Está en la página 1de 2

Cor pulmonale:

Es una afección que causa insuficiencia del lado derecho del corazón. La hipertensión arterial
prolongada en las arterias pulmonares y en el ventrículo derecho del corazón puede provocar
cor pulmonale.
Causas:
La presión arterial alta en las arterias de los pulmones se denomina hipertensión pulmonar y es
la causa más común de cor pulmonale.
En personas que tienen hipertensión pulmonar, los cambios en los pequeños vasos sanguíneos
dentro de los pulmones pueden conducir al aumento de la presión arterial en el lado derecho
del corazón. Esto hace que para el corazón sea más difícil sea bombear sangre a los pulmones.
Si continua esta alta presión, esto ejerce tensión sobre el lado derecho del corazón. Esa tensión
puede causar cor pulmonale.

Enfermedades autoinmunes.
EPOC.
Coágulos de sangre en los pulmones.
Fibrosis quística.
Cicatrización del tejido pulmonar.
Cifoescoliosis.
Apnea obstructiva del sueño.
Endurecimiento de los vasos sanguíneos.

Síntomas:
Disnea o mareo al respirar es el primer síntoma usualmente.
Episodios de desmayo con la actividad, astenia.
Molestia en el pecho, generalmente en parte frontal.
Dolor torácico.
Edema de manos y pies.
Sibilancias o tos.
Labios y dedos azulados, cianosis.

Exámenes:
Anticuerpos en sangre.
Radiografía de tórax.
Tomografía de tórax.

Complicaciones:
Dificultad respiratoria potencialmente mortal.
Retención grave de líquidos en su cuerpo.
Shock.
Muerte.
Neumotórax a tensión:
Se acumula aire entre la pared torácica y el pulmón y aumenta la presión en el tórax, lo que
reduce la cantidad de sangre que regresa al corazón.
Los síntomas incluyen dolor torácico, disnea, taquipnea, y frecuencia cardiaca extremadamente
aumentada rápida, seguida de un choque.

El medico introduce una aguja en el tórax para eliminar el aire.


En el neumotórax ordinario la lesión del pulmón permite que cierta cantidad de aire penetre en
el espacio existente entre al pulmón y la pared torácica, espacio pleural. Típicamente el aire deja
de acumularse. Sin embargo, en el neumotórax a tensión el aire continúa entrando en el espacio
pleural conforme el paciente respira, con lo que la presión aumenta en el interior del tórax. El
aumento de la presión reduce la cantidad de sangre que regresa al corazón, debido a que la
sangre no puede forzar su regreso al corazón según circula por el tórax.
Como resultado, el corazón tiene menos sangre para bombear, lo que ocasiona un shock. Estos
efectos pueden ocurrir rápidamente, particularmente en personas que están conectadas a un
respirador. Un neumotórax a tensión puede causar la muerte de forma rápida.

Síntomas:
Al principio, el paciente tiene dolor en el pecho, sensación de falta de aire en el pecho, respira
con rapidez y tiene la sensación de que su corazón se acelera. A medida que aumenta la presión
dentro del tórax disminuye la presión arterial, el paciente siente mareo y debilidad, e ingurgitación
yugular.

Diagnostico:
Abultamiento de un lado del tórax.
Sonido hueco cuando se percute el tórax.
No se escucha como fluye el aire en los pulmones.

Tratamiento:
Descompresión con aguja en el espacio pleural.