Está en la página 1de 7

“El pensamiento Científico”

Ezequiel Ander Egg.

Asignatura: Epistemología.

Año lectivo: 2017

Profesora: Dra. Lic. Nélida Alicia Díaz.

UAI (Ituzaingo ll)

Alumna: Marín, María Isabel.


Acerca del pensar científico
Ezequiel Ander-Egg.
El largo camino que conduce a la ciencia

El término ciencia deriva del latín SCIRE que significa saber, conocer, pero el verbo
latino SCIRE más que al saber alude a una forma de saber y a la acumulación de
conocimiento.
De la mitología y la magia, pasando por la filosofía, hasta el nacimiento de la ciencia
Se dice que de esta larga marcha podemos señalar dos hitos fundamentales que
expresan diferentes momentos de la gestación de la ciencia:
La mitología y la magia y el conocimiento racional autónomo en el mundo helénico,
que luego culminaría con la ciencia tal como lo entendemos hoy con la mitología y la
magia comienza el primer esbozo precursor de la ciencia. Una y otra dan respuesta, a
los interrogantes que los hombres se hacían en ese momento.
La magia, en cuanto a conducta destinada a obtener la realización de los deseos,
mediante rituales que posibilitan la “coerción” sobre las fuerzas y seres sobre
naturales, y los mitos en cuanto a narraciones con pretensiones explicativas, son las
primeras y más elementales formas de respuestas que pretenden explicar algunos
aspectos de la realidad.
Pero luego en el siglo VI antes de Cristo cuando las colonias griegas entraron en
contacto con las culturas que poseían conocimientos y saberes técnicos. La mitología
ya no sirvió para enfrentarse y responder a los nuevos problemas y realidades que se
afrontaban, fue allí donde los griegos trataron de develar la realidad utilizando la
razón. Esto constituyo el germen de la ciencia, en lo que esta tiene como modo
racional conocer la realidad.
Se dice que para algunos, los inicios de lo que hoy llamamos ciencia se dan en las
antiguas civilizaciones de Egipto y Mesopotamia. Los primeros conocimientos que
expresaban una acumulación de saberes, se dieron en las técnicas que los egiptos
utilizaban en la:

 Construcción
 Un sistema decimal de numeración.
 Operaciones aritméticas elementales.
 Podían calcular áreas de cuadriláteros y ciertos volúmenes
 Utilizaban un calendario.
 Tenían conocimientos médicos y farmacéuticos.

Todos estos conocimientos fueron desarrollados por sacerdotes magos, en quienes lo


mítico racional llevaba la envoltura de lo mítico y lo mágico, se hace la aclaración por
que para algunos autores el pensamiento mítico es anterior al pensamiento racional.
La acumulación de informaciones permitió las primeras formulaciones precursoras de
la ciencia.
En la edad Media no hay aportes significativos, Leonardo da Vinci proclamó la
experiencia como segura guía del acceso al saber, se observará decía luego se
considerará la experiencia y por último la causa, formular la regla y someterla a
prueba.
Bacon, el conocimiento, el pensar, debe mirar la realidad más que los textos. Escribe el
Novum Organum se elabora contrapuesto a la lógica formal de Aristóteles, que sus
discípulos habían recogido con el nombre genérico de Organum.

Se otorga primacía a la experiencia y metódica de la realidad, instauró a la observación


y la razón como nuevas autoridades, dentro de cada hombre, formaban parte de una
guerra contra la autoridad de Aristóteles y la tradición de las escuelas; señalará la
necesidad de la verificación empírica. Para Bacon la observación y la experimentación
constituirán las principales fuentes de conocimiento.

Descartes plantea la necesidad de un método para los descubrimientos científicos.

Desde Descartes se piensan los problemas, se busca la verdad y se razona, sin esperar
una iluminación del exterior. Este proceso culmina a fines del Renacimiento (siglo XVl)
con Galileo y Newton dan lugar a la ciencia en el sentido moderno de la palabra, con
carácter racional (con criterio de validación del conocimiento)y los argumentos de
autoridad da paso a lo empírico.

Ya no se trata de hacer especulaciones sino de observar los hechos y reflexionar a


partir de ellos.

La fuente de las ciencias viene dado por principios y leyes que se deducen de la
realidad, a través de la observación sistemática, controlada y crítica, de las hipótesis
explicativas que se formulan y de las consecuencias que se deducen de lo que se pudo
verificar empíricamente.

Galileo como antes Copérnico, fueron acusados ante la Inquisición.

Newton (Principa Mathematica Phiosophiee Naturalis (1686), constituye la primer gran


síntesis científica y representa la culminación de todo un período de tanteos y
experimentaciones.

Siglo XVll consagración de la ciencia: estudio crítico que la Ilustración hizo de los
conocimientos y las creencias y puesta a punto de un método de trabajo intelectual,
jugó un papel decisivo preparando en espíritu para la ciencia y la tecnología.

Desde el Renacimiento al Siglo de las Luces, queda configurado el humanismo


racionalista que expresa y es causa del espíritu moderno.

Copérnico, Leonardo da Vinci y Versalius abren nuevas perspectivas a la reflexión y al


conocimiento de la realidad; se da primacía a la experiencia y a la experimentación.

Tres inventos comienzan a influir para un cambio de vida: la invención de la imprenta,


la invención de la pólvora y el reloj, que llevará a un nuevo modo de organizar la vida.

Desde el siglo XVll ciencia y técnica se van ligando, la ciencia va dejando puramente
una actividad intelectual para ir adquiriendo, una motivación al “hacer cosas”.

Las técnicas (instrumentos de las actividades prácticas), comienzan a ser utilizados


para adelanto de la ciencia. A partir del siglo XVll existen nuevos significados y
relaciones entre ciencia y técnica.
En el siglo XVlll la ciencia comienza a influir en el proceso de producción, ahora ligada a
la ciencia y tecnología.

El proceso de retroalimentación entre ciencia y tecnología.

Creciente aplicación de las ciencias físico-naturales al aparato productivo, el


acortamiento o invento científico transcurrido entre un descubrimiento o invento
científico y su aplicación práctica y su producción industrial.

Dentro del panorama de aceleración de los cambios que se producen ,se da la segunda
revolución técnica que es la revolución de la cibernética y de la automatización que
inaugura una nueva era en la historia de la humanidad.

La primera revolución técnica (la revolución industrial), la segunda en alas de la


electrónica.

El siglo XlX se caracteriza como la era del vapor, de la electricidad y del teléfono, el
siglo XX es tan amplio en cuanto a desarrollo científico-tecnológico, que con sólo
nombrar los descubrimientos y aplicaciones más importantes de esta época,
comprendería un largo listado.

Hoy se puede considerar que en el transcurso de la vida de un hombre, la ciencia y la


tecnología , no solo ha penetrado los más diversos aspectos de la vida humana, sino
que han transformado el mundo en el que vive.

 Invención de la luz eléctrica, automóvil, primer vuelo en avión a 40 kms. por


hora , naves espaciales , todos estos prodigiosos adelantos , se dieron en lo que
puede ser la vida de un hombre. Avances en el campo de la química, satélites
meteorológicos que descubren tormentas destructoras.
 En los siglos XVll y XVlll se inventaron microscópicos ópticos que podían
aumentar el tamaño de los objetos alrededor de 200 veces, se necesitaron 300
años para dar paso de 200 a 2000 aumentos , para dar el paso de 2000 a
2.000.000 bastó solo con 15 años, ahora el microscopio electrónico tiene un
poder de magnificación de 5.000.000
 Para seguir con los adelantos en 1830 se producía en el mundo 200.000
millones de kwh de electricidad, en 1970 35.000.000.
 En cuanto a las computadoras, en 1944 Howard Aiken creó la primera (pesaba
30 toneladas), hoy son del tamaño de un paquete de cigarrillos, las
computadoras constituyen, el símbolo de la segunda revolución técnica y el
factor más importante y decisivo de la actual revolución tecnológica.

Aprovechamiento de la energía atómica en 1943 opera el primer reactor nuclear, dos


años después se prueba en el desierto de Nuevo México, y en el mismo año se tiran
dos bombas atómicas que producen desastres de Hiroshima y Nagasaki. La
racionalidad científica lleva a la irracionalidad suicida.

En 1957 se lanza el primer satélite artificial, en 1963 el hombre ya está en el espacio,


en 1968 se circunvala a la luna y en 1969 los primeros hombres descienden de ella,
realizando una colosal hazaña, con lo que se cierra un ciclo de extraordinarios éxitos
tecnológicos y se abre una nueva era.
La medicina revela un desarrollo igualmente acelerado en técnicas de trasplante de
órganos, las vacunas y antibióticos han producido una notable disminución de algunas
enfermedades o de las muertes ocasionadas por las mismas. Uno de los hechos más
notables de los adelantos de la medicina y de gran significación para las ciencias
sociales, es el fenómeno de la extensión de la duración de la vida. En un siglo,
aproximadamente, la duración media de la vida de los hombres se ha duplicado.

Así como hasta mediados del siglo XX fue el campo donde más intensamente se dio la
aceleración del conocimiento científico, la biología ocupa el epicentro de la “explosión
científica”, y más lo que es la biología molecular. El descubrimiento del ácido
desoxirribonucleico, ha permitido penetrar en la misma estructura química del núcleo
de la célula viviente, se agrega descifrar códigos genéticos, el conocimiento que se
tiene de las proteínas y la producción sintética de genes, hoy se puede afirmar que se
ha descubierto la clave genética, lo que implica el comienzo de control de la herencia.

La biología tendrá una importancia singular en la configuración del mundo futuro..

Ciencia, tecnología y producción.

En la segunda mitad del siglo XX uno de los hechos más significativos la relación que se
ha establecido entre las implicancias entre ciencia, tecnología y producción y dentro de
ese proceso la relación que existe entre invención científica e innovación industrial.

Explica Samir Amin, que en todas las sociedades” la invención técnica fue creación de
los productores directos, así fue no sólo hasta la revolución industrial, sino incluso
avanzada..”

La producción de tecnología se convierte progresivamente en patrimonio de los


grandes productores de mercancías y quienes producen mercancías son quienes
tienen el control del poder económico, hasta hoy que las grandes corporaciones
multinacionales las que promueven y generan la mayor cantidad de tecnología que se
produce a nivel mundial.

El incremento de tecnología está ligado al incremento de ganancia.

Se acentúa la brecha entre países ricos y países pobres, mientras una gran parte del
mundo están en la post-revolución industrial, otros están en la revolución industrial y
una porción importante en pre-revolución industrial.

Desigualdades en los niveles económicos de vida,dependencia de los países


subdesarrollados respecto de los países industrializados.

Samir Amin: “la dependencia tecnológica tenderá poco a poco a sustituir la


dominación por apropiación directa que permiten cada vez más extraer uan fracción
de la plusvalía generada en una empresasin siquiera poseerla jurídicamente.
Actualmente es posible imaginar un país totalmente dependiente cuya industria
continuara siendo propiedad nacional, incluso públicas”

Se ha creado un tejido de interdependencia a escala internacional, pero manteniendo


y acentuando la dependencia de una países en relación a otros.
El desencanto por la ciencia.

Hay dos expresiones principales: una que proviene de los mismos hombres de ciencia,
otra que nace del rechazo a la unidimensionalidad de la sociedad científico/
tecnocrática.

Bernard Russell: “justamente el hombre de la calle ha comenzado a creer del todo en


la ciencia, el hombre de laboratorio ha comenzado a perder fe en ellas”

El científico no puede afirmar que las cosas existen en sí mismas y por sí mismas sino
solo que están en su mente.

El hombre de ciencia del siglo XX ya no puede pensar en la existencia de la naturaleza


en forma independiente de su pensamiento, sabe que no existe el hecho puro y que
sujeto y objeto “se mezclan y transforman mutuamente en el acto de conocimiento”.

Poincaré: “Todo lo que no es pensado es la nada”. Teniendo en cuenta que la creencia


en la capacidad de observar los fenómenos del mundo externo, independientemente
del sujeto que lo percibe, había sido la base de todas las ciencias naturales.

Teilhard de Chardin explica el desencanto, que para él es una pérdida de candidez.


Pero el científico no solo descubre que no puede captar fenómenos en sí mismos, sino
también, empieza “a darse cuenta de que sus observaciones, aún las más objetivas ,
están todas ellas impregnadas de convenciones apriorísticas, así como de formas o de
costumbres de pensar desarrolladas a lo largo del proceso histórico de la
Investigación”

El desencanto de los alternativistas.

Actualmente algunas mentes más lúcidas no tienen grandes ilusiones sobre lo que la
ciencia y la técnica puedan aportar para mejorar la calidad de la vida, aumentan las
posibilidades de mejorar la vida gracias a los adelantos científicos y tecnológicos, pero
también aumentan nuestras posibilidades materiales de destrucción, ya sea por el
holocausto nuclear o la catástrofe ecológica.

Emergencia de una cultura metatecnológica y antiproductivista, que se expresa en una


toma de conciencia cada vez más generalizada, de la barbarie que significa la agresión
ecológica que sufre la naturaleza y el riesgo de una catástrofe nuclear, por el desarrollo
incontrolado de los medios de destrucción masiva.

Al considerar el crecimiento económico, el dominio de la naturaleza y del entorno


social como un fin en si mismo, la ciencia y la tecnología han permitido llegar a
situaciones límites. El hombre de hoy vive la angustia e incertidumbre de proyectos
personales y de una historicidad desposeída de sentido.

El uso indiscriminado de ciertas tecnologías y la expansión económica nos ha ido


conduciendo a un colapso de la biosfera, a poder terminar con la vida en la “esfera de
la vida”.
No cabe duda que podemos hacer uso diferente de la ciencia y la tecnología que ha
permitido desatar fuerzas tremendamente destructivas. Es preciso cambiar nuestro
modo de vivir, nuestro estilo de vida.

El porvenir de la ciencia: entre el final de la utopía o el desastre apocalíptico.

Es cierto que la ciencia y la tecnología sellan nuestra sociedad y lo será en el futuro,y


también es cierto que los adelantos científicos y tecnológicos han traído beneficios en
la vida del hombre, peros son ciertos los apocalípticos peligros de una guerra atómica
o desastre ecológico.

Existen energías y potencialidades hasta hoy insospechadas en lo que respecta a las


posibilidades de producción de bienes, el problema no resuelto es como hacer que la
ciencia y técnica estén al servicio del hombre, esto va más allá de la ciencia, es un
problema de decisión política.

Es un problema de utilización de medios, la ciencia y la técnica no son buenas ni malas


en si, son ambivalentes, el bien o el mal puede estar en el uso que hacemos de ellas los
hombres.

El hombre ha ocupado toda la tierra y la ha empequeñecido mediante los medios de


comunicación, llegando casi a la instantaneidad de la noticia.

En el punto crítico hasta el que nos ha llevado hoy la ciencia y la tecnología, el desastre
planetario es una posibilidad, la esperanza por o más humano también lo es.

Conclusión:

El material de lectura me resultó sumamente interesante, la investigación del


desarrollo de la ciencia a través de los siglos desde el inicio de la antigüedad hasta
convertirse en lo que es hoy.

Aunque el concepto de ciencia está dado desde diferentes puntos de vista, todos
sostienen que la ciencia es un proceso sistemático y metódico, tiene diversos campos
de estudio y hoy se ha convertido en parte fundamental de la vida social y tecnológica
de los hombres.

Los avances tecnológicos, así como los científicos sirven como un bien para la
humanidad; aunque algunos avances científicos se usan como armas de guerra. Todo
esto hace pensar que mientras más avances se produzcan también se incrementa la
posibilidad de ocasionar mayores daños a la humanidad.

Bibliografía

“El largo camino que conduce a la ciencia”, Ezequiel Ander Egg,Hvmanitas,Buenos


Aires, Argentina, 1986.