Está en la página 1de 2

UCHARICO LUQUE JOSE DANIEL 8465388 Lp

Método
De
Bouyoucos

La textura de un suelo es la proporción de cada elemento en el suelo, representada por el porcentaje de arena (Ar),
arcilla (Ac), y limo (L).

Se considera que un suelo presenta buena textura cuando, la proporción de los elementos que lo constituyen, le
brindan a la planta la posibilidad de ser un soporte que permita una buen desarrollo radicular y brinde un
adecuado nivel de nutrientes.

Este método consiste en la determinación de los porcentajes de área, limo y arcilla presentes en la fracción mineral
del suelo. Estos porcentajes se obtienen mediante la separación de las partículas en grados clasificados de acuerdo
a su diámetro.

Arena: Las partículas de arena son casi siempre fragmentos de roca, sobre todo de cuarzo, existiendo además
cantidades variables de otros minerales primarios. La composición mineralógica de estas fracciones sigue los
principios vistos anteriormente y varía para los distintos suelos según la roca madre y el grado de meteorización. Se
consideran arenas, las partículas comprendidas entre 2,000 y 0,05 mm de diámetro.

Limo: El limo está constituido por materiales heredados o transformados pero no tienen carácter coloidal. Es una
fracción donde las transformaciones son mayores y su composición mineralógica se parece a la de las arcillas. Son
partículas Mono minerales en las que hay un alto contenido en filosilicatos de transformación o neo formación. Se
consideran limos, las partículas comprendidas entre 0,05 y 0,002 mm de diámetro.

Arcilla: En esta fracción se encuentran variados minerales secundarios, los cuales se clasifican en silicatos y no
silicatos. Se consideran arcillas las partículas con diámetros menores que 0,002 mm.

Clasificación Textural.-

Con los porcentajes de arena, limo y arcilla, se va al triángulo textural del Departamento de Agricultura de los
Estados Unidos y se determina la clasificación textural para cada suelo.

Principio.-

Análisis granulométrico por densimetría con hidrómetro de Bouyoucos.

En una suspensión de suelo colocada en una probeta de sedimentación, la densidad a una profundidad
determinada va disminuyendo a medida que se sedimentan las partículas.

La densidad se determina con un hidrómetro especial denominado hidrómetro de Bouyoucos graduado para leer
directamente en gramos/litros: 0-60.

Está calibrado a 20°C pero puede emplearse con las correcciones necesarias a temperaturas diferentes. Refiriendo
las lecturas del hidrómetro con los pasos del suelo tomados por el análisis se pueden calcular los porcentajes por
peso de limo + acilla y de limo y arena, generalmente estos últimos por diferencia.