Está en la página 1de 3

Las zonas heladas – Son las zonas y regiones árticas, normalmente

con suelos congelado durante todo el año, hogar de animales como


las focas y los osos.

Pradera – La temperatura es muy variable, no hay muchas


precipitaciones y pueden habitar grandes mamíferos.

Taiga – Generalmente son bosques de coníferas, con temperaturas


bajas durante los inviernos pero deshielo durante los veranos.
Bosques mediterráneos – La temperaturas son bajas en invierno y
muy calurosas durante el verano, se caracteriza por tener un fauna
muy variada.

Desiertos – Mayormente habitados por reptiles, muy poca


precipitación, granes cambios súbitos de temperaturas.

Sabana – Hábitat de grandes mamíferos, con estaciones lluviosas


pero estaciones secas también.
Tundra – inviernos muy largos y veranos muy cortos, hogar de un gran
número de aves, en este tipo de ecosistemas se da mucho el
crecimiento de musgo.