Está en la página 1de 2

Fitz !

Owen Fitz
Juan Carlos T.R.
SPAN 321
22 marzo 2018
Análisis de “He andado muchos caminos”

Antonio Machado es uno de los poetas españolas modernistas más celebrados del siglo

XX. Con su énfasis en el ritmo y en el situaciones y eventos naturales, escribe poesía reflexiva,

adorable, y bella. “He andado muchos caminos,” el primer poema en su primer colección, es un

ejemplo buenísimo de su comprensión de la condición humana. Machado nació en Sevilla, y su

familia se mudó a Madrid cuando tenía ocho años. En Madrid, estaba inscrito en La Institución

Libre de Enseñanza, un institución de educación progresivo. Después de completar su

bachillerato, él viajó a París con su hermano, donde, al encontrarse con poetas tan influyentes

como Paul Verlaine y Rubén Darío, decidió ser poeta.

En este poema, el voz habla sobre como en todos de sus viajes y experiencias, ha visto

dos tipos de personas: hay personas malas y personas buenas. El poema se centra en las vidas

cotidianas de los dos categorías de gente. Las malas son cínicos y pretenciosos - son “borrachos

de sombra negra, / y pedantones al paño” (8-9). Los borrachos cínicos están envueltos en su

tristeza, y los pedantes - los académicos arrogantes - creen que son más buenos de otros porque

no participan en los actividades del hombre común, como beber en la taberna. En contraste, las

personas buenas son más simples. Estas personas del clase bajo se podrían ser considerado

menos inteligentes, pero son más sencillos, más felices, y más flexibles. Como Machado escribe,

son “gentes que danzan o juegan, / cuando pueden, y laboran / sus cuatro palmos de

tierra” (16-18). Machado también usa la estructura de la poema para hacer la distinción entre

mala y buena.
Fitz !2

Este es una poema de genero lírica, pero Machado no pone tanto énfasis en la forma, más

bien en las cualidades de la personalidad y la intimidad. El poema sigue vagamente la estructura

de un romance española, con versos octosílabos de arte menor y rima asonante en los versos

pares y nada rima en los versos impares. Digo vagamente porque, cuando todos los versos tienen

poco sílabas, no siempre riman. Hay un colección de tres cuartetos, una copla, y otro colección

de cuatro cuartetos. Por separarlo en dos colecciones de cuartetos con una copla en el medio,

Machado usa el diseño tipográfico del poema para reforzar la separación en el corazón de él.

Para enfatizar la amplitud de los viajes y experiencias del narrador, Machado usa la anáfora el los

tres primeros versos, con la repetición de verbos en el pretérito perfecto. Esta repetición añada un

elemento rítmico que ayuda el flujo del poema. Machado también usa imágenes vividas, como en

el segundo verso cuando el voz habla de “soberbios y melancólicos / borrachos de sombra negra”

(7-8) o “pedantones al paño” (9), que añaden un buen aliteración con el sonido del “p.” El sensor

del ritmo natural contribuye al sentimiento de pasando en un camino, hasta cuando las personas

buenas, “en un día como tantos, / descansan bajo la tierra” (27-28). Como un reflexión del

primer parte del poema, el cuarto estrofa del sección ofrece un juzgamiento a las personas

mencionadas en las tres estrofas anteriores. Sin embargo, este estrofa contiene do versos extras

que concluyen el poema con el destinación final del camino del poema y de vida en general -

muerte.

Para concluir, “He andado muchos caminos” sirve como un buen recuerdo del valor de

trabaja dura y de la finalidad del muerte. Es un poema muy popular de un poeta muy influyente a

poetas y letristas importantes, como Joan Manuel Serrat, que dedicó un álbum a los poemas de

Antonio Machado. Su obra es eterno.