Está en la página 1de 9

1

JESUS SANA
BIENVENIDA 10 MINUTOS
PARA LA PRIMERA CLASE.
Siguiendo «en las pisadas de Jesucristo» volveremos a Caná de Galilea. En una lección
anterior Jesús estuvo allí e hizo su primer milagro. Después de esta primera señal, en la
fiesta de bodas, Él tuvo otras obligaciones que cumplir. ¿Recuerdan? Jesús subió a la fiesta
de la Pascua en Jerusalén, tuvo su encuentro con Nicodemo, y estuvo en Judea,
bautizando. Al entender que se hacía famoso y que los fariseos decían que Él estaba
haciendo y bautizando más discípulos que Juan el Bautista, decidió volver a Galilea. En su
viaje de retorno al norte del país, «tenía que pasar por Samaria», donde sostuvo la
interesante conversación con la mujer samaritana. El resultado de ese encuentro fue un
avivamiento espiritual para toda la ciudad. Escriba en una hoja de papel por separado
cada una de las palabras del pasaje de Juan 13:34. Cuando ingresen lea el versículo,
mezcle las hojas y pida a los niños que las coloquen en el orden correcto. Si necesitaran
ayuda, permítales utilizar las Escrituras. Cuando terminen diga: Bienvenidos niños, esta
semana vamos a aprender acerca de la ocasión en la cual Jesús regresó a Caná de Galilea,
en donde realizó su primer milagro, y ahora de nuevo hace un milagro, sanó al hijo de un
noble de su época. Haga una oración de inicio.

PARA LA SEGUNDA CLASE. Converse con los niños sobre el título de esta lección y
su significado. Muestre un mapa de la Tierra Santa para que puedan apreciar los lugares
y las distancias (lo puede encontrar en una Biblia). Repase brevemente la lección anterior
y diga que después del milagro en las bodas Jesús fue a la fiesta de la Pascua en Jerusalén.
Después de pasar un tiempo en Judea, Jesús volvió a Galilea, e hizo en Caná una segunda
señal. Dé la bienvenida a todos y pregunte sobre qué contenía la botella, pida a un niño
que lea el versículo escrito en la botella y diga que hoy seguiremos aprendiendo sobre el
encuentro de Jesús con la mujer samaritana. Haga la oración de inicio.

MINISTRACIÓN
PRIMERA PARTE. 5 MINUTOS
 Hablarles sobre la importancia de aprender a confiar en el Señor.
 Guiarlos a que pidan por situaciones específicas a Dios en oración.
2
SEGUNDA PARTE. 5 MINUTOS
 Enfatizar sobre la importancia de orar a Dios en todo lo que necesitamos, pero
especialmente para pedirle que quite enfermedades
 Guiarlos a que tengan un tiempo de oración en el que puedan pedir al Señor que
sane a personas enfermas que conozcan.

TEXTO AUREO: 10 MINUTOS


“La oración de fe salvará al enfermo, y el
Señor lo levantará”.
(Santiago 5.15).
Los niños van a ser formados en dos equipos, cada equipo va a sentarse en una línea o en
un círculo (no importa lo que escojas pero tienen que estar en orden.) Escriba el versículo
en un pliego en la pared y después de practicarlo varias veces, usted lo va a remover.
Escoja a un niño de uno de los equipos para empezar y cada niño del equipo va a decir
una palabra del versículo incluyendo la cita bíblica; si alguno no sabe su palabra va a hacer
que pierdan su turno y se le dará la oportunidad al otro equipo, cada vez que se
equivoquen los equipos tendrán que empezar de nuevo. Dar un premio al equipo que lo
logre primero.

LECCIÓN 10 MINUTOS
Es alentador cuando vamos leyendo parte de los milagros y señales que Jesús hacía al
recorrer cada ciudad y pueblo. Era distintas las personas que se acercaban a Él, inclusive
personas con altos cargos, o que se les prohibía estar cerca de Jesús. En diferentes
circunstancias acudían a Jesús para solucionar los problemas por el cual pasaban. A través
de estas lecciones vamos viendo el poder inmenso que tiene nuestro Dios. En esta
oportunidad veremos que Jesús nuevamente hace un milagro en la vida de un noble. Una
persona que tenía autoridad legal sobre Jesús va y se postra delante de Él.

EL NOBLE PIDE POR SU HIJO


Este noble era un oficial judío de Herodes Agripa, tenía su hijo enfermo a punto de morir.
El vivía en Capernaúm y cuando escuchó hablar de Jesús fue a buscarlo. Jesús estaba
aproximadamente a treinta y dos kilómetros de donde se encontraba este noble, pero no
le importó caminar esa distancia porque su hijo estaba mal. Él no vio otra solución, sino
ir a pedirle a Jesús que sanara a su hijo. Era casi imposible que un hombre que tenía
autoridad legal sobre Jesús venga y se postre delate de él. A parte de ir a buscar a Jesús
también tuvo un largo camino que hizo a pie. En ese momento quizás no le
3
importó su situación laboral ni ante la sociedad de los judíos, sino que le importó buscar
a Jesús y pedirle que sanara a su hijo.
Al igual que este noble debemos buscar a Jesús primeramente y pedirle que solucione o
que actúe en la situación por la cual estamos pasando. Muchas veces buscamos recursos
o ayuda en otras partes o en otras cosas y nos olvidamos de Jesús. Él está siempre listo
para escucharnos y ayudarnos.

LA FE DEL NOBLE
Este oficial estaba desesperado pidiendo a Jesús que vaya hasta su casa para poder sanar
a su hijo. Quizás después de tanta insistencia del hombre Jesús le dice unas simples
palabras “Ve, tu hijo vive”, sin más nada que decir el oficial regresa a su casa confiando
en las palabras que nuestro Salvador le dijo.
Ni siquiera dijo para que vaya cerca de su casa o que le mire a su hijo, él obedeció y regresó
a su casa. No reclamó nada, tuvo fe en esas palabras y se marchó. ¿Cuántas veces
pensamos que Dios no puede darnos alguna respuesta porque estamos lejos o la situación
se nos hace imposible creer en que Dios puede solucionar? Éste oficial nunca fue a una
iglesia o escuchar cuando Jesús predicaba, pero tenía la fe de que Él lo sanaría y fue así.
Lo único que Dios nos pide es que obedezcamos su palabra, confiemos y tengamos fe en
Él, las demás cosas las hará Jesús.
La sanidad fue a distancia e inmediata, cuando regresaba a su casa le alcanzaron sus
funcionarios y le dijeron que su hijo ya estaba mejor, él preguntó a qué hora pasó eso y
le dijeron ayer como a las 7 de la noche (que para los judíos era las 13 horas).

HISTORIA 10 MINUTOS
1 – Había en Capernaúm una familia desesperada. A primera vista, tenían de todo. El
papá era funcionario del rey y no les faltaba dinero, ropa, ni comida. Tenían siervos que
hacían las diferentes labores del hogar; sin embargo, estaban muy tristes. ¿Qué les
pasaba? (Muestre el dibujo del niño enfermo que se usara en las dinámicas.) ¡Ah! ¿Qué
vemos aquí? Sí, hay alguien enfermo. Era el hijo del funcionario. Durante muchos días
había estado en cama y los mejores médicos lo habían visitado, pero no lo habían podido
curar. En la Biblia dice que estaba «a punto de morir». ¿Qué pasa en tu casa cuando
alguien está enfermo? (Dé tiempo para que los niños relaten sus experiencias.) En el
dibujo podemos ver que los siervos del funcionario le ponían al niño enfermo paños
húmedos en la frente. Eso es muy agradable cuando uno tiene fiebre o fuerte dolor de
cabeza. Un día el padre del niño escuchó que Jesús estaba en Caná, una ciudad cerca de
Capernaúm. Inmediatamente decidió ir a pedir a Jesús que sanara a su hijo. (Muestre en
un mapa los dos lugares y diga la distancia que tuvo que recorrer el funcionario: 32 km.
Compárelo con algunos lugares que los niños conozcan.) –Señor
4
Jesús, por favor, ven a curar a mi hijo –pidió el funcionario del rey–. Se está muriendo. –
No te preocupes –le respondió Jesús–. Ve a tu casa y verás que tu hijo está sano. ¿Qué
creen que hizo el padre? ¿Piensan que se puso a discutir con Jesús? ¡No! La Biblia dice
algo muy hermoso acerca de Él. Digámoslo juntos. «El hombre creyó lo que Jesús le dijo,
y se fue.» Cuando iba llegando cerca de la ciudad vio a sus siervos que venían a recibirlo.
Movían los brazos y saltaban de alegría. A lo lejos gritaron: «¡Tu hijo está vivo!» (Que los
niños lo digan juntos varias veces, para que sientan el significado del milagro.) –¿A qué
hora sanó mi hijo? –preguntó el padre. –Ayer a las siete le dejó la fiebre –respondieron
los siervos. ¡Qué sorpresa! Esa era la hora cuando Jesús le había dicho que volviera a casa
y que encontraría sano a su hijo. En ese momento el hombre creyó aún más en Jesús.
(Muestre la figura del niño sano y alegre.) ¿Quién salió saltando de alegría cuando el papá
volvió a casa? ¡El niño que había estado enfermo! Desde ese día, el papá, la mamá, el niño
que había sido sanado, los hermanos del niño, y todos los siervos creyeron en Jesús.Jesús
sana. Y puedes confiar en él ante cualquier situación de enfermedad, solo tienes que
confiar y tener fe.
PREGUNTAS
1. ¿Quién acudió a Jesús?
2. ¿Qué le dijo Jesús?
3. ¿Qué sucedió?
4. ¿Qué hizo el hombre cuando le habló Jesús?

2 – Lea y relate la historia de Jesús sanando al hijo de un noble. El relato se encuentra en


Juan 4:43–54; Cuente la historia a manera de relato: Una vez vuelto a Caná de Galilea,
Jesús, realizó allí una segunda señal, esa señal fue cuando sanó al hijo de un funcionario
real que vivía en Capernaúm. Desde el punto de vista humano, no había esperanza para
el hijo del funcionario, nada lo podía librar de su enfermedad. El libro de Juan nos relata
que el muchacho estaba «a punto de morir», la situación era delicada y parecía final. Sin
duda el enfermo había recibido la mejor atención médica, pero nada lo había podido
curar. En esa desesperante situación, llegó a oídos del funcionario, papá del muchacho,
que Jesús estaba en Caná, cerca de su casa. Seguramente él había escuchado hablar de
los milagros realizados por el Señor y, apresuradamente, recorrió los 32 kilómetros de
Capernaúm a Caná para solicitar ayuda. Jesús probó la fe de este hombre. No lo
acompañó a Capernaúm sino que sencillamente le dijo que volviera a casa, y le aseguró
que su hijo había sido sanado. «Y el hombre creyó lo que Jesús le dijo, y se fue.» Al volver
a su hogar pudo comprobar que a la misma hora que Jesús le había dicho: «Vuelve a casa,
que tu hijo vive», la fiebre había dejado al muchacho. Como resultado de este milagro, no
sólo creyó en Jesús el funcionario del rey, sino toda su familia.
5
Jesús obraba de forma diferente en cada caso que se presentaba ante él, y lo mismo
sucede hoy. Él trata a cada cual, como persona única, y responde a nuestras diversas
necesidades según la medida de nuestra fe. Jesús dijo la palabra y el hombre creyó a esa
palabra del Hijo de Dios. Nosotros, en este tiempo, además de tener comunión con la
Palabra viviente (Jesús) tenemos la Palabra escrita (la Biblia), y gracias a esas escrituras
podemos poner nuestra fe en Jesús. Veamos algunos pasajes relacionados con la fe.
(presente tiras de cartulina con cada uno de los pasajes y muéstrelos al mencionarlos.

 Cree en el Señor Jesús (Hechos 16:31)


 El que crea (Marcos 16:16)
 Si creen (Mateo 21:22)
 Para el que cree, todo es posible (Marcos 9:23)
¿Qué creen que fue lo más importante en la experiencia del funcionario del rey y su
familia? ¿Que el hijo fue sanado o que la familia creyó en Jesús? (Dé tiempo a los niños
para que piensen y respondan.) Fue hermoso que el hijo enfermo sanó, pero fue aún más
precioso que toda la familia creyó en Jesús. ¿Crees tú en Jesús?

 Jesús es nuestro SALVADOR.


 Jesús es también nuestro SANADOR.
(Si tiene alumnos que todavía no han confiado en Jesús como su Salvador personal, este
es un momento apropiado para hacerles una invitación para que crean en Jesús.) Jesús
no sólo hizo milagros cuando anduvo en la tierra, Él hace milagros hoy. Si necesitas ayuda
especial del Señor, oraremos juntos. (Ore por cada necesidad en particular, con la plena
certeza de que el Señor responderá a las oraciones.)
Ore: Señor, afirmamos nuestra fe, creemos de todo corazón en Jesucristo como nuestro
Salvador y Sanador. Amén.

ALABANZA DINÁMICA 10 minutos


Letra del canto basada en el Salmo 34.19 “Muchas son las aflicciones del justo, pero de
todas ellas lo librará el Señor”, Santiago 5.15 “La oración de fe salvará al enfermo, y el
Señor lo levantará”. El audio lo pueden descargar del chat del ministerio de niños, lo
pueden reproducir en sus celulares y amplificarlo en clase para enseñarlo.

DINÁMICA 10 MINUTOS
1 – ACTIVIDAD: Obtenga varias copias de la hoja 1 y provea crayones a todos para que
puedan pintar la hoja. Formule preguntas sobre el hijo enfermo del funcionario.
6
2 – ACTIVIDAD: Obtenga varias copias de la hoja 2 y provea crayones a todos para que
puedan pintarla. Mientras pintan formule preguntas sobre la sanidad del hijo del
funcionario.

INTERCESIÓN: 5 MINUTOS
Lleve algunas peticiones sobre personas enfermas y expóngalas, explicando que todos
vamos a usar nuestra fe para pedir al Señor que sane a esas personas.
1 – Todos postrados: Señor te pedimos que sanes a…, eres lo que necesita, recibe nuestra
petición, en el nombre de Jesús. Amen. Y todos dan gracias a Dios.

2 – Todos hincados: Padre oramos por la sanidad de… en el nombre de Jesús. Amen. Y
todos aplauden.

PROGRAMACIÓN
MIÉRCOLES DOMINGO
1. Oración y Bienvenida - 10 min 1. Oración y Bienvenida - 10 min
2. Historia 2 - 10 min 2. Historia 1 - 10 min
3. Receso - 5 min 3. Receso - 5 min
4. Texto aureo - 10 min 4. Lección - 10 min
5. Dinámica 1 – 10 min 5. Alabanza dinámica - 10 min
6. Receso - 5 min 6. Receso - 5 min
7. Alabanza Dinámica - 10 min 7. Texto aureo – 10 min
8. Intercesión 1 - 5 min 8. Dinámica 2 - 10 min
9. Receso - 5 min 9. Intercesión 2 - 5 min
10. Ministración 1 - 5 min 10. Ministración 2 - 5 min
7

HOJA 1
8
9
HOJA DEVOCIONAL
COLOCA TU NOMBRE: ____________________________________________________

SANA AL HIJO DE UN NOBLE


(JUAN 4:46-54)

“El del rey le dijo: Señor, desciende antes que mi hijo muera.
Dícele Jesús: Ve, tu hijo vive. Y el hombre creyó á la palabra que Jesús
le dijo, y se fué.” JUAN 4:49-50

JESÚS SANÁ
Instrucciones: Completa este texto rellenando los espacios
con las palabras clave del final de la página.