Está en la página 1de 2

La sociedad latinoamericana desde su descubrimiento y colonización se ha visto

enmarcada en un sin número de luchas sociales a lo largo de su historia, desde la lucha


perpetrada por los pueblos indígenas originarios de nuestro continente para resistir y
sobrevivir al proceso de conquista y colonización por parte de los europeos,
sobreviviendo a persecuciones, saqueos, llegando a perder gran parte de si identidad
cultural, pasando posteriormente a lo largo de la historia de nuestro continente por luchas
y gestas independentistas, hasta llegar a movimientos sociales surgidos como respuesta
a las políticas o a la falta de políticas e instrumentos que garanticen la defensa de los
derechos sociales de un país.
Acentuándonos en los acontecimientos de la evolución de las luchas sociales en
Colombia, encontramos una variedad de disputas nacionales en la cuales la participación
del pueblo ha sido significativa, la cuales van desde el cabildo abierto para declarar la
independencia y adoptar constituciones, el referendo territorial de San Andrés, el
referendo constitucional de 1886, el plebiscito o referendo de 1957 que se realizó
posterior al derrocamiento del gobierno militar del general Gustavo Rojas Pinilla, el
Plebiscito de la séptima papeleta, el referendo del año 2003, hasta llegar al plebiscito por
la paz en el año 2016; todos estos acontecimiento se han conjugado gracias a un común
denominador que ha estado presente y ha sido el detonante de todas las luchas sociales
que han existido en nuestro país, este común denominador ha sido el inconformismo de
la sociedad con las políticas establecidas por el gobierno para afrontar la realidad que ha
encarnado el país en los diferentes momentos de la historia , pero sin duda alguna hay
uno de estos acontecimientos que marco el rumbo de las luchas sociales modernas de
nuestro país y que más aun marco el punto de referencia de nuestra patria en materia
de derechos sociales, no solo por la implicaciones que este plebiscito aún tiene en
nuestra sociedad, sino también por la forma en como un grupo de jóvenes universitarios
lograron dejar a un lado sus diferencias de clases sociales y decidieron unir esfuerzos
para lograr llamar la atención de toda una nación y solicitar la convocatoria de una
asamblea nacional constituyente que en su postrero cambiaria de manera significativa
nuestra carta magna y definiría la forma en como dirigir y organizar el país hasta nuestros
días. Pero para poder entender todo este contexto de cambio nacional, debemos
preguntarnos ¿Por qué y para que se llegó a la convocatoria de una asamblea nacional
constituyente?, ¿Cómo se dio todo este proceso? Qué papel jugo el movimiento social
estudiantil en todo este cambio?
A finales de la década de 1980 Colombia se encontraba sumergida en un proceso de
ingobernabilidad política, azotada por el narcotráfico, la narco política y el paramilitarismo,
los grupos guerrilleros, la corrupción, la toma del palacio de justicia por parte del grupo
insurgente M - 19, la guerra declarada por los narcotraficantes de la época al estado
en su búsqueda por ser declararos no extraditables, el poco interés y los insipientes
esfuerzos de los gobiernos de turno por reducir la brecha social que hasta nuestros días
sigue presente en nuestro país, todo esto en su conjunto llevo al debilitamiento de las
instituciones jurídicas y de la democracia en general. Todo un país inmerso en el más
grande temor a combatir todos estos flagelos de los cuales era víctima y de los cuales la
sociedad colombiana en todo su esplendor era quien sufría de manera vehemente el
accionar de sus verdugos, pero al parecer todo no era oscuridad pues junto a todo este
desolador panorama de la sociedad colombiana también había una luz de esperanza o
por lo menos eso nos ha contado la historia pues encontramos en todo este proceso a
verdaderos líderes políticos capaces combatir todo este flagelo, tal es el caso de los
líderes políticos LUIS CARLOS GALAN, CARLOS LEON PIZARRO LEON GOMEZ y
BERNARDO JARMILLO OSSA, todos ellos aspirantes a ser electos como el máximo
mandatario de los colombianos y con gran aceptación por parte de las muchedumbres
colombianas, todos en su conjunto con común denominador en sus ideales “Ideas
sociales demócratas, combatir el narcotráfico y la corrupción” algo que seguramente era
de mucho disgusto para quienes tenían enfrascado al país en un baño de sangre y
corrupción. En síntesis fue esta contravía de ideales entre los candidatos presidenciales
y los grupos a quienes querían combatir lo que en menos de dos años acabaría con sus
vidas, dejando al país inmerso en un profundo dolor y desesperanza.
Todos estos acontecimientos de la década de 1980 golpearon en lo más profundo del
ser a la sociedad de nuestra nación, y en especial a un grupo de estudiantes de
universidades públicas y privadas que indignados por todos estos acontecimientos y más
aun con el dolor inherente por el asesinato del candidato presidencial LUIS CARLOS
GALAN SARMIENTO el 18 de agosto de 1989 poco antes de comenzar un discurso
público en el municipio de Soacha a la edad de 45 años, decidieron como se dice en el
argot popular “Tomar cartas en asunto” y consientes de la necesidad de cambio de
nuestra nación, dejando a un lado el temor común que querían imponer los grupos
narcotraficantes, decidieron protestar de manera diferente a la forma en que para la
época los estudiantes universitarios en especial de instituciones públicas se
manifestaban y tratando de emular la marcha del silencio realizada por Jorge Eliecer
Gaitán, dejando a un lado sus diferencias sociales realizaron una marcha enlutada por
este magnicidio y por las víctimas de la guerra contra el narcotráfico que logro reunir más
de 15.000 personas, esta fue una marcha sin precedentes sobre todo por el contexto que
la rodeaba y éxito rotundo que logro determinar en la sociedad colombiana una lucha
común entre los estudiantes y los medios de comunicación por promover los ideales y
recoger el clamor común de las necesidad de cambio de un país, sobre todo por cambiar
la estructura y forma en que era gobernado.