Está en la página 1de 9

Espacios alternativos de formación para el acompañamiento de la

enseñanza: El caso del profesorado de tecnología del Instituto de


Educación Superior de Educación Técnica y Formación Profesional.

 Autores

Dure, Diana Analía

Fernández, María Yolanda

Muchutti, Graciela Rossana

 Correo electrónico de contacto


dianadure2005@yahoo.com.ar

 IES al que pertenece.

Instituto de Educación Superior de Educación Técnica y Formación Profesional.

RESUMEN

Con el objeto de encuadrarnos en el eje: Enseñar y acompañar a los Institutos de


Educación Superior desde el campo de las prácticas como un “Proceso complejo entre
el formador, el estudiante, el objeto de estudio y el ámbito de trabajo”, este trabajo
sintetiza las experiencias formativas realizadas durante los ciclos 2012 y 2013 por la
aplicación de la Resolución N° 7121/11 del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y
Tecnología, donde se especifican los espacios alternativos de formación para las
carreras de formación docente. El uso de este instrumento legal, en el espacio curricular:
Residencia y Memoria Profesional en el profesorado de Tecnología, dio una nueva
herramienta de experiencia formativa para el trabajo de los alumnos residentes.
Esto significó trabajar con espacios de acompañamiento con dispositivos específicos,
por ejemplo: aula taller de dictado de cursos para docentes de educación especial y

-1-
padres en el uso de la netbook -en el año 2012-, trabajar en ferias de ciencias, realizar
una competencia durante la semana nacional de la ciencia y tecnología, entre otros.
Por ello nos referiremos por experiencias formativas, a un conjunto de recorridos
realizados por cada uno de los alumnos, en singular y en conjunto con los otros, en el
marco de las organizaciones, a través de los cuales nos preparamos para prácticas
complejas como es enseñar a otros. Esta experiencia formativa, a su vez, se realiza en el
marco de dispositivos pensados y puestos en marcha para provocar transformaciones,
nuevos pensamientos, nuevas posiciones, búsquedas.
Reconocer a los espacios alternativos como proceso complejo donde la trama amplía la
mirada, pone en relación múltiples hilos, demanda reconocer espacios, tiempos,
condiciones, tareas, formas de hacer y pensar, culturas institucionales y comunitarias
vinculadas con la educación y con la formación en cada contexto.
Gabriel D’Iorio1, “pensar la formación de los docentes es pensar la escuela en su
complejidad empírica y, también, trascendental; esto es, como condición de posibilidad
de la formación misma. Porque sin un pensamiento de la escuela, la formación pierde su
densidad histórico-política, su soporte material y simbólico.”
El presente trabajo además de explicar los dispositivos aplicados en las experiencias
formativas, describe los rasgos fundamentales que provoca el uso de los mismos en el
grupo de alumnos.

1D’Iorio G. (2012) .“En formación, o la reinvención de la responsabilidad pedagógica”, en Birgin A. (comp.) Más
allá de la capacitación. Debates acerca de la formación de los docentes en ejercicio. Buenos Aires, Ed. Paidós.

-2-
Introducción
En el actual marco normativo de la Educación Superior, con la incorporación de la
promoción de políticas educativas nacionales para la formación docente inicial y
continua, con las resoluciones del Consejo Federal de Educación (CFE), con los
reglamentos académicos jurisdiccionales en el Instituto de Educación Superior de
Educación Técnica y Formación Profesional y con los cambios curriculares, las horas de
los espacios curriculares del profesorado de Tecnología han disminuido notablemente.
Por ello los alumnos residentes presentan dificultades a la hora de complementar su
residencia ya que las cargas horarias que están en condiciones de cursar son muy pocas
trayendo como consecuencia directa la extensión en el tiempo de su residencia. Por este
motivo, los resultados medidos muestran que algunos alumnos dejan el espacio para
recursar el año siguiente.
Todo lo expuesto hace reflexionar sobre las estrategias de enseñanza de los docentes
formadores y su interacción con las prácticas de aprendizaje y de estudio.
La formación se entiende como un recorrido, como una trayectoria personal y grupal,
puesto que se produce en diálogo con otros, sean éstos, pares y/o docentes. La
formación en tanto trayectoria centra su mirada en el sujeto en formación y compromete
la intervención de las instituciones formadoras donde se lleva a cabo; el estudiante debe
enfrentarse a inconvenientes de distinto orden que lo llevan, muchas veces, a abandonar
los estudios.
Los espacios alternativos de formación como dispositivos no suponen compensar
dificultades, pero sí una alternativa de trabajar con trayectorias reales.
Esto no implica bajar la calidad ni desafiar lo que la normativa vigente establece.
Supone reconocer de otro modo a los sujetos que aprenden y hacer lugar a sus
identidades múltiples (estudiantes, y a la vez, padres o madres, trabajadores/as, etc.). En
particular reconocer a los estudiantes del nivel superior como adultos responsables y
autónomos contrayéndose como tales, participando de su tiempo histórico.
El presente trabajo sintetiza las experiencias formativas realizadas durante el ciclo 2012
– 2013 después de aplicar la Resolución N° 7121/11 del Ministerio de Educación
Ciencia Cultura y Tecnología. Su aplicación parte del espacio Residencia y Memoria
Profesional en el profesorado de Tecnología.
Esto significó trabajar espacios de acompañamiento con dispositivos específicos, por
ejemplo: modalidad aula taller, entre otros.

-3-
Por lo expuesto, se especifica el siguiente objetivo principal:
 Evaluar los espacios alternativos de formación docente en la trayectorias reales
de los alumnos del profesorado de tecnología
Y cuyos objetivos específicos son:
 Valorar los espacios alternativos de formación docente como dispositivos de
acompañamiento en las trayectorias formativas.
 Estimar la efectividad de los espacios alternativos en los espacios de residencia y
memoria profesional del profesorado de tecnología.

Las trayectorias formativas y sus dispositivos


Se podría pensar la formación docente como un recorrido singular y colectivo que
supone transformaciones, desplazamientos y nuevas configuraciones que generan
prácticas especificas, que para los estudiantes de nivel superior , ese recorrido tiene que
ver con su formación docente, es decir con un proyecto de hacerse profesores.
De esta manera acompañar las trayectorias formativas requiere de un permanente
análisis de reconocimiento de lo que la organización viene pensado y de lo que aún no,
sin perder el propósito de la formación, reconociendo a quienes están allí en calidad de
formadores (los docentes) y de futuros formadores (actuales estudiantes) con sus rasgos
particulares (personales y propios de esta época).
Las trayectorias dependen de cómo se mire a los alumnos: si los pensamos capaces de
hacer un trabajo autónomo de formación o no, posibilitados de trabajar en profundidad
de modo diferente al que lo hicimos nosotros o no. Depende de cómo nos miremos a
nosotros mismos como formadores, de los dispositivos de acompañamiento que
propongamos en los diferentes momentos de las trayectorias formativas. Ahora
corresponde hacer varios cuestionamientos: en primer lugar ¿que hace formativa una
trayectoria?, para analizar luego todas las cuestiones que atañen al Instituto de
Educación Superior y que quisiéramos expresarlas en forma de relaciones.
La trayectoria se hace formativa cuando da visibilidad a los sujetos y a sus identidades
en transformación, cuando se configura en el marco de la transmisión: su espacio se
configura en la relación pedagógica, cuando se sostiene en un modo de pensar la
transmisión y se convierte en formativa cuando produce sentido, en el “habitar” la
institución formadora, en tanto construcción del espacio y habilitación del pensamiento.

-4-
La mirada sobre el déficit supuesto de los alumnos no permite pensar
institucionalmente las trayectorias, cierra el pensamiento y la creación de dispositivos
de acompañamiento, es necesario reconocer que la trayectoria estudiantil, ideal y real,
ideal y encarnada, subjetiva y sujeta a normativas y organizaciones. Apelar a la
responsabilidad del alumno no implica dejarlo solo, por el contrario, remite a la
responsabilidad institucional, supone sostenerlo para darle condiciones habilitantes
que garanticen su trayectoria. Formar para la autonomía del estudiante no supone
soltarlo a su arbitrio, desarmar el lazo que reúne subjetividad e institución.2
La trayectoria es formativa en sí misma porque se despliega en el marco de una relación
del alumno con la institución y con los profesores que asumen su lugar de formadores.
Allí, el alumno será invitado a pensarse a sí mismo, como afirma Ferry, sostenido,
acompañado, pensado como estudiante y futuro docente, será también convocado a
construir conocimientos teóricos y prácticos, a analizar situaciones, a incorporarse a un
mundo que es el de la formación. Pensar las trayectorias de los estudiantes en relación a
nuevos dispositivos nos lleva entonces a advertir que se tratará de ofrecer situaciones
donde la relación con el saber sea posible de construir, para que los aprendizajes sean
posibles; descontando decisiones personales irreductibles de los estudiantes, ligadas
justamente a su deseo de aprender.

Espacios alternativos de formación docente


Se hace referencia a las experiencias formativas como un conjunto de recorridos
realizados por cada uno de los alumnos, en singular y en conjunto con los otros, en el
marco de las organizaciones, a través de los cuales nos preparamos para prácticas
complejas como es enseñar a otros. Esta experiencia formativa, a su vez, se realiza en el
marco de dispositivos pensados y puestos en marcha para provocar transformaciones,
nuevos pensamientos, nuevas posiciones, búsquedas, etc.
Para que la enseñanza se constituya en experiencias formativas los dispositivos
necesitan definirse en su complejidad, no como actividades sueltas, ni como intentos
aislados, sino como sistemas de relaciones entre sujetos, tiempos, instancias etc., deben
estar diseñados para generar efectos y resultados. Porque son creados para producir
algo, suponen acuerdos teóricos, técnicos, requisitos y condiciones que permitan
facilitar un trabajo o desarrollen una función especial. La creación de espacios

2 Ciclo de Formación de Directivos del Instituto de Formación Docente.

-5-
alternativos de formación para las prácticas docentes propone una intencionalidad y su
puesta en funcionamiento tiene que tener cierto grado de ejercicio de autoridad, esto se
presenta cuando el docente es el encargado de realizar los proyectos conjuntamente con
sus alumnos, esta se piensa como facilitadora de procesos que despliegan y fortalecen
las practicas docentes, su aplicación para lograr fines puede ser una acción novedosa,
aunque su implementación se transforme en un mecanismo que funciona
automáticamente sin volver a ser pensado, como dispositivo es arte y técnica, es
potencialidad y posibilidad. Los dispositivos utilizados en el IES de Educación Técnica
y Formación Profesional en el profesorado de Tecnología tratan de vincular a los
alumnos con sus prácticas, revelando el sentido de su formación que no todos advierten
y para ellos abre sentidos sobre sus trayectorias particulares.
Durante el ciclo lectivo 2012 se utilizaron dos dispositivos:
 Talleres de uso de netbook, destinadas a docentes y padres de la escuela de
Educación Especial N° 9 de la localidad de Barranqueras. Se presentaron dos proyectos,
uno para docentes y otro para padres. Un grupo de alumnos se distribuyeron las tareas y
desarrollaron talleres en forma articulada con los docentes. Se utilizó el contraturno
como espacio. El dispositivo duró 6 meses.
 Taller “Las ferias de ciencias: Aprender a investigar, una manera de hacer
ciencia en la escuela”, aplicado en la Escuela de Educación Secundaria N° 17 “Felipe
Varela” de la localidad Puerto Tirol destinados a los docentes y alumnos de esa
institución. Se logró realizar una feria de ciencia escolar y participar en la instancia
zonal. Duración del proyecto 6 meses.
En el año 2013 al cambiar el alumnado y ver las diferencias en estos nuevos alumnos, se
analizó la posibilidad de implementar una nueva estrategia que consistió en un cambio
de dispositivo. No todos los estudiantes transitan la formación del mismo modo, por lo
tanto se trabajó con nuevas propuestas las cuales consistieron en la creación del club de
ciencias y en la participación en concursos donde los alumnos pudieron aplicar sus
condiciones para la puesta en práctica y realización de espacios, tiempos, recursos
materiales y humanos. La secuencia de aplicación del dispositivo fue la siguiente:
 En primer lugar se creó el club de ciencias con el nombre de IN.NO.VA la
ciencia. Se involucró a todo el curso para crear una comisión directiva que realice las
actividades inherentes y propias de la feria; se participó mediante un proyecto
denominado “Las TIC para la integración de alumnos con necesidades educativas

-6-
especiales, en la enseñanza de las ciencias naturales” donde se pretendió generar
recursos didácticos incorporando las nuevas Tecnología de la Información y la
Comunicación para la enseñanza de las ciencias naturales en alumnos con necesidades
educativas especiales. Con este tema se llega a la instancia nacional de participación.
Los estudiantes crearon su propio logo, sus trípticos y todo lo relevante para su stand.
 Con apoyo de la Agencia de Ciencia y Tecnología, y conjuntamente con la
Universidad Tecnológica Nacional -Facultad Regional Resistencia-, se participó en la
Semana Nacional de la Ciencia y la Tecnología del Ministerio de Ciencia e Innovación
Productiva de la Nación en un concurso de cohetes de agua que se llevo a cabo el día 20
de septiembre del presente año en la Escuela de Educación Técnica Aeronáutica N° 32
al cual asistieron aproximadamente 200 alumnos. Para este evento los alumnos tuvieron
que trabajar en forma paralela con las instituciones educativas donde realizaban sus
prácticas porque ellos tenían el rol de asesores y organizadores en dichas instituciones,
aquí se pone en juego un valor estratégico su rol, esto posibilito que lleven a cabo un
conjunto de acciones relacionadas con ese rol ya que los pone en condición de pares con
los docentes de la institución asociada.
 En el presente ciclo lectivo, los alumnos dictaron talleres interinstitucionales de
creación de recursos el cual se llevo a cabo en el Instituto de Educación Superior “San
Fernando Rey” durante la Semana de la Educación Especial.

Conclusiones
Cualquier dispositivo que se plantee como espacio alternativo de formación, posee
rasgos generales los cuales se sustentan en la creación del mismo con una
intencionalidad de cambio, para producir transformaciones ya sea a nivel individual,
grupal e institucional y social. Como artificio implica la creación y el ingenio para
crearlo como capacidad técnica, mientras que para llevarlo a cabo se abre en el alumno
un juego de posibilidades de lo impensado, a lo indeterminado si bien en muchas
instituciones asociadas no tuvieron eco en otras tantas si lo tuvieron. Se puede
considerar que los espacios alternativos de formación son efectivos y estratégicos en
una red de relaciones, permitiendo que se desplieguen significados diversos, revela para
los sujetos cuestiones relacionadas consigo mismo, por ejemplo por primera vez una
practicante logra que el Colegio Nuestra Señora de Itati participe en uno de estos
eventos acompañada de los padres de las alumnas. Se los valora por ser un analizador,

-7-
organizador y por provocar una ruptura de lo establecido, se sale de lo habitual para
generar otra mirada, otras relaciones, otros conocimientos, otros pensamientos. Por
ejemplo cuando los alumnos discuten un plan de estudio (como feria de ciencia), se
provocan otras relaciones propias de su formación (organizar charlas o ser
organizadores en las instituciones asociadas), tanto como con sus pares y sus profesores.
El conocimiento generado produce nuevos pensamientos sobre ellos mismos y su
decisión de formarse como docentes (por ejemplos los talleres interinstitucionales). Para
finalizar los espacios formativos y los dispositivos como experiencias formativas
requiere que las instituciones educativas propicien y generen la promoción de
dispositivos como estrategias pedagógicas.

Referencias Bibliográficas
Cornu, L. (2008). Lugares y formas de lo común. Buenos Aires: Editorial del estante.
D’Iorio, G. (2012). En formación, o la reinvención de la responsabilidad pedagógica.
Buenos Aires: Editorial Paidós.
Diker, G. (2004). Y el debate continúa. ¿Por qué hablar de transmisión? Buenos Aires:
Editorial: Novedades Educativas.
Ferry, G. (1990) .El trayecto de la formación. México: Editorial Paidós.
Hernández, P. (1997). Construyendo el constructivismo: criterios para su
fundamentación aplicación escolar. Editorial Paidós.
Nicastro S., Greco M. (2012). Entre trayectorias. Argentina: Editorial Homo Sapiens.
Sacristán, J. (2006). La reforma necesaria: entre la política educativa y la práctica
escolar. Madrid: Editorial Morata.
Terigi F. (2007). Los desafíos que plantean las trayectorias escolares. Buenos Aires:
Editorial Santillana.
Terigi F. (2010). El saber pedagógico frete a la crisis de la nomocromia”, en Frigerio
G.y Diker G.(comps) Educar: Saberes alternativos. Buenos Aires, del estante editorial

Copyright ©2013, Dure Diana Analía – Fernández María Yolanda – Muchutti Graciela
Rossana: El autor delega a la Dirección de Educación Superior del MECCyT de la
Provincia del Chaco la licencia para reproducir este documento para los fines del
Congreso ya sea que este artículo se publique de forma completa, abreviada o editada en
la pagina web del congreso, en un CD o en un documento impreso de las ponencias del I
congreso Regional y III Congreso Provincial.

-8-
ANEXO

Concurso de cohetes de agua.

Feria de ciencia.

Taller interinstitucional en el Instituto de Educación Superior San Fernando Rey.

-9-

También podría gustarte