Está en la página 1de 5

REASEGURO

El reaseguro es el seguro del seguro. Es decir, consiste en la protección que contrata una
aseguradora con otra (que recibe el nombre de reaseguradora), para cubrir el riesgo que
previamente ha asegurado con la venta de una póliza determinada. Con este contrato
puede cubrir la totalidad o sólo una parte del coste al que tendría que hacer frente si se
produce el siniestro. Es decir, el reaseguro consiste en asegurar doblemente un mismo
riesgo por dos tomadores distintos (el usuario que asegura un bien concreto y su
aseguradora, que es, al mismo tiempo, reasegurado y asegurador).

REASEGURO AUTOMATICO

En este tipo de reaseguro, la cobertura otorgada, abarca a todas las pólizas dentro de una
cartera dada, o de una sección de la cartera especificada en el contrato. Por consiguiente,
el reasegurador no está capacitado para negar la cobertura de reaseguro a riesgos
específicos, y de otro lado el asegurador no puede excluir a ciertos riesgos de tal cobertura
(siempre que no se haya convenido un reaseguro específico). Una cobertura de reaseguro
automático no necesita tener la misma duración de la póliza original. Por eso si un contrato
de reaseguro se termina, es muy posible que los seguros aún vigentes puedan permanecer
protegidos por el contrato hasta su expiración o hasta el próximo vencimiento de la prima.
Las partes pueden acordar también retirar tales riesgos así que ellos pueden ser cubiertos
ya sea a través de un nuevo contrato o por cuenta del propio asegurador.

REASEGURO AUTOMATICO NO PROPORCIONAL

El reasegurador recibe la prima y a cambio asume aquellos siniestros que reúnan


determinadas características. La prima que el reasegurador cobra bajo esta modalidad se
establece aplicando un factor porcentual sobre las primas que el reasegurado toma bajo su
propia responsabilidad. Para ello es necesario tomar en consideración factores tales como:

i. Límite de la prioridad (retención por el asegurado).


ii. Amplitud de la cobertura.
iii. Experiencia o comportamiento de la siniestralidad en un periodo retrospectivo lo
más amplio posible.
iv. Expectativas siniéstrales para el futuro.
v. Desviaciones extraordinarias de la siniestralidad.

La prima para esta modalidad de reaseguro se paga por anticipado, considerado como un
importante mínimo o de depósito, pero también puede acordarse un pago por instalamentos
trimestrales o semestrales anticipados, con un ajuste al final de la vigencia del contrato.

Este reaseguro ofrece la facilidad de reinstalación del límite reasegurado en el evento de


que se va disminuido por una reclamación. Este reinstalamiento puede pactarse una o más
veces durante su vigencia, y el reasegurador puede o no cobrar prima adicional por él. En
el momento de acordarse el contrato debe definirse este punto del reinstalamiento.

El reaseguro de exceso de pérdida (XL o Excess of Loss) está estructurado para cubrir al
reasegurado en aquellos siniestros que excedan el monto que él está en capacidad de
asumir como retención propia, bien sea un solo riesgo o en un conjunto de riesgos afectados
por un mismo evento siniestral. De acuerdo a la cobertura otorgada este reaseguro puede
ser:

 Operativo o WXL (Working Excess of Loss)


 Catastrófico XL
 Stop Loss (Tope Máximo de Pérdida)
 Tent-Plan
 Umbrella

El XL puede contratarse por cuenta propia (para amparar únicamente a la cedente) o por
cuenta común (para amparar no solamente a la cedente, sino también a sus
reaseguradores en los contratos proporcionales), y pueden convenirse a una o más
coberturas de acuerdo a las necesidades del reasegurado.

a) Contrato Working Cover ( Exceso de Pérdida por Riesgo se le denomina en la


práctica como Cobertura de trabajo (WXL – Working Cover))

La cedente busca incrementar el volumen de primas retenidas, sin exceder de una suma
determinada su aportación en cada siniestro por riesgo. Como ejemplo que se expone en
los reaseguros proporcionales, vemos que de un total de $200, 000,000; se cede a los
reaseguradores el 80% y la cedente retiene el 20%, o sea $40, 000,000.
Desea la cedente que su retención este protegida por un contrato de exceso de pérdida a
partir de los $5, 000,000. Acuerda una cobertura de $35, 000,000 en exceso de $5, 000,000;
quiere esto decir que en caso de reclamación que para su propia retención exceda de los
$5, 000,000; el reasegurador responderá por la diferencia sin sobrepasar de los $15,
000,000; en cada uno de los riesgos que ella asuma en el ramo materia del reaseguro. Este
reaseguro es aconsejable en los casos de prioridades (retenciones) con límites pequeños
b) Contrato XL Catastrófico (Exceso de Pérdida por Catástrofe)

Exceso de pérdida catastrófica, la cual cubre el riesgo en caso de la acumulación o


agregación de pérdidas derivadas de un suceso o acontecimiento de naturaleza catastrófica
(tempestades, terremoto, etcétera).

Ambos contratos se complementan en el caso de ramo de transporte e incendio.


c) Contrato Stop Loss (Limitación de Siniestralidad por Ramo)

Este contrato protege los resultados anuales de una compañía en un ramo contra una
desviación negativa debida a una incidencia de siniestro mayor a la esperada, ya sea por
el número o la importancia de estos eventos. En estos convenios, el reasegurador no es
responsable del pago de ningún siniestro hasta que la tasa de siniestralidad exceda un
porcentaje convenido de las primas. A partir de este punto, el reasegurador paga todos los
siniestros, grandes o pequeños, pero sin rebasar el límite de responsabilidad establecido
en el contrato.

d) Contrato Tent Plan y Umbrella

El contrato Tent Plan se utiliza tanto para el WXL, XL Catastrófico o la combinación de


ambos y ampara simultáneamente varios ramos, en el caso del contrato Umbrella se utilizan
para proteger las retenciones ante eventos catastróficos y pueden abarcar varios ramos,
este tipo de contratos entran en función cuando ya se han agotado las coberturas normales.
Conclusiones
Los contratos no proporcionales se dividen de esta manera con el motivo de cubrir lo que
una compañía aseguradora no puede y estas se encargan exclusivamente en las
transacciones de reaseguro, ofreciéndoles a las compañías de seguro una riqueza de
conocimiento y experiencia, incluida la gestión de inversión y el aviso de suscripción de
pago y asistencia.
Un reasegurador puede asistir con la elección entre un reaseguro proporcional y uno no
proporcional. Asimismo, los reaseguradores a menudo brindan una comisión a la compañía
de seguros cedente, la cual puede utilizarla para cubrir ciertos gastos. Las compañías
comúnmente utilizan la comisión u otros ingresos del acuerdo de reaseguro como una
inversión de capital o para aumentar el superávit de la compañía. La regulación de la
industria de los reaseguros es de gran importancia en la solvencia del asegurador cedente.
Bibliografía

 http://www.cnsf.gob.mx/Difusion/OtrasPublicaciones/DOCUMENTOS%20DE%20T
RABAJO%20DESCRIPTIVOS/DdT38conimag%20BV%20ok.pdf
 https://www.fundacionmapfre.org/documentacion/publico/i18n/catalogo_imagenes/
grupo.cmd?path=1022298
 http://www.libros.unam.mx/digital/V9/33.pdf

También podría gustarte