Está en la página 1de 13

Teoría y Conceptos de la Intervención Social

Exámen Período Diciembre 2016.

Universidad Católica del Uruguay


Facultad de Humanidades
Trabajo Social
María Jesús Pena Escardó
CI: 4.595.909-0
a) Síntesis argumental de la película (máximo 300 palabras). Se trata de una síntesis, no de
un comentario personal.

Volando voy película española dirigida en el año 2006 por el director y guionista español
Miguel Albaladejo.
La película esta ubicada en Getafe a finales de los años 70, y cuenta la historia de Juan Carlos
Delgado un delincuente de 11 años. Este niño provenía de una familia nuclear de clase media
baja. El “Pera”, como es llamado por sus amigos, comienza siendo un niño de conducta
inadecuada para la edad que tiene, esto incluye delitos menores, una iniciación temprana en el
sexo, y una increíble habilidad para conducir vehículos. A medida que avanza la película, y este
afianza su amistad con otros adolescentes en su misma situación, su relación con los padres se
ve afectada de forma negativa, sus comportamientos sexuales avanzan y sus delitos
incrementan en gravedad.
Luego de varios arrestos y detenciones, y hasta la muerte de algunos de sus compañeros de
“pandilla”, el “Pera” ingresa en la Ciudad Escuela de los Muchachos, un centro de
rehabilitación para menores infractores a cargo de “El Tío Alberto” así llamado por los jóvenes.
Este hombre, enfrenta el problema de Juan Carlos desde otra perspectiva, fomentando su don
en el volante y ayuda a que este se rehabilite.
Actualmente, Juan Carlos Delgado trabaja con la policía y además continúa involucrado con el
centro Ciudad Escuela de los Muchachos, pero esta vez desde el papel de educador.
(Número de palabras: 226)

b) Presentación del contexto en la que se desarrolla la historia.


Ubicación geográfica, realidad económica, social y cultural.
Reflexiono sobre la situación desde:
- el paradigma de la complejidad y confronto/comparo con la
- teoría del conflicto en la práctica social
Mínimo 1000 palabras, máximo 1200 palabras

La historia está ubicada en España, precisamente en el municipio de Gatefa al sur de Madrid a


fines del año 1970. El país se encontraba en una situación vulnerable por lo que muchos
trabajadores de las zonas rurales se mudan a la urbanización en búsqueda de trabajo.
El contexto donde vive Juan Carlos Delgado, alias el “Pera”, es de clase media baja, su padre,
Juan, un hombre trabajador con un salario mínimo, que apenas alcanza para mantener a su
familia. La familia presenta carencias básicas tales como falta de apoyo o afecto, alimentación,
seguridad económica, etc. Esta es nuclear compuesta por el matrimonio, cinco hijas y Juan
Carlos el progenitor.
El conflicto que lleva al menor a convertirse en un famoso delincuente de la época es
multidimensional. Alguno de estos factores son: el bajo nivel económico, la falta de asistencia
en la escuela, el extenso tiempo de ocio, el relacionamiento con ciertas personas, la falta de
control de impulsos, la fuerte orientación hacia el presente, predisposición al autoritarismo y
valores patriarcales, problemas de salud y alimentación, etc.
El conflicto se define como: “un tipo de interacción que genera un proceso social en el que dos
o más individuos, grupos u organizaciones tienen intereses opuestos, de manera que la
actuación de uno, obstaculiza la del otro en termino de los objetivos que se ha propuesto, las
acciones previstas y los resultados esperados.”(2).
A lo largo de la película se resalta la gran diferencia de “valores” o de “ideales” que existe entre
el Pera y el resto de su familia. El tipo de conflicto entre el menor y sus progenitores es
disensual ya que tanto las creencias y valores, como la forma en la que van a lograr sus
objetivos está en desacuerdo. El “Pera”, apodado así por sus compañeros de padilla luego de
un episodio donde roba un abrigo a un niño que esperaba el ómnibus; creía que al no tener él
la posibilidad económica de adquirir las cosas de forma legal, podía conseguirlas ilegalmente.
“Era un niño inquieto, en mi casa tenía muchas carencias, veía a otros niños que tenían cosas
con mucha más facilidad y yo lo cogía prestado.”(3). Este tipo de pensamientos entra en
oposición con lo que la sociedad y su familia consideran moralmente correcto.
Por otro lado, Pepita, la madre de Juan Carlos, tiene varios conflictos internos ya que se
encuentra a sí misma cumpliendo roles que se oponen. En cierto momento el Pera roba joyas y
la madre se las quita en forma de castigo y de protección, pero luego hace uso de ellas. Esta
actitud muestra como la complejidad de la situación también se genera ya que los individuos
que estamos involucrados tenemos diferentes “roles” a los cuales nos adaptamos dependiendo
de la situación. Esto se relaciona al paradigma de la complejidad de Edgard Morin, quien
explica la multiplicidad de roles, facetas y personajes que tiene cada individuo dependiendo de
la situación y el resto de los individuos con los que se esté relacionando en ese momento.
Otro de los conflictos existentes en la película es la dificultad que presenta Juan Delgado, padre
del menor a la hora de comprender a su hijo. Este hombre pareciera ser un adulto con un
grado de ética y moral alto, orgulloso de su duro trabajo. La personalidad de padre e hijo son
contradictorias por lo que Juan no consigue entender la razón de ser de su hijo; sino que esta
atado a la racionalización. Constantemente lucha con la realidad y la ilusión que tiene con
respecto a su hijo. En la película se muestra una escena en donde el padre sirve una bebida
alcohólica al menor. Esta actitud demuestra que Juan tiene ciertos conceptos con respecto a lo
que un niño o un adulto pueden o no hacer. El gesto de servirle alcohol tiene la intención de
agredir al menor y de mostrarle de una forma desesperada que por mas de que ingiera alcohol
con su padre, este no tiene la edad suficiente como para hacerlo. Esta acción que utiliza el
padre es una decisión y una apuesta a la mejora de su hijo a partir de la “humillación”. El
método utilizado por el padre, si no tuviera la intención de lastimar al menor podría ser
comparado al método de rehabilitación utilizado por el Tío Alberto (quien será presentado en
las preguntas que siguen). Este método apuesta a un cambio de tipo dos, donde el problema
en muchas ocasiones también es la solución al mismo. Aquí, también se aprecia el paradigma
de la complejidad ya que más allá de que cambia el enfoque de la acción, el tiempo y la
situación emocional en la que se encuentra el menor es diferente. El mundo no está
únicamente dirigido por las decisiones de las personas sino que también tiene elementos del
azar, que ayudan o no a la búsqueda de la completad.
Por otro lado, esta escena del padre brindándole alcohol al menor, es opuesta a la fiesta
familiar que se lleva a cabo en la casa de la familia Delgado, donde el menor toma alcohol y
baila con su padre libremente. Este elemento es parte de la complejidad de las personas,
donde no siempre actúan de la forma en que se espera. El menor está expuesto a las
contradicciones de la vida, donde por un lado se castiga y por el otro se permiten ciertas cosas
inadecuadas para la edad que posee. Esta exposición no tiene por que ser algo negativo ya que
la vida misma está formada por contradicciones y una persona debería de estar dispuesto a la
flexibilidad.
Los conflictos existentes en una sociedad desde la perspectiva del Trabajador Social, no son
considerados males a mejorar, enfermedades o elementos a eliminar. El conflicto es natural en
los seres humanos y no tiene por que llevar a la agresión o violencia. El conflicto por el
contrario funciona como punto de inflexión que consigue llamar la atención de sus
involucrados para que estos se ocupen en buscar una solución.
(Número de palabras: 1000)

c) Análisis del problema. Cómo puedo caracterizar el problema de Juan Carlos?

- Problema Fundamental: es aquel problema que no se puede resolver con la


intervención. En el caso de la película Volando Voy, el problema económico de la
familia Delgado.
- Problema Precipitante: este es el problema que lleva a la demanda de ayuda. En este
caso, luego de 150 detenciones y tras pasar por numerosos centros de rehabilitación
de menores, en agosto de 1980 es enviado a Ciudad Escuela de los Muchachos, donde
lo recibe el director del lugar, un trabajador social conocido popularmente como: el Tío
Alberto.
- Problema Acuciante: problema de urgencia a resolver, en este caso, las conductas
delictivas que presenta el menor, su actividad sexual temprana, el uso de armas de
fuego, la falta de niñez, la falta de educación que tiene, no sabe leer ni escribir.
- Problema a resolver: Problemas pequeños que sumados generan los problemas mas
grandes. En este caso serían: ¿cómo lograr que el Pera utilice su habilidad para
conducir de forma positiva? ¿cómo lograr que el menor vuelva a tener la máxima niñez
posible? ¿cómo mejorar la relación del Pera con sus padres? ¿cómo lograr que el
menor estudie nuevamente?
d) Analizo los personajes siguientes:
- El padre o la madre (elige uno)
- La amiga
- El niño
Máximo 400 palabras cada personaje, mínimo 250 palabras c/u

La madre: “Pepita” es una mujer sencilla de clase media baja, encargada del hogar. Tiene una
actitud bastante sumisa frente al marido, esto se percibe por ejemplo cuando le compra de
mascota un loro a el Pera y se preocupa bastante ya que su marido no estaba de acuerdo. Por
otro lado, se ve una actitud rebelde ya que desafía la “autoridad” que tiene su marido. Otra
ocasión en las que se ve esta actitud rebelde es cuando: luego de una de las tantas detenciones
de el Pera, el padre lo golpea con el cinturón; entonces su madre enfrenta a su marido en un
ataque de nerviosismo para defender a su hijo que estaba siendo atacado. “Te voy a matar” es
una de las tantas cosas que esta mujer desesperada le grita mientras golpea a Juan, su marido.
Por otro lado, me parece interesante resaltar la actitud de esta mujer cuando decide guardar y
probarse las joyas que su hijo robo. Esta actitud podría estar indicando que desearía
pertenecer a otra clase social. También muestran una falta de comprensión frente a la actitud y
situación en la que se encuentra su hijo, el robo de joyas y autos que ya era de una gravedad
bastante mayor a los delitos que cometía al principio hurtando en el supermercado del barrio.
Esta mujer de cierta forma está “aprobando” y convirtiéndose en “cómplice” al ocultarlo y
apropiarse de las joyas robadas. Además, esta situación es percibida por su hijo ya que en una
de las escenas de la película le miente a sus amigos con respecto al paradero de las joyas. Otra
de las situaciones en las que oculta el delito de su hijo, es cuando este le obsequia a una de sus
hermanas por la comunión una cadenita con una cruz de oro. La madre entra a la habitación y
manda a su hermana a esconder el regalo delante de su padre. Esta escena ocurre frente a
todas las niñas, lo que genera cierta “aceptación” del hecho en ellos.
(Número de palabras 337)

La amiga: Begoña, es una mujer de unos treinta y tanto años de edad, que presenta una
relación de madre- novia con el “Pera” veinte años menor que ella. Esta mujer lo conoce al
pequeño en un bar y se hacen muy unidos. Analizando la situación de esta mujer se puede
observar que es bastante solitaria, no tiene ni amigos ni familia y se podría decir que tiene
necesidad de afecto y la encuentra en el menor. En la película hay varias escenas donde se
puede ver esto, por ejemplo cuando le dice al niño que nunca le preguntaba por la falta de
familia, o que le dice que ella no está siendo coherente con la relación que tiene con él. Lo que
demuestra cierto grado de análisis y reflexión frente a la situación en la que se encuentra. Por
otro lado, es una mujer de un autoestima bajo, sumisa, ya que en una ocasión hasta permite
que el menor le de una golpiza con una manguera que encontró en la casa de ella. Esta
situación demuestra una falta de valor personal ya que la mujer debería de ser la que tenga el
“control” en la pareja. Begoña es quien inicia sexualmente al menor de edad, en el espectador
estas escenas generan cierto rechazo ya que no esta aceptado socialmente el reracionamiento
sexual entre un niño y una mujer adulta. Esto también demuestra una falta de comprensión
frente a lo moralmente aceptado en una sociedad y a la protección de menores. El exponer a
un menor, que en la película se busca resaltar la inocencia de este, cuando por ejemplo le
consulta si se puede quedar a dormir y se acuesta en la cama vestido. Begoña es una mujer
que no demuestra maldad sino que por el contrario demuestra una falta de cariño y necesidad
de este enorme, genera en el espectador un sentimiento de compasión.
(Número de palabras: 317)

El niño: Juan Carlos Delgado, el “Pera”, menor infractor que debido a la situación económica de
su familia y a las amistades con las que se relaciona, tiene una niñez demasiado corta. "Yo no
entendía por qué la gente tenía abrigos buenos, coches, bibicletas y yo no. Yo era un chorizo.
Creía que todo era mío, por eso cogía las cosas prestadas”. (1). A la edad de 7 años
aproximadamente comienza con los delitos de menor grado, a conducir vehículos a los cuales
no alcanzaba a los pedales, además de una iniciación temprana en la actividad sexual. “¿Fuiste
niño alguna vez? 'El Pera' duda. "Yo creo que sí, al menos hasta los seis. Ahí me convertí en
adulto”.(4). Juan Carlos diagnosticado con hiperactividad y a eso se adjudicaba sus problemas
de conducta en la escuela. Tenía comportamientos inadecuados y violentos frente a sus
compañeros de clase, por ejemplo golpearlos cuando repartía los cuadernos actividad que
siempre le gustaba realizar. El menor presentaba una personalidad de líder nato que lo llevó a
ser el jefe de una pandilla integrada por jóvenes de hasta 10 años mayores que él. Un niño con
un don increíble para conducir vehículos, pero que en vez de ser utilizado positivamente es
enfocado en delinquir. El menor, por otro lado, es presentado en la película con un grado de
inocencia propio de la edad por ejemplo en los comportamientos sexuales frente a su “novia”,
o cuando llora en los brazos del trabajador social. También se demuestra su lado humano
cuando se niega a disparar las armas de fuego o cuando utiliza un camión para rescatar a un
amigo de él ya en el centro Ciudad Escuela de los Muchachos. Desde el punto de vista
profesional, el menor era castigado siempre de la misma forma, lo que lo mantenía en un
circulo vicioso de delitos que cada vez aumentaban en gravedad; hasta el día en que el Tío
Alberto lo trata de una forma distinta, se genera una reestructura. Este trabajador social ayuda
al menor a que utilice sus habilidades y dones de una forma positiva, le muestra el camino a
mejorar. El Pera tenía en su interior las posibilidades para salir adelante, era un niño con
valores y principios, le faltaba una ayuda para saber enfocarlas de forma positiva. Hoy en día es
una persona exitosa que tiene varios trabajos, y se relaciona con gente importante en la
sociedad.
(Número de palabras: 400)

e) Análisis de la intervención social: la relación entre el trabajador social y el niño. ¿Cómo


comienza el vínculo? ¿Qué características tiene? ¿Cómo evoluciona? ¿O cambia? ¿O se
reestructura?
Tener en cuenta los conceptos de Paul Watzlawick.
Extensión mínima 1800 palabras, máxima 2000 palabras.
El menor llega a Ciudad Escuela de los Muchachos con un historial delictivo bastante agravado,
150 detenciones con tan sólo 11 años de edad, además de que ya se había escapado de otros
centros de rehabilitación. Allí es donde conoce a “Alberto Muñiz, fundador de la ciudad
escuela y querido por todos como Tío Alberto: arquitecto de profesión, escritor, pintor,
educador, biólogo y médico frustrado. Hizo dinero proyectando edificios durante el boom
inmobiliario del desarrollismo y lo invirtió en 1969 en esta parcela a las afueras de Leganés
donde hacer realidad su proyecto personal: una ciudad en la que acoger a huérfanos, niños
difíciles y delincuentes.”. (7).
El centro Ciudad Escuela de los Muchachos, no parece ser un centro de rehabilitación normal,
sino que tiene ciertas reglas específicas del mismo. Una de las que se resalta en la película es
que de allí se puede entrar y salir libremente.
“El objetivo de la Ciudad Escuela es, en principio, reintegrar a los muchachos ciudadanos lo que
alguien, o algo, les había negado: el medio -refugio y hogar- apropiado para restaurar los
daños de su pasado, atender su presente y proyectar su futuro.

Actúa, pues, con los mecanismos de una familia nuclear, numerosa en este caso. Toda sociedad
ha sido y es un sistema defensivo de la especie humana y las familias han sido y son -por el
momento- sus elementos protectores fundamentales. El amor conyugal origina la vida y la
garantiza. La familia nos une, nos integra al grupo social, a la sociedad, al municipio, al estado,
a la religión.

El estilo educativo Cemunero es abierto y facilitador; inductor en los aprendizajes de normas de


convivencia y valores de respeto, tolerancia y ciudadanía”. (5).

La filosofía original del centro ayuda a reestructurar el conflicto multidimensional que presenta
Juan Carlos Delgado. Esta nueva forma, original, de mostrarle la realidad al menor, se podría
asociar a un cambio de tipo 2, que ayuda a que este quiera cambiar su forma de actuar.
Fomenta al menor a querer desarrollar su máximo potencial.

El cambio de tipo dos se define como: “cambio en el sistema cambia cualitativamente y de una
manera discontinuo. Se producen cambios en el conjunto de reglas que rigen su estructura u
orden interno. Se basa en la retroalimentación positiva, que aumenta las desviaciones e inicia
así el desarrollo de nuevas estructuras.”(8).

Anteriormente se había intentado sin éxito alguno a través de correcciones violentas,


claramente asociados a cambios de tipo uno lograr un cambio positivo en las conductas del
menor.

El cambio de tipo uno se define como: “cambios en los parámetros individuales varían de
manera continua pero la estructura del sistema no se altera. Se basa en gran medida en la
retroalimentación negativa, que equilibra las desviaciones y mantiene el sistema en un nivel
constante.”(8).

El cambio de tipo uno es aquel que en primera instancia pareciera lógico, pero que lleva a un
círculo vicioso el cual es difícil terminar. El implemento de este tipo de cambio se puede
apreciar por ejemplo, cuando el padre obliga a su hijo a que deje de relacionarse con las
amistades que había formado por fuera de la escuela a la que “asistía”. El padre al imponer
este tipo de decisiones frente al menor, logra lo contrario a lo que espera. Para lograr su
objetivo de forma positiva, debería de haber logrado este razonamiento con el menor. El padre,
tendría que haber guiado a su hijo a que por sí solo llegue a la conclusión de que el
relacionamiento con personas de cierto perfil no aporta positivamente a su educación.

El Tío Alberto, como es llamado popularmente en el centro, enfrenta la situación de Juan


Carlos desde una perspectiva de cambio tipo dos. Este cambio se caracteriza por ser a primera
vista ilógico, se considera que en la gran mayoría de los casos el mismo problema es la solución
al mismo. “Las cualidades que Tío Alberto fomentó para la transformación de El Pera fueron las
mismas que, paradójicamente, habían impulsado su carrera criminal. Por un lado, su sed de
adrenalina, que desde entonces Juan Carlos ha canalizado en la conducción de coches (como
piloto de carreras, primero, y como probador de automóviles, después). Por otro, su capacidad
de liderazgo.”(7). El Tío Alberto enfrenta al menor de la forma menos esperada, le administra
dinero, le proporciona un vehículo para que conduzca, le “arma” un plan de fuga, etc. Este tipo
de actitudes logran la reestructura que se hace visible al final de la película cuando Juan Carlos
Delgado llora en los brazos del Tío Alberto acusándole de que no lo haya penalizado. Esto hasta
genera cierta molestia en el menor ya que se lo ve en varias escenas con confusiones respecto
a como reaccionar frente los planteamientos del adulto.

El Tío Alberto como buen trabajador social tiene la posibilidad de fomentar el desarrollo de los
menores. “La nobleza de su alma, que descubrí enseguida, me obligó a prohijarle, a quererlo, y
a ser con él, por él, implacable. Y un día, un ave Fénix más, resurgió de sus propias cenizas y
remontó el vuelo...”. (6). Este busca encontrar el mayor potencial del menor y ayudarlo a que lo
utilice de forma positiva. En el caso de Juan Carlos, el método utilizado fue mostrarle al menor
que podía utilizar su habilidad al volante de forma positiva.

"Nos montamos en el coche y empezó a correr. Cada vez más rápido y como un loco. Yo le grité
que parase. Cuando al fin hizo caso me miró sin comprender nada. Le pedí que mirase por el
retrovisor. '¿Te sigue la policía?', le pregunté. Negó con la cabeza. 'Pues no corras como si así
fuese". (7).

El trabajador social ayuda al menor a rehabilitarse por medio de la motivación, logra que
cambie el modo de percibir la realidad. Esta nueva postura genera en Juan Carlos la búsqueda
de la autorrealización. El menor comienza a “sanar” ya que no solamente en el CEMU se
cubren sus necesidades básicas, ya sea afecto, alimentación, higiene, etc. Sino que se le
permite desarrollar sus habilidades y pasiones. El menor en la búsqueda de la realización
personal mejora en la entrega y respeto a los demás y a sí mismo. Esto se puede ver cuando
“rescata” a un compañero en el CEMU. En escenas anteriores al ingreso del menor al centro de
rehabilitación, se podía observar en él un sentimiento de egoísmo enorme, donde no
importaban los demás sino que sólo él y su pandilla. Se puede ver este egoísmo reflejado en las
escenas cuando roba el auto de la profesora o cuando roba el abrigo al niño esperando el
transporte público.

Al finalizar la película se puede apreciar que Juan Carlos inició un duro y largo camino hacia la
autorrealización ya que demuestra un conocimiento superior y mas acercado a la realidad. De
todas formas, todavía le queda mucho camino por recorrer ya que no es propio de una persona
autorrealizada el lastimarse a sí mismo, ni culpar a otro por las acciones propias. En este caso al
Tío Alberto, a quien acusa de tener la culpa de su último error ya que no le había llamado la
atención por hacerlo.

Este último hecho demuestra la necesidad del menor por obtener límites, por ser castigado. El
pequeño era socialmente catalogado como un menor sin “arreglo”, una persona cuyo final sería
la muerte o la cárcel. El padre mismo suplica a un oficial que lo asesinen ya que no soportaba
más el dolor que provocaba el menor a la familia. Todas estas acciones demuestran que la
sociedad carecía de esperanza en el menor, lo cual lleva a que el menor mismo no tenga la
confianza suficiente en sí mismo como para rehabilitarse. El Tío Alberto le demuestra al
pequeño que todavía tenía esperanzas puestas en él, que lo considera inteligente y que lo sabe
capaz de lograr grandes cosas.

Este suceso también marca un cambio en la relación entre el Tío Alberto y Juan Carlos, ya que
es el punto de inflexión en el que ambos se muestran “tal cual son”, se dejan de lado los roles
que habían adoptado cada uno para comenzar a mostrar la realidad. Es la primera vez que Juan
Carlos se demuestra a sí mismo como un niño, como una persona que depende y necesita del
cuidado y apoyo de los mayores. El Pera se muestra vulnerable, esta exposición se debe al
grado de confianza que alcanzó con el Trabajador Social. Alberto, por otro lado, se muestra por
primera vez como un adulto que protege al menor desde una perspectiva de padre.
Anteriormente, sus actitudes frente al pequeño eran despreocupadas, insólitas, le permitía
conducir, le pedía que “le robe” para quedarse con dinero, que lo lleve hasta un bar, etc.

Este “dejar las mascaras de lado” también es síntoma de un acercamiento hacia la


autorrealización del menor ya que muestra cierta frescura y enriquecimiento en sus emociones
y en como las demuestra. En escenas anteriores cuando el menor se frustraba o enojaba, su
primera reacción era la violencia física o verbal. En el caso de Begoña cuando la descubre con
otro hombre la golpea fuertemente con un objeto de cocina parecido a una manguera; luego
de recibir golpes de cinturón dirigidos por su padre, Juan Carlos contesta agresiva y
desafiantemente. El llanto que proporciona con el Tío Alberto es una reacción
extremadamente mas sincera y pura, con aceptación de sí mismo, es un golpe de realidad.
Demuestra frescura y riqueza en la expresión emocional, demuestra un conocimiento y
reconocimiento de las emociones que siente. Se aprecia un cambio en la escala de valores
propia, el menor ya no se encuentra orgulloso de sí mismo. Esta anhelando un castigo, en su
interior desea que se le demuestre cariño a través de la imposición de límites.

Por otro lado, la escena final también pertenece al momento en que se manifiesta la crisis en el
pequeño. La crisis definida por Caplan significa «una perturbación de una situación estable,
que se caracteriza porque sobreviene de forma repentina e inesperada, provocada por una
situación estresante o un acontecimiento precipitante, afectando a una persona o grupo que
hasta entonces tenía un adecuado nivel de funcionamiento, de manera que se le provoca un
desequilibrio».(9). El menor toma conciencia de sus acciones y se genera una crisis en su
persona. El lado positivo de estas situaciones es que también son una oportunidad de
crecimiento, en muchos casos es necesaria la crisis para que se presente una nueva
oportunidad. “La crisis es un proceso que requiere aprendizaje y demanda nuevas soluciones.
Krisis (en griego) significa decisión. Y también oportunidad. La posibilidad de acceder a una
ayuda profesional es clave para llegar a unos resultados positivos en individuos o sistemas con
escasas capacidades autónomas.” (9). El final de la película marca el nuevo principio en la vida
de Juan Carlos Delgado ya que funciona como punto de inflexión en el cual el individuo toma
conciencia de sus acciones y decide autor realizarse. Este tipo de reflexiones movilizan al
menor ya que se genera un enfrentamiento entre el “deseo de cambiar” y el “miedo a lo
desconocido” por lo tanto se genera tensión.
(Número de palabras: 1862)

f) Comentario personal sobre la utilidad del film como instrumento de aprendizaje, para
reflexionar sobre los conceptos del curso en la perspectiva de la intervención social en
trabajo social.
En el transcurso del curso de Teoría y conceptos de la intervención social estudiamos un par de
casos en los cuales existían diversos problemas con los involucrados, pero ninguno de estos era
de la gravedad de los problemas que enfrenta el Pera. Personalmente, me afectó bastante la
iniciación sexual temprana. Me generó una mezcla de sentimientos la escena donde se
acuestan desnudos en la cama Begoña y el Pera, ya que por ambas personas sentí compasión,
creo que la mujer debido a su necesidad de cariño expone al menor que demuestra su
inocencia a una sexualidad a la que todavía no había estado expuesto y es demasiado avanzada
para la edad que tiene. Por otro lado, creo que la historia de Juan Carlos Delgado y como se
rehabilita es un ejemplo increíble y demuestra el poder de la reestructura, y la importancia de
guiar a la persona a que genere un cambio en el enfoque de las situaciones. También me
resulta interesante el enfoque que se le da a la película ya que considero que es desde una
perspectiva de un trabajador social ya que en todo momento se resalta mas allá de la gravedad
de los problemas en los que está involucrado, el potencial positivo que tiene el menor que
tiene que ser explotado para lograr cosas positivas.
Bibliografía
1. http://www.elmundo.es/documentos/2006/01/cultura/pera/2.html
2. http://diccionariodetrabajosocialcolombia.blogspot.com.uy/
3. http://www.20minutos.es/noticia/458305/0/pera/entrevista/delincuencia/
4. http://www.elmundo.es/documentos/2006/01/cultura/pera/2.html
5. http://www.cemu.es/que-es-la-ciudadescuela-muchachos/
6. http://www.elpera.es/index.php/el-pera-y-su-mundo/juan-carlos-delgado-qel-peraq/61-
biografia
7. http://elpais.com/diario/2006/01/15/eps/1137310012_850215.html
8. http://www.aniorte-nic.net/apunt_terap_famil_9.htm
9. “el cliente en el trabajo social. Cuestiones conceptuales y análisis tipológico” de Esperanza
Suarez Soto y Manuela Palomar Villena.

 http://www.geocities.ws/generacion20do/materiales/Watzlawick
 Presentaciones estudiadas en clase
 Apuntes de clase