Está en la página 1de 1

1

EMBARAZO GEMELAR
El embarazo gemelar es aquel en el que se desarrolla más de un feto. Esto se produce como resultado de la
fecundación de dos o más óvulos, o cuando un óvulo se divide, dando lugar en este caso a gemelos,
genéticamente idénticos.
Los gemelos pueden ser monocigóticos, en cuyo caso son idénticos, o dicigóticos.
Los monocigóticos proceden de un solo óvulo que se ha dividido en dos partes que han seguido desarrollándose
por separado hasta formar a dos bebés genéticamente idénticos, del mismo sexo y físicamente muy similares.
Los gemelos dicigóticos, por el contrario, son el resultado de una fecundación múltiple, es decir, que la madre
tenía más de un óvulo, y que estos óvulos fueron fecundados por distintos espermatozoides por lo que, aunque
se concibieran al mismo tiempo, son bebés totalmente distintos, que podrían ser del mismo sexo, o no, y cuyo
parecido físico es semejante al de los hermanos nacidos en fechas diferentes.
Factores que favorecen el embarazo gemelar
 Hereditarios
 Edad de la mujer: cuando la mujer supera los 30-35 años de edad.
 Elevado índice de masa corporal
 Reproducción asistida: los tratamientos de fertilidad.
 Después de la toma continuada de pastillas anticonceptivas
EMBARAZO DE MELLIZOS
El embarazo de mellizos, también denominado bicigótico o bivitelino, se produce por la fecundación de dos óvulos y dos
espermatozoides, dando como resultado dos embriones diferentes que coinciden en el tiempo y que podrán ser del mismo
sexo o no. Su parecido será como el de dos hermanos que hayan nacido en diferentes partos, se presentan en el 70 por
ciento de los casos de embarazo múltiple y son también conocidos como gemelos fraternos. En el embarazo de mellizos,
cada feto se desarrolla con su propia bolsa amniótica y su placenta.
2
Si la transferencia se realiza en estado de blastocisto, se estima que la implantación se produciría casi inmediatamente
mientras que, si la transferencia fuera en etapas más precoces como 2º o 3º día, el embrión debería seguir dividiéndose
hasta implantarse 2-4 días después.
Cuando se hace la transferencia embrionaria a los 2 ó 3 días tras la recuperación de ovocitos, el embrión continúa su división
celular dentro del útero y no se implanta hasta 2 ó 4 días después.