Está en la página 1de 7

ENSAYO

PROCESOS BASICOS DEL CONDICIONAMIENTO


OPERANTE

NOMBRES: CRISTEL ALEJANDRA CASTILLO MIRANDA

EDNA BERENICE MEDINA BAUTISTA

MATERIA: PSICOLOGIA EDUCATIVA

MAESTRA: MARIA LUISA GONZALES OLIVARE


En el siguiente ensayo veremos brevemente en que consiste el condicionamiento
operante, así mismo también veremos quienes fueron sus precursores y algunos
ejemplos de su funcionamiento.

El condicionamiento operante es un tipo de aprendizaje asociativo que tiene que


ver con el desarrollo de nuevas conductas en función de sus consecuencias, y no con la
asociación entre estímulos y conductas reflejas existentes como ocurre en el
condicionamiento clásico. Los principios del condicionamiento operante fueron
desarrollados por B.F. Skinner, quien recibió la influencia de las investigaciones de
Pavlov y de Edward L. Thorndike.

CÓMO FUNCIONA EL CONDICIONAMIENTO OPERANTE DE SKINNER?

La Psicología de Skinner define el aprendizaje como un cambio en la probabilidad


de una respuesta. En la mayoría de los casos este caso es originado por el
acondicionamiento operante.

En este sentido el acondicionamiento operante es el proceso didáctico en él por el


cual una respuesta se hace más probable o más frecuente. En el proceso del
acondicionamiento operante el rebosamiento aumenta la probabilidad de repetición de
ciertas respuestas.

Skinner cree que casi toda la conducta humana es producto de un reforzamiento


operante.

La Psicología que serviría de base para utilizar las máquinas de enseñanza para la
educación de Dale ha sido ideada por B. F. Skinner (1904). Skinner ha encontrado que
el acondicionamiento operante a resultado sumamente efectivo en el cambio del
entrenamiento de animales y tiene confianza de que tendrá igual éxito cuando se
aplique a niños y jóvenes. En acondicionamiento operante los maestros son
considerados arquitectos y edificadores de la conducta de los estudiantes.

Los objetivos didácticos se dividen en un gran número de pasos muy pequeños y


se refuerzan uno por uno. Los operantes serie de actos son reforzados esto es se
refuerzan para que incrementen la probabilidad de su recurrencia en el futuro. Este
proceso es de primerísima importancia que los profesores empleen programas de
rebosamiento debidamente cronometrados y espaciados.

El profesor Skinner se opone a que los psicólogos y los profesores usen términos
tales como "fuerza de voluntad, sensación, imagen, impulso o instinto" que se supone
que se refieren a eventos no fiscos. La conducta es el movimiento de un organismo o
de sus partes, en un marco de referencia suministrado por el propio organismo o por
varios objetos externos o campos de fuerza.

Un condicionamiento operante es una serie de actos que consigue que un


organismo haga algo; levante la cabeza, mueva una placa, diga caballo. En el proceso
del condicionamiento operante hace que las respuestas cambien.

Señala que en la vida humana en varias actividades incluyendo la educación, la


gente cambia constante mente las probabilidades de respuesta de otras personas
mediante la formación de conciencias de reforzamiento. El reforzamiento operante
mejora la eficacia de la conducta. Mediante los reforzamientos aprendemos a mantener
el equilibrio, caminar, practicar juegos fiscos y manejar herramientas e instrumentos,
realizamos una serie de movimientos, y la probabilidad de que repitamos esos
movimientos mejora y aumenta. Así el rebosamiento operante mejora la eficacia de la
conducta.

Siempre que algo refuerza una forma particular de conducta las probabilidades de
que se repita tal conducta son mayores. La misión de los psicólogos es adquirir una
mejor comprensión de las condiciones bajo las cuales los reforzamientos operan mejor
y así abrir el camino al control cultural por medio de la ingeniería social. A los muchos
reforzamientos naturales de la conducta, pueden observares un ejercicio de
reforzamientos artificiales.

El conocimiento operante cuanta con varias fases de las cuales hablaremos a


continuación.

Adquisición: La adquisición de la respuesta se refiere a la fase del aprendizaje en que la


respuesta es seguida por reforzadores. Durante la adquisición la respuesta se vuelve
más fuerte o más frecuente, debido a su relación con la consecuencia reforzante.

Generalización: Las respuestas fortalecidas mediante procedimientos operantes en un


conjunto de circunstancias tienden a extenderse o a generalizarse en situaciones
similares, al igual que ocurre en el condicionamiento clásico. Cuando más parecidos
sean los contextos, más probable es la generalización.

Discriminación: Los individuos desarrollan también discriminaciones al reforzarse las


respuestas en una situación, pero no en otra.

Extinción: Cuando se retira el reforzamiento para alguna respuesta particular, dicha


conducta disminuye su frecuencia gradualmente hasta que solo ocurre con la misma
frecuencia con que ocurría antes del reforzamiento. Sin embargo, es importante advertir
que en muchas ocasiones, después de que se retiren los reforzadores, se advierte
inicialmente un aumento de la cantidad de respuesta y de la frustración antes de que
empiece la disminución.
A continuación, el procedimiento del condicionamiento operante: Existen cuatro tipos de
condicionamiento operante.

Refuerzo positivo o condicionamiento de recompensa: Un refuerzo positivo es un


objeto, evento o conducta cuya presencia incrementa la frecuencia de la respuesta por
parte del sujeto. Se trata del mecanismo más efectivo para hacer que tanto animales
como humanos aprendan. Se denomina “refuerzo” porque aumenta la frecuencia de la
conducta, y “positivo” porque el refuerzo está presente. Refuerzos positivos típicos son
las alabanzas, los regalos o las aportaciones monetarias. Sin embargo, hay que tener
en cuenta que en ocasiones algo que ordinariamente se considera desagradable puede
funcionar como refuerzo positivo, ya que de hecho incrementa la probabilidad de la
respuesta (como cuando se grita a un niño ante una rabieta, y este se siente reforzado
porque así llama la atención).

Refuerzo negativo: Un refuerzo negativo es un objeto, evento o conducta cuya retirada


incrementa la frecuencia de la respuesta por parte del sujeto. Al igual que el anterior, se
denomina “refuerzo” porque aumenta la frecuencia de la conducta, pero “negativo”
porque la respuesta se incrementa cuando el refuerzo desaparece o se elimina.

En el refuerzo negativo se pueden distinguir dos procedimientos:


- Condicionamiento de escape: En este caso, la frecuencia de una respuesta aumenta
porque interrumpe un estímulo aversivo, es decir, un suceso que está ocurriendo y que
el sujeto considera desagradable. Un ejemplo típico sería el de un animal que aprieta
una palanca porque así elimina una corriente eléctrica o el de un padre que le compra
una chuchería a su hijo para dejarle de oír llorar.
- Condicionamiento de evitación: En este caso, la frecuencia de una respuesta aumenta
porque pospone o evita un estímulo aversivo futuro. Un ejemplo típico sería el de un
alumno que estudia para evitar una mala nota.
Entrenamiento de omisión: Se produce cuando la respuesta operante impide la
presentación de un refuerzo positivo o de un hecho agradable; es decir, consiste en
retirar el estímulo positivo de una conducta para así provocar la extinción de la
respuesta. Un ejemplo importante es el de “tiempo fuera”, en el que se retira la atención
de un niño aislándolo durante un cierto período de tiempo.

Castigo: El castigo provoca la disminución de una conducta porque el suceso que la


sigue es un estímulo aversivo. Un ejemplo típico es castigar a una rata con una
pequeña corriente eléctrica cuando pulsa una palanca. Aunque el castigo puede ser en
ocasiones muy eficaz para hacer que desaparezca una conducta, se recomienda
utilizarlo lo menos posible, ya que tiene muchos efectos adversos o no deseados. En
muchas ocasiones la conducta solo desaparece temporalmente o únicamente en los
contextos en los que es probable el castigo. Además, genera gran cantidad de
consecuencias secundarias (como frustración, agresividad, etc.) que pueden hacer que
se detenga el proceso de aprendizaje. Por eso, en la aplicación de castigos es
importante seguir ciertas reglas, como reforzar al mismo tiempo conductas alternativas
a la castigada, aplicarlo inmediatamente después de la conducta que se quiere suprimir,
o ser constante (ya que castigar una conducta solo a veces produce un efecto contrario
al que se desea).

Este maravilloso estudio nos entrega una nueva fórmula para disminuir las conductas
desfavorables dentro del aula, como también dentro del hogar, cómo debería hacer un
docente para eliminar una conducta desfavorable para el aula y para que esta no vuelva
a ocurrir, también nos menciona que es necesario el refuerzo positivo para que una
conducta favorable se vuelva a repetir, no necesitamos ahondar con mayor profundidad
sobre el tema, queda bastante claro su contenido.
REFERENCIAS

B.F. Skinner, Psicólogo Norteamericano, año (1920)

Edward Thorndike, estadounidense, año (1874-1949)

http://recursos.educarex.es/pdf/convivencia/protocolo_disruptivas.pdf

http://lular.es/a/salud/2011/11/Que-es-operante-comportamiento.html

http://es.thefreedictionary.com/operante

http://www.monografias.com/trabajos15/condic-skinner/condic-skinner.shtml