Está en la página 1de 2

PROVERBIO 

PROVERBIO 
Por María Ofelia González Meza 

 
“Para poder moldear a su pueblo, Dios, muchas veces tiene que ablandarlos” 

Proverbio amish 

Este proverbio amish dice todo acerca de la humanidad, una humanidad controlada, 
sometida y acondicionada para actuar de cierta manera para ciertos fines (¿?). 

El humano acepta incondicionalmente a un dios y sus leyes. 

Estas leyes son sagradas y deben cumplirse salvo ser castigados (de alguna manera) por 
infringirlas. 

Estamos  tan  acondicionados  a  seguir  reglas  que  inconscientemente  aceptamos 


cualquier cosa que se nos imponga e incluso somos los primeros policías en acusar a 
cualquiera que no las cumpla. 

Imagínate  un  dios  que  quieres  y  respetas  incondicionalmente  te  moldea  de  cierta 
manera para que actúes según sus necesidades. 

Claramente encontramos este acondicionamiento en los libros sagrados de todas las 
religiones. 

Pongámosle la palabra exacta para este acondicionamiento: 

ESCLAVITUD 

Tienes todas las obligaciones y deberes pero ningún beneficio o es que sigues creyendo 
que debes “sufrir para merecer en la otra vida”, un cielo que existe según la creencia 
pero que nadie a regresado para reafirmar este hecho, mientras tienes que esforzarte 


 
PROVERBIO 
 
en ser un individuo super bueno, caricativo y más para poder entrar en el reino de los 
cielos. 

¿para qué? 

Para seguir sirviéndole por toda la eternidad. 

‐ Que gran logro ‐ 

Observa, piensa y veraz que el planeta se asemeja más a una enorme granja donde se 
reproducen y crían seres para utilizarlos de la mejor forma para realizar ciertos fines. 

De quienes: 

De los señores 

Quienes los llevan a cabo: 

Los administradores 

Entonces que somos. 

Animales que cumplen cierto propósito, fuera de esto no tenemos otra utilidad y las 
bajas muchas o pocas en el planeta son daños colaterales sin ninguna importancia. 

Y sabes porque: 

Estamos programados a reproducirnos sin ningún control y rápidamente se repondrían 
las perdidas. 

Que piensas.