Está en la página 1de 1

Dr. Juan Lino Fernández González, Pediatra.

Universidad Autónoma de Nuevo León, Post Graduado en el Centro Médico Nacional del Noreste IMSS UMAE 25
Ced. Prof. 3807771, Ced. Prof. Esp. 4892358 Certificado 13795 por el Consejo Mexicano de Certificación en Pediatría

Para tener presente antes del nacimiento:

Debido a las malas costumbres, la poca información del público en general, cada vez más la vida moderna da
por “normal” lo que el conocimiento médico-científico sigue descubriendo como “inconveniente”: El
nacimiento por Cesárea, alimentación inadecuada con fórmula, que incrementan el riesgo de obesidad en
600% en comparación, y también dan pié a técnicas inapropiadas de alimentación, cólicos, estreñimiento,
reflujo, vómitos, intolerancias, y hasta desarrollo de alergias; y las circunstancias que derivan de ello en
perjuicio del bebé y la integración con su mamá para proveer el ambiente ideal para su desarrollo después de
nacer.

Es por ello, que para ayudar a acercar la posibilidad de vivir una experiencia más sana y favorable para el
bebé, le recomendamos comunicar a su Gineco-obstetra y a su Hospital, sus intenciones de:

-Sostener a su bebé piel con piel inmediatamente al nacer,


sea vaginal o cesárea (incluso en quirófano), y dar al bebé suficiente tiempo para vivir el apego al pecho de ser posible .
-Retrasar el pinzamiento del cordón umbilical hasta que deje de pulsar
-No aspirar al bebé a menos que sea médicamente necesario
-Iniciar lactancia materna en la primer hora (durante la sesión piel-piel inmediata al nacimiento)
-Retrasar los procedimientos neonatales hasta después de la primer tetada, y que desea que se practiquen
mientras usted sostiene a su bebé
-Alojamiento conjunto, y que no desea que su bebé vaya al cunero a menos que sea médicamente necesario.
-que no se suplemente con fórmula a menos que sea médicamente necesario, y que deberá en su caso
ser autorizado por usted o su cónyuge.
-Retrasar el baño del bebé, hasta después de una tetada piel con piel el primer día de vida
-que no se le ofrezca un chupón o biberón al bebé, estén o no separados.
-Recibir asistencia de un experto para el posicionamiento y técnica de lactancia de un profesional
adecuadamente entrenado en lactancia materna, a fin de minimizar las inconsistencias
-Tener acceso a un asesor certificado en lactancia (en nuestro país: ALPROLAM ó LLL)
-Limitar las visitas de personal y familia para permitir el mayor apoyo a la lactancia.
-NO recibir la bolsa de "regalo" de fórmula cuando se va del hospital
-Recibir referencias para grupos de apoyo a lactancia en la comunidad

Lograr estos puntos incrementa la posibilidad de éxito no sólo de la lactancia, sino del apego emocional del
bebé y un ambiente más armónico para su desarrollo, pero también hará más difícil la aparición de
complicaciones, contaminaciones y situaciones dolorosas para el bebé.

Platique con sus médicos y hospital, pregunte, salga de dudas, antes de que se tomen decisiones que pueden
costarle bienestar a usted y/o su bebé y en las que usted tiene derecho a enterarse y participar.

¡Cuídense bien!
Dr. Juan Lino Fernández González

Plaza Médica Fátima, Veracruz #245, Colonia Rodríguez Reynosa Tamaulipas, 88630 (899) 922-1628,
drlinopediatra@yahoo.com