Está en la página 1de 14

Actualidad

Civil Especial del mes

DOCTRINA PRÁCTICA
Doctrina práctica

Derrotero del arbitraje popular


Carlos Castillo Rafael*
Pontificia Universidad Católica del Perú

1. Introducción
2. El programa de arbitraje popular
3. Centro de arbitraje “Arbitra Perú”
SUMARIO

4. Las actuaciones arbitrales


5. El arbitraje popular en cifras
6. El nuevo arbitraje popular: de programa a tipo de arbitraje
7. Arbitraje para los emprendedores
8. Arbitraje para los trabajadores
9. Arbitraje para los arrendadores e inquilinos
10. El Estado y el arbitraje
11. Futuro del arbitraje popular
12. Arbitraje popular y democracia

1. Introducción mientos Judiciales (1836), el Código


En nuestro país el arbitraje ha sido de Enjuiciamientos en materia civil
regulado por diversas fuentes normativas: (1852), el Código de Procedimientos
el Código de Santa Cruz de Procedi- Civiles (1912), el Código Civil (1984),
el Código Procesal Civil (1993). Luego,
por leyes especiales: el Decreto Ley N.º
* Cursó sus estudios de filosofía, a nivel de pre
grado y posgrado, en la Pontificia Universidad 25935 (1992), la Ley N.º 26572, (1996),
Católica del Perú. Catedrático universitario, y el actual D. Leg. N.º 1071 (2008).
a nivel de pregrado y posgrado, de cursos Sin olvidar que recibe mención expresa
relacionados con el derecho y la filosofía, en en varias constituciones, a lo largo de la
diversas universidades del país, tales como la
Universidad Nacional Mayor de San Marcos, República.
la Universidad Nacional Federico Villarreal, la A pesar de esta abigarrada normativa,
Universidad Católica Sede Sapientae, la Uni-
versidad Inca Garcilaso de la Vega, entre otras. prueba de su importancia para el derecho
En esta última, tiene a su cargo la cátedra de peruano, sin embargo, el arbitraje ha
epistemología, en sus diversas maestrías.

96 Instituto Pacífico Volumen 21 • Marzo 2016


Carlos Castillo Rafael Nuevas tendencias sobre Conciliación y Arbitraje

permanecido extrañamente de espaldas


al gran público, alejado de sus necesi- RESUMEN
dades y ajeno a sus intereses. Frente al
El autor desarrolla en este artículo varias
éxito indudable y motivador del arbitraje razones por las que el arbitraje popular
comercial, el de inversiones e, incluso, el es una institución jurídica que representa
relativo a contrataciones con el Estado, el una igualdad de oportunidades para la
arbitraje de baja cuantía (más próximo a población vulnerable y emergente; en
ser usado por el ciudadano para evitar ju- ese sentido, se suscitan las siguientes
reflexiones:¿El arbitraje es utilizado de
dicializar su controversia) no ha logrado manera masiva?¿El arbitraje es accesi-
el mismo arraigo en la población, como ble para toda la ciudadanía?¿Cuál es la
tampoco entre los árbitros e instituciones función del Centro de Arbitraje Popular
arbitrales. “Arbitra Perú”?¿Los arbitrajes populares
deberían aplicarse de la misma manera en
Pero esa historia de desencuentro todos los casos? ¿Con el D. Leg. N.° 1231
entre la justicia arbitral y las mayorías se define normativamente las funciones
emergentes de nuestra sociedad viene del arbitraje popular?¿Normativamente
se ha regulado un arbitraje para arren-
cambiando desde la puesta en marcha dadores, emprendedores y trabajadores?
–por parte del Estado– de un tipo de ¿Cuál es el rol del Estado en el arbitraje
arbitraje pensado para ser usado por popular?
cualquier ciudadano, en especial, por
las mayorías de bajos recursos pero tam- PALABRAS CLAVE
bién, y quizás fundamentalmente, por
emprendedores, a fin de que puedan Arbitraje popular / Actuaciones arbitrales /
Arbitraje y democracia
solucionar sus controversias sin verse
obligados a acudir a un proceso judicial
Recibido: 05/ 02/16
oneroso (por los costos y costas procesa-
Aceptado: 15//02/16
les) y lento (como el litigio judicializado
Publicado online: 04/04/16
que tiende a durar años).
Ese arbitraje tiene el nombre del
beneficiario al cual se orienta, es decir, el
efectos, el Ministerio de Justicia queda
pueblo (para la RAE “popular” significa
encargado de la creación y promoción de
“perteneciente o relativo al pueblo”, “que
mecanismos que incentiven el desarrollo
es peculiar del pueblo o procede de él”).
del arbitraje a favor de todos los sectores
Se trata del arbitraje popular.
[…]”.
El Decreto Legislativo N. º 1071, en
El arbitraje popular tiene por fina-
su primera disposición final, prescribe:
lidad solucionar las controversias de los
“Declárese de interés nacional el acceso
emprendedores, comerciantes, técnicos,
al arbitraje para la solución de controver-
profesionales y público en general, ne-
sias de todos los ciudadanos. Para tales
cesitados de una forma eficaz, rápida y,

Volumen 21 • Marzo 2016 Actualidad Civil 97


Actualidad

Civil Especial del mes


sobre todo accesible a su economía, y y privadas a nivel nacional, sin costo
cuyas controversias, de ser de naturaleza alguno.
cuantificable, son de baja cuantía, es
decir, no sobrepasan las 20 UIT (Unidad
IMPORTANTE
Impositiva Tributaria) que, en la actuali-
dad, asciende a la suma de S/ 79,000.00 A fines del 2008, mediante el De-
nuevos soles. creto Supremo N.º 016-2008-JUS,
el Programa de Arbitraje Popular,
2. El programa de arbitraje popular cuyos objetivos pueden resumirse
en tres: A) Difundir el arbitraje po-
En virtud de este marco legal, el pular como medio de solución de
Estado peruano crea, a fines del 2008, controversias a costos adecuados,
mediante el Decreto Supremo N.º 016- extendiendo su uso a todos los sec-
2008-JUS, el Programa de Arbitraje Po- tores de la sociedad. B) Desarrollar
pular, cuyos objetivos pueden resumirse acciones para fomentar la creación
de instituciones arbitrales, públicas
en tres: o privadas, dedicadas a este tipo de
a) Difundir el arbitraje popular como arbitraje. C) Ejecutar programas de
medio de solución de controversias capacitación para los operadores
del arbitraje popular: árbitros y se-
a costos adecuados, extendiendo su cretarios arbitrales.
uso a todos los sectores de la socie-
dad. Se brindan también consultas gra-
b) Desarrollar acciones para fomentar la tuitas a la ciudadanía sobre el arbitraje.
creación de instituciones arbitrales, Pero, especialmente, se tramitan arbi-
públicas o privadas, dedicadas a este trajes en lo que vendría ser, a la fecha, la
tipo de arbitraje. única institución arbitral que organiza
c) Ejecutar programas de capacitación y administra arbitrajes populares; me
para los operadores del arbitraje po- refiero al Centro de Arbitraje Popular
pular: árbitros y secretarios arbitrales. “Arbitra Perú”, perteneciente al Minis-
Desde la implementación de este terio de Justicia y Derechos Humanos,
programa, el Ministerio de Justicia única institución arbitral, expresamente
y Derechos Humanos, a través de la constituida, según sus normas internas,
Coordinación del Programa de Arbitraje para administrar controversias de baja
Popular, ha venido y viene promocionan- cuantía, que aquejan especialmente a
do el uso de este arbitraje para sectores buena parte de nuestros conciudadanos.
cada vez más amplios de la sociedad,
mediante diversos eventos tales como 3. Centro de arbitraje “Arbitra Perú”
charlas, seminarios, talleres, conferencias, Mediante Resolución Ministerial
cursos, incluso, campañas de difusión, en N.º 639-2008-JUS, se aprobó el Es-
coordinación con instituciones públicas tatuto y Reglamento del Centro de

98 Instituto Pacífico Volumen 21 • Marzo 2016


Carlos Castillo Rafael Nuevas tendencias sobre Conciliación y Arbitraje

Arbitraje Popular “Arbitra Perú”. Las cen una ciudadanía activa: ciudadanos
controversias que se someten ante esta ayudando a otros ciudadanos a resolver
institución arbitral, son por lo general las sus controversias de menor cuantía.
siguientes: incumplimiento de contratos,
indemnizaciones, pagos de deudas, cobro 4. Las actuaciones arbitrales
de alquileres devengados, desalojos, etc.
Para que se inicie el arbitraje popular
También se brinda asesoría gratuita a
los ciudadanos deben incluir la siguien-
los usuarios sobre el sistema de arbitraje
te cláusula en sus contratos, o, en sus
institucional o el arbitraje ad hoc. Se
documentos donde quede expresado
absuelven consultas relacionadas con la
su interés de resolver sus controversias
designación de árbitros, las actuaciones
mediante el arbitraje popular, con plena
arbitrales, su tramitación, costo y otros
aceptación de la otra parte:
temas de interés para los usuarios del
servicio. “Las partes acuerdan de manera
voluntaria que toda desavenencia, litigio
Por otro lado, los gastos arbitrales
o controversia que pudiera derivarse de
son accesibles a la población tanto en
este contrato, serán resueltas a través del
lo que respecta a la tasa administrativa,
arbitraje popular, mediante fallo definiti-
(que cubre los gastos administrativos
vo, de conformidad con los Reglamentos
del arbitraje en su totalidad) como en
del Centro de Arbitraje Popular “Arbitra
lo referente a los honorarios del árbitro
Perú”, a cuya administración, reglamen-
único o tribunal arbitral, los cuales son
tos y decisión se someten las partes en
cancelados por los litigantes, en partes
forma incondicional, declarando cono-
iguales. Un aspecto encomiable es que
cerlas y aceptarlas en su integridad. El
en la nómina de árbitros del Centro de
arbitraje es de derecho y será resuelto por
Arbitraje Popular “Arbitra Perú” figu-
árbitro único, el mismo que es elegido
ran colegas de reconocida trayectoria y
por el Centro de Arbitraje ‘Arbitra Perú’”.
conocimientos acreditados en materia
arbitral, quienes siendo árbitros también Luego, una vez aparecida la contro-
en diversos arbitrajes de alta cuantía, con versia (por ejemplo, que un inquilino
honorarios muy deseables, han decidido no cumple con pagar el alquiler), debe
sumarse a la tarea de institucionalizar el presentar una solicitud dirigida al Centro
arbitraje popular. de Arbitraje Popular “Arbitra Perú”. El
coordinador administrativo del centro
Y es que el arbitraje popular, en la
designará al árbitro quien, con la asis-
medida en que convoca a árbitros con las
tencia de un secretario arbitral, instala
debidas competencias para desempeñarse
el Tribunal Arbitral a fin de conocer la
en ese rol, está convocando, en conse-
controversia y resolverla. El interesado
cuencia, a personas que en su calidad de
presenta su demanda, se corre traslado a
integrantes de nuestra comunidad, ejer-
la otra parte, para que la conteste, y con

Volumen 21 • Marzo 2016 Actualidad Civil 99


Actualidad

Civil Especial del mes


dicha contestación o sin ella se convoca audiencia única. Lo que sí me parece
a una audiencia única. Terminada esa una ventaja irrenunciable es que estos
audiencia, el árbitro solicita las conclu- tipos de arbitraje debieran ser con ár-
siones finales por escrito a las partes a bitro único y de derecho. Más árbitros
fin de emitir el laudo, poniendo fin a elevan los costos y eventualmente alargan
la controversia. El tiempo de duración plazos. El ser árbitro de derecho evita,
es de meses. Y, lo más importante, ese a mi juicio, dispersión en el análisis de
laudo es de cumplimiento obligatorio casos que por lo general son de puro
y definitivo. derecho. También la audiencia de
Sin duda, una de las características instalación podría dejarse de lado ya
del arbitraje popular son sus plazos y lo que el árbitro, desde su nombramiento,
simplificado de sus actuaciones arbitra- asume la conducción del arbitraje, y
les. Cotejando otras legislaciones, apre- salvo que hubiera reconvención, y, antes
ciamos que incluso el laudo se pronuncia recusación, se avoca al conocimiento de
con lo conocido por el árbitro en la la demanda y el contradictorio. Todas
demanda y contestación de la demanda, estas innovaciones obligan a una ne-
incluyendo los medios probatorios ofre- cesaria modificatoria de la normativa
cidos por cada parte en sus respectivos regulatoria del arbitraje de baja cuantía.
escritos. En nuestro caso, y tomo como
referencia el Reglamento del Centro de 5. El arbitraje popular en cifras
Arbitraje Popular de “Arbitra Perú”, hay Una de las variables para medir el
una audiencia única de saneamiento, fija- desarrollo del arbitraje popular es la
ción de puntos controvertidos, admisión actividad desplegada por el Centro de
y actuación de los medios probatorios, y, Arbitraje Popular “Arbitra Perú”, en
alegatos finales. estos siete años de funcionamiento.
Considero que algunos arbitrajes po- Aquí, algunas cifras que esa actividad
pulares podrían funcionar prescindiendo viene dejando:
de mayores actuaciones arbitrales y solo • Desde el 2009 hasta setiembre de
con la demanda y contestación de la 2015, han tramitado 380 expedien-
demanda el árbitro ya tendría formado tes arbitrales: 20 (2009), 15 (2010),
suficiente convicción para interpretar, 20 (2011), 51 (2012), 67 (2013),
y aplicar la norma jurídica vigente al 101 (2014) y 106 (2015).
caso concreto. Pero en otros casos el • Aun cuando la mayoría de los ar-
árbitro necesitaría la realización de una bitrajes versan sobre materias no
audiencia única. De ahí que me incliné cuantificables (como desalojo), sin
por una salida ecléctica: laudar una vez embargo, la cuantía totalizada de
concluida la etapa postulatoria, salvo esos expedientes, tramitados entre el
que el árbitro decida llevar a cabo la 2009 hasta julio de 2015, asciende

100 Instituto Pacífico Volumen 21 • Marzo 2016


Carlos Castillo Rafael Nuevas tendencias sobre Conciliación y Arbitraje

a la suma de S/ 4’484,037 nuevos En cambio, con relación al honorario


soles. arbitral este varía según la cuantía del
• Los arbitrajes pueden concluir de petitorio de la demanda, de acuerdo
distintas maneras. La forma conven- a la tabla de aranceles (aprobado por
cional es con la expedición del res- Resolución Ministerial N.º 0639-
pectivo laudo, que resuelve el fondo 2008-JUS). Por ejemplo, si la con-
de la controversia o da mayor eficacia troversia versa sobre una materia no
jurídica a un acuerdo entre las partes. cuantificable, el honorario del árbitro
Pero no menos infrecuente son los único es de S/ 300.00 soles; si frente
casos cuya conclusión se debió a una al mismo caso interviene un tribunal
transacción entre las partes o porque arbitral integrado por tres árbitros, el
el demandante alcanzó a satisfacer honorario total asciende a S/ 600.00
sus pretensiones y se desistió del arbi- soles (correspondiéndole a cada árbi-
traje. Además, se dan situaciones de tro la suma de S/ 200.00 soles). De
improcedencia, exceso de cuantía (el otro lado, cuando la controversia ver-
Centro De Arbitraje Popular, como sa sobre materia cuantificable cuyo
indicamos, solo puede tramitar con- valor es de 20 UIT, el honorario del
troversias cuya cuantía no supere las árbitro único es de S/ 2,800.00 soles;
20 UIT) o falta de pago de los hono- en cambio, si interviene un tribunal
rarios arbitrales que motiva a poner arbitral, el honorario total asciende a
fin al arbitraje. Razón por la que S/ 3,600.00 soles (correspondiéndole
de los 274 arbitrajes administrados a cada árbitro la suma de S/ 1,200.00
en el periodo 2009-2014, solo 104 soles).
terminaron con laudo. • Los árbitros son quienes resuelven
• De los 104 laudos resueltos en las controversias tras considerar los
derecho, ninguno de ellos ha sido argumentos de ambas partes, por lo
anulado judicialmente. cual es decisivo contar con un amplio
• El tiempo promedio para alcanzar número de árbitros para que puedan
un laudo es de seis a siete meses, distribuirse adecuadamente los expe-
aproximadamente. dientes arbitrales, evitar conflictos de
intereses o la configuración de causa-
• Las partes que acuden al Centro de les de recusación. Paulatinamente, la
Arbitraje Popular “Arbitra Perú”, nómina de árbitros incorporados al
deben pagar los gastos administrati- Centro de Arbitraje Popular “Arbitra
vos y el honorario del árbitro. Con Perú” ha crecido cada año, llegándose
respecto a lo primero, tales gastos son a 136 en la actualidad, entre los cua-
fijos y equivalen al 1.42% de la UIT, les destacan árbitros de reconocido
(de conformidad con la Resolución prestigio en el arbitraje comercial y
Ministerial N. º 0655-2008-JUS). en el de contrataciones con el Estado.

Volumen 21 • Marzo 2016 Actualidad Civil 101


Actualidad

Civil Especial del mes


6. El nuevo arbitraje popular: de pro- López), o tipos de arbitraje (cfr. Los tipos
grama a tipo de arbitraje de arbitraje regulados en nuestra legisla-
Del tenor de la Primera Disposición ción, artículo virtual del Dr. Oswaldo
Final del D. Leg. N.º 1071 no queda Hundskopf) para referirse a los arbitrajes
claro el sentido del arbitraje popular, de derecho, de conciencia, ad hoc, insti-
no se precisa a qué alude exactamente tucional, voluntario, forzoso, nacional,
el atributo “popular” y en qué medida internacional, etc.
dicha característica representa un límite Sin embargo, con respecto al arbitra-
o condición para el acceso a su servicio. je popular, el D. Leg. N.º 1071 lo aludía
Podría colegirse que es un arbitraje como “programa”. El D. S. N.º 016-2008-
orientado al gran público, y en tal medi- JUS ya lo presenta explícitamente como
da, de costos accesibles, facilitando su uso “Programa de Arbitraje Popular”, fijando
por cualquier ciudadano. Pero no debiera su justificación, objetivos, metodología,
dejarse a la interpretación sobre el senti- naturaleza, alcances y funciones.
do y alcances del arbitraje popular, como Según el art. 38 de la Ley Orgánica
no lo hace la ley cuando sí precisa qué es del Poder Ejecutivo (Ley N.º 29158) los
el arbitraje ad hoc e institucional (en su programas “son estructuras funcionales
artículo 7), o, el arbitraje estatutario y el creadas para atender a un problema o
sucesorio (en la sexta y sétima disposición situación crítica, o implementar una
complementaria, respectivamente). política pública específica, en el ámbito
De ahí lo oportuno de la modifica- de competencia de la entidad a la que
toria de la Primera Disposición Final del pertenecen”. En este caso, la “situación
D. Leg. N.º 1071, mediante el D. Leg. crítica” era la falta de un arbitraje que
N.º 1231 (publicado el 26 de setiembre atendiera los recurrentes litigios de los
del año pasado), se define al arbitraje ciudadanos de a pie, preferentemente de
popular como un tipo de arbitraje ins- los emprendedores, comerciantes, técni-
titucional que decide en derecho, por cos, jubilados, maestros, y profesionales
un árbitro único o tribunal colegiado, en general, necesitados de una justicia
y, a la vez, enfatiza el arbitraje popular eficaz, rápida y, sobre todo, accesible a su
como una política pública del Minis- economía. Sin duda, una mejor opción
terio de Justicia y Derechos Humanos, frente a un Poder Judicial desbordado
que se pone a la cabeza de este tipo de por la excesiva carga procesal.
arbitraje, en coordinación necesaria con Además, dicho decreto supremo li-
la sociedad civil o cualquier institución mitó las materias susceptibles de someter
u organismo nacional o internacional. a arbitraje popular solo a controversias de
Suele hablarse de clases de arbitraje libre disposición que, de ser de naturaleza
(cfr. El derecho de arbitraje peruano, ar- cuantificable, su estimación económica
tículo del Dr. Carlos Alberto Matheus no debe superar las 20 UIT. De esta

102 Instituto Pacífico Volumen 21 • Marzo 2016


Carlos Castillo Rafael Nuevas tendencias sobre Conciliación y Arbitraje

manera implícitamente el decreto aca- política pública del Ministerio de Justi-


bó relacionando lo popular con la baja cia y Derechos Humanos, que se pone
cuantía de las controversias. a la cabeza de este tipo de arbitraje, en
coordinación necesaria con la sociedad
civil o cualquier institución u organismo
IMPORTANTE
nacional o internacional.
Un arbitraje institucional puede ser El D. Leg. N.º 1231 define, pues,
más confiable al tener una organiza- al arbitraje popular como un arbitraje
ción debidamente constituida, con institucional que se decide en derecho.
un marco regulador propio pero co-
nocido, lo que implica una regula- En el arbitraje institucional, una
ción transparente de las actuaciones institución se encarga de la organización
arbitrales, con una nómina de árbi- y administración del arbitraje. Las insti-
tros y secretarios arbitrales también tuciones arbitrales son personas jurídicas
de dominio público, que garantiza
el cumplimiento eficiente de la fun-
púbicas o privadas, con o sin fines de
ción arbitral. Esta calidad del servi- lucro, que se regulan por sus propias
cio, sin duda, se traduce también en normas estatutarias y reglamentos, con
mayores costos. arreglo al marco legal del arbitraje.
Un arbitraje institucional puede ser
Con el reciente D. Leg. N.º 1231, más confiable al tener una organización
que modifica la Ley de Arbitraje, se debidamente constituida, con un marco
ha producido un viraje significativo regulador propio pero conocido, lo que
que, estoy seguro, marcará el derrotero implica una regulación transparente
del arbitraje popular en nuestro país. de las actuaciones arbitrales, con una
El decreto modifica decisivamente la nómina de árbitros y secretarios arbi-
primera disposición final del D. Leg. trales también de dominio público, que
N.º 1071, en tres sentidos: a) Define garantiza el cumplimiento eficiente de la
al arbitraje popular como un tipo de función arbitral. Esta calidad del servicio,
arbitraje “institucional que se decide en sin duda, se traduce también en mayores
derecho, por un árbitro único o tribunal costos.
colegiado”; b) Libera al arbitraje popular
de la restricción de la (baja) cuantía, si Por otro lado, “Decidirse en dere-
bien en principio para las “decisiones cho” es una expresión que se encuentra
arbitrales que se inscriben o anoten en en el art. 22 del D. Leg. N.º 1071. La
los Registros Públicos”, aunque, en el inspiradora Ley Modelo de la CNUDMI
fondo, esa limitación económica deja sobre arbitraje comercial internacional lo
de ser la condición y lo característico diferencia del arbitraje donde se decide ex
del arbitraje popular, abierto ahora a aequo et bono. Este resuelve invocando lo
una cobertura mayor de controversias; bueno y lo correcto (o equitativo); aquel
c) Enfatiza el arbitraje popular como una otro lo hace en estricta observancia a las

Volumen 21 • Marzo 2016 Actualidad Civil 103


Actualidad

Civil Especial del mes


normas de derecho aplicables al fondo del árbitro) son pues, ahora, los aliados
del litigio. decisivos del arbitraje popular.
Por otro lado, el haber definido
IMPORTANTE al arbitraje popular como un tipo de
arbitraje institucional y no solamente
El haber definido al arbitraje popu- como un programa permite darle una
lar como un tipo de arbitraje insti- mayor perdurabilidad e identidad, ya
tucional y no solamente como un no en función de administrar o resolver
programa permite darle una mayor controversias de baja cuantía sino en
perdurabilidad e identidad a este
arbitraje, ya no en función de ad- razón del criterio que mejor define lo
ministrar o resolver controversias popular: costos módicos que permitan
de baja cuantía, sino en razón del la accesibilidad de la mayor cantidad de
criterio que mejor define lo popu- ciudadanos a la justicia arbitral, como
lar: costos módicos que permitan la mecanismo alternativo de resolución de
accesibilidad de la mayor cantidad conflictos de carácter heterocompositivo.
de ciudadanos a la justicia arbitral,
como mecanismo alternativo de re- La modificatoria revalora, en conse-
solución de conflictos de carácter cuencia, el arbitraje popular como aquel
heterocompositivo. arbitraje que democratiza el acceso a la
justicia de los peruanos; como aquel ar-
Si bien la justicia como equidad es bitraje que hace del prefijo demos (perge-
concordante con la historia y el sentido ñado en la palabra griega demokratia), y
originario del arbitraje (la etimología de su traducción latina populus, un sujeto
de arbiter puede relacionar al árbitro que ejerce su libertad de elegir y pactar
con el albedrío), sin embargo, hay una la justicia arbitral así como de asumir su
confianza mayor al arbitraje donde la condición de agente de cambio social y
controversia se resuelve interpretando cultural, al hacer del arbitraje una prác-
y aplicando la norma jurídica. No tica más de una democracia deliberativa.
obstante, para decidir en derecho en el
arbitraje nacional se requería antes ser
7. Arbitraje para los emprendedores
abogado colegiado con 25 años de edad
(D. Ley N.º 25935, de 1992); luego Los emprendedores, quienes han
solo ser abogado sin necesidad de ser creado su propio trabajo gracias a su inge-
colegiado (Ley N.º 26572, de 1996); nio, liderazgo y perseverancia, compran
y, actualmente, el árbitro puede no ser activos básicos para su emprendimiento
abogado si las partes así lo acuerdan u ofrecen bienes y servicios. Amén de
(D. Leg. N.º 1071, de 2008). contar con pequeños proveedores u
otros emprendimientos, con las que se
Las instituciones (arbitrales) y el
vincula su actividad comercial. En tales
derecho (como sustento de las decisiones
casos, celebran diversos contratos, los que

104 Instituto Pacífico Volumen 21 • Marzo 2016


Carlos Castillo Rafael Nuevas tendencias sobre Conciliación y Arbitraje

pueden, por diversas razones, generar Los trabajadores, desde un profesio-


incumplimientos u otros conflictos sur- nal hasta los albañiles, técnicos, opera-
gidos en el marco de su ejecución. ¿Qué rios, maestros de obra, profesores de ins-
mecanismos tiene el emprendedor para titutos, etc., necesitan de un mecanismo
resolver sus controversias, las que nunca oportuno de resolución de conflictos, de
faltan en toda actividad comercial, una lo contrario, el desempleo o el aumento
vez fracasada la conciliación extrajudi- de los precios de la canasta familiar pon-
cial? La respuesta es unánime: juicio. Y drá en serio peligro su estabilidad eco-
un juicio puede ser, por el desembolso nómica y la de su familia. El trabajador
generoso de tiempo y dinero, la muerte necesita que se le reconozca y respete sus
del emprendimiento, que costó un gran derechos, pero también requiere de una
esfuerzo gestar. forma realmente expeditiva que pueda
Una forma efectiva de evitar los fina- aplicar cuando esos derechos le son re-
les súbitos y desagradables de los muchos cortados o negados. El arbitraje popular
emprendimientos, es ofreciéndole a cada es, sin duda, una opción por la cual se le
emprendedor una vía donde sus contro- da al trabajador mayor seguridad en la
versias se puedan resolver con el mismo defensa de sus derechos.
valor jurídico de una sentencia judicial,
y con un ahorro radical de tiempo y di- 9. Arbitraje para los arrendadores e
nero. Esa vía no es otra que el arbitraje inquilinos
popular. Las controversias que se someten
ante el Centro de Arbitraje Popular “Ar-
8. Arbitraje para los trabajadores bitra Perú” son por lo general: incumpli-
La clase trabajadora, formal e in- miento de contratos, indemnizaciones,
formal, de mando medio o la que se pagos de deudas, cobro de alquileres
emplea, especialmente, por un tiempo devengados y desalojos. Este último se
corto, mediante, por ejemplo, contra- da en el marco de la celebración de un
tos de locación de servicios, suele ser contrato de arrendamiento.
víctima de incumplimientos en el pago Precisamente, los casos de desalojo
de su trabajo desplegado o se les niega para toda clase de inmueble (por ven-
alguna indemnización por la demora cimiento de contrato, incumplimiento
en su cancelación. A estos trabajadores de contrato, ocupante precario, etc.) son
no les conviene, en absoluto, iniciar un los que más conoce y resuelve el arbitraje
juicio porque la suma dineraria, cuyo popular, entre otras razones, porque
cumplimiento de pago reclamaría en el costo es, en verdad, módico: cuesta
sede judicial, es modesta y resultaría más S/ 54.67 soles, el gasto administrativo,
caro contratar abogados para cobrarla (pago único); mientras que el honorario
tras varios meses de extenuante litigio. del árbitro interviniente asciende a la

Volumen 21 • Marzo 2016 Actualidad Civil 105


Actualidad

Civil Especial del mes


suma total de S/ 300.00 soles, el mismo medio, especialmente las más represen-
que deberá ser cancelado equitativa- tativas, se han hecho de un espacio bien
mente por ambas partes. Es decir, una ganado en los arbitrajes de alta cuantía,
persona (un jubilado que con el dinero incluso los árbitros nacionales de renom-
de su jubilación construyó o compró un bre son referentes indiscutibles en dichos
bien inmueble austero para alquilarlo y arbitrajes. Pero no hubo por parte de tales
vivir así de la renta que le genera) paga protagonistas del arbitraje nacional la
por todo su arbitraje popular, en el que misma atención hacia el arbitraje popular
se ventila el desalojo de su inquilino, la o de baja cuantía.
suma de S/ 204.67 soles. Y, por otro lado, cuando alguna ins-
De manera inobjetable, los gastos titución arbitral acepta materias de baja
arbitrales son accesibles a la población, cuantía, dado que en realidad no hay
tanto en lo que respecta a la tasa admi- ningún impedimento, menos condición,
nistrativa (que cubre los gastos admi- para que cualquier institución arbitral
nistrativos del arbitraje en su totalidad), se ocupe a la vez de arbitrajes de alta y
como en lo referente a los honorarios baja cuantía, los costos, sin embargo,
del árbitro único o tribunal arbitral, los desalientan al público potencial del uso
cuales son cancelados por los litigantes en del arbitraje como forma de resolución
partes iguales. Un aspecto encomiable, de controversias. La razón es sencilla: los
insistimos, es que los árbitros con los que costos de las mayorías de las instituciones
cuenta el Centro de Arbitraje Popular arbitrables superan a menudo la cuantía
“Arbitra Perú” son especialistas, con só- de la controversia del ciudadano de a pie.
lida experiencia e indiscutible prestigio, El Estado con relación al arbitraje
sin cuyo liderazgo el futuro del arbitraje popular tiene un rol promotor. La coor-
popular sería incierto y problemático. dinación del arbitraje popular brinda
orientación para la constitución y fun-
10. El Estado y el arbitraje cionamiento de instituciones dedicadas
Sin duda, una primera interrogante al arbitraje popular; elabora y propor-
que suscita el arbitraje popular, es por la ciona formularios y reglamentos tipo
razón de la intervención del Estado en para la constitución a nivel nacional
un mecanismo alternativo que, por natu- de centros de arbitraje, pertenecientes
raleza, compromete fundamentalmente a instituciones públicas o privadas, que
la participación de la sociedad civil en la administren y desarrollen el arbitraje
administración, por ejemplo, de la insti- popular, entre otras acciones. Pero sería
tución arbitral. Se pueden, sin embargo, muy importante que las principales
dar varias justificaciones al respecto. Una, instituciones arbitrales del medio, de
no de menor importancia, es que buena prestigio indiscutible, hicieran suya
parte de las instituciones arbitrales del esta causa, sin dejar los casos de cuan-

106 Instituto Pacífico Volumen 21 • Marzo 2016


Carlos Castillo Rafael Nuevas tendencias sobre Conciliación y Arbitraje

tías altas, por supuesto, y con costos bitrales, institucionalizar criterios que
razonables que permitan el acceso de la se conviertan en usos y costumbres del
población emergente. arbitraje popular, convocar a árbitros con
experiencia en actuaciones arbitrales o
en diversos tópicos relacionados con el
IMPORTANTE
arbitraje, y, sobre todo, motivar, atraer y
El Estado con relación al arbitraje comprometer a las cámaras de comercio,
popular tiene un rol promotor. La instituciones arbitrales y diversas organi-
Coordinación del Arbitraje Po- zaciones representativas de la sociedad
pular brinda orientación para la civil que lideren el arbitraje popular en
constitución y funcionamiento de nuestro país.
instituciones dedicadas al arbitraje
popular; elabora y proporciona for-
mularios y reglamentos tipo para 11. Futuro del arbitraje popular
la constitución a nivel nacional de Hay mucho interés, debemos admi-
centros de arbitraje, pertenecientes tirlo, en nuestra sociedad civil, a través
a instituciones públicas o privadas,
que administren y desarrollen el de asociaciones sin fines de lucro, por
arbitraje popular, entre otras accio- ejemplo, de constituir centros de arbi-
nes. Pero sería muy importante que traje popular, pero también es cierto
las principales instituciones arbi- que hay mucho desconocimiento del
trales del medio, de prestigio indis- tema arbitral, y su desconocimiento
cutible, hicieran suya esta causa, sin es de una magnitud tal que incluso se
dejar los casos de cuantías altas por
supuesto, y con costos razonables ignora que no hay mayor regulación
que permitan el acceso de la pobla- para constituir un centro de arbitraje,
ción emergente. pues es relativamente sencillo hacerlo,
mucho más el ser árbitro. En realidad,
A falta de una cultura bien arraigada es fácil ser árbitro pero difícil ejercer la
en mecanismos alternativos de resolución función arbitral.
de conflictos, el grueso de la población Sin embargo, hay recelo de pro-
recela de la justicia arbitral, a pesar de las mocionar la constitución de centros de
muchas décadas de vigencia del arbitraje. arbitraje popular, que tanto necesita la
Una forma de superar ese desencuentro ciudadanía, porque podrían convertirse
es acercando al gran público el arbitraje, en peligrosas “cajas de Pandora”, al no
en su presentación de arbitraje popular. garantizar una calidad del servicio ni
Soy un convencido de que el arbitraje de los conocimientos o probidad de sus
popular debe y puede hacerse cargo de operadores arbitrales. Ya ahora, se sabe
sí mismo, con la condición, sin duda, de algunos arbitrajes institucionales y ad
de educar a la población, capacitar hoc, que han hecho de nuestra buena Ley
permanentemente a los operadores ar- de Arbitraje, defensora de la autonomía

Volumen 21 • Marzo 2016 Actualidad Civil 107


Actualidad

Civil Especial del mes


de la voluntad de las partes, una ocasión No obstante, la inclusión en el regis-
para la mala praxis arbitral. tro más que una carga sería una cualidad,
A diario se recibe ante la Coordina- una forma de legitimarse ante un público
ción del Programa de Arbitraje Popular usuario perspicaz, crítico e inteligente,
pedidos de diversas instituciones tutela- que demanda un buen servicio arbitral
res del medio, preguntando si tal árbitro para sus casos de menor cuantía.
o determinado centro de arbitraje, se en-
cuentra en la nómina y/o registro que (se 12. Arbitraje popular y democracia
presume) tiene a su cargo el Ministerio Un análisis ponderado mostraría que
de Justicia y Derechos Humanos. Y es el arbitraje popular es un mecanismo más
que la percepción generalizada es que hay de lucha contra las desigualdades de la
o debe haber un registro único, a nivel población, en la medida en que democra-
nacional, de operadores e instituciones tiza el acceso a la justicia de las mayorías
arbitrales confeccionado y manejado por recelosas de los costos económicos, del
una institución rectora del arbitraje, y tiempo y del esfuerzo que demanda la
desde donde se irradie la información, judicialización de las controversias, más
que asegure la confiabilidad y seguridad aun si estos son de menor cuantía, y que
jurídica de los arbitrajes en curso. encuentran, en cambio, en la justicia ar-
¿Es pertinente que el Estado de un bitral una posibilidad exitosa de acceder a
paso más, no solo sea promotor del arbi- espacios de justicia con seguridad y rele-
traje popular, sino también lo monitoreé, vancia jurídica, propia de una institución
supervise o, por lo menos, debiera crear y una práctica muy añeja en el derecho
un Registro Nacional de Centros de como es el arbitraje.
Arbitraje Popular, perteneciente a insti- El arbitraje popular (antes como
tuciones públicas o privadas, y de árbitros programa, ahora como función per-
y secretarios arbitrales, operadores del manente del Ministerio de Justicia y
arbitraje de menor cuantía, los que serían Derechos Humanos) es parte de una
invitados a inscribirse en dicho registro, política pública del Estado peruano de
con la única ventaja que gozarían del institucionalizar los mecanismos alter-
auspicio del Ministerio de Justicia, hecho nativos de resolución de conflictos, y,
que daría, a su vez, confiabilidad a la a la vez, permitir y mejorar el acceso de
población sobre la formalidad, seriedad las mayorías a un servicio de justicia sin
y cierta garantía en la calidad del servicio discriminación, concediéndoles igualdad
arbitral? Los que no acepten la invitación de derechos en la defensa de sus intereses.
a incorporarse a dicho registro, sin duda
El arbitraje popular, por la naturaleza
podrán operar y ejercer la función arbi-
de sus costos, la modalidad del servicio,
tral sin dicho auspicio, pues la Ley de
la brevedad de sus plazos y los tipos de
Arbitraje lo permite.
controversias y cuantías que tramita,

108 Instituto Pacífico Volumen 21 • Marzo 2016


Carlos Castillo Rafael Nuevas tendencias sobre Conciliación y Arbitraje

representa una igualdad de oportunida- hacerlo) en un guardián de la legalidad


des para que la población vulnerable y (sus raíces).
emergente ejerza sus derechos y satisfaga En medio de esta dinámica entre
su necesidad de justicia, lo cual es parte voluntariedad y jurisdicción, se encuen-
irrevocable de su bienestar. tra el sujeto tan protagónico como el
Usando una metáfora podríamos árbitro en un arbitraje: el pueblo, en
decir que el arbitraje en el Perú goza de cuyos principios de soberanía se fundan,
alas y raíces: se arraiga en su función ju- incluso, los derechos fundamentales de
risdiccional, reconocida en el art. 139 de toda persona, tal como nos lo recuerda
la Constitución, mientras que se remonta el art. 3 de nuestra actual Constitución
gracias a la libertad de contratar de las Política.
partes (del cual el convenio arbitral es Por ello, hace bien el Ministerio de
una expresión), tal como se declara en Justicia y Derechos Humanos, a través
el art. 62 de la Constitución. de la Coordinación del Arbitraje Popu-
El carácter desregulado del arbitraje lar y del Centro de Arbitraje Popular
al amparo de la autonomía de voluntad “Arbitra Perú”, en poner a disposición
de las partes, deudora de su naturaleza de la ciudadanía este mecanismo de
contractual (sus alas); se compagina con justicia alternativa, rápido, económico
su impronta jurisdiccional, que otorga y seguro, cumpliendo así con su con-
al laudo el efecto jurídico de cosa juz- signa institucional: justicia para todos
gada y convierte al árbitro (o debiera los peruanos.

Volumen 21 • Marzo 2016 Actualidad Civil 109