube de olor a esperma».

Capítulo 38

1. Que es preciso matarlos para someterlos a ese proceso de perfumado, y que

esa muerte ha de ser repentina, por un golpe, para que el estrés de las víctimas no eche a perder su perfume. Jean-Baptiste no tendrá más remedio que incurrir en más asesinatos si desea extraer el perfume que busca.

2. Página 229: «Lo que codiciaba era la fragancia de ciertas personas: aquellas,

extremadamente raras, que inspiran amor. Tales eran sus víctimas.»

Capítulo 39

1. Para ello deberá tratar de ligar esa sustancia tan volátil a otras más perennes

que la fijen e impidan así que escape. Para ello no le sirven el almizcle, la algalia ni otras bases convencionales. «Para un perfume como aquél, para un perfume humano, se requerían otros ingredientes» (p. 235). No se dice cuáles pero los intuimos. Luego su perfume va a ser un compuesto de un elemento principal (el perfume de la muchacha de Grasse, Laure) fijado por «otros», subordinados al primero.

Capítulo 40

1. El narrador se sitúa en una posición neutra y objetiva, la de cualquier vecino de

Grasse que conoce el resultado de los hechos pero no su autor ni sus circunstancias. De este modo introduce un elemento de incertidumbre y de suspense.

2. Se trata de colectivos estigmatizados por su condición racial o extranjera. Son

víctimas, pues, de los prejuicios xenófobos de la sociedad francesa de la época, tal

Solucionario: “El perfume”

Solucionario: “El perfume”

como demuestra la argumentación con relación a los jornaleros italianos: «Toda precaución era poca, porque a pesar de que los jornaleros no eran culpables del crimen, en un principio podrían haberlo sido, de ahí que no estuviera de más

precaverse de ellos» (p. 237). Es decir, se les niega la presunción de inocencia: son más bien presuntamente culpables por definición. En la actualidad, los grupos más vulnerables ante una situación semejante podrían ser, en general, los inmigrantes

víctimas de similares

extranjeros (marroquíes, sudamericanos, eslavos prejuicios.

),

3. Eran siempre muy jóvenes (de Laure se nos dice que todavía era una niña

[p. 208]), «muchachas que acababan de convertirse en mujeres» (p. 238), es decir, adolescentes púberes y sin duda vírgenes, siempre plácidas, dulces y muy hermosas. Esa esencia se esconde bajo apariencias físicas que pueden diferir notablemente: si la muchacha de París y Laure son pelirrojas, las víctimas de Grasse son, en cambio, morenas en su mayoría, (p. 39), aunque el asesino tampoco desprecia el tipo local (rubias y de tez clara), y ni siquiera a las castañas y rubias oscuras «siempre y cuando no fueran muy delgadas» (ib.), esto es, siempre que se adaptaran a ese patrón de mujer dulce y plácida.

4. Todas las muchachas han muerto de un golpe en la nuca asestado con un garrote y a todas les ha sido cortada su cabellera. Además, las víctimas, aunque despojadas de sus ropas, no han sido violadas.

5. A la falta de olor de Grenouille.

6. El asesino de Grenoble no parece ser el mismo que el de Grasse, puesto que el

método utilizado difiere en algunos detalles: las víctimas no han sido golpeadas, sino estranguladas, y las ropas y cabellos les han sido arrancados burdamente. El asesino tiene que ser necesariamente otro, pues el de Grasse, que es Jean- Baptiste según se hace explícito por vez primera en la página 254, está pensando en cometer su vigésimo quinto crimen, y los números no cuadrarían si a los veinticuatro de Grasse añadiéramos también los de Grenoble.

7. VOCABULARIO:

virtuosismo: ‘dominio experto en una técnica’. aprisco: ‘paraje donde los pastores recogen el ganado para resguardarlo de la intemperie’. miasma: ‘efluvio maligno que, según se creía, desprendían cuerpos enfermos, materias corruptas o aguas estancadas’. mórbido: ‘blando, delicado, suave’.

Solucionario: “El perfume”

Solucionario: “El perfume”

Capítulo 41

1. Por ejemplo: Érase una vez un viudo inmensamente rico y poderoso que tenía

una hija bellísima a la que deseaba casar con un hombre de elevada condición.

Capítulo 42

1. El asesino actúa como un coleccionista minucioso que busca en las muchachas

un principio indeterminado para formar con la suma de todas ellas la imagen misma de la belleza. En ese edificio exquisito, la pieza fundamental, la que debe coronarlo, es la más hermosa de todas las mujeres: su hija Laure, «la única, la maravillosa» (p. 248). Richis no anda muy desencaminado en sus elucubraciones, por cuanto Jean-Baptiste se ha propuesto, efectivamente, la elaboración de un perfume cuyos delicados componentes servirán de base a la nota central: la fragancia de Laure. Richis sólo yerra en atribuir a la esfera visual lo que en realidad está orientado a la olfativa.

Capítulo 43

1. Del género policíaco. Con esos elementos el autor consigue crear una sensación

de suspense, al generar tensión con una persecución a contrarreloj y mantener al lector en vilo sobre el curso y el desenlace de los acontecimientos.

Capítulo 44

1. Porque, a diferencia de lo que sucedía con los cuerpos, tanto los cabellos como las

ropas podían llevarse al taller para allí extraer con más comodidad su perfume.

Capítulos 45-46

1. Una vez asesinada la víctima, envuelve su cuerpo, como si de una momia se

tratara, en un gran paño previamente embadurnado con grasa. Tras comprobar que el paquete está bien sellado para que el aroma no escape, sólo queda esperar unas seis horas hasta que la grasa se impregne de él.

www.planetalector.com

1

Solucionario: “El perfume”

Solucionario: “El perfume”

2. «Le pareció que era un hombre especialmente favorecido por la suerte»; «era

un individuo realmente afortunado». «“Gracias —murmuró—, ¡gracias, Jean Baptiste Grenouille, por ser como eres!” Hasta este punto era capaz de emocionarse a sí mismo.»

3. VOCABULARIO:

masón: ‘persona que pertenece a la francmasonería’. (Francmasonería: ‘asociación secreta de personas que profesan principios de fraternidad mutua, usan emblemas y signos especiales, y se agrupan en entidades llamadas logias’.) concupiscencia: ‘en la moral católica, deseo de bienes terrenos y, en especial, apetito desordenado de placeres deshonestos’. blasfemo: ‘que contiene o dice blasfemia’. (Blasfemia: ‘palabra injuriosa contra Dios, la Virgen o los santos. Palabra gravemente injuriosa contra alguien’.) circunspección: ‘prudencia ante las circunstancias, para comportarse comedidamente. Seriedad, decoro y gravedad en acciones y palabras’.

Capítulo 47

1. Pernoctó en la posada de La Napoule, donde los testigos advirtieron su cojera.

Este detalle contribuyó a que un miembro de la guardia municipal lo relacionara con el individuo que le había preguntado por el rumbo de Richis. Un azar permitió que el guardia volviera a verlo, esta vez entrando en el taller de Druot. Allí se hallaron las pruebas de los crímenes.

Capítulo 48

1. Había en ese interés una doble motivación: de un lado, catártica o liberadora

del miedo, al tiempo que vengativa o revanchista; de otro, la motivación morbosa de presenciar en directo el espectáculo de la muerte, tanto más fascinante cuanto que se trataba de un reo muy célebre. La segunda parte de la respuesta es libre, pero debe aludir al exhibicionismo sangriento en la cobertura informativa de los desastres naturales, atentados terroristas, crímenes de género y sucesos en general, etc.

www.planetalector.com

Solucionario: “El perfume”

Solucionario: “El perfume”

Capítulo 49

1. «A pesar de esto, la multitud no se inquietó ni encolerizó, sino al contrario,

se alegró de que sucediera algo y consideró la cuestión del carruaje como una ocurrencia divertida, del mismo modo que en el teatro siempre resulta grato que una pieza conocida sea presentada de una forma nueva y sorprendente.»

2. Ser Supremo: se trata de un culto forjado a lo largo del siglo xviii entre círculos

ilustrados y estrechamente vinculado con el culto a la Razón. Ese Ser no interactuaba con el mundo y no intervenía en el destino de los hombres. La liturgia de esta «religión», que se entronizará en la época revolucionaria, consistía en una serie de fiestas cívicas destinadas a reunir, periódicamente, a los ciudadanos, y promover los valores, sobre todo sociales, tales como la Amistad, la Fraternidad, el Género Humano, la Infancia, la Juventud o la Desgracia.

3. Es una victoria sobre el desprecio de los hombres y sobre su propio destino de

ser insignificante y monstruoso. Gracias a su talento, y sólo a él, Jean-Baptiste ha conseguido ser no sólo amado, sino incluso reverenciado e idolatrado por el mundo, cuyos más altos estamentos están ahora a sus pies. Su triunfo es inútil porque él no está capacitado para amar a los hombres, que sólo le inspiran repugnancia y odio. El amor del que ahora es objeto resulta, entonces, un capital inútil y superfluo. Por ello concluye: «Y supo de repente que jamás encontraría satisfacción en el amor, sino en el odio, en odiar y ser odiado» (p. 289).

4. Se trata del episodio en el que Antoine Richis se acerca a Jean-Baptiste y le

dice: «¡Perdóname, hijo mío, querido hijo mío, perdóname!» (p. 293).

Capítulo 50

1. Un sentimiento de vergüenza, que tratan de superar olvidando lo pasado, sin

volver a mencionarlo nunca. Y, al parecer, muchos realmente consiguen borrarlo definitivamente de su memoria.

Capítulo 51

1. Lo que más asquea y desmoraliza a Jean-Baptiste es su falta de identidad

humana, que procede de su falta de olor: «Y aunque gracias a su perfume era

www.planetalector.com

3

Solucionario: “El perfume”

Solucionario: “El perfume”

capaz de aparecer como un Dios ante el mundo

por lo tanto, nunca sabía quién era, le importaban un bledo el mundo, él mismo y

su perfume.» En ese sentido, en la página 91 ya se había expresado su anhelo de ser reconocido, de tener una identidad propia: «Quería, por una vez, por una sola vez, ser reconocido en su verdadera existencia y recibir de otro hombre una respuesta a su único verdadero sentimiento, el odio.»

si él mismo no se podía oler y,

2. La respuesta es libre, pero debiera considerar lo hiperbólico de la frase, que niega a esos personajes, por más maleantes que fueran y más desahuciados que estuvieran, cualquier atisbo de amor y generosidad a lo largo de todas sus existencias.

www.planetalector.com

4