Está en la página 1de 16

Gestión Bancaria y Financiera Lic. Julio C. Ibarrola M.

MAE
Bolilla Nro. 4
Operaciones Pasivas
Depósitos
1. Depósitos Regulares
Depósitos regulares bancarios son comúnmente conocidos como “Valores en Custodia”. Este
tipo de depósito es el que corresponde al depósito bancario histórico, aquel que se realizaba en
los primeros Institutos bancarios de la Edad Media en Italia, Alemania y otros países europeos
pioneros en el negocio bancario y de los que se puede hablar con evidencias, aunque existen
afirmaciones y escritos, pero no testimonios históricos probados, que aseveren de la existencia
de éstas transacciones ya en Babilonia, en el antiguo Egipto, en la China y otros lugares.
En materia de depósitos y en particular de depósitos bancarios, existe una clara diferenciación
entre los que se conoce como “depósito regular” y “depósito irregular”. Dentro de la
primera categoría están aquellos depósitos comerciales, agrícolas, de productos o cosas en
general, que el Código Civil en su Artículo 1242 define como el contrato de “depósito que
obliga al depositario a guardar y restituir la cosa que le hubiese sido entregada”. Es decir,
el término regular define la obligación de devolver la misma cosa depositada y no una similar.

Fallecido quien debiera recibir la cosa depositada, corresponderá restituir a los herederos, si
todos estuvieren conformes con ello y no estándolo, consignarla a la orden de la sucesión.

La Ley Nro. 861 “General de Bancos, Financieras y Otras Entidades de Crédito” en su


Artículo 40 inciso 27) autoriza a los bancos de nuestro sistema financiero a “recibir valores,
documentos y objetos en custodia, así como dar en alquiler cajas de seguridad”. Autoriza
así a recibir valores en custodia que son los “depósitos regulares”. Estos depósitos en la
práctica bancaria están constituidos por cajas, paquetes, sobres, todos de diferentes tamaños y
con contenido diverso, perfectamente cerrados, lacrados o remachados por el depositante y
también los mismos envases, pero abiertos, que son recibidos por el banco bajo inventario, que
queda perfectamente asentado en el recibo expedido por éste al depositante. El depositario de
estos valores tiene la obligación de otorgar recibo por los mismos, con todos los detalles que
sean necesarios para su mejor identificación y guarda. El formulario de recibo puede variar en
su forma, según la empresa que lo emita, pero en general debe contener:

a. Nombre del Banco depositario


b. Nombre y dirección del depositante
c. La expresión que indique el hecho cierto de la recepción de la cosa depositada
d. El listado del depósito efectuado
e. La firma del depositario

Con relación al punto d., cabe hacer la aclaración de que cuando la cosa entregada es una caja,
paquete o sobre cerrado, el recibo debe sencillamente referirse a éstos elementos, con la
aclaración de “cuyo contenido ignoramos”, sin embargo debe contener una referencia
completa de la envoltura, sellos, fajas, firmas, lacres, etc., que casualmente se agregan como
garantía de los sobres, cajas o paquetes que no serán abiertos y de que son devueltos al
depositante en la misma forma que fueron recibidos por el depositario. Como ejemplo,
podemos decir, que los mencionados recibos deben contener más o menos los siguientes
detalles:

“Recibimos un paquete cuyo contenido ignoramos, midiendo 5 cm., de alto, 15


cm., de largo, 40 cm., de ancho. El mismo se encuentra envuelto en papel madera,
atado con piolín en ambos sentidos, protegido en los cruces superior e inferior con
lacre color verde. También tiene estampada la firma del depositante en ambas
caras (superior e inferior), protegidas ambas firmas con papel de pegar
transparente”.

Los recibos expedidos contra entrega de valores en sobres o paquetes abiertos, deben contener
un detalle completa de la cosa recibida. Como generalmente son acciones, certificados, títulos
1
Gestión Bancaria y Financiera Lic. Julio C. Ibarrola M. MAE
o similares, debe detallarse fecha de emisión de dichos títulos, acciones, etc., nombre del
emisor, valor de cada uno, de manera a evitar inconvenientes en la identificación de los
mismos al momento de la devolución al depositante. El retiro total o parcial de éstos
depósitos, solo podrá ser efectuado por el depositante o sus sucesores legales, previa
identificación en forma y se hará constar el retiro parcial o total en un documento
generalmente elabora por el banco.

Cuentas a Orden Recíproca


El banco entregará el depósito total o parcial a cualquiera de los depositantes, siempre que no
medie orden judicial en contrario, aún en los casos de fallecimiento o incapacidad del otro
depositante.

Cuentas a Orden Colectiva o Conjunta


El banco entregará el depósito solo mediante giro o recibo de todos los depositantes y en caso
de fallecimiento o incapacidad de alguno de ellos, se requerirá orden judicial para disponer del
depósito.

Cuentas a nombre de una Persona y a la Orden de Otra


a) El banco entregará en todos los casos el depósito a la persona a cuya orden está la
cuenta, sin atender a ningún reclamo del titular de la misma y aunque ocurra el
fallecimiento o incapacidad de éste último.
b) Sobreviniendo el fallecimiento o la incapacidad del girador, es decir, de la persona a
cuya orden está la cuenta, sus causas habientes sólo podrá disponer del depósito por
orden judicial.

El nombre de la operación, “Valores en Custodia”, nos está diciendo que generalmente se


tratan de documentos, objetos, cosas de valor, que necesitan de una protección especial. Por
ello son entregados a un banco para que les de esa protección. Bajo éstas condiciones, son
guardados en la bóveda, lugar que goza de las mejores condiciones de seguridad contra
personas no autorizadas y contra el fuego. En general, el recibo de valores en custodia, al igual
que el alquiler de cajas de seguridad, son servicios exclusivos para la mejor clientela del
banco.

2. Depósitos Irregulares
El código Civil en su artículo 1404, bajo el título de Depósitos Bancarios nos está diciendo:
“En los depósitos de suma de dinero en un Banco, éste adquiere su propiedad y está
obligado a restituirlas en la misma especie de moneda al vencimiento del plazo convenido
o bien a petición del depositante, con la observancia del periodo del pre-aviso establecido
por las partes, salvo disposiciones de leyes especiales”. Este artículo del código civil está
definiendo claramente las dos clases de depósitos bancarios básicos: a la vista y a plazo,
cuando habla de retirarlos a “petición del depositante” o restituirlos “al vencimiento del
plazo estipulado”.

2
Gestión Bancaria y Financiera Lic. Julio C. Ibarrola M. MAE
a) Cuentas Corrientes
Estos son depósitos corrientes que pueden ser utilizados en cualquier momento a voluntad y
requerimiento del titular de la cuenta. Es una forma de captación de depósitos que constituyen
un servicio que ofrece el banco y al cual acuden y se acogen los clientes debido a la confianza,
comodidad, seguridad y el control que se le da a los fondos que ponen bajo la custodia del
banco. Actualmente, los saldos en este tipo de cuenta ganan intereses y prácticamente el banco
no cobra por este servicio. Los depósitos a la vista constituyen una forma de dinero fiduciario
que es utilizado por los bancos para crear dinero y aumentar la oferta monetaria a través del
mecanismo del crédito y del principio de las reservas. La cuenta corriente representa depósitos
de los clientes cuyas sumas son pagaderas a solicitud del interesado, mediante órdenes de pago
o cheques, sin previo aviso. Otro ejemplo lo constituye la devolución de cheque por los bancos
cuando las cuentas no disponen de saldos suficientes para cubrir el importe del pago. En este
caso, los bancos no siguen una política uniforme, ya que si bien, todos hacen un cargo a la
respectiva cuenta, el monto del débito varía en los distintos bancos. Las cuentas corrientes
pueden ser abiertas, tanto por personas naturales como jurídicas y se clasifican en personales y
comerciales; el tiempo de duración es indefinido y la relación contractual entre el banco y el
cliente puede darse por terminada por decisión de cualquiera de las dos partes.
Por su parte el Artículo 1422 define: "Si el depósito, la apertura de crédito u otras operaciones
bancarias son ajustadas en cuenta corriente, el cuenta correntista puede disponer en cualquier
momento de las sumas resultantes en su crédito, salvo la observancia del término de pre-aviso
eventualmente pactado".
La siguiente aclaración del Artículo 1427 es importante cuando dice: "a las operaciones
bancarias ajustadas en cuenta corriente se aplican las normas establecidas en el capítulo de la
cuenta corriente".

Apertura de una cuenta corriente


La apertura de una cuenta corriente puede ser solicitada a un banco por cualquier persona
física o jurídica que esté legalmente capacitada para hacerlo. La presentación de la solicitud se
presta a un sin número de gestiones relacionadas con la situación económica y moral del
solicitante.
El banco, por el hecho de realizar negocios masivos en los que están involucradas muchas
personas y empresas, debe tornar precauciones mínimas no solo para identificar correctamente
al solicitante, sino para conocer su historial completo. El comportamiento comercial y
financiero de éste es un indicador muy importante. Quien cumplió siempre y bien, es de
suponer que seguirá cumpliendo de igual manera, y quien no cumplió algún compromiso
anterior, es alguien de quien hay que tornar precauciones y mantenerlo alejado.
Cuando el solicitante es una persona física, ésta debe presentar al banco sus documentos
personales. Cuando se trata de una sociedad, deben ser presentados los Estatutos Sociales
debidamente protocolizados e inscriptos en el Registro de Comercio. Los balances generales
de los últimos tres años, o por lo menos el balance de apertura si se tratara de una sociedad
nueva. El Acta de la última Asamblea de Accionistas en donde se designan los Directores que
habrán de representarla. El Acta de la reunión del Directorio donde se designan a quienes
habrán de girar contra la cuenta de la sociedad. Recibos o certificados que justifiquen el pago
al día de los impuestos y obligaciones fiscales y cualquier otro documento que el banco
considere necesario para el caso.
Para el caso de cuentas de sociedades de hecho, como son aquellas que representan a grupos
de personas reunidas alrededor de una Asociación de Empleados, Sindicatos, Propietarios, etc.,
se requiere una solicitud firmada por quienes habrán de girar contra la cuenta, con sus
respectivos documentos personales. De la suscripción del contrato de apertura de cuenta
corriente, surgen los derechos y obligaciones de las partes contratantes, que son básicamente
los relacionados con la recepción de los depósitos y el pago de los cheques.
Los depósitos pueden efectuarse en efectivo, en cheques propios o girados contra el propio
banco y cheques girados contra otros bancos que deben ser cancelados por el sistema de
clearing o canje interbancario. Contra los dos primeros, efectivo y cheques propios, el cliente
tiene derecho a girar de inmediato. Sin embargo, los cheques contra otros bancos no le dan
derecho a girar sino luego de 24 horas, tiempo considerado necesario para las labores del
canje. Conviene aclarar que el tiempo para el canje está fijado por las necesidades de cada
3
Gestión Bancaria y Financiera Lic. Julio C. Ibarrola M. MAE
ciudad, país o mercado bancario. En los Estados Unidos el canje entre bancos situados en la
costa este y costa oeste puede tomar entre 4 y 7 días.

La apertura de cuentas corrientes puede seguir las siguientes formas:


1) Personal, a nombre de una sola persona. Una sola persona tiene el derecho de girar
contra la cuenta.
2) Conjunta, cuando dos o más personas deben firmar a la vez para que el giro sea
aceptado.
3) Indistinta, cuando registran sus firmas dos o más personas, pero obligatoriamente
deberá firmar solamente una de ellas.
4) Especial o la orden, es decir a nombre de una persona, pero a la orden de otra. Se utiliza
cuando una de ellas es menor o legalmente incapacitado.
5) De fantasía, cuando lo solicitan personas que operan con una Comisión de Festejos,
Sindicato, etc.

El Estado de Cuenta (Extracto de cuenta)


Artículo 1402 del código Civil: "El resultante de cuenta transmitido por una cuenta correntista
al otro, se entiende aprobado si no es impugnado dentro del plazo pactado, o en su defecto,
dentro de los quince días". "La aprobación de la cuenta no excluye el derecho de impugnarlo
por errores de escritura o de cálculo, por omisiones o duplicación. La impugnación debe
formularse, bajo pena de caducidad, dentro de un año desde la fecha de la recepción del
resumen de la cuenta relativa a la liquidación de cierre, la cual debe expedirse en forma
fehaciente". El artículo se refiere específicamente al muy conocido extracto o estado de
cuenta, que los bancos envían mensualmente (algunos quincenalmente) a sus cuentas
correntistas. El plazo perentorio de quince días para que este reclame al banco la falta (o
exceso) de dinero en su cuenta, en realidad casi nunca ha sido cumplido y los bancos nunca se
han negado a revisar y acreditar (o debitar) una cuenta por errores u omisiones cometidos, por
más que el plazo se excediera largamente.

4
Gestión Bancaria y Financiera Lic. Julio C. Ibarrola M. MAE
Cierre de una Cuenta Corriente
Existe la posibilidad del cierre de una cuenta corriente ya sea por decisión del banco, basado
en razones de mejor organización o conveniencia o por sobregiros en que incurrió el
cliente sin estar autorizado para ello. Se hace necesario profundizar un poco más en el tema,
desde el momento que el problema tiene o puede tener incidencias en la relación del banco con
su cliente. Generalmente en el Contrato de Apertura de una cuenta corriente se especifica lo
siguiente:

a) El cuenta correntista así como el banco tendrán derecho a proceder en cualquier


momento al cierre inmediato de la cuenta sin necesidad de consentimiento de la otra
parte ni aviso posterior en caso de interdicción, inhabilitación, insolvencia o muerte de
una de las partes (Artículo 1403 del Código Civil).
b) Se considerará en todos los casos que se ha producido la insolvencia del cuenta
correntista cuando sin autorización del banco hubiere girado sin suficiente provisión de
fondos contra cualquiera de sus cuentas corrientes en el banco.

Artículo 1403: "Si el contrato es por tiempo indeterminado, cada una de las partes puede
separarse del contrato después de cada cierre de cuenta, dando de ello aviso por lo menos con
diez días de anticipación". "En caso de interdicción, inhabilitación, insolvencia o muerte de
una de las partes, cada una de estas o los herederos tienen derecho a separarse del contrato".
Artículo 1425: "Si la operación ajustada en cuenta corriente es por tiempo indeterminado, cada
una de las partes puede separarse del contrato, dando aviso de ello en el plazo de treinta días".

En el primero se legisla el cierre por "interdicción, inhabilitación, insolvencia o muerte".


De consiguiente a este artículo debe recurrirse para el cierre de la cuenta en caso de sobregiros
no autorizados, es decir, la libranza de cheques sin la correspondiente contrapartida del
depósito. El cliente no tiene dinero en su cuenta corriente y sin embargo libró uno o más
cheques. El banco puede proceder al cierre de la cuenta por haber incurrido el cliente en
insolvencia, dando un preaviso de diez días vía colacionado, carta certificada o por medio de
un Escribano Público.

El segundo artículo es aplicable al cierre de la cuenta corriente por parte del banco por
cualquier otro motivo y pueden ser varios: noticias ciertas de deterioro de la situación
económico-financiera del cliente; operaciones poco claras realizadas por éste; o sencillamente
por falta de rentabilidad de la cuenta, producto por ejemplo de mucho movimiento con saldos
permanentes muy bajos, situación esta totalmente inaceptable para una buena administración
bancaria.

Los diez (10) días de pre-aviso valen para cerrar una cuenta corriente cuando el cliente ha
sobregirado su cuenta sin tener autorización previa para ello y los treinta (30) días de pre-aviso
sirven para cerrar una cuenta corriente por cualquier otro motivo.

De los menores
La situación de los menores con relación a las gestiones bancarias es una necesidad que tienen
los bancarios, especialmente los cajeros, de conocer todo lo concerniente al caso, teniendo en
cuenta que diariamente se presentan ante las ventanillas personas de estas características
queriendo realizar transacciones.

El Artículo 36 del Código Civil considera que "la capacidad de hecho consiste en la aptitud
legal de ejercer uno por sí mismo o por sí solo, sus derechos”. Este Código habilita
plenamente capaz a todo ser humano que haya cumplido veinte años de edad y no haya sido
declarado incapaz de hecho.

El artículo 39 del Código Civil dice que: Cesará la incapacidad de hecho de los menores:

5
Gestión Bancaria y Financiera Lic. Julio C. Ibarrola M. MAE
a. de los varones y mujeres de diez y ocho años cumplidos, por sentencia de juez
competente ante quien se acredite su conformidad y la de sus padres y en defecto de
ambos, la de su tutor, que los habilite para el ejercicio del comercio u otra actividad
lícita;
b. de los varones de diez y seis años y las mujeres de catorce años cumplidos, por su
matrimonio, con las limitaciones establecidas en este Código;
c. por la obtención del título universitario;

Termina el citado Artículo afirmando que la "emancipación es irrevocable". De acuerdo a los


términos de estos dos artículos del Código Civil los menores de 20 años no pueden abrir una
cuenta corriente bancaria ni por consiguiente emitir cheques, salvo que concurran los
elementos que dan lugar a la terminación de la incapacidad del menor.

Ahora, ¿qué pasa con un menor a cuyo nombre se haya emitido un cheque y que se presente
como beneficiario del mismo a cobrarlo? ¿Puede hacerlo efectivo previo endoso y
presentación de sus documentos personales? De primera intención, la respuesta sería no. Sin
embargo, cabe preguntarse: ¿Existiría algún riesgo para el banco que pagó el cheque? ¿Quien
podría demandar la acción del pago? El beneficiario desde luego que no y el librador tampoco
desde el momento que emitió el cheque a favor de un menor y no podría ignorar la condición
legal de este, o no debería por lo menos.

Si existiesen otros endosos sobre el cheque, además del que corresponde al menor, no habría
mayores problemas ya que el Artículo 1105 del Código Civil prevé el caso cuando dice: "Si el
cheque contiene firmas de personas incapaces de obligarse por cheque, firmas falsas o
imaginarias, o firmas que por cualquier otra razón no podrían obligar a la persona que ha
suscrito el cheque o a nombre de quienes ha sido firmado, las obligaciones de los otros
firmantes no dejan de ser válidas, aunque el cheque no valga como tal". De cualquier manera,
éste no es un problema que pueda presentarse en la Caja, aunque si lo es para el banco. Si la
firma del menor ha sido registrada, es porque el banco ha recibido la documentación apropiada
y necesaria, que incluye desde luego dicho "testimonio fehaciente".

Depósitos de Ahorros
Los depósitos de ahorros es aquel tipo de depósito que se consigna en las entidades financieras
que tienen entre sus actividades, la captación de fondos y los mismos se mantienen en poder y
a disposición de dicha entidad por períodos más largos que los depósitos de cuenta corriente.
El hecho de mantener por un mayor tiempo, los fondos depositados en el banco, pero con la
facilidad de convertirlos en dinero corriente (efectivo) es un corto tiempo y sin pérdida de
valor, es lo que le asigna a esta clase de depósito la categoría o calificativo de "cuasi-dinero".

Por otra parte, para hacer retiros de estas cuentas, especialmente cuando se trata de montos
elevados, el banco exige un aviso previo por escrito, de tal manera que pueda contar con la
liquidez suficiente para cubrir el compromiso. Los bancos reconocen un beneficio trimestral
en concepto de interés, por las cuentas de ahorros, que, de acuerdo a la reglamentación de la
Comisión Bancaria, ese interés es anual, capitalizado trimestralmente, sobre el promedio de
los saldos más bajos de cada mes. Cualquier persona mayor de edad, puede abrir este tipo de
cuenta. Para el banco, constituye un típico servicio de captación de recursos. Los depósitos de
ahorro se clasifican en ahorros corriente y ahorros a plazo fijo.

Toda persona que haya cumplido 18 años de edad, puede legalmente operar con una cuenta de
ahorros, según lo establece el Artículo 1407 del Código Civil, salvo que exista oposición de su
representante legal. Al igual que para una cuenta corriente la apertura de una Caja de Ahorros,
debe ser solicitada por la persona interesada. Al efecto los Bancos proveen del formulario –
solicitud, en el se listan las condiciones que el solicitante debe aceptar, si desea la apertura. Al
igual que el de cuentas corrientes, en esta solicitud el Banco condiciona la apertura y
funcionamiento de la Caja de Ahorros. El cliente lo acepta o lo deja, es decir que constituye lo
que conocemos como un contrato de adhesión. La apertura de una Caja de Ahorros, puede ser
solicitada igual que una cuenta corriente:
6
Gestión Bancaria y Financiera Lic. Julio C. Ibarrola M. MAE
a) a nombre de una persona o individual;
b) a nombre de dos o más personas que firmarán conjuntamente o conjunta;
c) a nombre de dos o más personas que firmarán una cualquiera de ellas individualmente, o
distinta
d) y a la orden, es decir a nombre de dos personas, pero solo una de ellas registra su firma y
actúa firmando a nombre de la otra. Generalmente se la utiliza para mantener cuentas de
personas menores o incapaces y a la orden de otra mayor o que la representa.

El Depósito de Ahorros es el tradicional depósito que gana intereses sobre sus saldos y se lo ha
considerado siempre y con razón, por este mismo motivo, como el segmento incremental de
los depósitos bancarios, aunque últimamente va perdiendo posiciones frente al incremento
masivo que se ha producido en los Certificados de Depósitos, ya que puede ser más fácilmente
incentivado entre los posibles ahorristas con una buena propaganda y oferta de tasas mejores.

Como los bancos reciben depósitos de Ahorros en moneda local y en moneda extranjera,
es necesario que sean manejados completamente por separado. Deben ser consideradas como
cuentas diferentes, y como tal manejadas para todos los efectos. Una consideración especial, y
por razones de costo y control, debe darse a las cuentas que mantienen saldos, pero que no
tienen movimiento por un tiempo prudencial. La decisión de fijar el tiempo, corresponde a la
Gerencia del Banco, pero es usual que pasado un año en que una cuenta no haya sido movida,
ya sea por depósitos o extracciones, deberá ser considerada como "inactiva".

Depósito a Plazo Fijo


Son depósitos que se formalizan entre el cliente y el banco por medio de un documento o
certificado; se pactan por un monto y plazo determinado y de los mismos no pueden hacerse
retiros ni incrementarse antes del vencimiento del plazo pactado. Los intereses que se pagan
por estos depósitos quedan a criterio y política de cada banco. Estos depósitos son líneas de
captación de recursos que, por ser negociados a plazos, no son exigibles a la vista y su entrega
al cliente, sólo es exigible a la fecha en que se vence el término de plazo o mediante
notificación escrita y previamente entregada al banco.
En estricto rigor, un depósito debe ser considerado a plazo fijo, cuando el depositante no
puede exigir la devolución de la suma depositada, sin haber transcurrido el plazo previsto en el
contrato o convenio realizado.
La Ley Nro. 861 "General de Bancos, Financieras y Otras Entidades de Crédito" de fecha 24
de junio de 1996, dice en su Artículo 40 inciso 1) que habla de las Operaciones bancarias,
"Recibir depósitos de ahorro, a la vista, y a plazo en moneda nacional y extranjera y celebrar
contratos de cuenta corriente bancaria". Al igual que el Depósito de Ahorros, el de Plazo Fijo
está sujeto al pago de intereses que el banco debe acreditar al depositante por el concepto
bancario de “plazo” porque este elemento le da al Banco la opción de utilizar el dinero
depositado con un vencimiento futuro y fijo, sin correr riesgo alguno con su liquidez. Dos
caminos pueden seguir estos contratos, según sea la voluntad del cliente, mediando el pre-
aviso, cuales son, la cancelación y retiro del dinero depositado, o la renovación automática
establecida en el mismo contrato de apertura. En este último caso, el contrato recibirá una
nueva fecha de vencimiento y por un plazo similar al anterior y será nuevamente ingresado en
el Registro en el lugar que su número lo indique. En caso de cancelación, el contrato será
sellado y fechado en señal de la acción tomada.

Certificados de Depósitos
Recién a partir de la Resolución N° 1, Acta N° 100 del 19 de Julio de 1989, del Banco Central
del Paraguay, se resolvió "autorizar a los Bancos y a las Empresas Financieras del país a
emitir Certificados de Depósitos de Ahorros a 180, 210 días hasta 360 días de plazo, a tasas de
interés de oferta". El artículo 2 de la citada Resolución establece que “Los Certificados de
Depósitos de Ahorros serán nominativos, endosables o al portador a opción del ahorrista”, de
ahí que, la importancia de este documento, radica más que nada en su calidad de
transmisible, negociable, endosable y tiene la ventaja de poder ser al portador.

7
Gestión Bancaria y Financiera Lic. Julio C. Ibarrola M. MAE
Los Certificados de Depósitos, como son negociables libremente por simple endoso, son
utilizados también para garantizar operaciones de préstamos. Y sin duda, son muy buenas
garantías para este tipo de operaciones financieras.

Redescuento de Documentos
El redescuento correctamente manejado, actúa como un instrumento de la política monetaria y
crediticia, ya que el Banco Central del Paraguay actúa como banco de bancos, facilitando
dinero al sistema cuando las condiciones del mercado así lo requieren o retirándolo cuando un
exceso de circulante pueda dañar la estructura económica del país.
La Ley Nro. 489 “Orgánica del Banco Central del Paraguay”, es la más clara cuando habla de
las "Operaciones Activas del Banco Central del Paraguay" afirmando en su Artículo 65 que
"El Banco Central del Paraguay podrá comprar, vender, descontar, redescontar a los bancos,
financieras y demás entidades de crédito que determine por resolución de carácter general,
letras de cambio, pagaré y otros títulos de crédito o documentos negociable elegibles y
garantizados a entera satisfacción del Banco Central del Paraguay”. De este último artículo
surge claramente la autorización que su ley da al Banco Central del Paraguay para realizar
operaciones de redescuento y préstamos directos, ya que se habla de pagarés, etc., que se
supone son de terceras persona y pagarés de la misma institución bancaria que los emite al
solo efecto de venderlos al Banco Central del Paraguay, apareciendo así lo que se conoce
como creación de dinero bancario por medio del redescuento.

Venta de Documentos en Cartera


La Ley 861 General de Bancos, Financieras y Otras Entidades de Crédito en su Artículo 40
inciso 5) sigue el modelo de anterior ley bancaria cuando dice que los bancos pueden
"descontar, comprar vender pagarés y demás instrumentos de crédito o de pagos creados por
leyes especiales". Es decir que la operación de venta de documentos de la cartera bancaria
sigue siendo una operación legalmente autorizada y consentida.
Pero ¿en qué consiste esta operación de "Venta de Documentos de Cartera"?
Sencillamente en ofrecer en venta pagarés de la cartera propia a terceros interesados, que
tienen dinero para invertir en operaciones seguras, y a tasas que en cualquier caso benefician
largamente a los inversores y también al Banco.
¿No es acaso una operación exactamente igual al redescuento de documento que los
bancos realizan con el Banco Central del Paraguay?
Evidentemente que con la diferencia del nombre que contablemente se le ha asignado, la
operación es la misma. De todos modos, estas situaciones en nada cambian el proceso de las
operaciones en sí, y en la práctica resultan iguales, operativamente hablando.

El Cheque
Conocer los aspectos legales y formales del cheque es primordial. Qué pasa con la fecha, hasta
cuando tiene valor y cuando no la tiene. Cómo se debe interpretar la redacción del mismo,
especialmente en estos días, en que mucha gente tiene acceso a las cuentas corrientes
bancarias, sin tener una idea precisa de como operar con ella, o de cómo emitir los cheques
contra su propia cuenta. La confusión existente con relación a la forma de emisión. Por otro
lado, está el manejo del cheque que no se paga en efectivo, es decir aquel que es cancelado por
medio de la compensación en la Cámara Compensadora.

El Cheque pagado en efectivo no admite errores, limita el tiempo al Cajero para tomar la
decisión y una vez efectuada la Operación de canje de cheque contra efectivo, se vuelve difícil
a veces imposible la reconsideración de lo hecho.

Sin embargo, el cheque recibido de la compensación, permite un mejor control y durante


mayor tiempo, dando así la oportunidad de tomar una decisión más oportuna y correcta. La
gran diferencia solo se encuentra en la amplitud del tiempo disponible para tornar decisiones.
En un caso la decisión se torna bajo presión del trabajo y en tiempo muy reducido; en el otro
tiene mucho más tiempo para decidirse y posiblemente también mas posibilidades de recurrir
al consejo oportuno antes de tornar la decisión.

8
Gestión Bancaria y Financiera Lic. Julio C. Ibarrola M. MAE
De la Emisión y Forma del Cheque
El Cheque, documento ya antiguo (Creación del Banco de Inglaterra en el año de 1.750) pero
de uso limitado en nuestro país al ambiente comercial y financiero.

“Es una orden de pago, revestida de formalidades, por la que una persona física o jurídica
ordena a un Banco, el pago de cierta suma de dinero a una tercera persona, contra un depósito
previamente realizado o un crédito concedido”.

De que es una orden de pago no cabe duda alguna. De que está revestido de formalidades,
tampoco cabe dudar, ya que su emisión está bien condicionada por el Artículo 1696 del
Código Civil. De que se ordena a un Banco al pagar una suma de dinero, el mismo texto así lo
dice. Y de que el pago se efectuará con el dinero proveniente del depósito del ordenante o
contra un sobregiro autorizado por el Banco, se desprende de la modalidad de la cuenta
corriente bancaria. El Artículo 1696 del Código Civil establece que el cheque debe contener
necesariamente para que sea considerado como tal los siguientes puntos:

a. número de orden impreso en el talón y en el cheque, y el número de la cuenta;


b. la fecha y lugar de emisión;
c. la orden pura y simple de pagar una suma determinada de dinero;
d. el nombre del Banco contra el cual se gira;
e. la indicación del lugar de pago;
f. nombre y apellido o razón social, domicilio y la firma del librador.

Para reafirmarnos en la formalidad del cheque, el Artículo 1.697 del Código Civil dice
claramente: El título en el que falte alguno de los requisitos indicados en el artículo anterior,
no vale como cheque bancario, salvo los casos previstos en los siguientes apartados: de no
indicarse lugar de pago, cosa que normalmente ocurre, se considera como tal el indicado junto
al nombre del banco girado, es decir el lugar de emisión.

9
Gestión Bancaria y Financiera Lic. Julio C. Ibarrola M. MAE
El cheque según el artículo 1.700 de nuestro Código Civil, puede ser emitido de las siguientes
formas:

1. a una persona determinada, con la cláusula “a la orden”


2. a una persona determinada, con la cláusula “no a la orden”
3. al portador

La primera y tercera opción, no tienen comentarios, ya que son las formas tradicionales de
emitir un cheque. Ahora bien, que significado tiene la expresión “no a la orden” una vez
incluida en un cheque. Podemos afirmar que su inclusión elimina la posibilidad del endoso
para transferir el cheque. Sólo es posible el endoso a favor del Banco en el se lo va a depositar.
No puede entonces ser transferido a terceras personas y al igual que el cheque cruzado, solo
puede ser depositado en la cuenta del beneficiario.

Toda promesa de pago de intereses escrita en el cheque, se considera como no escrita, como lo
estable el artículo 1702 del Código Civil.

En el artículo 1704 del Código Civil se establece que “el cheque cuyo monto se halla escrito a
la vez en letras y en cifras, vale en caso de diferencia, por la suma escrita en letras”.
Definición terminante en lo que a la validez de lo escrito en letras se refiere. Pero también
afirma que el “cheque cuyo monto se halla escrito varias veces, sea en letras, sea en cifras, no
vale en caso de diferencia, sino por la suma menor”. Esto último se refiere, evidentemente al
cheque que fue emitido escrito en letras y cifras, pero al detectarse algún error, fue salvado al
dorso del mismo con un nuevo escrito, porque se incurrió en un nuevo error. Ante esta
situación de errores acumulados, el Código ordena que el cheque sea pagado por la cantidad
menor.

¿Puede un menor abrir una cuenta corriente o firmar un cheque? Con esta aclaración se
completa lo dispuesto por el Artículo 39 del Código Civil que establece cuándo cesa la
incapacidad de los menores. Y como el Banco antes de habilitar una cuenta habrá exigido la
presentación del "testimonio fehaciente" de que habla el Artículo 1707. Entonces el Cajero con
remitirse al Registro de Firmas, antes de pagar habrá cumplido plenamente con su obligación
de control. Si el Banco paga un cheque, es porque:

1) éste reúne las condiciones exigidas por el Artículo 1696, y


2) porque la cuenta del librador tiene fondos suficientes, o
3) porque éste tiene un acuerdo para sobregirar su cuenta.

De la Transmisión
El cheque pagadero a una persona determinada con la cláusula “a la orden” o sin ella, es
transmisible por vía del endoso”, dice el Artículo 1711 del Código Civil, y en el Artículo 1712
se reafirma en que “el endoso debe ser puro y simple”. Este Artículo también menciona que
el endoso parcial es nulo. Es decir, que el endoso transfiere el valor del cheque en su totalidad.
Un endoso que diga que transfiere solo una parte del valor del cheque, no vale como tal.

Es un caso de condicionamiento cuya nulidad menciona el Código repetidas veces. "El endoso
debe ser escrito en el dorso del cheque o en una hoja unida al mismo y firmado por el
endosante". "Puede el endoso no designar al beneficiario o consistir simplemente en la firma
del endosante" completa el Artículo 1713.

De estas definiciones del Código Civil surge una vez más, que el endoso es el medio de
transmisión de un cheque, y que éste debe ser sin condicionamiento alguno. Ninguna
condición puede imponerse para que tenga validez. Una vez endosado un cheque, sea éste a la
orden o al portador, la transmisión se verifica con todos los derechos sobre la cosa (cheque)
transmitida.

10
Gestión Bancaria y Financiera Lic. Julio C. Ibarrola M. MAE
En cuanto a la forma del endoso, el Artículo 1714 da algunas normas a seguirse cuando éste es
en blanco, es decir cuando el tenedor/beneficiario firma el cheque sin comentario alguno y lo
entrega. En este caso, el tenedor puede:

1. llenar el espacio en blanco, con su nombre o el de cualquier otra persona;


2. endosar nuevamente en blanco y entregarlo a otra persona;
3. entregar el cheque a otra persona, sin llenar el espacio en blanco ni endosarlo.

En cualquiera de los casos, el endoso tiene validez y transmite la propiedad de la cosa al


tenedor. El endoso puede ser "simple" o "completo". Es simple en los casos en que el tenedor
sencillamente firma el cheque y lo entrega; y completo, cuando lo transmite "a la orden" de un
nuevo beneficiario. Incluso puede hacer mención del valor del cheque e incluir la fecha de la
transmisión antes de firmarlo. Esto último puede ser importante cuando se desea hacerlo valer
como recibo de pago. Con el Artículo 1716 debe tenerse muy en cuenta por el peligro latente
que de él se desprende cuando dice que "los endosos tachados se consideran a este efecto
como no escritos"

Del Aval
El Código Civil en su Artículo 1722 dice: "El pago total o parcial de un cheque puede ser
garantizado por medio de un aval". En ese momento, si la cuanta tiene saldo suficiente, el
Banco pagará el cheque exclusivamente por que existen fondos, sin darle importancia alguna
al aval. Y si la cuenta no tiene fondos y pese al aval, el Banco rechazará el pago del cheque,
salvo que desee otorgar un sobregiro en cuenta corriente al librador del cheque. Así de sencilla
es la solución bancaria del problema. Sin embargo, hagamos una clasificación del aval. Si el
avalista no es cliente del Banco girado, si no tiene cuenta corriente, la respuesta del Banco será
siempre NO, es decir negar el pago del cheque.
Si el avalista es cliente del Banco en cuentas corrientes y su cuenta tiene fondos suficientes
para pagar el cheque avalado, ¿podría el Banco debitar la cuenta del avalista? ¿Podría el
cheque emitido por una persona ser debitado en la cuenta de otra? Estas son preguntas que
alguna vez tendrán una respuesta definitiva, cuando se presente un caso de cheque garantizado
con aval y se lo remita a los Tribunales, y la decisión judicial siente una jurisprudencia para el
futuro sobre la materia.

De la Presentación y del Pago


“El cheque bancario podrá ser de pago a la vista o de pago diferido, dice el Artículo 1725 del
Código Civil. Artículo 1726. "El cheque bancario a la vista debe ser presentado al pago dentro
del plazo de treinta días de su emisión".

El cheque bancario de pago diferido, es conocido como cheque diferido, es un tipo de


cheque emitido en una fecha, pero para ser cobrado en una fecha posterior. El cheque de pago
diferido es aquel que contiene dos fechas, la primera, la fecha de emisión del cheque y la
segunda la fecha a partir de la cual se puede efectivizar el cheque. Los cheques de pago
diferido tienen un formulario diferente que los cheques comunes. Un cheque girado sobre un
formulario común puede ser cobrado en cualquier instante, independientemente de que la
fecha de emisión todavía no haya llegado. Por ello los fondos deben estar disponibles para su
pago desde el momento del giro. Deben tomarse todas las precauciones del caso el entregar un
cheque postdatado, en especial tener siempre la provisión previa de los fondos, por cuanto no
servirá para eximirse de responsabilidad la circunstancia de haberse girado el cheque sin fecha
o a una fecha posterior a la de su expedición. Como el cheque es siempre pagadero a la vista,
cualquier fecha futura se entenderá por presente. En consecuencia, un cheque cobrado antes
del día indicado como fecha de emisión, debe ser pagado a su presentación.
Jurídicamente, es una orden librada contra un banco por el titular de una cuenta corriente para
su pago en una fecha posterior a la de emisión y debe ser presentado al pago dentro del plazo
de treinta días siguientes a la de la fecha de pago". De esta manera queda claramente definida
la fecha de pago de los dos cheques, el de pago a la vista y el de pago diferido.

11
Gestión Bancaria y Financiera Lic. Julio C. Ibarrola M. MAE

La posibilidad que da el Artículo 1727 que: “si un cheque pagadero en la República es librado
desde un lugar regido por un calendario distinto al gregoriano, el día de la emisión será
sustituido por el correspondiente del calendario gregoriano, es una alternativa y nada más. En
la práctica no creemos se presente un caso, pero por lo que pudiera suceder, la ley está
autorizado la conversión”
La pérdida o la sustracción de un cheque está legislado en el Artículo 1729 que ordena que "el
tenedor comunicará por escrito al banco que no lo pague y éste deberá negarse a pagarlo
siempre que el aviso haya sido recibido antes de la presentación del cheque".

La comunicación debe ser hecha por escrito siguiendo las siguientes pautas:
1) El librador lo comunicará cuando la pérdida o sustracción del cheque ha ocurrido antes de
su entrega al beneficiario;
2) El librador y el tenedor lo harán conjuntamente siempre que el cheque ya hubiera sido
entregado a este último, o cuando ambos así lo decidieran.

El Banco puede aceptar, y de hecho así lo hace por razones de buen servicio, una orden de no
pagar dada por teléfono, pero con la aclaración de que la confirmación escrita debe ser
recibida en no más de una hora. Caso contrario y de ser presentado el cheque, deberá pagarlo
para evitar ser enjuiciado y posiblemente sancionado. Así que la confirmación de la orden de
no pagar y el no pago posterior, dependen ya de la rapidez del cliente en colocar la instrucción
escrita en las oficinas del Banco.
"La muerte del librador y su capacidad sobreviniente a la emisión del cheque, no alteran los
efectos de éste", dice el Artículo l.730. El Banco debe pagar el cheque que le sea presentado,
aunque el librador haya fallecido antes del pago, salvo desde luego que exista otra causa
diferente para negar su cancelación.
El Artículo 1731 establece que el “Banco podrá retener en su poder los cheques que ha
pagado, que constituirán suficiente comprobante de pago. El portador puede rechazar un pago
parcial, pero si la provisión de fondos es inferior al monto del cheque puede exigir el pago
hasta la concurrencia de la provisión. En este caso, el banco devolverá el cheque al portador,
dejando constancia en el mismo de la suma abonada. En todos los casos el banco podrá exigir
del portador la firma de un recibo”.

A la vez distingue por primera vez en nuestra legislación lo que se entiende por "falta de
fondos" e "insuficiencia de fondos", y autoriza al Banco, previa conformidad del tenedor del
cheque, a pagar hasta la concurrencia del saldo de la cuenta. El Banco devolverá en este
último caso, el cheque al tenedor con la constancia de lo pagado, de forma a que este pueda
gestionar el cobro de la diferencia por vía extra bancaria, que podrá ser directa o judicial,
autoriza al Banco a dejar constancia al dorso del cheque rechazado, del motivo de este
rechazo, que el artículo citado define como "falta de fondos u otra irregularidad".
12
Gestión Bancaria y Financiera Lic. Julio C. Ibarrola M. MAE
Quien libra un cheque bancario dentro del plazo establecido y no tenga suficiente provisión de
fondos disponibles o no tuviera autorización para girar en descubierto, sufrirá una multa
equivalente al 2% sobre los cheques rechazados por Falta de Fondos y 1% sobre los cheques
rechazados por Cuenta Cancelada.

Producido el rechazo, se generará los siguientes efectos:


a) El importe de la multa se hará efectivo, total o parcialmente, sobre los fondos que el
librador tuviera depositados al momento del rechazo, si los hubiera, o sobre los fondos
que depositare posteriormente.
b) La persona física o jurídica que en el transcurso de un año, librara 3 (tres) cheques, en
moneda nacional o extranjera, cuyos pagos fueron negado por insuficiencia de fondos
o 10 (diez) Cheques cuyos pagos fueran rechazados por defectos formales imputables
al librador, aunque fuera contra cuentas distintas, se les inhabilitará por un año para
girar cheques y operar en cuentas corrientes en todos los bancos del país.

La firma del último endosante ya impresa en el cheque al presentarlo al cajero, no debe ser
aceptada como válida. El cajero debe exigir que se firme en su presencia, y verificar la firma
contra la del documento de identidad del cobrador, cuyo número hará constar al lado del
endoso, confirmando así que ambas firmas, la del documento y la estampada sobre el cheque,
coincidan.

No pago de Cheques
“Los Bancos no pagarán los cheques si aparecieren falsificados, adulterados, raspados,
interlineados o borrados en cualquiera de sus enunciados esenciales” dice el Artículo 1733.
Y el Artículo 1734 completa diciendo: “El Banco que pague un cheque falsificado sufrirá las
consecuencias”:
a) si la firma del librador o del último endosante está visiblemente falsificada,
b) si el cheque tiene alteraciones en algunas de sus enunciaciones y
c) si el cheque no corresponde al talonario entregado al librador.

Finalmente, para definir responsabilidades y dejar cada parte (librador y girado) en lugar, el
Artículo 1735 afirma: El librador responde por los perjuicios:
a. si la falsificación de su firma no es visiblemente manifiesta y el cheque corresponde a
su propio talonario; y
b. si el cheque ha sido firmado por dependiente o persona autorizada.

El primer inciso no merece mucho comentario. Es claro cuando dice que el Cajero que paga
un cheque con una firma parecida o casi igual (no es visiblemente falsificada), no asume
responsabilidad alguna. El Cajero no necesita ser, y de hecho no es, un experto o un perito
calígrafo, sino que cumple la función de un pagador de una orden de pago, en la que la firma
del ordenante no sea "visiblemente" falsa.

El Cheque Cruzado
Art. 1736 del Código Civil "El librador o el portador de un cheque puede cruzarlo con los
efectos del artículo siguiente". El cruzamiento se hace con dos rayas paralelas trazadas en el
anverso del cheque. Puede el cruzamiento ser general o especial. Es general si entre las dos
rayas no hay indicación alguna y es especial, si entre las dos rayas se escribe el nombre de un
banquero determinado”. "El cruzamiento general puede ser transformado en cruzamiento
especial, pero éste no puede ser transformado en cruzamiento general". "La testación con rayas
o raspado del cruzamiento o del nombre del banquero se tienen por no hechos".
La ley actual resume todo esto a sólo cuatro Artículos. El Artículo 1.737 puntualiza que el
cheque cruzado "no puede ser pagado por el girado sino a un Banco o a un cliente del girado",
afirma el mismo Artículo que "un cheque de cruzamiento especial sólo puede ser pagado por
el girado al banquero designado, o si éste es el girado, a un cliente suyo”. En términos más
sencillos, el tenedor de un cheque cruzado, solo puede depositarlo en su cuenta en su Banco o
en el Banco girado y el Banco girado puede recibirlo y pagarlo solamente a la cuenta del

13
Gestión Bancaria y Financiera Lic. Julio C. Ibarrola M. MAE
beneficiario o a otro Banco a través de la Cámara Compensadora, y que este último lo recibió
para crédito de la cuenta del beneficiario.

De la Acción de Regreso por Falta de Pago


El Protesto
Cuando el Cheque es presentado en tiempo al Banco girado, y aquel no es pagado por carecer,
la cuenta del girado, de los fondos necesarios, el tenedor puede exigir el pago del mismo
librador, los endosantes y cualquier avalista de llegar a existir alguno.
El Artículo 1.742 menciona en éstos términos: “El portador puede ejercer la acción de regreso
contra los endosantes, el librador y los otros obligados, si el cheque, presentado en tiempo útil,
no fuese pagado, siempre que la negativa del pago se acredite”:
a) Por protesto
b) Por declaración del girado, escrita sobre el cheque, con la indicación del lugar y día de la
presentación, o bien
c) Por declaración de una cámara de compensación, en la que conste que el cheque no ha sido
pagado a pesar de habérselo transmitido en tiempo útil

La Cámara Compensadora, no tiene potestad alguna para rechazar un cheque, ni tampoco para
declarar que un cheque no ha sido pagado por tal o cual motivo. Son los Bancos los que
aceptan o rechazan los cheques que son girados a su cargo, y la Cámara Compensadora actúa
solamente como intermediaria en su canje o compensación.
La cámara compensadora tiene como función compensar y liquidar todos los cheques
pagaderos en el día. El saldo de cámara compensadora se acredita o debita de la cuenta
corriente de cada banco que se tiene en el Banco Central del Paraguay. Existen dos sesiones
diarias en la cámara compensadora. La reunión principal se realiza en horas de la tarde y una
segunda se lleva a cabo a media mañana, exclusivamente para compensar cheques rechazados
en la compensación del día anterior. Una vez completado el rechazo de un cheque por un
Banco, se devuelve éste a su tenedor o beneficiario para que inicie las gestiones respectivas
para su cobro extrabancario. Este cobro puede ser directo, cuando las gestiones las realiza el
tenedor o gestor y judicial cuando el cheque es entregado a un Abogado para su cobro.

Sin embargo, comentaremos brevemente los Artículos 1.755 Y 1.756 que hablan del Protesto.
El primero de ellos requiere que "el protesto debe formalizarse por acta notarial en el lugar del
pago y contra el girado o tercero indicado para el pago, aunque no estén presentes en su
domicilio. Si este no es hallado, puede el protesto formalizarse ante la autoridad municipal del
lugar del pago". "La incapacidad del girado o del tercero indicado para el pago, no exime de la
obligación de formalizar el protesto contra él, salvo que el girado haya quebrado, caso en el
cual la sentencia declarativa de la quiebra bastará para autorizar la acción de regreso". “Si el
girado, o el tercero ha muerto, el protesto se formalizará igualmente a su nombre, según las
reglas precedentes".

14
Gestión Bancaria y Financiera Lic. Julio C. Ibarrola M. MAE
Cheques en Moneda Extranjera
De hecho, existen más de una clase de cheques emitidos en monedas extranjeras, que
usualmente circulan en nuestro país sin ningún inconveniente:

1) Cheques de cuentas en monedas extranjeras. (Usualmente en dólares de los Estados


Unidos), abiertas en Bancos Comerciales que operan en el mercado paraguayo.
Estos cheques son pagaderos en el Paraguay y deben reunir todas las condiciones
requeridas por el Artículo 1.696 del Código Civil en cuanto a su formalidad, para que
puedan ser lanzados al mercado. Son exactamente iguales en su formato, a los cheques
emitidos contra cuenta en moneda local o guaraníes. Estos cheques no son canjeados
localmente en la Cámara Compensadora. Son si compensados directamente entre los
Bancos, beneficiario y girado, y el pago se efectúa también con otro cheque en la
misma moneda, pero ya de libre disponibilidad, es decir librado contra cuentas
localizadas en el exterior, normalmente New York.

2) Cheques en monedas extranjeras, emitidos sobre cuentas abiertas en Bancos


localizados en el exterior. Estos cheques reúnen en su formato y emisión, las condiciones
que son usualmente exigidas en el país donde la cuenta está localizada. No pueden ser
cobrados en el Paraguay, pero sí negociados o depositados en cuentas locales o enviados al
cobro por vía bancaria. Un Banco local puede comprar estos cheques, efectuando así una
operación crediticia, ya que el hecho de la compra significa asumir un riesgo. De cualquier
forma, es una operación usual entre el Banco y algunos de sus clientes. Pero lo más común
es depositar los cheques en cuentas locales o entregarlos a un Banco para su cobranza. En
ambos casos, la intervención del Banco es la de un mero intermediario, cobrar el valor del
cheque al Banco girado del exterior y pagarlo al beneficiario local.

15
Gestión Bancaria y Financiera Lic. Julio C. Ibarrola M. MAE
3) Cheque bancarios propiamente dicho, mejor conocidos como Ordenes de Pago,
Libranzas a Pagar o Giros.

Otros Cheques
Bajo este título y aunque no existe realmente diferencia en el aspecto formal con el cheque
común ya ampliamente comentado, pero sí en su denominación, nos referimos a los llamados
Cheques Certificados y Cheques de Gerencia o de Administración y también para evitar
equívocos, que los hay por desconocimiento, dedicamos unas pocas líneas al llamado Cheque
de Mostrador o Cheque de Ventanilla, como también se lo conoce.

1) El Cheque Certificado es aquel en el que a pedido del librador o del tenedor, el Banco
hace constar que el pago está garantizado por un número determinado de días. Este es un
servicio que el sistema bancario presta y que posibilita no solamente el recibir un
documento cuyo pago está asegurado, sino que también permite la realización de
operaciones que requieren ser garantizadas hasta que sean completadas, tal como el caso
muy común de licitaciones y similares. El Banco, sí garantiza el pago del cheque por el
tiempo establecido en la certificación, lo hace porque previamente ha extraído los fondos
necesarios de la cuenta del librador, y los deposita en una cuenta especial, contra la que
finalmente el cheque será cancelado.

2) El Cheque de Gerencia o de Administración es un elemento de trabajo utilizado por un


Banco para efectuar sus propias libranzas, ya sea para pago de sus gastos, sueldos y
compras en general. No debemos olvidar que por razones de "buena administración,
seguridad y control”, las instituciones bancarias no hacen pago en efectivo, salvo algunas
excepciones relacionadas con sumas pequeñas que se manejan por medio de la llamada
Caja Chica.

3) El Cheque de Mostrador no es sino el resultado de un servicio muy especial que el


Banco da a sus clientes y el nombre viene precisamente del sector en donde el cliente
recurre para obtenerlo. Ocurre muy frecuentemente que la gente olvida sus chequeras en
casa o en la oficina y como la necesidad de emitir uno o más cheques se hace perentoria y
no puede volver a traerlos, recurre entonces a su Banco en busca de ayuda. En el
mostrador se le provee de una o más hojas, según lo requiera, una vez que haya sido
identificado y firmado el recibo que se extiende para el caso o sencillamente firmando en
el talón del o de las hojas de cheques proveídas.

16