Está en la página 1de 6

ESCRITO N° : 01

PROCESO : Administrativo Disciplinario.


EXPEDIENTE : Nº 054-2015
SUMILLA : Alegatos de defensa.

SEÑOR CORONEL PNP JEFE DE LA OFICINA DE DISCIPLINA DE AREQUIPA.

Mi Coronel :

JOHARA ZAYDA CALIZAYA CHAMBI, Suboficial de


Tercera PNP, identificada con Carné de Identidad
Personal N° 31617851 y Documento Nacional de
Identidad N° 46425613, prestando servicios
actualmente en el Departamento de Tránsito de la
Dirección Territorial Arequipa; ante usted, me
presento para exponer lo siguiente :

I. PETITORIO

Que, invocando interés y legitimidad para obrar, y,


conforme se encuentra normado en el Artículo 50º Numeral 3) del Decreto Legislativo Nº
1150 que regula el Régimen Disciplinario de la Policía Nacional del Perú, y, Artículo 55º de
su Reglamento aprobado por Decreto Supremo Nº 011-2013-IN, concordante con el
Artículo 161º Numeral 161.1, Artículo 162º Numeral 162.2 y Artículo 234° Inciso 4 de la
Ley Nº 27444 del Procedimiento Administrativo General; es que recurro a usted a fin de
interponer el presente escrito de Alegatos de Defensa, orientado a que se me declare
absuelta de responsabilidad disciplinaria en torno a mi presunta participación en
Infracción Grave G-13, e Infracciones Leves L-41 y L-10 respectivamente tipificadas en el
Decreto Legislativo N° 1150; y, se proceda al archivamiento del procedimiento; conforme
a los fundamentos de hecho y derecho siguientes :

II. FUNDAMENTOS DE HECHO :

1. Que, de acuerdo al contenido de la


RESOLUCIÓN Nº 119-2015 DE INICIO DE PROCEDIMIENTO DISCIPLINARIO de fecha 30 de
Abril del 2015, se apertura proceso administrativo disciplinario por mi presunta
implicancia en los alcances de la Infracción administrativa Grave G-13 tipificada en el
Anexo II: Tabla de Infracciones y Sanciones Graves; e Infracciones Leves L-41 y L-10
tipificadas en el Anexo I: Tabla de Infracciones y Sanciones Leves que forman parte del
Decreto Legislativo Nº 1150, por cuanto “Que, conforme a las acciones preliminares se
tiene que la SO3 PNP Johara CALIZAYA CHAMBI el 09ENE2015 a horas 23.20 en la Av.
Dolores del distrito der JLB y Rivero, en un operativo policial de control de alcoholemia
intervino al vehículo de placa de rodaje V30-100 conducido por la persona de Erick Adolfo
LARICO FLORES, quien dio como resultado POSITIVO en el examen sometido al
Alcoholímetro, para luego hacer conducir al conductor con vehículo con dirección a la
CPNP JLB y Rivero y poner a disposición de esta dependencia policial en calidad de
DETENIDO por el presunto delito contra la Seguridad Público Peligro Común conducir en
estado de ebriedad” (Segundo párrafo del Vistos).

2. Que, debo poner en conocimiento que luego


de haber analizado el contenido de la queja administrativa formulada en mi contra por el
ciudadano Erick Adolfo Larico Flores, en ninguna de sus partes se consigna mi posible
exceso, omisión o incumplimiento de mis funciones como miembro de la Policía Nacional
del Perú, por haber permitido que conduzca el vehículo V3O-100 en la intervención
policial del día 09 de Enero del 2015, imputación que deviene de una interpretación
extensiva de los hechos acontecidos.

3. Mi Coronel en honor a la verdad mi


participación en los hechos materia de investigación fue circunstancial, si tenemos en
cuenta que, de las declaraciones de las Suboficiales PNP testigos de los hechos, quienes
intervinieron directamente a ambos vehículos fueron las Suboficiales PNP Patricia Aurelia
Quispe Tomaylla y Rosa Mamani Cruz, habiéndose limitado mi participación a apoyar a
ambas Suboficiales ante la renuencia del ciudadano para evadir su responsabilidad; con lo
que se desvirtúa que fui yo quien “(…)intervino al vehículo de placa de rodaje V30-100
conducido por la persona de Erick Adolfo LARICO FLORES (…)”; por otro lado, en ningún
momento HICE “(…) conducir al conductor con vehículo con dirección a la CPNP JLB y
Rivero y poner a disposición de esta dependencia policial en calidad de DETENIDO por el
presunto delito contra la Seguridad Público Peligro Común conducir en estado de
ebriedad”, ya que este sujeto opuso resistencia a la intervención policial realizadas por
mis dos compañeras, limitándome a apoyarlas, de cuyos hechos se dio cuenta al
Comandante PNP Alarcón Gallegos Jefe Operativo, entonces, como este ciudadano se
negó a dejar el vehículo se optó en aceptar que conduzca la unidad móvil hasta la
Comisaría de José Luís Bustamante y Rivero donde fue puesto a disposición; a mayor
abundamiento y respecto de su posible estado de inecuanimidad, debo alegar que, la
intervención policial se basó en SUPUESTOS o PRESUNCIONES, si tenemos en cuenta que
el alcoholímetro es un tipo especial de instrumento usado para determinar el nivel de
alcohol presente en un líquido o gas, puede, por tanto, ser usado para medir el porcentaje
de alcohol en una bebida alcohólica o para determinar la presencia de alcohol en la
sangre o en un gas; pero, los alcoholímetros especializados utilizados por la policía no son
del todo fiables, ya que puede determinar también altos niveles de alcohol por distintos
tipos de sustancias como el tetrahidrocannabinol (THC) producido por el cannabis o el
tabaco; con lo que se acredita que el alcoholímetro utilizado no es al 100% eficaz, solo es
un indicativo subjetivo (cualitativo) de alcohol en el aliento, pero no es objetivo
(cuantitativo) para determinar el porcentaje real de alcohol en la sangre, considerando
que, de acuerdo al Artículo 274º de nuestro Código Penal el margen mínimo legal de
alcohol en la sangre tolerable es hasta 0,49 litros por gramo de alcohol; entonces, mi
simple apreciación con la corroboración subjetiva del alcoholímetro no resultan prueba
plena para determinar si el intervenido presenta 0,50 o más gramos por litro de alcohol en
la sangre.

4. Con relación a la tipicidad de naturaleza Grave


imputada G-13 descrita como: “Fracasar en el cumplimiento de la misión o incumplir la
responsabilidad funcional asignada, por desidia, imprevisión o carencia de iniciativa”
(que es de carácter genérica), considero pertinente alegar que no se adecua a mi posible
conducta, toda vez que, se logró que el intervenido, una vez que, de manera objetiva
(cuantitativa) se demostró que presentaba 0,95 gramos por litro de alcohol en la sangre,
fue denunciado a la Fiscalía Provincial Penal de Turno del Módulo Básico de Justicia de
Paucarpata por el delito de Peligro Común, y, mi conducta procedimental, que fue
ordenada por el Jefe Operativo, EN NINGÚN MOMENTO FUE OBJETO DE OBSERVACIÓN
por parte del Ministerio Público ni por parte del mismo quejoso-imputado Erick Adolfo
Larico Flores; en este extremo, invoco a los alcances del PRINCIPIO DE TIPICIDAD o
TAXATIVIDAD contemplado en el Artículo 1º Inciso 9) del Decreto Legislativo Nº 1150 que
señala: ”Adecuación de la conducta a la infracción descrita y sancionada por la norma sin
admitir interpretación extensiva o analogía”, concordante con el Artículo 53º del Decreto
Supremo Nº 011-2013-IN. que determina: “Tipificación.-Los Órganos Disciplinarios al
iniciar una investigación, deberán tipificar la infracción de acuerdo a la tabla de
infracciones anexa a la Ley, la misma que no podrá ser interpretada de forma extensiva ni
análoga”.

5. Respecto de la Infracción Leve L-41 descrita


como: “Excederse en el ejercicio de sus facultades o atribuciones”, es pertinente agregar
que, primeramente, según el Título I del Decreto Legislativo Nº 1148 “Ley de la Policía
Nacional del Perú”, los integrantes del cuerpo policial peruano ejercitan COMPETENCIAS,
FUNCIONES Y ATRIBUCIONES, mas no FACULTADES por lo que esta tipicidad concreta
imputada incumple con el primer requisito copulativo; a mayor abundamiento, sobre mi
supuesto exceso en la atribución de conminar al intervenido Erick Adolfo Larico Flores
para su posterior traslado a la Comisaría de José Luís Bustamante y Rivero, esta se
encuentra determinada en el Artículo 11º Numerales 1) y 4) de la norma antes invocada
que textualmente señalan: “Son atribuciones de la Policía Nacional del Perú las siguientes:
1) Intervenir cuando el ejercicio de la función así lo requiera (…); y, “(…) 4) Intervenir, citar,
conducir compulsivamente, retener y detener a las personas de conformidad con la
Constitución y la ley”; por tanto, ejercí estas atribuciones dentro de los parámetros de
legalidad, más aún si tenemos en cuenta que el traslado a la Comisaría de José Luís
Bustamante y Rivero fue dispuesta por el Comandante PNP Jefe del Operativo Policial, en
este extremo invoco a los alcances del Artículo 52º Numerales 2) y 3) del Decreto
Legislativo Nº 1150 los cuales se constituyen en garantía jurídica del administrado como
eximentes de responsabilidad disciplinaria.

6. Con relación a la Infracción Leves L-10 descrita


como: “Incumplir las directivas, planes, instrucciones, órdenes o la normatividad
vigente”, esta resulta de carácter genérica en razón que solamente se imputa el resultado
de la acción pero no se señala ni identifica las directivas, planes, instrucciones, órdenes o
que normatividad vigente posiblemente incumplí, situación que contraviene el Artículo
33º del Decreto Legislativo Nº 1150 que textualmente señala: “Motivación de la sanción.-
El actor o la resolución que dispone la sanción disciplinaria debe estar debidamente
motivada, contiene un resumen de los hechos, pruebas actuadas, individualizando al
infractor o infractores (…)”, concordante con el Artículo 9º de su Reglamento que dice:
“Resoluciones.- En todo procedimiento administrativo – disciplinario los órganos adoptan
sus decisiones mediante resoluciones debidamente motivadas”.

7. Finalmente, debo alertar mi Coronel PNP que lo


que busca el quejoso Erick Adolfo Larico Flores es crear la NULIDAD de la Papeleta de
Infracción impuesta, así como sus efectos y, el proceso penal que se le viene llevando por
ante el Ministerio Público; y, con este fin ha formulado la queja administrativa en mi
contra, cuyo resultado a su favor podría ser utilizado en el futuro proceso penal, para
convencer a los magistrados de su supuesta inocencia, cuando debe imperar el principio
de autoridad para que infractores a la ley no vuelvan a incurrir en estos hechos que
atentan contra el mismo Estado y la ciudadanía en general.
III. FUNDAMENTOS DE DERECHO :

Considero pertinente solicitar al respetable Órgano


de Investigación y Decisión, se tenga en cuenta el principio de VERDAD MATERIAL
contemplado en el Artículo IV Inciso 1 Numeral 1.11 del Título Preliminar de la Ley 27444
que textualmente señala: “En el procedimiento, la autoridad administrativa competente
deberá verificar plenamente los hechos que sirven de motivo a sus decisiones, para lo cual
deberá adoptar todas las medidas probatorias necesarias autorizadas por la ley, aun
cuando no hayan sido propuestas por los administrados o hayan acordado eximirse de
ellas”; para que, de manera justa y equitativa se proceda al archivamiento del presente
procedimiento.

POR LO EXPUESTO :

A usted Mi Coronel PNP, solicito admitir la presente y


proveerla con arreglo a Ley.

Arequipa, 23 de Mayo del 2 015.

___________________________
JOHARA ZAYDA CALIZAYA CHAMBI
SO. 3ra. PNP
CIP. N° 31617851
DNI. N° 46425613