Está en la página 1de 2

© Justo Fernández López

FORO DE CONSULTAS – ARCHIVO

¿En qué consiste el error de considerar que adolescente tiene relación con adolecer?

El verbo adolecer es una forma castellana que como verbo transitivo significa ‘causar dolencia o dolor’, con intransitivo significa ‘caer enfermo’ y
como transitivo con complemento preposicional adolecer de significa ‘tener o padecer algún defecto’. Este verbo es un compuesto del antiguo verbo
castellano dolecer ‘enfermar’, caído en desuso.

La palabra adolescente viene del latín adolescens, adolescentis ‘que está en periodo de crecimiento, que está creciendo’ y es el participio presente del
verbo latino adolescere ‘criarse, ir creciendo, estar creciendo, madurar’. Este verbo latino es un compuesto del prefijo ad- ‘hacia’ y el verbo alescere
‘crecer’, forma incoativa (que implica o denota el principio de una cosa o de una acción progresiva) del verbo latino alere ‘nutrir, alimentar, criar’. El
participio pasado de adolescere es adultum ‘el que ya está crecido’, mientras que el participio presente adolescens significa ‘el que está en la etapa de
crecimiento’. La adolescencia es, por tanto, una etapa del desarrollo, de proceso de maduración, un periodo de la vida humana. Del acusativo latino
adolescentem, al perder la m final, salió el castellano adolescente, lo mismo que de adultum > adultu > adulto.

Hay en latín un homónimo del verbo anterior: adolescere con el significado de ‘llamear, inflamarse, encenderse, arder en llamas, quemarse’. Esta es
la forma incoativa del verbo latino adolere ‘quemar, encender, honrar’, y es un término empleado en el ámbito de lo sagrado para referirse a las
ofrendas y sacrificios rituales en honor de los dioses.

Ocurre, sin embargo, que algunos autores al tratar el tema de la adolescencia se les dispara la imaginación y asocian libremente adolescencia con el
verbo castellano adolecer, compuesto de dolecer ‘enfermar’, y, como recurso retórico, interpretan la adolescencia como una etapa de “crecimiento
con dificultades”, “una etapa en que se crece a pesar de todo”, “una etapa de carencias” por asociación con el adolecer de. Ven así al adolescente
como “el que sufre” (latín dolere), “el que al crecer sufre”. Con este trasfondo asociativo, se pasa a hablar de “los conflictos de la adolescencia”, “la
crisis de la adolescencia”, “los problemas de la adolescencia”, etc. Pero etimológicamente, adolescente y adolescencia no tiene nada que ver con la
idea de que en esta etapa del desarrollo se adolece de alguna cosa o falta algo. No es una etapa de carencias, sino de crecimiento, que en muchos
puede ser traumática o dejar recuerdos dolorosos.

Etimologías

Incoativo se dice de los verbos o perífrasis verbales que expresan el comienzo de un estado, un proceso o una acción, como florecer, amanecer,
enfermar, ponerse a + infinitivo, romper a + infinitivo.
La terminación -escere del infinitivo latino dio en castellano -ecer y aporta un valor incoativo a los verbos resultantes de lexemas verbales o
nominales: durus > obdurescere. En castellano se une principalmente a lexemas nominales (atardecer, favorecer, emblanquecer, oscurecer, etc.),
aunque hay varios ejemplos de base verbal: adormir, adormecer; aborrir, aborrecer; enflaquir, enflaquecer. Las formas en –ecer prevalecieron
mayoritariamente sobre las en -ir.

adolescere [latín]
Formas: adolesco, adolevi, adultum.
criarse
crecer
ir creciendo
madurar
Verbo compuesto del prefijo ad ‘hacia’ + incoativo de alere > *adalere > *ad-alescere > adolescere

Derivados:
adulto
De la misma raíz que adolescere ‘crecer’ es índole ‘condición propia de cada persona o cosa’, del latín indoles ‘disposición natural de un
individuo’.

alere [latín]
Formas: alo, alui, altum / alitum
alimentar
nutrir
promocionar
solicitar
promover
criar

Derivados:
alimento, alimentar, alimenticio, alimentación
prole, proletario, prolífico
Del imperativo de alere > alete ‘alimentaos’ / ‘creced’ viene la marca Alete de la casa Nestlé: productos alimenticios para bebés.
alto, altar, altitud, alteza
El adjetivo alemán alt ‘viejo’, ‘antiguo’, gótico alÞeis inglés old, sueco äldre (comparativo) significa propiamente ‘crecido, criado’ y es el
participio pasado de un verbo alemán desaparecido con el significado de ‘crecer, criar, nutrir’: gótico alan ‘crecer’, inglés antiguo o anglosajón
alan ‘alimentar, nutrir’, antiguo islandés ala ‘nutrir, engendrar’. Estos verbos se corresponden con el latín altus ‘alto’, participio pasado del verbo
latino alere ‘alimentar, nutrir, criar’, y significa originariamente ‘muy crecido’, ‘alto de estatura’. Estos vocablos alemanes y latinos pertenecen a
la familia de la raíz indoeuropea *al- ‘crecer, nutrir, acrecentar’, a la que pertenecen en alemán palabras como all, Alter, Welt. El sustantivo
alemán Welt ‘mundo’ está compuesto de dos elementos. El primer elemento está tomado del antiguo alto alemán wer, gótico waír, inglés antiguo
o anglosajón wer, antiguo islandés verr que significa ‘hombre, ser humano, persona’, del antiguo indio vira ‘hombre, héroe’, en latín vir ‘varón’.
El segundo elemento es el gótico alds ‘generación, periodo, época’, antiguo islandés old ‘humanidad, época’, de la misma raíz indoeuropea que
el alemán adjetivo alemán alt arriba comentado.

alescere [latín]
Forma incoativa del verbo alere.
crecer

Derivados:
coalición (co + alescere) ‘unirse’, ‘crecer juntos’
En galaicoasturiano o asturgalaico, habla tradicional de los territorios situados en la región de “Entrambasaguas” (entre los ríos Navia y Eo) en la
parte occidental de Asturias, existe el verbo olecer con el significado de ‘mejorar’, ‘crecer’, estar olecido ‘estar crecido’, ‘estar exuberante’. Ver:
Vocabulario pixoto y Vocabulario asturiano occidental, así como Diccionario normativo del asturgalaico: Diccionario da Veiga, Academia da
Llingua Asturiana, 1998.

adolescere [latín]
llamear
encenderse
inflamarse
arder en llamas

adolere [latín]
quemar
quemarse
honrar
encender
[referido a los sacrificios u ofrendas rituales]

adolecer [castellano]
Compuesto del prefijo a + el verbo castellano antiguo dolecer ‘caer enfermo’.
Significa ‘padecer alguna enfermedad habitual’ (acompañada de de ‘tener algún defecto’, ‘carecer de algo’. Pero es empleada a menudo
justamente en sentido contrario: “carecer de algo”.
El verbo dolecer ha caído en desuso. Lo encontramos todavía en los cronistas de Indias, como Pedro Aguado:
«Aunque parecía que el camino desde Santa Marta hasta Sompallon era cosa sabida, y por eso menos dificultosa, no dejaron de pasarse muchos y
muy excesivos trabajos de hambres y enfermedades, ríos, ciénagas, arcabucos y montañas y aguas que llovían, con los cuales trabajos perdió y se
le murieron al general desde que salió de Santa Marta hasta que llegó a esta provincia de Sompallon cien hombres; y después como por esperar a
los bergantines forzosamente hubo de detenerse algunos días y aun meses en Sompallon, con tan largo ocio comenzole a dolecer mucha gente y
muy de golpe, y a morírsele cada día»
[fray Pedro Aguado: Recopilación Historial, 1582, Capítulo séptimo]

También podría gustarte