Está en la página 1de 3

¿Es la escuela un lugar democrático?

En primer lugar, antes de pensar si la escuela es un lugar democrático seria preguntarnos, ¿qué es
democracia? ¿Cuál es su definición? para tener la verdadera noción y conocimiento, esta palabra;
“Se conoce como democracia a la forma de gobierno que se caracteriza por hacer que el poder recaiga
sobre el pueblo. Es decir, que las decisiones tomadas por el ejecutivo sean consultadas por un grupo
elegido por la población. El origen etimológico de la palabra proviene del griego y significa pueblo y
gobierno. Democracia La democracia es totalmente diferente a otras formas de gobierno como el
fascismo o el nazismo, así como las dictaduras. En un gobierno democrático, la sociedad en general
toma decisiones que son absorbidas por quienes están en el poder, caso contrario pasa en el
comunismo donde el ciudadano no tiene ningún tipo de derecho. Se dice que la democracia nació en
la civilización griega, sin embargo, hay registros que en el pasado ya existían organizaciones que
funcionaban de este modo. Cabe recalcar que la democracia en Grecia era excluyente debido que las
mujeres y esclavos no tenían participación. Hoy en día el término democracia se representa por medio
del sufragio del pueblo que elige a sus gobernantes para estar en el poder durante un tiempo
determinado. Aunque la democracia tiene diferentes tipos, uno de ellos es la directa, donde cada una
de las partes puede participar y donde no existe ningún tipo de representante, dado que las
resoluciones fueron aceptadas por medio de un consenso, pero este tipo de democracia a gran escala
es casi imposible” Con esta definición entiendo lo que es la democracia, pero esta igual tiene contextos
por ejemplo una democracia participativa en la que todos tienen un deber u obligación que cumplir, en
otras palabras derechos y funciones que se le atribuyen a los ciudadanos por leyes impuestas por el
grupo elite de nuestro congreso, aun así somos gobernados por normas morales del grupo elite y el
estado para ser soberanos de todos los territorios dejando al pueblo excluido en vos, pensamiento y
opinión del control de las acciones aun siendo Chile un estado democrático, no lo es del todo,
simplemente escogemos un o una presidente del país quien elige a su propia elección a 21 personas
que el disponga para que estos tomen todas las decisiones en respecto a las leyes. Estos ministros
claramente están bajo la supervisión del presidente o un primer ministro del interior quien también
dictamina en mayor medida lo que estos deben hacer, al momento de tomar dicciones para lo que sea,
todos nos sentimos capaces de poder aportar algo, pero realmente no podemos aportar, estos políticos
deberían tener el conocimiento, ser abogados o jueces, no basta solo personas que conozcan las
leyes, deben incluir personas con una moral mucho más desarrollada como también personas sin moral
para que las ideas choquen y se genere un debate en respecto a todas las decisiones que tomen ya
que el pueblo confiara plenamente en que es lo mejor para nuestro resguardo, seguridad y bien estar.
Volviendo al marco de la pregunta planteada ahora tengo que entender si realmente estoy siendo parte
de la democracia de mi colegio, pensándolo detenidamente por lo más básico, desde el momento en
que estamos en el aula de clases ya deberíamos ser personas autónomas en cuanto a las decisiones
que tomamos, tener un pensamiento crítico, ser capaces de hablar sobre lo que nos gusta o disgusta
al fin y al cabo debemos velar por nuestro bien como por el colectivo, levantar la mano y hablar con
respeto, de la misma manera cuando uno de nuestro compañeros levanta la mano tener el mismo
respeto por las ideas distintas y llegar al mejor consenso a la hora de las tomas de decisiones como
curso, compañeros y amigos, es la mejor manera en la que todos podemos estar de acuerdo en algo,
en lo que sea, ahora bien el profesor de turno será el moderador de estas decisiones a quien le
entreguemos los ideales y estándares que usamos al momento de criticar cualquier cosa, apoyados
de nuestras propias convicción acerca de algo y será el mismo quien será el vehículo de transporte de
todas las ideas englobadas del curso hacia la dirección, tal cual el lenguaje es el vehículo de la
inteligencia, el profesor deberá ser quien apoye y comparta la opiniones con su curso, son las personas
formadoras quienes desde pequeños nos hacen reconocer la realidad de las cosas, desarrollar un
pensamiento racional de lo bueno o malo, a finde cuenta su voz vale mas que la de 30 alumnos en una
sala y comunicaran el pensamiento de todos sus pupilos a los demás colegas o al escalafón superior
en la jerarquía Cosafina donde la última decisión está a cargo de la dirección, en asuntos internos del
colegio ningún alumno es parte de la pregunta de ciertas decisiones, al menos en cuanto al uso de
recursos económicos y la administración de estos mismo, de igual forma por algo ético los alumnos no
tienen conocimientos en materias económicas pero de igual forma podríamos opinar cuales son las
cosas que realmente son prioridad y necesitamos toda la comunidad, a fin de cuenta solo informan en
que se gastan el dinero, esto junto con muchos otros factores me dejan en claro que el colegio no es
un lugar planamente democrático, son pocas las instancias en las que podemos escoger lo que
queremos, electivos, plan común etc.. esto en ámbitos académicos pero en lo extra escolar son aún
más reducidas, mejor compañero, candidatos, CEAL, y directiva de curso eso y nada más, para que
hablar de los apoderados la participación de estos se ve reducida al centro general de padres, donde
3 apoderados directivos de cada curso toman decisiones nuevamente económicas y poco más, con un
lugar tan común, con tantas personas es escaso lo que podemos aportar los alumnos, pero esto a que
se debe, no estamos aptos para poder tomar otras decisiones o simplemente no son de nuestra
competencia, es así como puedo darme cuenta que no hay un interés de parte de la dirección por
descodificar el lenguaje estudiantil y poder comprender hasta donde llegan los pensamientos y anhelos
de todos los estudiantes. Una de las formas más simples de participación de los estudiantes lo
constituye la expresión de sus voces. Sin embargo, se ha desestimado sistemáticamente el derecho y
necesidad que tenemos de hablar, nuestras voces han permanecido separadas de los problemas que
aquejamos. Comprender nuestras necesidades, expectativas y problemas no es fácil dada la gran
distancia existente entre el lenguaje de los alumnos y el de los adultos, y las diversas estructuras
cognitivas de cada cual para aprender la realidad. Esta situación dificulta la interpretación de los
significados asignados por los estudiantes y los adultos tienden a desconocerlos o ignorarlos. De
hecho, aun cuando las escuelas, en ocasiones, utilizan un discurso participativo, a la hora de escuchar
los planteamientos de los alumnos, surgen las más variadas objeciones para no hacerlo, en nuestro
colegio por ejemplo estamos todos claros que en los actos de formación todas las semanas, todos los
lunes, ningún alumno tiene su espacio para poder informar, compartir, hablar o comunicar cualquier
situación que sea del interés de todos los alumnos, simplemente el establecimiento se limita a dar
información curricular y alentar la participación religiosa, que esta mas que sobrevalorada en el colegio,
y tengo claro que es católico pero lo que me molesta en lo personal es que no es de mi interés la
religión, hay tantas cosas mucho más importantes que podríamos hablar como colegio, así como
moralmente nos imponen atributos religiosos ¿por qué no imponen también la democracia? como
formación cívica, el colegio es un lugar formador, somos el futuro, las personas que el día del mañana
tendrán que enfrentarse a la vida, las personas que tendrán que criticar y decidir participar activamente
en la sociedad y generar la famosa conciencia de actos que cada decisión que tomemos nos llevara si
o si a una consecuencia esta sea buena o mala según lo que escogimos, por que el colegio no nos
orienta en este tipo de decisiones vivimos en institucion ordenada sobre una lógica que no permite la
construcción conjunta, la discrepancia o sus propuestas sino que, por el contrario, propicia y exige el
sometimiento a lo ya establecido el colegio es como una aristocracia Lo que se promueve, más bien,
es la obediencia, el sometimiento y adscripción al sistema escolar en el que todo está predeterminado,
todas las decisiones se toman en la oficina, la misma que establece una relación de dominación-
obediencia que impide la generación de procesos de colaboración y reciprocidad. Esto es
objetivamente dejar la democracia de lado, y es fundamental que se practique la democracia por que
es la encargada de formar a las nuevas generaciones para participar en la sociedad y por otro, dado
que los aspectos constitutivos del proceso educativos son también los propios de una democracia. Es
la escuela la encargada de generar personas que sean democráticos ya que nuestro estado funciona
así, ¿cuál sería la manera de hacer del colegio un lugar democrático? Este sin duda es incluir la
democracia, Pero para que ello se produzca o se pueda realizar se requiere una legitimación de los
procesos que en el colegio se viven, se deben validar los significados de los actos y prácticas,
convocando a alumnos, profesores y administrativos (dirección) a participar colaborativamente en esta
tarea. La escuela, por lo tanto, no puede ser una organización en la que todo está preestablecido,
obstruya la actividad de los alumnos e impida que ellos expresen sus voces, esta debe alentar a que
todos los alumnos sean capaces de dar su propia opinión de la misma forma como estoy criticando el
sistema democrático de la COSAFA, mi síntesis es simplemente el colegio no es un lugar democrático.

También podría gustarte