Está en la página 1de 4

Ya en la antigüedad se llevaban a cabo trabajos de construcción vinculados con

la elevación y desplazamiento de grandes cargas, por ejemplo, la construcción de las


pirámides egipcias (pirámides de 147 m de altura, compuesta de prismas de piedra, cada
uno de 9 x 2 x 2 m de tamaño y 90 tn de peso aproximadamente, fue construida en el
siglo XXII). [1]

Los primeros medios de mecanización fueron las palancas, los rodillos y los
planos inclinados. La realización de grandes trabajos de la construcción con este
equipamiento exigía enorme cantidad de gente. En el siglo VII antes de NE aparecieron
las poleas, y en el siglo II antes de NE, los tornos (cabrestantes) con transmisiones por
engranajes y tornillos sin fin con accionamiento manual. El desarrollo del comercio,
navegación y de la industria minera y metalúrgica en los siglos XI-XII de NE
contribuyó a perfeccionar las máquinas de elevación y a ampliar la esfera de su
aplicación. Aparecieron los primeros prototipos de las grúas modernas que tenían el
accionamiento manual y accionamiento con ayuda de ruedas de malacate (del tipo
“jaula de ardilla”) e hidráulicas (Fig. 1). [1]

Figura 1. “grúas de madera”

Los aparatos y máquinas de elevación y transporte modernos de alta


productividad que trabajan a elevadas velocidades y que poseen gran capacidad de
carga aparecieron como resultado de la perfección gradual de las maquinas en el curso
de mucho tiempo. [1]
Sin aplicar el estilo complejo de aparatos y máquinas de elevación y transporte
serian inconcebibles la liquidación de los trabajos manuales de carga y descarga, la
supresión del trabajo pesado a mano, al efectuar las operaciones fundamentales y
auxiliares, la automatización y mecanización compleja de los procesos de elaboración
en todos los terrenos de la economía nacional. Las modernas líneas tecnológicas de
producción en cadena y automatizadas, el transporte interior del taller y entre los
talleres, las operaciones de carga y descarga en los almacenes y puestos de trasbordo
se encuentran orgánicamente vinculados con el empleo de los distintos tipos de aparatos
y máquinas de elevación y transporte que permiten ejecutar eficazmente la continuidad
y el ritmo de los procesos de elaboración. Por eso, el empleo de estos equipos determina
en mucho la eficacia de la producción moderna, y el nivel de la mecanización del
procedimiento tecnológico determina el grado de perfección y la productividad de la
empresa. A una intensidad moderna de producción no puede asegurarse su ritmo estable
sin el funcionamiento concertado e impecable de los medios para transportar las
materias primas, productos semiacabados y la producción terminada en todas las fases
de tratamiento y almacenamiento. [1]
La producción moderna de aparatos y máquinas de elevación y transporte se basa
en la creación de construcciones unificadas y en bloques que permiten obtener el efecto
más alto técnico-económico al fabricar y explotar aparatos y máquinas. Se llama
construcción de bloques la que consta de conjuntos independientes, es decir, unidos
entre sí por medio de elementos fácilmente separables. [1]
La construcción en bloques de montajes normalizados permite con facilidad
separar de la máquina el conjunto que necesita reparación o mantenimiento, sin
desmontar los demás conjuntos contiguos. [1]
Los aparatos y máquinas de elevación y transporte son tan diversos por su
destinación, principios de acción y construcción que no es posible dar una descripción
detallada y los cálculos en detalle, incluso para los tipos principales. [1]
Estos equipos de elevación y transporte suelen clasificarse, en general, por su
recorrido en horizontales, inclinados o mixtos y verticales.

Entre los de recorrido horizontal podemos mencionar:

a) Cintas transportadoras;
b) Cadenas de tablillas;
c) Cadenas de empuje;
d) Rodillos motrices;
e) Roscas transportadoras (tornillo de Arquímedes);
f) Transportadores aéreos de cable o cadena:
g) Transportadores de flujo continuo (Redler o Bulk Flow);
h) Grúas.

Entre los de recorrido mixto o inclinado:

a) Cintas;
b) Cadenas;
c) Transportadores aéreos;
d) Transportadores de flujo continuo;
e) Rodillos de gravedad.

Entre los de recorrido vertical:

a) Ascensores y montacargas;
b) Elevadores a cangilones de correa o cadena;
c) Elevadores de bandeja colgante.

También se los puede clasificar por “el tiempo de duración de la marcha” en:

 Transportadores de acción continua: por ejemplo, las cadenas de


montajes
 Transportadores de acción discontinua o periódica: podemos citar,
los puente grúas.

Todos los transportadores mencionados hasta aquí son los llamados


“mecánicos”, pero corresponde mencionar así mismo a los llamados “neumáticos” que
transportan el material suspendido dentro de una corriente de aire, por medio de
cañerías, recorriendo trayectorias rectas o curvadas, horizontales, inclinadas o
verticales. Su aplicación es común en materiales de peso específico bajo, tamaño
reducido y baja agresividad, pudiendo citar como ejemplo el transporte de cereales. [1]
Referencias

[1] F. Buzzi y D. Gusmeroli, «SCRIBD,» 2009. [En línea]. Available:


https://es.scribd.com/doc/24729435/Maquinas-de-Elevacion-y-Transporte.