Está en la página 1de 9

ATENEO MEXICANO DE LA JUVENTUD

El Ateneo Mexicano de la Juventud se constituye como un grupo de jóvenes guiados bajo el noble ejemplo del Ateneo de la Juventud fundado el 28 de Octubre de 1909. Dentro del cual se encontró a la cabeza el ilustré pensador José Vasconcelos, y demás jóvenes que enmarcarían la intelectualidad del siglo con una gran trascendencia social en el México posrevolucionario, personajes tales como: Antonio Caso, Alfonso Reyes, Manuel M. Ponce, Julio Torri, Isidro Fabela, Diego Rivera entre otros tanto próceres de época. El nombre de esta organización que proviene del latín Athenaeum, surge del templo de Palas en Atenas, donde se reunían durante la época clásica poetas, oradores y filósofos para leer y compartir sus obras. Atenea era la diosa griega de la guerra hecha con inteligencia, de la paz, de la sabiduría progresiva y de todas las artes. De este hecho es que el término “ateneo” recoge su significado como lugar donde se reúnen asociaciones científicas o literarias, condición y propósito que liga a nuestra organización De igual forma el Nuevo Ateneo o Ateneo Mexicano de la Juventud, pretende recrear el sobresaliente trabajo de los ateneístas del Siglo XX, para que de nuevo se dé muestra activa de que los jóvenes, indistintamente de la esfera de acción, deben ser forjadores de principios eclécticos, de valores naciones y de un profuso interés social, como los responsables de procrear una nueva patria. Siendo así que bajo el axioma vasconcelista “la cultura engendra progreso”, enmarcamos la importancia y la necesidad de que La juventud empiece a cimentar una nueva escala de valores cimentados sobre la cultura, medio esencial para el desarrollo espiritual e intelectual de ciudadanos cultos e íntegros que tanto demanda la nación. Siendo así que quienes creamos este proyecto, quienes nos incluimos al mismo y quienes lo apoyan y lo impulsan es por que más allá de visualizarlo como un mero servicio a la comunidad, nos encontramos todos profundamente convencidos, comprometidos y exhortados a seguir forjando la nueva generación de hombres doctos que revolucionen el sentido de este país, que replanteen la reconstrucción de la patria mas en lo interno que en lo externo mismo, que valoraren la gran importancia de la cohesión de nuestra raza latinoamericana y sean los procreadores de aquella ansiada raza cósmica, aquellos quienes sean los garantes de una majestuosa nación iluminada, los forjadores de un nuevo destino. Es así que el Ateneo Mexicano de la Juventud no es un fin y es mucho más que un proyecto, es una ideología y un vínculo de pertenencia hacia un compromiso que retomamos como lo llegaron hacer jóvenes ilustres en el pasado. Es un medio tan solo para sumar esfuerzos y lograr entre tantas cosas estos objetivos en común, es un sueño por el que luchamos día a día en materializar con nuestro trabajo, es un espacio de libertad, de recreación, de reflexión y concientización. El Ateneo es la trascendencia del pasado y la vanguardia de nuestros contemporáneos, el ateneo es la juventud acrónica sin tiempo ni lugar, que perenne se reúne y entrelaza sobre los siglos, para ser la dialéctica social. El ateneo es la nueva generación del siglo XXI; ero sobre todas las cosas el Ateneo somos todos, somos nadie, somos el futuro, somos el presente, somos México y somos Latinoamérica, el Ateneo es nuestra hazaña.

Fundamentos del Ateneo Mexicano de la Juventud
MISIÓN: Incluir a la juventud en una participación proactiva dentro de las esferas: políticas, comunitarias, científicas, humanísticas, y sobre todo culturales del país, refrendando el legado del Ateneo de la Juventud de 1909. VISIÓN: Revolucionar la idiosincrasia y el sistema sociopolítico, cultural y económico de nuestro país en búsqueda del progreso y el desarrollo, por medio de la asociación y creación de jóvenes líderes con bases éticas y morales, hacia la aspiración de un nuevo México y el advenimiento de la raza cósmica. ÁREAS DE TRABAJO: Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto Politécnico Nacional, planteles y Colegios del D.F. de educación secundaria, bachillerato y superior; Plazas y espacios Públicos; Casas y espacios de Cultura (Museos); Foros de Discusión y Académicos; Centros Sociales y Comunitarios; Concursos Juveniles. ÁREAS DE ACCIÓN:  Político: Foros y espacios internos y externos de discusión, donde se analice y se ofrezca propuestas sobre temas de índole política de actualidad, tales como Concursos de Oratoria, Simposios, Seminarios, Congresos, Modelos de Naciones Unidas, entre otros.  Comunitario: Campañas y proyectos de Ecología, Servicio Social, Filantropía, Proyectos comunitarios, Recolección de víveres, etc.  Científico: Conferencias, estudios, proyectos investigaciones y participación en foros de Áreas de la Salud, Ingenierías, Físico Matemático, y Bioquímicas.  Humanístico: Actividades que vayan relacionadas en torno a la Filosofía, la Historia, las Artes, y la Literatura  Cultural: Actividades con la finalidad de preservar, reinventar y promover una identidad mexicana desde todos los aspectos que esta conlleva. Promoción de encuentros con otras culturas. Actividades que desarrollen y eleven el nivel de intelectualidad y creatividad de la ciudadanía. Objetivo General Formar jóvenes proactivos capaces de proponer, participar y tener iniciativa, jóvenes congruentes en su actuar y decir, con amplia conciencia social y al servicio de la patria. A través de actividades académicas, científicas y culturales de toda índole que proporcionen y promuevan un desarrollo integral. Objetivos Específicos  Erradicar el sedentarismo intelectual  Prevenir a la juventud de dogmas y vicios intelectuales  Restituir y dignificar el rol de la juventud en la sociedad como seres pensantes, creativos e innovadores

 Promover en la juventud la visión analítica, crítica y dialéctica hacia la sociedad  Articular la capacidad de proponer y resolver problemas impulsando el liderazgo y la iniciativa juvenil  Ofrecer una formación ideológica, que permita a las y los jóvenes contemporáneos sentirse identificados con su historia, y herederos de la labor del Ateneo de la Juventud  Promover y esparcir con accesibilidad y equidad el conocimiento alejado de pragmatismos, con un enfoque crítico, iconoclasta, ético, pero sobre todo de aplicación social.

TIPOS DE MIEMBROS: Miembros Honorarios: Son aquellas personas externas que tienen de alguna forma vínculo con el Ateneo y apoyan de manera económica, material o académica al grupo de manera constante. La distinción de miembro honorable sólo la otorga la Asamblea General. Ateneístas: Son todos aquellos miembros activos con edades entre 12 y 30 años que se encuentran integrados en algún comité del Ateneo Mexicano de la Juventud. Fundadores: Son todos aquellos miembros ateneístas que hayan participado dentro de la organización por un periodo de más de cuatro años a partir de sus firma en los estatutos. Es de su capacidad el modificar, revisar y agregar elementos en los fundamentos originales. Se reconoce como única excepción, al ateneísta José Luis Gallegos Quezada, quién de manera inherente y perenne cuenta con dichas facultades. DE LOS NUEVOS MIEBROS Es responsabilidad del comité de Difusión y Extensión y del Director del AMJ el dar seguimiento a aquellos interesados en pertenecer a nuestra organización. Los nuevos miembros serán presentados de manera formal en la siguiente Junta Ordinaria después de que hayan firmado los estatutos Para ser miembro activo en el AMJ el interesado deberá: 1. Expresar interés en la Organización 2. Haber participado por lo menos 3 meses consecutivos y de manera constante en las actividades y/o juntas del AMJ 3. Haber firmado los estatutos y ser de su conocimiento los fundamentos del AMJ TOMA DE DECISIONES: La toma de decisiones se realizará en las juntas ordinarias siempre y cuando se cuente con quórum (más del 50% de los miembros registrados). Las juntas serán convocadas, con anticipación de una semana a la fecha a ser realizadas, por el director del AMJ; donde habrá un secretario que se turnará cada sesión para pasar lista a los miembros, llevar minuta sobre el orden del día e informar a todos los miembros de las decisiones tomadas, las cuales deberán ser asumidas por todos los miembros aun por aquellos ausentes en la toma de dichas decisiones. Las decisiones se efectuarán por una votación de mayoría simple y la votación se repetirá cada vez que así un miembro lo solicitase. Al momento de incorporarse a la organización de manera formal (es decir firmando los estatutos y siendo de su conocimiento los fundamentos del AMJ) cada miembro adquiere el

derecho a ser partícipe y votar en la toma de decisiones. Al comienzo de cada trimestre se tomará en cuenta la asistencia de cada miembro, la cual deberá de ser del 60% (4) del total de las juntas ordinales (quincenales) convocadas dentro del trimestre anterior (6), de no ser así se anulara el derecho a votar en la toma de decisiones por un trimestre, reanudándose después del tiempo señalado (aún cuando no se cuente con la asistencia necesaria del trimestre en el que se anulo su derecho a votar). Se podrá justificar máximo una falta, convirtiéndose ésta en asistencia, siempre y cuando se haga al día siguiente o de manera anticipada. Por motivos de efectividad si el número de miembros supera los 49, la toma de decisiones se efectuara de la misma manera pero mediante representación de una junta votada de manera universal y constituida de un máximo de 10 representantes (2 por comité) más el Director. Dicha junta durará un periodo de 1 año y sus miembros podrán reelegirse de manera personal un periodo más. DEL DIRECTOR DEL AMJ El director del AMJ deberá ser votado de manera universal para un periodo de un año dividido en cuatro trimestres a partir de su toma de posesión. La toma de posesión deberá efectuarse el 28 de Octubre, en conmemoración de la fundación del Ateneo de la Juventud, celebrándose las elecciones donde resulte electo en asamblea general, un sábado antes de dicha fecha. El Director se podrá reelegir consecutivamente tan solo por un periodo más. Son funciones y facultades del director: el coordinar los comités, el convocar a todos y cada uno de los miembros a las juntas ordinarias y extraordinarias, el desarrollo de nuevos proyectos y de las iniciativas propias de los ateneístas, la resolución de conflictos, la búsqueda de la correcta gestión, el incrementar el número de miembros, y el desarrollo de oportunidades para la organización. Solo se le podrá remover de su cargo después de 6 meses de gestión bajo la iniciativa de un ateneísta quien deberá exponer las razones, en orden ya sea de incumplimiento de funciones, de faltas de conducta inadmisibles y/o anomalías ilícitas. Dicha iniciativa deberá contar con el apoyo de ¾ partes de los presentes, a lo que en suma se deberá votar un director interino que termine el periodo anual hasta las próximas elecciones. DE LAS ELECCIONES PARA EL DIRECTOR DEL AMJ Además de cumplir con los puntos estipulados en la toma de decisiones, estás deberán de llevarse de la siguiente manera: 1. En la penúltima Junta Ordinaria del cuarto trimestre del periodo del Director actual, podrán presentarse de manera opcional, los interesados a ser candidatos para contender por dicho cargo, contando cada uno con 10 min para exponer el proyecto que llevarán a cabo durante la gestión de un año. 2. Las elecciones se efectuarán en la última Junta Ordinaria del cuarto trimestre del periodo del Director actual. Eligiendo una comisión de 3 personas encargadas de contar los votos y declarar el ganador de las elecciones. Dicha comisión no podrá ser integrada por el Director actual del AMJ, ni por los candidatos a dicho cargo. 3. El secretario de la junta, que deberá ser parte de la comisión, pasará lista alfabética de los miembros activos que hayan firmado los estatutos, y señalará quiénes están

4.

5. 6. 7. 8.

facultados a votar y ser votados, de acuerdo a sus asistencias registradas del trimestre anterior, las cuales deberán ser de al menos 60%. Posteriormente se dará apertura para las candidaturas, que serán de manera personal y serán registradas por la comisión. Dados a conocer los candidatos, cada uno alfabéticamente tendrá 5 minutos para exponer sus motivos. Se pasará lista alfabéticamente de sólo aquellos facultados a votar, y cada uno (aún los candidatos y el director si es el caso) emitirán su voto en la urna. Los votos serán contados como válidos, si son sólo para alguno de los candidatos registrados y si cuentan con el nombre de sólo uno de ellos. En caso de empate, se pasará a segunda ronda de votaciones, con sólo aquellos que se encuentren empatados. En caso nuevamente de empate, la comisión tendrá la facultad de designar ganador, a quien a su juicio cuente con mayor experiencia y pueda asumir mejor el cargo.

COMITÉS: Son las unidades de división y repartición del trabajo dentro de Ateneo Mexicano de la Juventud donde todos y cada uno de los miembros activos deben de estar integrados, según su libre elección y de acuerdo a las necesidades de la organización. Cada miembro podrá participar tan sólo en un comité.
Director del AMJ

Comité de Difusión e Identidad

Comité de Asuntos Políticos y Sociales

Comité de Finanzas Y Presupuesto

Comité de Desarrollo Interinstitucional y

Comité de Asuntos Culturales

Extensión

1. El número de comités puede cambiar, así como sus funciones según a las necesidades organizacionales y con la aprobación de una mayoría simple. Mas permanecerán siempre inamovibles los comités de Finanzas y de Asuntos Culturales, los cuales cuentan con una gestión autónoma y soberana en sus decisiones. 2. Los Comités serán independientes a los talleres, y/o participación de eventos especiales, y su organización t división del trabajo es responsabilidad propia de cada uno. 3. De cada comité deberá existir un coordinador y secretario, electo por el propio comité y ratificado por el Director. DEL FINANCIAMIENTO Para el financiamiento de las actividades, los miembros bajo iniciativa del comité de Finanzas y del director del AMJ, deberán tomar participación en actividades que recauden fondos. Así de igual forma cada miembro podrá hacer donaciones voluntarias si así lo desea. Se buscará como mayor medio de financiamiento la participación como grupo y de manera individual en concursos de literatura, oratoria y de toda índole relacionada a nuestra organización. Cuando se participe de manera grupal, todo el financiamiento será dirigido a las arcas del AMJ. En el caso de participación personal, es decir que algún Ateneísta participe en algún concurso con auspicio o en representación del AMJ y ganara así alguna remuneración económica por su desempeño, tendrá que aportar un porcentaje de lo ganado a la organización de acuerdo a la siguiente tabla.

De 1.00 a 5,000.00 pesos – 20% Más de 5,000.00 a 15,000.00 pesos – 15% Más de 15,000.00 a 50,000.00 pesos – 10% Más de 50,000.00 pesos -5% El Comité de Finanzas a cargo del Representante legal, será responsable de recaudar y administrar los recursos económicos, de inmueble y en especie. Queda bajo su carácter autónomo, a discreción del comité de Finanzas, el aportar apoyos económicos a los miembros, el destinar dinero para la compra de materiales, y cualquier otro gasto que así los miembros sugirieran a través de los comités. Es Responsabilidad del Comité de Finanzas el rendir un informe trimestral en junta Ordinaria sólo si así fuese solicitado por el Director del AMJ. Anualmente el Comité entregará un reporte que informe el Estado General de las Finanzas de la Organización, donde detallará lo ejercido por la organización, los excedentes y remanentes financieros. Se refrende, que jamás se buscará el financiamiento de nuestra Organización, lucrando con la ciudadanía, cobrando por la gratuidad de nuestro trabajo voluntario, o exigiendo cuotas que excluyan a los que no puedan solventarlas SÍMBOLOS DE IDENTIDAD ATENEÍSTA: El logotipo del Ateneo Mexicano es nuestro símbolo institucional que irá acompañado de la leyenda en todo documento oficial. Deberá ser portado con respeto y solemnidad y no podrá ser modificado sin autorización previa del fundador. Fue ideado por José Luis Gallegos Quezada bajo diseño y creación directa de Oscar Carrasco Bustamante, diseñador oficial del AMJ. Dicho logotipo es el perfeccionamiento de tres prototipos anteriores que le preceden. Representa al Partenón griego en representación del templo de la diosa griega Atenea, así como la asimilación del retorno a los clásicos griegos y a su filosofía. El elemento del águila es la representación de nuestro escudo nacional, y de nuestra identidad como mexicanos, recalcando los valores nacionales así como nuestro patriotismo, y el objetivo de hacer superar a nuestro país. AMJ, son nuestras siglas institucionales. La leyenda que nos caracteriza es un fragmento de una de las frases de quién se considera máximo exponente del Ateneo de la Juventud y el Maestro de la Juventud de América, Don José Vasconcelos, quien pronunciara “La cultura engendra progreso, y sin ella no cabe exigir a los pueblos ninguna conducta moral”; que asimila el eje principal de nuestra organización.

El Apotegma o firma del Ateneo surgió como un sello personal que nos distingue y contribuye a la formación de una unidad e identidad. Desarrollado en Ciudad Universitaria,

surgió a partir de la primera participación como grupo en un concurso de Oratoria y en el transcurso de una serie de discursos recorriendo las facultades de C.U. Soy la Conciencia Soy la Virtud Soy Ateneísta De la Juventud

PRECEPTOS DE UN ATENEÍSTA Lo siguiente es a manera de glosario, fragmentos de textos y frase en diferentes tiempos del Ateneo que hablan sobre su naturaleza que cada quien ha descubierto, y de la que tan solo se pretende hacer remembranza, se decide así no postular un decálogo o lista de principios, más bien se quiere dejar libre albedrío a que los ateneístas sigan descubriendo y preguntándose a sí mismos, cuáles son los valores que compartimos. Carta a Colectivo Estudiantil Xólotl de la Preparatoria No. 2 21 de Abril 2008
[Porque a manera del revolucionario José Martí, “La mejor forma de decir es el hacer”, que resuene pues nuestra voz no solo en consignas y asambleas, sino en las aulas y en los auditorios, para que luchemos con el fusil y también con la pluma, con el puño levantado y la mente combatiente, que sepamos exigir nuestros derechos cumpliendo primero nuestras obligaciones, que sepamos juzgar y criticar al sistema con tres propuestas de anticipado en la mesa, y solo así haremos la verdadera Revolución, el verdadero cambio, porque la primera soga que nos ata no es el so-juzgamiento del burgués, sino la cadena de la ignorancia que en ocasiones nos atamos notros mismos…]

Boletín del AMJ, Año 1 No.2 Editorial “El valor de la Congruencia” Mayo 2008
[Como jóvenes pensadores una de nuestras grandes labores debe ser el activismo social… sin embargo hemos de deslindarnos de los vicios de la izquierda estudiantil, hemos de separarnos de aquella cansada voz gemebunda que no sabe otra cosa más que quejarse, que solo replica en el altavoz, y perturba de tanto grito la conciencia de la juventud. No, nosotros seremos el ejemplo a seguir, la razón de la congruencia, que hace valorar tanto los hechos como la palabra, que no solo insita al acto en masas, sino da la cara frente las adversidades y sabe asumir su responsabilidad. Pues si queremos ser escuchados, es menester predicar con el ejemplo, defendamos nuestros derechos y a la educación no solamente con palabras, ni con paros de labores, sino también con nuestra excelencia académica, con nuestra intervención en foros y congresos, y con nuestras loables participaciones…si queremos ser revolucionarios lo primero que se necesita es ser congruentes]

INAUGURACIÓN DE LA FERIA DE LA SALUD “JÓVENES A LA PREVENCIÓN” Abril 2008 Discurso de Apertura: Feria de la Salud “Jóvenes a la Prevención” Escuela Nacional Preparatoria No. 2 Abril 2008

[…aspiramos que en un futuro nuestra Universidad… nos proporcioné a los médicos, pediatras, psicólogos, dentistas y enfermeras, que sepan salvar una vida, como sepan luchar por una clase social, que puedan sacar una muela, como entender de nacionalismo y amor a la patria, que puedan luchar contra el SIDA, como erradicar la exclusión de oportunidades y arrancar la pobreza. Queremos esa clase de profesionistas, inundados de una gran conciencia social y al servicio de la nación, no queremos robots, no queremos individuos egoístas, buscamos ateneístas que desde los primeros años de trayectoria en ésta casa de estudios sepan construir los cimientos de la juventud. Es por eso que para concluir cito gran educador Justo Sierra: “La historia se compone de resurrecciones, nada ha muerto, todo resucita y todo vive cuando ha resucitado, si se apropia y sabe adaptarse a las nuevas necesidades, a los nuevos medios”, hoy les digo compañeros, que el Ateneo de la Juventud, no ha muerto, que reencarna cual ave fénix de sus cenizas, en cada uno de nosotros para darle vida a nuestra Patria y a nuestra Universidad. Por ello, alza la voz ateneísta, que resuene tu eco en los muros de este auditorio, que penetre en la conciencia de la gente, y se eleve con la verdad y el progreso. Alza la voz ateneísta, que la palabra es más arma que el fusil y las letras dañan más que las metrallas, porque el canto es también un grito de guerra y la poesía municiones contra la ignorancia. Alza la voz ateneísta, que tu patria lo demanda y la juventud te lo insta, porque de tus palabras se desprende aquella leyenda de la raza cósmica, que ilumina el sendero de la fraternidad. Hoy apenas comienza esta nueva empresa de la juventud, y deben saber señores que del Ateneo grandes cosas se habrán de escuchar.]

Discurso de Despedida del Ateneo Por José Luis Gallegos
[Y es entonces que debemos entender cual es el significado de un Ateneísta, cual es el que veía José Vasconcelos, y el que ahora forjamos cada uno de nosotros. Porque el plantearnos la reconstrucción de aquel pilar del México Post-revolucionario, nos lleva a aspiraciones titánicas, al enfrentarnos ante la indiferencia, al autismo, e inexistencia de nuestros compañeros y de la juventud. Es por tanto que es tan grande el concepto de un ateneísta. Porque nuestra empresa, no se trata de un grupo con intereses políticos, ni sociales; ni literarios, ni culturales; ni académicos o científicos, sino todos los anteriores bajo un mismo precepto, una misma ética, y la eterna búsqueda de la superación, individual y colectiva. Ser ateneísta, es ser un joven crítico, pero con propuesta, es alzar la voz, pero saber escuchar entender y negociar, es no dejarse imponer ni manipular bajo la voluntad de intereses ajenos, pero someterse siempre a la voluntad de las mayorías, ser ateneísta es ser dialéctico, congruente, revolucionario, es pelear por la educación, empezando a empuñar un libro, es luchar por la sociedad, comenzando por nuestra labor como estudiantes, es ser pues a manera de Hegel la antítesis en búsqueda permanente de la síntesis. Y no acabaría a definir la identidad de un ateneísta, porque se sigue construyendo día a día con su ejemplo. Quizá Vasconcelos nunca soñó algo tan grande, quizá fueron los jóvenes que lo acompañaron quienes sus superaron sus ideales, así mismo les digo, rebasen mis expectativas, rebasen mis sueños, y hagan que me quede corto en las palabras.]

Circular No. 3 Noviembre 2008 [Y si la historia debe ilustrarnos con sus errores, debo confirmar que el volver a repetirlos es
ignorar sordamente un verdad que se expresa a gritos… Por eso he de decirles señores sin titubeo que esto no es un empleo al que se renuncia, ni una hermandad de la que uno se separa o se exilia, esto debe ser un compromiso que se lleve hasta las últimas consecuencias y tatuado en el pundonor de cada miembro. Porque cuando uno diverge en criterio, opina; cuando uno no esta de acuerdo en opinión actúa; cuando en acción no es suficiente para cambiar las cosas se lucha hasta el ultimo halito por pelear por nuestros ideales, pero jamás se deserta.]

Del Ateneo Mexicano de la Juventud 15 de Abril del 2008 Autor: Alex Ponce Aguilar [Un día como cualquier otro me enteré de un proyecto llamado: “Ateneo Mexicano de la Juventud”, de inmediato pensé que se trataba de una especie de logia para extraños seres excéntricos con síndromes comunes como el anacronismo, fieles lectores de filósofos descartados por la parafernalia del pensamiento dominante en la actualidad. Me dije: --De ahí soy… Comencé entonces a concebir el Ateneo como un instrumento del primer proceso de evolución del hombre mexicano, de ésta la llamada quinta raza, la raza cósmica… Es así que los que somos parte del Ateneo, que sin duda deseamos que adquiera renombre, nos regocijamos ante un nuevo mañana, un nuevo hoy, en el que los jóvenes desempeñemos un papel importante en los acontecimientos que han de venir, seguramente serán adversos, sin embargo uno de nuestros estandartes de progreso será el llamado: “Ateneo Mexicano de la Juventud.]

Editorial de “El Ágora Ateneísta” Enero 2009 Año 1 No. 1

[Aquella gesta generacional de la que hablo, es la que aun sin ser bautizada, va adquiriendo dimensiones, y emanando del contexto histórico y social que compartimos. Porque hoy los jóvenes de nuestra era ya no podemos entendernos de manera individual o autista, y mucho menos en grupos segmentados, sino como una misma conciencia colectiva, que alberga, sufre, vive, disfruta, y moldea, la realidad en que vivísimos a cada instante… Despertemos pues del letargo de más cuatro décadas y seamos nuevamente eje rector de la sociedad, porque cada generación ha dejado su legado, y hoy a nuestras manos tenemos la estafeta de la historia, para escribir nuestras propias páginas y dejar grabados nuestros nombres a la posteridad. Porque somos herederos de la misma misión educadora del Ateneo de la Juventud, del la lucha por autonomía universitaria de los jóvenes de 1929, del legado intelectual e ideológico de aquellos grandes 7 sabios, y de la lucha social asequible de los jóvenes de los años sesentas. Porque hoy nuestro “zeitgeist” comienza a florecer y esta publicación ha de ser la primera trinchera que hará de nuestra voz, el heraldo de nuestra generación contemporánea. Porque si aquellos ateneístas de 1909, se valieron de su revista “Savia Moderna” para trazar los surcos de la intelectualidad del siglo, nosotros no nos quedaremos atrás, y exclamaremos por nuestra lugar en la historia de las letras de la República. De tal manera compañeros, que cuando México exclame ¿quién hablará por la patria?, de la misma valentía que el joven Demóstenes, hemos de alzar también la voz, y decir: ¡nosotros, cada uno de nosotros hablará por ella!]